Вы находитесь на странице: 1из 37

Universidad Mesoamérica De San Agustín

México, Mérida Yucatán 20 de noviembre de 2013.

Metodología de la investigación

Eric Alexander Broca Zavala

Las Redes sociales en la Educación

Introducción
Sin duda las redes sociales han ganado mucho terreno incluso en el ámbito educativo y en muchas

ocasiones los alumnos más que nada no saben cómo usarlas correctamente sin afectar sus estudios

es por ello que el presente estudio analizó lo que las personas opinan acerca de las redes sociales

en la educación y como esta ha entrado en la vida de todas las personas, como los maestros también

han implementado este sistema en su guía de estudio, pero más que nada se analiza cómo podemos

utilizarlas sin afectar nuestros estudios.

En otros campos también se da a conocer ventajas y desventajas de utilizar estas herramientas, sin

dudar alguna la investigación presenta una conclusión sobre cómo podemos ser parte de esta nueva

era de educación sin afectar la educación como la conocemos hasta nuestros tiempos, también se

analizó por medio de una encuesta la opinión de las personas respecto a este tema, como nos afecta

esto algunos lo sabe vemos otros necesitamos explorar más en el asunto por ello se presenta la

siguiente investigación para determinar más afondo como afecta en la vida de cada una de las

personas.

Todo lo investigado viene de expertos que se centra en el tema de “las redes sociales en la

educación” y de otros documentos relacionados que nos explicaran como actualizarnos a estos

nuevos métodos de educación sin comprometer nuestra forma de educar actual que se lleva en

nuestro estado.

Tabla de contenido

Resumen/ i
Introducción/ ii

Capítulo Uno. Introducción/ 1

Planteamiento del Problema/ 1

Objetivo General/ 2

Objetivo Particular/ 2

Formulación de la Hipótesis/ 2

Delimitación del Estudio/ 2

Justificación del Estudio/ 2

Importancia y Relevancia del Estudio/ 2

Revisión de la literatura/ 2

Capítulo Dos. La Educación y las Redes Sociales/ 3

Facebook, Transformador de prácticas educativas/ 5

¿Por qué los educadores debemos estar en redes sociales?/ 7

El papel des docente en el uso de las redes sociales para el aprendizaje/ 9

El papel del estudiante en las redes sociales, sus estilos y estrategias de aprendizaje/ 10

¿Afecta el uso de las redes sociales al rendimiento escolar?/ 12

Importancia sobre las redes sociales en la educación/ 14

Capítulo Tres. Metodología/ 20

Capítulo Cuatro. Análisis de datos/ 21


Conclusión/ 26

Anexos/ 27

Referencias Bibliográficas/ 57

Resumen

A continuación en la siguiente investigación se analizara el impacto de las redes sociales en la

educación, las pos y las contras de este nuevo método de enseñanza que poco o muchas docente

está comenzando a adoptar en su método de enseñanza ya sea a nivel primaria hasta universidad.
En el Capítulo Uno mencionamos la interrogante de esta investigación, como es que internet

comenzó a ser utilizado por los estudiantes y posteriormente como las redes sociales entraron en

este mundo de enseñanza y educación, por ello con estas investigaciones nos proponemos a

descubrir cuáles son los servicios que ofrecen para ayudar a los alumnos en sus estudios.

Posteriormente En Capítulos Dos “La Educación y las Redes Sociales” se menciona el impacto

que están teniendo las redes sociales en la educación, ya sea para que los docentes interactúen

más con sus alumnos ya sea dejando actividades para incrementar sus habilidades de aprendizaje,

“muchos investigadores expertos en el tema han destacado que este nuevo método de enseñanza

podría ayudar a los alumnos para tener más responsabilidad en sus trabajos académicos, a

pesar que muchos opinan que tales redes sociales no ayudan a los alumnos en la investigación se

analizó esta interrogante y se explica el verdadero motivo de la distracción de los

alumnos”(Thomas German) también se describe a gran escala la red social Facebook si es una

gran amenaza o una gran ayuda.

Conclusión

Tras realizar la búsqueda de información sobre las diferentes cuestiones planteadas sobre las

redes sociales y analizar varios artículos, hemos podido llegar a la conclusión que el uso de las

redes sociales en la educación cada vez va creciendo más, ya que las redes sociales ofrecen un

gran número de posibilidades a la hora de utilizarlas, pudiendo hacerlo en temas de trabajo, temas
de educación, temas de ocio o simplemente como método de información. También hemos

podido ver como dependiendo de cuál sea nuestro objetivo con las redes sociales podemos elegir

unas u otras según nos venga mejor para el uso que queramos dar de ellas en el ámbito educativo.

Observando estadísticas de Mérida Yucatán hemos podido ver que lo más usado en nuestro

estado es Facebook, esta rede social a día de hoy las frecuenta mucha gente, y entre los jóvenes

es raro encontrar muchos que no tenga una cuenta en estas rede social, y es bastante fácil

encontrar gente que tenga su cuenta.

Por otro lado decir, desde nuestro punto de experiencia en las redes sociales como participantes

de una plataforma en la universidad, que es un adelanto muy importante, ya no solo a la hora de

comunicación entre alumnos y profesor, si no a la hora del ahorro de papel, ya que hay muchas

cosas que no hacen falta sacarlas de la red, y antes el profesor te tenía que dar todos los apuntes y

fotocopias, no teniendo algunas utilidad.

En cuanto a las redes sociales en la universidad, nos parece un gran avance, ya que mirándolo

desde nuestro lado de vista es una forma de encontrar más información y poder practicar, ya que

son muchas las empresas que mandan eventos y anuncios a las redes sociales, y hoy en día las

universidades desean que sus alumnos comiencen con sus prácticas desde inicio de carrera para ir

familiarizándose con el ambiente laboral. Y desde el punto de vista de las empresas, es una forma

mucho ms rápida de buscar empleados.


