Вы находитесь на странице: 1из 11

EXPLICACIÓN DEL

ENIGMA DE LA
TURBA DE LOS
FILÓSOFOS
EXPLICACIÓN DEL ENIGMA DE LA TURBA DE LOS FILÓSOFOS

Atanor de tres pisos que sirve para la separación de los tres cuerpos.
“La Gran Obra”
(Extraído de : PARADIGNIA OPERIS PHILOSOPHICI de C. LIBAVIS)
EL ENIGMA
DE LA TURBA DE LOS FILÓSOFOS
por CARO Roger
Es curioso constatar que, cuanto más se ha desarrollado el saber
humano en ciertos temas, su dosis de amor propio o más bien de
orgullo mal entendido más engrandece por el contrario las ciencias
herméticas que no entiende. De este modo se puede leer en : La
Alquimia y los Alquimistas (pág. 38), de la pluma de L. FIGUIER: “Para
adoptar este lenguaje oscuro e inaccesible, los alquimistas tenían un
excelente motivo. No tenían nada que decir sobre el arte de hacer oro,
todos sus esfuerzos para conseguirlo se habían vuelto inútiles, etc.”
Esta concepción, por otra parte tomada por otros autores, no tiene
más que un defecto: el de mostrar que se prefiere ignorar todo para
negar en bloque, más que intentar desentrañar los misterios. Es cierto,
como ellos se complacen en reconocer, que la iluminación no llega
más que a los Elegidos del Padre; y aquel que se complace en las
tinieblas de la materia no puede acceder a la luz.
No se puede sin embargo reprochar a los sabios Filósofos que hayan
escondido sus secretos en textos ocultos. Si uno se acuerda
solamente de las ansias de la Inquisición para todo lo que era
reputado como diabólico, se entenderá muy bien la extrema prudencia
que les hizo redactar sus obras.
Era preciso que el secreto de los secretos fuese cuidadosamente
escondido a los profanos. Para ello, muchas astucias tuvieron lugar;
unos lo presentaron bajo forma jeroglífica, otros bajo forma de
leyenda, otros por fin bajo la forma abstracta y lacónica de cifras
comunes. Entre estos últimos, LA TURBA DE LOS FILÓSOFOS ha
presentado una que ha sido a menudo ridiculizada por numerosos
autores, a causa justamente de su aridez hermética.
He aquí este texto publicado en L. FIGUIER (páginas 44, 45).
“Yo os pido, Hijos de doctrina, congelad la plata viva de varias cosas
hechas: 2, 3 y 3, 1, 1 con 3 es 4, 3, 2 y 1.
“De 4 a 3, hay 1; de 3 a 4, hay 1, así pues 1 y 1, 3 y 4; de 3 a 1, hay 2,
de 2 a 3, hay 1, de 3 a 2, 1, 1, 1, 2 y 2. Y 1, 2 de 2 y 1, 1 de 1 a 2, 1 así
pues 1.
Yo os he dicho todo”.
Es esta sucesión enigmática de cifras la que vamos a tratar de
interpretar en su sentido alquímico. Señalemos por fin que todos los
“MOMBRES” citados por referencia se pueden consultar en el
Diccionario de Filosofía Alquímica de KAMALA-JNANA.
Hemos llegado al umbral de nuestras explicaciones; sin embargo,
antes de comenzar, querríamos todavía instruir a nuestros lectores, a
fin de que conozcan lo que representan los números; esto, con el fin
de darse cuenta de que la interpretación que les damos no es en
absoluto fantástica, puesto que cada número representa alguna cosa
bien definida:
El 1 representa el Agente Primordial bajo todos sus aspectos y bajo
todas sus formas.
El 2 figura la Materia bajo su forma analizable (azufre y mercurio
filosófales) y bajo todos sus aspectos.
El 3 muestra la composición “real” de la Materia Prima dando
nacimiento a la granulación, comprendiendo: Sal, Azufre y Mercurio
filosófales. Se sabe que la Sal o Esperma de la Naturaleza se
encuentra en dosis homeopáticas en la Materia Primordial.
El 4 representa los 4 elementos. Advertir que el 1 es la fuente del 4;
por ese motivo se denomina al 1 “principio de la naturaleza” (porque él
pone todo en movimiento) y se le da el título glorioso de Agente
Primordial (porque es él el que hace TODA la Gran Obra, cuando es
bien conducida).
Dicho esto, y para continuar siendo lo más claros posible, colocaremos
cada cifra o grupo de cifras en un margen a la izquierda y las
analizaremos en párrafos separados.
2 El mineral de los Sabios es un cuerpo mineral compacto que revela “2” componentes al análisis
(azufre y mercurio filosófales, que los Alquimistas llaman su oro y su plata, o su rey
y su reina). Es este mineral, cuerpo andrógino, el que ha sido designado a veces
como Jano-bi-fronte y en el SIPHRA de TZENIUTHA por el versículo siguiente:
“En el comienzo la Cara no miraba a la Cara”. Es además la razón por la cual el
autor de este enigma ha designado esta “materia mineral” por UNA ÚNICA CIFRA
que engloba los dos componentes. He aquí por otra parte cómo se explica el
COSMOPÓLITA en La Luz sacada de las Tinieblas: “ Nuestra Piedra nace de la
destrucción de “dos cuerpos” de los que uno es mineral, el otro metálico y que
crecen los dos en la misma tierra”.
3 y 3 Además estos dos componentes detectados en el análisis encubren un tercero en dosis infinitesimales. Es la
