Вы находитесь на странице: 1из 16

COLEGIO JULIO SALMON

TRABAJO PRÁCTICO
“LOS INUIT”

DOCENTE : PROF. EDUARDO LUNA

MATERIA : RELIGION

ESTUDIANTE: ELMER ADONIS PERCA

CURSO : 6TO. B - SECUNDARIA

SANTA CRUZ – BOLIVIA

2018
Historia

La prehistoria esquimal registra tres


periodos principales; el primer estadio
es el de la denominada cultura Pre-
Dorset, cuando los esquimales se
extendieron desde Alaska hasta
ocupar el norte de lo que hoy en día
es Canadá, la península de Labrador
y Groenlandia. Éstos, que al igual que
las generaciones que les sucedieron subsistían de mamíferos marinos, caribúes y
pescado, fueron desplazados por los pueblos de la cultura Dorset, que según
todos los indicios se desarrolló en el Ártico central entre el año 1000 y el 800 a.C.,
y que se caracterizó por la existencia de tempranas formas artísticas vinculadas
con el chamanismo y con esbozos de prácticas religiosas.

Esta cultura se prolongó hasta el año 1300 de nuestra era, aunque ya


cuatrocientos años antes había empezado a dejar paso a los emigrantes de la
cultura llamada Thule. Los pueblos Thule ya utilizaban perros como animales de
tiro y habían desarrollado las diversas técnicas de caza de la ballena que a partir
de entonces constituirían la nota distintiva de algunas comunidades esquimales.

Los primeros contactos de los europeos con los esquimales fueron breves y no
precisamente amistosos; consistieron en diversos intercambios con los
escandinavos en Vinland (nombre con el que los vikingos bautizaron a una porción
de Canadá) hacia el año 1000, y en Groenlandia a mediados del siglo XIII.

Estos esquimales que conocieron los escandinavos pertenecían, según parece, a


la cultura Dorset. Posteriormente, en el último cuarto del siglo XVI, el explorador
Martin Frobisher contactó en el transcurso de tres viajes casi sucesivos con los
esquimales de la Tierra de Baffin, pertenecientes ya a la cultura Thule. A principios
del siglo XVII se efectuaron diversas expediciones que buscaban el célebre paso
del Noroeste a través de la bahía de Hudson (muchas de ellas lideradas por el
propio Frobisher), y que también contactaron con los esquimales; este contacto se
retomó doscientos años más tarde cuando los británicos reanudaron la búsqueda
de dicho paso, concretamente en 1818.

“Inuit”

Los inuit es un nombre común para los distintos pueblos que habitan en las
regiones árticas de América.

La palabra significa «la gente» (en inuktitut, inuit), el singular es inuk, que significa
«hombre» o «persona».

La palabra esquima ha caído en desuso en Canadá, donde se considera


despectivo y solo se utiliza oficialmente inuit.

En Alaska y Siberia los pobladores yupik se siguen llamando esquimales, mientras


que en Groenlandia se usan ambos términos.
“Orígenes y migración”

Los inuit tienen sus orígenes en Siberia, al noreste de Asia. Sus antepasados
esquimo-aleutianos cruzaron el estrecho de Bering y se asentaron también en
Norteamérica. Hacia el año 1000 surgió en Alaska la cultura Thule, origen del
pueblo inuit, 1 que se extendió rápidamente hacia el oriente, a lo largo de la región
del Ártico. Los inuit llegaron a Groenlandia hacia el 1300 y a Labrador hacia 1500,
sustituyendo a la cultura Dorset en todo el territorio que ocupaba al norte de la
línea arbolada del Ártico, con excepción de la isla Coats y algunas islas vecinas en
la bahía de Hudson, en las cuales habitaron los Sadlermiut hasta 1903.
Rasgos Distintivos

Los esquimales se distinguen de los


distintos grupos de indios americanos
en que poseen rasgos típicos de las
razas asiáticas, como por ejemplo la
relativa pequeñez de las manos y los
pies.

