Вы находитесь на странице: 1из 11

INTRODUCCIÓN

La glándula mamaria es de origen ectodérmico y constituye la característica fundamental


de los mamíferos, quienes alimentan a sus crías con el producto de su secreción, la leche.
En casi todos los mamíferos la vida del recién nacido depende de la capacidad de su madre
para amamantarlo, por lo tanto, una lactancia adecuada es esencial para complementar el
proceso de la reproducción y la supervivencia de la especie.
En la mujer, la glándula mamaria se encuentra en la estructura anatómica denominada
mama. La histología de la glándula mamaria es prácticamente la misma en todas las
especies: un parénquima glandular, compuesto de alvéolos y ductos, y un estroma de
soporte. Cada célula alveolar se comporta como una unidad de secreción, produciendo
leche completa, sintetizando y transportando desde el plasma sanguíneo las proteínas,
grasas, hidratos de carbono, sales minerales, anticuerpos y el agua, que son los principales
constituyentes de la leche. El proceso de síntesis y de secreción anatómica del sistema de
almacenamiento de la leche en la glándula mamaria varía en las diversas especies.
Las glándulas mamarias están presentes en ambos sexos. En el hombre se mantienen
rudimentarias toda la vida, en cambio en la mujer están poco desarrolladas hasta antes de
la pubertad, cuando empieza el proceso de maduración. El máximo desarrollo de estas
glándulas se produce durante el embarazo y especialmente en el periodo posterior al parto,
durante la lactancia. Las mamas están situadas en la parte anterior de tórax y pueden
extenderse en medida variable por su cara lateral. Su forma varía según características
personales, genéticas y en la misma mujer de acuerdo a la edad y paridad. La mayor parte
de la masa de la mama está constituida por tejido glandular y adiposo. Durante el
embarazo y la lactancia el tamaño de la mama aumenta debido al crecimiento del tejido
glandular.
La base de la glándula mamaria se extiende, en la mayoría de los casos, desde la segunda
hasta la sexta costilla, desde el borde externo del esternón hasta la línea axilar media. El
área superestrena de cada glándula se extiende hacia la axila y se denomina “prolongación
axilar”. La cara profunda de la mama es ligeramente cóncava y se encuentra en relación
con el músculo pectoral mayor, el serrato anterior y la parte superior del oblicuo externo
del abdomen. La mama está separada de estos músculos por la aponeurosis profunda.
Entre ambas hay un tejido areolar laxo denominado espacio retromamario, éste permite
que la mama tenga cierta movilidad sobre la aponeurosis profunda que cubre al plano
muscular.
La cara superficial de la mama está cubierta por piel. Aproximadamente en el centro de
esta cara se encuentra el pezón que está en relación al cuarto espacio intercostal en la
nulípara. La base del pezón está rodeada por una zona de piel hiperpigmentada, de 2.5
cm. Denominada areola. El pezón contiene numerosas fibras musculares lisas, en su
mayoría de tipo circular, las que se contraen al estimularlo mecánicamente, originando la
erección del pezón. La areola posee numerosas glándulas sebáceas, entre ellas es posible
reconocer algunas que durante el embarazo y la lactancia determinan levantamientos de
la piel de la areola, denominadas glándulas de Montgomery, éstas contienen estructuras
histológicas similares a la parte glandular de la mama y producen una secreción grasa que
lubrica el pezón y la areola. Bajo la areola se ubican las dilataciones de los conductos
galactóferos llamadas senos lactíferos, que acumulan leche.
GLÁNDULA MAMARIA
Los senos son dos órganos independientes, encargados de la producción de
leche necesaria para la alimentación y suministro de anticuerpos en el recién nacido. El
tejido mamario se compone de 15 a 20 lóbulos formados a su vez por infinidad de
lobulillos, los cuales son los encargados de producir la leche materna que se transporta
por los conductos o ductos hacia el pezón. Entre estos lóbulos y ductos existe tejido
conectivo (encargado de darle sostén a los senos) y grasa. No hay músculos en el tejido
mamario, aunque la glándula descansa sobre los músculos del pecho (pectorales).
El pezón se encuentra en el centro de un área de piel con mayor pigmentación llamada
areola, la cual tiene unas glándulas encargadas de lubricar al pezón durante la lactancia.
Las glándulas mamarias, también llamadas senos o mamas, se desarrollan en las mujeres
durante la adolescencia, alrededor de los 12-13 años por estímulo de hormonas,
principalmente de estrógenos y progesterona, producidas en los ovarios. Los estrógenos
se encargan de que los ductos crezcan y se ramifiquen y la progesterona produce un
incremento en el número y tamaño de los lóbulos.
AREOLA Y PEZÓN
Sus papilas dérmicas son extraordinariamente alargadas y muy vascularizadas. Esto les
confiere su color rosado en personas inmaduras y rubias. La pigmentación de la epidermis
aumenta con la edad, y aún más con el embarazo.
Pezón:
- Formado mayormente por TCD + elásticas. Superficialmente se ancla a la piel, y
estas fibras elásticas son las responsables de las finas arrugas de la misma.
- Músculo liso se disponen circunferencial y radialmente en la base hasta alcanzar
la areola. Se contraen por frío y estimulación tactil o emocional produciendo
erección del pezón. En ausencia de estos estímulos, el pezón permanece plano.
- 15-20 cond. galactóforos se abren aquí. Son los conductos excretores de los
distintos lóbulos de la glándula.
- Glándulas sebáceas de gran tamaño se abren en la piel y porción terminal de los
conductos galactóforos de esta región. Ambas regiones están recubiertas por
EPEQ.
- Inervación:
o Punta del pezón: terminaciones libres, y Meissner en las papilas.
o Paredes laterales: nervios superficiales y Pacini en la dermis reticular y el
tejido glandular.
Areola:
- Rodea al pezón.
- Presentan las Glándulas areolares de Montgomery, cuya estructura está a medio
camino entre la de las glándulas sudoríparas y la de la glándula mamaria.
Sobresalen en la piel como pequeños nódulos. Producen una secreción rica en
grasas, que protege a la aréola durante la lactancia, cuando las glándulas son más
prominentes
- En los bordes areolares: grandes glándulas sebáceas y sudoríparas, no asociadas a
folículos pilosos.
LA GLÁNDULA MAMARIA CONSTA DE DOS ELEMENTOS
FUNDAMENTALES:
- Lóbulos mamarios. Cada glándula mamaria está formada por unas 15-20 unidades
glandulares independientes llamadas lóbulos mamarios, cada uno de los cuales
está formado por una glándula tubuloalveolar compuesta que sintetiza secreciones
lácteas. Los lóbulos mamarios están dispuestos radialmente y colocados a
diferentes profundidades alrededor del pezón.

