Вы находитесь на странице: 1из 6

Producción Hidropónica

de Fresa
Julio de 2018 Autor: Equipo Editorial INTAGRI

La producción bajo ambientes protegidos es


una tecnología que se ha adoptado
mayormente en cultivos hortícolas (tomate,
pimiento y pepino), así como en las berries
(fresa y arándano, principalmente). La
producción de fresa en macrotúneles es una
de las más difundidas, sin embargo, la
tecnificación en este cultivo ha avanzado a
pasos agigantados que hoy es posible
encontrar sistemas de producción de fresa
bajo invernadero y en hidroponia. El objetivo
de este sistema es aprovechar al máximo el
Figura 1. La producción de fresa en hidroponía busca
espacio, el agua, los fertilizantes y la radiación.
un cultivo intensivo para mayor producción.
Si bien representa mayor inversión, la
Fuente: Intagri.
producción es intensiva y evita la mayoría de
problemas fitosanitarios que se presentan en suelo, también se tiene un mejor control ambiental
(temperatura y humedad) y las cosechas son programadas en tiempos que a campo abierto es muy
complicado, generando mayor disponibilidad para el mercado.

Sistemas de producción
Los sistemas de producción hidropónica de fresa varían en su estructura y manejo, pero su principal
ventaja sobre la producción en suelo es que se tiene un mejor aprovechamiento del espacio (Cuadro 1).
Para el inicio de este cultivo en hidroponia se tienen los mismos principios que en suelo, donde de viveros
se obtienen plántulas en cepellón o raíz desnuda y se establece en el sistema. A la hora de seleccionar la
planta se busca que las coronas tengan un diámetro de más de 15 mm para asegurar el vigor y la
supervivencia de éstas.

Cuadro 1. Rendimiento de fresa cultivada en suelo y sin suelo.


Fuente: Díaz, 2014.
Sistema Riego Toneladas/hectárea
Gravedad 10 – 12
Suelo
Goteo 15 – 20
Sustrato Goteo 30 – 40
Columna Goteo 60 – 80
Al no tener la limitante de disponibilidad de nutrientes en suelo, la densidad en los sistemas hidropónicos
busca un aprovechamiento del espacio disponible y en éstos se cuida entre otras cosas, la cantidad de
radiación para determinar la densidad; se manejan normalmente de 10 o 15 plantas por m2 dependiendo
del tipo de sistema utilizado, llegando hasta 36 plantas por metro cuadrado en sistema de columnas
(Figura 2). En cuanto a requerimientos son muy similares al de plantas en suelo; para luz se busca alta
disponibilidad (más de 3,000 horas al año), en cuanto a temperatura requiere un óptimo de 24-25 °C y el
sustrato puede ser cualquier material (fibra de coco, lana de roca, etc.) o simplemente agua en sistemas
NFT.

Las variedades establecidas dependen directamente del fotoperiodo; se recomienda usar las variedades
que existan en la zona porque se conoce su comportamiento, considerando que existen variedades de día
corto, neutro o largo. Para la nutrición se emplean soluciones nutritivas que pueden diferir mucho por
variedad, etapa fenológica, experiencias o recomendaciones. Cuando el cultivo está bajo estrés por altas
temperaturas se presentan fisiopatías como pérdida de sabor, rápida maduración y menor firmeza en los
frutos.

Los sistemas hidropónicos para la producción de fresa se pueden clasificar según el tipo de sistema de
riego que requiere, misma que varía para cultivo en sustrato o en agua.

Regados por goteo:


Canaletas elevadas. Es un sistema hidropónico instalado en un invernadero que mantiene las plantas en
canaletas con sustrato a una elevación de 1.5 – 1.8 m para favorecer la ventilación. Utiliza contenedores
y sustrato que se mantienen suspendidas de la estructura del invernadero; en este tipo de unidades se
manejan a un mismo nivel o a dos niveles. El riego se realiza con una línea entre el sustrato y cae a un
canal, su principal ventaja es la facilidad de cosecha y de labores culturales.

