Вы находитесь на странице: 1из 9

UNIVERSIDAD DE COSTA RICA

SEDE GUANACASTE

Departamento de Artes, Filosofía y Letras

Coordinación de Estudios Generales

EG-0125 Curso Integrado de Humanidades ll

Cátedra de Comunicación y Lenguaje

Análisis de Poemas

Lic: Sebastián Arce Oses

Estudiantes: Cristel Prendas Gómez B86160

Fabiola González Maltez B83451

José Hernandez Ordoñez B83798

Franciny Aragón Sandoval B80475

Fecha: 27-11-18
Leroy Young
(7 de agosto de 1967 (edad 50), Ciudad de Belice, Belice)

Yo le pido a mi madre que cante

Ella comienza, y mi abuela se le une.


Madre e hija cantan como niñas pequeñas.
Si mi padre estuviera vivo tocaría
su acordeón, balanceándose como un bote.

Nunca he estado en Peking, o en el Palacio de Verano,


ni en el gran Bote de Piedra mirando
cómo empieza a llover en el Lago Kue Ming,
y cómo los campistas huyen por el pasto.

Pero me gusta oír ese canto;


cómo los lirios acuáticos se llenan de lluvia
hasta volcarse, derramando en agua el agua,
oscilando, para llenarse de nuevo.

Ambas mujeres han empezado a llorar.


Pero ninguna detiene su canto.

Análisis

En este poema se puede evidenciar la conexión que existe entre una madre y una
hija, refleja la realidad en la que vivimos en donde una madre hace lo que sea por
sacar a sus hijos adelante y luchar junto a ellos.
Una madre sufre cuando sus hijos lo hacen, porque estas siempre buscar lo mejor
para ellos sin importar la edad que tengan, porque para ellas siempre serán sus
pequeños, el amor de sus vidas, aunque estos ya no vivan ni comportar con ellas,
o como se evidencia en la actualidad, en donde el abandono de padres es cada
vez más recurrente, pero ellas siempre llevaran a sus hijos en sus corazones, por
más dolor que estos les causen. Una madre es y siempre será uno de los mejores
regalos de la vida.

Por otro lado es evidente el amor que existía entre la pareja, ese amor que refleja
angustia, dolor, desesperación y tristeza cuándo la otra persona no está, esos
sentimientos que en la actualidad son muy difíciles de apreciar, ya que la mayoría
de las persona temen tener una relación sería, temen dedicarle tiempo a una
persona, a llevarla a conocer a su familia, temen a salir a la calle agarrados de las
manos o lo que es peor aún, le temen al matrimonio porque según, esto es muy
anticuado, y es mejor salir un día con una persona y al día siguiente con otra, sin
ningún compromiso, evitando con esto los celos, las peleas y el amor real, ese que
nace desde el fondo del corazón, corazón que sufre cuando no está la persona
que se ama.

La mayoría de los jóvenes solo piensan en sí mismos, sus fiestas, y sus


diversiones en general, ya a estos no se les pasa por la cabeza tener planes a
futuro, aparte de tener un trabajo y ganar bien, el hecho de formar una familia,
tener un esposo o esposa, y tener al menos un hijo, no es necesario.

La mayoría le temen a esto por miedos, miedos que la sociedad les ha ido
inculcando a los jóvenes desde hace tiempo, un miedo que les dice que si se
casan o tienen hijos arruinaran sus vidas, que esas son a ataduras que ya
quedaron en el pasado, en épocas de nuestros abuelos o de nuestro padres, y
que ahora el futuro es pasarla bien sin ningún compromiso, que si dos personas
se conocen en algún lugar, ya sea en alguna fiesta o incluso por las redes sociales
que nada más se deben de “quitar las ganas” y si se ven después, ambos deben
hacer como si no se conocieran o como si no hubiera pasado nada.
En la sociedad en que vivimos cada vez las cosas se salen más de control, y no
solo por el simple hecho de no querer formar una familia o querer divertirse,
porque eso es respetable y decisión de cada persona, pero el valor que se les está
dando a los padres de familia es cada vez menor, y esto sí es algo preocupante
porque ellos son nuestros procreadores y les debemos respeto. Sin importar si
aún viven o si ya no.

Una mirada privilegiada


Amado Chan

Me regalas una Mirada privilegiada


como si fuera yo una pulga sin su perro
Y te sacudes las alas de murciélago
Y te vas volando hacia tu cueva oscura
cada mañana a las 6:30 y especialmente los domingos a las 8:00

Y le rezas a tu Dios que me mande un castigo


por cada una de mis travesuras inocentes
Y cuanto anhelas que se descubra
mi pasado secreto
Y las historias de mis abuelitas

Y te sacudes las alas de murciélago


para lavarte los oídos con agua bendita
para hacerte una limpia de todo ese rencor y los fuegos a escondidas
para proclamarle otras litanías a tu Dios que se hace el ofendido

Y te niegas a creer que es muy probable


que una prostituta que una vez conocí
también le reza a Él cada mañana

Para que el Nuevo día le traiga excelentes clientes-la tía Bendita


me dijo una vez que conoció a una con 100 oraciones-una para
cada clientes-cuánta devoción…

Para que le pueda poner un techo a su chozita


Para que pueda pagar la colegiatura
Para que su princesa pueda asistir a tu escuela de satanas
Para que la niña sea digna de recibir la doctrina de tus paraliturgias

Para que la niña sea digna de conocerte


Para que la niña sepa cómo elevar sus oraciones…
A tu manera
a la sans merci…

Análisis

El poema empieza hablando de como una mirado puede representase de una


forma u otra, como si le regalara de lo más grande hasta lo más pequeño, en este
caso la mirada es como si la persona a la que se le regala le faltara algo, pero
que, aunque pueda entender lo que pasa se va sin importar qué es algo común o
normal que ocurra.

