Вы находитесь на странице: 1из 14

Dios cuida nuestra vida detalladamente

Introducción
1. El salmo habla de los cuidados (vv. 1-3 y la protección de Dios (vv. 4-5), ver
este arreglo literario. Usa la figura del pastor y el cuidado a sus ovejas, y la
de un padre de familia que hace gala de espléndida y generosa hospitalidad.
2. Es el salmo más conocido por creyentes y no creyentes. William
MacDonald comenta sobre el Salmo 23 lo siguiente: A pesar de su
popularidad mundial, el Sal 23:1-6 no es para todos. Es aplicable sólo a los
que tienen derecho a decir: «Jehová es mi pastor». Es verdad que el Buen
Pastor murió por todos, pero sólo son Sus ovejas los que realmente le han
recibido por un acto de fe personal. Su obra para salvar es suficiente para
todos, pero es eficaz sólo para aquellos que realmente han confiado en Él.
Entonces, todo depende del adjetivo posesivo «mi». A menos que Él sea mi
Pastor, el resto del Salmo no es para mí. Por otra parte, si Él realmente es
mío y yo soy Suyo, ¡entonces todo lo tengo en Él!
3. Es un salmo con grandes implicaciones teológicas y prácticas para el
peregrinaje cada una de nosotras.
4. La vida postmoderna y sus corrientes de pensamiento presentan tanto retos y
confusión. Debemos navegar o caminar haciendo de Dios nuestro pastor en
esta travesía hasta la venida del Reino.
5. Las filosofías del mundo postmodernos (sociedad liquida y el hombre light).
a) Materialismo: hace que un individuo tenga cierto reconocimiento
social por el único hecho de ganar mucho dinero.
b) Hedonismo: pasarlo bien a costa de lo que sea es el nuevo código de
comportamiento, lo que apunta hacia la muerte de los ideales, el vacío
de sentido y la búsqueda de una serie de sensaciones cada vez más
nuevas y excitantes.
c) Permisividad: arrasa los mejores propósitos e ideales.
d) Revolución sin finalidad y sin programa: la ética permisiva sustituye a
la moral, lo cual engendra un desconcierto generalizado.
e) Relativismo: todo es relativo, con lo que se cae en la absolutización de
lo relativo; brotan así unas reglas presididas por la subjetividad.
f) Consumismo: representa la fórmula postmoderna de la libertad.
g) Nihilismo del latín “nada”: Negación de la sustancia y la verdad; se
niega la fe.
6. Características de las ovejas.
a) Las ovejas son pasiva , tímidas, tontas e indefensas.
b) Tienden a perderse o desorientarse. Por eso el pastor va delante de
ellas.
c) Se distraen con facilidad y andan a la deriva sino tiene dirección.
d) Se alarman con cualquier cosa y se apartan del rebaño.
e) Deambulan sin sentido sin ninguna razón.
f) Cuando una oveja se aparta del camino y del rebaño se exponen a un
grave peligro.
g) Necesitan mucha atención en su cuidado corporal, su lana esta siempre
creciendo y cualquier parásito ya sea en la piel o en sus sistemas puede
causar enfermedad y muerte.
7. Los cuidados pastorales
a) Proveer protección. Las ovejas dependen del pastor para pastar y beber
agua.
b) Proveer atención veterinaria, y dar medicamentos para cuidar su piel y
su sistemas internos de parásitos.
c) Caminos seguros, limpios de maleza, hiervas venenosas, planos en lo
posible y libre de animales salvajes como lobos, osos y leones por eje.
d) El pastor provee cuidados cuando las ovejas paren sus crías.

Cuerpo del sermón

Dios cuida nuestra vida detalladamente


Salmo 23

I. Dios cuida que nada nos falte. ¿Somos conscientes de esta verdad? Empecemos
con la primera palabra Jehová, y así seguiremos hasta estudiar este primer
versículo.
A. En nombre Jehová es el Dios de Pacto (ver Ex. 6:3-8, hay un cambio de
nombre con relación a Dios en el verso 2: Yo soy Jehová. En el verso 3,
Dios dice a Moisés que él se apareció a Abraham, Isaac y Jacob como el
Dios Omnipotente (El Shadai), pero no se había dado a conocer como
Jehová a ellos. Ahora su nombre será Jehová, que les sacará de la esclavitud
de Egipto y les llevará a la tierra Prometida que había prometido a los
patriarcas. De esto aprendemos que....
