Вы находитесь на странице: 1из 20

DESLIZAMIENTO DE ARMADURAS

EN ESTRUCTURAS DE HORMIGÓN ARMADO


Daniel E. LOPEZ - Bibiana LUCCIONI - Rodolfo F. Danesi
Instituto de Estructuras, Universidad Nacional de Tucumán, CONICET, Argentina.

RESUMEN
En estructuras de hormigón armado la transferencia de tensiones entre matriz y
refuerzo se produce a través de la interfaz hormigón-acero. Cuando las cargas sobre
la estructura aumentan, se incrementan las tensiones en la interfaz y con ellas,
comienza a deteriorarse la misma, extendiéndose este daño paulatinamente al
material próximo. Con la evolución de este proceso, la capacidad para transferir
tensiones a través de esa interfaz se ve seriamente afectada. Este fenómeno
netamente local, condiciona e influye en forma decisiva en el comportamiento global
de la estructura, tanto en servicio como en estado límite último. Resulta de relevante
importancia, entonces, incluir el efecto de deslizamiento de armaduras en el análisis
y diseño estructural.
En este trabajo se presenta un modelo para la predicción del comportamiento de
estructuras de hormigón armado considerando el efecto del deslizamiento de
armaduras. El modelo permite tener en cuenta la mecánica del fenómeno de
deslizamiento pero no requiere la discretización explícita de las armaduras lo que lo
hace sumamente atractivo para el análisis de estructuras de hormigón armado.
Luego de una breve descripción del modelo, se presentan comparaciones de los
resultados del mismo con ensayos de arrancamiento. El trabajo se completa con
ejemplos de aplicación y comparación con resultados experimentales de elementos
de hormigón armado con distintas longitudes de anclaje. Dichos ejemplos permiten
validar el modelo propuesto a la vez que ponen en evidencia la influencia del
deslizamiento de las armaduras en la deformabilidad y resistencia de elementos de
hormigón armado.

Autores:

Daniel E. LOPEZ: Ing. Civil, Magíster en Ingeniería Estructural. Profesor Efectivo


Cátedras de Estructuras Laminares y Análisis Estructural II, Universidad
Nacional de Cuyo. Actividad Profesional: Ingeniero Estructural y Desarrollo de
Software aplicado a Ingeniería Estructural.

Bibiana LUCCIONI: Ing. Civil, Doctor en Ingeniería. Profesor Asociado, Coordinador


Académico de la Maestría en Ingeniería Estructural y Doctorado en Ingeniería
UNT, Investigador Adjunto del CONICET.

Rodolfo DANESI: Ing. en Construcciones, PhD Imperial College of London. Profesor


Titular, Director Académico de las carreras de posgrado Maestría en Ingeniería
Estructural y Doctorado en Ingeniería, Director del Instituto de Estructuras
"Arturo M. Guzman" UNT. Investigador Principal del CONICET.

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
I. INTRODUCCIÓN
Los principales mecanismos de transferencia de tensiones entre hormigón y
acero en elementos de hormigón armado están representados por la adhesión, la
interacción mecánica y la fricción.
La adhesión esta constituida por enlaces de tipo químico y tensiones que se
desarrollan durante la etapa de curado del hormigón. Este mecanismo de
transferencia de tensiones es preponderante en el caso de barras de acero con
superficie lisa y su falla se caracterizada por la iniciación y propagación de fisuras en
la interfaz acero-hormigón.
En el caso de barras con superficie nervurada el mecanismo descripto es
secundario y la transferencia de tensiones se efectúa principalmente a través de la
interacción entre las nervaduras y el hormigón circundante. La adhesión se agota
relativamente pronto en la respuesta total y, consecuentemente, la fuerza de
adherencia es trasmitida por interacción mecánica entre las nervaduras y el hor-
migón adyacente y finalmente por fricción.
Los fenómenos que gobiernan los mecanismos de transferencia de tensiones
entre hormigón y acero, se producen a escala micro-mecánica pero condicionan e
influyen en forma decisiva el comportamiento global de la estructura, tanto en
servicio como en estado límite último, situación que ha sido reconocida por
destacados investigadores entre ellos: Bresler y Bertero (1968), Takeda et al (1970),
Ma et al (1976), Ghandehari et al (1999), Chaboche et al (1997), Sho et al (1999) y
Bertero y Carnicer (2000). A pesar de la evidencia experimental disponible que
fundamenta estas consideraciones, en la normativa vigente en nuestro país y en el
resto del mundo no se considera el fenómeno de deslizamiento de armaduras en el
análisis o diseño de elementos estructurales. En general los reglamentos introducen
la hipótesis de adherencia perfecta y dan una serie de prescripciones para garan-
tizarla.
Se han realizado muchos trabajos experimentales con el objeto de entender los
mecanismos de transferencia de tensiones entre acero y hormigón y un gran
esfuerzo para describirlos y simularlos numéricamente a distintas escalas. Sin
embargo, la mayoría de los modelos propuestos que son capaces de reproducir
razonablemente el fenómeno encuentran el inconveniente de que no es posible su
utilización para predecir comportamientos a escala macroestructural por el elevado
costo computacional que su utilización supone.

