Вы находитесь на странице: 1из 7

ARTE DEL NEOCLASICISMO Y EL ROMANTICISMO

INTRODUCCIÓN

Se dedicará el presente ensayo a una exposición reflexiva acerca de las características principales y
diferencias entre dos corrientes artísticas, culturales y literarias denominadas como Neoclasicismo y
Romanticismo, que se desarrollaron a mediados del siglo XVIII hasta la segunda mitad del siglo XIX
con ideologías, principios, conocimientos y prácticas muy distintivas y opuestas entre si ya que el
Neoclasicismo surgió de un gran interés por la antigüedad clásica y durante el periodo de la Ilustración
(o Siglo de las Luces), dando preferencia a la razón por encima de la imaginación y de los
sentimientos; caso contrario el del Romanticismo que rechazó el racionalismo neoclásico a favor de
la sensibilidad humana y la individualidad. Algunos artistas como Rafael Mengs, Francisco Bayeu,
Francisco de Goya, Charles Baudelaire (poeta), Eugéne Delacroix, Theodore Gericault, también
teóricos y filósofos como Denis Diderot, François-René de Chateubriand, Victor Hugo (escritor) y
otros se nombran entre las figuras más importantes de la época que nos ofrecen una gran cantidad de
obras ejemplares y de teorías estéticas y filosóficas para entender cómo se desarrollaron estas
corrientes artísticas. Aquí veremos algunas cosas.

Desde la antigüedad clásica hasta finales del siglo XIX, el arte era concebido como una imitación fiel
de la naturaleza, la realidad inmediata y también de temas mitológicos y religiosos. Aristóteles llamó
como mimesis a este hecho, pero también dijo que el artista debía tener un enfoque libre que le
permitiese hacer una interpretación propia de la naturaleza, en lugar de copiar las cosas tal como las
ve. Poco a poco, las artes, en especial la pintura, van desligándose de esa función imitativa y
representativa para adquirir un carácter más subjetivo en la búsqueda de un nuevo lenguaje basado
en la plástica pura más allá de la figuración. Pero eso no se verá hasta comienzos del siglo XX,
mientras tanto surgieron varias corrientes artísticas representativas con características particulares,
como el Renacimiento, el Barroco, el Clasicismo y el Rococó hasta llegar al Neoclasicismo y el
Romanticismo.

ARTE DEL NEOCLASICISMO Y EL ROMANTICISMO

Durante los siglos XV y XVI se desarrolló el Renacimiento como un movimiento artístico y cultural
de vital importancia que marcó una transición entre la Edad Media hasta comienzos de la Edad
Moderna y se caracterizó por un acentuado progreso científico, humanístico y antropocentrista que
trajo consigo muchos cambios en las artes, las ciencias, las letras y las formas de pensamiento. Los
filósofos, teóricos y artistas del Renacimiento rechazaron el conocimiento medieval por el clásico,
con un gran interés por recuperar la antigüedad clásica grecorromana (lo que más tarde daría
lugar a la corriente del Neoclasicismo) y fundaron nuevos principios ideológicos que posicionan al
hombre como centro del universo sin desligarse de lo religioso que aun imperaba en Europa.

En las artes, especialmente en la pintura, surgieron nuevos temas y géneros artísticos como la pintura
de paisaje, los retratos, los temas mitológicos, el desnudo y otros. Los artistas ya no se veían
sometidos a las exigencias del arte solamente religioso, ahora podían trabajar con el tema de su
preferencia, pero siempre con un enfoque naturalista o de la imitación fiel de la naturaleza (mimesis)
lo cual fue el ideal de los pintores renacentistas. Con el tiempo, surgiría la necesidad del artista de
interpretar la naturaleza a su modo sin tener que imitarla al cual, intenta convertir esa actividad en
algo más imaginativo y original que parte de sus sueños, percepciones individuales del mundo que lo
rodea y el querer expresar algo añadiéndole un significado simbólico a su obra. Estas serían las bases
y principios del Romanticismo en el siglo XIX que llevaron a cuestionar a la tradición clásica. Y
ahora sí, vayamos a lo que realmente interesa de este ensayo.

El Neoclasicismo surgió a mediados del siglo XVIII como movimiento cultural, artístico y estético
vinculado estrechamente con la corriente filosofía de la Ilustración que defiende el poder del
conocimiento humano para combatir la ignorancia, por esta razón el siglo XVIII es conocido como
el “Siglo de las Luces” y se creía fervientemente en el progreso. Otro hecho histórico y simbólico
muy importante de ese periodo fue la Revolución Francesa acontecida entre 1789-1799 que trajo
consigo una serie de transformaciones políticas, ideológicas, económicas y sociales que afectaron no
solo a Francia, también a toda Europa occidental y finalizó con la victoria de Napoleón Bonaparte;
fue el inicio de la democracia moderna y la Edad Contemporánea.