También podemos destacar que en nuestra opinión las redes sociales tenían que tener más

medidas de seguridad, y inventar otra forma de registro, que ofreciera más privacidad a los

usuarios, como poner solo el nombre y que este sea un seudónimo, sin tener que poner la edad,

dirección, número de teléfono. Todos estos datos para aquellas personas que se dedican a la

violencia, robos, piratería, y demás acciones fuera de la ley, son "como caramelos para niños" por

lo que les estas ayudando a realizar sus acciones en lugar de lo contrario. Por lo que debería de

estar penado, el poner datos personales de miles de personas en la red

Sin dudas las redes sociales tienes tus ventajas como sus desventajas por ello hay que aprender a

utilizarlas, modernizar la educación con la posibilidad de que los alumnos interactúen más y

experimenten en prácticas provechosas para su futuro.

Capítulo Cuatro.

Análisis de Datos

Con las investigaciones realizadas notamos que las redes sociales no son meramente una

distracción. Ni para alumnos ni docentes todos podemos ser parte de una red social definida por

las relaciones.
Sin duda alguna todos estamos conectado en una red social y esta nos ayudara conforme a como

la utilicemos no es que esta precisamente se a una distracción sino que es una ayuda y notros

tenemos que aprender a usarla con responsabilidad en lo investigado se destaco como los

alumnos y los docentes deben utilizar esta herramienta cuales fueron sus ventajas y desventajas.

Ventajas de las redes sociales

Las redes sociales evolucionan cada vez más rápido, y nosotros como adolescentes lo

hacemos con ellas. Para los estudiantes puede ser una ventaja, ya que es una forma muy fácil y

rápida de comunicarse, sin importar la distancia en la que se encuentre la otra persona. Permite el

intercambio de información, para que nuestros compañeros puedan ver nuestros proyectos. Las

redes sociales tienen un enorme atractivo en el ámbito educativo, cuanto mayor sea el número de

los participantes más atracción genera en los alumnos al poder estar en contacto directo con sus

profesores y compañeros de la escuela y de otros a los que quizás conozcan de vista pero con los

que no ha hablado nunca. Esto permite crear un ambiente de trabajo favorable que es uno de los

motivos directos del éxito de las redes sociales, además de fomentar la creatividad.

Desventajas de las redes sociales

Indiscutiblemente, en las redes sociales existen desventajas que amenazan la educación de

las escuelas y también en las universidades. Los jóvenes se exponen a ciertos factores que pueden

incluso afectar su integridad, tales como agresiones por parte de otros compañeros de clase que

no compartan alguna idea o tema en común; debates acalorados con los docentes, lo que conlleva

a que los estudiantes o docentes tomen represalias, entre otros. Finalmente, la educación debe

trabajar en la formación de sujetos con responsabilidad, para que se apropien de estas


herramientas tecnológicas de comunicación instrumentos de promoción de aprendizaje y que

invita a un cambio cultural, y no como a un canal que incita a la violencia.

Facebook en la Universidad

En este trabajo, hemos analizado, desde un enfoque neutral, el empleo de Facebook en

una Materia del curso de ingreso de una universidad. Esto nos permitido extraer algunas

observaciones respecto del uso de Facebook en procesos formativos a nivel universitario. Por un

lado, y dado que Facebook es visto como un espacio de intercambios informales más familiar y

amistoso, requiere en los propios estudiantes un trabajo progresivo de familiarización con una

propuesta de corte más académico. En efecto, antes de empezar la actividad formativa con el

Facebook, el docente debe dejar claro que a pesar de que esta red social puede estar relacionada

con contextos no educativos, en este caso se va a utilizar con finalidades de aprendizaje. En esta

situación, el docente también tendrá que indicar claramente a los alumnos que, a pesar del cambio

de espacio, los objetivos son educativos. Por otra parte, el hecho de que la mayoría de estudiantes

utilicen Facebook en su vida diaria para relacionarse con sus amistades y familiares, es decir, en

contextos no educativos, no significa que tengan todas las habilidades necesarias para utilizar esta

misma herramienta para el aprendizaje. Por lo tanto, si el docente piensa que sus alumnos por el

hecho de ser etiquetados como nativos digitales pueden exportar sus conocimientos del Facebook

para usos formales seguramente la actividad va a fracasar. Por el contrario, el docente no debe

olvidar que los alumnos son un grupo homogéneo con respecto a la frecuencia de uso y al

conocimiento de las TIC, así que, además de este rol que debe ejercer de seguimiento continuo y

sistemático del proceso del alumno, también debe hacer unas premisas previas antes de la

actividad de aprendizaje en relación al uso del Facebook en este contexto formal.

Por otro lado, se han registrado intervenciones que permiten realizar algunas afirmaciones

relativas a la evolución de la dinámica de interacción en el espacio. En particular, se observa que


los estudiantes, a partir de la interacción con la docente y el resto de los alumnos, van

adquiriendo “seguridad”. Esto quiere decir que, progresivamente, los estudiantes ven a Facebook

como un ámbito de interacción rápido y fuertemente dialógico al que pueden recurrir si se

enfrentan con inconvenientes en una tarea o tienen alguna duda de tipo administrativo. Por tanto,

en dichas situaciones la participación aumenta en cantidad y calidad.

La conclusión anterior nos ha enfrentado a algunos interrogantes fundamentales: ¿de qué

manera aumenta la interacción entre la docente y los estudiantes, y los estudiantes entre sí?,

¿cómo lograr que esta interacción favorezca el aprendizaje colaborativo?

En este sentido, con la investigación realizada, se ha podido analizar cómo los alumnos

participan más e interactúan con mayor frecuencia cuando pueden expresar sus dudas y

problemas, y también cuando pueden expresar sus intereses. De este modo, esta red social puede

permitir al docente aumentar la actividad y la implicación de los alumnos en su aula, ya que los

alumnos se sitúan en un espacio más familiar para la interacción. En relación con lo anterior,

parecería que, si se estimula el uso de las redes sociales en el aprendizaje formal, los estudiantes

aprovechan la oportunidad de interaccionar y participar tomando una actitud abierta y

colaborativa, y una implicación más profunda de la que realizan solamente tomando clases

magistrales en la escuela. Pero esto, como demuestra lo analizado, no ocurre “naturalmente” por

el solo hecho de “agregarse como amigos”, sino que es producto de la aplicación de diferentes

estrategias del docente que, a su vez, generan intervenciones de los estudiantes.

