Вы находитесь на странице: 1из 12

MINISTERIO PÚBLICO

FISCALÍA PROVINCIAL MIXTA


CORPORATIVA DE ALTO DE LA ALIANZA

REQUERIMIENTO DE SOBRESEIMIENTO
SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO DE INVESTIGACIÓN PREPARATORIA CON
COMPETENCIA EN LOS DISTRITOS DE ALTO DE LA ALIANZA Y CIUDAD NUEVA (MBJ-
AA).

MEDY MARILIN CHAMBI CHURA, Fiscal Provincial (T) de la Fiscalía Provincial Mixta
Corporativa de Alto de la Alianza, con domicilio en la Mz. LL, Lote 4 del P.J. Alto de la
Alianza, a usted digo:

I. PETITORIO:
Que habiéndose dispuesto la conclusión de la investigación preparatoria en contra de
RICHARD COILLO CORMILLUNI, al amparo de lo dispuesto por los artículos 344º
numerales 1 y 2 acápite d)1, 348º numeral 1 y en el último párrafo del numeral 1) artículo
II del Título Preliminar del Código Procesal Penal, requiero ante su Despacho el
SOBRESEIMIENTO del proceso seguido en contra de RICHARD COILLO CORMILLUNI
por la presunta comisión del delito Contra la Libertad Sexual en la modalidad de Violación
Sexual de Menor, previsto y sancionado en el inciso 2) del artículo 173º del Código Penal,
con la agravante prevista en el último párrafo del citado artículo, en agravio de Candy
F.C.C. (18), quien al momento de los hechos tenía 10 años de edad.

II. DATOS PERSONALES DEL PROCESADO (IMPUTADO):


 NOMBRES Y APELLIDOS: RICHARD COILLO CORMILLUNI

 DNI Nº 44328077

 LUGAR Y FECHA DE NACIMIENTO: Distrito de Juli, Provincia de Chucuito y Departamento


de Puno; 17 de junio de 1991.
 EDAD: 26 años.

 DIRECCIÓN DOMICILIARIA: Asociación 28 de Agosto, Cte. 15. Mz. 362. Lte. 02 del distrito de
Ciudad Nueva.
 PADRES: Don Francisco y doña Juliana.

 ESTADO CIVIL: Soltero

 SEXO: Masculino.

 GRADO DE INSTRUCCIÓN: Secundaria completa

 ESTATURA: 1.67 m.

1
Art. 344º Decisión del Ministerio Público: 1. Dispuesta la conclusión de la Investigación Preparatoria, de conformidad con el numeral 1)
del artículo 343º, el Fiscal decidirá en el plazo de quince días si formula acusación, siempre que exista base suficiente para ello, o si
requiere el sobreseimiento de la causa. 2. El sobreseimiento procede cuando: d) No existe razonablemente la posibilidad de incorporar
nuevos datos a la investigación y no haya elementos de convicción suficientes para solicitar fundadamente el enjuiciamiento del
imputado.
Ministerio Público

Defensor de la Legalidad
MINISTERIO PÚBLICO
FISCALÍA PROVINCIAL MIXTA
CORPORATIVA DE ALTO DE LA ALIANZA

 Domicilio Procesal: Conjunto Habitacional Jorge Basadre Block C, Dpto 101, Oficina 03,
Tacna (Abog. Carlos Rafael Mamani Pilco).

III. DELITO IMPUTADO:

Delito Contra la Contra la Libertad Sexual en la modalidad de Violación Sexual de Menor,


previsto y sancionado en el inciso 2) del artículo 173º del Código Penal, en agravio Candy
F.C.C. (18), cuando tenía 10 años de edad
“El que tiene acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o realiza otros actos análogos
introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de las dos primeras vías, con un
menor de edad, será reprimido con las siguientes penas privativas de libertad:
2. Si la víctima tiene entre diez años de edad, y menos de catorce, la pena será no menor
de treinta años, ni mayor de treinta y cinco.”

IV.CAUSALES INVOCADAS:
2.1.- Se invocan las causales previstas en el inciso 2) literal d) del artículo 344º del
Código Procesal Penal:

“d) No existe razonablemente la posibilidad de incorporar nuevos datos a la


investigación y no haya elementos de convicción suficientes para solicitar
fundadamente el enjuiciamiento del imputado.”