Em el segundo verso alguien que dice habla con Dios, o por lo menos le pide que
por hacer una travesura o lo que se puede interpretar malo para alguien por mas
insignificante que sea le pide a su dios que le mande un castigo, no se si por
venganza o por seguir lo que le dicta su religión hace o pide que se castigue a los
demás para que sigan el camino “correcto”, y que descubran su pasado secreto,
como si hubiese hecho algo malo y lo quisiera esconder.

“Y te sacudes las alas de murciélago”


esta frase la veo como que, si se quitara un peso de encina, y alguien saliera
librado de una situación, solo se sacude y deja todo.

Siguiendo con las reglas de un Dios hace referencia a limpiarse y sacar todo lo
malo que alguien puede tener dentro de sí, y que puede de cierta manera quedar
pura solo con hacer ceremonias que le agraden a un Dios que se hace el ofendido
por los errores que se pueden cometer.

En el poema el autor describe a una persona que una vez conoció, que se trataba
de una prostituta, y que al igual que el primer personaje del cual hace referencia
que es muy devoto a Dios, cualquiera puede serlo, hasta una prostituta, que
estaría desafiando el ideal de una sociedad donde el tener una profesión como
está la cual no es bien vista ante los ojos de lo demás donde el ideal de ser buena
persona se define por actos que provienen mandatos o reglas impuestas en las
religiones, pero que alguien como ella, o más bien con un trabajo como este le
rece al mismo ser que una persona que pide castigo para los pecadores, es en
este contexto un poco extraño, ya que lo que pide es que le vaya bien en su
empleo, el cual sería conseguir más clientes que le paguen a cambia de sus
cuerpo, en el poema se cuenta de cómo alguna prostituta con cien oraciones para
cada cliente, o más bien para que tuviera trabajo. Pero el siguiente verso me hace
pensar que esta mujer tenía este empleo solo para darle una mejor vida a su hija,
para que se preparara profesionalmente, y que llegara a ser del agrado de los que
la ofenden o la ven mal por tener un trabajo como ese.

Pero termina con un sans merci, como si tuviera que agradecer por algo, pero que
no lo hace porque la verdad no tiene que hacerlo.

-sans merci-

Leroy Young
(7 de agosto de 1967 (edad 50), Ciudad de Belice, Belice)

Jeroglífico del atardecer

Las aves siguen cambiando de lugar en el árbol vacío


como decimales o numerales reconfigurando

alguna palabra que, dicha, puede sonar la llave


que endereza el mecanismo dentro de la cerradura
que mantiene a la puerta dividiéndome de mi.

Finales de enero. Todas las aves miran


en una misma dirección y revolotean
de rama en rama.

No levantan ni una voz en contra


o hacia la oscuridad venidera, ni respuesta
para preguntas hechas por uno
cuyo ser entero parece una pregunta

planteada a sí mismo, uno que ya no es


nuevo en la tierra, ignorante, aunque,
aun no la próxima cosa.
Análisis

Reflexionar mientras observas un atardecer común y corriente, es una


observación y estado de meditación importante en la vida diaria de alguien, incluso
si lo vemos desde el punto de vista de las aves que disfrutan de su alrededor sin
importar quien creó o de donde proviene su entorno. La visión del ser humano es
esencial desde el punto de vista como los animales ven las cosas.

Por consiguiente, es bueno cuestionarnos si ¿Cumplimos el propósito del existir


que obtenemos de nuestras actividades diarias, por muy simples que sean? Es el
significado de la vida interno a la vida, también el poema nos transmite lo mejor de
la vida es que inherentemente en las muchas actividades que desempeñamos sin
ninguna razón, que se encuentra en un atardecer de alguna manera simple y
bella, sin embargo, se muestra esa visión interna, la satisfacción y la felicidad que
obtenemos de una simple transición.

La interpretación de mi punto de vista sobre el poema es que comúnmente hace


la afirmación de que hay un ámbito al que la vida conduce después de la muerte.
Nuestra vida en la tierra es valorada conel significado de nuestras acciones y
vivencias. Pero dentro de la visión de todos los seres vivos como las aves se
encuentran satisfacciones que ofrecen propósitos como un reino espiritual.
Para concluir que el poema es un reflejo de que una etapa sencilla como caminar
puede ser satisfactorio con un propósito que nos impulsa a vivir la vida en su
momento como atardecer si pedir explicaciones de donde viene y para que existe.
Fuentes bibliográficas

Blog de pinturas y opiniones del autor y recomendaciones literarias. (2018).


Poemas de Leroy Young. Recuperado el 23 de noviembre del 2018 de,
faustomarcelo.blogspot.com/2018/01/poemas-de-leroy-young.html?m=1

Amado Chan. (…) En la era de Chaucer. Recuperado el 23 de noviembre del 2018


de, ahí nomás, poesía actual Centroamericana y el Caribe.