Вы находитесь на странице: 1из 14

Capítulo 10.

Evaluación del Funcionamiento


Ocupacional

Ana Abad Fernández, Montse Rincón

INTRODUCCIÓN mismas, no siempre está relacionado a un solo aspecto.


Tomando esto como referencia, existen diversos factores
1. Evaluación ocupacional que van a condicionar en gran medida, el desempeño en
estas áreas. Estos son:
«La Terapia Ocupacional es el estudio de la ocupación
humana (automantenimiento, productividad y ocio) y • Propios de la Enfermedad
el manejo de la conducta adaptativa necesaria para la – Síntomas positivos o productivos: alucinaciones,
ejecución de estas funciones. El estudio de la ocupación delirios, trastorno del curso del pensamiento, etc.
comprende el análisis, las exigencias para su ejecución y el – Síntomas negativos: anhedonia, abulia, aplanamien-
significado de cada una de ellas. to afectivo, falta de motivación, etc.
La aplicación incluye la valoración, interpretación e – Tiempo de evolución de la enfermedad: ejecución de
intervención a través del tratamiento para desarrollar, cualquier área en una fase inmediata a la crisis, años
mantener o mejorar el nivel ocupacional de las personas de evolución, etc.
que han sufrido una disfunción física, sensorial, psíquica
o social». (Reed, K.L; Sanderson, S.N., 1983). • Otros factores
La Terapia Ocupacional incide sobre esta recuperación
desde las habilidades más básicas a otras más complejas. – Pérdida de Hábitos: A consecuencia de la enferme-
Definida como: dad se produce una pérdida de hábitos, en donde la
«La utilización terapéutica de las actividades de auto- persona va abandonando poco a poco el desempeño
cuidado, trabajo y lúdicas para incrementar la función de tareas que anteriormente realizaba.
independiente, mejorar el desarrollo y prevenir la discapa- – Aparición de nuevos hábitos: Aparecen hábitos que
antes no existían y que surgen a raíz de la enferme-
cidad. Puede incluir la adaptación de las tareas o el
dad, como es principalmente el consumo de bebidas
ambiente para lograr la máxima independencia y mejorar
excitantes y tabaco.
la calidad de vida» (AOTA)
– Tipo de personalidad y costumbres: Los hábitos
«El hombre es un ser activo cuyo desarrollo está adquiridos a lo largo del tiempo, capacitan o incapa-
influenciado por la actividad propositiva. El ser humano es citan el desarrollo de las áreas ocupacionales a partir
capaz de influir sobre su salud física y psíquica y sobre su del debút de la enfermedad. Cuando ésta aparece y
entorno físico y social a través de la actividad propositiva. durante el transcurso de la misma, las capacidades,
La vida humana es un proceso de continua adaptación. La hábitos y ejecución de las áreas ocupacionales, se ven
adaptación es un cambio en la función que promueve la afectadas en mayor o menor medida. Teniendo esto
supervivencia y la autoactualización. Existen factores bio- en cuenta, se puede decir que la existencia de hábitos
lógicos, psicológicos y ambientales que pueden interrum- desajustados previo a la enfermedad, suponen un
pir el proceso de adaptación en cualquier momento del agravamiento en el desempeño de estas áreas. De la
ciclo vital, causando una disfunción. La actividad proposi- misma manera, que unos hábitos ajustados previos a
tiva facilita el proceso adaptativo. La actividad propositiva la enfermedad, suponen una mejoría en este desem-
(ocupación), incluyendo los componentes interpersonales y peño. Por ejemplo, si una persona antes de la apari-
ambientales, puede utilizarse para prevenir y mejorar la ción de la enfermedad, daba importancia al cuidado
disfunción y promover el máximo nivel posible de adapta- y su aspecto personal, cuidaba su vestimenta, se ase-
ción. La actividad utilizada por un TO incluye ambos pro- aba con frecuencia, etc...tendrá más probabilidades
pósitos, intrínseco a la actividad y terapéutico». de recuperar unos hábitos adecuados, que aquella que
(Base filosófica de la TO. Asamblea representativa de la anteriormente, no los tenía.
AOTA, 1979) – Modelos familiares y psicosociales: Diferentes facto-
La Rehabilitación Psicosocial, trata de potenciar las res relacionados con el estilo de vida, van a condicio-
capacidades y habilidades que posee la persona con nar y explicar en gran medida, la conducta que tene-
Enfermedad Mental Crónica, evitando de este modo el mos. Estos pueden ser: tipo de estimulación con el
deterioro y fomentando una mayor y mejor calidad de que se crece, condiciones psicosociales, condiciones
vida, no sólo de la persona afectada, sino de su entorno más económicas, de vivienda y habitabilidad, etc.
próximo que casi siempre recae en la familia. – Desempeño de tareas: Con la presencia de la enfer-
Desde un enfoque holístico tratando al individuo como medad, existe una pérdida de las habilidades o des-
algo global y no fragmentado, las dificultades para la eje- trezas necesarias para realizar una actividad de forma
cución de cualquier tarea y en concreto al hablar del eficaz. Teniendo en cuenta las unidades conductuales
desempeño en las áreas ocupacionales, la ejecución de las que integran una actividad, es posible que no se rea-

Evaluación en Rehabilitación Psicosocial 135


Ana Abad Fernández y Montse Rincón

licen correctamente, que exista fallo en algunas, que nudo y un desenlace y por tanto la evaluación ha de estar
se produzca un desorden en los pasos a seguir, etc. presente durante todo ese proceso; la evaluación ocupacio-
– Falta de autonomía: Los modelos de sobre protección nal también. Con esto se pretende dejar reflejada la impor-
familiar con los que uno crece, restan autonomía para tancia de que la evaluación ocupacional esté presente ya
la ejecución de tareas, mermando la capacidad de desde el inicio del proceso. Esto ha de ser así para generar
aprendizaje e impidiendo el desarrollo de otras acti- vínculo terapéutico con aquella persona con la que se va a
vidades. trabajar y con la que se va a buscar complicidad en la inter-
– Falta de motivación: Si se tiene en cuenta que a raíz vención y porque la evaluación ocupacional tiene su pro-
de la enfermedad, se llega a perder la iniciativa nece- pia idiosincrasia (enfoque, metodología, objetivos, herra-
saria para disfrutar de actividades lúdicas y gratifi- mientas…) y arroja información específica (que más ade-
cantes para uno mismo, se puede suponer que alber- lante se desarrollará) y complementaria con otras discipli-
gará mayor dificultad, la existencia de motivación nas permitiendo al equipo extraer de forma más completa
para la realización de aquellas que simplemente, los supuestos primeros sobre las necesidades de tratamien-
cubren necesidades básicas para la persona. to, a partir de los cuales se articularán las actuaciones pos-
teriores.
(Abad, A y García, A, 2002. Cuaderno Técnico de
Servicios Sociales. Rehabilitación Psicosocial y Apoyo
Comunitario de personas con EMC: Programas básicos de 2. Revisión histórica y marcos de referencia
Intervención)
Revision histórica del marco o área
Como bien sabe todo profesional de la salud mental,
cuando se habla de tratamiento con personas que presen- Desde tiempos antiguos se planteaba la ocupación como
tan trastorno psiquiátrico, no hay fórmulas mágicas y es parte importante para la recuperación de la enfermedad.
labor de todos intentar acercarse lo más posible a aquellas En una revisión breve de la historia de la ocupación se
«recetas» que se adecuen a las necesidades individuales y viene reconociendo la importancia de la misma utilizada
que supongan una posibilidad de mejora. La disciplina de con propósito, como medio para poder potenciar las capa-
Terapia Ocupacional es una herramienta más que se ha de cidades.
poner al servicio del sujeto afecto para perseguir esa mejo- En las culturas clásicas se decía que la ocupación era
ra. Y se ha de poner desde la parte más básica o iniciativa imprescindible para la felicidad humana, para el trata-
del proceso rehabilitador, que es la evaluación, en este caso miento del cuerpo y el alma utilizando juegos, música y
la evaluación ocupacional. ejercicios físicos como eje de la recuperación.
«Entendemos por evaluación ocupacional el procedi- Hasta el siglo XVIII y XIX no se comienza a plante-
miento de adquisición exhaustiva y sistemática de infor- ar el uso del tratamiento moral en instituciones para enfer-
mación a través del cual interpretamos la naturaleza y con- mos mentales prescribiendo ejercicios físicos y ocupacio-
dición de la faceta ocupacional del sujeto evaluado». nes manuales. Philip Pinel fue uno de los creadores.
(Romero, D. y Moruno, P., 2003) Este tipo de tratamiento comienza a extenderse por
A lo largo de este capítulo trataremos de escudriñar los otros países sobre todo hacia Inglaterra y Francia en ins-
diferentes aspectos que competen la evaluación ocupacio- tituciones públicas y privadas. Siguiendo a Pinel, William
nal, como son: cuál es el/los objetivos de la evaluación ocu- Tuke abandona la idea de «atar» a los enfermos mentales
pacional, qué evalúa, en qué momento, con qué herra- y deja que este tipo de pacientes, comiencen a vestirse por
mientas, qué puede aportar al proceso de evaluación y ellos mismos e inicien ocupaciones adaptadas a cada uno
recuperación integral de la persona… de ellos.
Como inicio cabe decir que el objetivo genérico de esta En Escocia y a finales de 1830, el doctor Browne,
evaluación es adquirir conocimiento necesario acerca de introduce la Terapia Ocupacional como tratamiento, lle-
cuál y cómo es el desempeño ocupacional de sujeto objeto de vando a sus pacientes a «utilizar sus manos de manera
nuestro interés; así cómo y cuál es el contexto en el que el útil»
sujeto se maneja ocupacionalmente (cómo ese contexto le A partir de aquí, se dieron una serie de sucesos sociales
interfiere y se puede utilizar terapéuticamente) y cuáles y políticos, que fueron modulando la aplicación de la
son aquellas ocupaciones, actividades, tareas con las que se Terapia Ocupacional. Se otorgó doble importancia al
siente identificado y que le pueden suponer una herra- hecho de las posibilidades terapéuticas del uso de la ocu-
mienta de cambio personal (analizándolas y graduándolas). pación. Ya a finales del siglo XIX y principios del XX,
De esta evaluación desprenderemos el diagnóstico ocupacio- un psiquiatra Adolf Meyer, establece los fundamentos
nal, que nos habla del hacer de la persona y el hacer nos filosóficos de la TO. Meyer pensaba que gran parte de los
habla del ser. Por tanto, si conseguimos acercarnos al hacer trastornos mentales, eran resultados de hábitos o compor-
de la persona, conseguiremos aproximarnos un poco más tamientos desorganizados, que les conducía a no poder
su ser, es decir, al sentir, al interpretar, al intercambiar, de hacer una vida normal. Potenció en gran medida la mezcla
proyectarse, etc., de esa persona con su entorno y consigo de trabajo y placer para su recuperación.
mismo. De esto se deduce que la evaluación ocupacional Siguiendo este comienzo, otros profesionales como
arroja información complementaria a la aportada por el Susan E. Tracy enfermera, Herbert J. Hall médico,
resto del equipo multidisciplinar para afinar el diagnósti- Eleanor Clarke Slagle Trabajadora Social, continuaron
co psicopatológico y de funcionamiento psicosocial. incidiendo en la importancia de la ocupación propositiva
La evaluación es parte del proceso de intervención en para la recuperación de la función. Eleanor, funda la pri-
rehabilitación psicosocial. Todo proceso tiene un inicio, un mera escuela de TO en Chicago en 1915.

