Вы находитесь на странице: 1из 3

Edgar Cid Fernández

ACTIVIDAD EVALUABLE SEMANA 3

A continuación se relata una situación laboral. Leedla con atención y contestad a las
preguntas que se plantean, es una situación que se produce de forma muy habitual.

José Luis es un mando intermedio de una empresa. Tiene 40 años. Ha consultado con un
especialista aquejado de insatisfacción laboral, "descontrol", sentimientos de frustración
en su trabajo y en su vida en general. Se enfada con su familia, especialmente tras los
días malos en el trabajo; unas veces se encoleriza y otras se muestra hosco
e incomunicativo. El foco de la entrevista clínica se ha limitado a su ambiente laboral,
puesto que parece que muchas de sus dificultades surgen allí. Se discutieron varios
aspectos problemáticos del trabajo. Uno de ellos tiene que ver con sus interacciones con
los empleados que están bajo su responsabilidad en el departamento que
supervisa. José Luis refiere dificultades para enfrentarse con ellos por su indolencia y su
fracaso al adoptar los procedimientos que él cree correctos. Parece que rara vez se
reafirma ante sus subordinados en lo tocante a su inadecuado rendimiento, a la vez que
falla en comunicar claramente sus opiniones y posturas.
En consecuencia, el rendimiento de su departamento es bajo y José Luis está
empezando a recibir presiones de sus jefes para que "salga a flote". Esto le
resulta frustrante porque desea el aprecio de sus subordinados y, ciertamente, no le
gustaría que le tomasen por un supervisor agresivo y hostil. José Luis añade que
también tiene a menudo problemas para intervenir en las reuniones de ejecutivos. Duda
entonces de sus propias opiniones y de su valor. Al final de la entrevista,
tanto José Luis como el especialista que le atiende llegaron a la conclusión de que
muchos de sus problemas provenían de su manejo ineficaz de las situaciones
interpersonales en el trabajo.
Preguntas:

1.- ¿Qué factores laborales y personales encuentras como posibles riesgos en esta
situación?

Comenzando por los factores personales, destacaría principalmente la personalidad, la


motivación y la edad de José Luís. Como podemos observar, el estado de ánimo de José
Luís refleja una clara insatisfacción con el trabajo. También, refleja una falta de
motivación por su trabajo. Teniendo en cuenta que es una persona joven de 40 años,
quizás todavía no haya adquirido la experiencia necesaria para ocupar un cargo con
tantas responsabilidades.

En cuanto a los factores laborales, destacaría como posible riesgo el factor


organizativo.
• Estilo de mando: Por lo que parece, José Luis estaría adoptando una postura
paternalista, caracterizado por una baja productividad y una incapacidad para
asumir responsabilidades.
• Participación en la toma de decisiones: José Luís tiene serias dificultades para
imponer su voluntad y comunicarse con sus superiores. Tiene una percepción de
gran falta de control en las tareas realizadas. Sus opiniones y propuestas con el
comité ejecutivo no se tienen en cuenta.
• Comunicación en el trabajo: Existe una clara falta de comunicación tanto
vertical como horizontal. Este parece ser el gran problema de José Luís. Sus
subordinados no adoptan las directrices que José Luís propone.
• Relaciones interpersonales: Por miedo a parecer un jefe autoritario, José Luís
adopta una actitud pasiva en vez de imponer sus normas.

2.- ¿Qué técnicas de investigación psicosocial utilizarías para investigar este caso
desde el Departamento de PRL?

Con el fin de obtener la valoración más objetiva posible y el conocimiento más


exhaustivo y completo de la situación que está teniendo lugar, utilizaría las entrevistas.
La llevaría a cabo de manera semi-estructurada, ya que tendría mayor libertad a la hora
de ejecutar la entrevista e insistir en aquellos temas que me parecieran relevantes.

3.- ¿Qué recomendaciones preventivas darías para este tipo de casos?

Bajo mi criterio, daría las siguientes recomendaciones preventivas.

Cabe diferenciar entre 2 tipos de medidas preventivas:


- Medidas de intervención sobre el trabajo: medidas organizativas
- Medidas de intervención individuales: sobre las personas

Medidas de intervención sobre el trabajo: medidas organizativas:

• Complejidad. Promover estructuras relativamente descentralizadas y flexibles


con capacidad de adaptarse a las diferentes situaciones de una forma dinámica y
eficaz, facilitará la apertura y participación en la toma de decisiones.
• Participación. Para lograr una involucración activa eficaz es necesario que los
trabajadores entiendan el significado y consecuencias de sus actos en la
empresa. La apertura al diálogo y la consideración de las opiniones por parte de
las estructuras decisionales aumentará la identificación con la tarea.
• Comunicación. Es importante mantener vías abiertas y preferiblemente
explicitas de comunicación en todas las direcciones que permitan la fluidez de la
información en diferentes direcciones. La posibilitación de una comunicación
clara, sencilla, ágil, dinámica y que garantice una retroalimentación efectiva a
corto plazo, tanto a nivel vertical como horizontal, redundará en la implicación
de los trabajadores disminuyendo los problemas relacionados con la generación
de expectativas irrealistas y desajustadas.
• Supervisión. Promover el desarrollo de estilos de liderazgo que faciliten la
implicación, motivación, autonomía y desarrollo individualizado de potenciales
capacidades.
• Definición de rol. Una vez definidos los perfiles de cada puesto, se deberá
establecer un proceso de selección adaptado a los requerimientos psicológicos y
emocionales concretos, optimizando el potencial de cada persona. La selección y
formación son también importantes herramientas de ajuste tanto en el periodo
inicial como en momentos puntuales, en los que pudieran existir cambios en los
procedimientos o circunstancias.

Medidas de intervención individuales: sobre las personas. Estas medidas van dirigidas a
la mejora de los siguientes aspectos, teniendo en cuenta los problemas que presenta la
empresa analizada:

• La asertividad. Fomentar la expresión directa y respetuosa es, sin lugar a


dudas, una herramienta primordial tanto en la vida privada como en la
profesional. Esta intervención busca aumentar las estrategias de autocontrol y de
ajuste en la gestión de las emociones, utilizan- do para ello técnicas basadas en
la expresión honesta, directa y apropiada de sentimientos, además de en el
respeto a los derechos ajenos. Estas técnicas trabajan sobre la revisión de
creencias y actitudes, incidiendo finalmente en una mejora de la comunicación y
de las relaciones personales.
• La solución de problemas. La base de estas habilidades radica en lograr un
análisis ajustado de la situación, generando múltiples y creativas respuestas que
aumenten la capacidad de analizar cada una de ellas junto con sus ventajas e
inconvenientes.
• Las relaciones sociales. La búsqueda de distracciones que eviten llevarse al
ámbito familiar y social los problemas del trabajo, también es una estrategia de
choque que minimiza la importancia atribuida a situaciones desagradables y
mejora los niveles de bienestar percibido.