Si bien los datos aún son escasos para generalizar las conclusiones relativas a las

estrategias docentes, vale destacar algunas sugerencias derivadas del caso analizado. Este análisis

permite advertir que el trabajo colaborativo en torno a preguntas y problemáticas planteadas tanto

por el docente como los propios estudiantes podría devenir de un trabajo previo centrado en

actividades y propuestas más individuales y muy guiadas por el docente. Así, desde una primera
etapa de familiarización con el Facebook como espacio de aprendizaje formal, que se logra

haciendo referencia a actividades relacionadas en el aula y proponiendo ejercicios que refuerzan

la presencialidad, se pueden alcanzar nuevas etapas en las cuales se proponen ejercicios que,

como enunciamos previamente, fomentan e incitan la búsqueda de información complementaria y

la integración de un contenido extra que no forma parte del conocimiento básico de la asignatura.

En este marco, las intervenciones en las cuales el docente incita a los estudiantes a que respondan

cuestiones planteadas tanto por él como por otros compañeros fomentan la construcción de

conocimiento de una forma colaborativa.

Estas situaciones, vinculadas al uso de la herramienta, podrían ser tenidas en cuenta como

punto de partida para pensar estrategias didácticas exitosas que permitan articular los modos de

concebir las TIC, sus recursos, con las expectativas y representaciones de los propios estudiantes,

en la búsqueda de dispositivos exitosos de acompañamiento. Finalmente, consideramos que

debemos ampliar la investigación, abarcando, en el ámbito universitario, más casos no solo de

uso de Facebook sino también de otras redes sociales. Solo de esta forma podremos comprender

y mejorar los verdaderos alcances de las nuevas tecnologías en los procesos de aprendizaje

formal a nivel superior.


En la siguiente grafica observaremos según encuestas realizadas que opinan las personas

incluyendo alumnos y docentes acerca de incorporar Facebook en el ámbito educativo.

Ventas

Indesisos Definitivamente si Definitivamente no

Capítulo Tres

Las redes sociales en la educación


La investigación se ha realizado con una metodología de carácter netamente cuantitativa

esta investigación se ha enfocado en un caso específico: un espacio en Facebook,

Metodología

El procedimiento de análisis ha comprendido diferentes actividades propias de la

investigación cuantitativa:

1. Observación minuciosa y detallada del espacio FB, con una descripción densa acerca de lo

observado.

2. Entrevista a la docente involucrada, según algunas preguntas orientadoras, y encuesta a los

estudiantes y docentes.

3. Análisis del espacio en Facebook considerando el contenido presente en dicho espacio, las

intervenciones docentes y las interacciones grupales generadas.

Tipo de Hipótesis

General ya que se quiere aclarar a más grandes rasgos cual podría ser el efecto de

Facebook en la educación.

Población

La Investigación fue realizada en el estado de Yucatán México del 1 de septiembre al 30

de octubre del 2013, y se recabo información tanto de alumnos como de docentes.

Universidad Mesoamérica de San Agustín


Mérida Yucatán 08 de Octubre2013
Buenos días me nombre es Eric Alexander Broca Zavala soy alumno de la “Universidad
Mesoamericana de San Agustín” y en el siguiente cuestionario pretendemos tener su opinión
referente con el tema de “Las Redes Sociales en la Educación”.
Edad: Masculino
Femenino
1.- ¿Utiliza alguna de las redes sociales que existen hoy día?
Sí No
2.- ¿Está de acuerdo en que las redes sociales se utilizan en el ámbito educativo?
a) Totalmente de acuerdo
b) Desacuerdo
c) Indiferente
d) En desacuerdo
e) Totalmente en desacuerdo
3.- ¿Le gusta en especial alguna red social? ¿Cuál?

4.- ¿Utilizaría alguna red social para impartir clases?


a) Definitivamente si
b) Probablemente si
c) Indeciso
d) Probablemente no
e) Definitivamente no
5.- ¿Cree que sus alumnos se desempeñan mejor?
Sí No

6.- ¿Las redes sociales mejoran el aprendizaje de los alumnos?


a) Completamente verdadero
b) Verdadero
c) Ni falso ni verdadero
d) Falso
e) Completamente falso

7.- ¿Escuchas seguido la palabra Facebook en tu salón?


a) Siempre
b) La mayoría de veces si
c) Algunas veces sí, algunas veces no
d) La mayoría de las veces no
e) Nunca

8.- ¿Crees que Facebook es una distracción para los alumnos?


a) Completamente verdadero
b) Verdadero
c) Ni falso ni verdadero
d) Falso
e) Completamente falso

9.- ¿Cuentas con una computadora en casa con servicio de internet?


Sí No
10.- ¿Cuántas horas al día utilizas la computadora junto con las redes sociales para tus estudios?
1 a 2 Horas. 2 a3 Horas. Otro: ____
11.- ¿Cómo implementarías las redes sociales en tu método de enseñanza?

12.- ¿Para qué fin utiliza más las redes sociales?


a) Tareas b) Para pasar el rato c) Otra

13.- ¿crees que llegara un día en que se impartan clases en una red social diseñada para la
educación?
Sí No
14.- ¿Te gustaría la idea de que las redes sociales diseñaron un espacio para la educación?
a) Definitivamente si
b) Probablemente no
c) Indeciso
d) Probablemente no
e) Definitivamente no

15.- ¿Preferirías que las redes sociales no fueran implementadas en la educación?


a) Totalmente de acuerdo
b) De acuerdo
c) Indiferente
d) En desacuerdo
e) Totalmente en desacuerdo
16.- ¿Tus maestros implementan alguna red social en su método de enseñanza?
a) Siempre
b) La mayoría de las veces si
c) Algunas veces sí, algunas veces no
d) La mayoría de las veces no
e) Nunca
17.- ¿Crees que puedes estudiar alguna carrera por medio de las redes sociales?
a) Definitivamente si
b) Probablemente si
c) Indeciso
d) Probablemente no
e) Definitivamente no
18.- ¿Conoces la denominada web 2.0?
Sí No
19.- ¿Conoces escuelas que implemente definitivamente las redes sociales en la educación?
a) Definitivamente si
b) Probablemente si
c) Indeciso
d) Probablemente no
e) Definitivamente no
20.- ¿Qué actividad prefieres más la lectura o la interacción en las redes sociales?