- Conductos, conjunto de estructuras ramificadas, tubulares y huecas, cuyas luces


confluyen progresivamente en canalículos más y más gruesos hasta terminar en
uno de los doce a dieciocho conductos de mayor tamaño: conductos galactóforos.
Los galactóforos son dilataciones ductales a modo de reservorios situados
inmediatamente por detrás del pezón.
Este parénquima mamario (acinos glandulares y conductos) está envuelto en
tejido conjuntivo y tejido adiposo (grasa), estos tejidos de sostén reciben el
nombre de estroma. En este caso estroma mamario.

CAPAS DE LA GLANDULA MAMARIA


Presenta las siguientes capas:
- Piel
- Tejido Celular Sub Cutáneo
- Tejido graso Pre-mamario
- La Glándula Mamaria propiamente dicha
- Tejido graso Retro-mamario
- Fascia del músculo Pectoral Mayor; que en su interior presenta el
entrecruzamiento de los Ligamentos Suspensorios de la mama (de Cooper), tienen
como función sostener la glándula mamaria hacia esta fascia.
ESTRUCTURA DE LA GLÁNDULA MAMARIA
La glándula mamaria está formada por tres tipos de tejidos:
 glandular de tipo túbulo-alveolar
 conjuntivo que conecta los lóbulos
 adiposo que ocupa los espacios interlobulares
El tejido celular subcutáneo rodea la glándula sin que exista una cápsula claramente
definida, desde éste se dirigen hacia el interior numerosos tabiques de tejido conectivo.
Estos tabiques constituyen los ligamentos suspensorios de la mama o ligamentos de
Cooper. Estos que comienzan a ser más visibles cuanto más involuciona el lóbulo
mamario y comienza, por tanto, la aparición (entre otros cambios) de tejido adiposo entre
lóbulo y la fascia superficiales. Los ligamentos de Cooper habitualmente toman aspecto
ecográfico de delgadas líneas ecogénicas tanto en cortes radicales como antirradicales.
Un conjunto de quince a veinte lóbulos mamarios conforman la glándula mamaria, cada
uno con su aparato excretor, que se abre en el pezón por medio de un conducto lactífero.
Los lóbulos mamarios están constituidos por numerosos lobulillos que se encuentran
unidos entre sí por tejido conectivo, vasos sanguíneos y por su sistema excretor, los
conductos lactíferos.
Los lobulillos están formados por diez a cien acinos, cada cual con su conducto excretor
denominado conducto terminal. Los acinos están estructurados por un conjunto de células
secretoras que producen la secreción láctea y conforman una cavidad al la cual vierten
esta secreción, están rodeados de células mioepiteliales y capilares sanguíneos de singular
importancia en el proceso de secreción y eyección de la leche.
El sistema de conductos lactíferos que vacía la glándula mamaria es el siguiente: el acino
se vacía a través de un conducto terminal, el cual converge con su congéneres para formar
el conducto lobulillar, que recoge la secreción láctea de todos los acinos de un lobulillo.
Los conductos lobulillares se reúnen para formar el conducto interlobulillar, que al unirse
con otros conductos de éste tipo, forma el conducto lobular o segmentario, de mayor
calibre que los anteriores, que se dirige al pezón y antes de llegar a él, bajo la areola
mamaria, se dilata formando el seno lactífero, el que se angosta nuevamente al
desembocar en el pezón. Los conductos están revestidos por epitelio cuboideo o
cilíndrico. Por fuera de este epitelio, entre él y la membrana basal, existe una capa de
células mioepiteliales muy ramificadas, que envuelven a los conductos y acinos. En los
conductos de mayor tamaño el epitelio consta de dos o más capas de células que cerca del
orificio externo del pezón se transforman en epitelio plano estratificado.

