Вы находитесь на странице: 1из 11

La Materia

La materia es todo aquello que se extiende en cierta región del espacio-tiempo,


posee una cierta cantidad de energía y por ende está sujeto a cambios en el tiempo
y a interacciones con aparatos de medida. Se considera que es lo que forma la parte
sensible de los objetos perceptibles o detectables por medios físicos. Desde tiempos
remotos el hombre ha tratado de describir el mundo que lo rodea a partir de
observaciones y experimentaciones. El aire, el agua, la tierra y todo lo que
conocemos y utilizamos está formado de materia. Se define ésta como todo lo que
ocupa un lugar en el espacio y posee masa cuantificable. Se llama materia a
cualquier tipo de entidad que es parte del universo observable, tiene energía
asociada, es capaz de interaccionar, es decir, es medible y tiene una localización
espaciotemporal compatible con las leyes de la naturaleza. Clásicamente se
considera que la materia tiene tres propiedades que juntas la caracterizan: ocupa
un lugar en el espacio, tiene masa y perdura en el tiempo.

Propiedades Fundamentales De La Materia

La materia tiene propiedades que varían de unos cuerpos a otros. Aunque son
muchas las que podemos estudiar: el color, el sabor, la dureza..., sabemos que no
todas se dan en todas las sustancias; porque ¿qué dureza tienen los líquidos?, ¿a
qué huele un trozo de hierro? o ¿qué sabor tiene el aire?

Por ello, nos fijamos en dos que sí tienen todos los cuerpos, llamadas propiedades
fundamentales: el volumen y la masa.

Volumen
El volumen de un cuerpo es el espacio que ocupa. Para medirlo utilizamos como
unidad principal el metro cúbico (m3), que es el volumen que ocupa un cubo cuyo
lado mide 1 metro. Aunque como esta unidad es bastante grande, con frecuencia
usamos otras unidades más pequeñas, sus submúltiplos, en especial el decímetro
cúbico (dm3) y el centímetro cúbico (cm3).
Utilizamos las unidades de volumen cuando tratamos con cuerpos sólidos, pero
para los líquidos y gases solemos usar las unidades de capacidad, cuya unidad
principal es el litro (l), y cuya equivalencia con la unidad principal de volumen es: 1
m3 = 1000 l

Podemos medir el volumen de un cuerpo de diferentes maneras:

Usando instrumentos de medida. Por ejemplo, con ayuda de una probeta u otro
recipiente graduado podemos saber el volumen de un líquido. También podemos
conocer el volumen de un cuerpo pequeño e irregular sumergiéndolo en un líquido
y viendo la diferencia entre la altura del nivel del líquido después y antes de
sumergirlo.

Efectuando cálculos matemáticos, si se trata de un sólido de forma sencilla,


multiplicando el área de su base por su altura.

Como los gases ocupan todo el recipiente que los contiene, su volumen es el
volumen del recipiente.

Masa
La masa es la cantidad de materia que tiene un cuerpo, y sus unidades principales
son el kilogramo (kg), que coloquialmente llamamos kilo, y el gramo (g). Aunque
midan igual, no debes confundir masa con peso de un cuerpo, ya que son conceptos
físicos diferentes que mezclamos al hablar.

Mediante una balanza podemos medir la masa de cuerpos pequeños.

Densidad
La relación entre la masa de un cuerpo y el volumen que ocupa recibe el nombre de
densidad. Cada sustancia, en su estado natural, tiene una densidad característica.
Por ejemplo, 1 litro de agua en estado líquido tiene una masa de 1 kilogramo:
decimos que la densidad del agua es 1 kg/l. Y 1 litro de hierro, en estado sólido,
tiene una masa de 7,9 kg: decimos que su densidad es de 7,9 kg/l.
Los cuerpos más densos que el agua, como una llave o un objeto de hierro, se
hunden en ella; los menos densos, como un tapón de corcho o un trozo de madera,
flotan sobre ella.