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
Cuando se realizan análisis con no linealidad material a nivel macroestructural,
la no linealidad habitualmente se introduce como una relación momento-curvatura o
momento-rotación seccional que se obtienen de un análisis seccional no-lineal
elástico o no lineal elastoplástico con adherencia perfecta entre acero y hormigón.
Recientemente algunos investigadores (Ayoub y Fillippou 1999, Monti y Spacone
2000 y Salari y Spacone 2001) han introducido el posible deslizamiento de las
armaduras y la no-linealidad material en la formulación de elementos de barra. Este
enfoque presenta dos mejoras sobre los anteriores: no requiere la determinación
previa de las relaciones resistencia-deformabilidad a nivel seccional y, al mismo
tiempo, incluye la posibilidad de abandonar la hipótesis de adherencia perfecta entre
acero y hormigón. Sin embargo, en todos los casos, se trata de modelos uniaxiales
y, por lo tanto, incapaces de independizarse del modo de falla que representa la
historia de carga que define la relación uniaxial adherencia-deslizamiento que forma
parte de su formulación y de tener en cuenta la fuerte influencia de las tensiones de
confinamiento transversales a la dirección del deslizamiento observada experimen-
talmente (Gambarova et al 1989, Malvar 1992). Otros investigadores (Pijaudier-
Cabot et al 1991, Soh et al 1999, Cox y Herrmann 1998 y Guo y Cox 2000), en vista
de las limitaciones de los modelos con elementos de barra, han propuesto modelos
de daño o interfaz. Estos modelos son muy superiores a los anteriores y pueden
eliminar las falencias enumeradas, pero tienen el gran inconveniente de que
requieren una discretización explícita de la interfaz, con el consiguiente costo
computacional. Este costo puede llegar a ser tan elevado que vuelve prohibitivo el
uso de estos modelos a la hora de evaluar sistemas estructurales completos.
Una forma de reproducir el comportamiento del hormigón armado a partir de las
ecuaciones constitutivas de sus componentes es utilizando la Teoría de Mezclas. La
limitación que la ecuación de compatibilidad impone se puede salvar modificando las
ecuaciones constitutivas de los componentes. En este trabajo se propone un modelo
para hormigón armado basado en una modificación de la teoría de mezclas para
simular el deslizamiento de armaduras. Se introduce una forma general de modificar
la ecuación constitutiva de las barras de acero consideradas como fibras largas para
vincularlas con la interfaz entre hormigón y acero que permite simular el desli-
zamiento relativo, sin necesidad de discretizar la interfaz.

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
II. MODELO PROPUESTO
La Teoría de Mezclas ha sido aplicada con buenos resultados a la simulación de
materiales compuestos en su forma clásica (Oller et al 1996). Sin embargo, su
utilización resulta limitada por la hipótesis de compatibilidad de deformaciones entre
las distintas componentes. Se han propuesto dos formas de salvar esa limitación que
consisten básicamente en modificar la ecuación de cierre (Neamtu et al 1997) o las
ecuaciones constitutivas de los componentes (Car 2000).
En el momento en que se produce el deslizamiento de las armaduras, la trans-
ferencia de tensiones del hormigón a las barras de acero se ve afectada y esto se
traduce en una reducción del nivel tensional del acero que puede interpretarse como
una disminución en el nivel de deformación del mismo vinculado con la deformación
de la interfaz (López 2001). En este caso la ecuación de compatibilidad de defor-
maciones, se puede expresar como:

(ε ) = (ε )
ij a ij h − ε ijd = ε ij − ε ijd (II.1)
donde ε ij es el tensor de deformaciones, los índices h , a y d hacen referencia al

hormigón, acero e interfaz y ε ijd representa una medida de la deformación de la

interfaz. Dicha deformación depende del estado tensional, y puede tener una
componente elástica (Cox y Herrmann 1998 y Cox y Yu 1999) y otra irrecuperable.
La componente elástica resulta despreciable frente a la deformación inelástica. Esta
última tiene lugar cuando se produce el deslizamiento relativo entre hormigón y
acero.
Considerando que el acero tiene un comportamiento elastoplástico su estado de
deformación puede descomponerse en una parte elástica y otra plástica:
(ε )
ij a = ε ije + ε ijp (II.2)

Combinando las ec.(II.1) y (II.2) se obtiene la parte elástica de la deformación del


acero vinculada con la deformación de la interfaz:

ε kle = ε kl − ε klp − ε kld (II.3)


La ec.(II.3) implica que existen dos procesos disipativos vinculados a la barra de
acero, uno debido al proceso plástico del material de la barra propiamente dicha y
otro debido a la deformación de la interfaz provocada por el deslizamiento. Asociado
a estos dos mecanismos aparecen dos conjuntos de variables internas pi y d i , por

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
lo tanto la expresión de la densidad de energía libre del conjunto acero-interfaz
puede escribirse entonces como:
Ψ ad (ε ije , pi , d i ) = Ψ e (ε ije ) + Ψ p ( pi ) + Ψ d ( d i ) (II.4)

donde Ψ e (ε ije ) es la densidad de energía libre elástica, Ψ p ( pi ) es la densidad de

energía libre plástica y Ψ d ( d i ) es la densidad de energía de la interfaz.