Sal de los Filósofos. Sin esta sal, verdadero esperma de la naturaleza, la cohesión mineral de los dos
cuerpos precipitados no podría tener lugar; por esto este primer 3 o primera trinidad ha sido
comparada con DIOS, que es Tres en Uno, así como con Adán, que ha sido hecho a Su semejanza.
No es esto lo que ha hecho escribir a Zoroastro: “Triadus vultus ante essentiam”, es decir la
cara de la tríada ante la esencia.
Aquí, sin embargo, nuestro mineral compuesto por un cuerpo (azufre), por un alma
(mercurio) y por un espíritu (sal) posee, además, algunas terrestreidades. Esta triada corresponde
pues a ADAN pecador y no a DIOS. Si no fuese así, la materia no tendría necesidad de sufrir
manipulaciones depurativas, puesto que DIOS es “sustancia perfecta”; nuestro mineral trino
manchado representa bien a ADAN. No hay que confundir, pues, 3 y 3 (Dios y Adán).
El Sabio llegado a este estado sabe que debe separar los tres componentes (amalgamados en
su mineral), si quiere tener éxito al depurarlos.
¿Un axioma hermético no dice?: De UNO haz Tres para rehacerlos en UNO. 3 y 3 están
pues bien en su lugar; y, aunque significando “las mismas materias”, el segundo 3 es indispensable
para hacer conocer esta separación alquímica.
El primer 3 se denomina Mineral de los Sabios (ver Diccionario de Filosofía Alquímica); el segundo
3 se denomina Materias Primas (o Primeras).
Sobre este tema, he aquí lo que dice El Filósofo Desconocido (página 217): “Toma tu
mercurio convertido en agua, ponlo en un vaso y hazlo vomitar; haz que te haga ver una pequeña
imagen de la divinidad, de UNO pídele TRES, después de que haya permanecido un mes en el vaso
filosófico.
Teniendo estos tres, despójalos de todos los accidentes nocivos”.
1 Es el Agente Primordial. Es él el que hace todo. Es también el “caos” primitivo. Su nombre forma parte de los
“Tres Verbos Creadores”, de los que habla KALID. Sin él nada existiría. Él es la cima de la
Tétractys alquímica (ver Tétractys). Se le llama Sal Filosófica. El Alquimista no puede ignorarlo.
He aquí lo que escribió Filaleteo sobre este tema: “Esta sal es un fuego, seco, húmedo, vaporoso,
que rodea el vaso, es a la vez igual y continuo, no está en reposo y algunos lo han llamado “carbón
blanco”. En sí mismo es natural, PERO SU PREPARACIÓN ES ARTIFICIAL...”
El Adepto KAMALA-JNANA, por su parte, nos dice sobre la palabra Sal Filosófica: “Esta sal se obtiene de una
forma puramente química”.
El buscador tendrá pues interés en hacer una aproximación entre esta sal y el roble podrido, del que hablan
FLAMEL y tantos otros Filósofos. Este 1 mencionado solo no tiene otra meta que indicar al
buscador que se debe servir de su “Agente Secreto”, si quiere proseguir sus operaciones con éxito.
Confirmando además la fabricación de este “agente secreto”, Plática de Eudoxio y Pirofilo
(Entretiens d´Eudoxe et Pyrophile) nos enseñan, en la página 31: “El Artista prepara el FUEGO o
PUEDE HACERLO PREPARAR por aquellos que tienen un perfecto conocimiento de la química”.
1 con 3 Como estamos en la fase Preparación, estas dos cifras nos indican la manera de operar para provocar la
separación de los tres componentes. El Diccionario de KAMALA-JNANA nos dice en la palabra
“Resurrección” que las Materias primas puestas en vaso cerrado deben ser sometidas a la acción
conjugada del Spiritus Mundi (Espíritu del Mundo) y del quinto fuego.
Esta indicación nos hace comprender que esta sal o sal filosófica, o Spiritus Mundi, debe ser necesariamente
añadida al 3 (mineral de los Sabios), si se quiere crear la reacción química indispensable para la
separación de los mixtos.
1 y 3 están pues siempre bien en su sitio.
Confirmando esta manera de operar, Cyliani nos dirá en su Hermes desvelado (pág. 29):
“Yo he tomado la materia que contiene las dos naturalezas metálicas; yo comencé por embeber
el espíritu astral poco a poco A FIN DE DESPERTAR los dos fuegos interiores, que estaban
todavía apagados.
La cronología numérica es perfecta, pues, cuando el UNO ha sido añadido a TRES (párrafo precedente), una
fuerza calórica se desencadena (ver la palabra PREPARACIÓN), teniendo como consecuencia el
crear simultáneamente los 4 elementos. Bajo la acción del FUEGO natural, el alma mercurial y
el espíritu salino se escapan como aire para volver a caer bajo forma de lluvia (agua) en el
receptáculo puesto a este efecto para recogerla; mientras que el cuerpo sulfuroso o TIERRA
queda en el atanor.
El buscador no puede negar que son los 4 elementos que le permiten recoger los 3 componentes
de su Materia Primordial; mineral que, ya sabemos, no hace salir más que DOS (2) cuerpos al
análisis.