21.- ¿crees que los alumnos son más propensos a reprobar con la implementación de las redes
sociales en la educación?
a) Completamente verdadero
b) Verdadero
c) Ni falso ni verdadero
d) Falso
e) Completamente falso
22.- ¿Conoces alguna red social educativa?
Sí No ¿Cuál?________
23.- ¿Crees que Facebook ha ayudado a expandir la educación?
a) Totalmente de acuerdo
b) De acuerdo
c) Indiferente
d) En desacuerdo
e) Totalmente en desacuerdo
24.- ¿Con las últimas modificaciones de Facebook ves a la red social como educativa o sigue con
su misma meta?

25.- ¿Con tus propias palabras que mejorarías en el ámbito educativo?

Capítulo uno

Introducción
Hoy día internet se ha convertido en bidireccional y nos permite interactuar con los contenidos de

la misma, como así también con otros usuarios acortando distancias. Cuando interactuamos con

otros individuos estamos realizando una actividad social y se forman comunidades. Estas

comunidades que se forman, las cuales están compuestas de personas conectadas por uno o varios

tipos de relaciones, formando redes de personas, se las denomina redes sociales. Cuando el

interés común de estas comunidades es el aprendizaje, a estas redes se las denomina redes

sociales educativas. Las redes sociales educativas tienen como objetivo transferir, desarrollar e

intercambiar el conocimiento y la experiencia existente entre sus miembros,

(Santamaría; octubre 2005) afirma que “Hoy día, el aprendizaje se considera como una

actividad social. Un estudiante no aprende sólo del profesor y/o del libro de texto ni sólo en el

aula: aprende también a partir de muchos otros agentes: los medios de comunicación, sus

compañeros, la sociedad en general, etc.” Precisamente para determinar estos comentarios es por

el cual se realiza la siguiente investigación.

Planteamiento del Problema

Las Redes Sociales en la Educación

Esta investigación propone Identificar los servicios que ofrecen en la actualidad cada una

de las principales redes sociales más utilizadas y difundidas y Analizar cómo se integran esos

servicios dentro de la educación.

Objetivo General

Razones por las cuales algunas instituciones educativas recomiendan esta implementación

de las redes sociales a la educación.


Objetivos Particulares

La implementación de Facebook en el sector educativo.

Formulación de la Hipótesis

Se cree que las instituciones implementaron este método para poder tener una

comunicación grupal y un desempeño académico mejor.

Delimitación del Estudio

La presente investigación se realizó a nivel estatal en el estado de Mérida Yucatán, el 11

de octubre de 2013.

Justificación del Estudio

En lo personal este tema me llamo la atención ya que hoy día hay muchas escuelas que

han comenzado a implementar el uso de las redes sociales en su programa de educación ya sea

para poder comunicarse mejor con los alumnos o para asignar tareas.

Importancia y Relevancia del Estudio.

Este tema investigado es una interrogante para la sociedad por ello se realizó la

investigación para familiarizar a las personas con este nuevo método de enseñanza.

Revisión de la Literatura. Toda información recabada en esta investigación es de diversas fuentes,

libros en cuanto al tema de las redes sociales e investigadores relacionados con el tema.

Capítulo dos

La educación y las redes sociales.

Esta es una combinación que se puede convertir en una ventaja diferencial para una institución

educativa que vea en las redes sociales una oportunidad para ser innovadora y de esta manera
ofrecer una educación coherente con estos tiempos. Sin embargo, esta relación es vista con temor

y recelo por parte de educadores que no son nativos digitales y tienen que educar a estudiantes

que “viven” en las redes sociales ya que nacieron con ellas y son parte de su vida diaria.

Definitivamente es un reto implementar un currículo incluyendo a las redes sociales y al

mismo tiempo cumplir con las normas que las instituciones imponen y que todavía no están

abiertas a estos medios digitales. No obstante tarde o temprano (y es mejor que sea temprano)

esto sucederá y las casas de estudios tendrán que zambullirse en las nuevas tecnologías y sacarle

el mayor provecho al nuevo entorno de aprendizaje. (Dr. Juan H. 2011), “menciona que

actualmente Facebook es un auténtico fenómeno social y aunque tiene sus problemas para ser

usado con menores de edad no los tiene para que los profesores estén en contacto con sus

colegas o para usarlo con los alumnos más adultos (mayores de 13 años)”.

El auge y propagación de las redes sociales de todo tipo ha alcanzado niveles impensados

hace solo unos años. Gracias a los aportes de la denominada Web 2.0, las redes sociales online

están ganando terreno frente a otras alternativas de comunicación vía Internet. Las redes sociales

físicas y virtuales ya forman parte de la vida cotidiana de las personas y ambos son parte de su

mundo “real”. Las emociones que puede experimentar una persona a través de Internet pueden

ser similares a las que siente en su mundo físico. De ahí que ambos mundos se integran en la

existencia y en la experiencia de las personas.

Una red social es una estructura social compuesta de personas (u organizaciones u otras

entidades), las cuales están conectadas por uno o varios tipos de relaciones, tales como amistad,

parentesco, intereses comunes, intercambios económicos, o que comparten creencias o

conocimiento. En las redes sociales, por definición, nadie depende de nadie en exclusiva para

poder llevar a cualquier otro su mensaje. El emisor no tiene que pasar por otros “nodos” para que
su mensaje sea enviado. Si vemos desde un punto estratégico y de enseñanza, los usuarios

tienden a pasar más tiempo en las redes sociales más que en cualquier otro sitio.

