Вы находитесь на странице: 1из 9

Telecomunicación

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Antena para la transmisión de señales electromagnéticas.

≪ La distancia, que es el impedimento principal del progreso de la


humanidad, será completamente superada, en palabra y acción. La humanidad
estará unida, las guerras serán imposibles, y la paz reinará en todo el
planeta. ≫

— Nikola Tesla

Una telecomunicación es toda transmisión y recepción de señales de cualquier naturaleza,


típicamente electromagnéticas, que contengan signos, sonidos, imágenes o, en definitiva,
cualquier tipo de información que se desee comunicar a cierta distancia.1
Por metonimia, también se denomina telecomunicación (o telecomunicaciones,
indistintamente)nota 1 a la disciplina que estudia, diseña, desarrolla y explota
aquellos sistemasque permiten dichas comunicaciones; de forma análoga, la ingeniería de
telecomunicaciones resuelve los problemas técnicos asociados a esta disciplina.
Las telecomunicaciones son una infraestructura básica del contexto actual. La capacidad de
poder comunicar cualquier orden militar o política de forma casi instantánea ha sido radical en
muchos acontecimientos históricos de la Edad Contemporánea —el primer sistema de
telecomunicaciones moderno aparece durante la Revolución Francesa—. Pero además, la
telecomunicación constituye hoy en día un factor social y económico de gran relevancia. Así,
estas tecnologías adquieren una importancia como su utilidad en conceptos de
la globalización o la sociedad de la información y del conocimiento; que se complementa con
la importancia de las mismas en cualquier tipo de
actividad mercantil, financiera, bursátil o empresarial. Los medios de comunicación de
masas también se valen de las telecomunicaciones para compartir contenidos al público, de
gran importancia a la hora de entender el concepto de sociedad de masas.
La telecomunicación incluye muchas tecnologías como la radio, televisión, teléfono y telefonía
móvil, comunicaciones de datos, redes informáticas, Internet, radionavegación o
GPS o telemetría. Gran parte de estas tecnologías, que nacieron para satisfacer necesidades
militares o científicas, ha convergido en otras enfocadas a un consumo no especializado
llamadas tecnologías de la información y la comunicación, de gran importancia en la vida
diaria de las personas, las empresas o las instituciones estatales y políticas. Es por este
contexto que la tendencia actual es la comunión de la telecomunicación con otras disciplinas
como la informática, la electrónica o la telemática para diseñar y ofrecer estos productos y
servicios, lo suficientemente complejos y multidisciplinares como para que la frontera entre la
aportación de dichas disciplinas no sea percibida por las personas —a pesar de que
un informático, un eléctrico y un telecomunicador tengan distintos ámbitos disciplinarios—.

Índice

 1Etimología y evolución del término


 2Historia
o 2.1Antecedentes
o 2.2Siglo XIX. Los avances eléctricos
 2.2.1El telégrafo
 2.2.2El teléfono
 2.2.3Los cables submarinos
o 2.3Siglo XX. Guerra y electrónica
 2.3.1La radiocomunicación
o 2.4Época contemporánea
 3Contenido de la disciplina
o 3.1Base teórica
o 3.2Información, comunicación y lenguaje. Digitalización
o 3.3Sistemas de comunicación
o 3.4Medios de transmisión
 3.4.1Medios de transmisión guiados
 3.4.2Medios de transmisión no guiados
o 3.5Técnicas básicas de las comunicaciones
o 3.6Redes y servicios de telecomunicación
 3.6.1Redes y servicios de voz y datos
 3.6.2Redes y servicios de difusión radio y TV
 3.6.3Redes y servicios multiservicio de banda ancha: Triple play
 3.6.4Redes y servicios telemáticos. Internet
o 3.7Otras redes y servicios profesionales y académicos
 4Influencia de las telecomunicaciones
o 4.1La influencia en la tecnología
o 4.2La influencia política
o 4.3La influencia en la guerra
o 4.4La influencia en la paz
o 4.5La influencia económica
o 4.6La influencia social
o 4.7Las tecnologías de la información y la comunicación
 5Cooperación internacional en la telecomunicación
 6Regulación y economía de las telecomunicaciones
o 6.1Los recursos naturales
o 6.2El mercado de las telecomunicaciones
o 6.3La normalización en las telecomunicaciones
 7Telecomunicaciones y salud
o 7.1Efectos malignos
o 7.2Efectos benignos
 8Véase también
 9Notas
 10Referencias
 11Bibliografía
 12Enlaces externos

