Вы находитесь на странице: 1из 2

Reseña "Turistas y Vagabundos"

El capítulo Turistas y Vagabundos del libro La globalización, consecuencias humanas,


muestra cómo una actual globalización creó en distintos grados de nuestra sociedad una
polarización tanto a nivel de movilidad como a nivel de observación y percepción de la
realidad, siendo ésta última dividida entre dos bandos: por un lado están las élites, los
políticos, los grandes e influyentes medios de comunicación, concibiendo así una visión que
tiene un turista; y, por el otro lado, las dinámicas que están alejadas y marginadas de una
sociedad, lo que pasa "afuera" de ella, la de los vagabundos.

Bauman plantea implícitamente que la globalización genera efectos desiguales para los
globales y los locales; en una sociedad donde algunos tienen el acceso al total movimiento,
aquellos que no pueden trasladarse quedan en un tipo de degradación social, alejándose del
espacio público y progresivamente se padece una lenta marginación social. Empieza con la
hipótesis de que toda la gente vive en un constante movimiento gracias a que las fronteras
naturales en la actualidad no existen, la facilidad de una persona para generar un
desplazamiento físico hacia cualquier lugar hace que una sociedad inerte sea imposible de
existir, así sea que dicho desplazamiento se haya hecho por medio de internet.

Entonces se observa que un control del espacio y el tiempo, resulta una característica
fundamental de las sociedades actuales, ya que el modo en que se comprende a estas
variables, influye en el modo en que como se juegan estas últimas. La forma en que se
construye el significado de estos términos, son impuestos de manera "violenta" por la
sociedad, y tiene graves consecuencias para los que no pueden entrar en las nuevas
dinámicas, cuestionándolos por tener una vida quieta, sin movimiento alguno. Como ya no
existen ni límites ni fronteras, Bauman dice que el deseo de los consumidores nunca se agota
dando como resultado que términos como la pobreza ya no es algo a erradicar, sino ms bien
se convirtió en una anomalía de una sociedad globalizada donde todos quieren adquirir algo.

La globalización actual es la que impone a la producción de las industrias una renovación


que nunca descansa; el consumidor pide y ansía por más, buscando nueva satisfacción y
deseos, haciendo que industrias modernas compitan por captar la atención del consumidor,
generando así una secuencia lógica que debería seguir los distintos consumidores. Es
entonces que Bauman plantea que un consumidor debería estar insatisfecho durante toda su
vida, generando la búsqueda de nuevos gustos y placeres para mantenerlo feliz, aunque ya
de por sí un consumidor acumula riqueza, siendo lo único que lo mueve éstos deseos que
desaparecen a medida que consigue lo que quiere, pues un buen consumidor se atrae y se
pierde fácilmente.

También, el tiempo juega un rol fundamental: toda necesidad debe ser satisfecha en el
momento y debe terminar enseguida, para dar lugar a que aparezca una nueva. Sin embargo,
este movimiento no es lo mismo para todas las personas. Mientras que los más afortunados
recorren el mundo a voluntad, los que no pueden hacerlo son tirados del lugar que anhelaban
ocupar, señalando Bauman que el acceso a la movilidad global, es el más elevado de los
factores de estratificación de la sociedad actual.

Así, para los primeros, este espacio pierde sus distintas restricciones, ya que se hace fácil
atravesar tanto en lo real como en lo virtual y el tiempo es sólo el del presente. Pero para los
demás, el espacio real se cierra, quedando sólo lo virtual y los medios de comunicación,
siendo el tiempo abundante, convirtiéndose en algo inútil, denominando a los primeros
turistas( deciden formar parte de ese mundo en movimiento), y a los segundos vagabundos
(la otra cara de esa vida, destinados a la marginación). Estos últimos, el desplazamiento es
inevitable ya que no permanecerán mucho tiempo en algún lugar porque no son bienvenidos
en ningún lado.

Aunque son marginados por la sociedad, comparten el mismo carácter de consumidor en la


modernidad, pero los vagabundos lo cumplen de manera defectuosa, ya que si bien son
tentados con las mismas riquezas y tentaciones que los demás, le es imposible a este grupo
el acceso a ellas.

Pero a pesar de que existe una polarización entre los turistas y vagabundos, Bauman advierte
que un importante grupo se ubica entre éstos, y que esta categoría siempre corre el riesgo de
hundirse. Es por esto que se recurre a distintas estrategias de marginación que permiten alejar
esta amenazada, que se puede convertir en realidad, concluyendo una explicación de
crecientes controles migratorios, las leyes de residencia y la política de calles limpias
aplicadas en las ciudades del primer mundo.

Bibliografía

 Baumann, Zygmunt. "Turistas y Vagabundos". En: La globalización:


consecuencias humanas [Versión en pdf]. Fondo de Cultura Económica; Buenos
Aires, 1999. Pp. 1 – 21
 Reseña de La globalización. Consecuencias humanas, de Zygmunt Bauman. Tomado
de
https://www.researchgate.net/publication/277142874_Resena_de_La_globalizacion
_Consecuencias_humanas_de_Zygmunt_Bauman