V. HECHOS IMPUTADOS:

Al imputado RICHARD COILLO CORMILLUNI se le atribuyó: “Haber abusado


sexualmente,via vaginal a la menor de iniciales Candy F.C.C. (18) cuando ésta tenía 10
años de edad, en el interior de un inmueble ubicado en el distrito de Ciudad Nueva, a
inmediaciones de la Asociacion 28 de Agosto de Ciudad Nueva, casa de su abuela, el
hecho habría ocurrido una fecha no precisada”.

VI. DILIGENCIAS REALIZADAS:


En mérito a las copias certificadas remitidas por la Fiscalia Mixta Corporativa de Gregorio
Albarracín, este despacho dispuso realizar diligencias preliminares, adicionales a las que
ya se tenía, a fin de reunir elementos de convicción o medios de prueba materiales que

Ministerio Público

Defensor de la Legalidad
MINISTERIO PÚBLICO
FISCALÍA PROVINCIAL MIXTA
CORPORATIVA DE ALTO DE LA ALIANZA

vinculasen a RICHARD COILLO CORMILLUNI como presunto autor del hecho


denunciado. Concluidas dichas diligencias se ha obtenido el siguiente resultado:
1. Declaración con fecha 12 de febrero del año 2017 a Candy F.C.C. (18), donde ella
indica que fue abusada sexualmente en dos ocasiones por su tío RICHARD COILLO
CORMILLUNI cuando tenia 06 años en la casa de su madre, y otras dos veces
cuando tenia 10 años en la casa de su abuela, en aquella oportunidad su tío le dijo
que no dijera nada, y ella no lo contó por que no le iban a creer (véase folios 13 a
17)
2. Protocolo de Pericia Psicológica Nro 005980-2017 PSC, practicada a Candy F.C.C.
(18) el cual concluye que ella presenta “aflicción y angustia, sin embargo no puede
expresar el motivo, resentimiento hacia el imputado, sin expresar motivos, se aprecia
perdida de sensación de bienestar (...)” (véase folios 18 a 20).
3. El Certificado Médico Legal Nº 5601-IS, en la cual el médico legista concluye que la
denunciante Candy F.C.C. (18), al momento de ser evaluada “Presenta Himen
Complaciente. No presenta signos de lesiones traumáticas reciente. No signos de
acto contranatura” ( veáse folio 21).
4. Declaración testimonial de Alicia Cormilluni Marca en donde indica que su hija le
contó que había sido víctima de violación por parte de su tío, por lo que ella llamó a
su hermano, siendo que este llegue en poco tiempo, y al reclamarle lo sucedido, la
agraviada Candy F.C.C. (18) le dijo a su tío que le perdone, que le había difamado
diciendo que él le había violado, añadiendo que en una reunión de toda la familia, la
menor vuelve a mentir indicando que difamó a su tío, pues a su decir, su mamá la
había botado de la casa porque se había enterado de su opción sexual, por culpa de
su tío, pues este le contó que la vio besando a otra chica (véase folios 53 a 55).
5. Declaración del imputado RICHARD COILLO CORMILLUNI, en la cual refiere que los
hechos que esta denunciando Candy F.C.C. (18) son falsos, pues que nunca violó a
dicha menor, y que la menor esta denunciándolo por venganza pues él había
descubierto que la menor era lesbiana, un día la vio besándose con la empleada de
nombre Alicia, lo que contó a la madre de la menor, lo que motivó que la menor lo
denuncie (véase declaración que obra a folios 88 y 89).
6. Declaración testimonial de Rufina Coillo Cormilluni, quien refiere que escuchó cuando
su sobrina, la agraviada Candy F.C.C. (18) le dijo a su mama que su tío la había
violado, pero que luego la misma menor se retractó de lo que había dicho, además
agregó que su hermano Richard nunca había hecho nada malo a sus menores hijas.
(véase folio 101 y 102).
Ministerio Público

Defensor de la Legalidad
MINISTERIO PÚBLICO
FISCALÍA PROVINCIAL MIXTA
CORPORATIVA DE ALTO DE LA ALIANZA