4, 3 y 2 están perfectamente en su lugar; en cuanto al 1 puesto aparte, indica que el Sabio recupera la sal (por
densidad de los líquidos) [ver Sal de los Filósofos y Sal Filosófica]. (Foto del Atanor).
Este 1, como los otros componentes, le volverá a servir por otro lado. Naturalmente el asunto
importante a tener en cuenta es que los 4 elementos están contenidos en pujanza en la sal. Este es
un gran secreto; por eso

leemos en la Nueva Asamblea de los Filósofos Químicos de Claude d´Ygé (pág. 166): “No es en los elementos
donde hay que buscar la Piedra, puesto que ella los tiene concentrados en sí misma”.
CON ESTE PÁRRAFO SE TERMINA EL ESTADO DE PREPARACIÓN O ARTE DE LA SEPARACIÓN.
De 4 a 3

hay 1 Estos números principian el estado de FABRICACIÓN. Ellos simbolizan los dos grandes axiomas de SOLVE y
de COAGULA: Vuelve agua la tierra por medio del fuego y vuelve tierra el agua por medio del
aire.
Así pues si el Sabio quiere abordar el magisterio en su fase constructiva, debe recordar en primer lugar que
debe gobernar los 4 elementos para modificar los 3 componentes que él ha separado, y que lo
conseguirá solamente si conoce 1 y sabe servirse de él.
Aquí las cifras 4, 3 y 1 no están puestas más que para recordar que ES PRECISO COMENZAR las
operaciones de SOLVE de la misma manera que se ha operado para la PREPARACIÓN (ver ENERGÍA
y VAPORES), solamente cambiando la forma del vaso (ver REENCARNACIÓN).

