Вы находитесь на странице: 1из 2

Bandera te han visto tus llanuras, te han visto tus montañas, ondulantes tu silueta en todos

tus recorridos y presenciaste todas las hazañas épicas. Bandera Tricolor tu eres a manera
de sol en pleno ascenso se destaca como elemento fundamental de tenacidad, imaginación
esfuerzo y sacrificio humano, su significado está en la laboriosidad del trabajo del hombre.
Bandera Nacional tu has estado presente flameando en todos los campos de las batallas
independentistas, te acompañaron los paisajes de amor y ternura con predominios
ondulantes, ricos y tajos, quebradas y planicies, todas las formas de la tierra contenidos en
una solo geografía; a ella se suma la eterna presencia del Gran Pichincha, donde cobijaste
con tu raso al valiente soldado Abdón Calderón, quien vive para siempre en nuestra mente
y en nuestros corazones.

El 26 de septiembre volvemos los ecuatorianos a exaltar la fiesta de la Bandera Nacional,


ocasión propicia para llamar la atención a la ciudadanía y de manera especial de los
jóvenes, para que se compenetren a conocer la historia de nuestro hermoso pabellón y a
poner en práctica las recomendaciones para su uso correcto y exposición; pues se trata del
símbolo patrio que merece el mayor respeto en todos los rincones del país y del exterior.

Nos queda la responsabilidad de flamear este lábaro en todos los actos oficiales y privados,
y en los triunfos que obtengan los ecuatorianos en el exterior.

“Hay que siempre recordarles la importancia de conocer los símbolos como dice el lema
‘Amad los símbolos nacionales es amar a la Patria’”,

Resaltar que es justo seguir reconociendo a los mejores estudiantes. “Es una forma de
concienciar al estudiante el amor a la bandera, la importancia de ser un gran hombre,
motiva a que gane la bandera como la medalla por su buen comportamiento”.

La Bandera para los ecuatorianos es el símbolo fecundo que brota majestuosa la


representación de la verdad la justicia y el derecho. Así, nuestra bandera se convirtió en el
pedestal glorioso en el que se sustentó airosa la dignidad y soberanía de nuestra patria,
erguida en el heroísmo de nuestros combatientes que ofrendaron su vida con la serenidad,
valentía y devoción propios de un país digno y soberano.

Estos son los hechos cuyos recuerdos reverdecen hoy en la conciencia de la Patria, para
prosternarnos ante el ara sagrada de la historia, para reafirmar nuestra promesa de
mantener incólume la unidad del país, por encima de toda contingencia: La Bandera
Nacional será siempre la gran guía y la gran inspiración del pueblo ecuatoriano en la
marcha incontenible de los tiempos.

Por eso hoy 26 de septiembre, a la sombra augusta de nuestra bandera, los ecuatorianos
inclinaremos reverentes la frente al ver flamear y ondular su raso tricolor.

Похожие интересы