1. Jehová es el nombre personal de Dios que guarda pactos.
2. Esto asegura al lector del Salmo 23 que Dios como un pastor será fiel
a su pacto, quien no solamente redime o libera a Su pueblo, sino que
también le cuida durante su peregrinaje hacia la tierra Prometida.
3. David tiene esto en mente cuando llama a Dios, Jehová.
4. De igual manera con nosotras Jehová -NUESTRO PASTOR - cuida
de nuestras vidas de forma integral y detallada en nuestro diario vivir.
B. Es mi Pastor. El monosílabo, “mi” es un adjetivo determinante posesivo.
Indica que el nombre al que acompaña pertenece, se relaciona, está asociado
con la persona que habla o escribe (Dic. Vox).
1. David usa la metáfora del pastor y el rebaño, para hablar de su
relación con Dios a quien llama “mi pastor”
2. La idea de Dios-Pastor alude a la liberación de Egipto, a la protección
por el desierto de Sinaí y a la llegada a la tierra prometida. Dios fue el
pastor de su pueblo durante ese período tan fundamental ... el salmista
lo reconoce y lo presenta como su pastor personal ... (Samuel Pagan).
3. David aplica este salmo a su vida, que la ve como un caminar bajo el
cuidado de Dios. Con Dios nada le falta.
4. El primero en llamar a Dios “mi pastor” fue Jacob Cf. Gén. 48:15.
a. La Biblia RV60 traduce el verbo pastorear roi con la frase “...
el Dios que me mantiene...”.
b. Otras versiones como la Biblia de Jerusalén leen: ...”el Dios que
ha sido mi pastor desde que existo hasta el presente día.”
c. La Biblia del Peregrino lee: “el Dios que me apacienta desde
antiguo hasta hoy.”
d. La Biblia Griega traduce: “el Señor que me nutre desde mi
juventud hasta hoy.”
1) Jacob tuvo una vida un tanto difícil por causa de sí
mismo, y quizá usted y yo nos hallamos en la misma
situación y necesitamos con urgencia hacer de Dios
nuestro pastor.
2) Jacob nos hace ver que Dios le pastorea, le apacienta, le
nutre, le mantiene (Jacob habla de la acción de Dios en
tiempo presente).
5. En Gén. 49:24, Jacob al bendecir a su hijo José explica que aunque
José tuvo una vida difícil, su arco se mantuvo poderoso, y los brazos
de sus manos se fortalecieron. Por la manos del Fuerte de Jacob, por
el nombre del Pastor, La Roca de Israel – haciendo referencia a Dios
como el Pastor de José también.
6. David sabe por experiencia propia la labor pastoral, Dios lo sacó del
redil y le llamó a ser rey de Israel. El Salmo 78:70-22 explica cómo
siendo pastor de ovejas Dios le sacó y le dio el privilegio de ser el rey
de Israel sobre el cual ejerció un cuidado pastoral íntegro y con
destreza administrativa.
A. Con Dios nada nos faltará. Algunas versiones traducen “nada me falta”
indicando la convicción que Dios proveerá todo lo necesario todos los días.
1. Nada me falta. Esta frase no significa que Él proveerá a nuestros
caprichos, o deseos, que la cultura de consumismo nos vende
garantizándonos que si obtenemos algo seremos mejores y felices.
Dios proveerá a nuestras necesidades reales, a las cosas necesarias
para nuestra vida física, emocional y espiritual.
a. Lo que la frase da a entender es que Él no retendrá nada bueno
para aquellos que caminan en rectitud (cf. Sal. 84:11).
b. Cuando el pueblo de Israel anduvo errante en el desierto por 40
años Dios afirmó que “nada les hizo falta (cf. Deut. 2:7).