136 Evaluación en Rehabilitación Psicosocial


Evaluación del Funcionamiento Ocupacional

En 1915 a su vez William Rush Dunton Jr. 3. Marcos de referencia


Psiquiatra, utilizaba la Terapia Ocupacional como trata-
miento de los enfermos mentales. Publica el primer texto Los marcos de referencia aportan teorías sobre el fun-
de Terapia Ocupacional y preside la primera sociedad ame- cionamiento de la persona, tratando de diferenciar el
ricana de TO. desempeño normal del patológico y de esta manera, facili-
George Edward Barton arquitecto, defendió los bene- tar una serie de estrategias y formas de evaluación que ayu-
ficios del tratamiento de la ocupación. Este proceso se vio den a la recuperación de una adecuada funcionalidad de la
acrecentado por su propia experiencia al padecer una persona.
tuberculosis. En Terapia Ocupacional existen estos marcos de refe-
Durante las guerras mundiales, se emplearon pro- rencia, tanto a los aplicados a los diferentes tipos de disca-
gramas de rehabilitación para los heridos de guerra. pacidad. Dado que el tema que nos ocupa es el campo de
Esto supuso una potenciación de la Terapia Ocupacional, la Rehabilitación Psicosocial, trataremos de exponer bre-
reconociendo la actividad terapéutica como parte principal vemente los marcos a tener en cuenta en este ámbito.
de la profesión. Howard A. Rusk (1901-1989), médico y
militar estadounidense, estableció programas de convale-
cencia para heridos y mutilados de guerra. Esto da lugar a Marcos de Referencia Psicosocial:
desarrollar las especialidades de Medicina Física y
Rehabilitación. A partir de aquí, la TO comienza a repar- Expondremos los de mayor aplicación en Terapia
tirse hacia otros ámbitos y campos de aplicación. Se Ocupacional.
implanta como un sistema de prescripción terapéutica
médica orientado a potenciar la función y la independen- • Marco Conductual (modificación de conducta),
cia en otro tipo de recuperaciones. • Cognitivo-conductual,
Los diferentes acontecimientos históricos han ido • Psicoanalítico,
modulando el desarrollo progresivo de la TO. Gary • Humanista (centrado en la persona).
Kielhofner junto a otros colaboradores, desarrollan un
nuevo paradigma de la TO, basado en la naturaleza ocu- Siguiendo estos marcos de referencia, se sitúan los
pacional de la persona como determinante del bienestar. modelos para la práctica clínica, que tratan de encuadrar y
Fue revisado y redefinido a principios de los años noventa dotar de estrategias que faciliten la recuperación de la fun-
(1995), organizando los conceptos persona, ocupación y ción. Estos modelos nos sirven para todo el proceso en la
ambiente. rehabilitación psicosocial, desde la evaluación hasta la fase
En España, se utilizan las ocupaciones y la importancia de intervención, seguimiento y alta de la persona con
de las rutinas con enfermos mentales a partir de 1877, por enfermedad mental.
el Padre Menni en Ciempozuelos. Tras esta experiencia Se hacen necesarios los modelos de referencia para poder
positiva, se siguen instaurando en otros hospitales psi- tener un encuadre terapéutico que fundamente y determi-
quiátricos y comienza a desarrollarse igualmente en los ne el procedimiento terapéutico desde la evaluación, a la
diferentes geriátricos. par que nos dota de herramientas necesarias para poder
A partir de este momento comienza a desarrollarse en tener en cuenta todos los factores y variables que interfie-
otros hospitales públicos y privados, la unidad de Terapia ren en un desempeño ocupacional adecuado.
Ocupacional en las distintas áreas de psiquiatría. Así Los modelos de referencia de mayor aplicación en
mismo en la década de los setenta se va iniciando la apli- Terapia Ocupacional de manera breve son los siguientes:
cación de la Terapia en ámbitos como la Geriatría. Hasta Modelo de Ocupación Humana de Gary Kielhofner.
1984 no se incorporan los primeros terapeutas ocupacio- Se centra en la persona como un sistema abierto en conti-
nales en la ONCE pero catalogados como técnicos de reha- nua interacción con el entorno y su capacidad de cambio
bilitación básica. Y en paralelo hacia ámbitos como la dro- por esta interacción. Se basa en la capacidad de las perso-
godependencia y población reclusa. nas, en cambiar su capacidad funcional por su desempeño
En 1964 se forma la primera Escuela Nacional de en ocupaciones adecuadas. Dentro de este sistema abierto
Terapia Ocupacional, sin embargo no es hasta 1990 fecha se incluyen tres subsistemas que lo componen y que inte-
en la que se reconoce como Diplomado en Terapia ractúan entre sí.
Ocupacional. A partir de éste momento, comienza a Estos son:
implantarse en diferentes escuelas de toda España, la
diplomatura en Terapia Ocupacional. – Volitivo: Hace referencia a la voluntad que decide la
La Ciencia de la Ocupación se define como una nueva participación en ocupaciones basadas en sentimientos
ciencia social derivada de la Terapia Ocupacional cuyo de autoeficacia, es decir en la capacidad de poder ele-
objetivo principal es el estudio del hombre como ser ocu- gir la actividad. Este proceso se lleva a cabo a través
pacional y de cómo los seres humanos llegan a comprender de la causalidad personal (sentir que uno es capaz de
el sentido de su vida a través de la actividad encaminada al poder hacerlo), valores (las convicciones sobre lo que
logro de objetivos. Está incluida dentro de las ciencias y no es importante y obligado o no) y los intereses (dese-
entre las humanidades, porque sus métodos de recolección os positivos de participación).
de datos son sistemáticos, disciplinados y sujetos a análisis – Habituación: Organiza la conducta, comprendida
público. Además está más relacionada con las ciencias por los roles y hábitos.
sociales que con las físicas porque su objetivo principal – Ejecución: La capacidad de organizar y producir la
tiene que ver con el comportamiento humano (G.ª acción con las capacidades perceptivo motoras, de
Margallo, Aytona 2006) procesamiento y de comunicación e interacción.

