Вы находитесь на странице: 1из 1

LENGUAJE MATEMÁTICO

En la primera etapa de Educación Básica, los niños emplean el lenguaje


matemático, en la segunda etapa, tratamos de llevarlos a reflexionar
sobre qué es y cómo se organiza la expresión oral y escrita que ellos
utilizan. El niño construye este lenguaje simultáneamente con el proceso
de adquisición del conocimiento matemático. Al principio se expresa con
sus propias palabras, pero luego debe exigírsele, progresivamente,
mayor precisión y corrección. Alcanzar esto no siempre es fácil pero el
alumno debe intentarlo ayudado por el docente.
Se puede hablar de lenguaje matemático cuando se emplean los
términos para expresar nociones matemáticas. Cuando los niños
observan la estructura de sus frases, llegan a darse cuenta de que ellas
pueden contener: palabras y frases que pertenecen a un lenguaje corriente;
palabras de éste que reciben en matemática un sentido más preciso o técnico;
que puede o no, conservar un sentido emparentado con el de uso corriente;
ejemplo: igual, menor, mayor, fórmula, entre otros; símbolos creados
especialmente para su empleo en matemática. Ejemplo: +, -, >, <, =, algoritmo,
fracción, otros.
Es recomendable el realizar series de ejercicios y de juegos que
contribuyan al progreso de los niños en el uso adecuado de las
expresiones orales y escritas. Recordar el valor de los símbolos como
representación de significados propios de la matemática y la necesidad
de su uso correcto, organizados en la secuencia adecuada al contenido
que se trata de expresar y comunicar. Los alumnos deben aprender a
prestar atención a la posición de los signos al
2 3
determinar lo que ellos significan. Así por ejemplo: 3 es diferente de 2 .
Así también el valor de cada cifra cambia según la posición que ocupa
en el Sistema de Numeración Decimal, 2 en las unidades, 2 en las
decenas, 2 en las centenas... Se les debe sugerir hacer ejercicios que
traduzcan expresiones del lenguaje oral al escrito y viceversa.
Debe recordarse que muchas veces se dan dificultades en el aprendizaje
de la matemática que corresponden a fallas en la expresión y no a
limitaciones en la comprensión de los conceptos.
A través de la secuencia de actividades correspondientes a la Educación
Básica, se espera que los alumnos alcancen las habilidades y destrezas
lingüísticas indispensables para sustentar una expresión correcta. El
desarrollo del lenguaje matemático facilita los razonamientos, la
adquisición de nuevos conocimientos, la comprensión y resolución de
problemas y estimula el análisis y la actividad creadora.

Practica Profesional III


Sección 08