Etimología y evolución del término[editar]


El término «telecomunicación» tiene su origen en el francés Télécommunication, palabra que
inventó el ingeniero Édouard Estaunié al añadir a la palabra latina communicare —compartir—
el prefijo griego tele-, que significa distancia.2 Con este término pretendía usar una misma
palabra para denominar a la «transmisión del conocimiento a distancia mediante el uso de la
electricidad», que hasta ese momento era la telegrafía y la telefonía, y lo publicó por primera
vez en Traité Practique de Télécommunication Électrique (Télégraphie-Téléphonie) de 1904.2
El castellano asimiló con éxito el préstamo en varios ámbitos de la vida pública, académica,
política y empresarial. Ya en el 1907 se impartía una asignatura de «telecomunicación» en
la Escuela Oficial de Telegrafía de Madrid con los contenidos
de telefonía, telegrafía, radiotelegrafía y radiotelefonía; y en el año 1920 Juan Antonio
Galvarriato publicó El Correo y la Telecomunicación en España.2 La vida política también se
habituó a usar el término y, en 1921, el gobierno de Manuel Allendesalazar solicitó un
ambicioso plan de ampliación de los «servicios de Telecomunicación», que si bien nunca llegó
a materializarse debido al Desastre de Annual, demuestra el uso del término en castellano.2
De hecho, en esa época «telecomunicación» era sinónimo de modernidad, por lo que se
incorporó al nombre de muchas compañías de la época como la "Compañía Ibérica de
Telecomunicación" de Antonio Castilla López en 1916 o la "Compañía de Telecomunicación y
Electricidad" en 1919.2
La consolidación real del término a nivel internacional llegó con la constitución de la Unión
Internacional de Telecomunicaciones (UIT) en la Conferencia de Madrid de 1932, en la que se
definió «telecomunicación» como «toda comunicación telegráfica o telefónica de signos,
señales, escritos, imágenes y sonidos de cualquier naturaleza, por hilos, radio u otros
sistemas o procedimientos eléctrica o visual (semáforos)».2 El avance de la telecomunicación
acabó por dejar desfasada esta definición y, en el actual Reglamento de
Radiocommunicaciones, se redefine el término:

≪ Telecomunicación: Toda transmisión, emisión o recepción de signos,


señales, escritos, imágenes, sonidos o informaciones de cualquier naturaleza
por hilo, radioelectricidad, medios ópticos u otros sistemas electromagnéticos
(CS). ≫3

Por metonimia, el estudio de la telecomunicación o las telecomunicaciones se


denomina «Telecomunicación» o «Telecomunicaciones» indistintamente.

Historia[editar]
Cuadro de Luc-Olivier Merson, 1869.

Según la leyenda de Maratón de Heródoto, el soldado Filípides recorrió los 42 km que


separan Atenas de Esparta portando un mensaje de ayuda.