Evaluación en Rehabilitación Psicosocial 137


Ana Abad Fernández y Montse Rincón

Todos estos componentes se encuentran interactuando El nivel o grado de competencia así como la satisfacción
continuamente con el entorno. Este proceso va a determi- obtenida con la misma se relativiza, pues depende de
nar el desempeño ocupacional. quién valore esa competencia y en qué momento. No obs-
El modelo parte de la base de que todas las personas tie- tante a esto, la interferencia de la enfermedad mental en el
nen una Naturaleza Ocupacional es decir, que todos los nivel de competencia de una persona es valorado tanto
sujetos tienen una necesidad que les lleva a involucrarse en desde fuera como desde la propia persona que padece tal
una ocupación. Esto genera la Conducta Ocupacional. Para enfermedad, llegando a producirse una situación de dis-
que el desempeño ocupacional produzca un sentido de bie- función ocupacional, esto es: «incapacidad crónica o
nestar, se tiene que producir necesariamente un equilibrio temporal para manejar y participar en los roles, las rela-
entre el automantenimiento, el trabajo y actividades pro- ciones y las ocupaciones esperados de una persona de edad
ductivas y las actividades lúdicas y de ocio. y cultura similar» (G.ª Margallo., P. 2005). Se produce que
Las personas afectadas de algún tipo de limitación fun- la persona puede tener dificultad para definir sus intereses
cional como en el caso de la enfermedad mental, se ve mer- ocupacionales, para realizar acciones encaminadas a esos
mada su conducta ocupacional, originando por tanto una intereses, que manifiesta una distorsión en la creencia en
disfunción ocupacional. Esto no solo produce una limita- sus capacidades de ejecución, que le resulta difícil adap-
ción funcional concreta, sino que se va a generalizar a todo tarse a las exigencias de realización del entorno, que pier-
su proceso de vida y a una interrupción de su ciclo vital y de la motivación para cuidar de sí mismo, de los suyos,
sus expectativas de logro. que motóricamente se ve dificultado para manejar su cor-
Este modelo cuenta con una serie de herramientas de poralidad de forma adaptativa y efectiva, etc., etc., etc. Sin
evaluación a las que más adelante haremos referencia. embargo, siempre existe un estado de salud latente que a
Modelo de Adaptación a través de la Ocupación de veces se ve obstaculizado por la parte más destructiva de la
Reed. Entiende a la persona como un sistema abierto. Se enfermedad y que a través de la indicación terapéutica de
centra en que la participación de la persona en ocupacio- determinadas actividades u ocupaciones puede aflorar y
nes y las modificaciones del entorno, son los ejes del cam- potenciarse.
bio en la conducta. Si el objetivo general de rehabilitación es conseguir que
Se centra en la evaluación, predicción de problemas, las personas con EMC adquieran, recuperen o mantengan
integración de habilidades y adaptación del entorno. las habilidades necesarias para vivir en su entorno en las
Subdivide al entorno en: físico, biopsicológico y sociocul- mejores condiciones posibles de calidad de vida y autono-
tural y considera igualmente las tres áreas ocupacionales: mía, cualquier intervención que vaya en esta dirección,
automantenimiento, trabajo y actividades productivas y está ya sobradamente justificada.
ocio. El grado de independencia para la ejecución de activi-
Modelo de Habilidades Adaptativas de Mosey. dades, constituye en sí un destacado predictor del curso y
Contempla también la idea del sistema abierto y centra la pronóstico de la enfermedad, para conseguir llevar una
actividad como la base del cambio. Tiene en cuenta los vida lo más normalizada posible.
componentes del desempeño ocupacional. Interviniendo en actividades se puede decir que no sólo
La práctica en Terapia Ocupacional sigue un eje central se mejoran considerablemente aspectos específicos relacio-
comprendido entre. nados con éstas, sino que también ésta intervención, reper-
cute directamente en la autoestima de la persona, así como
PERSONA – OCUPACIÓN – ENTORNO en el concepto que los demás tienen de si misma.
Así mismo, se obtendrá una mayor y mejor competen-
cia personal y social mejorando y/o creando unos hábitos
4. Evaluación ocupacional de vida adecuados.
Paralelamente se contribuirá a la mejora de las relacio-
4.1. Por qué. Justificación de la evaluación nes familiares, limándose posibles problemas de conviven-
ocupacional cia dando paso a nuevas fórmulas de interacción, se mejo-
ran las relaciones sociales con la posibilidad de crear nue-
Es por todos sabido que la enfermedad mental viene a vos vínculos y una red social alternativa.
trastocar el sistema de vida de una persona, bien de forma De esta manera además, se facilita una organización del
más repentina bien de manera insidiosa a lo largo del dis- tiempo, lo que le da un sentido de utilidad a los días. Es
currir vital. No nos compete analizar en estos momentos común que la persona con enfermedad mental crónica,
todo lo que le supone a un individuo y a su entorno con- viva todos los días iguales, sin distinción alguna lo que
vivir con la enfermedad mental, pero sí lo haremos en tér- conlleva a toda pérdida de rol.
minos de competencia ocupacional. La Terapia Ocupacional, analiza y gradúa la actividad,
«Ser competente significa adecuarse a las demandas de produce cambios adaptativos en el entorno y facilita a la
una circunstancia o tarea. Así, las personas que funcionan en persona un espacio terapéutico a través de la ocupación.
el nivel de competencia se centran en la obtención, mejoría Todo para llegar al equilibrio en el desempeño ocupacio-
y organización de las habilidades en hábitos, con el fin de nal de la persona.
lograr un desempeño adecuado y consistente. La competen- Se hace necesario, por tanto, llevar a cabo de forma
cia proporciona al individuo el sentimiento de tener un continuada la evaluación ocupacional (ya definida con
mayor control personal. La eficacia en las destrezas aumen- anterioridad y explicada en sucesivos apartados) con el
ta a medida que éstas se organizan en rutinas de comporta- fin de afinar qué tipo de desempeño ocupacional presen-
miento competente. De esta forma, uno va aumentando sus ta la persona afectada por enfermedad mental, así como
expectativas de éxito» (G.ª Margallo, P., 2005). el análisis de las actividades de la vida diaria, el contex-

138 Evaluación en Rehabilitación Psicosocial


Evaluación del Funcionamiento Ocupacional

to donde se van a desarrollar esas actividades y la inte-


racción producida entre esos tres factores (persona, ocu- EVALUACION
pación y contexto). Conociendo el desempeño ocupacio-
nal actual y las expectativas ocupacionales del sujeto, Perfil ocupacional
podremos apuntar las indicaciones terapéuticas oportu-
nas para la recuperación ocupacional de la persona con 1. ¿Quién es el cliente?
enfermedad mental. 2. ¿Por qué el cliente busca los servicios?
3. ¿Qué ocupaciones y actividades son exitosas o cuáles están
causando problemas?
4. ¿Qué entornos apoyan o inhiben los resultados deseados?
4.2. Para qué 5. ¿Cuál es la historia ocupacional del cliente?
6. ¿Cuáles son las prioridades u objetivos del cliente?
Objetivos generales
Desde la derivación del paciente al programa de rehabi- Análisis del desempeño ocupacional
litación, se ha de producir necesariamente un vínculo tera-
1. Resuma la información del perfil ocupacional
péutico con el recurso y con los profesionales que lo con- 2. Observe el desempeño del cliente en la actividad/ocupación
forman, dado que si se facilita lo máximo posible la adhe- deseada
sión a dicho recurso dará lugar a una intervención más efi- 3 y 4. Tome nota de la efectividad de las destrezas y patrones de
caz. Esta cuestión, aunque se debe tener en cuenta en todo desempeño y seleccione las valoraciones para identificar
momento, será en la fase inicial donde se la deberá poner los factores (entorno o entornos, demandas de actividad,
mayor énfasis. Es imprescindible para ello, contar con las características del cliente) que puedan estar influyendo en
las destrezas o patrones de desempeño.
diferentes variables que pueden interferir en el proceso de 5. Interprete los datos de las valoraciones para identificar los fac-
adherencia, tales como la resistencia personal inicial, mie- tores que favorecen o entorpecen el desempeño.
dos, expectativas erróneas, instigación familiar, etc., que 6. Desarrolle y perfeccione las hipótesis sobre los aspectos más
presenta habitualmente la persona cuando comienza a acu- fuertes y más débiles del desempeño ocupacional.
dir al programa rehabilitador.
Colabore con el cliente para fijar objetivos que dirijan a conse-
Bajo esta premisa de vínculo segurizante, colaborador, guir dichos resultados
etc., es desde donde vamos a tratar de alcanzar los objeti- Describa las áreas sobre las cuales se hará la intervención basada
vos de la evaluación ocupacional, que en términos genera- en la mejor práctica y en las pruebas.
les son perfilar el diagnóstico ocupacional o perfil ocupa-
cional y construir, a partir de ese diagnóstico y contando
con la conveniencia del usuario, el plan de intervención INTERVENCIÓN
de terapia ocupacional. Este vendrá a complementar el
Plan Individualizado de Rehabilitación global del usuario Plan de Intervención
dentro del recurso de rehabilitación. Tanto el diagnóstico 1y 2. Desarrolle un plan que incluya: Metas objetivas y que sean
ocupacional como el plan de intervención ocupacional se cuantificables en un plazo. Un enfoque de la intervención
han de ir analizando y redefiniendo a lo largo del proceso en TO basado en la teoría y en las pruebas y (mecanismos
de intervención a través de la evaluación continuada. para la prestación del servicio)
Rogers y Holm (1992, 1997) comprenden el diagnós- 3 y 4. Considere las necesidades de planificar y dar el alta
tico ocupacional en cuatro componentes: 5. Seleccione medidas de resultado
6. Haga recomendaciones o refiera a otros cuando sea necesario
– Componente descriptivo: nos habla del tipo y grado
de desempeño en las diferentes áreas ocupacionales. Implementación de la intervención
– Componente explicativo: nos habla de las alteracio-
nes en los componentes de ejecución de la actividad 1. Determine los tipos de intervenciones de Terapia Ocupacional
o tarea, esto de los componentes cognitivos, sensorio- y llévelas a cabo.
2. Controle la respuesta del cliente con valoraciones continuas y
motor, psicosocial y ambiental. revalorando.
– Evidencias o indicios: nos hablan de los signos que
nos inducen a elaborar el componente explicativo
anterior y están relacionados igualmente con los RESULTADOS
componentes de ejecución ocupacional.
1. Revisión de la intervención.
– Información diagnóstica adicional: nos habla de la 2. Reevalúe el plan que planeó para lograr los resultados previs-
etiología, pronóstico, etc., del cuadro clínico, así tos.
como de otros procesos patológicos, dinámicas fami- 3. Modifique el plan cuando sea necesario.
liares, etc., que quizás estén relacionados con la pro- 4. Determine las necesidades de continuar, suspender o remitir.
blemática ocupacional.
1. Involucrarse en una ocupación para estar activo
2. Céntrese en los resultados sobre como ellos relacionan el invo-
El plan de intervención ocupacional, en el que se refle- lucrarse en ocupaciones para estar activo.
ja el perfil ocupacional, se describe en el siguiente cuadro 3. Selección medidas de los resultados
(AOTA, 2002): 4. Mida y utilice los resultados.