2. Nada me faltará tiene implicaciones integrales. Dios quiere que
seamos perfectos y cabales sin que nos falte cosa alguna, esto
significa madurez espiritual. La madurez espiritual es integral, no
solo tiene una dimensión espiritual, abarca también las emociones y
las necesidades físicas o salud.
a. Dios se interesa por toda nuestra persona; por nuestra vida
emocional, física, social, laboral y hogareña. Si en una de estas
áreas estamos adoleciendo de algo, es importante que
analicemos nuestra vida, hagamos ajustes y hagamos de Dios
nuestro pastor, con Él nada nos hace falta.
b. Nada nos falta, nos ayuda a ver que como hijas y siervas de Dios
podemos alcanzar nuestro potencial. Él nos ayuda cuando
sabemos y sentimos que carecemos de algo.
3. Nuestros sueños pueden ser alcanzados. Aquellos que por nuestra
herencia Hispana han sido dejados a un lado, ya sea por ser madres
solteras, por cuidar del hogar, por razones económicas o por un
pasado difícil. Con Él nada nos falta, el hace que nuestros sueños e
ideales se hagan realidad-
4. Spurgeon comenta sobre este primer verso lo siguiente: La palabra
más dulce de todas ellas es el monosílabo «mi». No dice: «El Señor
es el pastor del mundo en general, y guía a la multitud de su rebaño»,
sino: «Jehová es mi pastor»; aunque no fuera el pastor de nadie más,
es, con todo, mi pastor; me cuida, me vigila y me guarda. Las
palabras están en tiempo presente. Sea cual sea la posición del
creyente, ahora está bajo el cuidado pastoral de Jehová.

II. Dios tiene cuidado de nuestro bienestar espiritual (vv. 2-3).


A. Dios se esmera en darnos descanso espiritual. La versión de la RV60 explica
que los pastos son delicados. Otras versiones traducen “verdes praderas”. Lo
que vemos es que Dios siempre da lo mejor. El desea lo mejor para nosotras.
1. La figura de las praderas verdes hablan de provisión alimentaria y
descanso para la ovejas.
a. Su verdor implica abundancia de pasto y confort para que las
ovejas se echen a descasar.
b. Las ovejas se alimentan y no tienen necesidad de irse para otro
lado, todo lo encuentran allí. En Dios lo tenemos todo para
nuestra vida espiritual (ver. Salmo 73:22-25).
c. El quedarse en esas verdes praderas provee seguridad y el
alimento siguiente. Esto pasa cuando nosotras permanecemos
en su Palabra.
2. Dios siempre nos llevará a que nos alimentemos de su Santa Palabra.
Ella es nuestro alimento espiritual.
3. Las promesas, los mandamientos y los hechos de Dios que
encontramos en Su Palabra son para que nuestra vida crezca
espiritualmente. En 1 Pedro 2:2 se nos pide que deseemos como recién
nacidos la leche no adulterada de la Palabra para que por ella
crezcamos.
4. María escogió la mejor parte cuando decidió sentarse a los pies del
maestro para sustentar su vida espiritual (Lc. 10:38-42).
B. Dios quiere ser su pastor, su usted no ha conocido a Cristo como Salvador y
Señor de su vida. Cristo es el Pastor y la puerta de las ovejas (cf. Juan 10:1,
7-10 enfatizar los versos 9 y 10 evangelistamente).
C. La relación pastor-oveja expresa la relación de discipulado. Debemos ser
discípulos de Cristo. El discípulo se caracteriza por la obediencia.
1. Según San Juan 10:3 las ovejas oyen la voz del pastor, él las llama por
su nombre y las saca fuera. Todo esto nos habla de relación e
intimidad entre nosotras y Dios.
2. Cristo debe ser el líder de nuestras vidas. En San Juan 10.4 dice que
Cristo como pastor va delante de las ovejas y ellas le siguen. Hay una
relación de seguimiento, que es la esencia del ser discípulo, el Señor
Jesús nos dirige y nosotras le seguimos.
D. Dios satisface nuestra sed espiritual y existencial “junto a aguas de reposo me
pastoreará” v. 2b. Dios no sólo provee para nuestro sustento sino también
para nuestra sed espiritual.
1. Dios invita al ser humano sediento a venir a las aguas (Is. 55:1-3).
2. Cristo explicó a la mujer samaritana que el agua que Él da saciará la
sed por siempre (Juan 4:13-14).