Artículo principal: Historia de las telecomunicaciones

Véase también: Cronología de las tecnologías de la comunicación


Aunque, como se ha visto, la «telecomunicación» como estudio unificado de las
comunicaciones a distancia es una idea reciente, siempre han existido medios de
comunicación que también son estudiados por esta disciplina. A lo largo de la historia han
existido diferentes situaciones en las que ha sido necesaria una comunicación a distancia,
como en la guerra o en el comercio.4 Sin embargo, la base académica para el estudio de estos
medios, como la teoría de la información, datan de mediados del siglo XX.
Conforme las distintas civilizaciones empezaron a extenderse por territorios cada vez mayores
fue necesario un sistema organizado de comunicaciones que permitiese el control efectivo de
esos territorios.5 Es probable que el método de telecomunicaciones más antiguo sea el
realizado con mensajeros, personas que recorrían largas distancias con sus mensajes. Hay
registros de que ya las primeras civilizaciones como la sumeria, la persa, la egipcia o
la romana implementaron diversos sistemas de correo postal a lo largo de sus respectivos
territorios.
Antecedentes[editar]
Las primeras tecnologías usadas en la telecomunicación usaban las señales visuales como
las almenaras o las señales de humo, o acústicas como mediante el uso
de tambores, cuernos o bramaderas.4
Así, el dramaturgo griego Esquilo (525-456 a. C.) relata en su obra Agamenón que el
personaje homónimo de la mitología comunicó a la ciudad de Argos, de la que era rey, y a su
esposa Clitemnestra, la victoria de los aqueos sobre Troya mediante una cadena de señales
de fuego que iban de un punto a otro.67 También el historiador griego Polibio (204-122 a. C.)
explica otro ejemplo de comunicaciones a larga distancia, el telégrafo hidráulico, que según
cuenta fue desarrollado por Eneas el Táctico en el siglo IV a. C..89 Consistía en dos cubas de
agua provistas de sendos grifos y, sumergida de forma vertical, una tablilla con los signos y
señales que se deseaban transmitir. El emisor alertaba al receptor con antorchas el momento
en el que ambos debían abrir y cerrar el agua, de tal forma que el nivel del agua indicaba qué
mensaje de la tablilla se deseaba transmitir.8
Sin embargo, estas primeras manifestaciones técnicas no dieron como resultado sistemas de
telecomunicación reales, sino que hasta la Edad Contemporánea no se inventaron formas
para realizar comunicaciones a distancia. Fue el correo postal, en sus diferentes
manifestaciones, el que asumió el papel de comunicar a las personas durante casi toda la
historia.10
Más reciente es el uso de los telégrafos ópticos, considerado el primer sistema de
telecomunicación moderno al permitir codificar mensajes que no habían sido prefijados con
anterioridad; hasta entonces, se transmitían mensajes sencillos, como 'peligro' o 'victoria', sin
la posibilidad de dar detalles o descripciones. Se trataba de unas estructuras provistas de
brazos móviles que, mediante cuerdas y poleas, adoptaban diferentes posiciones con las que
codificar el mensaje.11 Aunque fue Robert Hooke quien, en 1684, presentó a la Royal
Society un primer diseño detallado de un telégrafo óptico,1213 no fue hasta principios
del siglo XIX en Francia cuando se implementó de una forma eficaz. Fue durante la Revolución
francesa, cuando existían en el país una necesidad importante de poder transmitir las órdenes
de una forma eficaz y rápida,13 cuando el ingeniero Claude Chappe y sus hermanos instalaron
556 telégrafos ópticos que cubrían una distancia de casi 5000 kilómetros. 11 La primera línea,
de 22 torres y 230 kilómetros, se dispuso en 1792 entre París y Lille,14 y en 1794, transmitió la
noticia de la victoria francesa en Condé-sur-l'Escaut:15
Condé ha vuelto a poder de la República: la rendición se ha efectuado esta mañana a las seis.nota 2
Primer mensaje del telégrafo óptico de Chappe.1617

El sistema, que resultó ser un éxito en el terreno militar, se extendió por toda Europa aunque
con las modificaciones propias de cada país, como el diseño de Murray en Gran Bretaña18 o el
de Breguet y Betancourt, así como el de Mathé, en España.19

El telégrafo hidráulico fue utilizado


por Eneas el Táctico.

