Вы находитесь на странице: 1из 1

El Perú es un país megadiverso, con copiosas cosas que lo hacen único y que muchos otros

emulan, sin embargo son las personas efebas quienes deberían estar más orgullosos de lo
que tienen, puesto que están aprendiendo todo esto en la escuela, son los padres quienes
deberían colmar este aprendizaje y sabiendo que estos jóvenes serán el futuro de nuestra
patria ¿Qué se está haciendo para que los alumnos valoren lo que tienen y lo que son?
¿Qué hacen los padres para con sus vástagos, sabiendo esto?

La identidad nace del conocimiento, ya que uno no puede valorar lo desconocido, esta
inopia de saberes no hace más que desprestigiar a las escuelas ¿Enseñarán las escuelas
verdaderamente a valorar lo nuestro? La pigricia en los maestros no existe ya que ellos
quieren hacer que sus alumnos se superen, es común escucharles decir que cuidemos
nuestro inmobiliario, que cuidemos nuestro centro educativo, que entonemos con fervor
patriótico nuestro himno nacional, sin embargo son pocos los que cumplen estos
preceptos, que más que normas deberían ser una convicción, ya que no por canguelo a
una sanción deberíamos cumplir con esto, sino porque nos debe nacer y para que nos
nazca, una persona muy importante en la vida nos debió inculcar desde pequeños este
conocimiento, estos valores y son nuestros padres, una formación integra de un niño
depende de ellos. Esto nos hace dar cuenta que son los padres quienes no están
cumpliendo su verdadero rol, no hacen que sus hijos respeten su cultura, vemos en las
noticias como alumnos rayan o pintan patrimonios culturales o como estos estudiantes
incluso orinan en estos lugares, perjudicando así algo que nos pertenece a todos, a pesar
que sus profesores se lo repiten muchas veces, es común también escuchar a jóvenes que
se avergüenzan de escuchar música folklórica, un huayno o un vals y prefieren escuchar
música impúdica, entonces no estamos hablando de una verdadera identidad, la cual
debería estar en todos los peruanos.

Por eso, nosotros como peruanos debemos estar orgullosos de lo que tenemos, orgullosos
de lo nuestro, orgullosos de la tierra que nos vio nacer y para eso están nuestros padres,
con esto no quiero criticar a los padres, ya que nadie es perfecto en esta vida, pero si esto
lo lee un padre nunca es tarde para instruir a los hijos, dificultoso quizá, pero con empeño
todo se logra, y si eres un joven, adulto o incluso niño ten conciencia de todo lo que
tenemos y aprende a valorarlo, enorgullécete del ceviche, de tu marinera, de Macchu
Picchu, de nuestra Amazonía, de tus símbolos patrios, de toda nuestra belleza natural y
sobre todo enorgullécete de ti mismo, ten fe en ti y quiérete, ya que en ti esta nuestro
venidero.