Вы находитесь на странице: 1из 10

CIUDADANO.

JUEZ DE PRIMERA INSTANCIA DE MEDIACIÒN Y SUSTANCIACIÒN DEL


CIRCUITO JUDICIAL DE PROTECCION DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES
DE LA CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO LARA.
Su Despacho.-

Quien suscribe, abogado ANTONIO JOSÉ ASUAJE VALENZUELA, inscrito en el


Instituto de Previsión Social del Abogado (I.P.S.A.) bajo el No.
223.319, conDomicilio Procesal en la Calle 24 entre carreras 17 y 18, Centro
Profesional Bolívar, Piso 2, Oficina 14, Barquisimeto, Estado Lara; Teléfonos:
0424-5010844, actuando en este acto en mi condición de apoderado judicial de la
ciudadana MARIA ANDREINA PERNALETE BUSTAMANTE, quien
esvenezolana, mayor de edad, soltera, titular de la cédula de identidad No. V-
26.458.832, estudiante de la carrera Contaduría Pública, residenciada en Calle
Principal, Bloque Nº 3, Piso 1, Apartamento D-7, Urbanización Patarata,
Barquisimeto, Municipio Iribarren, Estado Lara, actuando mi mandante también en
representación de su menor hija, la niña lactante BARBARA ANTHONELLA
MELEAN PERNALETE (DE 3 MESES); conforme se evidencia de
instrumentoPoder debidamente autenticado por ante la Notaría Pública Primera
de Barquisimeto, Municipio Iribarren del Estado Lara, el cual quedó inserto bajo
el Nº 26, Tomo 157, de los Libros de Autenticaciones llevados por esa notaría, del
cual se consigna su copia en este acto; ante usted con la venia de estilo y el
debido acatamiento, ocurro respetuosamente a los fines de interponer DEMANDA
DE REGIMEN DE CONVIVENCIA FAMILIAR Y OBLIGACION DE
MANUTENCIÓN contra el ciudadano RUBEN GABRIEL MELEAN GONZALES,
venezolano, mayor de edad, titular de la Cédula de Identidad Nº V-
24.758.688, PADRE de la niña BARBARA ANTHONELLA MELEAN
PERNALETE (DE 3 MESES), según consta en Acta de Nacimiento signada con el
Nº 552, expedida por la Unidad de Registro Civil Parroquia Catedral del Municipio
Iribarren del Estado Lara, que en original anexo (MARCADA “A”), la cual expongo
en los siguientes términos.

Punto Previo.

Ciudadano Juez, desde hace aproximadamente dos años y tres meses inicié

relación sentimental consistente en noviazgo con el ciudadano RUBEN GABRIEL

MELEAN GONZALES, ya identificado, quien es el padre biológico de mi menor y

prácticamente recién nacida hija BARBARA ANTHONELLA MELEAN

PERNALETE (03 meses); relación que inicié desde el 05 de mayo de 2012, y de


la cual nació nuestra unigénita hija; sin embargo, no hemos podido cohabitar ni
convivir motivado a las desavenencias que luego del nacimiento de mi menor hija

se han suscitado entre el padre de mi hija y mi persona, y ello ha sido motivado a

la continua intervención de la ciudadana EVELYN GONZALES, de quien no poseo

mayores datos, abuela paterna de mi hija, quien se ha empeñado de manera

insistente en intervenir y dirigir la relación de pareja y maternal, inclusive;

perturbando mi tranquilidad como madre lactante que soy, al tiempo que esta

ciudadana y el padre de mi hija me han efectuado amenazas desmedidas y

desconsideradas, consistentes en el deseo de arrebatarme a toda costa a mi

pequeña hija, y así me lo han hecho saber en reiteradas oportunidades, lo cual

considero un atropello a mis derechos y un atentando incluso contra los derechos

que tiene mi pequeña hija; a tal punto de tener que distanciarme del padre de mi

hija por considerar que la madre de este pretende imponerse ante lo que es

nuestra relación y la convivencia, entorpeciendo así lo que debe ser el sano

desarrollo de mi hija en un ambiente de cordialidad familiar cónsono con mis

valores familiares y los que aspiro transmitirle a mi hija. Aunado a todo ello, debo

referirle que muy a pesar de las limitaciones propias de quienes inician una vida

familiar, el padre de mi hija ha sido aceptablemente responsable en sus deberes,

más sin embargo, en ocasiones me ha amenazado, de la misma manera que su

madre, con arrebatarme a mi hija y llevársela con él arbitrariamente a su hogar

materno, valiéndose este ciudadano del hecho de que no poseamos hogar propio,

y por carecer de fuente de ingreso estable ni trabajo formal, lo cual ha significado