También hubo importantes repercusiones dentro de las artes que debían reflejar los conocimientos
intelectuales que los filósofos, ilustradores y enciclopedistas defendían. Así mismo, el Arte
Neoclásico se caracterizó en que el artista debía seguir las típicas normas académicas del arte; los
artistas y escritores griegos eran los modelos a imitar por ese gran interés en la antigüedad clásica que
devino de excavaciones arqueológicas y re-descubrimiento de piezas de arte clásico que se dieron en
este siglo. Se da preferencia a la razón por encima de los sentimientos, ya no se escribía para
entretener si no para educar (surgieron las novelas, los ensayos, sátiras, tratados, informes, etc.), las
obras debían respetar el sentido estético del buen gusto (equilibrio y serenidad) y ser creíbles en lo
que se imita a la naturaleza en su forma de crear las cosas. Fue un movimiento bastante intelectual y
rígido en ese sentido que trata el arte desde un punto de vista racional y didáctico.
La pintura neoclásica se caracteriza por el dibujo academicista por encima del color, la belleza en la
proporción y las luces (clara y difusa, con el fin de delimitar el espacio y las figuras), y los temas
principales serán los retratos, temas mitológicos y temas de historia. Entre los pintores más
reconocidos fueron Rafael Mengs, Francisco Bayeu cuya pintura fue de carácter religiosa e histórica
y también realizo murales en fresco (El Olimpo: batalla con los gigantes, 1764), José del Castillo,
José de Madrazo y el más importante de todos,
Jaques-Louis David de quien se destaca su obra
Juramento de los Horacios (1784) (a la derecha)
como una de las más ejemplares del estilo
neoclásico. S puede apreciar que los tonos de color
son un tanto apagados, que las figuras resaltan más
que el fondo (en un primer plano) debido a la
importancia de la historia del cuadro y los
personajes; es una escena muy racional donde la
única emoción que se puede percibir es la angustia
de las mujeres y la pincelada es tan pulida que no se distingue (es muy académica) ya que, por ese
entonces, el estilo individual del artista no tenía gran relevancia.

Otro de los artistas más importantes de este periodo y más, debido a su gran influencia en la evolución
de la pintura, fue Francisco de Goya que pintó retratos, escenas de género (caza, escenas galantes y
populares, etc), pintura histórica, religiosa y bodegón. Su obra más famosa y personal fueron las
Pinturas negras, una serie de murales llamados así por su empleo de tonos marrones, negros y grises
en consonancia con el tema que era la vejez, la muerte, la locura y otros de carácter social, religioso
y mitológico (Saturno devorando a su hijo, de 1819-1823 es un buen ejemplo). Ya esta etapa de su
obra se considera romántica (aunque primero fue neoclásico, así que se puede ubicar entre los dos
movimientos) y fue una gran inspiración para los pintores impresionistas.

Antes de terminar de hablar sobre el Neoclasicismo vale la pena mencionar a Denis Diderot (1713-
1784), quien fue un famoso ilustrador, filósofo, escrito y enciclopedista francés que junto con Jean
Baptiste le Rond d´Alembert redactaron y editaron la L'Encyclopédie que reúne todos los
conocimientos de la época. En sus numerosos ensayos (por ejemplo, el Ensayo sobre la pintura de
1761) habla del arte como una imitación verosímil de la naturaleza, donde lo real y lo moral se hayan
unidos ya que esta es la única forma en que el arte podría conmover. De acuerdo con su teoría del
arte y de lo bello, Diderot define la belleza como: “La conformidad de la imaginación con el objeto.
En la creación artística, el artista no debe copiar exclusivamente de la naturaleza, sino seleccionar
lo que vale la pena ser reproducido, y gracias a esta selección el arte superara a la naturaleza”
(Bayer, Raymond. Historia de la Estética, p-166). Ya nos está hablando de un arte como creación,
más allá de la simple imitación, lo que será fundamental para el arte romántico y en las demás
corrientes artísticas que vinieron después.

Ahora bien, el Romanticismo apareció más bien como una reacción en contra de la Ilustración y el
Neoclasicismo, defiende que el artista tenga la libertad de expresarse de acuerdo a su sensibilidad,
individualismo e imaginación. Se desarrolló a comienzos y hasta mediados del siglo XIX en Francia
cuando los filósofos alemanes (Kant entre ellos) empezaron a hablar de lo subjetivo y el sentimiento,
el arte ya no giraba en torno al hombre si no a la naturaleza de manera simbólica.

El arte romántico, en especial la pintura, se caracterizó por temas como la exaltación de los héroes y
combatientes (por la victoria de Napoleón), y también de los sentimientos en relación con dichas
escenas o frente a la naturaleza ya que también se pintaban paisajes. Se utilizaron diferentes técnicas
como el óleo, las acuarelas, grabados y litografías; la pincelada se vuelve libre, viva y llena de
expresividad con los contrastes de color (la luz y sus gradaciones son importantes) que hacen
desaparecer la línea del dibujo. Es una pintura muy emocional, subjetiva y expresiva que nada tiene
que ver con el arte neoclásico.

Algunos pintores muestran un dibujo más definido porque antes fueron neoclásicos y se vieron
influidos por la nueva pintura romántica, imprimiendo su obra de la emoción que le hacía falta. Entre
los pintores más importantes del romanticismo (con sus obras más representativas) tenemos Theodore
Gericault (La balsa de la Medusa, 1819) y Eugene Delacroix (La Libertad guiando al pueblo,1830)
en Francia, John Constable (La catedral de Salisbury, vista desde el jardín del palacio arzobispal,
1828) y Wiliam Turner (Lluvia, Vapor y Velocidad, 1844) en Inglaterra y Caspar David Friedrich en
Alemania.

La obra de Gericault refleja la tragedia del naufragio de la fragata de la marina francesa Méduse (los
supervivientes experimentaron terribles condiciones infrahumanas, como el hambre y la
deshidratación) que el artista eligió tratar para llamar la atención del público e impulsar su carrera,
aunque la obra también causó polémica; Delacroix con su obra hace una alegoría de la libertad
representada por la figura femenina, simbolizando las revoluciones burguesas del siglo XIX; John
Constable pintó diferentes vistas de la Catedral de Salisbury como estudios del clima y la luz; Y
William Turner se interesó en trabajar diferentes efectos atmosféricos y de iluminación para
difuminar los contornos de la figura, que en este caso es una locomotora viajando a gran velocidad
que apenas se distingue. La mayoría de sus obras
son de ese estilo, un estilo único dominado por la
luz, el color, las atmosferas y las pinceladas
sueltas cargadas de expresividad. Se dice que, al
igual que Goya, inspiró a los pintores
impresionistas.

Teóricos y escritores como Víctor Hugo (que


inició como clásico, pero luego se volvió
romántico) y Charles Baudelaire comparten sus apreciaciones sobre el arte romántico. Víctor Hugo
habla de lo grotesco y la unión entre lo bello y lo feo en el arte romántico: la misión del arte debería
ser rectificar la naturaleza y ennoblecer, es decir, el artista debe saber elegir lo más característico de
la naturaleza sobre lo bello (que considera relativo), ser ante todo original y tener la libertad de
expresarse con sus cualidades y fallos ya que sin eso lo bello no puede existir; cada artista tiene un
estilo y carácter únicos que se definen por la época en la que vive, los lugares que visita, las influencias
que recibe de otros y todo lo que aprende, donde reside la verdadera belleza de su obra (Bayer. Pp-
223-225). Más tarde, Víctor Hugo también habla de la libertad del arte romántico y de la sociedad
misma.

Por otra parte, Charles Baudelaire nos dice del Romanticismo lo siguiente, durante el Salón de Pintura
de 1846: “El romanticismo no se halla ni en la elección de los temas ni en su verdad exacta, sino en
el modo de sentir. Para mí, el romanticismo es la expresión más reciente y actual de la belleza. Y
quien dice romanticismo dice arte moderno, es decir, intimidad, espiritualidad, color y tendencia al
infinito, expresados por todos los medios de los que disponen las artes.”-Extraído de cita en
Wikipedia: Pintura romántica. Su obra es muy romántica como naturalista y simbólica ya que los
escritores también tienen la libertad de expresar sus sentimientos y gustos mediante un lenguaje muy
personal. Para Baudelaire, el arte está ligado a la abstracción, es purificador por la libertad expresiva
que permite y el artista debe tener fe en sus creaciones, allí es donde el encuentra la belleza.

CONCLUSIÓN

El siglo XVII y XVIII fueron épocas de gran innovación dentro de los diferentes ámbitos de la
sociedad, especialmente en las artes plásticas. Por un lado, tenemos un arte que se rige por la razón,
el conocimiento intelectual y arte clásico grecorromano, es el Arte Neoclásico; y del otro, se
encuentra un arte que defiende el individualismo, los sentimientos y la libertad expresiva más allá de
la razón, el Arte Romántico. En la actualidad, tanto los conocimientos teóricos como la praxis guiada
por la sensibilidad tienen el mismo nivel de importancia dentro del proceso creativo de los artistas
que a la vez son investigadores, crean y luego teorizan sobre lo que han hecho, buscan influencias de
los artistas del pasado para enriquecer sus obras y se plantean nuevas cuestiones para contribuir al
mundo del arte. Todo depende del camino que uno quiera seguir, pero teniendo en cuenta las
apreciaciones contemporáneas del arte y usando la habilidad y el ingenio para que esa práctica sea
fructífera y de nuestro disfrute.

Pero si tuviera que elegir por una de estas dos corrientes artísticas ya mencionadas, me iría por el
Romanticismo y también con el Simbolismo (corriente artística derivada del primero), el
Impresionismo (que es muy similar a la pintura romántica por la valoración de la luz, las pinceladas
sueltas y la interpretación de la naturaleza, aunque también tienen sus diferencias), el Expresionismo
y todas las corrientes artísticas posteriores que apelan a la capacidad creadora y expresiva del artista.
Debido a eso el arte no puede ser rígido y enteramente racional, o se perdería el elemento fundamental
sobre el que opera que es la sensibilidad humana y como herramienta de/para conocimiento social.
Ya los artísticas neoclásicos y románticos en aquel entonces le dieron un fin social distintivo al arte
(didáctico y liberador, respectivamente), para enseñar y hacer mejorías en la sociedad como decía el
escritor Víctor Hugo.

BIBLIOGRAFIA

-ArtEEspañA (Sf)- “Pintura neoclásica en España”-España. Disponible en:


https://www.arteespana.com/pinturaneoclasica.htm

-ArtEEspañA (Sf)- “Pintura y escultura romántica”-España. Disponible en:


https://www.arteespana.com/pinturaromantica.htm

-Bayer, Raymond (2da. Edición, 1980)- “La estética francesa del siglo XVII: el Clasicismo” y “La
estética francesa del siglo XIX”, Historia de la Estética [Libro digitalizado]. México: Fondo de
Cultura Económica. Pp. 159-169 y 271-298. Disponible en:
https://drive.google.com/file/d/1eBGvTVPvP57M2Ti2k0iYnyaEN-zaQr9L/view

-Gonzales Reoyo, Carolina y otros editores, redactores e ilustradores (2005)- “El Neoclasicismo”,
Gran Enciclopedia Espasa [Libro impreso]. Colombia: Espasa Calpe S.A y Editorial Planeta
Colombiana S.A. Tomo 14. Pp. 8384-8389.

-Gonzales Reoyo, Carolina y otros editores, redactores e ilustradores (2005)- “La Revolución
Francesa” y “El Romanticismo”, Gran Enciclopedia Espasa [Libro impreso]. Colombia: Espasa
Calpe S.A y Editorial Planeta Colombiana S.A. Tomo 17. Pp. 10096-10101 y 10252-10257.

-Fernández Pacheco, Javier (Sf)- “Neoclasicismo y Romanticismo”-Disponible en:


http://guindo.pntic.mec.es/jferna56/Neoclasicismoyromanticismo.pdf

-Fraga, Gabriel (Sf)- “Unidad I: Los ejes fundamentales. Neoclasicismo vs Prerromanticismo-


Material básico de apoyo para literatura en el Instituto Santa Elena, Uruguay. Disponible en:
https://aulico.files.wordpress.com/2008/10/sobre-la-ilustracion-y-el-pre-romanticismo-2017.pdf

-Fraga, Gabriel (Sf)- “Unidad I: Romanticismo y Simbolismo. Baudelaire y Mallarmé- Material


básico de apoyo para literatura en el Instituto Santa Elena, Uruguay. Disponible en:
https://aulico.files.wordpress.com/2007/12/material-sobre-baudelaire-y-mallarme.pdf

-Pleckler, Ana María (2003)- “Historia del arte universal de los siglos XIX y XX”-España: Editorial
Complutense. Volumen 1. Disponible en:
https://books.google.co.ve/books?id=gqBqhcqf9RQC&pg=PA121&dq=arte+romantico&hl=es-
419&sa=X&ved=0ahUKEwjlwKiwhNzeAhUKZd8KHfgaCpkQ6AEIOzAE#v=onepage&q=arte%2
0romantico&f=false