DESARROLLO DE LA GLÁNDULA MAMARIA


Desde el nacimiento hasta la pubertad, los fenómenos de desarrollo de la glándula
mamaria circunscribe exclusivamente al sistema conectivo y en parte al aumento del
tejido graso. Durante la pubertad ocurre una inmensa hiperplasia de la ubre bajo la
influencia de las hormonas foliculares y del cuerpo amarillo. En novillas de un año de
edad se desarrollan los lobulillos y el sistema excretorio. El órgano solo alcanza su total
desarrollo durante la gestión. Durante esta época comienza el rápido crecimiento que dará
lugar completa formación de las diversas partes de la glándula mamaria incluido el
sistema alveolar lo que está bajo la influencia de estrógenos y progesterona. En
consecuencia, el tejido graso intersticial que ocupa gran espacio en el órgano juvenil esta
reemplazado por epitelio glandular activo. Este desarrollo se realiza en tres etapas durante
la gestación:
 1-3 meses: Crecimiento del sistema excretorio
 4-7 meses: Formación de los alvéolos glandulares
 8-9 meses: Iniciación de la secreción
Las hormonas responsables el rápido desarrollo mamario (estrógenos, progesterona) se
forman durante la gravidez en grandes cantidades preferiblemente en la placenta. Se cree
que los estrógenos inducen el desarrollo del sistema excretorio y la progesterona del
crecimiento del sistema secretorio. No se conoce hasta la presente si las dos hormonas
actúan directamente sobre la glándula mamaria, o si estimulan la glándula a través de las
hipótesis mediante la producción de sustancias mamotropas, llamado mamógeno I y
mamógeno II.
LACTOGÉNESIS
Lactogénesis I
- Se inicia desde el 4º/5º mes del embarazo y termina con el parto.
- En esta fase se da el desarrollo de las mamas
- La hipófisis anterior segrega prolactina pero su acción es limitada por:
o Hormonas placentarias: Estrógenos, Progesterona y Lactógeno placentario.
o EL PIF: Factor inhibidor de la prolactina en el hipotálamo.
o Estrógeno: Responsable de la ramificación de los conductos.
o Progesterona: Responsable del crecimiento de los lobulillos.
o Prolactina: Responsable de la maduración y diferenciación de las células
alveolares.
Lactogénesis II
- Se inicia con la expulsión de la placenta, hasta las 72 h que siguen al parto.
- Coincide con la “subida de la leche”. Al expulsar la placenta:
o Descienden los niveles de lactógeno placentario, estrógenos y progesterona
o Esto provoca el aumento de los niveles de prolactina que solo dura 1 semana,
“subida de leche”.
o La oxitocina, que aumenta los niveles en el parto y solo los mantiene durante
3 ó 4 días
- Las dos fases son controladas por las hormonas segregadas de modo endocrino.
Lactogénesis III
- Etapa de producción continuada de leche. Se inicia a partir de las 72 horas después
del parto, y termina con el destete.
- Se cierra el espacio intercelular, y la composición del calostro se modifica. El
control pasa a ser autocrino, de control Central pasamos a control Local.
CLASES DE LECHE MATERNA
Leche Pre término
Se produce en las mujeres que han tenido un parto prematuro. Las madres que han dado
a luz antes de tiempo producen este tipo de leche durante un tiempo prolongado. La leche
de pre término contiene mayor cantidad de proteína y menor cantidad de lactosa que la
leche madura, siendo esta combinación más apropiada, ya que el niño inmaduro tiene
requerimientos más elevados de proteínas. La lactoferrina y la IgA también son más
abundantes en ella.
Es fundamental que los bebés prematuros sean alimentados con leche materna, ya que
ésta puede prevenir muchas complicaciones y protege al bebé de infecciones, ayudando
al desarrollo de su sistema inmaduro.
Sin embargo, según señala Unicef, hay que tener en cuenta que en un recién nacido de
muy bajo peso (menos de 1500 gramos) la leche de pre término no alcanza a cubrir los