que actualmente esté mi persona viviendo con mis padres, abuelos maternos de

mi hija, quienes me han brindado absoluto apoyo afectivo y

económico; sometiéndome en líneas generales el padre de mi hija a estados de

angustias que por mi condición de lactante colocan en evidente riesgo a mi hija y


mi propia salud, ya que de mi persona emana su único sustento alimenticio el cual

jamás será suplido por ninguna otra persona, por el mismo hecho natural de
madre que tengo y porque además así lo ha indicado el médico pediatra y

puericultor de mi hija; ignorando el padre de mi hija la corta edad de ella, quien

apenas es lactante y que depende emocional y afectivamente en esta etapa de su

vida de mi persona; situación esta que le he hecho saber al padre de mi hija, al

tiempo que le he repudiado en reiteradas ocasiones su comportamiento y actitud

hostil frente a mí, la madre de su hija.

De la Demanda (Referido por mi Representada, ciudadana MARIA ANDREINA

PERNALETE BUSTAMANTE)

Ciudadano juez, primeramente deseo solicitarle formalmente se establezca

unREGIMEN DE CONVIVENCIA para que el padre de mi hija comparta con ella

de manera supervisada cada quince (15) días en fines de semana, y además

puedan visitar a mi hija sus abuelos paternos y otros familiares directos paternos

estrictamente en mi domicilio actual ut supra señalado, y establecer paseos

convenidos previa participación a mi persona a lugares de esparcimiento públicos

o privados, pero sólo y siempre de manera supervisada por mi persona,

respetando los momentos de lactancia de nuestra hija, y sin que se vean

vulnerados los derechos de ella; de manera que no sea posible bajo ningún

concepto ni circunstancia, se regule algún tiempo de pernocta con el padre ni con

familiares de este en sus hogares, dentro ni fuera de la jurisdicción del Estado

Lara, por las razones anteriormente mencionadas; En relación a otros momentos

del año dispuestos para compartir, como lo son Carnaval, Semana Santa,

Vacaciones Escolares, y festividades navideñas de nochebuena y fin de año,

serán disfrutadas de manera supervisada por mi persona, mientras nuestra hija no

sea totalmente independiente por su condición de lactante hasta tanto nuestra hija
alcance la edad idónea para estar sin mi asistencia; y así pido sea declarado por

este digno despacho. De igual manera, en segundo orden, en relación a


laOBLIGACION DE MANUTENCIÓN, solicito se establezca en el monto que

disponga este despacho para su fijación y en la cantidad que se ajuste a las

necesidades de mi menor hija de conformidad con la Ley Orgánica para

Protección de Niños, Niñas y Adolescentes. Y de igual manera se tome la

previsión de considerar un monto acorde con los gastos médicos, vacunas,

alimentación, vestido y recreación y lo atinente al gasto que implican las fiestas

decembrinas y vacaciones así como los gastos propios e inherentes al crecimiento

de mi menor hija, como lo son su escolaridad, tareas dirigidas, así como otros

gastos que pudieran presentarse; previéndose su revisión y actualización anual

mediante algún mecanismo idóneo dispuesto por este digno despacho. Razones

todas estas por las cuales decidí acudir a su digno Tribunal de Protección para

que se establezca en la fase procesal correspondiente, un justo REGIMEN DE

CONVIVENCIA FAMILIAR y una justa OBLIGACIÓN DE MANUTENCIÓN, con la

finalidad de garantizarle la sana convivencia a mi hija con su padre y de que

mantengan el contacto y el trato directo, incluso, pueda el padre disfrutar de su

desarrollo y crecimiento; todo ello al amparo de los Artículos 76 de

la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; 365, 366, 367, 369,

374, 375, 376, 383 literal b referidos a la Obligación de Manutención; y los

artículos 385, 386, 387 y 388 referidos a la Convivencia Familiar, contenidos en

la Ley Orgánica Para la Protección de Niños, Niñas y del

Adolescente (LOPNNA).

FUNDAMENTOS DE DERECHO:

Primeramente invoco nuestra Constitución de la República Bolivariana de


Venezuela en su Artículo 76 el cual expresa: La maternidad y la paternidad son

protegidas integralmente, sea cual fuere el estado civil de la madre o del padre.
Las parejas tienen derecho a decidir libre y responsablemente el número de hijos

o hijas que deseen concebir y a disponer de la información y de los medios que les

aseguren el ejercicio de este derecho. El Estado garantizará asistencia y

protección integral a la maternidad, en general a partir del momento de la

concepción, durante el embarazo, el parto y el puerperio, y asegurará servicios de

planificación familiar integral basados en valores éticos y científicos. El padre y la

madre tienen el deber compartido e irrenunciable de criar, formar, educar,

mantener y asistir a sus hijos o hijas, y éstos o éstas tienen el deber de asistirlos o

asistirlas cuando aquel o aquella no puedan hacerlo por sí mismos o por sí

mismas. La ley establecerá las medidas necesarias y adecuadas para garantizar

la efectividad de la obligación alimentaria.