Si en un vaso echamos agua (densidad = 1 kg/l), aceite (densidad = 0,92 kg/l) y


alcohol etílico (densidad = 0,8 kg/l), vemos cómo se forman tres capas de líquido:
la de arriba de alcohol, la de en medio de aceite y la inferior de agua. Los tres
líquidos se sitúan según el valor de sus densidades, sin mezclarse.

Para calcular la densidad de una sustancia hemos de medir primero su masa y su


volumen. Su densidad será el resultado de dividir la masa entre el volumen hallado.

Para obtener la densidad de un sólido, lo podemos pesar en una balanza para saber
su masa, y sumergirlo en un vaso con agua para calcular su volumen por diferencia
entre los niveles del líquido.

Para medir la densidad de un líquido podemos utilizar un vaso graduado: primero


hemos de pesar el vaso vacío y después lleno con el líquido, y restando obtenemos
su masa. El volumen que ocupa lo vemos sobre la escala graduada. La densidad
de un líquido también se puede medir directamente con un aparato llamado
densímetro.

Para obtener la densidad de un gas utilizamos un recipiente cerrado de volumen


conocido. Primero hemos de pesar el recipiente vacío, y luego lleno con el gas;
restando obtenemos su masa. El volumen que ocupa es el del recipiente.

En la naturaleza, la materia se nos presenta en tres estados físicos diferentes:


sólido, líquido y gaseoso. Aunque algunas sustancias, como el agua, pueden existir
en los tres estados, lo normal es que, en su estado natural, cada sustancia aparezca
en uno solo de ellos.

Por ejemplo, el hierro se encuentra en estado sólido (formando parte de distintos


minerales), para pasarlo al estado líquido hay que fundirlo a temperaturas muy altas
(en los altos hornos), y en el Sol, a millones de grados centígrados, está en estado
gaseoso.
Propiedades Generales De La Materia
Las propiedades generales de la materia son la masa, el volumen, el peso, la
impenetrabilidad o dureza, la movilidad, la elasticidad, la inercia, la divisibilidad y la
porosidad.
Las propiedades generales de la materia son aquellas que están relacionadas con
las propiedades físicas tales como el tamaño de los objetos, el peso, la longitud y el
volumen y las propiedades químicas con las cuales la materia cambia su
composición.
La materia es todo aquello que sea tangible y medible, con características
específicas que son conformadas desde el punto de vista físico (forma, apariencia)
y químico (estructura, composición).
Las propiedades generales ayudan a diferenciar a la materia de lo inmaterial y
define su forma y composición. Se explican a continuación:

La masa es una magnitud física fundamental, escalar que permite conocer la


cantidad de materia en un cuerpo. En el Sistema Internacional de Unidades (SIU)
se mide en kilogramo (kg).

El volumen es una una magnitud física derivada escalar que relaciona el espacio
(alto por largo por ancho) de un cuerpo. En el SIU se mide en centímetro cúbico
(cm3).

El peso es una magnitud física vectorial, que relacionada la masa (kg) con el valor
estadístico de la gravedad (m/s2). En el SIU se mide en Newton (N).
La impenetrabilidad o dureza es la propiedad que tienen los objetos con la
cualidad de impedir ocupar el lugar de otro objeto.

La movilidad es la capacidad que tiene un cuerpo de moverse o desplazarse.


La elasticidad es la cualidad que tiene un material de deformarse.
La inercia es la propiedad que permite que un cuerpo esté en estado de reposo o
movimiento por acción de la fuerza.

La porosidad es la propiedad que depende del grado de compactación del material.


Se mide a través de la división del volumen vacío entre el volumen del material.

La divisibilidad es la propiedad en la cual la materia puede dividirse en partículas


pequeñas por medio de procedimientos físicos y mecánicos, sin perder sus
características fundamentales.
Propiedades Específicas De La Materia
Las propiedades específicas de la materia son aquellas que permiten diferenciar un
objeto o cuerpo de otro, por ejemplo, la densidad, es propia de cada compuesto,
porque tiene valores diferentes para cada uno.

PROPIEDADES ESPECÍFICAS:

Densidad
La densidad es una propiedad específica de la materia que nos permite diferenciar
unos materiales de otros. Mide, en cierto modo, lo concentrada que esta la masa de
un cuerpo. Por ejemplo, el plomo tiene la densidad mayor que la madera.