3. Cristo invita a todos los que tienen sed a venir hacia él y beber, y el
cree en él de su vientre (interior) correrán ríos de agua vida. Esta es la
referencia al Espíritu Santo que habría de venir el día de Pentecostés.
4. Cristo es nuestra bebida espiritual en nuestra travesía por este desierto
que llamamos vida (cultura postmoderna y sus filosofía), y Cristo va
siguiendo nuestros caminar como lo explica Pablo en 1 Co. 10:4 (leer
el contexto de 1 Co. 10:1-4, que habla sobre el camino hacia la tierra
prometida). Cristo es la Peña de Horeb (Ex. 17:6).
E. Dios conforta nuestras almas (3a). Otras versiones leen “restauras” mi alma -
-mi persona--. La RV contemporánea lee “Me infundes nuevas fuerzas.”
1. El verbo confortar significa “regresar” o “reparar”. Cuando una oveja
se extraviaba el pastor salía a buscarla y regresaba con ella al redil.
2. Al igual que las ovejas, nosotras estamos propensas a apartamos, a
descuidar nuestra vida espiritual, a padecer emocional o físicamente y
necesitamos sus cuidados para ser restauradas. Él puede restaurar
nuestra vitalidad emocional, física (la edad nos afecta) y espiritual.
3. Calvino explica que “era labor de un buen pastor acariciar su oveja, y
cuando estas enfermaban o estaban débiles las atendía o les daba
apoyo. David declara que esta era la manera con la cual era tratado por
Dios.
4. David experimentó en su vida momentos en los cuales pecó y tuvo
que regresar al redil. El Salmo 51 es la oración de un hombre
arrepentido de su pecado que busca el perdón de Dios. Desea ser
restaurado: “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un
espíritu recto dentro de mí.” Salmo 51:10.
5. ¿Por qué nos apartamos del Señor? Rod Mattoon da las siguientes
razones:
a. No tener metas y goles definidos nos pueden separar de Dios.
b. El engaño nos distrae.
c. La carne y sus deseos nos apartan del Señor.
d. El doble ánimo, hoy si mañana no. Santiago 1:8 dice que “El
hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.”
e. Perder el primer amor, es decir, nuestra pasión por el Señor y su
Reino. En Ap. 2:4 el Señor reclama a la iglesia en Éfeso que
había “dejado su primer amor”, y le manda “recuerda de donde
haz caído, y arrepiéntete y haz las primeras obras...”.
f. Trampas demoníacas y las tentaciones nos distraen. No hay que
ignorar las maquinaciones o estrategias del enemigo de nuestras
almas. Pablo nos advierte en 2 Co. 2.11, “Para que Satanás no
nos gane alguna ventaja, porque no ignoramos sus
maquinaciones.”
g. Falta de vitalidad y adormecimiento espiritual nos van
apartando paulatinamente del Señor. Pedro nos advierte en 1 Pe.
5:8, “Sed sobrios y velad, porque vuestro adversario el diablo,
cual león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar ...”.
h. Los quehaceres domésticos, los conflicto, crisis y problemas
hacen que desviemos nuestra atención de Dios. Recordemos el
caso de Marta, estaba afanada con tantos quehaceres.
i. Personas depravadas y degeneradas nos pueden apartar el Señor.
Pablo nos advierte cuando dice en 1 Co. 15:33 “No os engañéis.
Las malas conversaciones (compañías) corrompen las buenas
costumbre.”
j. Los dólares, las riquezas y las posesiones materiales nos pueden
apartar del camino del Evangelio. Pablo en 1 Tim. 6:9 escribe:
“Porque los que quieren ser ricos, caen en tentación y en lazo, y
en muchas concupiscencias insensatas y engañosas, que hunden
a los hombre en perdición y muerte.
k. La desobediencia, y la sordera espiritual hacia la verdad de la
Palabra de Dios causa que nos apartemos del Señor. En el
Salmo 1:1-2 leemos: “Bienaventurado el varón que no anduvo
en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en
silla de escarnecedores se ha sentado. Antes en la Ley del Señor
está su delicia y en su Ley medita de día y de noche.”
l. Disputas y desacuerdos con otros creyentes. Hebreos 12:15 nos
advierte: “Mirando bien que ninguno falte de la gracia de Dios,
que ninguna raíz de amargura brotando os perturbe, y por ella
sean muchos contaminados.”