Utilizando las herramientas necesarias, siempre teniendo en cuenta la educación como

objetivo, las redes sociales pueden ser nuestras mejores aliadas en la educación. Logrando

incentivar a los alumnos a tomar un rol activo en su propia educación. Las redes sociales son una

excelente oportunidad para potenciar el aprendizaje, dado que tienen el innegable valor de

acercar el aprendizaje informal y el formal. Las mismas permiten al alumno expresarse por sí

mismo, entablar relaciones con otros, así como atender a las exigencias propias de su educación.

Las redes sociales plantean hoy en día un nuevo concepto de interactividad. Las nuevas

tecnologías han transformado el modo actual de transmitir y recibir la información. El usuario ya

no presenta un comportamiento pasivo, sino que el mismo es el centro de atención.

Por otra parte Respecto a las desventajas que estas herramientas representan para los

estudiantes se encuentran, entre otras, la distracción generada por la variedad de información

irrelevante, así como la falta de concentración en una tarea; tal como lo menciona (Sandoval

2010), la distracción proviene de las tantas ligas o vínculos a otros textos complementarios,

datos o información anexa. Otras desventajas son los sitios con información irrelevante y de

baja calidad académica, así como la saturación de contenidos que, en su momento, no pueden

ser categorizados en cuanto a su pertinencia e interés para el estudiante.

Facebook, transformador de prácticas educativas

Al ser Facebook la red social de mayor popularidad en México, conocida por 97 por

ciento de los internautas, puede pensarse que sea utilizada para desarrollar nuevas habilidades

digitales y niveles más complejos de participación; su potencial permite que los usuarios se
alfabeticen por igual en el uso de las redes, independientemente de ser nativos digitales o no

(Ciuffoli, 2010). Lo anterior les ayuda a desarrollar destrezas en términos cognitivos, al

estandarizar prácticas de divulgación que permiten disminuir las barreras de la publicación

personal. Las más de 350 millones de personas que hoy usan Facebook están siendo entrenadas

en la estandarización de las prácticas de nativos e inmigrantes digitales que convierten a

Facebook en un alfabetizador 2.0; es decir, una plataforma que sin proponérselo alfabetiza a

todos por igual en el uso de herramientas y aplicaciones propias de la Web social (Ciuffoli,

2010).

Meso (2010) manifiesta que uno de los ámbitos donde podemos desarrollar el potencial de

las redes sociales como parte de la educación es Facebook, ya que representa un espacio

colaborativo, además de que ofrece una fuerte cantidad de recursos para ilustrar aplicaciones,

proponer ejercicios de aplicación, optimizar la dinámica de la clase, entre otros, lo que brinda la

posibilidad de conectar estudiantes entre sí en redes de aprendizaje (Selwyn, 2007).

En este sentido, es necesario meditar sobre el espacio educativo actual y con ello reformar

principalmente los roles tanto de los estudiantes como los docentes, y construir la manera en que

harán uso de las tecnologías.

¿Por qué los educadores debemos estar en redes sociales?

Es una de las preguntas que siempre realizan los docentes en las charlas sobre el uso de

redes sociales en el aprendizaje, siempre va unida a otra serie de dudas y temores, como si se

potencia la sobre exposición, como aplicarlas correctamente, que validez tienen en el desarrollo

de habilidades y competencias.
Las aprensiones son múltiples más cuando el entorno educativo, mayoritariamente

bloquea su uso en los establecimientos y se cree potenciaría el bullyng, la desconcentración y el

mal uso para otros fines que no son educativos.

Lo paradójico es que cuando los docentes comienzan a usarlas como herramientas

pedagógicas, siempre la primera exclamación es ¿Por qué no las conocí antes?

(Ma. Pérez Mendoza; 2008) Desde que trabajo con redes sociales (hace ya varios años) he

notado grandes cambios positivos en mis alumnos, sus padres y los profesores que comparten

esta vía de comunicación.

Primero, existe una mayor fluidez en la interrelación profesor, alumno, estableciendo

códigos comunes, se genera una comunicación bi direccional, donde ambos interlocutores son

validados.

Segundo: Permite a los docentes liderar con su expertica, el uso pro activo de las redes

sociales. Ejercer un liderazgo positivo desde la experiencia personal, errores y aciertos genera en

los jóvenes un reconocimiento y un espacio para dialogar y resolver dudas, sin las limitaciones

del ámbito académico. Siempre les recomiendo a los profesores tener un blog personal, para que

los alumnos re conozcan la versatilidad del docente, sus intereses, sueños, metas a realizar.

Tercero: Potencia el reconocimiento de las habilidades naturales de nuestros alumnos y a

partir de ellas, orientarlas. Por más buena voluntad que tenga un profesor, no tiene el tiempo ni el

espacio para trabajar con sus alumnos de manera personalizada, menos si tiene más de 30

alumnos por sala. Estar en redes sociales permite realizar un trabajo personalizado, de manera

natural y casi por consecuencia reconocemos lo que identifica a nuestros jóvenes y en base a

ellas, fortalecemos sus intereses. A lo largo de años de trabajo en redes, he visto nacer tantos

proyectos, plataformas digitales de moda, juegos online, otras solidarias, apoyando diferentes
causas, generando espacios incluso para creaciones musicales. La satisfacción que trae en ellos,

el fortalecimiento de su auto estima, la significancia que reconocen en el aprendizaje es

simplemente motivador.

Cuarto: podemos monitorear, el aprendizaje individual de nuestros jóvenes, enviándoles

auto evaluaciones, compartiendo links, videos, de acuerdo a las necesidades de estos. Se da un

espacio para hacer debates online, o simplemente vía DM puedan preguntar sus dudas.

Quinto: potencia la creatividad y la innovación: a través de la redes es factible crear un

eficaz motor de desarrollo de habilidades superiores, dándoles el espacio para potenciarlas.

Normalmente, una vez que reconozco los intereses individuales de mis alumnos, les

presento líderes nacionales o internacionales que en las redes sociales han generado sus

plataformas profesionales, los ánimos a crear sus propios caminos y les entrego las herramientas

necesarias para desarrollarlas. (Ma. Pérez Mendoza; 2008).

Estas son sólo alguna de las innumerables razones del por qué debemos estar en redes

sociales, restarse en desconocer el espacio en que los jóvenes, crean, cuestionan y generan un

mundo nuevo.

