Вы находитесь на странице: 1из 2

 4.

4 Sintonización de Controladores

Métodos de ajustes de controladores


Existen varios sistemas para ajustar los controladores al proceso, es decir para que
la ganancia (banda proporcional), el tiempo de acción integral (minutos/ repetición)
y el tiempo de acción derivada (minutos de anticipo) del controlador, caso de que
actúen las tres acciones, se acoplen adecuadamente con el resto de los elementos
del bucle de control (proceso+ transmisor+ válvula de control).
Este acoplamiento debe ser tal que ante una perturbación se obtenga una curva de
recuperación que satisfaga cualquiera de los criterios mencionados para que el
control sea estable, en particular, el del área mínima con una relación de
amortiguación de 0.25 entre crestas sucesivas de las ondas.
Para que este acoplamiento entre el controlador y el proceso sea posible es
necesario un conocimiento inicial de las características estáticas y dinámicas del
sistema controlado. Existen dos métodos fundamentales para determinar estas
características el método analítico y el experimental.

El método analítico se basa en determinar el modelo o ecuación relativa a la


dinámica del sistema, es decir su evolución en función del tiempo.
En el método experimental las características estáticas y dinámicas del proceso, se
obtienen a partir de una medida o de una serie de medidas realizadas en el proceso
real.
Estas series del proceso pueden efectuarse de tres formas principales:

 Método de tanteo (lazo cerrado)


 Método de ganancia limite (lazo cerrado)
 Método de curva de acción (lazo abierto)
 Métodos de Chindambara y el de Kraus y Miron.

Hay una búsqueda constante de nuevos métodos, gracias al uso amplio del
ordenador que permite el análisis de procesos y el ensayo en tiempo real o simulado
de los valores de las acciones de control.
 4.5 Comunicación del controlador con otros instrumentos

Las comunicaciones entre los instrumentos de proceso y el sistema de control se


basan en señales analógicas neumáticas (0,2-1 bar utilizadas en pequeñas plantas
y en las válvulas de control), electrónicas de 4-20 mA c.c. y digitales, siendo estas
últimas capaces de manejar grandes volúmenes de datos y guardarlos en unidades
históricas, las que están aumentando día a día sus aplicaciones.

En áreas remotas o de difícil acceso tienen cabida los transmisores sin hilos
típicamente de presión, señales acústicas y temperatura que transmiten sus
medidas a un aparato base de radio conectado a un sistema de control o de
adquisición de datos.

La exactitud de las señales digitales es de unas 10 veces mayor que la señal clásica
de 4-20 mA c.c. En lugar de enviar cada variable por un par de hilos (4-20 mA c.c.),
transmiten secuencialmente las variables a través de un cable de comunicaciones
llamado bus. El término bus indica el transporte secuencial de señales eléctricas
que representan información codificada de acuerdo con un protocolo.

Los fabricantes de sistemas de comunicaciones empezaron con sus propios


sistemas llamados propietarios, es decir sin que fuera posible intercambiar sus
aparatos con los de otros fabricantes. Sin embargo, han llegado por lógica a fabricar
sistemas abiertos, debido a la demanda del mercado. Es natural que un fabricante
se resista a divulgar su sistema debido al alto coste que ha pagado por la
investigación y el desarrollo de su producto, pero el deseo del cliente se impone a
la larga.