Вы находитесь на странице: 1из 4

ENSAYOS TECNOLOGICOS

Los ensayos tecnológicos son aquellos realizados para evaluar la aptitud de un


material en ciertas condiciones especiales de solicitación, generalmente adaptadas
al uso, donde el resultado obtenido resulta en una aprobación o rechazo del material
o producto.
Dentro de estos ensayos están los llamados de “conformabilidad”, como ser los
ensayos de doblado, de embutido de chapas metálicas o los que se efectúan sobre
tubos metálicos.
Se puede pensar a veces que con estos ensayos estamos midiendo la ductilidad,
pero recordemos que esta propiedad se mide en el ensayo estático a la tracción,
donde se determinan el alargamiento de rotura y la reducción de área.
Por medio de esto se determina el comportamiento de los materiales ante
operaciones industriales como:
 Doblado
Estos ensayos son derivados del ensayo a flexión y su objetivo es comprobar el
comportamiento plástico de un metal, generalmente obtenido por un proceso de
laminación, trefilación o extrusión, para poner de relieve fallas superficiales
preexistentes, verificar. Ej. El aporte en una soldadura, para evaluar la habilidad del
soldador, o comprobar la calidad de la adherencia de un recubrimiento superficial
realizado sobre un metal (por ejemplo un zincado).

PARAMETROS CORRESPONDIENTES AL ENSAYO DE DOBLADO


El ensayo consiste en deformar plásticamente una probeta de
Sección maciza mediante una solicitación estática de flexión por medio de un
mandril de forma y medidas normalizadas, hasta alcanzar un ángulo de doblado
prefijado.
Luego se observa a ojo desnudo la cara traccionada, donde se verifica la presencia
o no de fisuras, grietas o desprendimientos.
La diferencia fundamental con el ensayo a tracción, reside en que el ensayo de
doblado pone en evidencia las características superficiales y macroestructurales del
producto derivadas del proceso de fabricación, no mide las características de
ductilidad del material.
Por esta razon la superficie de la cara deformada por tracción en probeta siempre
debe ser la original de laminación, o en el caso de elementos soldados, la zona del
cordón que se quiera verificar (cara o raíz).
Se trata de un ensayo estático aplicable a productos de distintas formas: chapas,
planchuelas, barras, perfiles y alambres obtenidos por diversos procesos de
fabricación.
La deformación debe realizarse lentamente hasta que se llegue al ángulo de
doblado preestablecido, si es que antes no apareció una fisura o grieta en la zona
traccionada.
La teoría de la flexión sólo tiene en cuenta la deformación logitudinal y supone que
ésta varía en la dirección del espesor de la probeta.
De acuerdo con dicha teoría, la deformación aumenta cuando el radio de curvatura
disminuye y se considera que el eje neutro se mantiene baricéntrico.
El alargamiento unitario convencional aunque sufre la superficie traccionada será:
𝒂𝒆 𝑯 𝒂𝒐
𝑨𝒖 = 𝑻 ( )
𝒂𝒐
Según las condiciones impuestas por distintas normas a la Deformación de las caras
de la probeta, estos ensayos pueden Clasificarse así:
· Ensayos de doblado semiguiado, cuando solamente se asegure el radio de
curvatura de la zona comprimida de la probeta.
· Ensayos de doblado guiado, cuando se aseguren los radios de curvatura de las
zonas traccionada y comprimida.
· Ensayos de doblado libre, donde no se restringe la deformación de ninguna de las
caras de la probeta
 Plegado
El plegado a temperatura ambiente es un ensayo tecnológico derivado del de
flexión, se realiza para determinar la ductilidad de los materiales metálicos (de él no
se obtiene ningún valor específico).
Este ensayo es solicitado en barras y perfiles de acero, para la comprobación de la
tenacidad de los mismos y después de haber por el tratamiento de recocido. El
material se coloca entre los soportes cilíndricos, aplicando la carga lentamente
hasta obtener el ángulo de plegado especificado para el mismo, o cuando aparecen
las primeras fisuras en la cara inferior.
Se realiza sobre las probetas que fueron sometidas a flexión.
En la máquina de ensayo Baldwin se realizó la primera etapa de plegado hasta un
ángulo superior a 90º y luego sometido a una prensa y se terminó en un plegado
con forma de “U”.
Si ambas probetas no presenta grietas y resquebrajaduras a simple vista, (SAE
1015 y SAE 1045) son aptos para hacer plegados.

Se reconocen dos tipos de plegado:


Plegado con calza, donde se interpone una paralela entre las caras interiores de la
probeta cuando es plegada, quedando los laterales de la misma paralelos entre si.
Plegado a fondo, en este tipo de solicitación los extremos se tocan y la superficie
plegada es sometida a un esfuerzo mayor.
 Forja
Las pruebas de forja tienen por objeto conocer las condiciones de un metal para ser
trabajado plásticamente. Los más utilizados son:
o Platinado: consiste en ensanchar a golpes una pletina puesto a
temperatura de forja hasta que aparecen grietas en las aristas.
o Mandrilado: consiste en determinar la capacidad de perforación de las
láminas, empleando un punzón tronco cónico hasta la aparición de
grietas.
o Recalcado: consiste acortar probetas de longitud doble a diámetro a
base de golpes hasta que aparecen grietas (determinan la calidad de
los remaches)
o También se incluye la soldadura que comprueba la resistencia de una
unión realizada mediante este procedimiento.

 Embutición
La embutición es un proceso de conformado al frío de los metales en el que un
punzón con punta redondeada o esfera de acero endurecida actúa sobre un disco
o lamina recortada para asimilar su forma a la de una matriz para así transformar
dicho material en piezas huecas de mayor altura. Debe tenerse un cuidado extremo
en el diseño de las dos piezas básicas del proceso de embutición, ya que el cambio
de forma de la pieza, a veces muy acentuado, implica una variación del espesor y
el peligro de que aparezcan pliegues e incluso grietas.
Un aspecto muy importante de la embutición es el material con el que se fabrica el
punzón, ya que debe mantenerse dentro de márgenes muy estrictos, puesto que
está sometido a esfuerzos muy elevados; así, debe poseer unas características bien
definidas de resistencia a la tracción, límite elástico, dureza y resistencia al
desgaste.
Como consecuencia del esfuerzo de tracción el material embutido tiende a quedar
pegado al punzón y si no se prevé un sistema que facilite la extracción de la pieza
del punzón puede significar problemas posteriores.

Para realizar el ensayo se usa generalmente la máquina Erichsen.


La embutición es un buen método de fabricación para piezas metálicas
relativamente finas y con altas exigencias dimensionales. En el moldeo de la chapa,
se produce una deformación plástica del metal, en el que simultáneamente existen
transformaciones por estirado y por recalcado con posibles variaciones en el
espesor inicial.
Es importante destacar que este proceso permite evaluar la ductilidad de materiales
metálicos en forma de lámina .La embutición causa el estiramiento de la lámina
hasta un punto de encuellamiento o hasta cuando ocurra la fractura, esta prueba es
utilizada para comparar la ductilidad de los materiales que serán formados
principalmente estirándolos para así conformar otros de gran utilidad en la industria,
he aquí su importancia en el ámbito industrial.