7. Declaración ampliatoria de la agraviada Candy F.C.C. (18) quien manifiesta que la


última vez que fue abusada sexualmente por su tío, ella tenia 10 años, y que fue en
la casa de su abuelita en la Asoc. 28 de agosto, de Ciudad Nueva y que ella estaba
en 5to grado de primaria en el colegio Cohaila Tamayo, y que ese hecho habría
ocurrido antes de empezar el colegio (véase folios 189 y 190).
8. Declaración testimonial ampliatoria de Alicia Cormilluni Marca donde reitera que la
primera vez que tomó conocimiento de los hechos que denuncia su hija, fue durante
una pollada en casa de su madre, donde su hija contó que su tío había abusado
sexualmente de ella, y que también su prima Inri Carolina había sido abusada
sexualmente por parte de su tío. Es así que encaró a su tío y a su hija por lo que
había contado, donde Candy F.C.C. (18) le pide disculpas a su tío por haberlo
difamado. Agrega que desde el nacimiento de su hija Candy F.C.C. hasta que tuvo 09
años, han vivido en su casa de Ciudad Nueva, luego vivieron aproximadamente 01
año en casa de su mamá (abuela de la menor) y desde los 10 hasta los 15 años han
vivido en la casa de Cono sur, en Villa los parques; agregando que se enteró por su
hermano (el imputado) que su hija había besado a otra chica, por lo que reprendió a
su hija (véase folio 193 y 194).
9. Oficio de la Institución educativa Cesar Augusto Cohaila Tamyo, en el cual informan
que la menor Candy Fabiola Carrillo Cormilluni no figura en las nominas de matricula
correspondientes a los años 2007 al 2015 (ver folio 204).
10. Declaración de Inry Karolina Yucra Coillo, quien niega haber contado a su prima (la
denunciante) que fue víctima de violación sexual por parte de su tío, que nunca ha
vivido con ella, y que desconoce de actos indebido en contra de su prima Candy
F.C.C. por parte de su tío Richard Coillo Cormilluni. (véase folios 220 y 221)
11. Declaración ampliatoria de Rufina Coillo Cormilluni, quien declara que no es cierto
que su hermano haya abusado sexualmente de su hija Inry Karolina, y que
desconoce de actos indebidos en contra de Candy F.C.C. por parte de Richard Coillo
Cormilluni. (véase folios 222 y 223)
12. Declaración ampliatoria del imputado RICHARD COILLO CORMILLUNI, quien indica
nunca ha vivido con la menor Candy F.C.C., ni con Inry Karolina, pues ella tenía su
casa, añade que la menor Candy F.C.C. lo denuncia por cólera pues él la descubrió
besándose con su empleada y le dijo a su mama, y que le reprendió por su
comportamiento (lesbiana), amenazándole incluso con botarla de su casa si seguía
con ese comportamiento (véase folios 224 y 225).

Ministerio Público

Defensor de la Legalidad
MINISTERIO PÚBLICO
FISCALÍA PROVINCIAL MIXTA
CORPORATIVA DE ALTO DE LA ALIANZA

13. Declaración ampliatoria de la agraviada Candy F.C.C. (18) donde indica que lo que
ella ha denuncia no es mentira, y que es verdad que su prima Inri le contó que
Richard también había abusado de ella, y que respecto a la última vez que fue
abusada, su mamá no estaba, y que era cerca de un desfile de colegio y que no
recuerda muy bien, por lo que no puede precisar las circunstancias, pero que
recuerda que ese año estudió en el colegio Cesar Augusto Cohaila Tamayo (véase
folios 247 y 248)
14. Copia de Documento Nacional de Identidad de la denunciante Candy F.C.C., del cual
se verifica que su fecha de nacimiento es el 21 de enero del año 1999 (véase a
folios 18)
15. Ficha se antecedentes penales del imputado, el que concluye que este no presenta
Antecedentes penales (véase a folios 46).

VII. SUSTENTOS DE LA DECISIÓN:


Este despacho, mediante Disposición Fiscal Nº 01-MP-FPMC-AA-T de fecha 17 de mayo
del año 2017, dispuso Formalizar y Continuar la Investigación Preparatoria en contra de
RICHARD COILLO CORMILLUNI, por la presunta comisión del delito Contra la Libertad
Sexual en la modalidad de Violación Sexual de Menor, previsto y sancionado en el inciso
2) del artículo 173º del Código Penal en agravio de Candy F.C.C. (10), en actualidad
mayor de edad.