Sacos de cultivo. Se emplean bolsas (bolis) de polietileno con sustrato para establecer las plantas. Existen
diferentes sustratos disponibles como fibra de coco, lana de roca, entre otros. Se manejan en diferentes
niveles, dos o tres en pirámides para obtener más plantas por unidad de área, cuidando la expansión foliar
y la cantidad de sombra que se pueda generar entre niveles.
Sistema vertical o de columnas. Este sistema tiene la
particularidad de que el riego se efectúa en las dos
macetas más altas y el drenado alimenta a las
inferiores, lo que demanda un mayor control y
monitoreo de la solución nutritiva. Como contenedor
se usan macetas plásticas o de poliestireno (más
sensible a la manipulación). Cada maceta tiene
cuatro cavidades rellenas con sustrato liviano,
requiere un gotero por columna y no más de 8
macetas por el peso que genera, el sistema puede
utilizarse tanto abierto como cerrado para recircular
la solución, según la disponibilidad de equipos para
Figura 2. Producciónhidropónica de fresa en
controlar el riego. La ventaja de este sistema es la
sistemas vertical o de columnas.
gran densidad de plantas que puede alcanzar.
Fuente: Intagri.

Sistemas re-circulantes:
NFT. Se usa una tubería de PVC para que conduzca la
solución nutritiva que va a tener sumergidas las
raíces de la fresa. Es considerado un sistema cerrado
porque la solución no es desperdiciada y se
reincorpora. Se busca que el diámetro de las tuberías
sea igual al del cepellón de la planta de fresa por el
volumen de raíces (Figura 3) y su principal ventaja es
que se puede ubicar mayor cantidad de plantas por
el poco espacio de la tubería y hacer pirámides de
igual manera que otros sistemas. Otra ventaja es la
ausencia del peso del sustrato, pero el control sobre Figura 3. La plántula de fresa en cepellón es
la nutrición debe ser muy minucioso. recomendable para el sistema NFT.
Fuente: Intagri.
Poda
Las podas tienen múltiples funciones en la producción de fresa. La primera es de formación y se realiza al
inicio para desarrollar el área vegetativa en plantas nuevas y consiste en eliminar las flores y estolones
tempranos. Posteriormente vienen las podas sanitarias, estas se realizan para evitar el desarrollo de
enfermedades (ejemplo Botrytis cinérea) en hojas con daños o lesiones. Por último, la poda de cosecha
consiste en eliminar hojas viejas para inducir floración a mediano plazo, pero se debe evitar un exceso en
la poda ya que se requieren suficientes hojas para generar fotoasimilados que se transporten al fruto y
asegure el contenido de grados Brix.
Riego
Es considerado por muchos el punto más importante para la producción, ya que tener disponibilidad
constante de agua es fundamental para un sistema hidropónico. Para el cálculo de riego se necesitan
conocer las propiedades físicas del sustrato a utilizar, mismas que cambian conforme las condiciones del
proveedor y el lote, una vez obtenidos los datos se calcula la frecuencia y duración de riego. La frecuencia
se determina al conocer la capacidad de retención de humedad del material para mantener agua
disponible para la planta y el tiempo en que se llega al punto de marchitez permanente. La duración del
riego es el tiempo que se necesita para llevar el sustrato a la humedad que se requiere, también sirve para
controlar la acumulación de sales y el balance vegetativo-generativo. Para el caso del sistema recirculante
también se calcula la lámina de agua que va a correr por el conducto mediante un flujo constante.

Nutrición
Las soluciones nutritivas para fresa son la base principal para el desarrollo de las plantas, debido a que es
la fuente para proporcionar todos los elementos necesarios para lograr los altos rendimientos. La calidad
del agua, la compatibilidad entre los fertilizantes y la demanda nutricional de la fresa son los puntos a
considerar para la formulación de soluciones nutritivas. Para este cultivo es muy importante conocer el
nivel de conductividad eléctrica (C.E.) de la solución, debido a que la fresa es altamente sensible a la
salinidad y repercute de manera directa en el rendimiento (Cuadro 2).

