Вы находитесь на странице: 1из 13

“Año del Diálogo y la Reconciliación Nacional”

Curso:
ANALISIS DE LA REALIDAD NACIONAL
Docente:
HORACIO ANDRADE GARNICA
Estudiante:
German Ccari Condori
Trabajo:
Estudio Socio Jurídico de dos entornos sociales
Semestre: II
2018
REALIDAD NACIONAL

El Perú, es un país con un régimen democrático,- desde el año 2,000 -, y una larga
histori, enmarcado en una cultura de paz, mega diverso, multiétnico, pluricultural y
multilingüista. Se asienta en un territorio de 1.25 millones de Km2. Tenemos una
población de 27,219.264 millones de habitantes, divididos en tres zonas geográficos:
costa (zona árida), sierra (valles interandinos y alta montaña) y selva (amazonía). La
mayoría de la población se asienta en la zona urbana (74%) y la población rural
representa el 26%. de la población. Lima, capital de la Republica, concentra a casi 8.5
millones de habitantes.

Con un crecimiento económico sostenido en los últimos 7 años de una tasa que se ha
elevado del 4% al 6% anual, pero con una redistribución inequitativa de la riqueza, que
limita el desarrollo económico, propiciando patrones de injusticia social. Los principales
problemas en del Perú de hoy se pueden sintetizar en la situación de pobreza en que
se encuentra el 48 % de la población del campo y en la ciudad; el cambio climático: la
desertificación y pérdida de la biodiversidad biológica y cultural; y con una gran
dependencia alimentaria y dependencia de los mandatos del mercado; y teniendo un
Estado absolutamente centralista, no solo en términos económicos sino también
políticos. Ello solo se puede explicar por un régimen económico y social excluyente,
que privilegia la extracción y explotación indiscriminada de los recursos naturales, la
inversión de las grandes transnacionales y extranjera; además de una política agraria
que discrimina al pequeño agricultor y a las comunidades campesinas, cuyo principio
básico es el libre mercado como el único asignador de los recursos. Pero este sistema
y políticas, encuentran resistencia en el sector rural, gracias a una agricultura de
subsistencia, a una no dependencia del mercado y a una cada vez mayor articulación
de los diferentes sectores agrarios en defensa de sus intereses.

La inequidad se traduce en la situación de pobreza en la que vive el 48.7% de la


población peruana a nivel nacional; la zona urbana alcanza el 36.8%, mientras que en
la zona rural alcanza un 70.9% de pobres del total de la población rural; y esta se eleva
en la sierra rural al 77.3%. Por ello se dice que la pobreza tiene un sello
predominantemente andino y rural. Pero ello no invalida la cantidad de personas que
viven en situación de pobreza en las zonas urbanas, lo cual también requiere un
tratamiento especial.

Como se ve el sector rural es el más empobrecido e invisibilizado del país, siendo


necesario resaltar que son las mujeres y los jóvenes campesinos el grupo más
vulnerable y afectado por el desarrollo económico imperante; por ello se dice que la
«pobreza tiene rostro de mujer».

A pesar del proceso de regionalización puesta en marcha, en el cual se han establecido


gobiernos regionales, el Perú sigue siendo un país profundamente centralista, teniendo
a Lima, como concentradora del poder político y económico, de las principales
empresas, órganos de gobiernos, universidades, etc. Y ello se acentúa porque el
proceso de regionalización, encuentra a los pueblos y comunidades campesinas, con
organizaciones debilitadas y a las instituciones regionales y municipales con escasas
capacidades organizativas y técnicas para enfrentar los retos del nuevo contexto
político, social y económico que vivimos. Y al mismo tiempo la descentralización tiene
debilidades en los procesos realmente democratizadores, los mecanismos de
participación regional y local no están garantizando ni la participación de las
comunidades campesinas ni su incidencia en la toma de decisiones; ni mucho menos
existe una autentica delegación de responsabilidades y decisiones desde el Estado
central hacia los espacios de poder regional y local.