Sin embargo, habiendo concluido la etapa de Investigación Preparatoria, la Fiscalía


solicita el sobreseimiento de la causa en cuanto a la causal prescrita en el inciso d) del
art. 344° del Código Procesal Penal, el cual subyace en que no existe razonablemente la
posibilidad de incorporar nuevos datos a la investigación y no haya elementos de
convicción suficientes para solicitar fundadamente el enjuiciamiento del procesado (art.
344. 2d CPP), es menester precisar que esta causal supone la evaluación de un aspecto
de carácter probatorio (ab initio de la causal) y otro, normativo (in fine de la causal). El
primero consiste en que, al concluir la etapa de investigación preparatoria, no se ha
reunido suficiente evidencia que permita formular una acusación o, en su caso, sustentar
la acusación ya formulada a efecto de obtener un auto de enjuiciamiento; mientras que el
segundo supone que el operador debe identificar si, a pesar de existir insuficiencia

Ministerio Público

Defensor de la Legalidad
MINISTERIO PÚBLICO
FISCALÍA PROVINCIAL MIXTA
CORPORATIVA DE ALTO DE LA ALIANZA

probatoria, el ordenamiento permite, excepcionalmente, que dicho vicio pueda ser


saneado (por ejemplo a través de la investigación suplementaria).2

Dicho lo anterior, la evaluación de esta causal supone que el Juez debe realizar el juicio
de admisibilidad de la evidencia ofrecida por la fiscalía a efectos de determinar, sobre la
base de los medios de prueba admitidos, si el acopio probatorio es suficiente para
aperturar el juicio oral.3 En contrapartida de esto último, la presente Fiscalía solicita el
sobreseimiento de la presente causa, en razón que del acopio probatorio recabado (con
imposibilidad de recabar otros medios probatorios), considera que no es suficiente para
formular acusación y aperturar el juicio oral correspondiente.

Respecto a este delito, la doctrina señala que se perfecciona o consuma con la


penetración total o parcial de la víctima menor, ya sea vaginal, anal (contra natura) o
bucal. O en su caso, cuando comienza la introducción de objetos o partes del cuerpo en
la cavidad vaginal o anal del sujeto pasivo. Esto es, habrá penetración cuando el
miembro viril del varón se introduce en alguna de las cavidades ya indicadas del sujeto
pasivo-menor o cuando alguna de aquellas cavidades venga a introducirse en el pene del
varón-menor agredido sexualmente4. Por lo tanto, la consumación del delito
denunciado se acredita fundamentalmente con el Certificado Médico Legal,
documento en el cual los especialistas de medicina legal describen si se produjo la
penetración del miembro viril, objetos o partes del cuerpo en la cavidad vaginal o anal de
la víctima menor. Asimismo, en dicho documento se describe las huellas dejadas sobre el
cuerpo de la víctima, el posible uso de la fuerza o los signos de violencia ejercidos por
parte del agente5.

Al respecto, se tiene que el certificado médico legal practicado a la agraviada (véase


Certificado Médico Legal Nº 005601-IS a folios 21), concluye que esta “Presenta
Himen Complaciente. No presenta signos de lesiones traumáticas reciente. No signos de
acto contranatura”, por lo que no se ha podido determinar si la denunciante fue agredida
físicamente para que su agresor acceda a ella sexualmente en contra de su voluntad (por
el tiempo transcurrido entre la fecha en que ocurrieron los hechos y la fecha en que fue

2
ORÉ GUARDIA, Arsenio, “Derecho procesal penal peruano”. Tomo III, Gaceta Jurídica, Ed.
2016, Lima, pág. 223.
3
EXP. N°388-2017, Sala penal de apelaciones de Ica.
4
SALINAS SICCHA, Ramiro. “Derecho Penal-Parte Especial”, 2º Edición, Edti. Grijley, pág. 730.
5
SALINAS SICCHA, Ramiro. “Derecho Penal-Parte Especial”, 2º Edición, Edti. Grijley, pág. 732.