m. La muerte de un ser querido. La Biblia nos dice en 1 Tes. 4:13
“Pero tampoco, hermanos quiero que ignoréis acerca de los que
duermen, para no os entristezcáis como los otros que no tienen
esperanza.”
n. Falta de logros en el pasado nos pueden desanimar en la vida
cristiana. Pablo en Fil. 3:13 escribió: “Hermanos, yo mismo no
pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago:
olvidándome ciertamente de los que queda atrás, y
extendiéndome a lo que está adelante.”
o. Falta de límites y disciplinas espirituales.
6. Cristo busca la oveja perdida (Lc. 15:4), y da su vida por las ovejas
(Juan 10:15).
7. Cualquiera que sea su situación si usted es consiente que de alguna
manera su vitalidad espiritual ha menguado hoy es tiempo de pedirle
al Señor que le restaure (Mt. 11.28).
8. Hay tramos en nuestra vida personal en los que nos vemos invadidas
por los problemas, la desilusión , la depresión y hemos cedido. Hoy es
el día para pedirle al Señor que nos restaure (1 Juan 1.:9, leer Fil. 4:7-
8).
9. Nuestra vida al igual que la de las ovejas está expuesta al peligro y las
enfermedades, pero Dios está presente y él puede restaurar su vida. El
sana nuestro pasado cualquiera que haya sido y restaura nuestras vida.
En Cristo somos nuevas creación las cosas viejas pasaron he aquí
todas son hechas nuevas (2 Co. 5.17). Cristo apareció para deshacer
las obras del malo (1 Juan 3:8 ). Cristo afirmó: Yo he venido para que
tenga vida y la tengan en abundancia (Juan 10:10).
10.La Ley del Señor restaura nuestra alma. Otra vez tenemos que
enfatizar la permanencia en la Palabra como nuestra única fuente de fe
y conducta (ver Salmo 19:7 La Ley de Jehová es perfecta que restaura
el alma ...” La Biblia de las Américas.
11.Carlos Spurgeon comenta sobre este texto lo siguiente: Confortará mi
alma. Cuando el alma está afligida, Él la restaura; cuando peca, la
santifica; cuando es débil, la corrobora. Él lo hace. Sus ministros no
podrían hacerlo si no lo hiciera El. Su Palabra no bastaría por sí sola.
«El conforta mi alma.» ¿Hay algunos en que la gracia haya sufrido un
descenso? ¿Sentimos que nuestra espiritualidad se halla en su nadir?
El que puede transformar este bajo nivel en una inundación, puede
también restaurar nuestra alma. Pídele, pues, su bendición:
«¡Restáurame, Pastor de mi alma!».
F. Dios nos guía por caminos rectos (de justicia) por amor de su nombre (3b).
Es importante que como ovejas del Señor prestemos mucha atención a esta
sección. Si no queremos extraviarnos y sufrir sus consecuencias es
importante que nos mantengamos el camino que él nos indica.
1. Dios quiere guiarnos por sendas de justicia, es decir, rectas.
2. ¿Somos hijas de Dios que nos gusta salirnos con la nuestra?
a. Hay ovejas que son resabidas y tercas que siguen su propio
instinto y se apartan del redil o se van a donde quieren. ¿Somos
nosotras una de ellas?
b. La tradición dice que los pastores de antaño podrían golpear con
su cayado una pata de la oveja lastimándola o quebrándole su
pata para que no se fuera del redil a vagar a la deriva.
3. Algunas veces necesitamos ser quebrantadas. Dios al que ama
disciplina y azota aquel que recibe por hijo (He. 12:6-7).
a. La palabra quebrantamiento encierra las siguientes
connotaciones: Disminuir las fuerzas o el brío. Experimentar las
personas algún malestar a causa de golpe, caída, trabajo
continuo o ejercicio violento, o por efecto de la edad,
enfermedades o disgustos.
a. Dios puede usar lo que en su amor, sabiduría y soberanía nos
ayudará a reflexionar sobre aquellos aspectos que en nuestra
conciencias sabemos que no agradan a Dios o sobre los cuales
hemos endurecido o encallecido nuestra conciencia.