La ecuación constitutiva secante se obtiene como:


∂Ψ
(σ )
ij a =
∂ε ij
[
= (Cijkl )a (ε ij )a = (C ijkl )a ε kl − ε klp − ε kld ] (II.5)

donde (C ijkl )a es el tensor constitutivo secante. La ec.(II.5) permite obtener el estado

tensional de las barras de acero a partir de la deformaciones del compuesto, de las


deformaciones irrecuperables del material que forma las barras y las de la interfaz.
Para la evolución de las deformaciones inelásticas del acero y de la interfaz se
definen las reglas de flujo como en la teoría clásica de la plasticidad:
• • ∂G p • •
ε ijp = λ p ; pi = λ p hip
∂ (σ ij )a


• 

=0 si [ ] <0
Fp (σ ij )a , pi
(II.6)
λp
> 0 para F [(σ ) , p ] = 0
 p ij a i

• • ∂Gd • •
ε ijd = λ d ; d i = λ d hid
∂ (σ ij )a


 = 0

si [ ] <0
Fd (σ ij )a , d i
(II.7)
λd 
> 0 para F [(σ ) , d ] = 0
 d ij a i

donde G p y G d representan las funciones de potencial plástico y de deslizamiento


• •
que deben ser convexas; λ p y λd son funciones escalares que se conocen como

parámetros de consistencia, en este caso de consistencia plástica y de desli-

[
zamiento, Fp (σ ij )a , pi ] [
≤ 0 y Fd (σ ij )a , d i ] ≤ 0 son las funciones umbrales de plas-

ticidad del acero e interfaz respectivamente que deben ser convexas (Maugin 1992)

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
y hip y hid son un conjunto de variables de endurecimiento asociadas al proceso

plástico y a la interfaz.
El modelo descripto puede ser incorporado en la teoría de mezclas para
simular el comportamiento del hormigón armado. Se consideran entonces dos
componentes: el hormigón y las armaduras con deslizamiento. La densidad de
energía libre del hormigón armado resulta:

Ψ (ε ij , pi ) = k hΨ h (ε ij , p hi ) + k aΨ ad (ε ije , pi , d i ) (II.8)

En donde k h y k a representan las proporciones de volumen de hormigón y

acero y Ψ h y Ψ ad las densidades de energía libre del hormigón y las armaduras

respectivamente.
La tensión resultante en el hormigón armado se obtiene como:

∂Ψ (ε ij , αi ) ∂Ψ h (ε ij , phi ) ∂Ψ ad (ε ije , pi , d i )
σ ij = = kh +kf
∂ε ij ∂ε ij ∂ε ij
(II.9)
σ ij = k h (σ ij )h + k a (σ ij )a

La aplicación del modelo propuesto a elementos de hormigón armado requiere la


definición de los modelos para el hormigón, acero e interfaz. Para simular el
comportamiento mecánico del hormigón y el acero se pueden utilizar modelos
elastoplásticos clásicos. En los ejemplos que se presentan en Apartado III se utilizan
los criterios de discontinuidad de Mohr-Coulomb y Lubliner-Oller para el hormigón y
el criterio de fluencia de von Mises para el acero. Para la interfaz se propone una
modificación del modelo elastoplástico propuesto por Cox y Herrmann (1998) que se
describe a continuación.

II.1. Modelo Elastoplástico para Interfaz


Como hipótesis se considera despreciable la influencia del patrón de nervaduras
de la configuración superficial de las barras de acero y además se desprecia la
deformación elástica de la interfaz hormigón-acero y se supone que la deformación
inelástica de la interfaz se produce en una dirección que coincide con la dirección
axial de las armaduras.
Como variable interna de la interfaz se utiliza una medida de la longitud de la
zona de adherencia dañada d (López 2001), que no puede exceder la separación

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
entre nervaduras S r dado que para valores superiores se ha verificado experimen-
talmente que la superficie de fluencia no evoluciona. La variable d representa una
medida el deterioro o daño de la interfaz.
δ d  ε d 
d = min t ,1 = min t Lanc ,1 (II.10)
 Sr   Sr 
donde δ td es el deslizamiento relativo entre armaduras y hormigón en la dirección

del eje longitudinal de la barra, Lanc es la longitud de anclaje y ε td es la componente


de la deformación de la interfaz debida al deslizamiento en la dirección longitudinal
de las armaduras y se expresa como:
ε td = δ td / Lanc = a ti a tj ε ijd (II.11)

donde ati son los cosenos directores de la dirección longitudinal de las armaduras.

Para lograr objetividad de la respuesta respecto al tamaño de la malla de ele-


mentos finitos se define la variable de endurecimiento como:
Le (II.12)
d* = d
Lanc

donde Le es una longitud característica que representa la longitud del elemento finito

en la dirección longitudinal de las armaduras.