Ministerio Público

Defensor de la Legalidad
MINISTERIO PÚBLICO
FISCALÍA PROVINCIAL MIXTA
CORPORATIVA DE ALTO DE LA ALIANZA

denunciado), mucho menos si tal acceso carnal ha existido, pues, al tener ‘himen
complaciente’ la agraviada, no se puede precisar la existencia de defloración. Además
solo se tiene la incriminación de la menor en contra de Richard Coillo Cormilluni, sin
embargo de las declaraciones de su madre Alicia Cormilluni Marca, se tiene que la
menor, al momento de encarar al imputado, ésta le pidió disculpas indicando que había
mentido al decir que él la había violado (véase folios 53 a 55) y la declaración
testimonial ampliatoria de donde reitera que la primera vez que tomó conocimiento de los
hechos que denuncia su hija, fue durante una pollada en casa de su madre, donde su
hija contó que su tío había abusado sexualmente de ella. Es así que encaró a su tío y a
su hija por lo que había contado, donde la supuesta graviada Candy F.C.C. (18) le pide
disculpas a su tío por haberlo difamado, pues estaba molesta porque le había contado a
su madre que esta se estana besando con otra chica (véase folio 193 y 194). Esto es
corroborado con la declaración testimonial de Rufina Coillo Cormilluni, quien refiere que
escuchó cuando su sobrina, Candy F.C.C. (18), le dijo a su mama que su tío la había
violado, pero que luego la misma menor se retractó de lo que había dicho, además
agregó que su hermano Richard nunca había hecho nada malo a sus menores hijas
(véase folio 101 y 102). Se debe agregar que la menor agraviada ha indicado que su
prima también había sido violada por su tío Richard, afirmación que fue desvirtuada por
la declaración de la mima menor Inry Karolina Yucra Coillo, quien niega haber contado a
su prima que fue víctima de violación sexual por parte de su tío, que nunca ha vivido con
ella, y que desconoce de actos indebidos en contra de su prima Candy F.C.C. por parte
de su tío Richard Coillo Cormilluni (véase folios 220 y 221) y por la declaración
ampliatoria de Rufina Coillo Cormilluni, quien declara que no es cierto que su hermano
haya abusado sexualmente de su hija Inry Karolina, y que desconoce de actos indebidos
en contra de Candy F.C.C. por parte de Richard Coillo Cormilluni (véase folios 222 y
223). Aunado a esto la menor no ha precisado cuando fue que sucedió la agresión
sexual, pues en su declaración ampliatoria manifiesta que la última vez que fue abusada
sexualmente por su tío, ella tenía 10 años, y que fue en la casa de su abuelita en la Asoc.
28 de agosto, de Ciudad Nueva y que ella esta en 5to grado de primaria en el colegio
Cohaila Tamayo, y que ese hecho habría ocurrido antes de empezar el colegio (véase
folios 189 y 190), sin embargo en su última declaración ampliatoria de la agraviada
Candy F.C.C. (18) indica que respecto a la última vez que fue abusada, su mama no
estaba, y que era cerca de un desfile de colegio, no recuerda muy bien. (véase folios
247 y 248).

Ministerio Público

Defensor de la Legalidad
MINISTERIO PÚBLICO
FISCALÍA PROVINCIAL MIXTA
CORPORATIVA DE ALTO DE LA ALIANZA

En efecto, solo subsiste la sindicación de la denunciante Candy F.C.C. (18), sin embargo,
dicha sindicación no se encuentra acreditada o rodeada de corroboraciones periféricas
de carácter objetivo que le doten de aptitud probatoria 6, tratándose de un delito contra la
libertad sexual, que normalmente se produce en la clandestinidad y según el Acuerdo
Plenario N° 02-2005/CJ-116 – tratándose de las declaraciones de un agraviado, aún
cuando sea el único testigo de los hechos (no se tiene declaraciones de otros testigos),
al no regir el antiguo principio jurídico testis unus testis nullus, tiene entidad para ser
considerada prueba válida de cargo y, por ende, virtualidad procesal para enervar la
presunción de inocencia del imputado, siempre y cuando no se adviertan razones
objetivas que invaliden sus afirmaciones, exista verosimilitud en su declaración, debiendo
estar rodeada esta de ciertas corroboraciones periféricas,
periféricas, de carácter objetivo que le
doten de aptitud probatoria. Estas garantías de certeza serían las siguientes:

A) DE LA AUSENCIA DE INCREDIBILIDAD SUBJETIVA: Sobre este punto, se debe


verificar que no existan relaciones entre agraviado e imputado basadas en el odio,
resentimientos, enemistad u otras que puedan incidir en la parcialidad de la
deposición, que por ende le nieguen aptitud para generar certeza; asimismo, ha de
analizarse la personalidad del co-imputado, en especial sus relaciones con el
afectado por su testimonio. También es el caso examinar las posibles motivaciones
de su declaración, que éstas no sean turbias o espurias: venganza, odio,
revanchismo, deseo de obtener beneficios de cualquier tipo; incluso, judiciales, que
por su entidad están en condiciones de advertir que la finalidad de la declaración, no
sea, a su vez, exculpatoria de la propia responsabilidad.

Al respecto, en el presente caso se advierte que existen indicios que conlleven a


afirmar que entre la presunta agraviada - Candy F.C.C. (18) - y el imputado
RICHARD COILLO CORMILLUNI existen sentimientos de odio, enemistad u otros
que nieguen la credibilidad de la declaración de la referida menor, toda vez que éste
la habría acusado con su mama el hecho se estar besándose con la empleada, lo
que habría provocado que su mamá reproche su comportamiento (lesbiana), lo que
fue corroborado con la declaración de la madre de la menor, quien indicó que su

6
Acuerdo Plenario Nº 02-2005/CJ-116: ““10. Tratándose de las declaraciones de un agraviado, aún cuando sea el único
testigo de los hechos, al no regir el antiguo principio jurídico testis unus testis nullus, tiene entidad para ser considerada
prueba válida de cargo y, por ende, virtualidad procesal para enervar la presunción de inocencia del imputado, siempre y
cuando no se adviertan razones objetivas que invaliden sus afirmaciones. Las garantías de certeza serían las siguientes:
(…) b) Verosimilitud, que no sólo incide en la coherencia y solidez de la propia declaración, sino que debe estar rodeada
de ciertas corroboraciones periféricas, de carácter objetivo que le doten de aptitud probatoria”
Ministerio Público

Defensor de la Legalidad
MINISTERIO PÚBLICO
FISCALÍA PROVINCIAL MIXTA
CORPORATIVA DE ALTO DE LA ALIANZA

hermano (el imputado) le había contado que vio a su hija besando a una chica, con lo
que se enteró que su hija era lesbiana, con lo que ella no estaba de acuerdo, por lo
que le dijo que si seguía con ese comportamiento la botaría de la casa.

B) DE LA VEROSIMILITUD: Este aspecto no sólo incide en la coherencia y solidez de


la propia declaración, sino que debe estar rodeada de ciertos elementos
periféricos, de carácter objetivo que le doten de aptitud probatoria.

En el presente caso, tenemos que la declaración dada por la presunta agraviada el


carece de verosimilitud, pues la sindicación que hace dicha menor no se encuentra
acreditada o rodeada de corroboraciones periféricas de carácter objetivo que le doten
de aptitud probatoria7, y ello es así por cuanto la menor agraviada ha indicado que su
prima también había sido violada por su tío Richard, afirmación que fue desvirtuada
por la declaración de la mima menor Inry Karolina Yucra Coillo, quien niega haber
contado a su prima que fue víctima de violación sexual por parte de su tío, que nunca
ha vivido con ella, y que desconoce de actos indebido en contra de su prima Candy
F.C.C. Por parte de su tío Richard Coillo Cormilluni. (véase folios 220 y 221) y por la
declaración ampliatoria de Rufina Coillo Cormilluni, quien declara que no es cierto
que su hermano haya abusado sexualmente de su hija Inry Karolina, y que
desconoce de actos indebidos en contra de Candy F.C.C. Por parte de Richard Coillo
Cormilluni. (véase folios 222 y 223), siendo que estas declaraciones no corroboran
esta versión, dando indicios de que la menor habría estado mintiendo.