4. Diferencia entre castigo y disciplina. Debemos entender cuál es la
diferencia de estas dos palabras.
a. Castigo. Dios ha cargado en la cruz del Calvario la penalidad o
el pago de nuestros pecados, Isaías dice que “el castigo de
nuestra paz fue sobre él y por su llaga hemos sido curados y
sanados (ver Is. 53:5).
b. Disciplina: En la disciplina entran en juego dos dinámicas. La
instrucción y corrección. Por su Palabra Dios nos instruye y si
no queremos obedecer él nos corrige.
5. Necesitamos ser guiadas por las sendas correctas. Esta era la petición
de David en el Salmo 17:5, “Sustenta mis pasos en tus caminos, para
que mis pies no resbalen.” Recuerde que Dios como buen pastor se
preocupa por los senderos por los cuales debemos caminar como lo
hacen los pastores de los rebaños.
6. ¿Quién dirige nuestra vida cotidiana? Ha caminos que al hombre le
parece derecho pero su fin es camino de muerte (Prov. 14:12).
7. Debemos someternos a la voluntad de Dios, y no dejarnos guiar por
nuestros sentimientos y la intuición humana. Planeamos nuestra vida
según los valores del reinado de Dios (Ver Mat. 6.33).
8. Por amor a su nombre y su reputación debemos seguir sus caminos (v.
3b). Los caminos derechos los estable Dios para honor y gloria de sí
mismo. Nuestro éxito no nos pertenece, este debe traer gloria a Dios.
Leer Isaías 63:14 “... como ha ganado que desciende al valle, el
Espíritu del Señor les dio descanso. Así guiaste a tu pueblo, para
hacerte un nombre glorioso.”.
9. Si nuestras decisiones honran su nombre y avanzan su reino no
tendremos problema. De lo contrario esperemos dolor, y frustración.
III. Dios nos cuida acampanándonos en los tramos difíciles de la vida (vv. 4-6).
A. En nuestros momentos más difíciles y desconcertantes de nuestro diario vivir
no debemos temer por Dios está con nosotras (4a)
1. Aunque los valles y las montañas inspiran tranquilidad, eran a menudo
lugares de peligro para las ovejas. Ellas podían caer en un precipicio,
atascarse en un pantano tanto de día como de noche.
2. La realidad de los problemas, los conflictos y las crisis. Esto indica que
en la vida experimentaremos valles de sobre y de muerte.
a. Los problemas se nos presentan a diario y hay que enfrentarlos y
buscarle solución bajo la dirección de Dios.
b. Un conflicto es “oposición o desacuerdo entre personas o
cosas”, “Guerra o combate derivados de una oposición o
rivalidad prolongadas”, “situación en que hay que tomar una
decisión entre dos o más opciones o que no se puede hacer por
alguna razón extrema, lo necesario”, Diccionario General Vox.
c. Una crisis se define como una “situación grave y decisiva que
pone en peligro el desarrollo de un asunto o un proceso. Es un
cambio brusco e importante que sufre el estado físico de una
persona (Diccionario General Vox).
1. Nuestras crisis como mujeres.
2. Las crisis cambian el curso normal de nuestras vidas.
3. Crisis emocionales tales como la depresión, el enojo por un
mal matrimonio, hijos que se han apartado, cambios
biológicos por causa de la edad.
4. No deben ser obstáculos para racionalizar, en estas crisis
dejemos que la vara y el cayado divino nos alienten.
B. Dios nos acompaña dándonos el aliento necesario. Tu vara y cayado dice
David, me infundirán aliento (4b).
1. En medio de los problemas, conflicto y crisis dejemos que la vara y el
cayado; instrumentos tanto de protección , cuidado y dirección nos
guíen.
a. El uso de la vara y el cayado. La vara es un palo que el pastor
llevaba ceñido en el cinturón, y el cayado era un implemento para
apoyarse al caminar que tenía doble función, 1) funcionada como
arma cuando el tiempo lo necesitaba y 2) para guiar y controlar la
oveja. Eran herramientas tradicionales de los pastores.
a. David indica que la vara y el cayado divino el infundían aliento.