La historia reciente de violencia política y dictadura fujimorista, hizo que los movimientos
y organizaciones del espacio rural perdieran fuerza en la década de los 80 y 90,
produciéndose desplazamientos forzados y asesinatos de líderes y miembros de las
comunidades campesinas y del movimiento popular; y destruyendo el tejido social e
institucional existente, como de los partidos políticos, los sindicatos, los movimientos
campesinos, etc. Así la comunidad campesina quedo relegada, hasta ahora en pleno
2007 y 2008 que los sistemas de explotación de sus recursos naturales (la minería)
provocaron que retome fuerza el movimiento campesino, esta vez de manera
espontánea y sin una organización fuerte, pero con actores que creen en la necesidad
de empoderarse y poner en agenda pública sus derechos y demandas.

HISTORIA DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL PERÚ

Está vinculada con el nacimiento de la República, en, luego de que decretara la


independencia del Perú. En esas circunstancias surgió la necesidad de elaborar y
aprobar, al igual que se había dado ya en otras naciones, una constitución que
estableciera la forma de organización de Estado que se iba a dar al Perú. Es en este
episodio donde se llevó a cabo el primer debate del recién convocado Congreso
Constituyente. La posición de San Martín y de algunos precursores como Hipólito
Unanue era establecer en el país una monarquía constitucional. Por otro lado, también
la facción republicana tenía muchos adeptos, siendo ésta posición la que finalmente se
impuso en el Congreso. Desde entonces, el Perú ha sido regido por varios textos
constitucionales de distintas orientaciones, cada una de ellas graficó la tendencia
política predominante en ese preciso momento histórico. Nunca rigió en el Perú virreinal,
por lo que la primera Constitución aplicada en el Perú fue la Constitución de Cádiz
promulgada el año 1812.

LA CONCIENCIA NACIONAL EN UN PAIS PLURICULTURAL Y MULTILINGUE

VISIÓN DEL PERÚ PLURICULTURAL Y MULTILINGÜE

Según Olga Gamboa de Ludeña, el Perú es un crisol, un mosaico, una síntesis de


culturas. En el Perú no hay pureza cultural, en nuestro país concurren por lo menos
cuatro sangres: la andina, la hispánica, la africana y la sangre asiática: chinos y
japoneses. Hay diversas gradaciones de mestizaje, siendo las matrices culturales
básicas: andina, blanca, africana. El mestizaje se expresa en la comida, música,
lenguaje, arte, arquitectura; se ha evolucionado en la fusión étnica y cultural, pero las
ciudades se han vuelto caóticas. Hay relaciones de amor-odio; de aceptación- rechazo,
mundo ajeno- excluyente, ciudad de marginados y pobres con predominio de
informalidad. Las ciudades de hoy son una mezcla de tradición hispana-mestiza, del
mundo andino y de la modernidad, es la convivencia y la incorporación del criollo popular
entremezclándose creando una nueva cultura. En cuanto a las sociedades
plurireligiosas es necesario que las actitudes vividas se conformen a la sinceridad de los
compromisos adquiridos, de lo contrario la disparidad que surge descalifica el diálogo
interreligioso. Es necesario el fomento del diálogo intercultural para la prevención de los
conflictos. Los hombres y mujeres de buena voluntad de distintos orígenes culturales,
de diferentes creencias religiosas y diversas procedencias étnicas y sociales a fin de
lograr una cultura de paz. Considerando todas las vicisitudes de la humanidad, uno se
queda asombrado frente a las manifestaciones complejas y varias de las culturas
humanas. Cada una de ellas se diferencia de las otras por su específico itinerario
histórico y por los consiguientes rasgos característicos que la hacen única, original y
orgánica en su propia estructura. La cultura es expresión cualificada del hombre y de
sus vicisitudes históricas, tanto a nivel individual como colectivo. En efecto, la
inteligencia y la voluntad le mueven incesantemente a "cultivar los bienes y los valores
de la naturaleza", 1 plasmando en unas síntesis culturales cada vez más altas y
sistemáticas, los conocimientos fundamentales que se refieren a todos los aspectos de
la vida y, en particular, los que atañen a su convivencia social y política, a la seguridad
y al desarrollo económico, a la elaboración de los valores y significados existenciales,
sobre todos de naturaleza religiosa, que permiten a su situación individual y comunitaria
desarrollarse según modalidades auténticamente humanas.
EL PODER POLÍTICO, EL ESTADO Y EL GOBIERNO PERUANO