Evaluación en Rehabilitación Psicosocial 139


Ana Abad Fernández y Montse Rincón

4.3. Qué cias aplicadas que nos permiten el conocimiento de la dis-


función (psiquiatría, patología médica, patología neuroló-
Evaluamos: Áreas ocupacionales y componentes de eje- gica, etc).
cución Desde la formación en esas ciencias y en la ciencia de la
ocupación, la TO trata de estudiar e intervenir sobre lo
• Sujeto: Desempeño y componentes. Roles que experimentan las personas cuando realizan una ocupa-
• Entorno: Ambiente ocupacional ción, percibiendo la continua influencia de su conducta en
• Actividad: Qué requiere y componentes de ejecu-
la acción así como en el entorno (Matilla, 2004). Se conci-
ción.
be a la persona, por tanto, como realizadora activa del
desarrollo de la acción para conseguir lo que espera, ima-
Como se ha explicado con anterioridad, la Terapia
gina opciones y realiza elecciones que la conducen a reor-
Ocupacional trata de conocer a través de su evaluación
ganizarse y continuar la acción (Matilla, 2004).
específica, cómo es el desempeño ocupacional del sujeto
Sin embargo, ¿qué es lo que impulsa a un sujeto hacia a
con el que se va a trabajar. Para aproximarse a este conoci-
miento, ha de analizar cuál y cómo es el proceso ocupacio- llevar a cabo determinada ocupación? Para dar respuesta a
nal en la vida de esa persona. esto nos debemos remitir a los componentes de ejecución
Se entiende por proceso ocupacional «el conocimiento mencionados y trasladarlos al conocimiento del ser huma-
de cómo ocurren las ocupaciones y cómo son las expectati- no, esto es, el ser humano funciona a tres niveles que se
vas subjetivas de los individuos en sus actuaciones ocupa- interrelacionan y que son:
cionales. Se trata de entender a cada persona realizando las * Acción (la praxis): componentes físicos que compren-
ocupaciones a su modo (Nelson, 1998)». den habilidades motoras, sensitivas y sensitivomotoras.
Para ello, la TO centra su análisis e intervención sobre * Pensamiento: componentes cognitivos del intelecto,
los componentes de ejecución de las diferentes ocupacio- de la percepción, de la comprensión, etc.
nes, así como de la conservación o no de esas competencias * Sentimiento: componentes afectivos relacionados con
de ejecución en la persona a la que va dirigido el trata- las áreas emocionales y sociales.
miento y el modo de interacción entre ambos dentro de un
entorno concreto, es decir, la dinámica del proceso ocupa- Estros tres niveles del ser y del actuar de la persona
cional. están íntimamente relacionadas con el entorno en que
Por tanto, los componentes de la evaluación ocupacio- vive, ya que ahí entran en juego el cómo se percibe la pra-
nal van a ser: xis, el valor social otorgado, el lugar que ocupa dentro de
PERSONA, OCUPACIÓN y CONTEXTO DE EJE- los valores de la comunidad, etc.
CUCIÓN O AMBIENTE DE COMPORTAMIENTO
OCUPACIONAL (ENTORNO).
5. Áreas ocupacionales
Por OCUPACIÓN se entiende «el grupo de activida-
des y tareas de cada día, las cuales son determinadas y 5.1. Actividades de la vida diaria
organizadas. El valor y el significado que adquieren viene (Automantenimiento). El resultado de la
dado por el individuo y su cultura» (Asociación actividad revierte en uno mismo
Canadiense de TO), añadiendo también que «son todas las
cosas que la gente hace para ocuparse, incluyendo cuidar 1. Higiene personal. Obtener y usar provisiones para
de sí mismo, disfrutar de su tiempo libre y contribuir para afeitarse; maquillarse y desmaquillarse; lavar, secar,
la construcción social y económica de su comunidad». peinar y cepillar el cabello; cuidado de las uñas, cui-
dado de la piel; aplicarse desodorante, depilarse.
Por ACTIVIDAD se entiende como «secuencia inte- 2. Higiene oral. Obtener y usar provisiones; limpiar
grada de tareas que acontecen en una ocasión específica, dientes y boca, quitar, limpiar y volver a colocarse
durante un periodo limitado de tiempo y con un propósi- dentadura postiza.
to particular. Consiste en el uso de la actividad intencio- 3. Baño/Ducha. Obtener y usar provisiones; enjabonar,
nada, es decir, con un significado y dirigida a un propósi- enjuagar y secar todas las partes corporales, mantener
to determinado, para facilitar un cambio positivo en el la posición para el baño; trasladarse al baño.
nivel funcional de la persona» (Abril, 05. Temario oposi- 4. Higiene en el wc. Obtener y usar provisiones; arre-
ción TO. Apeto). glarse la ropa, pasar a la posición para orinar y defe-
Desde TO se habla de dos tipos de ocupación. Por un car, desde ella mantenerla en inodoro u orinal; lim-
lado las ocupaciones que la persona realiza encaminadas piarse; higiene menstrual y continencia (incluyendo
hacia sí mismo y por otro las que la persona realiza enca- catéteres, colostomias y manejo de supositorios).
minadas a otros. Partiendo de esto, la Terapia Ocupacional 5. Cuidado de objetos / dispositivos personales.
reagrupa las actividades del ser humano en tres áreas ocu- Cuidar y limpiar de utensilios personales, tales como
pacionales: audífonos, lentes de contacto, gafas, ortesis, prótesis,
equipo adaptado y dispositivos contraceptivos y
Por PERSONA. Es condición indispensable para poder sexuales.
trabajar terapéuticamente con una persona el acceso a las 6. Vestido. Seleccionar ropa y accesorios apropiados para
ciencias básicas, que nos permiten el conocimiento del ser la hora del día, tiempo y ocasión. Obtener ropa del
humano (psicología evolutiva y general, anatomía, neuro- lugar de almacenamiento. Vestirse de forma secuencia-
logía, fisiología, ciencia de la ocupación, etc) y de las cien- da, abrocharse y arreglarse la ropa y el calzado. Hacer

140 Evaluación en Rehabilitación Psicosocial


Evaluación del Funcionamiento Ocupacional

el proceso inverso. Ponerse y quitarse equipamiento de d.


Hacer las compras. Hacer listado de compras
ayuda o adaptativo, prótesis y ortesis. de todo tipo. Seleccionar y comprar artículos.
7. Alimentación. Servir la comida; usar los utensilios y Elegir la forma de pago y llevarlo a cabo.
vajilla adecuada; llevarse la bebida y comida a la e. Manejo del dinero. Hacer presupuestos, pagar
boca; lavarse las manos y cara; chupar, masticar, toser cuentas y usar sistemas bancarios.
y tragar; y manejo de métodos alternativos de ali- f. Mantenimiento de la casa. Cuidar la casa, jar-
mentación. dín, patio, electrodomésticos y/u obtener la asis-
8. Medicación. Obtener la medicación; abrir y cerrar tencia adecuada.
envases; tomar cantidades prescritas en el horario. g. Control de riesgos. Conocer y realizar procedi-
Informar sobre efectos secundarios y administrar la mientos de prevención y emergencia, para man-
cantidad concreta, utilizando los métodos prescritos. tener un ambiente seguro y prevenir lesiones.
9. Mantenimiento de la salud. Desarrollar y mantener 2. Cuidado de los otros. Cuidar a los hijos, cónyuge,
rutinas para prevenir la enfermedad y para promover padres u otros, tal como cuidados físicos, alimenta-
bienestar, como, mantenerse en forma y disminuir los ción, comunicación y uso de actividades apropiadas a
comportamientos que ponen en riesgo la salud. la edad.
10. Sueño. Horarios y calidad del sueño. Tratamiento o 3. Actividades educativas. Participar en un entorno de
no farmacológico inductor del sueño. Rutina del aprendizaje a través de la escuela, la comunidad, for-
sueño. Alternativas al insomnio. mación continuada, así como explorar intereses edu-
11. Socialización. Interactuar de manera apropiada con- cativos.
textual y culturalmente. 4. Actividades vocacionales. Participar en actividades
12. Comunicación funcional. Usar equipamiento o sis- relacionadas con el trabajo.
temas para enviar y recibir información, tal como a. Exploración vocacional. Determinar aptitudes,
equipamiento para escribir, sistema braille, sistemas destrezas, desarrollar intereses y seleccionar
de comunicación aumentativos y ordenadores, siste- metas vocacionales apropiadas.
mas de emergencia, llamadores, dispositivos de tele- b. Adquisición de empleo. Identificar y seleccio-
nar oportunidades de trabajo, completar los pro-
comunicación para sordos.
cesos de solicitud y de entrevista.
13. Movilidad funcional. Trasladarse de una posición o
c. Ejecución del empleo o trabajo. Desempeñar
lugar a otro, como la movilidad en la cama, movili- tareas en el tiempo apropiado y de una manera
dad en la silla de ruedas, transferencias (cama, silla, efectiva, incorporando los comportamientos
inodoro, bañera/ducha, coche) y realizar desplaza- necesarios para el trabajo.
mientos funcionales y transportar objetos. d. Planificación de la jubilación. Determinar
14. Movilidad en la comunidad. Moverse en la comu- aptitudes, intereses, destrezas e identificar metas
nidad, usar transportes públicos y privados. no vocacionales apropiadas.
15. Respuestas a situaciones urgentes. Reconocer e. Participación en voluntariado. Realizar activi-
situaciones peligrosas, repentinas o inesperadas e ini- dades no remuneradas en beneficio de determina-
ciar las acciones adecuadas para reducir la amenaza dos individuos, grupos o causas.
que supone para la salud y seguridad.
16. Expresiones sexuales. Tomar parte en actividades
sexuales deseadas. 5.3. Actividades lúdicas y de ocio
Realizar actividades intrínsecamente motivadoras como
5.2. Trabajo y actividades productivas. entretenimiento, relajación, diversión espontánea o expre-
Actividades con propósito, el sión personal. El resultado de la actividad puede revertir
autodesarrollo, contribución social y en los otros o realizarse con otros o individualmente.
sustento. El resultado de la actividad 1. Exploración lúdico y de ocio. Identificar intere-
revierte no sólo en uno mismo, sino ses, destrezas, oportunidades y actividades de ocio
también en los otros apropiadas.
2. Desempeño lúdico y de ocio. Planificar y parti-
1. Manejo del hogar. Obtener y mantener las posesiones cipar en actividades lúdicas. Mantener un equili-
personales y de la familia y entorno. brio entre las actividades lúdicas, las de trabajo y
a. Cuidado de la ropa. Obtener y usar provisiones. productivas y las de la vida diaria. Obtener, utili-
Seleccionar, lavar, doblar, planchar, guardar, arre- zar y mantener el equipo y los accesorios.
glar (coser).
b. Limpieza. Obtener y usar provisiones, recoger, A su vez se establece otra categorización de las acciones
pasar la aspiradora, barrer, limpiar el polvo, fre- que la persona lleva a cabo día a día y que trata de dar
gar, pasar bayeta, hacer camas, limpiar cristales y explicación a la función que cumple esa acción en la vida
sacar basura. personal y social del sujeto:
c. Preparación de comida. Planificar comidas – Rol: papel del sujeto en un entorno que conlleva una
nutritivas, preparar y servir la comida; abrir y serie de ocupaciones (ej.: rol de cuidador del hogar)
cerrar envases, armarios y cajones; usar utensilios – Ocupación: conjunto de actividades encaminadas al
de cocina y electrodomésticos; limpiar y guardar cumplimiento de ese rol (ej. Cocina). Estado de equi-
comida. librio del ser humano.

