Вы находитесь на странице: 1из 2

Campos morfogenéticos:

Los campos mórficos son campos de forma; campos, patrones o estructuras de orden. Estos campos organizan no
solo los campos de organismos vivos sino también de cristales y moléculas. Cada tipo de molécula, cada proteína por
ejemplo, un campo de hemoglobina, un campo de insulina, tiene su propio campo mórfico. De igual manera cada
tipo de cristal, cada tipo de organismo, cada tipo de instinto o patrón de comportamiento tiene su campo mórfico.
Estos campos son los que ordenan la naturaleza.

El investigador que propuso este concepto se llama Rupert Sheldrake ( nació en Newark, el 28 de junio de 1942, es
un escritor, bioquímico y biólogo británico, conocido principalmente por la investigación de la resonancia mórfica ),
Los campos mórficos, como los campos conocidos de la física, son regiones materiales de influencia que actúan a
través del tiempo y del espacio. Se localizan tanto en los sistemas que organizan como a su alrededor. Son patrones
organizados de influencia potenciales, y pueden volver a aparecer físicamente en otro tiempo y lugar, en el
momento y lugar en que las condiciones físicas sean adecuadas; contienen una especie de memoria acumulativa y
tienden a ser cada vez más habituales.

De esta manera el autor nos sugiere que existe en la naturaleza una tendencia (inteligente) a archivar la serie de
acontecimientos que suceden y así influir en las sucesiones futuras. Obviamente esta postura suscita muchas
interrogantes. Una de ellas sería, por ejemplo: ¿Cómo puede haber una transmisión de influencias del pasado al
presente, qué además burle las concepciones Newtonianas del tiempo y espacio? Ante preguntas como estas el
autor tuvo que proporcionar un nuevo concepto, "la Resonancia Mórfica", la cual definió como un proceso en el que
el pasado se hacía presente en los Campos Mórficos. Para clarificar un poco más el concepto se puede decir que la
"Resonancia Mórfica" es la propagación de la información que se encuentra en los Campos de la naturaleza ya
citados. Así, se conoce que el hábito o repetición es fundamental para que este proceso ocurra. Al afirmar que los
Campos Mórficos poseen memoria también se hace énfasis en que esta es acumulativa, entonces, cuando dicha
repetición ha tenido lugar a escala astronómica a través de miles de millones de años, como en el caso de muchos
átomos, moléculas y cristales, la naturaleza de tales objetos es tan habitual que resulta inmutable, o aparentemente
eterna.

En resumidas cuentas, la repetición de un evento hace que se forme un Campo Mórfico que es determinante para
futuras apariciones del evento. En términos más sencillo se podría decir que la resonancia mórfica es una vía
mediante la cual el conocimiento se transmite instantáneamente entre los miembros de una especie y ello
independientemente del espacio y del tiempo.

Resonancia mórfica:

La resonancia mórfica es un principio de memoria en la naturaleza. Todo lo similar dentro de un sistema auto
organizado será influido por todo lo que ha sucedido en el pasado, y todo lo que suceda en el futuro en un sistema
similar será influido por lo que sucede en el presente. Es una memoria en la naturaleza basada en la similitud, y se
aplica a átomos, moléculas, cristales, organismos vivos, animales, plantas, cerebros, sociedades y, también, planetas
y galaxias. Así que es un principio de memoria y hábito en la naturaleza.

La resonancia mórfica tiene lugar a través de campos morfogenéticos y da lugar a sus estructuras características. Y es
que un determinado campo morfogenéticos no sólo ejerce en una influencia sobre la forma de un sistema, sino que
la forma de este sistema ejerce, a su vez, una influencia sobre el campo morfogenéticos y, a través de él, se hace
presente ante sistemas posteriores similares.

Los tipos de campos morfogenéticos:

Hay diferentes tipos de "campo mórfico", un término genérico que se refiere a toda clase de campos que tienen una
memoria inherente establecida por resonancia mórfica con sistemas similares anteriores. Estos son:
 Los campos motores, como los campos morfogenéticos, se hallan jerárquicamente organizados y suelen
estar ligados al desarrollo, la supervivencia y la reproducción. En este punto, el campo motor se convierte
en un campo conductual, responsable de organizar las pautas conductuales heredadas o aprendidas.
 Los campos conductuales, se encarga de organizar los patrones de conducta heredada, responsables de
buscar, obtener y consumir. Algunos campos conductuales especiales controlan los diferentes tipos de
comunicación entre individuos, así como las tareas diferenciadas que llevan a cabo los diferentes individuos.
 Los campos sociales, este tipo de campo organiza la forma de la sociedad y las relaciones existentes entre
los distintos individuos que lo componen. Es un campo en una jerarquía anidada de campos, un campo que
ocupa un nivel superior y más inclusivo que los organismos individuales que configuran esa sociedad.

Entonces se podría decir que, los campos morfogenéticos organizan la morfogénesis, los campos motores organizan
el movimiento, los campos conductuales organizan la conducta y los campos sociales organizan las sociedades. Estos
campos se hallan jerárquicamente organizados, lo que significa que los campos sociales incluyen y organizan los
campos conductuales de los individuos dentro de la sociedad; que los campos conductuales de los individuos
organizan sus campos motores y que los campos motores dependen, para su actividad, de los sistemas nerviosos y
de los cuerpos de los individuos organizados por los campos morfogenéticos.

La causación formativa:

La hipótesis de la "causación formativa" sostiene que los campos morfogenéticos desempeñan un papel causal en el
desarrollo y mantenimiento, a cualquier nivel de complejidad, de las formas de los sistemas. Y hay que decir que, en
este contexto, la expresión "forma" no se limita exclusivamente a la apariencia de la superficie externa o límite de un
sistema, sino que también incluye su estructura interna. Llamamos causación formativa a esta causalidad de forma a
través de campos morfogenéticos para distinguirla de la modalidad de causación energética de la que se ocupa la
física.

¿Qué tiene esto que ver con la Psicología?:

A simple vista se podrían confundir los lazos existentes entre estas teorías biológicas y las concepciones psicológicas.
Sin embargo, agudizando en detalle nuestra visión, nos percataremos que las repercusiones para la psicología de
teorías como la de los Campos Mórficos son asombrosas. La idea de los Campos Mórficos permite rescatar todas
aquellas concepciones holísticas de la Psicología que pretendían que el ser humano además de ser un ente individual
pertenece a una colectividad que debe aceptar y conocer. En palabras de R. Sheldrake se leería así: Esta idea permite
ver el funcionamiento de la memoria individual, la herencia de los instintos, las capacidades de conducta como
aspectos diferentes de un mismo fenómeno.

educación