De 3 a 4

hay 1 En efecto, los dos primeros números están invertidos, pero el 1 permanece inmutable. FLAMEL, en su
Libro de los Lavados, acaso no dijo: “Esta operación es verdaderamente un laberinto porque se
presenta por mil vías a la vez POR LO QUE HAY QUE IR HASTA EL FIN DE ÉSTAS JUSTO AL
CONTRARIO DEL COMIENZO coagulando lo que anteriormente tú disolvías, etc.”
La meta es “fijar” los tres cuerpos mundificados aislándolos de lo superfluo. Para hacer esto se utilizará el AGUA
para lavar la TIERRA, y por medio del fuego se secará todo por el AIRE.
3 será pues sometido al 4 por el 1. Por esto, Nicolás FLAMEL, en el Tesoro de Filosofía,
escribió: “Sabed que esta ciencia es conocimiento de los 4 elementos y de los tiempos,
mutuamente y recíprocamente cambiados el uno en el otro”. ...mientras que Filaleteo
prometerá más que nadie al decir: “Este caos posee en sí mismo los CUATRO ELEMENTOS, que
entre ellos mismos, son de naturaleza contraria, etc”.
1 es pues la FUENTE DE LOS CUATRO ELEMENTOS (ver “ELEMENTOS” en el Diccionario de K.-J.)

Si no hubiese 1, 4 no podría nacer y 3 no podría ser depurado, de forma natural se entiende. Esta
forma de ver nos es indicada por CYLIANI (obra citada, pág. 46): “Entonces se comienzan los
lavados mercuriales, que la vuelven blanca como el cristal, con la ayuda de siete baños diferentes
en cada uno de los cuales se añade el mercurio revivificado a partes iguales, como he dicho”.

Así pues 1

y 1 ... De todo lo que precede resulta que el 1 de SOLVE no el el mismo que el 1 de COAGULA. Y
esto es exacto, el 1 de SOLVE es la Sal Filosófica, mientras que el 1 de COAGULA se ha vuelto
Sangre del Dragón o Mercurio Tiñente. En realidad, es ESTRICTAMENTE el mismo, pero el uno está
en estado natural, mientras que el otro se ha cargado de la quintaesencia de los tres componentes.

El primero es puro, el segundo se ha vuelto una “tintura”. El primero es la LECHE


VIRGINAL, y el segundo es el ALIMENTO ENCARNADO.
1 y 1 deberían ser mencionados bajo sus dos formas, siendo la MISMA SUSTANCIA (ver
TINTURAS).
¿No es esto lo que escribe Fulcanelli: “Al principio alimentad al niño naciente con LECHE VIRGINAL,
después dadle una ALIMENTACIÓN ENCARNADA cuando haya cogido fuerzas”.
3 y 4 Así pues, sólo conociendo los dos 1 citados el Alquimista podrá operar los siete BAÑOS o lavados de
CYLIANI y administrar seguidamente las “imbibiciones” (empapes) con la tintura áurica. Sin los 3
componentes convertidos en “quintaesencia” y la acción juiciosa de los 4 elementos, jamás la
Piedra podrá nacer, ser lavada y teñida.
FILALETEO, hablando de este asunto en su Tratado del Cielo Terrestre, nos dice: “Este fuego, su baño, es un
baño natural y no artificial. No es, en efecto, ninguna clase de agua, sino una cierta humedad
sutil moderada (o templada?), rodeando el vaso y alimentando su sol o su fuego”.
Este filósofo no podía ser más explícito, sobre todo cuando se sabe que DOM PERNETY, en su
Diccionario, y Louis GRASSOT, en La Luz extraída del Caos, p. 20, dicen: “Cocer, lavar, empapar,
teñir, blanquear, calcinar, rociar, desecar y fijar son una sola y la misma operación”.

