Вы находитесь на странице: 1из 18

Introducción:

Aditivo es una sustancia química, generalmente dosificada por debajo del


5% de la masa del cemento, distinta del agua, los agregados, el cemento y
los refuerzos de fibra, que se emplea como ingrediente de la pasta, del
mortero o del concreto, y se agrega al conjunto antes o durante el proceso
de mezclado, con el fin de modificar alguna o algunas de sus propiedades
físicas, de tal manera que el material se adapte de una mejor forma a las
características de la obra o las necesidades del constructor. Los aditivos se
emplean cada vez en mayor escala en la fabricación de morteros y
hormigones, para la elaboración de productos de calidad, en procura de
mejorar las características del producto final. No se trata en ningún modo
de aditivos del cemento, pues la misión del aditivo no consiste en mejorar
el cemento, sino permitir la transformación o modificación de ciertos
caracteres o propiedades de un producto acabado, que, según los casos,
puede ser un hormigón, un mortero o una lechada para inyecciones.

Reseña Histórica:
Las primeras preocupaciones de los usuarios del hormigón fueron las de
regular la duración del fraguado, y sobre todo la de poder acelerarlo, así
como la de fabricar hormigones más impermeables. Hacia 1895 CANDLOT
en Francia y DYCKERHOFF en Alemania practicaron adiciones de cal grasa
con el fin de mejorar la plasticidad, algo más tarde en 1906 en los EEUU se
hizo lo mismo. En una publicación de 1926, se citaba la acción de productos
tales como: el alumbre, el jabón potásico, la caseína, la colofonia, las
materias albuminosas, la caliza y la arcilla en polvo, ciertos cloruros,
carbonatados, silicatos, sulfatos, etc.
Igualmente, a principios de siglo, se ensayó la incorporación de silicato
sódico y de diversos jabones para mejorar la impermeabilidad. Se
empezaba ya a añadir polvos finos para colorear el hormigón. Los
fluosilicatos se emplearon desde 1905 como endurecedores de superficie.
La acción retardadora del azúcar también había sido ya observada, un
artículo publicado en marzo de 1909 en la Reveu Des Materiaux de
construcción, menciona la influencia del azúcar sobre el fraguado.
La comercialización de productos que mejoran algunas de las propiedades
del hormigón, data de 1910; se trataba entonces de los
impermeabilizantes, se añadían a los hormigones destinados a la
fabricación de depósitos de agua, entibaciones, piscinas, etc.; así como a la
fabricación de morteros destinados a la reparación de obras subterráneas
de mampostería o de ladrillo cuyas juntas se hubiesen deteriorado.
En cuanto a los retardadores, si bien su comercialización no tuvo lugar hasta
bastante tiempo después, los efectos de ciertos productos eran conocidos
hacía tiempo. RENGADE demostró en 1929 que, amasando un cemento
sobre una lámina de zinc, podían introducirse indicios de ZnO, que actuaba
como un poderoso retardador del fraguado; atribuyó a esta circunstancia,
las discrepancias comprobadas en los tiempos de fraguado, halladas en
diferentes laboratorios, en los que se amasaba en unos si y en otros no,
sobre mesas forradas con plancha de zinc. Durante la última guerra los
estudios hechos en Alemania condujeron a la utilización de un 1% de ácido
fosfórico para el retardo de los hormigones. Esos retardos del fraguado
eran necesarios para poder interrumpir los trabajos en las obras
monolíticas de hormigón durante los ataques aéreos.
Los anticongelantes aparecieron en 1955. Más recientemente y gracias al
progreso de la industria química, las materias plásticas se fueron
incorporando al hormigón. Hace algunos años que los aditivos se
multiplicaron en muchos países. Los fabricantes ponen a punto productos
más adecuados a las necesidades de la construcción moderna.