Seguidamente fundamento esta acción en lo estipulado en la norma especial de

Protección de Niños, Niñas y Adolescentes:

1-) Me fundamento en el artículo 365 de la LEY ORGÁNICA PARA LA

PROTECCION DE NIÑOS; NIÑAS Y ADOLESCENTES, el cual establece el


contenido de la Obligación de Manutención, exponiendo lo siguiente: La obligación

de manutención comprende todo lo relativo al sustento, vestido, habitación,

educación, cultura, asistencia y atención médica, medicinas, recreación y

deportes, requeridos por el niño, niña y adolescente.

2-) Me fundamento en el artículo 366 de la LEY ORGÁNICA PARA LA

PROTECCION DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES, el cual establece la


subsistencia de la obligación de manutención, exponiendo lo siguiente: La

obligación de manutención es un efecto de la filiación legal o judicialmente

establecida, que corresponde al padre y a la madre respecto a sus hijos que no

hayan alcanzado la mayoridad. Esta obligación subsiste aun cuando exista


privación o extinción de la Patria Potestad, o no se tenga la Responsabilidad de

Crianza del hijo o hija, a cuyo efecto se fijará expresamente por el juez o jueza el
monto que debe pagarse por tal concepto, en la oportunidad que se dicte la

sentencia de privación o extinción de la Patria Potestad, o se dicte alguna de las

medidas contempladas en el artículo 360 de esta ley.

3-) Me fundamento en el artículo 367 de la LEY ORGANICA PARA LA

PROTECCION DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES, el cual regula el


establecimiento de la Obligación de Manutención en casos especiales: La

Obligación de Manutención procede igualmente, cuando: a) La filiación resulte

indirectamente establecida, a través de sentencia firme dictada por una autoridad

judicial. b) La filiación resulte de declaración explicita y por escrito del respectivo

padre o de una confesión de éste, que conste en documento auténtico. c) A juicio

del juez o jueza que conozca de la respectiva solicitud de alimentos, el vínculo filial

resulte de un conjunto de circunstancias y elementos de prueba que, conjugados,

constituyan indicios suficientes, precisos y concordantes.

4-) Me fundamento en el artículo 369 de la LEY ORGÁNICA PARA LA

PROTECIÓN DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES, el cual establece los

elementos para la determinación de la Obligación de Manutención, en los


siguientes términos: Para la determinación de la Obligación de Manutención, el

juez o jueza debe tomar en cuenta la necesidad e interés del niño, niña y

adolescente que la requiera, la capacidad económica del obligado u obligada, el

principio de unidad de filiación, la equidad de género en las relaciones familiares y

el reconocimiento del trabajo de hogar como actividad económica que genera

valor agregado y produce riqueza y bienestar social. Cuando el obligado u

obligada trabaje sin relación de dependencia, su capacidad económica se

establecerá por cualquier medio idóneo. La cantidad a pagar por concepto de

Obligación de Manutención se fijará en una suma de dinero de curso legal, para lo


cual se tomará como referencia el salario mínimo mensual que haya establecido el

Ejecutivo Nacional, para el momento en que se dicte la decisión. En la sentencia


podrá preverse el aumento automático de dicha cantidad, el cual procede cuando

exista prueba de que el obligado u obligada de manutención recibirá un

incremento de sus ingresos.

5-) Me fundamento en el artículo 374 de la LEY ORGANICA PARA LA

PROTECCION DE NIÑOS, NIÑAS y ADOLESCENTES, el cual establece la


oportunidad del pago de la Obligación de Manutención, así: El pago de la

Obligación de Manutención debe realizarse por adelantado y no se puede pedir la

restitución de aquella parte que, habiéndose pagado, no se haya consumido por

haber fallecido el niño, niña o adolescente. El atraso injustificado en el pago de la

obligación ocasionará intereses calculados a la rata del doce por ciento anual.

6-) Me fundamento en el artículo 375 de la LEY ORGANICA PARA LA

PROTECCION DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES, el cual establece la

posibilidad de Convenimiento del monto a pagar por concepto de Obligación de


Manutención, de la siguiente manera: El monto a pagar por concepto de la

Obligación de Manutención, así como la forma y oportunidad de pago pueden ser

convenidos entre el obligado u obligada y el solicitante o la solicitante. En estos

convenios debe preverse lo concerniente al incremento automático del monto

fijado y los mismos deben ser sometidos a la homologación del juez o jueza, quien

cuidará siempre que los términos convenidos no sean contrarios a los intereses

del niño, niña y adolescente. El Convenimiento homologado por el juez o jueza

tiene fuerza ejecutiva.