Son de corta estatura y de piel bronceada, de constitución fuerte, cara ancha y


chata, ojos oscuros y cabello negro y lacio. Otro rasgo distintivo de esta raza
aborigen es el apreciable porcentaje de sangre del grupo B entre sus individuos,
que parece estar totalmente ausente en los indios americanos.

La cultura esquimal tradicional muestra la total adaptación a un entorno


extremadamente frío, bloqueado por la nieve y el hielo, en el que los alimentos
vegetales son casi inexistentes, los árboles escasos y el caribú, la foca, la morsa,
la carne y la grasa de la ballena y el pescado las principales fuentes de alimento.

La precariedad de este hábitat les ha llevado a desarrollar sorprendentes


mecanismos de adaptación en todos los niveles. La naturaleza, por ejemplo, les
ha provisto de un mecanismo de mantenimiento del calor que les permite resistir,
mediante cambios en su metabolismo, las temperaturas más extremas.
Su propia lengua refleja la importancia que los recursos de supervivencia
adquieren en esta sociedad; así, por ejemplo, su vocabulario incluye una gran
cantidad de palabras que pueden traducirse simplemente por “blanco”, término tan
amplio para ellos como podría ser el término “color” para nosotros. Para los
esquimales es fundamental distinguir entre numerosos tipos de color blanco,
puesto que de su mayor o menor brillo, de su distinta tonalidad o matiz
(inapreciable para los que no viven entre hielos) depende en muchas ocasiones el
poder distinguir que el piso está sólido y que se puede caminar por él, o que
ciertos bloques de nieve son los idóneos para construir una vivienda, o que el
tiempo es propicio para la caza.

Agrupamiento Regional

El pueblo inuit muestra una gran adaptación a la climatología ártica. Como


habitantes de un área que cubre más de 5.150 km, disfrutan de un territorio
geográfico mayor que cualquier otro pueblo indígena, a pesar de tener una menor
densidad de población. De forma general, se les puede encuadrar en las
siguientes divisiones geográficas, enumeradas de este a oeste:

 los inuit de Groenlandia, que viven en las costas orientales y occidentales del
sur de Groenlandia, han adoptado muchos hábitos europeos y se conocen
como groenlandeses o kalaallitt (kalâtdlit)

 los inuit de Labrador, que ocupan la costa desde la otra punta de Terranova
hasta la altura de la bahía de Hudson, con algunos asentamientos en el sur de
la isla de Baffin

 los inuit centrales, que incluyen: los del extremo norte de Groenlandia, los de
Canadá, isla de Baffin y los del oeste de la bahía de Hudson

 los inuit de la isla de Banks, incluyen los habitantes de dicha isla, los de la isla
de Victoria y demás grandes islas frente a la costa ártica central

 los inuit árticos occidentales o inuvialuit, que se encuentran a lo largo de la


costa ártica occidental de Canadá

 los inuit de Alaska;los yuit de Alaska ylos yuit de Siberia.

“El pueblo inuit”

Inuit es el nombre genérico de los


grupos humanos que habitan el
Ártico. Los inuit han soportado la vida
del Ártico durante miles de años y
tienen una gran experiencia para
poder sobrevivir en el hielo. Viven en
las tundras del norte de Canadá,
Alaska y en Groenlandia. Se calcula
que viven en esta región unas 150
000 personas. Desarrollan una vida nómada, siguiendo las migraciones de los
animales que cazan, entre los cuales pueden destacarse los caribúes, osos,
ballenas y focas. De estos y otros animales aprovechan todas las partes posibles
para alimentarse, abrigarse, construir viviendas y herramientas para cazar. La
caza de focas y la pesca les permiten conseguir alimentos incluso en el crudo
invierno del Ártico.
El perro de trineo tiene un papel importante en la vida inuit. Sobre la nieve o el
hielo, un equipo de perros arrastra el qamutik, un trineo hecho de madera, huesos
de animales, barbas de la boca de una ballena e incluso pescado congelado.3

Los inuit están organizados en grupos familiares y cada miembro tiene asignada
una tarea específica. La cultura inuit de Canadá es conocida sobre todo por su
artesanía, especialmente sus esculturas, la mayoría en esteatita, cuya venta
supone una fuente importante de ingresos para varias comunidades inuit.