La función umbral de deslizamiento de las barras de acero se describe a través
de un criterio de fluencia que transita entre dos funciones, una potencial y otra expo-
nencial. Esta función refleja el comportamiento observado experimentalmente.
Para valores pequeños de daño, el comportamiento plástico se debe princi-
palmente a la interacción mecánica de las nervaduras y para valores relativamente
grandes de daño, la fricción se torna importante en el comportamiento ya que la
mayor parte del deslizamiento se debe a una fuerte discontinuidad en el campo de
desplazamientos entre acero y hormigón. La expresión de la función umbral de
deslizamiento es:
 −α e  − +σˆ ( d *)  
 σn 
d
[ ]
F (σ ij )a , d * =
τ
ft

− C ( d *)We ( d *) 1 − e

 f
 t



+
 
αp (II.13)
σn ˆ  σn 
− C ( d *) M [1 − We ( d *) ] − + σ ( d *) sgn  − + σˆ ( d *) 
ft  ft 
=0

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
donde f t es la resistencia a tracción uniaxial del hormigón, σ t = ati atj σ ij ( ) f
tensión

axial de las armaduras, σ n = ani a nj σ ij ( ) f


es la tensión de confinamiento perpendicular

a las armaduras y ani cosenos directores de la dirección perpendicular a las arma-

duras.
We ( d *) ∈ C 1 [0,1] es una función de peso o transición entre los criterios potencial y

exponencial que se expresa mediante una función cúbica.


σˆ ( d *) se expresa mediante una función potencial y representa la función de
ablandamiento cinemático.
M es un parámetro de calibración, en este caso toma un valor M = 0.42 . Las
cantidades α e y α p son constantes de calibración que en este caso toman los va-

lores α e = 0.27 y α p = 0.45 .

C (d *) se obtiene ajustando el modelo con resultados experimentales y repre-


senta el endurecimiento isótropo. La tensión de adherencia τ se relaciona con la
longitud de anclaje y el diámetro de la barra como:
σ t Db
τ=
4 Lanc (II.14)
donde Db es el diámetro de la barra.
La regla del flujo se escribe entonces como:
• • ∂G d •
ε ijd = λ d = a it a jt ε td
∂ (σ ij )a (II.15)

III. VALIDACIÓN DEL MODELO PROPUESTO


El modelo propuesto se calibra y valida a través de los ensayos de Malvar
(1992). Consisten en ensayos de arrancamiento sobre probetas cilíndricas con
deformación controlada manteniendo constante la presión de confinamiento, para
distintos patrones de nervaduras de las barras. Las características más importantes
de los especímenes ensayados se resumen en la Tabla III.1. Los especímenes se
representan esquemáticamente en la figura III.1.
Para simular numéricamente el ensayo se utiliza una malla que esta formada por
un solo elemento plano de cuatro nodos, figura III.2, en régimen plano de tensiones.

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
La elección de esta discretización tiene por objeto mostrar como el modelo propues-
to puede reproducir resultados experimentales aún con la discretización mas gruesa
posible.

Tabla III.1 Características de los especímenes de Malvar (1992).

Característica Valor
Forma de los especímenes Cilíndrica
Dimensiones sección transversal Diámetro 76.2 mm
Longitud de los especímenes 101.6 mm
Resistencia a Comp. Hormigón 40.20 MPa y 38.41 MPa
Resistencia a Tracc. Hormigón No especificada
Diámetro Barras de Acero 19.05 mm
Acero Tipo G60 #6 (ASTM A 615-89)
Resistencia a Tracc. Acero 500 MPa
Conformación Superficial Acero Nervurada 68º, ensayos 1-5
Nervurada 90º, ensayos 2-10
Longitud de anclaje 5 Db

Tensiones de confinamiento
76.2 mm
Db

Tensiones
tangenciales de
apoyo
5 Sr 5 Sr
101.6 mm 101.6 mm

a. Nervaduras inclinadas 68°. b. Nervaduras a 90°.


Figura III.1. Esquema de los especímenes de Malvar (1992).

El modelo se trata con la teoría de mezclas para utilizar un compuesto formado


por hormigón y armaduras con deslizamiento, incluyendo las propiedades mecánicas
del hormigón, acero e interfaz en un solo material. El desplazamiento uniforme obte-

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
nido como respuesta de la simulación numérica corresponde al desplazamiento de la
barra medido en los ensayos experimentales de Malvar (1992).

Presión confinamiento

δ
Figura III.2. Malla de un elemento

Para simular el comportamiento del hormigón se utiliza un modelo de daño


plástico (Luccioni 1996). Para el acero se adopta el modelo de armaduras con desli-
zamiento propuesto. En la Tabla III.2 se resumen las propiedades mecánicas utiliza-
das para el hormigón, el acero y la interfaz.