Bramadera usada por


los Apaches para comunicarse.
Cuerno usado en sudamérica por
la cultura moche en el siglo III.

En 1792 se instaló en Francia una


red de telégrafos ópticos.

Siglo XIX. Los avances eléctricos[editar]

Ilustración de un artículo de Sömmerring de 1810.

Como se aprecia el telégrafo electoquímico de Sömmerring usaba la electricidad de una pila voltaica, el
instrumento alto de la derecha.20

Aunque fue en el 1729 cuando el científico Stephen Gray había descubierto formalmente que
la electricidad podía ser transmitida, los primeros experimentos técnicos no se materializaron
hasta el siglo XIX, cuando Alessandro Volta presentó a la Royal Society un instrumento capaz
de generar corriente continua, la pila voltaica —véase la historia de la electricidad—. Por
ejemplo, un experimento inicial en la telegrafía eléctrica fue el telégrafo electroquímico creado
por el científico alemán Samuel Thomas von Sömmerring en 1809,nota 3 basado en un diseño
menos robusto de 1804 del científico español Francisco Salvá Campillo.212022 Este invento
empleaba señales eléctricas que se enviaban por diversos cables metálicos, una por cada
letra. En el extremo receptor las corrientes electrolizaban el ácido de unos tubos individuales
de vidrio liberándose corrientes de burbujas de hidrógeno en el tubo correspondiente para que
fueran vistas por el operador del receptor.2022
El telégrafo[editar]
Artículos principales: Telégrafo y Telegrafía.

Grabado de Popular Science Monthly Volume 3, p. 418 (en inglés).

Telégrafo de una sola aguja de Cooke y Wheatstone. Cuando se giraba la manivela en un sentido, el
movimiento se replicaba en el receptor.

Grabado de Appletons' Cyclopædia of American Biography, p. 426. (en inglés) de 1900.

Grabado del diseño original del telégrafo de Morse.