La densidad es la relación (cociente) que existe entre la masa y el volumen de un


cuerpo.

Densidad = masa / volumen

Punto de fusión
Fusión es el proceso por el que una sustancia sólida al calentarse se convierte en
líquido. Es el proceso inverso a la solidificación. Llamamos punto de fusión de una
sustancia a la temperatura a la que se produce su fusión. Es una propiedad física
característica de cada sustancia. Mientras el sólido cambia de estado sólido a
estado líquido, la temperatura se mantiene constante.

Elasticidad
Es una propiedad que poseen algunos materiales o cuerpos por la que recuperan
la forma cuando cesa la acción de la fuerza que los deformaba. Ejemplo: la goma.

Brillo
Es el aspecto que ofrece la superficie de un mineral al reflejar la luz.

El brillo puede ser:

o Metálico: semejante al que tiene un metal.


o Adamantino: como el de los diamantes.
o Nacarado: parecido al del nácar de las perlas.
o Vítreo: como el del vidrio de las ventanas.
La dureza
Es la oposición que presentan los materiales a ser rayados.

El vidrio y el diamante son materiales duros, pues es difícil rayarlos.

El yeso, por el contrario, es un material más blando; se raya con facilidad

Punto de Ebullición
La ebullición comienza cuando al calentar un líquido aparecen burbujas de gas en
toda su masa. Esto ocurre a una temperatura fija para cada sustancia.

Llamamos Punto de ebullición de una sustancia a la temperatura a que se produce


la ebullición de dicha sustancia. A nivel microscópico ocurre que casi todas las
partículas tienen energía suficiente para escapar del líquido y liberarse en forma de
gas.

Resistencia
Es la propiedad de ciertos materiales, como el acero, para soportar grandes
esfuerzos. Dichos materiales se emplean para elaborar estructuras que deban
soportar mucho peso (puentes, rascacielos,)

Fenómenos Físicos De La Materia


La materia puede someterse a dos tipos de procesos o fenómenos, los físicos y los
químicos.
Cuando ocurre un fenómeno físico las sustancias realizan un proceso o cambio sin
perder sus propiedades características, es decir, sin modificar su naturaleza.
Son aquellos cambios reversibles, ya que ocurren cambios de energía y se detectan
por observación o por medición.
Son aquellos que se distinguen a simple vista ya que no modifica su composición
química, sin formar nuevas sustancias.
A nivel subatómico las reacciones químicas implican una interacción que se produce
a nivel de los electrones de los átomos (no a nivel de los núcleos atómicos).
Ejemplos de fenómenos físicos:
 La deformación elástica de una barra de metal
 La fuerza ejercida por un cuerpo sobre otro
 Una pelota rodando
 El agua hirviendo
 La transformación del Hidrógeno en Helio (fusión nuclear)
 El agua del mar se evapora: Ebullición (fenómeno físico).
 La luz del sol pasa a través de las gotas de agua dispersas en el aire y forma
un arcoíris: Dispersión de la luz (físico).
 Una madera se quiebra (fenómeno físico).
 El agua se congela formando hielo: Fusión (fenómeno físico)
 El aceite flota en el agua: fenómeno físico