De 3 a 1

hay 2 Aquí, nuestra atención es atraída por un paralelismo mineral existente entre el Ministerio
Primordial y la Granulación. Se quiere hacernos constatar que habiendo sometido los 3
componentes separados por la fuego interno del 1, se ha obtenido “en miniatura” la amalgama de
un cuerpo, cuyo análisis no tendría como resultado más que 2 constituyentes... EXACTAMENTE
como para el Magisterio Primordial (azufre y mercurio filosofales). Es la razón por la cual los
Alquimistas han presentado las operaciones de la Gran Obra con un “ouroboros” o serpiente
enroscada, con el fin de indicar que todas las operaciones se renuevan.

De 2 a 3

hay 1 Es por lo que la granulación (2), proveniente de las 3 sustancias “purificadas” se presenta la principio de
COAGULA revestida de 1.
El estado LUNAR es alcanzado y con él la primera medicina ha nacido (ver DIANA y LUNA). Sobre
este punto el buen FLAMEL se explica así: “Yo he indicado blanquear este cuerpo, que no pide otra
cosa, pues la Naturaleza tiende hacia la perfección, lo que tú llevarás a cabo con “la aplicación de
leche virginal” y con la decocción que harás de las materias con esta leche, que “al secarse sobre
este cuerpo lo teñirá de un color blanco”.

De 3 a 2,
1, 1, 1 de

2 y 3... Esta serie de cifras, confirmándonos todo lo que precede, nos enseña a conocer mejor el
“Agente secreto”. Partiendo de los 3 constituyentes bajo su forma 2 (analizable), el autor de la
TURBA nos indica que la SAL se presenta bajo tres aspectos diferentes: el primero, el que está en el
mineral primordial, es una sustancia salina rutilante, los Sabios la llaman “Sal de los Filósofos”; el
segundo tiene un aspecto de una materia lanosa; la llaman “Barba del Eterno”; el tercero por fin se
presenta bajo una apariencia vil. De este último se dice: “Ricos y pobres lo poseen, pero en su
ignorancia lo tiran”. Sin embargo, cuando es desembarazado de su vestimenta sórdida por un agua
bautismal sublimada, se presenta entonces bajo el aspecto de bellos cristales translúcidos de una
blancura resplandeciente. Los Sabios lo designan entonces con el nombre de “Sal Filosófica”,
porque posee las mismas características (salvo el color) y las mismas propiedades que su Sal de los
Filósofos incluida en su mineral. Es esta tercera SAL “indispensable” la que reemplaza la
insuficiencia de la Sal Primordial. Es esta tercera SAL la que

es fabricada “químicamente” y la que es “el verdadero Agente Secreto”. De un blanco lechoso, cuando está en
estado natural, se vuelve roja en el curso de diversas manipulaciones.
Además, es en la expresión cifrada de 1, de 1, de 2 y 3 donde se reconoce el genio del autor de LA TURBA. En
efecto, por el contrario de los dos primeros 1, que son citados solos, porque, en realidad, están
cada uno en estado natural, el tercer 1, siendo de la misma sustancia que los otros dos, se
diferencia en el hecho de que, en las cocciones, es el encargado de la “Quintaesencia” de los
dos cuerpos analizables primordiales que, en el fondo, son tres, como se sabe.
Era pues indispensable, para subrayar esta diferencia “capital”, que se instruyera al buscador sobre la cualidad
especial de este tercer 1. Para ello, el Autor no podía hacer nada mejor que indicar que este
tercer 1 estaba sacado de 2 y 3.
Subrayemos, de paso, que hacen falta dos 1 para la Piedra al Blanco y tres 1 para la Piedra al Rojo (ver la
palabra ANÁLISIS).
Aquí, hay que reconocer que muy pocos Autores alquímicos han señalado la existencia y las
funciones de esta Sal Triple. Es por lo que haremos el favor de citar a CYLIANI en su HERMES
DESVELADO, p. 34: “La primera Sal tiene el aspecto de lana (ver BARBA BLANCA en el Diccionario
de K.-J.), el segundo es un nitro (nitro = salitre; salitre = Sal de la Piedra), es decir la sal incluida en
el mineral (ver Sal de los Filósofos) y el tercero es una Sal Fija alcalina (ver Sal Filosófica). La
primera sal es el verdadero Mercurio de los Filósofos, la segunda sirve para depurar lo puro de lo
impuro y la tercera sirve para aumentar continuamente nuestro mercurio.