Evaluación en Rehabilitación Psicosocial 141


Ana Abad Fernández y Montse Rincón

– Actividades: conjunto de acciones que comprenden 7. Posición en el espacio. Determinar la posi-


esa ocupación (ej.: cocinar, comprar la comida). ción espacial de objetos en relación a uno
Acción productiva. mismo y a otras formas y objetos.
– Tareas: conjunto de acciones que comprende una 8. Cierre visual. Identificar formas y objetos
actividad (ej.: lavar los alimentos, cortarlos, cocer- cuando se presenten incompletas.
los...). Elemento o componente de una actividad. 9. Figura/fondo. Diferenciar formas y objetos
colocados en diferentes planos.
Cada ocupación, actividad, tarea lleva implícitas una 10. Percepción de profundidad. Determinar
serie de demandas de realización que la persona ha de con- la distancia existente entre objetos, figuras,
servar, recuperar o adquirir para poder desempeñar esa señales y el observador, y los cambios en los
ocupación, actividad, tarea. Esas demandas se denominan planos de las superficies.
componentes de ejecución. 11. Relaciones espaciales. Determinar la posi-
ción de los objetos en relación a sí mismos.
12. Orientación topográfica. Ubicar objetos y
6. Componentes de ejecución ambientes y describir el recorrido hasta los
mismos.
6.1. Componente sensomotor.
La habilidad para recibir estímulos, 2. Neuromuscular
procesar información y producir una a.Reflejo. Presentar una respuesta muscular invo-
respuesta luntaria causada por un estímulo sensorial.
b. Amplitud de movimiento. Mover las partes
1. Integración sensorial. corporales a través de un arco.
c. Tono muscular. Manifestar un grado de tensión
a. Conciencia sensorial. Recibir y diferenciar los o resistencia en un músculo en reposos y como
estímulos sensoriales. respuesta a un estiramiento.
b. Procesamiento sensorial. Interpretación de d. Fuerza. Manifestar un grado de potencia muscu-
estímulos sensoriales. lar cuando se resiste el movimiento con objetos o
1. Táctil. Interpretar tacto superficial, presión, gravedad.
temperatura, dolor, vibración mediante el e. Tolerancia. Sostener un esfuerzo cardíaco, pul-
contacto con la piel y sus receptores. monar y músculo esquelético, durante un perio-
2. Propioceptivo. Interpretar los estímulos do de tiempo.
que se originan en los músculos, articulacio- f. Control postural. Usar las reacciones de endere-
nes y otros tejidos internos para dar informa- zamiento y equilibrio para mantener un balance
ción acerca de la posición de una parte cor- mientras se realizan los movimientos funcionales.
poral en relación con otra. g. Alineación postural. Mantener la integridad
3. Vestibular. Interpretar los estímulos de los biomecánica entre las diferentes partes del cuer-
receptores del oído interno en relación a la po.
posición y moviendo de la cabeza. h. Integridad del tejido blando. Mantener la con-
4. Visual. Interpretar los estímulos mediante dición anatómica y fisiológica de los tejidos
los ojos, incluyendo la visión y agudeza peri- intersticiales y la piel.
féricas, consciencia de color. 3. Motor
5. Auditivo. Interpretar sonidos y discriminar a. Coordinación motora gruesa. Usar grupos
sonidos de fondo. musculares grandes para realizar movimientos
6. Gustativo. Interpretar sabores. controlados, dirigidos a un fin o intencionados.
7. Olfativo. Interpretar olores. b. Cruzar la línea media. Mover los miembros y
c. Proceso perceptual. Organización de los estí- ojos cruzando el plano sagital del cuerpo.
mulos sensoriales dándole significado dentro de c. Lateralidad. Utilizar preferentemente una parte
un patrón. corporal unilateral en las actividades que requie-
1. Esterognosia. Identificar objetos a través de ren un alto grado de destreza.
la propiocepción, cognición y el sentido del d. Integración bilateral. Coordinar ambos hemi-
tacto. cuerpos durante la realización de una actividad.
2. Quinestesia. Identificar la amplitud y e. Control motor. Utilizar el cuerpo en patrones de
dirección del movimiento articular. movimiento funcionales y versátiles.
3. Nocicepción. Interpretar los estímulos f. Praxia. Concebir y planificar un nuevo acto
dolorosos. motor en respuesta a una demanda del ambiente.
4. Esquema corporal. Adquirir una concien- g. Coordinación motora fina y destreza. Usar
cia interna del cuerpo y la relación de las grupos musculares pequeños, particularmente en
diferentes partes del cuerpo entre sí. la manipulación de objetos.
5. Discriminación derecha/izquierda. h. Integración viso-motora. Coordinar la interac-
Diferenciar un lado del cuerpo del otro. ción de la información de los ojos con el movi-
6. Constancia de forma. Reconocer formas y miento del cuerpo durante la actividad.
objetos como los mismos, colocados en dife- i. Control oral motor. Coordinar la musculatura
rentes posiciones, tamaños y ambientes. orofaríngea para lograr movimientos controlados.

142 Evaluación en Rehabilitación Psicosocial


Evaluación del Funcionamiento Ocupacional

6.2. Integración cognitiva y componentes c. Habilidades interpersonales. Capacidad de


cognitivos. La habilidad para usar las utilizar la comunicación verbal y no verbal, para
funciones superiores interactuar en diferentes situaciones.
d. Expresión personal. Utilizar una variedad de
1. Nivel de alerta («arousal»). Demostrar estar alerta estilos y habilidades para manifestar pensamien-
y atento e interesado a los estímulos del entorno. tos, sentimientos y necesidades.
2. Orientación. Identificar persona, lugar, tiempo y e. Manejo de sí mismo.
situación. 1. Habilidades de afrontamiento. Identificar
3. Reconocimiento. Identificar caras familiares, obje- y manejar el estrés y los factores relaciona-
tos y otros materiales presentados previamente. dos.
4. Tiempo de atención. Concentrarse en una tarea 2. Manejo del tiempo. Planificar y participar
durante un periodo de tiempo. en actividades de autocuidado, trabajo, ocio
5. Iniciación de la actividad. Comenzar una activi- y descanso, de una manera equilibrada para
dad física o mental. promover satisfacción y salud.
6. Terminación de la actividad. Finalizar una activi- 3. Autocontrol. Modificar nuestra propia con-
dad en el momento apropiado. ducta en respuesta a las necesidades ambien-
7. Memoria. Recordar la información después de un tales, exigencias, limitaciones, aspiraciones
período largo o corto de tiempo. personales y feedback (retroalimentación) de
8. Secuenciación. Ordenar la información, conceptos los demás.
y acciones.
9. Categorización. Identificar las similitudes y las Desde la Terapia Ocupacional se entiende la actividad
diferencias de la información del retorno. como un instrumento mediador entre la competencia
10. Formación de conceptos. Organizar una variedad (adecuación a las demandas de una circunstancia o tarea) y
de información para formar pensamientos o ideas. la disfunción ocupacional (una incapacidad crónica o
11. Operaciones intelectuales en el espacio. temporal para manejar y participar en los roles, las rela-
Imaginar las relaciones de varios objetos en el espa- ciones y las ocupaciones esperadas de una persona de edad
cio. y cultura similar (G.ª Margallo, P., 2005). Entendiendo de
12. Resolución de problemas. Reconocer un proble- este modo la actividad, hemos de analizarla y graduarla
ma, definir un problema, identificar planes alterna- para saber en qué medida y cómo podremos utilizarla de
tivos, seleccionar un plan, organizar los pasos de un tal modo que un sujeto realizando esa determinada activi-
plan, desarrollar un plan y evaluar el resultado. dad, no sólo recupere el desempeño de esa actividad sino
13. Aprendizaje. Adquirir nuevos conceptos y conduc- que además recupere la competencia y por tanto la recu-
tas. peración ocupacional, es decir, recupere áreas ocupaciona-
14. Generalización. Aplicar conceptos y comporta- les y componentes de ejecución (síntesis y adaptación de
mientos aprendidos previamente a una variedad de la actividad). Entendemos por tanto la actividad, como
situaciones nuevas. medio y como fin.
Ejemplo: actividad terapéutica «pintura».
Como fin: incorporarla dentro de su repertorio de acti-
6.3. Habilidades psicosociales y componentes vidades lúdicas, culturales o de ocio.
psicológicos. Habilidad para interactuar Como medio: potenciar componentes de ejecución cog-
en la sociedad y procesar emociones nitivos tales como generar pensamientos e ideas nuevas
(pensamiento creativo), orientación espacial, atención,
1. Psicológicos atención sostenida, iniciar una actividad, etc.
La actividad deberá ser por tanto, propuesta con propó-
a. Valores. Identificar ideas o creencias que son sito y con significado para la persona. Esto despertará la
importantes para uno mismo y para los demás. motivación de la persona para su realización. Se debe tener
b. Intereses. Identificar actividades mentales o físi- en cuenta que las personas buscan de actividades conecta-
cas que nos gratifican y mantienen nuestra aten- das a sus intereses y preferencias. Si esto no se produjera,
ción. no ocurriría ningún tipo de desempeño.
c. Concepto de sí mismo. Desarrollar el valor de sí Las personas con enfermedad mental crónica tienen
mismo físicamente, emocionalmente y sexual- especiales dificultades en poder recuperar la suficiente
mente. motivación para el desarrollo de las actividades de la vida
diaria y el resto de tareas. Este proceso supone un handi-
2. Sociales cap más, cuando de lo que se trata es de recuperar la ruti-
a. Ejecución del rol. Identificar, mantener y equi- na y el planteamiento de actividades.
librar las funciones que uno asume o adquiere en Si se proponen actividades basadas en escasos y nulos
la sociedad. intereses de la persona, podrán provocar una escasa parti-
b. Conducta social. Interactuar usando modales, cipación por parte de la misma. Sin embargo, si se produ-
espacio personal, contacto visual, gestos, escu- cen actividades con propósito, dará lugar a una mejor
cha activa y expresión personal, apropiados al adaptación de la persona hacia el cambio positivo en su
contexto. desempeño ocupacional.