Fenómenos Químicos De La Materia


Cualquier cambio duradero, permanente de la materia, se puede definir como
fenómeno químico; es decir cualquier modificación en la estructura de la materia,
por lo que un compuesto se transforma en otro con propiedades especificas
diferentes.
Un ejemplo de fenómeno químico es la combustión; todos los combustibles durante
este proceso pierden sus propiedades especificas transformándose en otros
compuestos que poseen características diferentes.
Algunos fenómenos químicos cotidianos muy comunes son:
 Encender un fósforo
 Oscurecimiento de la manzana después de cortada (oxidación)
 Combustión del papel o del gas que usas para cocinar.
 Encender una vela – ver explicación de como se consume una vela, en
detalle.
 Oxidación de un metal (por ejemplo: La corrosión de las puertas, ventanas y
objetos metálicos a la intemperie o en ambientes muy húmedos)
 Digestión de los alimentos
 La grabación del negativo de una fotografía
 La fermentación en general
 La cocción de los alimentos
 Las transformaciones de los alimentos en nuestro organismo
 La degradación de los desperdicios orgánicos realizada por microorganismos
 Ácido Clorhídrico (HCl) con Hidróxido de sodio (NaOH) se combinan
formando cloruro de sodio (NaCl) y agua.
El sodio metálico en contacto con agua, flota en el agua descomponiéndola,
desprendiendo hidrógeno y formando un hidróxido a través de una reacción
exotérmica que puede provocar una explosión.
Otros claros ejemplos de los fenómenos químicos.
 Oxidación del hierro. El hierro se oxida cuando reacciona con el oxígeno.
 Fotosíntesis La fotosíntesis es un complejo proceso químico que
básicamente convierte la energía solar en alimento para las plantas.
 Combustión. Cualquier proceso de combustión. Es decir, todo fenómeno que
prevé que un material se incendie y se “queme”. Ya sea combustión de
madera o bien la combustión de un gas.
 Cocinar carne. Cocinar carne o cualquier alimento no es más que un proceso
químico. En particular, en este ejemplo, la carne pasa de roja (cruda) a
marrón (cocida). El fenómeno químico en cuestión se llama Reacción de
Maillard.

Estados De Agregación De La Materia


Por la forma en que se comportan los cuerpos frente a fuerzas que se le aplican, se
clasifican en cuatro grupos llamados estados de agregación o estados físicos.
Todas las sustancias se pueden presentar en los cuatro estados de agregación
dependiendo de las condiciones de presión y temperatura a que se encuentren.

Estado Solidó
Presentan el estado solidó aquellos cuerpos que tienen forma y volumen definido o
propio, resisten a los agentes que tienden a cambiar su forma y volumen, debido a
que entre sus moléculas existe una gran fuerza de atracción.

Estado Líquido
Presentan el estado líquido aquellos cuerpos que tienen volumen propio o definido,
que adoptan la forma del recipiente que los contiene, resisten a los agentes que
tienden a cambiar su volumen, pero no así a los agentes que tienden a cambiar su
forma, esto debido a que la fuerza de atracción y fuerza de repulsión entre
moléculas son muy parecidas.

Estado Gaseoso
Presentan el estado gaseoso, aquellos cuerpos que toman la forma y volumen del
recipiente que los contiene, por lo mismo no resisten a los agentes que cambian su
forma y volumen, esto de debe a que la fuerza de atracción entre sus moléculas es
muy pequeña en comparación a su fuerza de repulsión.
Estado Plasma
Es la menos común para la experiencia cotidiana, puede considerarse como el
estado normal de la materia en el universo, el sol, las estrellas y materia
intergaláctica, si el vapor se calienta a temperaturas superiores a 2000oC los
átomos se disocian formando un gas de electrones libres y núcleos puros llamados
PLASMA.