C) DE LA PERSISTENCIA EN LA INCRIMINACIÓN:
Sobre este punto debemos precisar que uno de los presupuestos para destruir el
principio de presunción de inocencia, es que la prueba de cargo (de signo
incriminatorio) genere convicción sobre la participación del imputado -con todos sus
matices- en el hecho punible que se le atribuye; en tal sentido, en estos casos, para
que la declaración de la víctima sea considerada o valorada como prueba idónea
destinada a destruir la presunción iuris tantum de inocencia y generar certeza en el
juzgador, debe reunir entre otros requisitos, además de la credibilidad subjetiva y
verosimilitud, la persistencia en la incriminación; es decir la imputación que hace la
7
Acuerdo Plenario Nº 02-2005/CJ-116: ““10. Tratándose de las declaraciones de un agraviado, aún cuando sea el único testigo de los
hechos, al no regir el antiguo principio jurídico testis unus testis nullus, tiene entidad para ser considerada prueba válida de cargo y, por
ende, virtualidad procesal para enervar la presunción de inocencia del imputado, siempre y cuando no se adviertan razones objetivas
que invaliden sus afirmaciones. Las garantías de certeza serían las siguientes: (…) b) Verosimilitud, que no sólo incide en la coherencia y
solidez de la propia declaración, sino que debe estar rodeada de ciertas corroboraciones periféricas, de carácter objetivo que le doten
de aptitud probatoria”
Ministerio Público

Defensor de la Legalidad
MINISTERIO PÚBLICO
FISCALÍA PROVINCIAL MIXTA
CORPORATIVA DE ALTO DE LA ALIANZA

víctima, pues esta tiene que ser prolongada en el tiempo, sin ambigüedades y
contradicciones; además, reiterada jurisprudencia nacional ha precisado “(…) que si
se varía el testimonio constantemente en cuanto a la narrativa del modo, tiempo y
lugar de la comisión del hecho incriminado, pierde credibilidad que en relación a los
delitos contra la libertad sexual la declaración de la víctima adquiere un matiz más
importante aún, pues en la mayoría de ocasiones es la única prueba para demostrar
la participación del infractor y la realidad de la infracción penal, en tanto estos delitos
suceden en un marco de clandestinidad; que, por consiguiente, el testimonio del
agredido (a) adquiere un carácter fundamental, siendo que dichas contradicciones
sustanciales privan a dicho testimonio de aptitud para destruir la presunción de
inocencia el imputado y enervan su valor para fundamentar una sentencia
condenatoria, pues el relato no ha sido uniforme y persistente en el tiempo, lo que
imposibilita la acreditación de la culpabilidad del imputado8”. En el presente caso se
tiene la incriminación de la menor en contra de Richard Coillo Cormilluni, sin embargo
de las declaraciones de su madre Alicia Cormilluni Marca, se tiene que la menor, al
momento de encarar al imputado, ésta le pidió disculpas indicando que había
mentido al decir que él la había violado (véase folios 53 a 55) y la declaración
testimonial ampliatoria de donde reitera que la primera vez que tomó conocimiento de
los hechos que denuncia su hija, fue durante una pollada en casa de su madre,
donde su hija contó que su tío había abusado sexualmente de ella, es así que encaró
a su tío y a su hija por lo que había contado, donde Candy F.C.C. (18) le pide
disculpas a su tío por haberlo difamado (véase folio 193 y 194), esto es corroborado
con la declaración testimonial de Rufina Coillo Cormilluni, quien refiere que escuchó
cuando su sobrina, Candy F.C.C. (18) le dijo a su mama que su tío la había violado,
pero que luego la misma menor se retractó de lo que había dicho, además agregó
que su hermano Richard nunca había hecho nada malo a sus menores hijas y que
recientemente toda la familia se había enterado de la opción sexual de la
denunciante, esto porque el imputado se lo había contado (véase folio 101 y 102)

A lo expuesto, se tiene que la declaración de la agraviada no le puede sumar aptitud


probatoria otros actos de investigación realizados, como la pericia psicológica practicada
a Candy F.C.C. (18), en las que se concluye que presenta “aflicción y angustia, sin
embargo no puede expresar el motivo, resentimiento hacia el imputado, sin expresar
motivos, se aprecia perdida de sensación de bienestar (...)l” (véase Protocolo de

