Вы находитесь на странице: 1из 26

La curva del impuesto sobre la renta local Laffer

en Suecia*
Martin Nordström y Emelie Värja

Escuela de Negocios de la Universidad de Örebro

Anteproyecto

Abstracto

En este estudio, estimamos los efectos de un aumento de impuestos sobre los ingresos
fiscales locales, en una estimación de la curva de Laffer para el impuesto local sobre la
renta en Suecia. Con los datos de 2000-2013 para 285 municipios suecos, estimamos
un modelo de efectos fijos 2SLS. Para tener en cuenta la potencial endogeneidad de las
tasas impositivas, utilizamos la competencia fiscal como instrumento para la tasa
impositiva.
Este instrumento está construido por una matriz de peso de distancia inversa espacial.
También probamos formas más complejas de la curva de Laffer. Nuestros hallazgos
sugieren que la curva de Laffer del impuesto sobre la renta del municipio sueco no tiene
la forma de U invertida tradicional.
Palabras clave: curva Laffer, impuestos, gobiernos regionales
1. Introducción
¿Se pueden recaudar más ingresos fiscales? Para Grecia, esta cuestión se hizo urgente
muy rápidamente en 2010. Para las municipalidades suecas, con el envejecimiento de
la población y la creciente demanda de servicios públicos, es una pregunta que se hace
con creciente urgencia. En ambos casos, la elasticidad de las tasas impositivas sobre
los ingresos fiscales está en el centro del análisis. Sin embargo, las estimaciones
empíricas explícitas de las elasticidades de los ingresos fiscales no son tan comunes
como cabría esperar. El objetivo de este documento es investigar la elasticidad de los
ingresos del impuesto a la renta local sueco.
La relación entre las tasas de impuestos y los ingresos fiscales a menudo se conoce
como la curva de Laffer. Una de las características clave de la curva tradicional de Laffer
es que tiene pendiente negativa tasas de impuestos suficientemente altas. La curva se
configura así como una U invertida. Una relación negativa decreciente para tasas
impositivas más altas parece intuitiva pero, como lo analiza Malcomson (1986), una
relación negativa no es una necesidad teórica. Los trabajadores podrían recurrir
completamente al mercado no oficial y los ingresos fiscales se basarían en los
trabajadores que se detectan. Sin embargo, se ha encontrado anteriormente soporte
para una curva de Laffer en forma de U invertida en impuestos de capital e IVA,
respectivamente (Haughwout, Inman, Craig y Luce, 2004; Irlanda, 1994). Pero el soporte
empírico para una curva Laffer en forma de U para el impuesto a la renta es menos
común (por ejemplo, Agell y Persson (2001)). En los estudios comparativos entre países
se ha encontrado que Suecia está cerca o más allá del pico (Feige y Mcgee, 1983;
Heijman y Van Phem, 2005; Jonsson y Klein, 2003; Trabandt y Uhlig, 2011), por lo que
es un caso interesante para estudiar.
Complementamos investigaciones previas sobre datos suecos (Bastani & Selin, 2014;
Blomquist & Selin, 2010; Gelber, 2014; Hansson, 2007; Holmlund & Söderström, 2011;
Ljunge & Ragan, 2007; Selén, 2002) observando los ingresos locales impuestos, algo
que, por lo que sabemos, no se ha hecho antes en el contexto sueco, y solo de forma
escasa (Haughwout et al., 2004). Usando datos agregados y el impuesto a la renta local,
que es un impuesto fijo, podemos estimar una curva de Laffer y por lo tanto la elasticidad
de los ingresos fiscales a partir de un cambio en la tasa impositiva. Vemos posibles
implicaciones de política, que nuestro resultado puede ser útil para pronósticos y
evaluaciones en los gobiernos locales. Los estudios previos sobre las elasticidades
ingreso en Suecia se basan en datos a nivel individual. Pero incluso si la curva de Laffer
es de un solo pico para cada individuo, la curva de Laffer agregada está de acuerdo con
Spiegel y Templeman (2004), que es probable que tenga un pico múltiple debido a la
distribución del ingreso y diferentes picos para diferentes individuos. Desde el punto de
vista del consejo local, el efecto agregado es de interés principal ya que determina el
resultado, es decir, los ingresos tributarios que pueden utilizarse para financiar la
prestación de servicios para los residentes. Al usar datos agregados también podemos
probar la posibilidad teórica de picos múltiples.
Para tener en cuenta el posible problema de endogeneidad entre las tasas impositivas
y la renta imponible, utilizamos un enfoque de variable de instrumento en el que
gravamos la competencia entre municipios como instrumento. Nuestro conjunto de
datos, que consta de 285 municipios de más de 14 años, nos permitió utilizar efectos
fijos. Nuestros hallazgos sugieren que la curva Laffer del impuesto a la renta a nivel local
para Suecia no tiene la forma de U invertida, y que la elasticidad ingreso varía sobre las
tasas impositivas. La mayoría de los municipios todavía puede aumentar los ingresos
aumentando la tasa de impuestos, pero los municipios con tasas impositivas entre 17 y
20 por ciento podrían tener una pendiente negativa.
El documento está organizado de la siguiente manera. La siguiente sección resume
estudios previos. La Sección 3 brinda un trasfondo del sistema impositivo sueco. En la
Sección 4 se proporciona la especificación teórica y empírica. En la Sección 5, los datos
se presentan seguidos por los resultados en la Sección 6. El documento finaliza con las
observaciones finales en la Sección 7.
2. Estudios previos
De acuerdo con la configuración de la curva tradicional de Laffer, un aumento en la tasa
de impuestos disminuye la oferta de mano de obra. El tamaño del efecto negativo de un
aumento de impuestos dependerá de la elasticidad del suministro del insumo con
respecto a los rendimientos (Laffer, 2004). Los primeros estudios empíricos sobre el
efecto de un cambio en la tasa impositiva sobre el ingreso investigaron el efecto sobre
la oferta laboral solamente. Sin embargo, otras posibles reacciones son que las
personas recurren a los mercados no oficiales, participan en la evasión de impuestos o
alteran su fuente de ingresos. Por lo tanto, el uso de la oferta de trabajo podría
subestimar los efectos de un cambio impositivo en los ingresos (Feldstein, 1995). El
primer documento que resumió estos efectos en la elasticidad de los ingresos
imponibles fue Lindsey (1987). Lindsey utilizó una muestra de corte transversal y fue
criticada por no tener en cuenta la creciente brecha en la distribución del ingreso. Al
analizar la ley de reforma tributaria de 1986 en los EE. UU., Donde las tasas impositivas
marginales se redujeron para los grupos de altos ingresos, Feldstein (1995) abordó este
problema y fue el primero en utilizar datos de panel para investigar la sensibilidad de los
ingresos gravables a los cambios en los impuestos tasas Desde entonces, se han
realizado múltiples estudios sobre el efecto de un cambio impositivo en los ingresos. La
mayoría de estos han utilizado microdatos y experimentos naturales como estrategias
de identificación; ver Saez, Slemrod y Giertz (2012) para una revisión.
Hasta donde sabemos, solo hay unos pocos documentos que han examinado las curvas
de impuestos locales de Laffer. Buettner (2003) utilizó un enfoque GMM para investigar
el efecto que los cambios en las tasas impositivas del capital tienen sobre la base
impositiva entre una selección de municipalidades alemanas. En este trabajo también
se analiza la correlación espacial entre las tasas impositivas y los cambios en el efecto
sobre las tasas del impuesto sobre el capital en los municipios vecinos sobre la base