Pedro Emilio Torrejón Mori, refiere que en nuestro país, conseguir el poder público es
un tema de preocupación diaria. El poder político es un elemento fundamental del poder
nacional. El poder político, se entiende como la capacidad que tiene el Estado peruano
para expresar su voluntad y cumplir sus objetivos en el interior y exterior del país, pese
a los antagonismos o presiones existentes.

Es decir, que se debe obedecer a la autoridad en el pueblo más alejado del territorio
nacional, que puede ser Santa Rosa, Caballo Cocha, Cabo Pantoja, Esperanza,
Cahuide, Ayabaca, Iñapari, Puerto Heath, Yunguyo, Tacna, Tumbes, Taquile, entre
otros pueblos. El poder político, para poder expresar su voluntad, cuenta con un aparato
material como son los tribunales, las cárceles y las fuerzas coercitivas. La coacción es
un elemento fundamental del poder político. Ella se puede expresar en forma
psicosociológica, material y física. La primera, pretende o busca la aceptación por parte
de los individuos de la forma de poder, mediante la propaganda o la presión social. La
segunda, se presenta como asistencia objetiva del poder mediante el Estado. La tercera,
se realiza mediante las actividades de las instituciones del aparato estatal.

Por otro lado, el poder “es la capacidad de una persona o de un grupo de personas para
determinar condiciones, dirigir o inducir la conducta de otros”, así lo afirma Cuauhtémoc
Anda Gutiérrez, en su libro introducción a las ciencias sociales.

El poder político o público, tiene estrecha relación con la política, el poder económico,
la expresión psicosocial y el poder militar. Así como la organización del Estado, las
relaciones entre gobernantes y gobernados, el Estado y la empresa, dentro del marco
de la constitución y las leyes.

El poder y la política es un binomio indivisible, que debe ir unido con el espíritu de servir
a la comunidad y pensar en la nación. Creo que los ciudadanos debemos construir la
verdadera democracia en el país y los empresarios deben pensar en el Perú. Ya es
tiempos de superar, las prácticas mañosas y el gansteril modo de aprovecharse de los
bienes y recursos del Estado.

Por ejemplo, es sabido que empresarios inescrupulosos negocian la expectativa de la


población, al condicionar el apoyo a los candidatos a alcaldes municipales y presidentes
regionales en tiempos de elección, para colocar un intermediario en la gerencia o
administración del virtual ganador, con el propósito de realizar pingues negocios, como
proveedores o con el favor de la licitación de alguna obra.
EL PODER Y LA MANIPULACIÓN

En el Perú, la historia demuestra que todas las autoridades y líderes han y/o usan el
poder para orientar el trabajo en forma planificada o en forma incorrecta según Luciano
Pellicani, la “manipulación es un proceso ejecutado por algunos con la intención de
modificar el comportamiento de otros, sin que éstos se den cuenta de las presiones
ejercidas sobre ellos” (6). Los manipuladores utilizan los mass-media y la educación
como armas de control, para adulterar la opinión pública y crear una situación ficticia.
La televisión es el medio favorito para manipular, seguido de la radio, los periódicos,
revistas y el internet.