Evaluación en Rehabilitación Psicosocial 143


Ana Abad Fernández y Montse Rincón

7. Contextos de ejecución o ambiente de Penitenciario (institución cerrada, con espacios íntimos


comportamiento ocupacional muy reducidos, con reducida libertad de elección ocupa-
cional, etc). Para adaptar adecuadamente nuestra interven-
«El entorno es una suma de fenómenos que rodean a ción a las necesidades personales y a las condiciones del
una persona e influyen en su desarrollo y forma de vida» entorno habremos de conocer bien éste. Por tanto, tendre-
(Mosey, 1986). mos que saber qué nos ofrecen los diferentes entornos y
El conocimiento de este entorno por parte de la TO qué nos restan para poder llevar a cabo la intervención.
conduce a la formulación del contexto de ejecución: marco Esto es, siguiendo con nuestro ejemplo: qué valor le da la
en el que se produce la interrelación entre los aspectos familia y qué valor le da la institución penitenciaria al
referentes al sujeto y su posible patología y los vinculados hecho de que esa persona haga las compras, limpie el espa-
al entorno, determinando así las posibilidades de desarro- cio, cuide la ropa…; con qué medios cuenta esa persona en
llo ocupacional. su casa o en el centro penitenciario para poder llevar a cabo
La valoración de la función en las áreas ocupacionales esas tareas (acceso a la lavadora, a los productos de limpie-
está influenciada en gran medida por los contextos en que za, al material para coser la ropa, etc). Conociendo el con-
el individuo debe realizarlas. Los terapeutas ocupacionales texto de ejecución y las necesidades ocupacionales del suje-
consideran los contextos de ejecución cuando determinan to, podremos adaptar el entorno de modo que esas nece-
si la intervención es viable y apropiada. sidades se vayan modificando y reduciendo, facilitando así
Los terapeutas ocupacionales pueden elegir intervencio- un espacio terapéutico de cambio.
nes basadas en una comprensión de los contextos o inter- Terminología uniforme para Terapia Ocupacional.
venciones directamente dirigidas a modificarlos para Traducido y revisado por las profesoras del Departa-
mejorar la ejecución. mento de TO de la Escuela Universitaria de Cruz Roja.
Terrasa. Barcelona.
a. Aspectos temporales Fuente:
• Uniform Terminology-Third Edition, The American
1. Edad cronológica. La edad del individuo Occupational Therapy Association, 1994.
2. Edad de desarrollo. Estadio o fase de madura- • Willard & Spackman´s Occupational Therapy 9.ª
ción Edición, 1997.
3. Ciclo de la vida. Situación en las fases importan-
tes de la vida como ciclo del profesional, ciclo de
maternidad o del proceso educativo. 7.1. Cuándo
4. Status (gravedad) de la discapacidad.
Situación en el continuo de discapacidad, como La evaluación en rehabilitación psicosocial ha de ser un
lesión aguda, cronicidad de la discapacidad o la continuo y por tanto, la parte de evaluación ocupacional.
naturaleza terminal de la enfermedad. Como ya se ha reflejado en este capítulo con anterioridad,
esta evaluación se ha de empezar desde el inicio del con-
b. Entorno tacto del usuario con el recurso y se ha de mantener duran-
te todo el proceso de rehabilitación, entendiéndola como
1. Físico. Aspectos no humanos de los contextos.
un proceso circular (Creek, 1997), puesto que se produce
Incluye la accesibilidad o ejecución dentro de
en distintos momentos y de forma cíclica a lo largo de toda
entornos como espacios naturales, plantas, anima-
la intervención con el usuario.
les, edificios, muebles, objetos, herramientas o
El proceso circular de la evaluación ocupacional se desa-
dispositivos.
rrolla, según propone Neistadt (1998), en una secuencia
2. Social. Disponibilidad y expectativas de las per-
general constituida por los siguientes pasos:
sonas significativas, como la pareja, amigos y cui-
dadores. También incluye grandes grupos sociales – Revisión de informaciones preliminares
que influyen en el establecimiento de normas, – Entrevista con el sujeto o personas vinculadas a
expectativas de los roles y las rutinas sociales. él/ella
3. Cultural. Costumbres, creencias, patrones de – Observación de las áreas de ejecución ocupacional
actividad, niveles de comportamiento y expecta- prioritarias para el sujeto.
tivas aceptadas por la sociedad y que pasan de una – Evaluación de las destrezas que componen las áreas
generación a otra a través de una educación for- que parecen problemáticas durante la ejecución ocu-
mal o informal. pacional.
– Sintetización y resumen de los datos recabados
El contexto de ejecución puede ser un factor en algunos durante la totalidad del proceso de evaluación.
casos determinante en el tipo de desempeño ocupacional
de una persona, dado que la identidad personal como ser Esta secuenciación de la evaluación aparece en los tres
activo / pasivo se va construyendo desde la interacción con tiempos en los que se estructura el proceso: evaluación ini-
otros. Además de que las condiciones físicas en las que se cial, evaluación continuada y valoración de resultados.
realiza cierta ocupación pueden facilitarla o entorpecerla.
Así, no es lo mismo tratar de recuperar el rol de cui- * Evaluación Inicial: Comienza con la derivación
dador del hogar con un usuario de un Centro de del paciente al recurso donde iniciará el programa de reha-
Rehabilitación Psicosocial de tipo ambulatorio viviendo bilitación. Trata de ser un inicio de recogida de informa-
el sujeto en el domicilio familiar que en un Centro ción, por lo que resulta de vital importancia que se pro-