Tabla III.2. Propiedades mecánicas de los materiales

Propiedad Hormigón Acero Interfaz

Módulo de elasticidad [MPa] 3.724x104 2.058x105 Db = 20 mm


Coeficiente de Poisson 0.20 0.20 S r = 12.2 mm
Tensión lím. elást. Compresión [MPa] 34.32 412.00 Lanc = 61 mm
Relación entre el límite elástico en 10 1
Compresión y tracción
Criterio de fluencia Mohr Mod.
Coulomb Propuesto
Flujo Asociado Asociado

En la figura III.3 se presentan las curvas de tensión media de adherencia en


función del desplazamiento del extremo de la barra obtenidas con el modelo pro-
puesto y su comparación con los resultados experimentales, para distintas presiones
de confinamiento.
Los resultados obtenidos muestran una excelente concordancia con los experi-
mentales, tanto para los máximos valores de la tensión de adherencia como para la
deformación, aun para esta discretización tan gruesa.

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
Se observa que la respuesta obtenida con el modelo propuesto se ubica en una
posición intermedia entre los resultados experimentales obtenidos con los dos
patrones de nervaduras ensayados. Esta situación es coherente con una de las
hipótesis del modelo de interfaz utilizado.

14 16
Ensayo 1 Ensayo 6 Modelo Ensayo 2 Modelo
14
Tensión de Adherencia [N/mm ]

Tensión de Adherencia [N/mm ]


12
2

2
12
10

10
8
8
6
6

4
4

2 2

0 0
0.0 2.0 4.0 6.0 8.0 10.0 12.0 14.0 0.0 2.0 4.0 6.0 8.0 10.0 12.0 14.0

Desplazamiento δ [mm] Desplazamiento δ [mm]

a. Presión Confinamiento 3.45 N/mm2 b. Presión Confinamiento 10.34 N/mm2

25 25

Ensayo 3 Ensayo 8 Modelo Ensayo 4 Ensayo 9 Modelo


Tensión de Adherencia [N/mm ]
Tensión de Adherencia [N/mm ]

2
2

20 20

15 15

10 10

5 5

0 0
0.0 2.0 4.0 6.0 8.0 10.0 12.0 14.0 0.0 2.0 4.0 6.0 8.0 10.0 12.0 14.0

Desplazamiento δ [mm] Desplazamiento δ [mm]

c. Presión Confinamiento 17.24 N/mm2 b. Presión Confinamiento 24.14 N/mm2

Figura III.3. Tensión Adherencia vs. Desplazamiento. Malla un elemento.


Modelo propuesto vs. Ensayos de Malvar (1992).

IV. EJEMPLOS DE APLICACIÓN


En este apartado se presentan dos aplicaciones realizadas con el modelo pro-
puesto. En primer lugar se presenta una comparación entre los resultados obtenidos
experimentalmente por Eligehausen et al (1983) y una simulación con el modelo

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
propuesto. Luego se simula el comportamiento de una columna de hormigón armado
con deslizamiento de armaduras.

IV.1. Ensayos de Eligehausen et al


Se compara a continuación la envolvente propuesta por Eligehausen et al
(1983), para la relación tensión de adherencia vs. deslizamiento obtenida a partir de
un extenso programa experimental, bajo varias condiciones de adherencia.
Los especímenes ensayados representan una región confinada de una unión
viga-columna, tratando de simular, del modo más preciso posible, el comportamiento
de una barra anclada en la estructura real. Las características mas importantes de
los especímenes ensayados se resumen en la Tabla IV.1. Los especímenes se re-
presentan esquemáticamente en la figura IV.1.

Tabla IV.1 Características de los especímenes de Eligehausen et al (1983)

Característica Valor

Forma de los especímenes Unión viga-columna


Dimensiones sección transversal 300.0 mm x 178.0 mm
Longitud de los especímenes 381.0 mm
Resistencia a comp. Hormigón 30 MPa
Resistencia a tracc. Hormigón No especificada
Diámetro Barras de Acero Db = 25.4 mm
Acero Tipo G60 #8
Resistencia a tracc. Acero 500 MPa
Conformación superficial Acero Nervurada
Longitud de anclaje 5 Db

Para simular estos ensayos se utiliza una malla de un elemento de material


compuesto por hormigón, acero con deslizamiento y acero en la dirección perpendi-
cular a la de deslizamiento para simular el acero secundario de los ensayos. En este
último caso se integra la ecuación constitutiva con un algoritmo para fibras. En la
Tabla IV.2 se resumen las propiedades mecánicas utilizadas para los materiales.
En la figura IV.2 se compara la envolvente propuesta por Eligehausen et al
(1983) con la respuesta obtenida con el modelo propuesto para una carga trans-

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
versal de 10 N/mm2, que es un valor intermedio en el rango que estudiaron.

Presión de confinamiento

Armaduras Longitudinales

150 84 Estribos

Fuerza de
arrancamiento

Tubo plástico
150

5.0 Db 65

5.5 Db

15.0 Db

Figura IV.1. Esquema de ensayo de Eligehausen et al (1983).

Tabla IV.2. Propiedades mecánicas de los materiales

Propiedad Hormigón Acero Acero Interfaz


Principal Secund.