Los gobernantes dictadores, totalitarios y neoliberales han utilizado la manipulación en


su beneficio, mediante el bombardeo propagandístico, a través de la radio, la prensa, la
televisión y el internet. El presidente Alan García, Alejandro Toledo, Alberto Fujimori,
Fidel Castro, Hugo Chávez, Adolfo Hitler, George W Bush; Robinson Rivadeneyra, etc.,
hasta el propio Iván Vásquez han usado o usan el poder, para manipular al pueblo. Las
autoridades del gobierno local y del gobierno regional, también usan este mecanismo
con el nombre de imagen o relaciones públicas.

Los lobbys (cabildeos) hacen uso del poder y la manipulación. Los lobbys, hemos dicho
que son formas de representar intereses y acciones políticas de la gran empresa o de
los Estados. El lobby, está presente en la vida política del país, desde hace muchos
años.

El lobby, dentro del mapa del poder económico se caracteriza por promover: la
privatización de la economía, la promulgación de normas y disposiciones legales para
proteger sus intereses, la firma de acuerdos y tratados comerciales, la
multinacionalización y trasnacionalización de los intereses empresariales, la
desnacionalización de la economía de los países y la reprimarización económica
nacional. El objetivo del lobby, es penetrar en el Estado e influir en la opinión pública.
Para poder cumplir esta tarea, se gastan cientos de miles de dólares en abogados,
periodistas y consultores. El lobby, no siempre logra su cometido. En el Estado y en la
sociedad, se han desarrollado estrategias de contención, para frenar y rechazar el abuso
de poder, para exigir a la gran empresa, el cumplimiento con la ley, para que pague sus
impuestos y se ventilen públicamente sus fallas. Sin embargo, los lobbistas han
desarrollados técnicas para ser usadas en la defensa de sus intereses. Las principales
técnicas son:

La técnica de silenciar temas, es decir, acallar la preocupación de la opinión pública, del


consumidor y los trabajadores.
La técnica de desinformar, mediante campañas de susto, poniendo énfasis en el daño
que pueda causa” cambiar las reglas de juego”, porque “ahuyentará a los inversionistas,
etc. La técnica de divulgar publirreportajes sobre la empresa y sus directivos
disfrazándola como noticia.

El problema se torna grave, cuando la prensa silencia ciertos temas relacionados con
grandes culpables que acostumbran a actuar con impunidad. Los lobbistas, orientan su
crítica al parlamento, los municipios y los gobiernos regionales. Los lobbys, son los
enemigos de la democracia y el pluralismo.

ESTADO Y GOBIERNO PERUANO

El Estado peruano es la institución, es la nación jurídica y políticamente organizada


sobre el territorio del Perú. El Estado surge como la institución más elevada del orden
social de una trilogía compuesta por: la familia - la sociedad y el Estado. A esto se llega
cuando las personas, en sus interrelaciones dentro de la sociedad creen necesario
organizarse en base a un cuerpo jurídico de leyes, determinan a los gobernantes y
trabajan por el progreso y desarrollo del territorio que ocupan.

El Estado peruano, es el resultado de un largo proceso de lucha histórica, social,


económica y la creación de los peruanos; que se origina en los primeros pueblos que
habitaron en estas tierras, es decir los pueblos pre-incas, incas, coloniales.

El Estado peruano es una institución política, cuyo fin superior es alcanzar el bienestar
general de todos los peruanos. El Estado peruano, se caracteriza porque es una
república democrática y social, independiente y soberana. Se organiza en base al
principio de la separación de poderes. Es una república democrática, ya que en ella se
ejerce un gobierno representativo, elegido por el pueblo mediante sufragio universal.
Social, porque es una democracia que debe beneficiar a toda y no solo algunos
individuos. Independiente, porque no tiene relaciones de subordinación ante ningún otro
estado. Soberana, porque el estado peruano no tienen restricciones para ejerce su
poder dentro de los límites de su territorio; constituyente un gobierno unitario, es decir,
posee un solo gobierno central y una sola constitución que tiene vigencia para todos los
peruanos. Los departamentos o provincias no tienen, por lo tanto, autonomía política.
Plantea una administración descentralizada, porque paralelamente al gobierno central
existen gobiernos locales responsables de sus respectivas jurisdicciones.

