Вы находитесь на странице: 1из 2

“El Aprendiz de Brujo”

El Aprendiz de Brujo representa, más que una guía, el libro de cabecera para el
practicante de la PNL, una guía de referencia a ser consultada en cualquier
momento, por su presentación completa y bien explicada de las técnicas más
frecuentemente utilizadas.

A través del libro podemos ver reflejado experiencias y técnicas de aprendizajes


de cómo mejorar nuestras vida, del ser dependiente a pasar ser independiente ya
que la libertad es la búsqueda constante de todo ser humano así como lo
podemos ver reflejado en el mundo antiguo hasta el que conocemos hoy día.

Al leerlo y adentrarnos en la Programación Neurolingüística podemos entender lo


susceptible que es la mente humana, y a su vez lo maravillosamente ilimitada que
puede llegar a ser. Con estas técnicas, podemos empoderarnos y sugestionarnos
de tal manera que no existan imposibles para nadie.

La PNL es una práctica poderosa, dado a que podemos mejorar nuestras vidas en
cuestión de horas; a tal punto llega su maravillosidad que los académicos aún hoy
día son escépticos de su real propósito --ninguno con ansias de poder le debe
agradar el que el ser humano sea libre--, por eso dudan de la productividad de
este método. Por eso es importante destacar que, al ser practicante de la PNL,
debemos estar plenamente conscientes del poder que podemos ejercer sobre
otras personas, por tanto, tener muy presente la ética y respeto hacia la
individualidad.

El tener y manejar estas herramientas de manipulación nos obliga a hacernos


responsables de su práctica y aplicación, saber que de la misma manera que
podemos potenciarnos y potenciar a otros, podemos también anular o
minimizarlos.

El ser practicante de PNL nos obliga a usarla con plena consciencia de los
alcances que tienen las técnicas que utilizamos. Tener presente que al aplicarlas
en otras personas estaremos inevitablemente cambiando su entorno y su vida, es
por esto que el “CHEQUEO ECÓLOGICO” debe formar parte de cada proceso
como una constante que nos permite evaluar realmente los alcances de las
decisiones que se tomen en cualquiera que sea el ámbito de la vida que se esté
trabajando.

La Programación Neurolingüística pareciera ser “mágico” simplemente es SER y


hacer consciente nuestras conductas, nuestro pensar, el sentir y las emociones,
cómo reaccionar a diferentes circunstancias como mencionábamos anteriormente;
por ejemplo, “Mi mamá me hace molestar con sus discursos” ¿realmente es ella la
que me hace molestar? ¿O soy yo quien elige hacerlo? Depende del receptor
cómo llega el mensaje del emisor siendo un trabajo de comunicación 50/50,
¿Permito que los comentarios de mi mamá me incomoden? O ¿La ignoro?
Dependiendo de lo que la otra persona esté diciendo claro está evaluamos si el
mensaje va dirigido hacia nosotros.

Estas prácticas nos enseñan a “leer” a las personas que nos rodean y con las
cuales interactuamos, de manera tal que podemos comprenderlos y relacionarnos
con ellos de una mejor forma.

Podemos incluso con la PNL curar enfermedades, ¿Es posible? Si, la mente es
sumamente poderosa tanto que no hemos terminado de explorar todo su
potencial, entonces cuando tenemos emociones muy intensas y no las
expresamos estas son capaces de somatizarse en el cuerpo humano, dolores
corporales, gripes, infecciones hasta cáncer lo que causa la muerte. Por eso es
mágica la PNL porque aprendemos a conocernos a nosotros mismos para
manejar emociones, situaciones, problemáticas, circunstancias y a SER felices.

Como coach estas son herramientas claves para poner en práctica durante una
sesión y que, combinadas con otras se complementan permitiéndonos llevar a
cabo un proceso fluido con el coachee, en el cual se alcancen los objetivos
planteados o aquellos que surjan durante el mismo.