Aquí hay dos ideas que deben traer consuelo a nuestras vidas sobre
el actuar de Dios en los valles de sobra de la vida. Él nos cuidará y
dejará que el mal nos derrote.
2. Dios va adelante como el pastor lo hace con el rebaño, no permitirá
que nada nos pase y nos destruya. Recuerde la promesa de 1 Co. 10:13
No nos ha tomado alguna tentación, fuera de las que son comunes a
los hombres; más fiel es Dios, que no nos dejará ser tentados más de
lo que podéis; antes dará la salida con la tentación, para que la
podáis llevar. Dios promete cuidarnos y dejarnos.
C. Dios tiene cuidado de nosotras a pesar del conflicto espiritual (5a). Dios nos
colma de honores a pesar de las asechanzas del enemigo.
1. David pasa de la figura pastoral de Dios a la figura paterna. Dios es un
padre que prepara un banquete para sus hijos. A pesar de la dura
realidad de los enemigos del creyente debemos no solo descansar en
sus cuidados sino también gozarnos en su provisión. David en el
Salmo 103:4 escribió, “El que rescata del hoyo tu vida y te corona de
favores y misericordias ...”.
2. La vida no solamente camino y esfuerzo, sino también conflicto, y es
posible no solamente tener tiempos de refresco en medio de una
marcha árida, sino encontrar también de repente una mesa preparada
por la misma mano invisible de Dios, que detiene a los enemigos que
miran con ojos siniestros y con la impotencia de interceptar la comida
o alarmar a los huéspedes. Esta es la condición de los siervos de Dios,
siempre en conflicto, pero siempre con una mesa preparada.
3. Cuando David era perseguido por Saúl, disfrutó de los panes de la
preposición que se disponía en el tabernáculo, pan que solo los líderes
religiosos podían comer. En presencia de sus enemigos Dios le preparó
mesa (1 Sam. 21:6). Abigail también fue usada por Dios para preparar
comida a David ante sus enemigos (1 Sam. 25:18).
4. Hermanas cuando los tiempos de tentación y de aparente derrota nos
invaden, debemos tener gozo pues nuestro Padre-Pastor tiene una mesa
preparada con su amor, perdón, sustento y aceptación, que produce
gozo y alegría en medio de la tormenta. Santiago escribió “.... tened
por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas .... Stg. 1:2.
Recuerde que el enemigo fue derrotado en la cruz, es un león sin
dientes que solamente nos quiere asustar, solamente hace bulla.
5. William McDonald comenta sobre esta porción lo siguiente: Sobre la
mesa están puestas todas las bendiciones espirituales que Él compró
por nosotros con Su propia sangre preciosa. La mesa ilustra todo lo
que es nuestro en Cristo. Aunque estemos rodeados de enemigos,
disfrutamos estas bendiciones en paz y seguridad.
6. Spurgeon dice: No hay prisas, ni confusión, ni desorden. El enemigo
está a la puerta, y, con todo, Dios prepara la mesa, y el cristiano se
sienta como si todo estuviera en perfecta paz. ¡Oh la paz que Jehová da
a su pueblo, aun en medio de las peores circunstancias y tribulaciones!
D. Dios nos da el mejor perfume (5b “unges mi cabeza con aceite”). Cada una
de nosotros tiene su perfume predilecto. Pero el perfume o la unción de Dios
es la mejor.
1. El aceite servía para curar los golpes y las heridas del rebaño.
2. El pastor vertía aceite en la cabeza de las ovejas para repeler los
insectos, el aroma del aceite los ahuyentaba.
3. A las personas que asistían a un banquete se les ungía con aceite en sus
fretes como parte de la hospitalidad del hospedador. Dios no solamente
prepara una mesa en medio del conflicto sino que también nos unge
con su aceite. El aceite era símbolo de gozo también. El gozo es fruto
del Espíritu Santo .
