You are on page 1of 2

Lo and Behold: Reveries of the Connected World

Un mundo totalmente conectado, la noticia en directo, un espectáculo


deportivo tan esperado, como la final de la NBA, lo disfrutan emigrantes del Congo
en la embajada de Sudáfrica en Chile, mediante sus teléfonos celulares. Parece un
juego de palabras entender que el internet es efectivamente eso, “un juego de
palabras” en donde cada letra es un acceso a un nuevo mundo, nuevamente
totalmente conectado.

Nuevamente entramos en una encrucijada, nos preocupa nuestra privacidad,


mantener en secreto algunas cosas y que los demás solo sepan detalles de
nuestras vidas, sin embargo, somos cómplices del consumismo informático,
divulgar vacaciones, viajes, estudios, momentos familiares, estados de ánimo,
preferencias musicales, deportivas, políticas y religiosas. Piratas informáticos
rondan por las más diversas redes y aplicaciones, mediante correos falsos, cuentas
de Facebook, Twitter, buscando nuestra atención ante necesidades, pero, ¿Nos
sentimos atraído ante lo que nos ofrecen para engañar y les creemos?, ¡pues claro
que sí !, si esta todo en línea, todos conectados, hemos llegado al punto de
suspender actividades humanas tan IMPORTANTES como la relación entre
nosotros mismo, remplazándolo por sitios en donde marcas tus preferencias a
ciertas características y como arte de magia te asigna un “acompañante” con tus
mismos gustos.

Como el viejo refrán dice “en el exceso está el peligro”, no podemos obviar la
importancia de la intercomunicación, redes globalizadas de conocimiento,
matemáticos indios, discutiendo con ingenieros alemanes y arquitectos japoneses,
para mejorar la construcción de puentes en Haití (no es más que un ejemplo, para
aterrizar los conceptos), pero ¿Cómo establecemos los límites, cuando el mismo
internet por sí solo, es el “exceso” ?, conciencia colectiva todo tiene una causa-
resultado, parece una solución para establecer límites y guiar por buen camino el
poder de la Inteligencia Artificial, pero se vuelve una total ironía pensar que
podremos generar conciencia en la inteligencia Artificial, cuando ni siquiera lo
hemos logrado en nuestras vidas.

Hoy en día, no podemos desconocer que todo está en línea, de manera


privada o pública, pero está en línea, desde la ciencia y la tecnología, avances en
la medicina, hasta comprar una botella de champagne y entradas al cine, mientras
pensábamos que el internet debería ser una extensión de nuestros brazos para
alcanzar nuevas metas y objetivos, se ha transformado en todo nuestro sistema
circulatorio, en el cual es impensado poder vivir sin su presencia, aun quedan
“rezagados” que prefieren vivir sin las preocupaciones de un mundo globalizado,
guerras informáticas, constantes ataques a cuentas bancarias, filtración de
información personal, encasillados por haber preferido tal o cuales cosas en un
medio donde todos saben tus gustos y preferencia, ¿qué terrible o no, vivir solo con
personas que conoces por lo que han hecho y comentado?, libre de preocupaciones
y contratando seguros por si eres la siguiente víctima del internet.

Es ahí donde me pregunto, ¿quiénes son los rezagados?, los que viven del
internet o los que viven generando sus propias redes.