Y 1, 2
De 2 y 1

Aquí, las diferencias precedentes están netamente marcadas, pues el 1 o Sal Filosófica no es más que el Agente
en el estado de los “lavados”, pero forma parte integrante del 2. Él se presenta ahora bajo un
aspecto sólido, cristalino, muy blanco revistiendo la granulación. Es, de alguna manera, la
cáscara de los huevos en miniatura o granulaciones.
FLAMEL, en sus Figuras Jeroglíficas, ¿acaso no dice: “Lavad este cuerpo leproso y revestidlo con un traje de
lino”?
El 2 de 2 es claramente la granulación nacida de este Mineral Primordial, del cual es la imagen estricta; así,
partiendo de esta representación cifrada, el Autor de este enigma no podía encontrar mejor
simbolismo para designar su Piedra Lunar.
De todos modos, la frase cifrada no está en absoluto terminada, el autor adjunta 1 a su Piedra al Blanco, lo que
significa que este nuevo 1 no es ya el Agente Secreto bajo su forma lechosa que le proporciona
el color blanco, sino más bien la última representación del 1 denominada: ALIMENTO CÁRNICO
o MERCURIO QUE TIÑE. Este 1 Tintura, añadido a la Piedra al Blanco, indica que la “imbibición”
(empape) ha comenzado, por lo que la Piedra es Amarilla.
He aquí por otra parte lo que nos dice KAMALA-JNANA sobre la palabra MERCURIO FILOSÓFICO: “El aspecto de
este Mercurio es rojo, su actividad extremamente penetrante, su particularidad es la de
cambiar de color cuando se lo extiende sobre una superficie plana. Del rojo, cuando está en
masa compacta, pasa al más bello oro o amarillo rojizo”. Y sobre la palabra AMARILLO:
“Coloración fugaz, que aparece tras la primera “imbibición” con el Aceite de Saturno”.
Además, como el Aceite de Saturno y el Mercurio Filosófico no son más que una sola y misma
cosa, está bien el 1 quintaesenciado que, añadido al 2 de 2 (o imagen del mineral primitivo) llega a
colorear la Piedra después de la primera “imbibición” (o empape).

1 de 1 a

2... Con este nuevo agrupamiento de cifras, las “imbibiciones” son netamente descritas y señaladas. El 1 de 1,
como ya hemos visto, es la Sal Filosófica "saturada” de la quintaesencia de los tres cuerpos. Es
la verdadera tintura áurica pues solo el 1 del 1, es decir, el extracto del primero rutilante, puede
llegar a extraer la quintaesencia del azufre y del mercurio filosófales.
Es además la razón por la que el autor de este enigma adjuntará el 1 del 1 al 2 (granulación). En
este estado, la Piedra es Roja y Fija. Es apta para hacer la segunda medicina, cuando la haya
multiplicado. Es lo que CYLIANI nos dice en Hermes Desvelado, p. 49: “Para hacer la multiplicación
de las 2 tinturas, hace falta repetir completamente la tercera operación”, es decir la FABRICACIÓN
comprendiendo las dos fases de SOLVE y COAGULA. Además, ¿no nos ha indicado ya en la p. 19:
“De uno por uno que no es más que uno se hacen 3, de tres 2 y de dos UNO”?

1 así 1 El fin nos lleva al principio por un procedimiento inverso. Partiendo de un punto en el
Tetractys divino, volvemos al punto en el Tetractys humano.

Por ello el Filósofo ALIN (citado por LIMOJON de SAINT-DIDIER, en su Guerra de los Caballeros, nos dice: “Todo
artificio comienza por una cosa y termina por una cosa”.
Lo alto es muy semejante a lo bajo, y COAGULA es claramente el inverso de SOLVE. Partiendo de 1, volvemos a
1 habiéndonos servido siempre de 1. 1 es pues el único 1 universal o Agente Primordial, que
dirige toda la Gran Obra. Además, cuando el buscador ha entendido el sentido de todas estas
verdades, puede asegurar con el Autor de la Turba de los Filósofos:
“TODO HA SIDO DICHO”.