4. El aceite es símbolo del Espíritu Santo. El Espíritu es nuestro ayudador
(paráketlos -uno llamado al lado). En Romanos 8:26 Pablo indica “Y
de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, pues qué
hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo
intercede por nosotros .....”.
a. El Espíritu Santo es la misma presencia de Dios en nosotras para
ayudarnos, consolarnos y defendernos -abogar-.
b. Hermanas tenemos debilidades humanas por nuestra naturaleza
humana frágil a causa de la caída. Usted sabe cuál es su talón de
Aquiles. Bueno ¡aférrese de su Consolador y Ayudador.
c. Hay debilidades que nos inclinan a ceder a la tentación. Usted
sabe cuáles son. Hay que pedir la llenura y el poder del Espíritu
Santo y luchar con el poder de Su fuerza para que podamos estar
firmes contra las asechanzas del diablo (Ef. 5:18 y 6:1-2).
E. Dios suple generosamente a necesidades reales (Mi copa está rebosando 5c).
Hermanas tenemos más que suficiente. La provisión de Dios es abundante.
1. La generosidad de Dios hace que rebosemos de lo que necesitamos.
En algunas ocasiones podemos darnos un gusto, siempre y cuando no
caigamos en el derroche o en querer vivir una vida de lujos que
comprometan el Evangelio de Cristo. Como se explicó en el versículo
1 de este Salmo 23 “nada me falta”.
2. La sociedad moderna nos ha hecho creer que el consumismo y el
materialismo van a satisfacer nuestras necesidades emocionales, físicas
y espirituales (la región popular que busca consumir espectáculos).
a. Si buscamos el Reino de Dios, todo lo demás vendrá por
añadidura (Mt. 6:33).
b. Aprendamos a vivir según sea las oportunidades que tengamos.
Pablo dijo claramente: Sé vivir humildemente, y sé tener
abundancia, en todo y por todo estoy enseñado, así para estar
saciado como para tener hambre, así para tener abundancia
como para padecer necesidad (Fil. 4:12).
c. Aprendamos a vivir con contentamiento. Pablo escribió en 1
Timoteo 6:6-8; “Y ciertamente es un gran negocio la piedad, con
tal de que se contente con lo que tiene. Porque nosotros no
hemos traído nada al mundo y nada podemos llevarnos de él.
Mientras tengamos comida y vestido, estemos contentos con
eso.”
F. Dios nos acompaña con el bien (bondad) y su misericordia siempre. ¿Lo
dudamos? Veamos lo que nos dice para terminar el Salmo 23:6a,
Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida.
1. La compañía de Dios nos ofrece bien y misericordia, es decir lo mejor
y su fidelidad permanente.
2. Cuando parece que las cosas no marcha bien en su alrededor el bien y
la misericordia de Dios le siguen.
a. Dios nos sacia de bien y nos renueva, “El que sacia de bien tu boca,
de modo que te rejuvenezcas como el águila” Salmo 103:5.
Hermanas, ¡alcemos vuelo como el águila! (leer Is. 40:30-32).
b. Dios es fiel (misericordioso, la palabra hebrea hesed significa
fidelidad al pacto). Dios es fiel a sus promesas. David decía en el
Salmo 31:7; “Me gozaré y alegraré en tus misericordia, porque has
visto mi aflicción.”
G. Vivir en la presencia de Dios continuamente y para siempre será el mejor
cuidado de Dios para nosotras. “Y en la casa de Jehová moraré por largos
días” Salmo 23:6b). Varias aplicaciones para gozar de la presencia de Dios.
1. Deseemos estar siempre vivir bajo la presencia de Dios en todo lugar,
ya sea cuando estemos en nuestros hogares, en nuestros trabajos, y en
toda acción social. Vivamos para agradar a Dios y vivir en su
presencia. Esta debe ser nuestra primera urgencia y delicia. Si vivimos
en la presencia de Dios vamos a anhelar estar en su casa de oración.
2. Nuestra fidelidad a la iglesia local. David deseó siempre con todo su
fuero interno estar en la casa de Dios. Él decía yo me alegré con los
que me decían a la casa de Jehová iremos (Salmo 22:1). ¡Cuán amable
son tus moradas, oh Jehová de los ejércitos! Anhela mi alma y aun
ardientemente desea los atrios de Jehová, ...” Salmo 84:1-2.
3. Estamos de paso en la vida hacia nuestra morada final en la presencia
de Dios. El gozo de adorar sirviendo a Dios y nuestros semejantes son
un anticipo del gozo eterno que tendremos en Su presencia en el Cielo.

Похожие интересы