El telégrafo eléctrico, que se desarrolló en la primera mitad del siglo XIX, tiene su origen en
multitud de experimentos y nuevas tecnologías, por lo que no se puede mencionar un único
inventor aunque sí algunos nombres importantes.23
Por ejemplo, el diplomático ruso Pavel Schilling construyó en 1832, en su propio
apartamento, un telégrafo electromagnético que usaba seis galvanómetros como receptores
cuyas agujas señalaban el carácter enviado.24 Otro ejemplo lo encontramos en los célebres
científicos Gauss y Weber, quienes en 1833 instalaron una línea telegráfica entre
la universidad y el observatorio astronómico de Gotinga donde ambos trabajaban.
Consiguieron comunicarse haciendo mover la aguja de un magnetómetro, con la que
coordinaban el tiempo, y llegaron a desarrollar un código de 5 bits. 24
Sin embargo no fue hasta la primera patente de un telégrafo cuando este salió de los
laboratorios. Fue en 1837, cuando William Fothergill Cooke, quien se asoció con el profesor
de física Charles Wheatstone, patentó un telégrafo de cinco conductores eléctricos que
hacían mover otras cinco agujas imantadas con las que señalar una de las 20 letras que tenía
el aparato.25 En julio de ese mismo año hicieron una demostración de su invento entre las
estaciones de Euston y Camden Town,25 pero no fue hasta el 9 de julio de 1839 cuando
empezó a funcionar su invento entre la estación de Paddington, en Londres y la de West
Drayton, a 21 kilómetros de distancia.26 Esta vez, sin embargo, utilizaron una variante de su
invento que usaba solo dos agujas y utilizaba un código de pulsos eléctricos positivos y
negativos para cada carácter.26
Finalmente, tras conseguir reducir el número de agujas de su invento a una sola, Cooke y
Wheatstone fundaron la Electric Telegraph Company en 1846, precursora de la primera
empresa de telecomunicaciones —la British Telecom—, y para 1852 ya había instalados
en Inglaterra 6500 km de líneas telegráficas.27 El invento se extendió a lo largo de Europa y se
instalaron líneas en diversos países como Francia (1845), Austria-
Hungría y Bélgica (1846), Italia (1847), Suiza (1842) o Rusia (1853).28
La otra pareja clave en la historia de la telegrafía fue la formada por el pintor Samuel
Morse y Alfred Vail, ambos estadounidenses y contemporáneos a Cooke y Wheatstone.
Samuel Morse había oído hablar en 1832 sobre los electroimanes en el transcurso de un viaje,
y se le ocurrió usarlos para hacer mover un lapicero que marcase el mensaje enviado en un
papel. En 1835 fue nombrado profesor de literatura, de arte y de dibujo en la universidad de
Nueva York, por lo que pudo dedicarse a construir su primer prototipo. Sin embargo, no sería
hasta 1837 cuando junto con Alfred Vail consiguiese un prototipo totalmente operativo. 29 En
1843 consiguieron 30 000 dólares estadounidenses para financiar la construcción de una línea
telegráfica entre Washington y Baltimore, la cual se inauguró el 1 de enero de 1845. 30
Así se consolidó también el uso del telégrafo en Estados Unidos. En este país,
entre 1861 y 1865 tuvo lugar la Guerra de Secesión, en la que se tendieron miles de
kilómetros de líneas telegráficas y se explotaron todos los avances técnicos de la época como
la telegrafía, la aerostática, el ferrocarril o los barcos de vapor.31 Para 1866 la empresa que
había unificado el mercado —la Western Union Telegraph Company— tenía más de 2250
oficinas y 120 000 kilómetros de líneas;32 y se ofrecían servicios tanto personales como
profesionales, como el servicio de noticias de Associated Press.32
Conforme el uso del telégrafo se iba consolidando se les fueron añadiendo nuevas mejoras y
funcionalidades. Cabe destacar el modelo de telégrafo que patentó David Edward Hughes en
1855 con el que se podían transmitir hasta 45 palabras por minuto en vez de las 25 palabras
por minuto del sistema Morse.33 Se trataba de un sistema que, utilizando una rueda con las
letras del alafabeto, imprimía directamente el mensaje transmitido en un lenguaje
comprensible.33 Otro gran avance fue el que introdujo Émile Baudot en 1874, quien invento
un tipo de multiplexación por división de tiempo que permitía varias comunicaciones
simultáneas usando la misma línea; o Tomas Edison, quien había trabajado desde los quince
años como telegrafista e inventó en 1874 un sistema de comunicaciones cuádruplex con el
que enviar cuatro telegramas simultáneos por el mismo hilo.33
El telégrafo se consagró como el medio de comunicación predilecto. Si en 1865 el total de
líneas telegráficas de los miembros de la Unión Telegráfica Internacional era de 500 000
kilómetros y se enviaban unos 30 millones de mensajes, hacia 1913 había 7 millones de
kilómetros de líneas y se transmitían 500 millones de telegramas. 34 Solo algunos países
de Europa, como Inglaterra o España, adoptaron mayoritariamente el sistema de Cooke y
Wheatstone, y en el resto del mundo se prefirió el sistema de Morse. 35 Este fue establecido
para las líneas telegráficas internacionales en la Conferencia de París de 1865 cuando se
constituyó la Unión Telegráfica Internacional.35 Después, en 1903, este mismo organismo
recomendó en la Conferencia de Londres el uso del sistema de Hughes para las líneas de
mayor actividad y el de Baudot para los servicios con más de 500 telegramas diarios. 35
El telégrafo se había consagrado como el medio de comunicación por antonomasia, e influyó
notablemente en otras tecnologías futuras hasta el punto de condicionar su denominación:
'telégrafo parlante' o 'mejoras en telegrafía' —teléfono—, o la 'telegrafía sin hilos' —
radiocomunicación—.
Véase también: Historia de la telegrafía argentina