En 1902–1904, Knud Rasmussen realizó su primera expedición La Expedición de


la Literatura, con Jørgen Brønlund, Harald Moltke y Ludvig Mylius-Erichsen, para
examinar la cultura de los inuit. El gran logro de Knud Rasmussen fue la Quinta
Expedición Thule (1921-1924): un equipo de siete hombres, entre ellos Peter
Freuchen, atravesó casi 29 000 kilómetros desde Groenlandia hasta el Pacífico
para encontrar el origen del pueblo inuit. Recogieron tradiciones, realizaron
excavaciones y convivieron con los inuit.

Actualmente, debido al fuerte proceso de globalización, se está produciendo un


cambio en sus formas de vida originarias, aunque siguen practicando algunas de
sus costumbres, como la caza de focas. Sin embargo, las mismas cuestiones
políticas se plantean en lo que concierne a los inuit y a los amerindios.

El más importante proceso de reivindicación territorial en la historia de Canadá,


llevó en 1999 a la creación de Nunavut, un nuevo territorio concebido como patria
de la mayoría de los inuit de Canadá, por lo que su nombre significa "Nuestra
tierra". Además, con el fin de responder las reivindicaciones de los inuit de la
región de Nunavut, en el Ártico quebequense, el gobierno de Quebec creó la
Administración Regional Kativik, en el marco de la Convención de la Bahía de
James y del Norte de Quebec.

En Canadá, los inuit son representados por la inuit Tapiriit Kanatami.


Vida Inuit: Una mirada al pasado

Si bien existieron trastornos y cambios en las sociedades inuit por el contacto


exterior, muchas de las estructuras básicas de su cultura permanecieron. Tal
estructura social consistía en un estimado de 50 grupos de 200 a 800 miembros
cada uno, estando el número de miembros basado en la asociación voluntaria de
clanes grandes y pequeños. Los clanes, a su vez se componían de familias
extensas, las cuales estaban integradas por abuelos, padres e hijos. Tal
estructura social poco precisa, permitía la autosuficiencia de familias y un auto
gobierno, lo cual aumentaba de las posibilidades de supervivencia en tiempos de
escasez.

La caza proporcionó a los inuit una dieta equilibrada como también materia prima
para la ropa, vivienda, utensilios domésticos y de calefacción, creación de botes y
trineos, armas de caza, juguetes y creaciones artísticas. Piedras, cuidadosamente
seleccionadas y talladas, fueron utilizadas para la creación de objetos importantes
como flechas, lanzas, arpones y cabezas, raspadores y cuchillos. La
esteatita, material relativamente blando y de fácil tallado, se utilizó para la
producción de “qulliqs”, que eran lámparas de aceite, además de recipientes de
cocción.

“Mitología”

Los pueblos inuit tienen una rica mitología que se transmitió de forma oral y da
cuenta de sus tradiciones y del origen del mundo que habitan. La religión inuit
tiene principios animistas y chamanistas. Los animales tienen un alma y el cazador
debe celebrar un breve ceremonial cuando muere para que su alma vaya al
mundo no terrenal.

Las personas cuando mueren van al cielo o al infierno, pero una parte de su alma
pasa a un pariente recién nacido. En el origen del mundo, se explica, estaban el
hombre y la mujer, sin ningún animal. Entonces la mujer le pidió a Kaila, el dios del
cielo, que poblara la tierra. Kaila le ordenó hacer un agujero en el hielo para
pescar. Entonces, ella fue sacando del agujero, uno a uno, todos los animales.