requerimientos de calcio y fósforo y ocasionalmente de proteínas, por lo que debería ser
suplementada con estos elementos. A la lactancia materna se añadirían los denominados
“fortificadores de leche materna”, que mejoran los índices de crecimiento conservando
los beneficios inmunológicos, metabólicos y vinculares.
Calostro
Es un líquido amarillento rico en proteína, vitaminas liposolubles (A, D,
K, E) y minerales, precursor de la leche materna. El calostro es secretado
por la glándula mamaria durante los últimos meses del embarazo y los
cuatros días que siguen al parto.
El calostro le proporciona al bebé todo lo que necesita, actuando como
un laxante suave, preparando el aparato digestivo del bebé para recibir
la leche materna o proporcionándole al bebé anticuerpos de la madre que
lo protegen contra algunas enfermedades.
Leche de Transición
Es la leche que se producen entre el quinto y décimo día después del
parto aproximadamente, tiene un mayor contenido de grasa, lactosa y
vitaminas hidrosolubles que el calostro y, por lo tanto, suministra más
calorías al recién nacido, adecuándose a las necesidades de éste
conforme transcurren los días.
Alrededor del cuarto y el sexto día, tiene lugar un aumento brusco de la
secreción de leche, la subida de la leche. Esta leche de composición
intermedia va variando hasta alcanzar la composición de la leche
madura.
Leche Madura
Es secretada por las glándulas mamarias del décimo día tras el parto en adelante. Es la
leche materna propiamente dicha. Ella sola le aporta al niño todas las sustancias nutritivas
y las calorías que éste requiere para su normal desarrollo y crecimiento durante los
primeros seis meses de vida, y se recomienda hasta los dos años de edad o más junto a la
alimentación complementaria.
Las proteínas de la leche materna son un 30% de caseína y 70% de
proteínas del suero. La leche materna es baja en proteínas pero alta
en grasas y carbohidratos.
El principal hidrato de carbono de la leche es la lactosa, un
disacárido compuesto de glucosa y galactosa. La leche humana
tiene un alto contenido de lactosa, 7 g/dl (cerca de 200mM), que se
metaboliza en glucosa y galactosa antes de ser absorbida por el
intestino.
Provee el 40% de la energía, pero además tiene otras funciones
fundamentales para el desarrollo del sistema nervioso, para la
absorción de minerales o prevención de infecciones.
La grasa es el componente más variable de la leche materna. La concentración
de vitaminas en la leche humana es la adecuada para el niño, aunque puede variar según
la ingesta de la madre. En cuanto a los minerales, la concentración de la mayoría de éstos
en la leche humana (calcio, hierro, fósforo, magnesio, zinc, potasio y flúor) no es afectada
significativamente por la dieta materna.
La leche materna, además de proteger activamente el organismo del bebé (transfiere una
protección contra infecciones y alergias específicas), es inmunomoduladora, estimulando
el desarrollo del propio sistema inmune del lactante. Contiene además muchos
componentes antiinflamatorios e antiinfecciosos.
Leche de Brujas
La leche de brujas es una secreción temporal de los pezones de un recién nacido, no
importa si es niño o niña. Esto se debe a la elevación de estrógenos maternos en el cuerpo
del bebé, los cuales viajan en el torrente sanguíneo, y tiende a desaparecer entre las dos
primeras semanas de vida.
La leche de brujas, también llamada galactorrea, se presenta cuando un bebé tiene muy
hinchados sus pezones y secretan una sustancia parecida a la leche. Normalmente les
ocurre a bebés de término y en muy rara ocasión a los bebés prematuros
GLÁNDULA MAMARIA EN DIFERENTES ESTADIOS
 En la Feto: El desarrollo en ambos sexos partiendo de la línea mamaria es
simultáneo sin ninguna cambio evidencial que los pueda diferenciar.