144 Evaluación en Rehabilitación Psicosocial


Evaluación del Funcionamiento Ocupacional

duzca un buen enganche terapéutico (lo analizaremos más – Interpretar los problemas y necesidades del sujeto
adelante en mayor extensión) que proporcionará una infor- evaluado (hipótesis iniciales)
mación ajustada a su realidad. – Establecer un punto de arranque, una referencia con
Lo que se valora en esta fase inicial desde Terapia la que contrastar la posterior evolución del caso.
Ocupacional, está centrado en explorar el pasado, presente – Elaborar las metas y objetivos iniciales, construyen-
y las expectativas de futuro del usuario (sujeto), en todas do un plan individualizado de tratamiento desde la
las áreas de su vida diaria (autocuidados, cuidados del TO.
entorno, ocio individual y grupal, relaciones sociales, ami- – Perfilar los espacios terapéuticos (actividades, talle-
cales y familiares, trabajo, aficiones, gestiones, desplaza- res, programas, etc) en los que podría ser incluido
mientos, etc) y en base a los pilares de volición, habitua- inicialmente el sujeto (Dulce y Moruno, 2003).
ción y ejecución. – Creación del vínculo terapéutico. Fundamental para
Además de valorar lo referido, se exploran los eventos crí- el inicio y posterior intervención terapéutica.
ticos de vida como puede ser el inicio de enfermedad de
forma somera, ya que de una manera específica lo evalúa el Por tanto en cuanto al desempeño ocupacional, pode-
psicólogo. Así mismo, se evalúa de la misma manera la valo- mos ver:
ración que hace de su vida familiar, de comisión de delito en
– Áreas ocupacionales de especial dificultad de ejecu-
el caso de centro penitenciario, etc. A su vez se explora sobre
ción por parte del usuario y qué situaciones generan
las expectativas de vida futura: si existen, si trabaja hacia
y mantienen esas dificultades.
ellas, si cumple con las responsabilidades que conllevan
– Áreas ocupacionales que no representan problema en
ciertos cambios, etc. Se indaga sobre los ambientes ocupa-
su ejecución para el sujeto, potenciando así su reali-
cionales a lo largo de su vida y en el curso de la enfermedad.
zación y generando situaciones favorecedoras que se
Esta recogida de información se realiza a través de la
puedan hacer extensivas a las áreas problema.
Entrevista de Historia Ocupacional por un lado y del
– El nivel ocupacional premórbido del sujeto: grado de
Perfil Narrativo de vida. Estas se obtienen por medio de
competencia y satisfacción en el desempeño, tipo de
entrevista directa y guiada, obteniendo el gráfico de vida
ocupaciones llevadas a cabo, actividades de mayor
(valorando desde una visión subjetiva los datos objetivos
interés, habituación, etc.
analizados).
– Necesidades y expectativas ocupacionales del sujeto,
A pesar de que todo el equipo multidisciplinar evalúa
igualmente de su entorno social y cultural, pues es
desde los diferentes contextos, a nivel grupal e individual
ahí donde llevará a cabo sus ocupaciones futuras.
recogiendo como se desarrolla la persona en los diferentes
programas, es el TO y el Psicólogo en quienes recae una
* Evaluación continuada: A lo largo de todo el pro-
parte de evaluación más concreta, definida y que entronca
ceso de intervención se realiza una evaluación continuada
con áreas complejas. Se da la circunstancia en general, que
la persona apenas ha tenido la oportunidad de poder men- de todo lo recogido en la fase inicial. Se trata de ir com-
cionar como es el desarrollo de sus actividades de la vida probando si se van produciendo avances en los objetivos
diaria y las áreas más de carácter clínico. planteados en el PIR y si las estrategias planteadas son las
La información inicial recogida tanto del desempeño en adecuadas o bien si las condiciones del contexto de ejecu-
las áreas ocupacionales como de las áreas de carácter clíni- ción, se han de modificar para lograr cambios en áreas y/o
co, serán las contrastadas con las aportadas por la familia. componentes de ejecución concretos. De las áreas concre-
En muchos casos, la familia presenta una información que tos (por ejemplo el cuidado de la celda o su habitación en
nada tiene que ver con el desempeño real del usuario y en el área productiva, la definición y elección de intereses de
otras ocasiones, sucede a la inversa. ocio en el área de ocio, desempeño inicia en ducha y cam-
Siempre que se puede, se debe recoger la información de bio de ropa…) y aspectos muy determinados (por ejemplo
este desempeño, desde el contexto real del usuario. Se efec- su creencia en sus capacidades dentro de los componentes
tuaran visitas al domicilio o lugar de residencia siempre de ejecución psicológicos, autoevaluación de capacidades /
que se pueda dado, que el desarrollo de las actividades de dificultades para llevar a cabo determinados roles, etc).
vida diaria reales de la persona en muchos casos, nada tiene Se debe evaluar de forma continuada el desempeño y la
que ver con lo que verbaliza. Estas visitas se consensúan relación que establece la persona con la ocupación, con su
con el usuario y la familia en el caso de que el contexto lo entorno y consigo mismo para ir llegando a un acople y
permita, ya que en bastantes ocasiones no lo permiten o ajuste de los tres factores que permita a la persona alcan-
cueste tiempo llegar a conseguirla. En este caso se pospo- zar un desempeño ocupacional óptimo, satisfactorio y de
ne para un momento más permeable. Estas visitas siempre acuerdo con expectativas reales y alcanzables.
que se puedan se seguirán manteniendo durante el proce-
so de intervención y en la evaluación continuada, para tra- * Evaluación final o valoración de resultados:
bajar los objetivos terapéuticos. Una vez abordados los objetivos terapéuticos, se producirá
Una vez recogida la información del Psicólogo y TO, la evaluación de los mismos para comprobar que se ha pro-
junto con la aportada por la familia recogida por el ducido mejora, estancamiento o empeoramiento en el
Trabajador Social, se plantea el PIR (Plan desempeño ocupacional de la persona, con el fin de decidir
Individualizado de Rehabilitación) marcando los objeti- si es necesario continuar con la intervención desde TO. El
vos de rehabilitación. Alta en TO lo valoraremos en varios momentos:
En estos casos se pospone a momentos más adecuados. – El usuario ha alcanzado los objetivos o lo que es lo
Como hemos estado insistiendo de los datos recabados mismo los objetivos globales posibles de alcanzar en
en la evaluación ocupacional inicial podemos: el recurso y que no necesitan de la intervención en

Evaluación en Rehabilitación Psicosocial 145


Ana Abad Fernández y Montse Rincón

TO, como herramienta de trabajo. Igualmente cuan- ACTIVIDADES INSTRUMENTALES DE LA VIDA


do a pesar de que lo todavía alcanzable en el recurso, DIARIA. AIVD
sí contempla la TO, el usuario ha llegado a su máxi-
– Evaluación de las destrezas y recursos en la vida coti-
mo de posibilidades, esto es, ha conseguido un
diana (ALSAR)
desempeño ocupacional óptimo para su vida diaria,
– Evaluación de las destrezas y procesos motores (AMPS)
aunque no cumpla con las expectativas sociales.
– Evaluación de la cocina Rabideau revisada (RKE-R)
– El usuario no vea conveniente mantener esa interven-
(Neistadt, 1992)
ción.
– El usuario sea dado de baja en el programa.
– El usuario sea causa de baja por fallecimiento, trasla- ACTIVIDADES AVANZADAS DE LA VIDA DIARIA.
do, etc. AAVD
– Trasladen al usuario a otro centro o recurso o bien que – Cuestionario de integración comunitaria
se cumpla su condena en el caso de Centro – Cuestionario de la satisfacción en la ejecución (SPSQ),
Penitenciario. (Yerxa et al., 1988)
– Evaluación del potencial de rehabilitación prevocacio-
La información desprendida de esta evaluación ocupa- nal
cional final contribuye a definir las pautas dadas tanto al – Perfil de intereses de ocio para adolescentes (ALIP)
individuo como a su entorno sobre su manejo diario, así Romero Ayuso D.M y Moruno P. (AVD, 2006)
como a la toma de decisión sobre el recurso de continuidad
de cuidados más adecuados desde el punto de vista de FUNCIONAMIENTO OCUPACIONAL
desempeño ocupacional.
– Entrevista Histórica del Funcionamiento Ocupacional
(OPHI-II). Autores: Kielhofner G, Mallison T,
7.2. Cómo Crawford C, Novak M, Rugby M, Henry A y Walens
D.
Herramientas – Autoevaluación del Funcionamiento Ocupacional
(AFO). Autores: Baron & Curtin, 1990.
Existen multitud de instrumentos de evaluación en las
diferentes áreas de la Terapia Ocupacional en el campo de ROLES
la rehabilitación psicosocial, con el fin de valorar el desem- – Listado de Roles (Role Checkilist). Autores: Oackley,
peño ocupacional de la persona, los componentes y con- Kielhofner & Barris, 1985 y Mundo E, 1985.
textos de ejecución.
A pesar de estos instrumentos, se puede realizar un
HABILIDADES MOTORAS Y DE PROCESAMIENTO
modelo de evaluación adaptado a las circunstancias de sus
pacientes y el recurso. El TO debe ser el responsable de – Assessment of Motor and Process Skills (AMPS).
recoger esta información y no otro profesional, ya que esta Autores: Fisher, 1994.
circunstancia influirá en la labor terapéutica, desde la deri-
vación del paciente al recurso. HABILIDADES DE COMUNICACIÓN E INTERAC-
A continuación englobamos una serie de instrumentos CIÓN SOCIAL
homologados recogidas de diferentes fuentes, detalladas a – Assessment of Comunication and Interaction Skills
posteriori, estos son:
(ACIS). Autores: Forsyght, Salamy, Simon &
Kielhofner, 1993 y Riopel, 1981.

HÁBITOS, EQUILIBRIO OCUPACIONAL


ÁREAS QUE EVALUA
– Cuestionario Ocupacional. Autores: Mundo E, 1986 y
Riopel, 1981
ACTIVIDADES BÁSICAS DE LA VIDA DIARIA.
ABVD VOLICIÓN
– Índice de Katz – Cuestionario Volicional III. Autores: De las Heras, CG,
– Índice de Barthel Geist R y Kielhofner, G, 1998, Matsuyusu, 1969.
– Medida de la independencia funcional (MIF)
– Inventario de tareas habituales (RTI-2) INTERESES
– Evaluación de las destrezas cotidianas para la indepen-
– Listado de Intereses (Interest Checklist). Autores:
dencia
Neville, 1983.y Durante P., 1996.
– Evaluación de las destrezas de la vida diaria (PASS)
– Inventario de intereses de ocupaciones de ocio (LOII)
(Rogers y Holm, 1989, 1994)
– Escala de actividades de la vida diaria Klein Bell (Klein
OCIO
y Bell, 1982)
– Evaluación de las destrezas de la vida diaria Milwaukee – Cuestionario de Ocio y Tiempo Libre. Autores:
(MEDLS) (Leonardelli, 1988) Larrinaga V., 1993

146 Evaluación en Rehabilitación Psicosocial


Evaluación del Funcionamiento Ocupacional

EQUILIBRIO OCUPACIONAL, HÁBITOS • Propio funcionamiento intrapsíquico, esto es nivel