8
R.N. Nº 1039-2009-Piura, 6 de Abril de 2010, Sala Penal Permanente
Ministerio Público

Defensor de la Legalidad
MINISTERIO PÚBLICO
FISCALÍA PROVINCIAL MIXTA
CORPORATIVA DE ALTO DE LA ALIANZA

Pericia Psicológica Nro 005980-2017 PSC, practicada a la menor Candy F.C.C. (18)
folios 18 a 20). De este no se puede concluir que la supuesta agraviada haya tenido
experiencia de abuso sexual, pues tal como concluye la pericia psicológica, aunque la
denunciante presente ‘aflicción y angustia’, esta no ha dado a conocer los motivos de
estos, y no ha querido colaborar a fin de que se obtenga mayor certeza sobre su
experiencia de tipo abuso sexual, se tiene además que aunque haya mostrado
‘resentimiento hacia el imputado’ esta no ha precisado el motivo, no haciendo posible
atribuir tal resentimiento a una agresión de tipo sexual; por ello, en ese orden de ideas
concluimos que no existen elementos de convicción suficientes que permitan afirmar que
la integridad sexual de la denunciante haya sido vulnerada.

Conforme a todo lo expuesto anteriormente, y de acuerdo a lo señalado en las primeras


líneas, concluimos que luego de realizado todos los actos de investigación posibles y
necesarios para el esclarecimiento del hecho denunciado, no existe razonablemente la
posibilidad de incorporar nuevos datos adicionales a los ya realizados en la presente
investigación, toda vez que el tiempo trascurrido entre los hechos delictuosos
presuntamente cometidos por el imputado es amplio, lo que impide recabar mayores
pruebas, agregando que no se ha podido determinar en qué colegio ha estado
estudiando la menor cuando tenía 10 años, pues como se advierte del Oficio de la
Institución Educativa Cesar Cohaila Tamayo, donde indica que no existe registros de la
menor Candy Yenifer Carrillo Coillo en nivel de primaria y secundaria; por ello señalamos
que no existen suficientes elementos de convicción para sustentar una tesis acusatoria
ante el Juez Penal a cargo del juzgamiento, pues como hemos precisado reiteradamente,
el testimonio de dicha menor no resulta prueba suficiente para solicitar el enjuiciamiento
del imputado, cuando analizada ésta, se denota que la misma no se encuadra en los
alcances de congruencia y solidez, además que no existen elementos periféricos, de
carácter objetivo que le doten de aptitud probatoria a la testimonial de la agraviada,
aunado a que la persiste en la incriminación ha decaído (no resulta verosímil).

VIII.CONCLUSIÓN
En atención a las facultades conferidas tanto por la Constitución Política, así como por lo
normado en el Código Procesal Penal, este despacho fiscal solicita el sobreseimiento
de la presente causa. No sin antes, precisar señor magistrado, que si bien el Fiscal es
el titular y responsable de la acción penal y al mismo tiempo tiene el deber de demostrar
probatoriamente la responsabilidad de los imputados, también es cierto, que su

Ministerio Público

Defensor de la Legalidad
MINISTERIO PÚBLICO
FISCALÍA PROVINCIAL MIXTA
CORPORATIVA DE ALTO DE LA ALIANZA

actuación debe estar regida por el principio de objetividad, lo cual implica entonces que
su compromiso es con la verdad material y la justicia, valores que solo se lograrán
actuando transparente y objetivamente; siendo ello así, al presente caso, resulta
aplicable lo dispuesto en los artículos 344 numeral 2 – acápite d), 348 numeral 1 del
Código Procesal Penal, así como lo dispuesto en el último párrafo del numeral 1 artículo
II del Título Preliminar de la acotado Código.

POR LO EXPUESTO:

A usted señor Juez solicito tramitar el presente


requerimiento en el modo y forma que establece el NCPP y luego de su sustentación lo
declare fundado.
Adjunto:
Para fines del requerimiento, pido se tenga presente que, a folios ( ) se está
adjuntando el expediente fiscal Nº 2906010611-2017-45-0.

Alto de la Alianza, noviembre del año 2017.

Ministerio Público

Defensor de la Legalidad