Cuadro 2. Efecto de la conductividad eléctrica en el rendimiento de las berries.


Fuente: Sánchez, 2015.
Cultivo C.E. en dS/m que causa una pérdida de rendimiento en:
10% 25% 50%
Fresa 1.5 2.0 2.5
Zarzamora 1.5 2.0 2.5
Arándano 1.0 1.5 2.0
Frambuesa 1.5 2.0 2.5

Los nutrientes tienen funciones específicas en la planta que se reflejan tanto en rendimiento como en
fisiopatías en postcosecha a las que estos frutos son propensos; la apariencia estética se castiga en el
mercado pero se puede prevenir con nutrición balanceada. El monitoreo nutrimental en estos casos se
realiza de dos maneras: por medio de la solución nutritiva o mediante análisis foliar. Además de las
funciones esenciales ya conocidas de los nutrientes, estas desempeñan una función primordial en la
calidad y vida de anaquel de la fresa:
 El aporte de altos niveles de potasio en fructificación mejora vida de anaquel y el sabor.
 El nitrógeno es importante para la etapa vegetativa, pero en el llenado de frutos un exceso es
perjudicial.
 La alta luminosidad y temperatura provocan estrés en la planta, misma que puede ser prevenido
disminuyendo la conductividad eléctrica.
 El fósforo y la relación K: N promueven un buen desarrollo radical.
 Se previenen deficiencias cloróticas con aumentos de Hierro y Magnesio.
 Un aporte adecuado de calcio en la nutrición vegetal evita la malformación de hojas y frutos.
 La deficiencia de boro se asocia con quemaduras en los bordes de las hojas y mal desarrollo de la
inflorescencia que desencadena una malformación de frutos.

Manejo de Plagas y Enfermedades


Las soluciones que se decidan adaptar para estos
sistemas hidropónicos dependen de la capacidad
económica y debido a que las condiciones ambientales,
riego y nutrición están muy controladas se puede
producir de manera convencional u orgánica.
Considerando el crecimiento del mercado de productos
orgánicos y la alta inversión en estos sistemas, la
implementación de control biológico en el invernadero
puede resultar una opción rentable. El monitoreo y
reconocimiento de los problemas da pauta para los
inicios de control de plagas y enfermedades, ya sea de
forma convencional u orgánica. Para las principales
plagas de la fresa (ejemplo araña de dos puntos, mosca
del vinagre y trips) se emplean diversas opciones como
son parasitoides y depredadores, extractos vegetales
(biopesticidas) y productos biorracionales que han sido
Figura 4. El cultivo de fresa e hidroponía
probados y resultan efectivos. En el caso de
también requiere actividades de manejo
enfermedades hay una amplia gama de preparados de
de plagas y enfermedades.
plantas y minerales, biorracionales, prácticas culturales y
Fuente: Intagri.
biocontroladores, que son buenos auxiliares en el
combate de las enfermedades.
Cita correcta de este artículo:
INTAGRI. 2018. Producción Hidropónica de Fresa. Serie Frutillas, Núm. 26. Artículos Técnicos de INTAGRI.
México. 6 p.

Literatura consultada
- González, F.J.A. 2017. Cultivo sin Suelo de Fresa (Fragaria x ananassa) cv “Albión”, Libre de Pesticidas.
Sesión del Diplomado Internacional en el Cultivo de Berries. INTAGRI. México.
- Rodríguez, D.A. 2014. Curso Virtual Producción de Fresas en Cultivos Hidropónicos. INTAGRI. México.
- Sánchez, G.P. 2015. Producción de Berries en Hidroponía. Sesión del Diplomado Internacional de
Horticultura Protegida. INTAGRI. México.