El papel del docente en el uso de las redes sociales para el aprendizaje

Para que las redes puedan convertirse en parte de la transformación educativa, es

importante resaltar que el docente tiene un papel significativo, puesto que participa en el proceso

de generar conocimientos junto con el estudiante de forma construida y compartida; a partir de

esto, se entiende que los procesos centrales del aprendizaje son la organización y comprensión

del material informativo, ya que el aprendizaje es el resultado de la interpretación. Sin embargo,


en este tipo de situaciones de aprendizaje, el esfuerzo del profesor está centrado en ayudar al

estudiante a desarrollar talentos y competencias utilizando nuevos esquemas de enseñanza, lo

cual lo convierte en un guía del proceso de enseñanza-aprendizaje. A la par, el estudiante se

vuelve un ser más autónomo y autosuficiente que construye sus propios conocimientos. El

profesor ahora tiene la labor de ayudarle a aprender (Meso, 2010).

De igual forma, el cambio que provocan las redes sociales en el papel del docente es

determinante. Artero (2011) manifiesta que el profesor deja de ser la fuente de transmisión de

saber para su alumnado, puesto que toda la magnitud que se quiera de conocimiento reside en la

Red, y debe ser consciente de ello y legitimar su posición en el aula como guía, tutor y mediador

en el aprendizaje. Con base en lo anterior, es necesario que el docente se comprometa a

desarrollar habilidades y competencias que le permitan llevar a cabo su labor, siempre dispuesto

al cambio y de acuerdo con lo que expresa Artero (2011): "No anclarse en métodos/sistemas hoy

ya caducos ante el avance informativo, comunicativo e interaccional que ofrece la Red y, más

aún, las redes sociales".

El papel del estudiante en las redes sociales, sus estilos y estrategias de aprendizaje

Respecto al papel del estudiante en las redes sociales, y al ser éste quien representa el eje

central del proceso de enseñanza-aprendizaje, es necesario que desarrolle conocimientos ligados

a la posibilidad de acceder a las fuentes de información soportadas por tecnologías y que,

además, muestre competencias tecnológicas que le permitan consumir, usar y producir más

información.
Los estudiantes en el contexto de las redes sociales requieren desarrollar habilidades como

el encontrar, asimilar, interpretar y reproducir información, por lo que es necesario que ellos

reconozcan sus estilos de aprendizaje, puesto que cada uno tiene un modo distinto de percibir y

procesar. Lo anterior implica, también, que dependiendo del contexto y tipo de información, el

estudiante combine sus estilos de aprendizaje particulares: visual, auditivo o kinestésico, según su

canal de percepción, o teóricos, pragmáticos, reflexivos, activos, a partir de la interiorización que

efectúen en una etapa específica.

Lo anterior permite comprender la relación entre el concepto de estilos de aprendizaje que

distintos autores han construido y lo que los estudiantes desarrollan al utilizar herramientas como

las redes sociales. Alonso y otros (1994), Guild y Garger (1998), Kolb (1976), citados en García,

Santizo y Alonso (2009), definen los estilos de aprendizaje como: el conjunto de aptitudes,

preferencias, tendencias y actitudes que tiene una persona para hacer algo que se le manifiesta a

través de un patrón conductual y de distintas destrezas que lo hacen distinguirse de las demás

personas bajo una sola etiqueta en la manera en que se conduce, comunica, piensa, aprende,

conoce y enseña.

Las estrategias de aprendizaje son caracterizadas como procedimientos mediante los

cuales se puede adquirir información e integrarla al conocimiento ya existente; requieren un

esfuerzo, son voluntarias, esenciales y necesarias en los ámbitos educativos, porque en general

ayudan a mejorar el desempeño académico (Donolo, 2004).

Por lo tanto, las redes sociales, y en general las herramientas de la Web 2.0, pueden

considerarse una estrategia de aprendizaje, porque tendrían el papel de facilitadoras de

información y medios para la integración y comunicación; de forma voluntaria, los estudiantes

accederían a ellas y darían un valor agregado a sus procesos de aprendizaje.


Torres (2004) considera que las estrategias de aprendizaje son procedimientos que los

aprendices emplean de modo consciente, controlado e intencional como instrumentos flexibles

para aprender significativamente y solucionar problemas; esto propicia la formación de

comunidades de aprendizaje en las que los alumnos investigan los contenidos temáticos, así como

información de interés personal, y se convierten en líderes y responsables de su aprendizaje.

¿Afecta el uso de las redes sociales al rendimiento escolar?

Hoy en día no se puede dar la espalda a una realidad como las redes sociales. Su

expansión y diversidad ha sido tal en los últimos años, que son utilizadas por todo tipo de

personas, sea cual sea su edad, condición social u origen. De hecho, existen redes sociales

diseñadas especialmente para el público infantil y algunas como Tuenti, la red social de origen

español más usada, se dirigen específicamente al público adolescente y juvenil.


Por todo ello es lógico que entre padres y educadores se observe atentamente el fenómeno

de las redes sociales y se analicen sus pros y contras. Más allá de las ventajas que puedan tener

estos canales para la difusión de información e incluso para usos educativos, entraña, por su

propia naturaleza, algunos peligros ante los cuales conviene estar prevenidos. Uno de ellos, el

más evidente y sobre el que no deja de alertarse desde distintas instancias, es el que se refiere a

las amenazas a la intimidad y a los delitos relacionados con el acoso o la corrupción de menores.

Pero otros peligros de las redes sociales son menos difundidos, sea porque se manifiestan

de manera más sutil o porque son menos nocivos. Es el caso del tiempo que ocupa su uso y su

repercusión en el rendimiento escolar. Algunas organizaciones como “Generaciones

Interactivas”, especializadas en el estudio de los usos que los más jóvenes hacen de internet,

previenen en algunos de sus informes sobre la relación entre uso de las redes sociales y

rendimiento escolar.

Así, en su última publicación, “Las redes sociales en la vida de tus hijos” se señala que 4 de cada

10 adolescentes reconoce que estar conectados a redes sociales les resta tiempo para estudiar.