Módulo de elasticidad [MPa] 3.43x104 2.058x105 2.058x105 Db = 25.4 mm


Diámetro de la barra [mm] - 25.40 12.40 S r = 12.2 mm
Coeficiente de Poisson 0.20 0.20 0.20 Lanc =127 mm
Tensión lím. elást. comp. [MPa] 30.00 412.00 412.00
Relación entre el límite elástico 10 1 1
en compresión y tracción
Criterio de fluencia Lubliner- Modelo Von Mises
Oller Propuesto
Flujo Asociado Asociado Asociado

La respuesta del modelo en términos de tensión de adherencia máxima presenta


una excelente concordancia con la envolvente, al igual que en el caso de la defor-
mación última. Sin embargo, esa respuesta presenta un comportamiento más frágil
que la envolvente. Esa diferencia se puede atribuir a que se está comparando un en-
sayo aislado con una envolvente. Por otro lado, no se han modelado los estribos de

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
la columna que coinciden con la dirección del arrancamiento. La presencia de esas
barras presumiblemente influye en la ductilidad de la respuesta global, pero no pue-
den modelarse en la malla de un solo elemento.

16
Envolvente Modelo
14

Tensión de Adherencia [N/mm2 ]


12

10

0
0.0 2.0 4.0 6.0 8.0 10.0 12.0 14.0 16.0
Desplazamiento δ [mm]

Figura IV.2. Comparación Modelo con Envolvente de Eligehausen et al (1983a).

IV.2. Simulación del Comportamiento de una Columna de Hormigón Armado


En este apartado se simula numéricamente, con el modelo propuesto, el com-
portamiento de una columna de hormigón armado empotrada en un extremo, some-
tida a desplazamiento controlado en el extremo opuesto, de acuerdo a la configu-
ración del ensayo original de Low y Moehle (Spacone y Limkatanyu 2000).
En primer lugar se realiza un ensayo numérico de calibración para reproducir de
la forma mas ajustada posible los resultados de los ensayos experimentales sobre la
misma columna sin deslizamiento de armaduras. Luego se simula la respuesta de la
misma estructura para tres longitudes de anclaje distintas. Finalmente, se comparan
los resultados obtenidos con simulaciones realizadas con el modelo propuesto por
Spacone y Limkatanyu (2000).
En la figura IV.3 se presenta esquemáticamente el espécimen ensayado por
Spacone y Limkatanyu (2000), de acuerdo a la configuración de Low y Moehle. En la
Tabla IV.3 se resumen las características de esos especímenes.
La simulación numérica se realiza con dos discretizaciones distintas para
mostrar la objetividad de la respuesta del modelo propuesto. La primera, Malla A,
tiene 105 elementos planos de 8 nodos en régimen de tensión plana con 2 puntos de
integración en cada dirección. La Malla B tiene una malla de 12 elementos del

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
mismo tipo que la Malla A. En la Tabla IV.4 se resumen las propiedades mecánicas
de los materiales utilizados en la simulación.

Carga Horiz. 44.5 kN

z
514.4 mm

2 φ 9.52 + 1 φ 6.35

165.0 mm

140.0 mm
2 φ 6.35
y
2 φ 6.35

2 φ 9.52 + 1 φ 6.35
177.8 mm
227.0 mm

92.0 mm

127.0 mm

a. Vista del espécimen b. Sección transversal


Figura IV.3. Esquema de los especímenes de Spacone y Limkatanyu (2000)

Tabla IV.3. Características de los especímenes de Spacone y Limkatanyu (2000).

Característica Valor
Forma de los especímenes Prisma secc. rectangular
Dimensiones sección transversal 127.0 mm x 165.0 mm
Longitud de los especímenes 514.4 mm
Resistencia a comp. Hormigón 36.54 MPa
Resistencia a tracc. Hormigón No especificada
Diámetro Barras de Acero 9.52 mm (#3) y 6.35 mm (#2)
Acero Tipo No especificado
Resistencia a tracc. Acero 444 MPa
Conformación superficial Acero Nervurada
Longitud de anclaje Variable
Estribos No especificado

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
Tabla IV.4. Propiedades mecánicas de los materiales

Propiedad Hormigón Acero Interfaz


Módulo de elasticidad [MPa] 2.20x104 2.058x105 Db = 9.52 mm
Coeficiente de Poisson 0.20 0.20 Db = 6.35 mm
Tens. lím. elást. Comp. [MPa] 36.54 440.00 S r = 12.2 mm
Relación entre el límite elástico 10 1 Lanc = Variable
en compresión y tracción
Criterio de fluencia Lubliner-Oller Mod. Propuesto
Flujo Asociado Asociado

Se considera que la malla de 12 elementos cuadráticos es la discretización más


gruesa admisible en la simulación de un ensayo de flexión, que da 102 grados de
libertad previo a introducir las condiciones de contorno. La solución en este tipo de
problemas converge a la dada por Hooley (Oñate 1995) a partir de 100 grados de
libertad. A ambos modelos se les aplica una carga axial de compresión de 44.5 kN,
para luego someterlos a un ensayo de deformación controlada con desplazamiento
monotónico en la sección superior de la columna, en la dirección y.
Las discretizaciones utilizadas en la simulación numérica se presentan en la
figura IV.4.

a. Malla A (105 elementos) b. Malla B (12 elementos)


Figura IV.4. Discretizaciones del Ensayo.