tributaria. Como la relación entre la tasa impositiva y la base impositiva es lo que Laffer.
se refiere como el efecto económico, esto es esencialmente una estimación de una
curva de Laffer. Utilizando un ajuste de crecimiento endógeno Na Haughwout et al.
(2004) analizaron las curvas de Laffer (colinas de ingresos fiscales) para cuatro
ciudades en los Estados Unidos: Houston, Minneapolis, Nueva York y Filadelfia. Los
hallazgos en este trabajo fueron que la imposición de ingresos o salarios tiene un efecto
negativo significativo en la base tributaria en Nueva York, lo que significa que podría
haber una curva de Laffer invertida en forma de U.
En estudios de la curva de Laffer, Suecia se presenta a menudo como uno de los países
desarrollados que está más cerca o incluso más allá del pico de la curva de Laffer (Feige
y Mcgee, 1983; Heijman y Van Ophem, 2005; Jonsson & Klein, 2003). ; Trabandt y Uhlig,
2011). Pero considerar a Suecia como una unidad en lo que respecta al impuesto a la
renta es problemático. Los ingresos del impuesto sobre la renta se encuentran en Suecia
principalmente recaudados a nivel local, lo que genera una variación en las tasas del
impuesto a la renta. En el contexto sueco hay una literatura que investiga la elasticidad
del ingreso con respecto al impuesto a la renta. Estas estimaciones de la elasticidad
ingreso podrían usarse para calcular la pérdida de peso muerto de los impuestos y, por
lo tanto, la elasticidad del ingreso tributario (Feldstein, 1999). Estos documentos han
utilizado las reformas tributarias suecas, particularmente la de 1990/91, como un
experimento natural (Blomquist & Selin, 2010; Gelber, 2014; Hansson, 2007; Ljunge &
Ragan, 2007; Selén, 2002), o cambios en el impuesto a la renta nacional (Bastani &
Selin, 2014; Holmlund & Söderström, 2011). Tanto las reformas tributarias como el
impuesto a la renta nacional afectaron principalmente a las personas de altos ingresos.
Sin embargo, estudios previos han demostrado que las elasticidades ingreso difieren
entre los grupos de ingresos (Saez et al., 2012). Un enfoque en las personas de altos
ingresos puede resultar en estimaciones de elasticidades de impuestos promedio que
sufren de sesgo de selección. Además, estos estudios se basan en una muestra de
individuos. Existe evidencia que sugiere que tales estimaciones son sensibles a la
selección de muestras (Giertz, 2004). Nuestro estudio se relaciona con el trabajo de
Sørensen (2010), que proporciona una estimación de la elasticidad de la base impositiva
si todas las tasas del impuesto sobre la renta del empleo se incrementaran
simultáneamente. Desarrollamos esto aún más al considerar las consecuencias de los
cambios tributarios en un solo municipio.
3. Antecedentes institucionales
Suecia consta de 290 municipios. Estos se financian principalmente a través de un
impuesto fijo sobre ingresos de empleo. La Figura 1 muestra la distribución del ingreso
a la suma de todos los municipios presupuestos según la fuente de ingresos en 2014.
Los impuestos proporcionan el 68 por ciento del ingreso total.
(Figura 1 aquí)
Cada municipio establece su propia tasa de impuesto a la renta. Todos los impuestos
son recaudados por la autoridad fiscal central y luego distribuido a los municipios. El
pago del impuesto a la renta se deduce automáticamente del ingreso bruto del empleado
y el ingreso bruto es reportado por el empleador. Impuesto sobre la renta se paga al
municipio donde el contribuyente fue registrado el 1 de noviembre del año anterior a
impuestos. El gasto principal de los municipios es la escolarización, seguida de la
atención a los ancianos. Distribución del gasto municipal total en Suecia para 2014,
distribuidos de acuerdo con las actividades, se presentado en la Figura 2.
(Figura 2 aquí)
Suecia también está dividida en 21 regiones diferentes. Las regiones también están
financiadas por una tasa de impuesto plana sobre ingresos de empleo. Comparten la
base impositiva con los municipios de la región. Me gusta el municipio las regiones son
libres de decidir la tasa de impuestos. Las principales obligaciones de las regiones son
cuidado de la salud y transporte público. El impuesto a la renta de empleo se recauda
sobre los ingresos provenientes del trabajo, las donaciones y las pensiones. En 1991
Suecia completó "la reforma fiscal del siglo" para simplificar el sistema y ampliar el
impuesto base. El impuesto a la renta del empleo se recauda principalmente a nivel
municipal y regional. Las tasas de impuestos se deciden por separado por los consejos
locales y regionales como parte de una regla de autogobernanza local. Las tasas
impositivas municipales para los años en este estudio varían de 16.18 por ciento a 23.9
por ciento. La tasa es la misma para todos los habitantes de un municipio que tienen un
ingreso superior un umbral mínimo1. Las tasas de impuestos regionales para el mismo
período van del 9.13 por ciento a 12.27 por ciento. Además de los impuestos a la renta
locales y regionales, también existe una tasa impositiva nacional de 20 Porcentaje de
ingresos laborales por encima de un umbral (430 200 SEK o aproximadamente 45 000
EUR para 2015) y un 5 por ciento adicional (25 por ciento total) en ingresos por encima
de un segundo umbral (616 100 SEK o aprox. 66 000 EUR para 2015)2. Finalmente,
también se recaudó un impuesto sobre la renta Iglesia de Suecia hasta el año 2000
cuando este impuesto fue eliminado, y en parte reemplazado por un funeral tarifa (en
promedio 0,22 por ciento para 2015).
Desde 2008, los municipios suecos también cobran una tarifa de propiedad. La tarifa,
establecida por la central gobierno, es a lo sumo 0,75 por ciento sobre el valor de la
propiedad para casas unifamiliares, pero con un máximo nivel (7 112 SEK o
aproximadamente 760 EUR por año para 2015). Los municipios también son financiados
por tarifas en servicios y por subvenciones del gobierno. La imposición sobre el ingreso
laboral en Suecia también es afectada por el crédito tributario por ingreso del trabajo. El
crédito tributario por ingreso del trabajo se introdujo gradualmente entre 2007 y 2012 y
es un crédito fiscal sobre los ingresos derivados de la mano de obra3. Además, los
empleadores están obligado a pagar impuestos sobre la nómina4.
4. Especificaciones teóricas y empíricas
Siguiendo los resultados teóricos de Malcomson (1986), no hacemos un a priori
supuesto de que la relación entre la tasa impositiva y los ingresos fiscales es continua
para todas las tasas impositivas. Esto significa que no suponemos que la relación está
disminuyendo para tasas impositivas altas. En su lugar, empleamos una prueba U para
ver si nuestros datos respaldan una curva Laffer invertida en forma de U. Con base en
los hallazgos de Spiegel y Templeman (2004), incluso si una curva de Laffer individual
tiene un solo pico, una curva de Laffer agregada puede tener picos múltiples debido a
las desigualdades de ingresos entre individuos, también probaremos formas más
complejas. También aquí usamos la prueba U, si encontramos una forma de U ordinaria
en nuestros datos, esto implica una forma más compleja, ya que la curva debe comenzar
en el origen. Controlaremos parte del efecto dinámico de un cambio en la tasa de
impuestos incluyendo también una variable de tasa impositiva rezagada en el modelo.
Los ingresos fiscales son el producto de la tasa impositiva y la base tributaria. Aquí la
base tributaria es el ingreso laboral. Lo que hace que la curva de Laffer sea
potencialmente descendente es que el ingreso es una función de la tasa impositiva.

Donde Rev es ingresos fiscales y Tax es la tasa impositiva municipal. La especificación


correcta de la forma funcional dependerá fundamentalmente de la especificación de
f( Tax). Si el ingreso disminuye linealmente en la tasa impositiva, implica que la curva
de Laffer tiene la tradicional forma de U invertida.

1 Este umbral donde 18739 SEK o aprox. 2000 EURO en el año 2016
2 El impuesto nacional se introdujo por primera vez como un impuesto del 20 por ciento sobre los
ingresos superiores a un umbral. En 1995, la tasa era elevado al 25 por ciento y desde 1999
Suecia ha tenido el sistema con dos umbrales.
3 5 Se basa en la tasa del impuesto a la renta municipal y en los ingresos por empleo, pero con

una cantidad máxima de alrededor de 2000 coronas suecas / aprox. 215 EUR por mes.
4 El impuesto sobre la nómina es alrededor del 31 por ciento del salario
A partir de este análisis simple, es evidente que la curva de Laffer es multiplicativa. A
correctamente la forma funcional especificada debería ser no lineal5. Sin embargo,
nuestros datos no cubren toda la gama de posibles rendimientos y tasas impositivas.
Las especificaciones de multiplicación obligan a la estimación a considerar el origen.
Como solo podemos estimar la relación dentro del rango de datos, intentamos el
enfoque convencional y estimamos una forma reducida con una especificación lineal en
sus argumentos. Aunque esto no proporcionará el modelo correcto, describirá la tasa de
cambio en los ingresos fiscales a partir de un cambio en la tasa impositiva que se
encuentra en los datos. Por lo tanto, nos dará una estimación de la elasticidad. Para
ajustar la posibilidad de no linealidades también incluiremos polinomios de orden
superior de la tasa de impuesto en la especificación.
Para probar si hay no linealidades, la forma estándar es incluir un término cuádrico. Un
coeficiente negativo y significativo en el término cuádrico indica una forma de U invertida
(dado que el coeficiente en el término no cuadrático es positivo y significativo). Sin
embargo, como señalan Lind y Mehlum (2010), estas condiciones no son suficientes
para concluir que los datos apoyan una forma de U invertida. Normalmente, un término
cuadrado podría ser significativo para cualquier relación convexa, incluso si es
monótona. Lind y Mehlum (2010) afirman que incluso si el punto extremo está dentro
del conjunto de datos, eso no es suficiente para concluir que hay una forma de U
invertida. Una prueba para la forma de U necesita demostrar que la función está
aumentando en valores bajos de los datos y disminuyendo en valores altos.
En nuestro entorno, según Lind y Mehlum (2010), para obtener las condiciones
necesarias y suficientes para una forma de U invertida, debemos evaluar

Suponiendo solo un punto extremo, probamos si la pendiente es positiva al principio y


negativa al final de un intervalo , donde el intervalo es el rango de datos
(min(Tax), max (Tax)).
Nuestra especificación de referencia es:

Donde Revi,t es el ingreso tributario municipal per capita y Taxi,t es la tasa impositiva
municipal. En respuesta a Spiegel y Templeman (2004), también estamos probando
picos múltiples, por lo que nuestro modelo se ampliará para incluir también polinomios
de orden superior. W es una matriz de peso de distancia inversa que toma en cuenta
que el ingreso disponible en los municipios vecinos afecta los ingresos fiscales en el
municipio. La matriz de ponderaciones otorga pesos más altos a los municipios más
cercanos al núcleo de densidad del municipio, si el municipio se encuentra en la misma

5
Además, no se puede linealizar a través del logaritmo, ya que eso hace que todas las funciones de
potencia sean lineales.
región de mercado de trabajo6. Xi,t es un vector que incluye variables de control que se
explicarán a continuación, y 𝜺i,t es un término de error específico municipal que varía a
lo largo del tiempo. Para controlar la heterogeneidad de tiempo específico a nivel
municipal, como la ubicación del municipio y los recursos naturales, utilizamos la
regresión de efectos fijos e incluimos una variable ficticia del municipio mi.
Se añaden variables ficticias (año) para filtrar los cambios macroeconómicos que son
iguales en todos municipios para un año determinado, como el crecimiento del PIB
nacional, las tasas de los bonos del gobierno y diferentes choques macro. Quizás aún
más importante, controlará los cambios en las políticas del gobierno central, como los
cambios en los impuestos gubernamentales. Las elasticidades de impuestos cruzados
se citan a menudo como un factor que afecta los ingresos7. Al incluir las variables
ficticias anuales, controlamos los cambios en las tasas impositivas del gobierno
nacional, siempre que sean iguales para todos los municipios. Existe una fuente de
heterogeneidad restante si la base tributaria relativa a la población se distribuye de
manera desigual entre los municipios. Para la mayoría de los impuestos, esto no es un
problema, pero los cambios en la tasa del impuesto a la renta del gobierno central se
aplican solo a aquellos con ingresos suficientemente altos. Para controlar esto,
incluimos la proporción de la población que paga el impuesto nacional sobre la tasa de
ingreso (renta) (State tax sharei,t) Esto también debería capturar los efectos asociados
con la distribución relativa de los que tienen altos ingresos. También controlamos la tasa
de desempleo (Unempi,t), ya que los cambios en los impuestos sobre la nómina solo
afectarán a los que están empleados.
A diferencia de las tasas impositivas nacionales, las tasas impositivas regionales no
estarán controladas por las variables ficticias anuales. Las tasas impositivas regionales
(Regional Taxi,t) se incluyen después de Aronsson, Lundberg y Wikstrom (2000),
quienes encuentran que los gastos municipales pueden explicarse en parte por los
gastos de la región. La razón es que la región y el municipio usan la misma base
impositiva. Una decisión de gasto en un nivel tendrá, por lo tanto, un efecto ingreso en
el otro nivel. Dada la estructura del sistema impositivo sueco, tal relación podría existir
entre los impuestos a las rentas municipales y regionales. El mismo argumento se aplica
a la cuota fúnebre (Funeral feei,t). Se espera que ambos factores tengan un efecto
negativo en los ingresos fiscales municipales.
Las donaciones son tanto verticales como horizontales, lo que significa que los
gobiernos locales reciben (o pagan) donaciones de (a) el gobierno nacional y otros
municipios, que se capturan en la variable Grantsi,t. La variable es la suma de las
concesiones verticales y horizontales. Estos constituyen alrededor del 30 por ciento del
ingreso total para los municipios. Las donaciones afectan el ingreso solo de manera
indirecta, ya que las subvenciones permiten a los municipios reducir los impuestos sin
disminuir la provisión de bienes y servicios provistos públicamente. Como el mayor gasto
generalmente conduce a mayores ingresos, ya que el municipio suele ser el empleador
más grande, el municipio también podría mantener una tasa de impuestos y aumentar
los ingresos fiscales debido a las subvenciones. (Dahlberg, Mork, Rattso y Agren, 2008)
encuentran que las subvenciones afectan principalmente al gasto municipal. Por lo

6
Municipios se dividen en regiones de mercado de trabajo de acuerdo con los patrones de
desplazamiento entre los municipios.
7
(Holmlund & Söderström, 2011) utilizaron esto para investigar la elasticidad del ingreso de las tasas
impositivas.
tanto, incluiremos los subsidios en nuestra regresión8. Además, un municipio también
puede aumentar el gasto asumiendo más deudas. Como el aumento del gasto tendrá
un efecto directo en el ingreso y, por lo tanto, en la deuda por ingresos fiscales (Debti,t)
se incluye en la estimación. Tenga en cuenta que no decimos nada sobre el largo plazo
efecto de aumentar las inversiones asumiendo deudas.
Controles adicionales incluidos en el modelo son variables que afectan el ingreso
promedio. Se espera que el ingreso promedio se correlacione negativamente con la tasa
de desempleo (Unempi,t) y la proporción de la población que es mayor (oldi,t), y la
proporción de la población que es menor de edad (youngi,t). También incluimos el nivel
de educación (Educationi,t), que se supone tiene un efecto positivo en la productividad
y, por lo tanto, en los ingresos fiscales. Nos aseguramos de que los controles estén
predeterminados utilizando retardos de un año. Para controlar los choques durante el
año, utilizamos el desempleo durante el año9.
Dado que las tasas impositivas se deciden al final del año antes de que se implementen,
existe un desfase natural entre el ingreso y la tasa impositiva. Esto reduce el riesgo de
endogeneidad. Pero las tasas de impuestos generalmente se decidirán según el
pronóstico de los ingresos futuros. Como este pronóstico estará relacionado con los
ingresos futuros, podría haber un problema de endogeneidad, a pesar del retraso. Para
controlar esta endogeneidad utilizamos un enfoque de variable de instrumento. Los
instrumentos utilizados en este estudio son la competencia fiscal (impuesto) TCi,t y la
competencia de criterio YCi,t. Según Edmark y Ågren (2008), los municipios vecinos de
Suecia adaptan las tasas impositivas entre sí. Esto es consistente con el resultado
encontrado por Buettner (2003) para los municipios alemanes. Una forma de incorporar
tal dependencia espacial es mediante el uso de una matriz espacial (Anselin, 1988). En
este estudio utilizamos dos matrices de peso diferentes, ambas basadas en la distancia
entre los núcleos de densidad de los municipios. La diferencia radica en la distribución
de ponderaciones entre los tipos de municipios. Para el instrumento sobre competencia
fiscal, la matriz de ponderación solo otorga peso a los municipios que se encuentran en
la misma región de mercado de trabajo, mientras que a los municipios que no están en
la misma región de mercado de trabajo se les asigna un peso cero. La otra matriz de
ponderación se basa en el tipo de municipio, donde los municipios categorizados10 como

8
10 En un control de robustez, excluimos las subvenciones, pero esto no altera nuestros resultados
principales.
9
La inclusión de la tasa de desempleo de este año significa que no se permite el cambio del trabajo al
desempleo debido a un aumento de impuestos en el modelo, esta es la razón por la que también
probamos incluir solo la tasa de desempleo rezagada. Esto conduce a un ligero cambio en las estimaciones
puntuales para la elasticidad ingreso de -0.25 a -0.311 (Tabla 5 columna 2) y de -0.353 a -0.442 (mirando
la columna 5 de la tabla 5) Este es un resultado esperado ya que las personas ahora pueden ir al desempleo
reduciendo sus ingresos. Sin embargo, también podría ser debido a un golpe exógeno a los diferentes
municipios, como una gran fábrica cerrando, etc. Para leer más acerca de la competencia de criterio,
véanse p. Besley y Case (1995)
10
Utilizamos la clasificación de los municipios según el tipo utilizado por la Asociación Sueca de Locales
Autoridades y Regiones. En esta clasificación se identifican los siguientes diez tipos diferentes (con el
número de municipios entre paréntesis): grandes ciudades con más de 200 000 habitantes (3); municipios
suburbanos (38); ciudades más grandes entre 50 000-200 000 residentes (31); municipios de cercanías
donde el 40 por ciento de los residentes viajan diariamente al trabajo (51); municipios de la industria del
turismo donde el número de noches de hotel supera los 21 por residente (20); municipios manufactureros
(54); municipios escasamente poblados (20); municipios en una región densamente poblada (35);
municipios en regiones escasamente pobladas (16).
el mismo tipo reciben un peso correspondiente a la distancia inversa al núcleo de
densidad. Todos los municipios que no están en la misma categoría reciben un peso
cero. Cuando utilizamos la tasa impositiva del mismo año de los municipios vecinos
como una variable de instrumento, sin embargo, todavía hay un efecto ingreso de los
municipios vecinos ya que la población recibe un ingreso disponible más bajo (o más
alto) cuando las tasas impositivas aumentan (disminuyen). Para controlar esto,
incluimos una variable de ingreso espacial como variable de control (Wln(DIncomej,t))
La decisión tributaria es simultánea entre los municipios y suponemos que la tasa
impositiva que se establece en un municipio afectará la tasa impositiva fijada por sus
vecinos11 .Esto implica un supuesto de información asimétrica entre los departamentos
de presupuesto de los municipios y los residentes con respecto a las tasas impositivas
futuras.
5. Datos
Utilizamos datos de panel de Statistics Sweden durante los años 2000-2013 para 285
de los 290 municipios suecos12. Todos los municipios de Suecia se ven afectados por
las mismas leyes e instituciones. Son libres de establecer su propia tasa impositiva, lo
que implica que las tasas impositivas varían entre los municipios para el mismo año y
dentro de los municipios para diferentes años. Al analizar las elasticidades de los
ingresos fiscales, un problema posible para estimar el efecto total de un cambio en la
tasa impositiva puede ser que las personas pueden cambiar de base impositiva y los
ingresos tributarios pueden aumentar a partir de otro tipo de base tributaria. Cuando
utilizamos los ingresos fiscales locales, y solo nos enfocamos en los efectos para el
gobierno local, no necesitamos dar cuenta de que un aumento en la tasa impositiva
puede hacer que las personas cambien su fuente de ingresos, lo que lleva a un aumento
en otra base tributaria (Saez et al., 2012). Dado que los municipios solo dependen de la
base del impuesto sobre la renta del empleo, esto no afectará sus ingresos fiscales.

La variable oldi,t-1, es la proporción de la población que tiene más de 74 años13. La


variable youngi,t-1 incluye a las personas menores de 15 años, que es la edad mínima
para empleo. Educationi,t es la proporción de personas con al menos tres años de
educación postsecundaria superior. Funeral feei,t-1 , es una tarifa pagada por todos los
que están registrados en Suecia y tienen una renta imponible. La variable i,t-1 contiene
las subvenciones netas pagadas o tomadas del municipio. Hay tres tipos diferentes de
subvenciones, subvenciones de ingresos, subvenciones de costes y subvenciones
estructurales. El objetivo de las subvenciones es garantizar que los municipios tengan
oportunidades financieras equivalentes para proporcionar bienestar a los habitantes,
independientemente de las condiciones estructurales, como la estructura de la
población y la ubicación. También incluimos una variable dependiente rezagada en
nuestras estimaciones.

11
También probamos incluir la variable de competencia fiscal rezagada como un control de robustez.
Esto no afecta notablemente los resultados.
12
Se excluye a Gotland debido a que la región del condado y el gobierno local son una unidad. También
excluimos otros cuatro municipios debido a cambios en sus fronteras: Södertälje, Knivsta, Nykvarn, Heby.
13
El objetivo es capturar una parte de la población que no trabaja y que a menudo necesita más recursos
locales. Usar 74 como recorte es bastante estándar a nivel internacional, pero no es obvio en Suecia,
donde la edad de jubilación es de 64 años. Sin embargo, la proporción de personas que trabajan después
de los 64 es aproximadamente la mitad del número que trabaja justo antes de los 64 años. la proporción
de personas que trabajan después de los 74 años es típicamente cero, lo que también es probable que
refleje una población menos saludable.
Dado que las personas pagan impuestos sobre la renta en el municipio donde se
registraron el 1 de noviembre del año anterior a la imposición, es decir, en t-1, no
capturamos el efecto sobre los ingresos tributarios causados por residentes que deciden
mudarse debido al cambio en la tasa impositiva. Por lo tanto, estaremos estimando un
límite inferior. Sin embargo, esto hará que nuestra competencia fiscal sea válida. Todas
las variables monetarias se deflactan utilizando el índice de precios al consumidor y
luego se transforman en registros para normalizar la distribución. Sin embargo, como
Grants puede ser positivo o negativo, la variable primero se ha transformado para que
sea positiva solo definiéndola en cien mil SEK percápita y luego agregando el número
uno. Esta transformación afecta la interpretación de las estimaciones puntuales. Una
explicación de todas las variables utilizadas en la estimación se encuentra en la Tabla
A1 en el Apéndice.
La renta imponible per cápita también tiene una variación más grande, de 18475 SEK /
1987 EUR a 57998 SEK / 6236 EUR a lo largo de los años.
Como usamos efectos fijos, la variación dentro de los municipios durante el intervalo de
tiempo estudiado es una medida interesante, ver la Tabla 1b.
(Tabla 1b aquí)
La variación dentro de las tasas de impuestos oscila entre 19.9 por ciento a 22.9 por
ciento, una variación de 3 por ciento. Sin embargo, esto sigue representando un
aumento del 15 por ciento en la tasa de impuestos.

6. Results
Los resultados de las primeras estimaciones se encuentran en la Tabla 214. Kleibergen-
Paap Wald rk F la estadística de la relevancia de los instrumentos excluidos se
encuentra en la parte inferior de la Tabla15.
(Tabla 2 aquí)
Los resultados en la columna dos muestran que la tasa impositiva municipal tiene un
coeficiente negativo y la el coeficiente de la tasa impositiva al cuadrado es positivo. Esto
es consistente con una curva Laffer en forma de U, y no con una curva de Laffer invertida
en forma de U. La prueba U admite una forma de U con un punto mínimo alrededor de
una tasa de impuesto del 20 por ciento, como se puede ver en la Figura 3.

14
De acuerdo con la prueba de multiplicador Lagrangian de Breusch y Pagan para efectos aleatorios, la
hipótesis nula es rechazado, lo que indica que hay diferencias significativas entre los municipios. Por lo
tanto, no podemos usar un OLS agrupados. También ejecutamos la prueba de Wald modificada, que
rechaza la hipótesis nula de varianza constante y motiva errores estándar robustos. Usando la prueba de
Autocorrelación de Wooldridge podemos rechazar la hipótesis nula que no existe una correlación serial y
concluye que se necesitan errores estándar robustos del clúster. La prueba de Hausman indica que
deberíamos usar efectos fijos en lugar de efectos aleatorios. Después de una prueba de Hausman
concluimos que IV es preferido sobre OLS. Por lo tanto, estimamos la ecuación (2) mediante el uso de
2SLS.
15
El estadístico Wald F de Kleibergen-Paap rk es la estadística relevante para usar cuando se prueban
instrumentos débiles si se utilizan errores estándar robustos agrupados, con valores críticos tomados de
Stock y Yogo (2005) y basados sobre el número de variables endógenas y el número de instrumentos. Para
muchas variables endógenas no se calcula el valor crítico, sin embargo, el valor de la estadística de prueba
es demasiado bajo para ser significativo, lo que significa que no informado en la tabla.
Los ingresos fiscales deben ser cero cuando la tasa de impuestos es cero. Esto implica
que debemos tener un máximo a la izquierda de nuestro mínimo estimado. Siguiendo la
lógica detrás de la curva tradicional de Laffer, deberíamos también tener un máximo a
la derecha de nuestro punto mínimo ya que ningún individuo racional daría sus ingresos
completos (Malcomson, 1986). Pero como lo discutió Malcomson (1986), la curva podría
no ser continua para tasas impositivas altas. Por lo tanto, no podemos concluir que hay
múltiples picos sin probar la hipótesis. En la columna dos de la Tabla 2, se encuentran
los resultados de la estimación de una curva de Laffer potencialmente múltiple. El
coeficiente en las cuatro variables de la tasa impositiva es significativo. En la Figura 4,
los valores se trazan, obteniéndose un gráfico con un punto mínimo a una tasa
impositiva del 20 por ciento y un posible punto máximo al 17 por ciento. Sin embargo,
en estas estimaciones nuestros instrumentos son débiles, por lo que se debe tener
precaución al interpretar los resultados.
(Figura 4 acerca de aquí)
Los ingresos fiscales deben ser cero cuando la tasa de impuestos es cero. Esto implica
que debemos tener un máximo a la izquierda de nuestro mínimo estimado. Siguiendo la
lógica detrás de la curva tradicional de Laffer, deberíamos también tener un máximo a
la derecha de nuestro punto mínimo ya que ningún individuo racional daría sus ingresos
completos (Malcomson, 1986). Pero como lo discutió Malcomson (1986), la curva podría
no ser continua para tasas impositivas altas. Por lo tanto, no podemos concluir que hay
múltiples picos sin probar la hipótesis. En la columna dos de la Tabla 2, se encuentran
los resultados de la estimación de una curva de Laffer potencialmente múltiple. El
coeficiente en las cuatro variables de la tasa impositiva es significativo. En la Figura 4,
los valores se trazan, obteniéndose un gráfico con un punto mínimo a una tasa
impositiva del 20 por ciento y un posible punto máximo al 17 por ciento. Sin embargo,
en estas estimaciones nuestros instrumentos son débiles, por lo que se debe tener
precaución al interpretar los resultados.
En la figura 4 vemos un segundo pico en el 23 por ciento. Este pico se encuentra dentro
de los datos, lo que significa que estimamos una disminución en la elasticidad de los
ingresos tributarios para las tasas impositivas más altas en nuestros datos. Pero esto
no significa que podamos decir que tenemos soporte para una curva de Laffer con
múltiples picos. La prueba U no respalda la hipótesis de un pico en esta región y, según
los resultados de la prueba, no podemos rechazar la posibilidad de que la curva de Laffer
aumente monótonamente por encima del mínimo a una tasa impositiva del 20 por ciento.
El coeficiente de la tasa impositiva rezagada es solo significativo en la estimación de la
curva Laffer puntual; el efecto es entonces positivo. Una explicación podría ser que lo
que capturamos es que un aumento en la tasa impositiva aumenta los ingresos, lo que
aumenta el gasto en el período siguiente. Las variables de control en las estimaciones
tienen los resultados esperados, lo que da algunas justificaciones para el modelo. La
educación tiene un coeficiente positivo y significativo. Esto es lo esperado ya que las
personas con educación superior tienen un ingreso medio más alto. La participación de
los jóvenes tiene un efecto negativo en los ingresos fiscales, como se esperaba.
También lo hace la tasa de desempleo, donde los desempleados tienen un ingreso
medio más bajo. La deuda tiene un efecto positivo en los ingresos tributarios, lo que
indica que los municipios pueden aumentar los ingresos fiscales al aumentar su deuda.
La proporción de individuos en el municipio que paga impuestos estatales tiene una
correlación positiva con los ingresos tributarios como se esperaba16. Hemos utilizado
dos instrumentos diferentes en estas estimaciones, ambos basados en matrices de
ponderaciones espaciales. En la Tabla A2 en el Apéndice se muestra el resultado de las
estimaciones con una sola matriz de ponderación. Los resultados no cambian en función
de la matriz de ponderación para nuestras estimaciones únicas de la curva de Laffer.
Pasando a estimaciones de picos múltiples cuando se utiliza la matriz de competencia
de criterio, los cuatro coeficientes de la tasa de impuesto son insignificantes, y el
instrumento es demasiado débil como antes, en ambas estimaciones de la curva de
Laffer múltiple en pico.

6.1. Elasticidades de ingreso


Para poder comparar nuestros resultados con estudios previos que utilizan datos
suecos, queremos estimar la elasticidad ingreso de los cambios en la tasa impositiva,
así como también la elasticidad neta de la tasa impositiva17. Al estimar una medida única
de la elasticidad, implica que la elasticidad es la misma en todos los individuos o que la
elasticidad promedio entre los individuos tiene una interpretación significativa. Dada esta
suposición, podemos utilizar nuestros datos agregados y medir la elasticidad promedio
entre los municipios, mediante la especificación de elasticidad constante:

También aquí tomamos en cuenta el efecto rezagado de un aumento de impuestos y


calculamos la elasticidad tomando (𝛽1 + 𝛽2 ) para obtener la elasticidad total. La Tabla
3 presenta los resultados de las elasticidades de ingreso promedio estimadas, usando
la tasa de impuestos como una porcentaje.
(Tabla 3 aquí)
Primero, estimamos la elasticidad ingreso con respecto a la tasa impositiva, véase la
columna 1 de la Tabla 3. El coeficiente estimado es -1.061 y es significativamente
diferente de cero. Si tomamos en cuenta el efecto rezagado, la elasticidad es -0.30, lo
que significa que un aumento de un porcentaje en la tasa de impuestos reducirá el
ingreso con 0.3 por ciento. Segundo, estimamos la elasticidad ingreso de la tasa neta
de impuestos. La columna 2 del cuadro 3 muestra que la elasticidad es 1.164 por ciento
con el efecto rezagado incluido, lo que significa que una disminución en la tasa
impositiva aumentaría el ingreso con 1.164 por ciento18.

16
Para controlar la influencia de los valores extremos, limitamos nuestra regresión a las tasas impositivas
entre 19 y 23 por ciento y para controlar los datos influyentes excluimos las tres principales ciudades
suecas, Estocolmo, Gotemburgo y Malmö. Nuestros hallazgos clave también se mantienen bajo estas
restricciones. También realizamos las estimaciones sin la variable dependiente rezagada, y esto no afecta
nuestros resultados. Intentamos aumentar el número de libertades mediante el uso de efectos fijos
regionales, pero una prueba de hausman sugiere que deberíamos usar efectos fijos municipales.
17
La tasa neta de impuestos es 1 tasa de impuestos.
18
Al igual que con las estimaciones de la curva Laffer, también probamos para ejecutar los diferentes
instrumentos por sí mismos. Los resultados se pueden encontrar en la Tabla A3 en el Apéndice y las
estimaciones de la elasticidad ingreso no cambian notablemente.
Llevamos a cabo una prueba de la validez de nuestros instrumentos al incluir un
segundo instrumento que se basa en cómo las personas han votado en las elecciones
locales19. Esto no altera mucho los resultados. La elasticidad del ingreso tributario se
encuentra ahora en torno a -0.271, como se puede ver en la columna 3 de la Tabla 3.
También probamos utilizando solo el instrumento de política, sin los instrumentos de
competencia fiscal, pero el instrumento es demasiado débil, lo que resulta en un
coeficiente insignificante para la red de elasticidad fiscal. Aun así, la estimación de la
elasticidad ingreso no cambia notablemente dependiendo de qué instrumentos se usen.
Esto habla a favor de los resultados y nuestros instrumentos. La estadística de la prueba
de Hansen J no rechaza la hipótesis de que nuestros instrumentos sean válidos. Como
los instrumentos se basan en diferentes factores que mueven la tasa impositiva, esto
también habla a favor de la validez de nuestro instrumento de competencia tributaria
(Murray, 2006).
Si la curva de Laffer del impuesto a la renta municipal sueco no tiene la forma de U
tradicional, hay razones para tener cuidado al usar elasticidades promedio para calcular
las curvas de Laffer. Para describir las implicaciones de nuestros resultados para los
municipios suecos, analizamos las elasticidades implícitas de los ingresos. Si primero
analizamos la elasticidad-ingreso estimada anteriormente en -0.3 por ciento, este
resultado implica una elasticidad de ingresos fiscales de 0.720 en el nivel impositivo
promedio. Hansson (2007) utiliza el enfoque de Feldstein (1999) para calcular la curva
implícita de Laffer de una elasticidad de tamaño similar. El resultado es una curva Laffer
en forma de U invertida sesgada a la derecha. En cuanto a las estimaciones de la curva
de Laffer, para calcular la elasticidad de los ingresos tributarios, primero debemos
transformarla para obtener la elasticidad de los ingresos tributarios suprimiendo los
índices, y reemplazando todas las variables de control por una constante (C). Esto
produce:

Tomando la derivada de los rendimientos de la Ecuación 4.

19
21 El instrumento (Right wingi,t)es una variable ficticia igual a uno si el partido gobernante en el
gobierno local es de cualquiera de los partidos de derecha. El instrumento es relevante si los partidos de
derecha son más a favor de impuestos más bajos. El instrumento no es válido si los cambios en el poder
político se ven afectados por los cambios en el ingreso medio, p. si las personas cambian su
comportamiento electoral junto con sus ingresos, o si hay migración de individuos con opiniones políticas
e ingresos similares. Recurriendo a Holmberg, Näsman y Wännström (2012), no percibimos que el primer
problema cause un problema significativo. El segundo es potencialmente más problemático si la migración
es lo suficientemente grande. La endogeneidad también surgirá si las personas castigan la mala gestión
real. De acuerdo con (Holmberg, 1993), poco peso se le da a las consideraciones municipales en las
elecciones suecas.
20
La elasticidad se calcula utilizando un ingreso promedio de 135000 SEK multiplicado por una tasa
impositiva del 20% y una recaudación impositiva de 27000 SEK. Un aumento del uno por ciento produce
una tasa impositiva del 20,2%, una elasticidad ingreso de -0,3 rinde un nuevo ingreso promedio de 134595
SEK y un ingreso fiscal de 27188 SEK, así ((27188-27000) / 27000) * 100 = 0.7.
A partir de la Ecuación 2 tenemos ese y sustituyéndolo

por la ecuación 5 y multiplicándolo por en ambos lados de la Ecuación 5


rendimientos

Los resultados del cálculo de esta elasticidad para diferentes tasas de impuestos se
encuentran en la Tabla 4. Tenga en cuenta que estas elasticidades se basan en las
estimaciones puntuales de la Tabla 2.
(Tabla 4 aquí)
De acuerdo con la Tabla 4, la elasticidad varía con las diferentes tasas de impuestos,
por lo que el uso de una sola medida de elasticidad-ingreso al calcular la elasticidad de
los ingresos tributarios también arrojaría una elasticidad de ingreso tributario único. Las
elasticidades varían de positivas a negativas, lo que implica que la tasa de impuestos
elegida dará lugar a ingresos fiscales más altos o más bajos. Común a todas las
elasticidades a pesar del signo es que son más pequeños que uno, lo que significa que
un aumento del uno por ciento en las tasas impositivas produce un aumento menor en
los ingresos fiscales o incluso una disminución, hay una pérdida irrecuperable de
aumentar los impuestos. Aquí es importante recordar que hemos excluido el efecto de
migración. Por lo tanto, estamos estimando un límite superior para las elasticidades.
6.2. Discusión
Muchos estudios previos encuentran que la elasticidad del ingreso tributario neto en
Suecia es moderadamente alta. Hansson (2007) estima una elasticidad del ingreso
gravable de entre 0.4 y 0.5 y Bastani y Selin (2014) estiman la elasticidad
correspondiente en 0.39. Blomquist y Selin (2010) informan estimaciones de elasticidad
del ingreso laboral imponible de entre 0.96 y 1.44 para mujeres y solo entre 0.19 y 0.21
para hombres. Estos resultados no están muy lejos de nuestros hallazgos con respecto
a una elasticidad ingreso de 0.3. Sin embargo, el interés en este trabajo se centra
principalmente en la elasticidad de los ingresos tributarios y nuestros resultados con
respecto a la curva de Laffer indican que no es obvio cómo traducir las estimaciones de
las elasticidades ingreso a la elasticidad de los ingresos tributarios a diferentes tasas
impositivas. A la relación entre tasas impositivas e ingresos. La generalización de una
elasticidad de ingreso estimada a una tasa impositiva particular o promediada a través
de tasas impositivas puede, por lo tanto, ser problemática. Ahora discutiremos
brevemente qué pueden significar nuestros resultados para esta comprensión.
Dado que la curva de Laffer que estimamos no es una curva puntiaguda única, la
elasticidad del ingreso no puede ser monótona en la tasa impositiva. Una forma de
generar esto es especificando una función de utilidad para el individuo que tiene esta
propiedad. Las estimaciones de la elasticidad del ingreso podrían generalizarse
utilizando la función de utilidad, ya que sería idéntica para todos los individuos. Sin
embargo, nuestro resultado con respecto a la curva de Laffer no se desprende de las
especificaciones más utilizadas en la literatura (Feldstein, 1999). Siguiendo a Spiegel y
Templeman (2004), nuestros resultados también podrían explicarse si los individuos
tienen curvas de Laffer puntiagudas únicas, pero con picos a diferentes tasas
impositivas. Si la distribución del ingreso está sesgada, el resultado sería una curva de
Laffer con múltiples picos. Nuestros resultados podrían explicarse en un entorno en el
que las personas difieren pero el contexto es equivalente en todos los municipios. Si
este es el caso, nuestra curva de Laffer podría describir correctamente la elasticidad de
los ingresos fiscales en Suecia y utilizarse para evaluar las tasas impositivas. Podría
argumentarse que la distribución del ingreso por sí sola no debería impulsar nuestros
resultados ya que, hasta cierto punto, controlamos indirectamente la distribución del
ingreso a través de las variables de control State tax sharei,t Unempi,t . Pero estos
controles solo pueden cubrir dos fallas en la distribución del ingreso.
Otra posible explicación es que los municipios difieren entre sí. Si las personas tenemos
una sensibilidad diferente a las tasas impositivas, la hipótesis de Tiebout podría implicar
que las personas que son más sensibles a las tasas impositivas se autoseleccionan y
se trasladan a los municipios donde la tasa impositiva es más baja. Si un municipio con
una tasa impositiva baja y con una población que es sensible a las tasas impositivas
cambia la tasa impositiva, la respuesta podría ser mayor que un cambio de tasa
impositiva similar en un municipio con una tasa impositiva inicial más alta pero una
población menos sensible. Los cambios impositivos suelen ser pequeños y la variación
interna es mucho menor que la variación intermedia. La diferencia en la disposición a
pagar impuestos podría generar múltiples picos en nuestra estimación21. Si la diferencia
en las curvas de Laffer individuales depende de los ingresos, la autoselección daría
lugar a una distribución sesgada del ingreso entre los municipios y esta podría ser la
explicación de la forma de nuestra curva de Laffer.
7. Observaciones finales
El propósito de este trabajo fue investigar la elasticidad de los ingresos del impuesto a
la renta local sueco. Estimamos que el efecto de los cambios en la tasa de impuestos
tiene en los ingresos fiscales para los municipios de Suecia. Estimamos un límite inferior
del efecto ingreso ya que no incluimos el efecto de migración. Debido a que estimamos
las relaciones entre las tasas impositivas y los ingresos fiscales para diferentes valores
de las tasas impositivas, nuestra estimación toma la forma de una curva Laffer. El
hallazgo clave es que el gráfico tiene un punto mínimo de alrededor del 20 por ciento.
Hemos discutido brevemente que esto podría explicarse por la distribución del ingreso
y la autoselección. Pero ambas explicaciones se basan en las diferencias en las
elasticidades individuales y nuestros datos agregados no son adecuados para investigar
las diferencias entre individuos. Esta pregunta debe estudiarse utilizando datos
individuales.
Nuestros hallazgos con respecto a la elasticidad de la tasa del impuesto a la renta deben
tratarse con precaución. La curva de Laffer puntiaguda no puede representar la forma
verdadera ya que la curva debe pasar por el origen y las elasticidades de la curva de
Laffer múltiple en punta son muy sensibles a pequeñas variaciones en los coeficientes.
También es importante recordar el efecto de migración, que no hemos podido estimar
aquí. Tampoco controlamos el efecto a largo plazo sobre el crecimiento del ingreso a
partir de un aumento de los impuestos, donde los efectos de una tasa impositiva pueden
tener un efecto sobre la tasa de crecimiento. Hemos estimado un efecto directo negativo
de un aumento de impuestos sobre los ingresos tributarios. El efecto de retraso ha sido
positivo, lo que podría ser un efecto del aumento del consumo para el gobierno local en
el siguiente período de un aumento de impuestos. Nuestras estimaciones puntuales
sugieren que la mayoría de los municipios suecos aún puede recaudar más ingresos
aumentando las tasas impositivas. Para las tasas de impuestos en torno a la mediana,

21
Tal diferencia en la disposición a pagar impuestos entre los municipios debería poder controlarse
incluyendo la interacción entre tasa impositiva y municipio, pero esto es exigente para nuestro conjunto
de datos.
la pérdida de peso muerto también es limitada, pero esta relación solo se cumple para
un pequeño rango de tasas impositivas.
La elasticidad estimada en este documento es específica del contexto sueco y el tasa
de impuesto a la renta. Hasta qué punto se aplica en otros entornos depende de las
diferencias en comparación con el contexto sueco. Según Heijman y Van Ophem (2005)
y Kleven (2014), Suecia tiene una gran disposición a pagar impuestos en comparación
con otros países. Podría decirse que entonces un límite superior en los datos suecos
debería ser un límite superior también fuera de Suecia. En cuanto a nuestro hallazgo de
que las elasticidades varían entre los individuos, no podemos afirmar que se mantiene
fuera de nuestro contexto. Para futuros estudios, sería interesante complementar este
estudio con una estimación del efecto de la migración. También sería interesante
investigar las causas de la forma de U en la curva de Laffer estimada aquí. Otro tema
interesante sería analizar la elasticidad de la oferta de trabajo para los impuestos a la
renta locales. Esto se puede comparar con la elasticidad fiscal total para obtener aún
más implicaciones de política. Si la elasticidad de la oferta de mano de obra es baja, se
puede argumentar que para que un municipio recaude más ingresos tributarios deben
tratar de reducir los agujeros en el sistema tributario, reduciendo la elusión y la evasión
fiscal y, por lo tanto, aumentando los ingresos tributarios. Otro resultado que podría ser
interesante estudiar más a fondo es que la elasticidad de los ingresos fiscales es mayor
en un rango limitado alrededor de la mediana. Esto podría entenderse en el contexto de
la competencia fiscal.
References
Agell, J., & Persson, M. (2001). On the analytics of the dynamic Laffer curve. Journal of Monetary
Economics, 48(2), 397‐414. doi:Doi 10.1016/S0304‐3932(01)00074‐5
Anselin, L. (1988). Spatial econometrics : methods and models. Dordrecht ; Boston: Kluwer
Academic
Publishers.
Aronsson, T., Lundberg, J., & Wikstrom, M. (2000). The impact of regional public expenditures on the
local decision to spend. Regional Science and Urban Economics, 30(2), 185‐202. doi:Doi
10.1016/S0166‐0462(99)00040‐X
Bastani, S., & Selin, H. (2014). Bunching and non‐bunching at kink points of the Swedish tax schedule.
Journal of Public Economics, 109, 36‐49. doi:10.1016/j.jpubeco.2013.09.010
Besley, T., & Case, A. (1995). Incumbent Behavior ‐ Vote‐Seeking, Tax‐Setting, and Yardstick
Competition. American Economic Review, 85(1), 25‐45.
Blomquist, S., & Selin, H. (2010). Hourly wage rate and taxable labor income responsiveness to
changes in marginal tax rates. Journal of Public Economics, 94(11‐12), 878‐889.
doi:10.1016/j.jpubeco.2010.08.001
Buettner, T. (2003). Tax base effects and fiscal externalities of local capital taxation: evidence from a
panel of German jurisdictions. Journal of Urban Economics, 54(1), 110‐128.
doi:10.1016/S0094‐1190(03)00039‐1
Dahlberg, M., Mork, E., Rattso, J., & Agren, H. (2008). Using a discontinuous grant rule to identify the
effect of grants on local taxes and spending. Journal of Public Economics, 92(12), 2320‐2335.
doi:10.1016/j.jpubeco.2007.05.004
Edmark, K., & Ågren, H. (2008). Identifying strategic interactions in Swedish local income tax policies.
Journal of Urban Economics, 63(3), 849‐857. doi:10.1016/j.jue.2007.06.001
Feige, E. L., & Mcgee, R. T. (1983). Swedens Laffer Curve ‐ Taxation and the Unobserved Economy.
Scandinavian Journal of Economics, 85(4), 499‐519. doi:Doi 10.2307/3439948
Feldstein, M. (1995). The Effect of Marginal Tax Rates on Taxable Income ‐ a Panel Study of the 1986
Tax‐Reform Act. Journal of Political Economy, 103(3), 551‐572. doi:Doi 10.1086/261994
Feldstein, M. (1999). Tax avoidance and the deadweight loss of the income tax. Review of Economics
and Statistics, 81(4), 674‐680. doi:Doi 10.1162/003465399558391
Gelber, A. M. (2014). Taxation and the Earnings of Husbands and Wives: Evidence from Sweden.
Review of Economics and Statistics, 96(2), 287‐305. doi:10.1162/REST_a_00425
Giertz, S. H. (2004). Recent Literature on Taxable‐Income Elasticities. Economics Department Faculty
Publications, University of Nebraska‐Lincoln, 1‐1‐2004.
Hansson, A. (2007). Taxpayers' responsiveness to tax rate changes and implications for the cost of
taxation in Sweden. International Tax and Public Finance, 14(5), 563‐582.
doi:10.1007/s10797‐006‐9007‐7

Haughwout, A., Inman, R., Craig, S., & Luce, T. (2004). Local revenue hills: Evidence from four US
cities. Review of Economics and Statistics, 86(2), 570‐585. doi:Doi
10.1162/003465304323031120
Heijman, W. J. M., & Van Ophem, J. A. C. (2005). Willingness to pay tax: The Laffer curve revisited for
12 OECD countries. The Journal of Socio‐Economics, 34(2005), 714‐723.
Holmberg, S. (1993). "Kommunala väljare ‐ finns dom?". Retrieved from GöteborgsMedia:
Holmberg, S., Näsman, P., & Wännström, K. (2012). Väljarnas röst Retrieved from Sveriges televition:
Holmlund, B., & Söderström, M. (2011). Estimating Dynamic Income Responses to Tax Reform. B E
Journal of Economic Analysis & Policy, 11(1). doi:Artn 71 10.2202/1935‐1682.2891
Ireland, P. N. (1994). Supply‐Side Economics and Endogenous Growth. Journal of Monetary
Economics, 33(3), 559‐571. doi:Doi 10.1016/0304‐3932(94)90043‐4
Jonsson, M., & Klein, P. (2003). Tax distortions in Sweden and the United States. European Economic
Review, 47(4), 711‐729. doi:Pii S0014‐2921(02)00288‐X Doi 10.1016/S0014‐2921(02)00288‐X
Kleven, H. J. (2014). How Can Scandinavians Tax So Much? Journal of Economic Perspectives, 28(4),
77‐98. doi:10.1257/jep.28.4.77
Laffer, A. B. (2004). The Laffer Curve: Past, Present, and Future. Executive Summary Backgrounder.
Lind, J. T., & Mehlum, H. (2010). With or Without U? The Appropriate Test for a U‐Shaped
Relationship. Oxford Bulletin of Economics and Statistics, 72(1), 109‐118. doi:10.1111/j.1468‐
0084.2009.00569.x
Lindsey, L. B. (1987). Individual Taxpayer Response to Tax Cuts ‐ 1982‐1984 ‐ with Implications for the
Revenue Maximizing Tax Rate. Journal of Public Economics, 33(2), 173‐206. doi:Doi
10.1016/0047‐2727(87)90073‐9
Ljunge, M., & Ragan, K. (2007). Labour supply and the tax reform of the century. University of
copenhagen, Stockholm School of Economics, Working paper(October).
Malcomson, J. M. (1986). Some Analytics of the Laffer Curve. Journal of Public Economics, 29(3),
263‐
279. doi:Doi 10.1016/0047‐2727(86)90029‐0
Murray, M. P. (2006). Avoiding invalid instruments and coping with weak instruments. Journal of
Economic Perspectives, 20(4), 111‐132. doi:DOI 10.1257/jep.20.4.111
Saez, E., Slemrod, J., & Giertz, S. H. (2012). The Elasticity of Taxable Income with Respect to Marginal
Tax Rates: A Critical Review. Journal of Economic Literature, 50(1), 3‐50.
doi:10.1257/jel.50.1.3
Selén, J. (2002). Taxable income responses to tax changes ‐ a panel analysis of the 1990/91 Swedish
reform. FIEF Working paper Series 2002, ISSN 1651‐0852(No. 177).
Spiegel, U., & Templeman, J. (2004). A non‐singular peaked Laffer curve:Debunking the traditional
laffer curve. American Economist, 48(2), 61‐66.
Stock, J., H., & Yogo, M. (2005). Testing for Weak Instruments in Linear IV Regressions.
Identification
and Inference for Econometric Models. Cambridge University Press.
Sørensen, P. B. (2010). Swedish Tax Policy: Recent Trends and Future Challenges. Stockholm:
ESO.
Trabandt, M., & Uhlig, H. (2011). The Laffer curve revisited. Journal of Monetary Economics, 58(4),
305‐327. doi:10.1016/j.jmoneco.2011.07.003
Figure 1: Total municipal income according to income source in 201422.

Figura 2: Distribución del gasto municipal total en Suecia para 2014

Figura 3: un gráfico de la curva de Laffer de la Tabla 2 Estimación 1

22
Los honorarios son los ingresos de los servicios que conllevan un arancel. Las ventas son los ingresos de
los servicios vendidos, por ejemplo, a otros municipios. Rentas es el ingreso de los alquileres de la
propiedad.
Figure 4: A plot of the Laffer curve from Table 2 Estimation 2

Tabla 1b: Estadísticas de resumen Tasas de impuestos


Tabla 3: elasticidades del impuesto sobre la renta
APÉNDICE