Вы находитесь на странице: 1из 3

1

Oxígeno - O
Nombre Oxígeno

Número atómico 8

Valencia 2
Estado de oxidación
-2

Electronegatividad 3,5

Radio covalente (Å) 0,73

Radio iónico (Å) 1,40

Radio atómico (Å) -

Configuración electrónica 1s22s22p4

Primer potencial de ionización (eV) 13,70

Masa atómica (g/mol) 15,9994

Densidad (kg/m3) 1.429

Punto de ebullición (ºC) -183

Punto de fusión (ºC) -218,8

Descubridor Joseph Priestly 1774


Oxígeno
Elemento químico gaseoso, símbolo O, número atómico 8 y peso atómico 15.9994. Es de
gran interés por ser el elemento esencial en los procesos de respiración de la mayor
parte de las células vivas y en los procesos de combustión. Es el elemento más
abundante en la corteza terrestre. Cerca de una quinta parte (en volumen) del aire es
oxígeno.

Existen equipos capaces de concentrar el oxígeno del aire. Son los llamados generadores
o concentradores de oxígeno, que son los utilizados en los bares de oxígeno.

El oxígeno gaseoso no combinado suele existir en forma de moléculas diatómicas, O2,


pero también existe en forma triatómica, O3, llamada ozono.

El oxígeno se separa del aire por licuefacción y destilación fraccionada. Las principales
aplicaciones del oxígeno en orden de importancia son: 1) fundición, refinación y
fabricación de acero y otros metales; 2) manufactura de productos químicos por
oxidación controlada; 3) propulsión de cohetes; 4) apoyo a la vida biológica y medicina,
y 5) minería, producción y fabricación de productos de piedra y vidrio.
Existen equipos generadores de ozono, los cuales son usados para oxidación de materias,
para ozonización de piscinas...
2
En condiciones normales el oxígeno es un gas incoloro, inodoro e insípido; se condensa
en un líquido azul claro. El oxígeno es parte de un pequeño grupo de gases ligeramente
paramagnéticos, y es el más paramagnético de este grupo. El oxígeno líquido es también
ligeramente paramagnético.

Casi todos los elementos químicos, menos los gases inertes, forman compuestos con el
oxígeno. Entre los compuestos binarios más abundantes de oxígeno están el agua, H2O, y
la sílica, SiO2; componente principal de la arena. De los compuestos que contienen más
de dos elementos, los más abundantes son los silicatos, que constituyen la mayor parte
de las rocas y suelos. Otros compuestos que abundan en la naturaleza son el carbonato
de calcio (caliza y mármol), sulfato de calcio (yeso), óxido de aluminio (bauxita) y varios
óxidos de hierro, que se utilizan como fuente del metal.

Efectos del Oxígeno sobre la salud

Todo ser humano necesita oxígeno para respirar, pero como ocurre con mucahs
sustancias un exceso de oxígeno no es bueno. Si uno se expone a grandes cantidades de
oxígeno durante mucho tiempo, se pueden producir daños en los pulmones. Respirar un
50-100% de oxígeno a presión normal durante un periodo prolongado provoca daños en
los pulmones. Las personas que en su trabajo sufren exposiciones frecuentes o
potencialmente elevadas a oxígeno puro, deben hacerse un chequeo de funcionamiento
pulmonar antes y después de desempeñar ese trabajo. El oxígeno es normalmente
almacenado a temperaturas muy bajas y por lo tanto se deben usar ropas especiales
para prevenir la congelación de los tejidos corporales.

Efectos ambientales del Oxígeno


No ha sido constatado ningún efecto negativo del oxígeno en el medio ambiente.

Ciclo del oxígeno.


El oxígeno molecular (O2)
representa el 20% de la
atmósfera terrestre. Este
oxígeno abastece las
necesidades de todos los
organismos terrestres que lo
respiran para su
metabolismo, además
cuando se disuelve en agua,
cubre las necesidades de los
organismos acuáticos. En el
proceso de la respiración, el
oxígeno actúa como aceptor
final para los electrones retirados de los átomos de carbono de los alimentos. El producto es
agua. El ciclo se completa en la fotosíntesis cuando se captura la energía de la luz para alejar
los electrones respecto a los átomos de oxígeno de las moléculas de agua. Los electrones
reducen los átomos de oxígeno de las moleculas de agua. Los electrones reducen los átomos
3
de carbono (de dióxido de carbono) a carbohidrato. Al final se produce oxígeno molecular y
así se completa el ciclo.

Por cada molécula de oxígeno utilizada en la respiración celular, se libera una molécula de
dióxido de carbono. Inversamente, por cada molécula de dióxido de carbono absorbida en la
fotosíntesis, se libera una molécula de oxígeno.