El caribú fue el último. Kaila le dijo que el caribú era su regalo, el más bonito que
podría hacerle, porque alimentaría a su pueblo. El caribú se multiplicó y los hijos
de los humanos pudieron cazarlos, comer su carne, tejer sus vestidos y
confeccionar sus tiendas.

Sin embargo, los humanos siempre elegían los caribús más bellos, los más
grandes. Un día, solo les quedaron los débiles y los enfermos, por lo que los inuit
no quisieron más. La mujer se quejó entonces a Kaila.

El la reenvió al hielo y ella pescó el lobo, enviado por Amarok, el espíritu del lobo,
para que se comiera a los animales débiles y enfermos con el fin de mantener a
los caribús con buena salud. En otras mitologías inuit el animal tutor del ser
humano es el cuervo.
“Lengua”

El idioma inuit pertenece, junto con


las lenguas yupik, a la rama
esquimal de las lenguas esquimo-
aleutianas. Es más un continuo
dialectal que una sola lengua; este
continuo se puede dividir
aproximadamente en dieciséis
dialectos, que se pueden clasificar
en cuatro grupos:

Inupiat (Norte de Alaska)

Inuinnaqtun (Ártico occidental


canadiense)

Inuktitut (Ártico oriental canadiense)

Kalaallisut o groenlandés (Groenlandia).

Organización Social

Los hábitos y costumbres de los inuit, al igual que su lengua, son notablemente
uniformes a pesar de su amplia dispersión. La familia es la unidad social más
significativa. En la cultura tradicional, los matrimonios, aunque pactados en
ocasiones, quedan generalmente a la libre elección del individuo. La monogamia
es la costumbre frecuente, pero también se dan tanto la poliginia como la
poliandria. El matrimonio, una necesidad virtual para la supervivencia física, se
basa en una estricta división del trabajo. Los hombres construyen las casas, cazan
y pescan, mientras que las mujeres cocinan, curten las pieles de animales y
fabrican vestimentas.
La ley social básica es la obligación de ayudar a la propia parentela. El escarnio
comunitario constituye el medio más habitual de control social; en casos extremos,
tras prolongadas deliberaciones, un infractor puede ser condenado al ostracismo
social o incluso a muerte.

Al no existir ninguna estructura legal comunitaria, el lesionar a alguien


perteneciente a un grupo distinto pone en peligro al propio grupo de parentesco
(que debe asumir la responsabilidad del delito) y plantea la posibilidad de un
enfrentamiento sangriento.

La demostración excesiva de los sentimientos es objeto de desaprobación.


Algunos grupos controlan los conflictos por medio de combates de lucha libre o de
confrontaciones de canto, en la que los contendientes agraviados exteriorizan
cánticos insultantes; el perdedor puede llegar a ser expulsado de la comunidad.

Las alianzas entre individuos no emparentados se forman y se mantienen a través


del intercambio de regalos y de las muestras de respeto. La forma más elevada de
intercambio de regalos se produce cuando el jefe de una familia ofrece la
oportunidad de mantener una relación sexual temporal con la mujer adulta de más
alta consideración de su familia. Sin embargo, la mujer conserva el derecho a
rechazar dicha relación y, en tal caso, el respeto se simboliza a través de la
ofrenda de algo distinto.

“Transporte”

Para viajar de un lugar a otro, los Inuit usaban trineos hechos de huesos y pieles
de animales, los que era halado por perros y se deslizaban sobre la nieve y el
hielo. Se usaban fuertes perros con pelaje grueso, como los huskies, criados por
los Inuit.

En las aguas del océano Ártico, se usaban pequeñas embarcaciones para la


cacería llamadas kayak; había embarcaciones más grandes llamadas "umiaq",
que transportaban personas, perros y suministros.