7-) Me fundamento en el artículo 376 de la LEY ORGÁNICA PARA LA

PROTECCION DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES, el cual establece la

Legitimación Activa en las Solicitud de Obligación de Manutención, de la siguiente


manera: La solicitud para la fijación de la Obligación de Manutención puede ser
formulada por el propio hijo o hija si tiene doce años o mas, por su padre o su

madre, por quien ejerza su representación, por sus ascendientes, por sus
parientes colaterales hasta el cuarto grado, por quien ejerza la Responsabilidad de

Crianza, por el Ministerio Público y por el Consejo de Protección de Niños, Niñas y

Adolescentes.

8-) Me fundamento en el artículo 383 en su literal b, de la LEY ORGÁNICA

PARA LA PROTECCION DE NIÑOS, NIÑAS y ADOLESCENTES, el cual regula


la extinción de la Obligación de Manutención, así: La Obligación de Manutención

se extingue: a) (Omiss). b) Por haber alcanzado la mayoridad el beneficiario o la

beneficiaria de la misma, excepto que padezca discapacidades físicas o mentales

que le impidan proveer su propio sustento, o cuando se encuentre cursando

estudios que, por su naturaleza, le impidan realizar trabajos remunerados, caso en

el cual la obligación puede extenderse hasta los veinticinco años de edad, previa

aprobación judicial.

9-) Me fundamento en el artículo 384 referido a la Competencia Judicial, el cual


reza de la siguiente manera: Con excepción de la conciliación, todo lo relativo a la

fijación, ofrecimiento para la fijación y revisión del monto de la Obligación de

Manutención debe ser decidido por vía judicial, siguiendo el procedimiento previsto

en el Capítulo IV del Título IV de esta Ley. Las sentencias de estos procedimientos

se ejecutan conforme a las normas de ejecución de sentencias contempladas en

el ordenamiento jurídico.

10- ) Me fundamento en el artículo 385 de la LEY ORGANICA PARA LA

PROTECCIÓN DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE, el cual establece el Derecho


de Convivencia Familiar exponiendo lo siguiente: El padre o la madre que no

ejerza la patria potestad, o que ejerciéndola no tenga la responsabilidad de

Custodia del hijo o hija, tiene derecho a la convivencia familiar, y el niño, niña o

adolescente tiene este mismo derecho.-

11-) Me fundamento en el Artículo 386, de la LEY ORGANICA PARA LA

PROTECCIÓN DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE, el cual


consagra elContenido de la Convivencia Familiar: La convivencia familiar

puede comprender no sólo el acceso a la residencia del niño, niña o adolescente,

sino también la posibilidad de conducirlo a un lugar distinto al de su residencia en

la convivencia familiar. Asimismo, pueden comprender cualquier otra forma de

contacto entre el niño, niña o adolescente y la persona a quien se le acuerda la

convivencia familiar, tales como: Comunicaciones telefónicas, telegráficas,

epistolares y computarizadas.

12-) Me fundamento en el Artículo 387, de la LEY ORGANICA PARA LA

PROTECCIÓN DEL NIÑO Y DEL ADOLESCENTE, que consagra la Fijación del

Régimen de Convivencia Familiar, el cual establece textualmente lo siguiente: “

El régimen de convivencia familiar debe ser convenido de mutuo acuerdo entre el


padre y la madre, oyendo al hijo o hija. De no lograrse dicho acuerdo cualquiera

de ellos o el hijo o hija adolescentes podrá solicitar al juez o jueza que fije el

Régimen de Convivencia Familiar, quien decidirá atendiendo al interés superior de

los hijos e hijas. La decisión podrá ser revisada a solicitud de la parte, cada vez

que el bienestar del niño, niña o adolescente lo justifique. (Omiss.).-

DE LA NOTIFICACION

Solicito se le notifique al ciudadano RUBEN GABRIEL MELEAN GONZALES,ya

identificado, en la siguiente dirección: Carrera 13C, entre calles 45 y 46, Frente a

la Iglesia Sion, Casa sin Número. Barquisimeto, Municipio Iribarren, Estado

Lara. A tales efectos consigno copia simple del presente libelo de demanda a los

fines de que sea entregado junto con la notificación que se practicare al

demandado.

Finalmente pido que este escrito de solicitud sea admitido, tramitado y sustanciado

conforme a derecho y declarado con lugar en la Definitiva con todos los


pronunciamientos de Ley. Es Tutela Judicial Efectiva en Barquisimeto a la fecha

de su presentación.--------------------------------------------