Cambio De Estado De La Materia


se denomina cambio de estado a la evolución de la materia entre varios estados de
agregación sin que ocurra un cambio en su composición. Los tres estados más
estudiados y comunes en la Tierra son el sólido, el líquido y el gaseoso; no obstante,
el estado de agregación más común en el Universo es el plasma, material del que
están compuestas las estrellas (si se descarta la materia oscura).
Los tipos de cambio de estado
Son los procesos en los que un estado de la materia cambia a otro manteniendo
una semejanza en su composición. A continuación, se describen los diferentes
cambios de estado o transformaciones de fase de la materia:
 Fusión: Es el paso de un sólido al estado líquido por medio del calor; durante
este proceso endotérmico (proceso que absorbe energía para llevarse a cabo
este cambio) hay un punto en que la temperatura permanece constante. El
"punto de fusión" es la temperatura a la cual el sólido se funde, por lo que su
valor es particular para cada sustancia. Dichas moléculas se moverán en una
forma independiente, transformándose en un líquido. Un ejemplo podría ser
un hielo derritiéndose, pues pasa de estado sólido al líquido.
 Solidificación: Es el paso de un líquido a sólido por medio del enfriamiento;
el proceso es exotérmico. El "punto de solidificación" o de congelación es la
temperatura a la cual el líquido se solidifica y permanece constante durante
el cambio, y coincide con el punto de fusión si se realiza de forma lenta
(reversible); su valor es también específico.
 Vaporización y ebullición: Son los procesos físicos en los que un líquido
pasa a estado gaseoso. Si se realiza cuando la temperatura de la totalidad
del líquido iguala al punto de ebullición del líquido a esa presión al continuar
calentando el líquido, éste absorbe el calor, pero sin aumentar la
temperatura: el calor se emplea en la conversión del agua en estado líquido
en agua en estado gaseoso, hasta que la totalidad de la masa pasa al estado
gaseoso. En ese momento es posible aumentar la temperatura del gas.
 Condensación: Se denomina condensación al cambio de estado de la
materia que se pasa de forma gaseosa a forma líquida. Es el proceso inverso
a la vaporización. Si se produce un paso de estado gaseoso a estado sólido
de manera directa, el proceso es llamado sublimación inversa. Si se produce
un paso del estado líquido a sólido se denomina solidificación.
 Sublimación: Es el proceso que consiste en el cambio de estado de la
materia sólida al estado gaseoso sin pasar por el estado líquido. Un ejemplo
clásico de sustancia capaz de sublimarse es el hielo seco.
 Sublimación inversa: Es el paso directo del estado gaseoso al estado
sólido.
 Ionización: Es el cambio de un gas a plasma.
 Desionización: Es el cambio de un plasma a gas.
Es importante hacer notar que, en todas las transformaciones de fase de las
sustancias, éstas no se transforman en otras sustancias, solo cambia su estado
físico.
Los cambios de estado están divididos generalmente en dos tipos: progresivos y
regresivos.
 Cambios progresivos: Vaporización, fusión y sublimación progresiva.
 Cambios regresivos: Condensación, solidificación y sublimación regresiva.
Punto de fusión
Puntos de fusión (en azul) y puntos de ebullición (en rosado) de los ocho primeros
ácidos carboxílicos (°C).
El punto de fusión es la temperatura a la cual la materia pasa de estado sólido a
estado líquido, es decir, se funde.
Al efecto de fundir un metal se le llama fusión (no podemos confundirlo con el punto
de fusión). También se suele denominar fusión al efecto de licuar o derretir una
sustancia sólida, congelada o pastosa, en líquida.
En la mayoría de las sustancias, el punto de fusión y de congelación, son iguales.
Pero esto no siempre es así: por ejemplo, el agar-agar se funde a 85 °C y se
solidifica a partir de los 31 °C a 40 °C; este proceso se conoce como histéresis.
En geología, se denomina punto de solidus a la temperatura en la que empieza a
fundirse una roca y punto de liquidus a la temperatura en la que la fusión es total.
Tanto la presencia de agua como una disminución de la presión pueden rebajar los
puntos de solidus y liquidus de una roca, facilitando la formación de magmas sin
aumentar la temperatura.
 Punto de ebullición
El punto de ebullición es aquella temperatura en la cual la materia cambia de estado
líquido a gaseoso1. Expresado de otra manera, en un líquido, el punto de ebullición
es la temperatura a la cual la presión de vapor del líquido es igual a la presión del
medio que rodea al líquido. En esas condiciones se puede formar vapor en cualquier
punto del líquido.
La temperatura de una sustancia o cuerpo depende de la energía cinética media de
las moléculas. A temperaturas inferiores al punto de ebullición, sólo una pequeña
fracción de las moléculas en la superficie tiene energía suficiente para romper la
tensión superficial y escapar. Este incremento de energía constituye un intercambio
de calor que da lugar al aumento de la entropía del sistema (tendencia al desorden
de las partículas que lo componen).
El punto de ebullición depende de la masa molecular de la sustancia y del tipo de
las fuerzas intermoleculares de esta sustancia. Para ello se debe determinar si la
sustancia es covalente polar, covalente no polar, y determinar el tipo de enlaces
(dipolo permanente - dipolo inducido o puentes de hidrógeno).