“Encontrando alimento”

Debido a que los inuit viven en lugares donde la mayoría de las plantas no pueden
crecer, la dieta tradicional consistía casi completamente de carne. Para su
alimentación los Inuit cazaban y pescaban. Las ballenas, morsas, focas y peces,
eran el producto principal de su dieta.
“Vestimenta”

La vestimenta tradicional de los


Inuit era confeccionada de piel y
pelaje animal. Las botas también
eran hechas de piel animal. Hoy
el estilo parka de sus abrigos se
usa alrededor de todo el mundo y
se confeccionan en gran variedad
de materiales.

“Tradiciones”

Aún cuando durante el siglo pasado la vida Inuit ha cambiado significativamente,


muchas tradiciones continúan. Los cuentos tradicionales, la mitología y los bailes,
continúan siendo parte importante de su cultura. La familia y la comunidad son
muy importantes. En muchas partes del Árctico todavía se habla el idioma
Inuktitut, y es común escucharlo en programas de radio y televisión.
“Cambios en la vida de los Inuit durante el siglo 20”

Hace un siglo, los Inuit vivían de forma


muy diferente a como viven hoy. Antes de
1940, los Inuit tenían contacto mínimo
con los europeos. Los Europeos pasaban
de largo cuando a iban a cazar ballenas o
a cambiar pieles; pero muy pocos de ellos
tenían interés en quedarse en la fría tierra
del Ártico. De manera que los Inuit tenían
el lugar para ellos solos. Se mudaban
entre campamentos de verano y de invierno a fin de siempre vivir cerca de los
lugares donde se encontraban los animales de cacería. En los campamentos de
invierno vivían en viviendas hechas de nieve llamadas igloos. Los campamentos
de verano eran una especie de tiendas de campaña hechas de piel y huesos
animales.

Pero hoy todo ha cambiado. Hacías finales de la Segunda Guerra Mundial y


cuando comenzó la Guerra Fría, el Ártico se convirtió en el lugar en donde los
países que no se llevaban bien estaban cerca uno del otro. El Ártico siempre fue
visto como inaccesible, pero la invención de los aviones facilitó que personas fuera
del Ártico pudieran llegar hasta allí. Se crearon nuevas comunidades Árticas
permanentes, alrededor de bases aéreas y estaciones de radares construidos
para vigilar las naciones rivales. Escuelas y centros de salud fueron construidos en
estas bases permanentes. Con mejores centros de salud, la población Inuit creció,
creció más allá de lo que podía autoabastecerse mediante la cacería. Ante
mejores medios de almacenamiento, muchos Inuit provenientes de pequeños
campos, se desplazaron a comunidades permanentes ya que allí tenían acceso a
trabajos y alimentos. Eventualmente, hacia finales de los años 60, se estipuló que
los Inuit debían vivir en las ciudades.
CONCLUSIONES

 Los pueblos inuit se desarrollaron en solitario por décadas antes de la llegada


de europeos a sus costas; fueron una cultura hábil e ingeniosa, que se supo
sobreponer a un clima agreste.

 Las tradiciones inuit se iniciaron gracias a los primeros aportes, de la cultura


Dorset y Thule, que se instalaron hace más de mil años en las costas de
América; siendo esta ultima la que se desarrolló hasta convertirse en el actual
inuit.

 El contacto con los españoles degeneró la sociedad inuit, pues trajo consigo
elementos extraños, armas, nuevos alimentos y enfermedades, que acabaron
matando a grandes cantidades de individuos.

 Las políticas de gobierno de Canadá y Estados Unidos perjudicaron


culturalmente a los pueblos inuit, siendo los nativos del ártico forzados a vivir
en ciudades, y haciendo que su cultura nómada se interrumpiera.

 La aculturación y modernización en las comunidades inuit trajeron además


ciertas consecuencias que no se intuyeron en un inicio, como suicidios,
violencia, según algunos ello se debió a los conflictos internos de identidad.

 Pese a ello, se observa a una población inuit que cada vez más crece en su
accionar político social y económico, observándose que nuevas generaciones
se interesan en la conservación y continuación de sus tradiciones.

Оценить