Clasificación de
los aditivos astm
c 494:
Tipo A (aditivo reductor de agua):
Es un aditivo que reduce la cantidad de agua de mezclado requerida para
producir concreto de una consistencia dada.
Tipo B (Aditivo Retardador):
Es un aditivo que retarda el fraguado del concreto.
Tipo C (Aditivo Acelerador):
Es un Aditivo que acelera el fraguado y el desarrollo de la resistencia inicial
o temprana del concreto.
tipo D (Aditivo reductor de agua y
retardador):
Es el aditivo que permite disminuir la cantidad de agua necesaria para
obtener concreto de una determinada consistencia y retardar el fraguado.
tipo e (Aditivo reductor de agua y
acelerador):
Es un aditivo que reduce la cantidad de agua de mezclado requerida para
producir un concreto de una consistencia dada y acelera el fraguado y el
desarrollo de la resistencia inicial o temprana del concreto.
TIPO F (reductor de agua de alto rango o
superfluidificante):
Es un aditivo que reduce la cantidad de agua de mezclado requerida para
producir un concreto de una consistencia dada en un 12% o más.
TIPO G (Aditivo reductor de agua de alto
rango y retardante o superfluidificante y
retardante)

Grupos Principales
de Aditivos:
Se pueden distinguir dos grupos principales:

 Modificadores de la reología, que cambian el comportamiento en


estado fresco, tal como la consistencia, docilidad, etc.
 Modificadores del fraguado, que adelantan o retrasan el fraguado o
sus condiciones.
Los componentes básicos del hormigón son cemento, agua y áridos; otros
componentes minoritarios que se pueden incorporar son: adiciones,
aditivos, fibras, cargas y pigmentos.
Existen aditivos que incrementan la fluidez del concreto haciéndolo más
manejable, los aditivos que aceleran el fraguado son especialmente
diseñados para obras o construcciones donde las condiciones climáticas
evitan un curado rápido.
Los aditivos retardantes son usados en lugares donde el concreto fragua
rápidamente, especialmente en regiones con clima cálido o en situaciones
donde el concreto debe ser transportado a grandes distancias; esto con la
intención de manipular la mezcla por mayor tiempo.

Modificadores por su Reologia:


La reología (ciencia del flujo y deformación de la materia) del concreto es
una ciencia relativamente nueva; la medición de las propiedades
reológicas del concreto son importantes para la industria de la
construcción dado que el concreto es emplazado en su estado fluido.
Desafortunadamente dado la compleja composición de materiales del
concreto, este no permite establecer un método exacto para predecir su
flujo. Recientemente el uso más difundido de concretos de alto
performance ha dado lugar al estudio de concreto con propiedades
específicas para una aplicación. El ACI menciona algunas propiedades que
son “críticas para una aplicación”: trabajabilidad, compactación,
estabilidad, consistencia, compactación, etc. Los conceptos comunes
abarcan todas estas propiedades en definiciones como “la facilidad con
que el concreto puede ser mezclado, colocado, compactado y terminado”
o “la habilidad del concreto para fluir”, etc. Pero ninguna alcanza a definir
objetivamente las propiedades del concreto, varios intentos por definir de
la mejor forma las propiedades del concreto fresco se han dado algunos
investigadores han dividido estas en tres principales: - Estabilidad:
Exudación y segregación - Compactación: Densidad - Movilidad: Angulo de
fricción interna, adherencia y viscosidad.

Modificadores Del Fraguado:


Son aquellos aditivos cuya característica es que pueden retardar o acelerar
el tiempo de fraguado, con la única intención de lograr que en la
construcción se dé resultados favorables o convincentes al usarlos.
ADITIVOS TIPO A:
Al aditivo reductor de agua también se le conoce como aditivo
plastificante.
Al aditivo reductor de agua de alto rango también se le conoce como
aditivo
superplastificante o superfluidificante (que es el aditivo que reduce la
cantidad de
agua de mezclado requerida para producir un concreto de una
consistencia dada
en un 12 % o más).

CHEMA PLAST:

CHEMA PLAST es un aditivo reductor de agua y plastificante de color


marrón de uso universal, que hace posible diseñar mezclas de concreto de
fácil colocación. Permite una reducción de agua hasta 10%, generando
aumento en la resistencia a la compresión y durabilidad del concreto.
Tiene además propiedades de reducir la permeabilidad del concreto.
Cumple con los requerimientos de la norma ASTM C-494 tipo A.
SikaCem®-1 Plastificante en polvo:

SikaCem-1 Plastificante en Polvo es un aditivo plastificante para mezclas de


concreto, permite una reducción de agua de hasta 12%. SikaCem-1
Plastificante en Polvo no contiene cloruros y no ejerce ninguna acción
corrosiva sobre las armaduras.