emocional y racional.
– Pie de vida. Autores: Durante, 1996, Mc Dowell, 1976,
• Capacidad y modo de expresión propia, tanto ver-
Neville, 1980.
bal como no verbal en la comunicación con el suje-
to (juego transferencia / contratransferencia).
ROL DE TRABAJADOR
• Modo y nivel de implicación personal en el proce-
– Entrevista del Rol de Trabajador (ERT). Autores: so de intervención.
Velozo, C, Kielhofner G y Fisher G, 1998. • Modo y nivel de recuperación personal tras el pro-
ceso de intervención (cuidarse para cuidar).
AMBIENTE • Capacidad de facilitar y solicitar ayuda al equipo
para el abordaje del caso (generosidad asertiva
– Escala de Impacto Ambiental para el Trabajo (WEIS).
intraequipo).
Autores: Moore-Corner MS, Kielhofner G y Olson L,
1996.
* Con respecto al sujeto:
DISFRUTE Y REALIZACIÓN DE • Capacidad de Empatía (del vocablo griego
ACTIVIDADES DE OCIO Empatheia), «sentir dentro» o percibir la expe-
riencia subjetiva de la persona. Definida como: «La
– Cuestionario de Ocio y Tiempo Libre. Autores:
empatía tiene que ver con la capacidad o el arte de
Larrinaga V, 1993.
«meterse» en la piel del otro, de penetrar en la
mirada del que padece y contemplar el mundo
MEMORIA EN LA VIDA DIARIA
desde una historia y unos ojos diferentes». Esta
– Test Conductual de Memoria, Rivermead (RBMT). capacidad permite y proporciona, ayuda objetiva.
Autores: Wilson y cols.; 1991. • Facilitar la recuperación de la Motivación definida
Cantero Garlito PA y Blanco Vila, 2004. como «un ensayo preparatorio de una acción para
animar o animarse a ejecutarla con interés».
Motivar para el desempeño, normalizar.
8. Habilidades del terapeuta ocupacional • Acercamiento profundo al modo de entender,
expresar y desempeñar su vida a través de su hacer.
Dado que el objetivo general de esta fase del tratamien- • Respetar el ritmo del paciente así como sus tiem-
to es lograr la información más certera posible para poder pos para la consecución de objetivos. Se hace nece-
llegar a las conclusiones iniciales sobre las necesidades de sario ajustar en muchas ocasiones las expectativas
recuperación, mantenimiento o potenciación del sujeto, es del profesional, de cara a no forzar determinadas
menester que las habilidades del/la Terapeuta Ocupacional intervenciones que necesitan de tiempos diferentes
hayan de ir encaminadas hacia: de los que a priori, estima el profesional.
• Provocar la complicidad del sujeto en el proceso de
regalar información. * Con respecto al entorno:
• Generar, por parte del sujeto, complicidad en el pro- • Acercamiento profundo al entorno físico, social y
ceso de llevar a cabo la intervención. cultural del sujeto (familia, institución penitencia-
ria…), entendiéndolo como lugar que interfiere de
En definitiva, hacia el establecimiento de un tipo de forma facilitadora o inhibidora en el proceso de
relación entre la/el TO y el sujeto que permita ser eficaz en recuperación (familia, institución, etc).
el tratamiento consiguiente de la evaluación inicial, es • Acercamiento profundo al entorno propio profe-
decir hacia el establecimiento de la relación terapéutica y sional en cuanto al modo que influye en el sujeto
uso de consciente del yo, esto es: provocar la confianza (ej.: si potencia la dependencia o la autonomía) y
terapéutica, generando un vínculo en el que el sujeto per- en cuanto al modo que influye en uno mismo (ej.:
ciba seguridad, empatía (diferenciada de la simpatía), res- si nos facilita el desarrollo de desarrollo de activi-
peto, entienda la relación como un espacio que le va a per- dades terapéuticas).
mitir crecer, donde va a ir recuperando el locus de control
de su propia vida, donde se le va a facilitar el conocimien- * Con respecto a la implementación del tratamiento:
to y uso de sus recursos personales…
• Acercamiento profundo a las ciencias que estudian
La creación de esa relación de entendimiento y apoyo,
al ser humano (psicología, anatomía, sociolo-
depende de varios factores: de la propia persona, del /la
gía…).
propio/a TO y del entorno (de ambos), contando, por tanto
• Acercamiento profundo a las ciencias que estudian
con que siempre existirán aspectos que se nos escaparán de
la patología del ser humano y su tratamiento (psi-
las manos.
quiatría, farmacología…)
Sí existen aspectos, sin embargo, que el profesional ha
• Conocimiento profundo de la ciencia de la ocupa-
de conocer y manejar para garantizar la relación construc-
ción
tiva, que son: • Conocimiento profundo del / los modelos de apli-
cación de la TO
* Con respecto a sí mismo: • Aplicación respecto de ese sujeto en concreto de
• Propia escala de valores e intereses y cómo los tras- los conocimientos técnicos, estableciendo una
lada a la relación con el sujeto. metodología adecuada.

Evaluación en Rehabilitación Psicosocial 147


Ana Abad Fernández y Montse Rincón

* Conclusión Dice Mosey:


«La capacidad para restablecer la relación, para empatizar y
• Respeto del ritmo del sujeto y entorno
guiar a otros, para conocer y hacer uso de su potencial como par-
• Resistencia terapéutica de ambos
ticipantes en una comunidad de otros, ilustra el arte de la
Terapia Ocupacional».

EVALUACIÓN OCUPACIONAL

POR QUE PARA QUE QUE CUANDO COMO


Vínculo terapéutico Objetivos generales Sujeto: Inicial Herramientas
Pensamiento Continuada
Perfil o diagnóstico Emoción Final
Fundamentación Teórica Ocupacional Acción
Desempeño en: Objetivos específicos
Ciencia de la Ocupación Definir necesidades de Autocuidado, productivo
recuperación ocupacional laboral y lúdicas de ocio
Razonamiento Clínico Desempeño en:
Componentes de ejecución
Fundamentación histórica Contextos de ejecución:
Ambiente Social
Físico
Cultural
Actividad
Componentes de ejecución
Graduación
Temporalidad
Indicación terapéutica

Bibliografía con Enfermedad Mental Crónica: Programas Básicos de


Intervención». (2002). BOCM.
14. A.E.N. (Asociación Española de Neuropsiquieatría). (2003). «La
1. Durante Molina, P. y Noya Arnaiz, B. (1998). «Terapia
atención a la Salud Mental de la Población Reclusa». Edit. AEN
Ocupacional en Salud Mental: principio y práctica». Estudios Congreso de la AEN, Oviedo.
Edit.Masson. Barcelona. 15. Azuara, A y Rincón, M. (2000). «Descripción del programa de
2. Durante Molina, P., Noya Arnaiz, B., Moruno Miralles, P (2000). rehabilitación psicosocial con personas reclusas con enfermedad
«Terapia Ocupacional en Salud Mental: 23 casos cínicos comen- mental grave y crónica del centro penitenciario de Navalcarnero».
tados». Edit. Masson. Barcelona. AMRP (Asociación Madrileña de Rehabilitación Psicosocial).
3. Polonio López, B., Durante Molina, P., Noya Arnaiz, B., (2001). Madrid.
«Conceptos Fundamentales de Terapia Ocupacional» (1.ª Ed.). 16. Aucouturier, B. y Lapierre, A. (1985). «Simbología del
Edit. Médica Panamericana. Madrid. Movimiento». Edit. Científico-médica. Barcelona.
4. Escuela Universitaria Cruz Roja-Terrasa (Universidad Autónoma 17. Arribas, P., Martínez, J., Pedrós, A., Tomás, A y Vilar, J. (1996).
de Barcelona). «Terminología Uniforme para Terapia «Convivir con la esquizofrenia, una guía de apoyo para familias».
Ocupacional». Traducido y revisado por profesoras del Edit. Promolibro. Valencia.
Departamento de TO., Fuentes: American Occupational Therapy 18. Millar, R. W., Rollnick, S. (1999). «La Entrevista Motivacional».
Association (1994) y Willard & Spackman´s Occupational Edit. Paidós. Madrid.
Therapy , 9.ª edición (1997). 19. Liberman, R. P. (1993). «Rehabilitación Integral del Enfermo
5. Kielhofner, G. «Modelo de Ocupación Humana: Teoría y Mental Crónico». Edit. Martínez Roca. Madrid.
Aplicación». (2004). Madrid: Editorial Médica Panamericana. 20. Vázquez, C. (coord.) (2001). «Epistemología de la
6. Moruno, P y Romero, D. «Actividades de la Vida Diaria». Rehabilitación. Congreso de Rehabilitación en Salud Mental:
(2006). Edit. Masson. Madrid. situación y perspectivas.».Salamanca.
7. Rodríguez, A. (1997) «Rehabilitación Psicosocial de personas 21. ATIP (Asociación de Técnicos de Instituciones Penitenciarias)
con Enfermedad Mental Crónica». Edit. Pirámide. Madrid. (2001). «El tratamiento Penitenciario: posibilidades de interven-
8. G.ª Margallo, P., San Juán, M., Jonquera, S y Navas, I. (2005). ción». Edit. ATIP. Madrid.
«El Análisis y la Adaptación de la Actividad en Terapia 22. Elizur, J y Minuchin, S. (1997). «La locura y las instituciones».
Ocupacional». Aytona Editores. Madrid. Edit. Gedisa. Barcelona.
9. Gómez, M. (coord.). Apeto. (2005). «Temario General para 23. Kemberg, O.F. (1987). «Trastornos graves de la personalidad».
Oposiciones de Terapia Ocupacional». Ed. Apeto. Madrid. Edit. Manual Moderno. Buenos Aires.
10. A.O.T.A. (Asociación Americana de Terapia Ocupacional). 24. Matza, D. (1981). «El proceso de desviación». Edit. Taurus.
«Marco de trabajo para la práctica de la Terapia Ocupacional» Madrid.
(2002). Edt. AOTA. New Cork, EEUU. 25. Sáiz Ruíz, J. (1999). «Esquizofrenia, enfermedad del cerebro y
11. Rogers J.C., Holms, M.B. «Occupational Therapy Diagnostic reto social». Edit. Masson. Barcelona.
Reasoning: A component of Clinical Reasoning». AmJ. Occup. 26. Sánchez, L. (1996). «Manual de técnicas grupales de comunica-
Therapy, 1991. ción y creatividad. Para TO». Edit. Apeto. Madrid.
12. Noistadt, M; Crespean, E; «Willard & Spackman´s Occupational 27. Schinca, M. (2000). «Expresión corporal». Edit. Praxis.
Therapy. 9th. Ed.». Philadelphia: Lippincott-Raven, 1998. Barcelona.
13. Cuadernos Técnicos de Servicios Sociales de la CAM. 28. Reglamento Penitenciario: Accesible en cada centro penitenciario
«Rehabilitación Psicosocial y Apoyo Comunitario de personas y posiblemente en cualquier librería de derecho penal.

148 Evaluación en Rehabilitación Psicosocial