Este dato se confirma con otros números aportados por el estudio como el de que la probabilidad

de aprobar todas las asignaturas varía en 10 puntos entre quienes no usan redes sociales y quienes

sí lo hacen. De hecho, 1 de cada 3 adolescentes con más de una cuenta en redes sociales

suspendió más de 3 asignaturas en su última evaluación. Además, los adolescentes que utilizan

redes sociales tienen un menor índice de lectura y le conceden menos valor entre sus opciones de

ocio hasta el punto de relegarla al nivel de obligación, en lugar de considerarla un placer.


Las redes sociales no son negativas en sí mismas y son una potente herramienta para

compartir información, dialogar y mantener relaciones. Sin embargo, un uso descontrolado de las

mismas puede incidir en un menor rendimiento escolar y este derivar en malas notas, suspensos y

el temido fracaso escolar. Al igual que ocurre con otras herramientas, o con el uso que se hace del

ocio, su utilización es positiva, pero debe ser regulada por padres y educadores para que no

redunde en términos negativos.


Importancia sobre las redes sociales en la educación

Las redes sociales tienen el innegable valor de acercar el aprendizaje informal y el formal.

Ya que permiten al alumno expresarse por sí mismo, entablar relaciones con otros, así como

atender a las exigencias propias de su educación. Sería un auténtico error que un centro o grupo

de profesores decidiesen trabajar con redes sociales y limitasen la posibilidad de que los alumnos

modifiquen a su gusto su propia página personal, suban fotos, vídeos o música, por ejemplo. Hay

que tener presente que la red social basa su éxito en la capacidad que tiene de transmitir lo

personal ante los otros. Que los otros me conozcan a través de lo que yo hago y yo a ellos por lo

que hacen. Pero dejar libertad a los alumnos para que establezcan sus relaciones a través de

nuestra red implica también enseñarles a conocer dónde están sus límites y a respetar al centro

educativo, el colectivo de profesores y a los propios compañeros. La red social es un medio

excelente para aprender este tipo de cosas, podemos citar algunos de los beneficios que nos

puede aportar una red social creada para trabajar con los alumnos: Incremento de la eficacia del

uso práctico de las TIC, al actuar la red como un medio de aglutinación de personas, recursos y

actividades, capacidad de ayudar a los alumnos a usar las redes sociales educativas para resolver

dudas y comunicarse con expertos de la materia u otros alumnos de otros centros, conocer a

grandes rasgos qué es la web 2.0, sus categorías y las herramientas que pueden usar en su día a

día con los alumnos. También se hace imprescindible conocer experiencias de éxito realizadas en

otros centros educativos, e intentar adaptarlas a nuestro entorno


En resumen Hablar de redes sociales en educación, en la orientación académica y

profesional implica un nuevo síntoma de cambio en la percepción de la tarea docente y formativa;

cambios que, por otra parte, se han ido gestando desde la eclosión de las nuevas tecnologías en la

sociedad. Continuamente, se debate el futuro de la educación y la influencia de las TIC ya que

existe una preocupación implícita: la necesidad de analizar y repensar el concepto de alumno,

profesor, el aula y material; en última instancia, la necesidad de repensar el mismo sistema

educativo. Uno de los retos de la educación actual debe ser, pues: reconstruir el espacio educativo

adaptándolo a la nueva sociedad sujeta a continuos cambios. En este punto, las redes sociales en

nuestra sociedad, su arraigo y la fascinación que levantan para la mayor parte de nuestro

alumnado no pueden ser obviados, sino estudiados en pro de sus posibilidades didácticas; el eje

de todas ellas se adscribe a la interacción y, más aún, a la capacidad de responder y comunicar

con rapidez y elocuencia.

No hace mucho, Eduardo Punset entrevistó a Richard Gerver en su programa REDES1.

En su análisis, Gerver habló de la actual problemática entre docentes y alumnos fruto de un

abismo generacional que ha sido consecuencia de un fuerte cambio sociocultural sucedido en un

breve espacio de tiempo y de forma exponencial. Así, los jóvenes pueden sentir cierto despegue

de aquello que les rodea y que no viene dado de la era tecnológica donde han nacido y crecido.

En la misma línea, Marc Prensky2 distinguió entre Digital immigrants (inmigrantes digitales) y

Digital Natives (nativos digitales). Los primeros son todos aquellos adultos que no han crecido

envueltos en las nuevas tecnologías, sino que han tenido que adaptarse a ellas; todo lo contrario

son los segundos: han nacido, crecido y desarrollado su manera de vivir en plena era digital. Sea

como fuere, ambos autores defienden un cambio en la concepción de la educación futura y su

metodología por lo que el docente debe adquirir nuevas competencias y habilidades para ejercer
su labor y no anclarse en métodos/sistemas hoy ya caducos ante el avance informativo,

comunicativo e interaccionar que ofrece la red y, más aún, las redes sociales.

De esta manera se justifica la urgencia de repensar y reconstruir el espacio educativo

actual: qué roles jugarán el alumnado y los docentes en el futuro y cómo intervendrán en ellos las

nuevas tecnologías. En general, éstas se comportan como herramientas de trabajo para el docente

y están sujetas a continuas actualizaciones que abarcan cada vez un panorama más amplio. Ello

nos obliga a estar en continua formación y de manera cada vez más autónoma. La mayor parte de

redes sociales específicas sobre formación o temas educativos son de gran ayuda informativa. Se

actualizan continuamente y proporcionan información para asegurar la perpetua renovación de

conocimientos, y además ofrecen un inmenso espacio de diálogo entre profesionales. Este

espacio es una fuente de enriquecimiento al servicio de un potencial aprendizaje colaborativo

mediante la puesta en común de saberes, experiencias y todo el abanico hipertextual que ofrece la

red. El contexto actual sujeto a constantes cambios forja la necesidad de perpetua formación y

actualización para el docente, pero hay más. También es necesaria su flexibilidad frente a estos

cambios porque van a ser los alumnos los primeros en estar a pie del cañón por lo que a

tecnología se refiere. Desde esta perspectiva, las redes sociales también forman parte del lenguaje

y del mundo actual de nuestros alumnos.