Plastiment® TM-40:

Plastiment TM®-40 es un aditivo para concretos que puede ser empleado


como plastificante.
Aditivos Tipo B:
Sika® Retarder PE:

Sika® Retarder PE es un aditivo retardante de fragua que permite


mantener la trabajabilidad del concreto en el tiempo, exento de cloruros.
Chema Retardador:

CHEMA RETARDADOR es un aditivo que retarda el proceso de fraguado del


concreto y mezclas cementosas. Cumple con las especificaciones ASTM-
494 Tipo B. No contiene cloruros.

Aditivos Tipo C:
SikaCem® Acelerante PE:
SikaCem® Acelerante PE debe usarse cuando se requiera obtener concreto
con altas resistencias a temprana edad, reducir el tiempo de desencofrado
y facilitar el rápido avance de las obras, colocar concreto en ambiente frío
o efectuar reparaciones rápidas en todo tipo de estructuras.

Chema 3:

CHEMA 3 es un aditivo Acelerante de fragua para mortero y concreto que


puede ser empleado tanto en climas normales con temperatura ambiente
como bajo cero grados centígrados. Acelera el desarrollo de las
resistencias iniciales, haciéndose más notorio en temperaturas bajas.
Además, actúa como un anticongelante e inhibidor de corrosión del fierro
de refuerzo. Es adecuado para cementos Portland Tipo I y Tipo V,
puzolánicos. Libre de cloruros. Cumple con la norma ASTM C-494 Tipo C.
Aditivos Tipo D:
CHEMATARD 400:

CHEMATARD 400 es un aditivo que permite retardar la hidratación del


cemento. Ideal para estabilizar mezclas por largos periodos de tiempo sin
perder su calidad. Cumple con la norma ASTM C494 – tipo B y tipo D. No
contienen cloruros.
Aditivo Tipo E:
Chema 5:

CHEMA 5 es un aditivo acelerante de fraguado para concreto simple o


ciclopeos que proporciona altas ganancias tempranas de resistencia a la
compresión disminuyendo el tiempo de fragua y aumentando la
plasticidad de la mezcla. Ideal para morteros, pastas de cemento y
concretos ciclópeos. Contiene cloruros, no se recomienda su uso en
concreto armado. En caso de concreto armado utilizar Chema 3 o Chema
Estruct. Cumple con los requerimientos de la norma ASTM 494 Tipo C y
Tipo E.
Aditivo tipo F:
CHEMA MEGAPLAST:

CHEMA MEGAPLAST es un súper plastificante para concreto y mortero, a


base de policarboxilatos. Su formulación genera un amplio efecto
dispersante sobre el cemento. Ideal para concretos autocompactantes,
shotcrete y altas reducciones de agua. No contiene cloruros. Cumple con la
norma ASTM C494 tipo F.

SikaPlast®-326:

Aditivo líquido súperplastificante, reductor de agua de alto rango con


fragua controlada. No contiene cloruros y cumple con la norma ASTM C
494 Tipo A y Tipo F. SikaPlast®-326 se utiliza en la elaboración de
concretos para todo tipo de estructuras como concretos de plantas de
premezclado, especialmente diseñado para emplearse como reductor de
agua, plastificante o súper plastificante.

Aditivo Tipo G:
Sika ViscoFlow®-50:

Aditivo súper-plastificante de alto desempeño y mantensor de


trabajabilidad para concreto. Sika Viscoflow®-50 es un aditivo para
concreto específicamente desarrollado para incrementar el tiempo de
trabajabilidad y reducir el contenido de agua de amasado. Está diseñado
para producir concretos que necesitan mantener la fluidez por varias
horas. No contiene cloruros.
CHEMAMENT 290 G:

CHEMAMENT 290 G es un aditivo multifuncional que actúa como plastificante o súper


plastificante del concreto. Su formulación además lo define como reductor de agua de
alto rango y retardante para concreto. CHEMAMENT 290 G mantiene las propiedades
del concreto fresco durante un tiempo prolongado. CHEMAMENT 290 G actúa en
concordancia con los requisitos de la norma ASTM C494 – Tipo D y Tipo G.
Tiendas Que Lo
Distribuyen:
ANEXOS: