Вы находитесь на странице: 1из 3

APRECIACIÓN CRÍTICA: TERCER GRAFICO MOSTRADO.

El tercer grafico muestra los resultados de un experimento controlado de dos años en relación con
las sentencias. Se analizó diez tipos de delitos en una sola dimensión, la duración de la pena. Por
cada delito se consideró dos estándares de penas, penas cortas de cárcel y penas largas de cárcel.
El cuadro estadístico mostraba que en los delitos contra la propiedad el índice de reincidencia era
menor con penas más largas. Por otro lado, en los delitos de violencia, robo y agresión los índices
de reincidencia eran menor con penas más cortas.

El autor menciona que la poca incidencia de reincidentes en delitos de violencia, robo y agresión
se debe a la implementación de la “justicia restaurativa” la cual la podemos entender como una
política criminal enfocada a convertir las penas impuestas a los infractores o delincuentes en
beneficiosas para las víctimas, sea por reparaciones civiles o servicios comunitarios.

Ahora bien, sobre la base de proyección de indicie de reincidencia delictiva planteada por el autor
es necesario hacer una apreciación crítica:

Partamos de los estándares de aplicación de la “justicia restaurativa”. La “pena” dentro de la


teoría de la pena se ha estancado en su avance doctrinario a comparación con su contraparte la
teoría del delito. La finalidad de la pena, si tendemos a una teoría absoluta, es retributivo el daño
realizado por el agente causante y busca su reinserción a la sociedad con la comprensión del
castigo impuesto. Por otro lado, si optamos por una teoría relativa, la pena tiene la finalidad de
prevenir los delitos por medio de la intimidación.

En la “justicia restaurativa” se busca que reparar los daños causados, implementado alternativas
de a la pena que beneficien a la víctima, en palabras simples, busca que la pena impuesta a
infractor sea beneficiosa para la víctima. Pero, ¿Cuáles son esas alternativas a la pena de cárcel? O,
¿Qué sucede cuando el bien jurídico vulnerado es inapreciable en dinero, o no se puede
cuantificar?

Las respuestas a la primera pregunta son diversas, las penas pueden ser pecuniarias, restrictivas
de derechos, excepto el de la libertar; servicios comunitarios e incluso imposición de terapias y
reglas de conducta. De estas alternativas, las beneficiosas para la victima serían las reparación civil
y las restrictivas de derecho, incluso y dependiendo de la relación entre víctima y victimario lo
serían las reglas de conducta y terapias. Todas estas alternativas tienen una característica común,
buscan i. Reparar el daño causado y; ii. Prevenir futuros daños, lo que denominamos la
reincidencia.

¿Qué sucede cuando el bien jurídico vulnerado es inapreciable en dinero, o no se puede


cuantificar? Esto dependerá de cada legislación, sin lugar a dudas existen bienes jurídicamente
protegidos que no pueden ser apreciables en dinero; esto genera que la i. La finalidades de
reparar el daño causado sea ilógica, ¿Cómo se repara la vida o la libertada sexual? Y por otro lado,
ii. La prevención de futuros daños, es aun viable siempre y cuando no pasemos la comisión de
tipos bases, es decir, que mientras los hechos delictivos no contengan agravantes como el
homicidio calificado, violación a menores de edad y otros, existe la posibilidad de prevenir futuros
daños (esto por la naturaleza de los tipos agravantes y su discusión es aún muy amplia).

Sin embargo, las medidas restrictivas de derechos y las reglas de conducta, son aplicables a un en
todo tipo de delito.

Con respecto al índice de reincidencia con penas menores y mayores, la cuestión lógica es simple.
Mientras que en los delitos contra el patrimonio se busca siempre un aprovechamiento para el
victimario (Usurpación, estafa, hurto, robo y otros); en los delitos de violencia, y agresiones no
existe un aprovechamiento de para el victimario sino que depende de un nivel evolutivo entre
victimario y victima (caso de violencia familiar). Por lo tanto, mientras que en las primeras son
delitos con fines de aprovechamiento económico, en la segunda son delitos por estados
emociónale violentos, que no traen ningún tipo de beneficio económico.

¿Qué sucede con el robo? Si bien el robo, también es un delito contra el patrimonio, en la
proyección que el autor realiza lo ubica en delitos que con menor índice de reincidencia mientras
menor será la pena de cárcel. Esto puede obedecer a dos criterios, primero que en la legislación
norteamericana puede que los delitos de robo sean considerados (Por su elemento “violencia”)
como un delito de violencia o; puede que al igual que nuestra legislación nacional peruana, el
delito de robo será clasificado como delito o falta dependiendo de la cuantía.

Sobre estos criterios de análisis determinemos porque a menor penan en ciertos delitos, es menor
el nivel de reincidencia y al contrario en otros delitos.

En los delitos contra el patrimonio podríamos decir que, existe un tras fondo, ya sea económico o
social. Al buscar un aprovechamiento económico con la comisión de un delito podemos tener en
cuenta que el sujeto activo delinque en búsqueda de dinero. Por lo tanto, siendo delitos
cuantificables con el dinero, su reparación por penas alternativas como reparación civil.
Contrariamente a lo que refiere el autor, sería mucho más viable. Pero el autor considera que a
mayor pena de cárcel, menor la reincidencia (cuestión paradójica).

En lo referente a los delitos de violencia, siendo estos delitos cometidos en un estado emocional
violente que no inhibe de responsabilidad, es posible aplicar penas como la reparación civil y otras
medidas de seguridad. Esto siempre que la legislación delimite concretamente hasta qué punto
son reparables los daños a la salud, la vida, la integridad física y psicológica, el honor, la familia, la
libertad y otros. En resumidas cuentas, en este tipo de delitos dependerá que tan grave sea el
daño causado para de esta forma, imponer una sanción que no sea de pena efectiva. Es por eso
que en estos delitos no siempre debe ser aplicable medios alternativos de pena; cuestión
paradójica, pues el autor hace referencia que en este tipo de delitos a menor pena, menor
reincidencia. Lo afirmado por el autor dependerá del nivel de daño causado, si aún es reparable o
no.

En conclusión. Existen alternativas de sanción que beneficien a la víctima, distintas a la pena


privativa de libertad, la cual solamente trae consecuencia al victimario.
La aplicación de penas alternativas dependerá del tipo de bien jurídico protegido, la gravedad de
la acción delictiva y si esta es reparable o no.

Los niveles de reincidencia dependerán de cada delito y sus elementos, siendo puntos de análisis
la causa y el animus mecandi del sujeto agresor.