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
35
Modelo Experimental
30

Carga Horizontal [kN]


25

20

15

10

0
0.0 5.0 10.0 15.0 20.0 25.0 30.0
Desplazamiento [mm]

Figura IV.5.Ensayo de Calibración sin Deslizamiento. Malla A.

30
12
Malla A
25 Malla B
Lanc= 127 mm (5 pulg) 10 Spacone
Lanc= 76.2 mm (3 pulg)
Carga Horizontal [kN]
Carga Horizontal [kN]

20 Lanc= 25.4 mm (1 pulg)


8
Sin Deslizamiento

15
6

10
4

5 2

0 0
0.0 3.0 6.0 9.0 12.0 15.0 18.0 21.0 0.0 2.0 4.0 6.0 8.0 10.0 12.0
Desplazamiento [mm] Desplazamiento [mm]

Figura IV.6.Varias Longitudes de Anclaje Figura IV.7. Lanc= 25.4 mm


Respuesta Carga-Desplazamiento Mallas A y B vs. Modelo Spacone
Respuesta Carga-Desplazamiento.
25
18
Malla A Malla A

16 Malla B Malla B
Mod. Spacone 20
14
Carga Horizontal [kN]
Carga Horizontal [kN]

12
15
10

8
10

4 5

0 0
0.0 2.0 4.0 6.0 8.0 10.0 12.0 0.0 2.0 4.0 6.0 8.0 10.0 12.0
Desplazamiento [mm] Desplazamiento [mm]

Figura IV.8. Lanc= 127.0 mm Figura IV.9. Lanc= 127.0 mm


Mallas A y B vs. Modelo Spacone Mallas A y B vs. Modelo Spacone
Respuesta Carga-Desplazamiento. Respuesta Carga-Desplazamiento.

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
La figura IV.6 muestra la relación carga-desplazamiento para tres longitudes de
anclaje distintas, 127.0 mm, 76.2 mm y 25.4 mm, que coinciden con las simuladas
por Spacone y Limkatanyu (2000) con un modelo de fibras simple. En este caso se
presentan los resultados de la Malla A, hasta un desplazamiento de 20 mm.
Idénticas simulaciones se realizan con la Malla B (figura IV.4.b). En las figuras
IV.7, IV.8 y IV.9, se presentan comparativamente las respuestas de las dos mallas y
los resultados de las simulaciones de Spacone y Limkatanyu (2000), hasta un
desplazamiento máximo de 10 mm que coincide con los resultados presentados por
Spacone y Limkatanyu (2000).

V. CONCLUSIONES
El modelo propuesto presenta características propias de un modelo en
microescala (López 2001) y a la vez que elimina la necesidad de realizar la discre-
tización explícita de la interfaz. Adicionalmente, asegura respuestas objetivas aún
para discretizaciones muy gruesas.
Para simular el problema de deslizamiento de armaduras se utiliza la Teoría de
Mezclas y se introduce una forma general de modificar la ecuación constitutiva de
las mismas para vincularla con la interfaz que permita salvar una limitación muy
importante que tiene esa Teoría, y que, en su forma clásica está impuesta por la
ecuación de cierre. Otra característica importante del modelo propuesto es su gene-
ralidad para ser aplicado a cualquier material compuesto reforzado con fibras largas,
pudiendo utilizarse diversos modelos constitutivos para fibras y para interfaz, sean
basados en la Teoría de la Plasticidad, modelos de Daño, de Fractura u otros deriva-
dos de la Mecánica de Medios Continuos y posibilita la simulación de la interacción
mecánica entre materiales cualesquiera a escala de conformación superficial.
El modelo propuesto es capaz de reproducir resultados de ensayos experimen-
tales de investigadores independientes con buena precisión, a partir de discretiza-
ciones muy gruesas. Los ejemplos de aplicación muestran una excelente concordan-
cia entre la respuesta del modelo y los resultados de las experiencias de Malvar
(1992) y una buena correlación con los de Eligehausen et al (1983). También es
capaz de simular el comportamiento de elementos a escala de componente estruc-
tural, presentando una muy buena concordancia entre la repuesta obtenida y los
resultados obtenidos con modelos propuestos por otros investigadores (Spacone y

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
Limkatanyu 2000). Al mismo tiempo la respuesta es objetiva y permite la utilización
de discretizaciones muy gruesas que reducen sensiblemente el tiempo de computo.