El poder político, emana del pueblo y la convivencia entre los peruanos, se regula por
el Estado de derecho y el rechazo a toda forma de dominación.

FUNCIONES DEL ESTADO PERUANO


Todo Estado y en particular el Estado peruano, tiene muchas funciones y competencias,
sin embargo existen funciones imprescindibles que no pueden dejar de realizar. Las
principales funciones del Estado peruano son:

La atención social en salud y educación.

El mantenimiento del orden y el equilibrio social.

La atención de la justicia.

La seguridad interna y externa del Estado.

Trabajar para lograr el bien común, es decir, realizar acciones para desarrollar la
capacidad espiritual, cultural y educativa de la población peruana.

En los últimos años, después de la Segunda Guerra Mundial, los estados más
desarrollados han comenzado a renunciar las aspiraciones de conquistar mayores
territorios, para dedicarse a la competencia económica del mercado mundial. Se afirma,
que la producción agrícola o la extracción de materia prima son menos valiosas hoy.
Los Estados, están interesados en patrocinar condiciones favorables para que las
grandes corporaciones desarrollen alta tecnología y conocimiento.

Esta situación está generando la aparición de “Estados virtuales”, en donde existen


países-cabeza, que producen conocimientos y nuevos procesos productivos y países-
cuerpo, que ofrece mano de obra calificada y no calificada. Se vaticina que el “Estado
virtual” dominará las relaciones entre los países en este nuevo siglo en que estamos
viviendo.

ESTRUCTURA DEL ESTADO PERUANO

La estructura del Estado peruano posee una jerarquía de instituciones que tienen
diversas partes, cumplen múltiples funciones y se hallan distribuidas por todo el país. La
constitución política reconoce tres poderes: el poder legislativo, que aprueba leyes o
normas que regirán el desenvolvimiento de la nación.

El poder ejecutivo, que ejecuta las leyes aprobadas por el legislativo y las resoluciones
del poder judicial y proporciona los servicios que la sociedad requiere. Y el poder judicial,
que administra justicia, resolviendo los conflictos de derecho y determinando las
violaciones de orden social. Aunque la constitución no lo denomine poder, el Jurado
Nacional de Elecciones - JNE, forma parte de esta estructura ya que es el encargado
de los procesos electorales para renovar los poderes legislativo y ejecutivo.
EL PODER LEGISLATIVO El poder legislativo está compuesto por el congreso de la
republica. El Congreso de la república es una institución autónoma y soberana en la que
reside el poder legislativo. Se rige principalmente por la constitución, el reglamento del
congreso y otras normas jurídicas. En el Congreso el trabajo se desarrolla en dos
categorías bien integradas: el trabajo de la organización parlamentaria y el trabajo del
servicio parlamentario. Los principales órganos de la primera categoría son: el pleno del
congreso, el consejo directivo, la junta de portavoces, la mesa directiva, la presidencia,
las comisiones de trabajo, la comisión permanente y los grupos parlamentarios.

EL PODER JUDICIAL Es el organismo que administra justicia por intermedio de la corte


suprema de justicia, las cortes superiores, los juzgados civiles, penales y especiales, los
juzgados de paz letrados y los juzgados de paz. La Corte suprema de justicia tiene sede
en Lima y jurisdicción en todo el territorio nacional. Formula, sustenta y participa en la
discusión del proyecto de presupuesto del poder judicial. Puede participar en la
discusión de los proyectos de ley, que presente ante el congreso. La corte suprema
investiga la conducta funcional de los jueces en forma permanente y obligatoria y aplica
las sanciones necesarias.

