Вы находитесь на странице: 1из 4

CONTRATOS TÍPICOS EN MATERIA BANCARIA

 Concepto y caracterización de los contratos típicos.

Los contratos típicos: Un contrato típico es aquel que cuenta con una
regulación sustancial en las leyes, lo anterior no considera que
dichos contratos sean mencionados incidentalmente en alguna ley o con la
finalidad de establecer alguna consecuencia jurídica; sólo
constituyen contratos típicos aquellos cuyas características fundamentales

Aquí un concepto considerado por Guillermo Varela Barral.

Concepto
Un contrato bancario es cualquier relación que se establece entre una entidad
financiera y cualquiera de sus clientes por la que surgen una serie de
obligaciones para las partes y que guarda relación con los productos y servicios
ofrecidos por la entidad.

El término contratos bancarios, en general, siempre se entiende referido a los


establecidos entre entidad financiera-cliente como consecuencia de la actividad
típica de dicha entidad y no al resto de contratos que suscribe un Banco o Caja
de ahorros (así, no se considera contrato bancario el firmado por un Banco con
un proveedor).

Características

Dado que existen numerosos tipos de contratos bancarios no siempre todos


tienen las mismas características; sin embargo, hay algunas que resultan
importantes y que se repiten en los mismos:

1) De adhesión:
Los contratos bancarios son redactados prácticamente en todos los casos por
las entidades financieras, que incorporan a éstos Condiciones Generales
idénticas para todos los clientes que los suscriben y sobre las que tienen un
margen de negociación escaso.

Los contratos bancarios suelen tener dos partes diferentes:

· Las Condiciones Generales a las que acabamos de aludir.


· Las Condiciones Particulares (datos concretos, normalmente de tipo
financiero, para la operación particular: comisiones aplicables, tipo de interés,
etc.).

2) Onerosos:
Este tipo de contratos no son gratuitos, como pudiera serlo una donación, sino
que una de las partes (cliente) tiene que pagar un precio a cambio de los
servicios que le presta la otra (Entidad Financiera).

3) Bilaterales:
De los contratos bancarios se deducen obligaciones para ambas partes, tanto
para el cliente como para la entidad Financiera.

4) Mercantiles:
Se suscriben como consecuencia de la realización de su actividad por parte de
un “comerciante” (la Entidad Financiera) y eso determina que se conceptúen
como mercantiles.

5) Atípicos:
Desde un punto de vista jurídico, gran parte de los contratos bancarios son
atípicos, es decir, no pueden incluirse exactamente en ninguna tipología o
clasificación específica de contratos, sino que son en cierta medida especial
o “sui generis”.
Esto se debe a que los contratos bancarios se han ido modificando y adaptando
a las necesidades del mercado y los clientes, de modo que incorporan
variaciones respecto a los contratos tradicionales.
 Enumeración y descripción de los principales contratos
bancarios típicos que se manejan en doctrina.

Contratos típicos

Son contratos típicos los que cuentan con una regulación sustancial en las
leyes. No basta con que sean mencionados incidentalmente en alguna ley, o
para establecer alguna consecuencia jurídica. Tal es el ejemplo que brinda el
contrato de leasing, al que se refieren la Ley 26/1988, sobre Disciplina e
Intervención de las Entidades de Crédito, el RDL 4/2004, del Impuesto de
Sociedades, y el Real Decreto 1643/1990, que aprueba el Plan General de
Contabilidad. Sólo son contratos típicos aquellos cuyas características
esenciales, nacimiento y ejecución, se encuentran regulados por la ley, aunque
se trate de una regulación sucinta o parcial, que haya de ser completada en
gran medida con las normas generales sobre los contratos.
Son ejemplos de contratos típicos:
1.-la compraventa.
2.-el depósito.
3.-el mandato.
4.-la fianza.
5.-el contrato de seguro.
6.-el arrendamiento urbano.
7.-o el contrato de edición. (Propiedad intelectual)
8.-Contrato de préstamo.
9.- Contrato de crédito.
10.-Descuento y anticipo bancario.
11.- Contratos de tarjeta de crédito.
12.-Contratos de arrendamiento financiero o leasing.

Implicaciones de la Tipicidad.

La tipicidad no implica necesariamente la aplicación a un contrato de la


regulación prevista por la ley en su totalidad. El derecho de contratos es
fundamentalmente un derecho dispositivo y no imperativo, de acuerdo con el
propio concepto de autonomía privada. Recuérdese que el límite constituido por
la ley, que Una vez comprobado que las partes han querido perfeccionar un
determinado contrato típico, se aplicará la regulación prevista por la ley para el
mismo, salvo en lo que las propias partes hayan acordado de forma distinta, y
salvo aquellas normas que, por ser de esencia de ese tipo de contrato, no
puedan ser cambiadas por voluntad de las partes. De ahí la importancia de
distinguir en la regulación de todo contrato típico las normas imperativas y las
dispositivas.

 Determinación y descripción de la legislación nacional


que los regula.
Para determinar que ley o leyese regularan los contratos bancarios la Republica
de Honduras ha creado las siguientes leyes que se describen en el siguiente
párrafo con objetivo de regular la organización, constitución, funcionamiento,
fusión, transformación y liquidación de las instituciones del sistema financiero.
Esta es la legislación nacional que regula el sistema bancario y por ende sus
actividades.

1.-El Código de Comercio y

2.-El Código Civil.

3.-Ley del sistema financiero.

4.-Ley de las instituciones financieras. (CNBS).

5.-Ley del banco central de honduras.

6.-Por la ley monetaria y por los reglamentos.

Похожие интересы