AGRADECIMIENTOS
Los autores agradecen el apoyo recibido para la elaboración de este trabajo de
la Universidad Nacional de Tucumán y el CONICET.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Ayoub, A. y Fillippou, F. (1999), “Mixed Formulation of Bond-Slip Problems Under


Cyclic Loads”, Journal of Structural Engineering, Vol. 125, No. 6. ASCE, p.
0661-0671. 20.
Bertero R. y Carnicer R. (2000), “Modelación de Estructuras de Hormigón Armado
Mediante Elementos Finitos de Fibra”, XXIX Jornadas Sudame-ricanas de
Ingeniería Estructural, Jubileo Prof. Julio Ricaldoni, Pta. del Este, Uruguay.
Bresler B. y Bertero V. (1968), “Behavior of Reinforced Concretre Under Repeaed
Load”, J. Structural Division, Proc. of the American Society of Civil Engineers,
Vol. 94, No. ST6, p. 1567-1590.
Car E. (2000), ”Modelo Constitutivo Continuo para el Estudio del Comportamiento
Mecánico de los Materiales Compuestos”. Tesis Doctoral, Dpto. de Resistencia
de Materiales y Estructuras en la Ingeniería. Universidad Politécnica de
Cataluña, España.
Chaboche J.L., Girard R. y Schaff A. (1997), “Numerical Analysis of Composite
Systems by Using Interphase/Interphace Models”, Comp. Mechanics 20, p.3-
11.
Cox J. V. y Herrmann L. (1998), “Development of a Plasticity Bond Model for Steel
Reinforcement”, Mechanics of Cohesive-Frictional Materials, Mech. Cohes.-
Frict. Mater. 3, p. 155-180.
Cox J.V. y Yu H. (1999), “A Micromechanical Analysis of the Radial Elastic
Response Associated with Slender Reinforcing Elements within a Matrix”,
Journal of Composite Materials, Vol.33, No.23, p. 16-26.
Eligehausen R., Bertero V. V. y Popov E. P. (1983), “Local Bond-Slip Relationships
of Deformed Bars Under Generalized Excitations”, Report No UCB/EERC 83-
19, Earthquake Engineering Research Center, University of California,
Berkeley, California.

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG
Gambarova, P. G., Rosati, G. P., y Zasso, B. (1989), “Steel-to-Concrete Bond after
Concrete Spliting: Test Results”, Mater. Struct., Vol. 22, No. 127, p. 35-47.
Ghandehari M., Krishnaswamy S. y Shah S. (1999), “Technique for Evaluating
Kinematics Between Rebar and Concrete”, ASCE Journal of Engrg. Mechanics,
Vol. 125, No. 2, p. 234-241.
Guo J. y Cox J. V. (2000), ”An Interfacial Model for the Mechanical Interaction
Between FRP Bars and Concrete”, Journal of Reinforced Plastic and
Composites, Vol. 19 No. 1, p. 15-34.
López D. E. (2001), “Modelo para Hormigón Armado con Deslizamiento de
Armaduras”, Tesis de Magíster en Ingeniería Estructural. Instituto de Estruc-
turas, UNT, Argentina.
Luccioni B., Oller S. y Danesi R. (1996), “Coupled Plastic-Damage Model”,
Computer Methods in Applied Mechanics and Engineering, 129, p. 81-89.
Ma S. Y., Bertero V. V. y Popov E. P. (1976), ”Experimental and Analytical Studies
on the Hysteretic Behavior of Reinforced Concrete Rectangular and T-beams”,
Report No. EERC 79-22, Earthquake Engrg. Res. Center, University of
California, Berkeley.
Malvar L. J. (1992), “Bond of Reinforcement under Controlled Confinement”, ACI
Material Journal, Title no. 89-M65.
Maugin G. A. (1992), The Thermomechanics of Plasticity and Fracture, Camb. Univ.
Press.
Monti G. y Spacone E. (2000), “Reinforced Concrete Fiber Beam with Bond-Slip”,
Journal of Structural Engineering, Vol. 126, No. 6, p. 654-661.
Neamtu L., Oller S. y Oñate E. (1997), “A Generalized Mixing Theory Elasto-
Damage-Plastic Model for Finite Element Analysis of Composites”. In D. Owen,
E. Oñate y E. Hinton (Eds.), Computational Plasticity, p. 1214-1219, CIMNE.
Oñate E. (1995), Cálculo de Estructuras por el Método de los Elementos Finitos, 2º
Ed. CIMNE, Barcelona, España.
Pijaudier-Cabot G., Mazars J. y Pulikowski J. (1991), “Steel-Concrete Bond
Analysis with Nonlocal Continuous Damage”, Journal of Structural Engineering,
Vol. 117, No. 3, p. 862-882.
Salari M. y Spacone E. (2001), “Finite Element Formulation of One-Dimensional
Elements with Bond-Slip”, Engrg. Struct. Elsevier 23, p. 815-826.
Soh, C., Chiew, S. P. y Dong, Y. X. (1999), “Damage Model for Concrete-Steel
Interface”, ASCE Journal of Structural Engineering, Vol. 125, No. 8, p. 979-983.
Spacone E. y Limkatanyu S. (2000), “Responses of Reinforced Concrete Members
Including Bond-Slip Effects”, ACI Structural Journal Vol.97, No. 6, p. 831-839.
Takeda T., Sozen M. y Nielsen N. N. (1970), “Reinforced Concrete Response to
Simulated Earthquake”, Journal of Structural Division, ASCE, Vol. 96 No. 12.

Difundido por:
ICG - Instituto de la Construcción y Gerencia Síguenos:
www.construccion.org / icg@icgmail.org /ConstruccionICG