Por otra parte, otro punto de vista a añadir es qué necesidades y motivaciones debe

despertar la educación en el alumnado. Actualmente, existe cierto pesimismo por parte de éste

respecto al espacio educativo ya que asegura no encontrar utilidad a lo que se aprende o se

memoriza en clase. A diferencia del modelo educativo anterior, cada vez más se hace hincapié en
pautar objetivos prácticos, reales, fomentar el saber hacer y la autonomía de aprendizaje, así

como las estrategias cognitivas de cada alumno; es decir, la educación debe formar individuos

capacitados para el nuevo contexto social donde las redes sociales, y las nuevas tecnologías en

general, han cambiado nuestra percepción del mundo y continúan evolucionando con incesantes

cambios y renovaciones. De esta manera, el centro educativo no ha de encerrarse en sí mismo,

sino todo lo contrario. Es más, este hecho influye en el concepto de aula y en la figura del

profesor dentro de ella.

El docente deja de ser la fuente de trasmisión de saber para su alumnado puesto que toda

la magnitud que se quiera de conocimiento reside en la red y debe ser consciente de ello y

legitimar su posición en el aula como guía, tutor y mediador en el aprendizaje. El aula, por su

parte, cada vez más necesita ser un espacio abierto, de experimentación, de aprendizaje práctico,

de adquisición y desarrollo de competencias básicas para la formación de ciudadanos hábiles para

una nueva sociedad; el aula también debe ser un espacio para el aprendizaje de estrategias de

búsqueda informativa y en este sentido las redes sociales (o la aplicación de las TIC en el aula)

condicionan una nueva percepción sobre el aula más abierta y más influenciada por el exterior, el

mundo, el contexto social y actualizado de cada alumno. Es decir, las redes sociales participan en

la concepción de un aula más abierta, del aula como espacio flexible, real e interactivo para el

aprendizaje y sus aplicaciones futuras más allá del centro educativo.

Desde esta perspectiva, el uso de las redes sociales en el aula introduce cambios en la

relación entre el docente y el alumno y en la percepción del aula como espacio cerrado. Así, el

manejo de una red social en el aula puede suponer un acercamiento entre el docente y el alumno.
Las redes sociales se conciben desde y para la interacción y este nuevo espacio de diálogo puede

ser un lugar de aprendizaje y enriquecimiento mutuo. Por una parte, el docente interviene,

modula, colabora en el aprendizaje con su alumnado; pero también le facilita una herramienta

evaluativa: puede hacer uso de ellas para extraer la variedad de estilos de aprendizaje que

conviven en su aula y también la evaluación del comportamiento individual y colectivo del

alumnado. Por otra parte, las redes sociales proporcionan un espacio de socialización, de

cooperación y de colaboración entre el mismo alumnado y al margen de la figura del profesor; es

decir, un espacio de interacción que con un proyecto/ tarea bien definida por el docente puede ser

convertido en un lugar para el trabajo colaborativo de los alumnos y también fomentar su

autonomía.

En definitiva, el espacio de interacción que puede otorgar una red social en el aula debería

ser aprovechado para un modelo de aprendizaje común, colaborativo, cooperativo e

interdisciplinar por parte del alumnado y del docente/los docentes. Así, se podrían establecer

ciertas pautas u objetivos didácticos con el uso de redes sociales en el aula:

• Espacio de interacción, individualidad y multiculturalidad. Es decir, como lugar para el

conocimiento compartido y el aprendizaje colaborativo.

• Espacio de meta cognición. A través de actividades o tareas que conlleven la

autoevaluación o reflexión sobre el trabajo realizado.

• Espacio argumentativo. Plantear foros o interacciones sobre temas donde dejan aflorar las

estrategias comunicativas de cada alumno, sus estrategias de búsqueda, selección de

información y razonamiento, pero también donde se motive su rapidez de respuesta, su


interacción y su comunicación. Esta búsqueda de capacidad de respuesta forma parte de la

misma concepción de red social.

• Espacio como herramienta metodológica para el profesor. Por una parte, para alimentar su

propia formación desde la práctica y participación en proyectos. Por otra, como

observador, seguidor, mediador del trabajo de cada alumno y de las relaciones entre ellos.

Referencias Bibliográficas

Artero, B. C. N. (2011). Licenciada en Filología Hispánica, profesora de español y

profesora interina de Secundaria en la Comunidad de Aragón


Ciuffoli, C. (2010). Facebook como paradigma de alfatezación digital en tiempos de barbarie

cultural. En A. Piscitelli y B. I. Adaime. El proyecto Facebook y la posuniversidad. Madrid:

Ariel, pp. 111-128.

Ciuffoli, C. (2010). Facebook como paradigma de alfatezación digital en tiempos de barbarie

cultural. En A. Piscitelli y B. I. Adaime. El proyecto Facebook y la posuniversidad. Madrid:

Ariel, pp. 111-128.

Donolo, D. (2004). Estudiantes, estrategias y contextos de aprendizaje presencial y virtual.

Congreso Virtual Latinoamericano de Educación a Distancia. En LatinEduca2004.com.

Haro Juan Jose, Doctor en Biología (2011) Redes sociales para la educación.

Meso, P. M. (2010). Gabinete de comunicación y educación. Recuperado en febrero de 2011.

Selwyn, N. (2007). Web 2.0 applications as alternative environments for informal learning– a

critical review. Recuperado el 31 de mayo de 2011 de

Santamaría, F. (octubre 2005) Herramientas colaborativas para la enseñanza usando

tecnologías Web, Web 2.0,

Sandoval, R. (2010). Mentes en peligro: el daño de internet en nuestro cerebro.

Torres, F. V. (2004, octubre). SOMECE.


Prensky Marck (2001) "Digital Natives, Digital Immigrants" On the horizon, Vol. 9, nº 5.

Octubre del 2001.

Camacho D. (2001) "Do they think differently?" On the horizon, Vol 9, nº6. Diciembre del

2001.

Otras Fuentes

Pér. María; 2008; Lic. Psicología.

Zarate German: 2009: Lic. Psicología