La corte suprema podrá fallar en última instancia, resolviendo los casos vistos por las
cortes superiores o simplemente disponiendo su nulidad para que vuelvan a ser
juzgados en el nivel que corresponda, según disponga la ley. Las cortes supremas
tienen su sede en las capitales del distrito judicial

EL PODER EJECUTIVO

El presidente de la república es el jefe del Estado y personifica a la nación. Es elegido


por sufragio directo y por más de la mitad de votos validos emitidos. Junto con él se
elige a un primer ministro y un segundo vicepresidentes. Entre las obligaciones del
presidente de la república, están: cumplir la constitución, tratados y leyes; dirigir la
política general del gobierno; velar por el orden interno y la seguridad externa; convocar
a elecciones y legislatura extraordinaria del congreso; dictar decretos legislativos con
fuerza de ley, por delegación del congreso; reglamentar las leyes y resoluciones
legislativas.

Los ministros tienen a su cargo la dirección y gestión de los servicios públicos de su


ministerio. Los ministros reunidos forman el “consejo de ministros”, al que corresponde
aprobar los proyectos de ley que el presidente someta al congreso y los decretos
legislativos que dicta el presidente, y deliberar sobre asuntos de interés público.
El consejo de ministros tiene un presidente. El consejo es dirigido por el presidente de
la república cuando lo convoca o asiste a sus sesiones. El presidente del consejo es
nombrado y removido por el presidente de la república, quien nombra y remueve a los
ministros, a propuesta y con acuerdo del presidente del consejo.

LOS MINISTERIOS PÚBLICOS DEL ESTADO PERUANO

Son los órganos administrativos del poder ejecutivo, se encargan de formular los planes
de acción, correspondiente a cada sector de su competencia. Los ministros, asesoran y
trabajan junto al presidente en las diferentes carteras ministeriales. Así mismo,
supervisan y evalúan la ejecución de los planes y proyectos. Desde julio del 2002, el
Estado peruano tiene una nueva estructura orgánica y de las instituciones. Investiga
nombre de los principales ministerios.

FUNCIONES DE LOS GOBIERNO PERUANO

El gobierno en el Perú y en otros países del mundo, tienen muchas funciones. Sin
embargo las principales funciones son:

Acciones legislativas, administrativas, jurídicas.

Funciones de soberanía, es la facultad para resolver los problemas de la


comunidad.

Funciones de política exterior: es decir, que tiene la capacidad de declarar la


guerra, la paz, la integración, etc.

Funciones de ordenamiento, gasto público y presupuestal.

Control de los aparatos coercitivos: principalmente de fuerzas armadas y


policiales.

COMPETENCIAS EXCLUSIVAS DEL GOBIERNO PERUANO

Son competencias exclusivas del gobierno nacional:

El diseño de políticas nacionales y sectoriales.

La defensa, la seguridad nacional y de fuerzas armadas.

Las relaciones exteriores.

El orden interno, policía nacional, de fronteras y de prevención de delitos.

La justicia, moneda, banca y seguros.

La tributación y el endeudamiento público nacional.


El régimen de comercio y aranceles.

La regulación y gestión de la marina mercante y de la aviación comercial.

La regulación de los servicios públicos de su responsabilidad.

La regulación y gestión de la infraestructura pública de carácter y alcance


nacional.

Otras que señale la ley, conforme a la constitución política del estado.

En el cumplimiento de sus funciones y competencias, el Gobierno peruano viene


realizando una serie de acciones y tomando variadas decisiones soberanas y
sectoriales. Desde hace algún tiempo, el gobierno ha implementado la celebración del
Consejo de Ministro Descentralizado, es decir, acuden a los lugares de los hechos para
resolver los problemas que afectan al pueblo.