 En la Niñez: Las pequeñas variaciones que sufren no se puede evidenciar con


detenimiento, aquí su desarrollo es retrazado.

 En la Pubertad: En la mujer gracias a la ayuda de las hormonas ováricas aumenta


el volumen mamario por que la acumulación de tejido graso a nivel del estroma
de la mama y el sistema ductal del pezón se hace más complejo.

 En el Embarazo: en la primera mitad hay una Proliferación de los conductos


intralobulillares, disminuyendo así la cantidad de tejido conectivo intralobulillar.
En la segunda mitad del embarazo se hace más lenta la hiperplasia de tejido
glándula y se empieza a elaborar algo de secreción.

 En la Lactancia: Poco después de haber dado a luz se secreta activamente leche


rica en grasa, proteínas y azucares. El proceso secretor viene a ser tanto merocrino
(secreción proteica) como aprocrino (secreción lipidica).

 Las células mioepiteliales son contráctiles y ayudan a desplazar la leche de los


alvéolos hacia el exterior. Las células mioepiteliales son ramificaciones, se
encuentran entre las células alveolares y la lámina basal.
ESTADIOS DE TANNER
 GLÁNDULA MAMARIA EN REPOSO
Glándula mamaria de una mujer en edad fértil.
Abundante tejido conectivo denso interlobular.
Tejido conectivo intralobulillar
Glándula tubuloalveolar compuesta con 15 a 20
lóbulos radiales alrededor del pezón y areola,
separados por tabiques de tejido conjuntivo y con
tejido adiposo.
Conductos galactóforos se ramifica a lobulillos
pequeños: grupos de alvéolos alrededor de una
rama terminal: conducto alveolar con alvéolos
(evaginaciones aculares)
Cada lóbulo: unidad independiente con conducto
excretor, debajo de la areola se dilatan: seno
lactífero.

 GLÁNDULA MAMARIA EN ACTIVIDAD


El aumento de estrógeno y progesterona en embarazo. Aumenta cambios en glándula
mamaria:
- Rápido crecimiento longitudinal y
ramificación en los conductos
- Proliferación de alveólos
Crecimiento de componentes epiteliales en glándula
mamaria, tejido mamario regresiona (Crece tejido
glandular).
Infiltración de estroma mamario por linfocitos,
células plasmáticas y eosinófilos.
En los últimos mesesde embarazo: Disminuye la
hiperplasia del tejido glandular. El aumento de
tamaño de las mamas por crecimiento de células
parenquimatosas y distensión de alveolos y
conductos por secreción rica en lactoproteínas con
poco lípido: calostro: propiedad laxante, con
inmunoglobulinas (inmunidad pasiva a RN).
Primeros días postparto: Disminución de estrógenos y progesterona estimula secreción
de prolactina
 GLANDULA MAMARIA DE REGRESIÓN
En unos cuantos días depuse de haber dejar de amamantar se absorbe la leche restante en
los alvéolos y conductos, los alvéolos disminuyen de tamaño y algunas de sus células
degeneran, el tejido adiposo y el tejido conectivo se vuelve a acumular
En las mujeres de edad avanzada, la mama sufre una involución gradual volviendo a
presentar un aspecto similar al prepuberal. También su TC pierde densidad celular,
disminuye el colágeno y adipocitos.

 GLANDULA MAMARIA DE INVOLUCIÓN


Se da después de la menopausia. El epitelio secretor se atrofia y solo persiste algunos
vestigios del sistema de conductos, el tejido conectivo se hace más celular y se tiñe
ligeramente acidófilo.

INVOLUCIÓN SENIL DE LA GLÁNDULA MAMARIA:


En la vejez la glándula mamaria involuciona aún más. Los epitelios de las partes
secretoras y en parte también de los conductos se atrofian y la glándula se asemeja al
estado prepuberal, observándose sólo algunos conductos dispersos.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS
Langman (Sadler T. W.) (2004). Embriología Médica. Con Orientación Clínica. 9 Ed.
Buenos Aires: Médica Panamericana. 9 Leslie P. Gartner, Ph.D, James L. Hiatt, Ph.D.
(2002). Texto De Atlas De Histología.
Lic. Valentina Lagos. Glandular. Departamento de Histología. UTI Biología Celular y
Tisular, 2016.
César Eduardo Montalvo Arenas. Histología General. Glándula Mamaria. Universidad
Nacional Autónoma De México Facultad De Medicina. Departamento De Biología
Celular Y Tisular.
Glândulas Mamarias. Histología F Geneser 3ª edición. Ed. Médica Paanamericara.