LAS FORMAS DE GOBIERNO

Son los modos, la manera y los métodos que utilizan los gobernantes para dominar o
controlar a la población. Durante casi toda la historia de la humanidad, el gobierno de la
población ha sido ejercido por unos pocos que dominan, oprimen y controlan a la
mayoría, lo único que ha cambiado es la forma de hacerlo; en tiempos remotos se hacía
por medio de tribus, cacicazgos, dinastías, etc. De un tiempo a esta parte, las formas de
gobierno han variado y son muy diversas en cuanto al cómo y cuántas personas ejercen
el poder. Las formas de gobierno más conocidas son: LA MONARQUÍA, LA
TEOCRACIA, LA ARISTOCRACIA, LA TIRANÍA, LA DICTADURA, EL COMUNISMO Y
LA DEMOCRACIA.

DESDÉN POR LA CIENCIA EN EL PERÚ

En el Perú, la situación de la ciencia y la tecnología parece no estar en la agenda del


gobierno. Cuando Yehude Simon era presidente de la región Lambayeque le pregunté
sobre la visión que tenía sobre este tema. Su respuesta fue: “No puede haber gobierno
regional sin universidad, ni universidad sin investigación”. Durante la Conferencia Anual
de Ejecutivos (CADE) 2008, luego de que él la inaugurara y escuchara la conferencia
“lecciones del futuro” de Wolfgang Grulke, le repetí la pregunta en su condición de primer
ministro. Su respuesta fue: hay que ponernos a la altura de las circunstancias”.

El presidente Alan García, analizando la crisis que se vive, señala que la vieja economía
de las cosas materiales está siendo sustituida por la economía de la información; y que
hay capacidades productivas nunca antes vistas: “la digitalización que recién se inicia,
la genética que está en sus primeras etapas, la nanotecnología que varía las
propiedades y la aplicación de la materia”.

Obviamente, el mandatario peruano se refiere a realidades extranjeras. En el Perú, no


tenemos un sistema de ciencia y tecnología que, articuladamente, empiece en serio la
investigación por lo menos en uno de esos campos de la investigación. El número de
investigadores científicos activos en las universidades e institutos de todo el Perú es
similar al número de investigadores de una universidad de talla mediana de Estados
Unidos. El Perú sólo tiene unos 500 investigadores con una edad promedio de 55 años.

El presidente Alan García cree que la elección de Barack Obama contribuirá a la


serenidad, pero no observa que el electo presidente de Estados Unidos tiene diseñada
una estrategia para atraer los talentos del mundo, talentos que son generadores de
riqueza. Habrá mayores facilidades para que investigadores científicos y tecnológicos
emigren a Estados Unidos mientras que el Perú no hace nada para retenerlos.

LA RIQUEZA DE LA CREATIVIDAD Y LA INNOVACIÓN

El Perú firma convenios y tratados que fortalecen la propiedad intelectual, pero no hace
nada para incentivar su producción, en especial la innovación. El paradigma primario
exportador es muy fuerte, tanto en la cultura empresarial como en la del Estado.

Según las evaluaciones del Banco Mundial, las cuatro quintas partes de la riqueza de
los países vienen del capital intangible, partes importantes de la cual son la ciencia y la
tecnología.

Una de las raíces de la pobreza del Perú está en el desdén por la ciencia y la tecnología
y en la confusión que sobre estos conceptos tienen sus dirigentes políticos y
empresarios, quienes confunden tecnología con productos tecnológicos. Esta confusión
es aprovechada por los interesados en vender productos tecnológicos. Numerosos
pensadores como Mario Bunge señalan que la técnica (o tecnología como dicen los
anglicanizados) no es una pila de artefactos, sino un cuerpo de ideas. Los artefactos,
las máquinas son productos de la tecnología. La tecnología es el saber hacer esas
máquinas. Está en el cerebro de los técnicos, ingenieros y científicos que trabajaron
para construir esas máquinas.

La tecnología no se compra, se forma en la mente colectiva de los pueblos a través de


la educación y la investigación. Está en los cerebros de miles de científicos e ingenieros
peruanos que partieron al extranjero y no pueden regresar al Perú porque las leyes de
presupuesto de cada año prohíben el nombramiento de nuevos científicos en el Estado,
y las empresas privadas están lejos de esas preocupaciones.

Похожие интересы