Вы находитесь на странице: 1из 12

“Año del Dialogo y la Reconciliación Nacional”

Universidad Nacional de la Amazonia Peruana

FACULTAD DE ODONTOLOGÍA

ASIGNATURA : Historia de la Odontología.

TEMA : Odontología del S. XX.


Odontología española y peruana.
Alimentación y Odontología cerámica

NIVEL - SEMESTRE : II– Tercero

CATEDRÁTICO : Dr. Manuel Meza Garay.

ALUMNA : Vásquez Ribeiro, Antonella.

FECHA DE ENTREGA : 06, agosto.2018

Iquitos – Perú
2018

1
ODONTOLOGIA DEL SIGLO XX

Hacia 1900 la profesión de dentista estaba muy bien establecida y era respetada
tanto en Europa como en Estados Unidos. Los sistemas básicos de la enseñanza
y práctica funcionaban sin problemas, y las organizaciones odontológicas
florecían en todas partes. Durante el siglo XX ocurrían cambios en todas estas
áreas, el equipo dental experimentará transformaciones maravillosas, se darán
pasos realmente revolucionarios en los campos de la odontología preventiva,
salud pública dental y odontología protésica.

Progreso en la enseñanza de la odontología

Antes de 1925, existían escuelas de odontología en América de varios niveles


de calidad, también existían una multitud de facultades asociadas a las
universidades como Harvard, Michigan y Buffalo. Algunas instituciones
independientes eran excelentes, ofreciendo una preparación adecuada para la
vida profesional; las que funcionaban estrictamente con fines lucrativos eran, sin
embargo, deplorables. Los niveles exigidos para la admisión en todas estas
instituciones eran muy bajos.

El gran ímpetu para el cambio en la enseñanza de la odontología vino con la


Primera Guerra Mundial. Ya en 1918 como una medida necesaria durante la
guerra, el Congreso ordenó la formación de un Dental Reserve Corps,
compuesto por graduados de "colegios dentales reconocidos". Se formó
también un Dental Educational Council (DEC) encargado de establecer los
requisitos de aceptación para acceder a las universidades

2
Desde 1800 la odontología había padecido una aguda esquizofrenia. Algunos
de sus profesionales la veían como una rama de la medicina, otros como un
campo independiente y separado. En Europa la estomatología (así se conocía
a la odontología) se enseñaban en las facultades de medicina después de que
el estudiante alcanzara el título de médico; en Estados Unidos la odontología se
enseñan en escuelas completamente separadas. .
Los afroamericanos se incorporan a la profesión
Hasta la década de 1950 las escuelas y organizaciones dentales de los Estados
Unidos eran muy discriminatorias. A los negros se les negaba la admisión en la
gran mayoría de las instituciones pedagógicas y sociedades profesionales.
Después de la segunda guerra mundial, hubo gran cantidad de demandas para
que la discriminación se acabara. En 1962 la American Dental Association (ADA)
decidió prohibir la discriminación racial, lo que provocó una gran participación de
los negros en las actividades odontológicas.
Poco a poco la presencia de los negros se hizo sentir en la población. En 1910
había sólo 478 dentistas negros y hacia 1930 ya había 1.773. A fines de la
segunda década del siglo, un pequeño grupo de profesionales negros
comenzaron a convertirse en líderes, inspirando a generaciones siguientes.
El índice de la literatura Dental
El siglo XX aportó a la odontología, al igual que a otras profesiones, una gran
proliferación de publicaciones (textos, libros de referencias y artículos). Arthur
D. Black, sabía lo importante que era la literatura profesional, no sólo para los
investigadores, sino para los dentistas en general que deseasen mantenerse al
día. También era consciente de la necesidad de un índice para los miles de
artículos de revistas que se publicaban cada año y decidió emprender el trabajo
personalmente.
El Fluoruro
Fue en 1874 cuando un grupo de dentistas reconoció por primera vez que el flúor
tiene un efecto preventivo sobre las caries dentales, sin embargo, no se habían
estudiado en profundidad sus efectos positivos o negativos sobre la salud dental
de las personas, por lo que su uso para este fin no fue considerado. Debido a
esto mismo, cuando en 1902 una compañía farmacéutica danesa intento
comercializar un producto fluorado para el cuidado de los dientes, un grupo de
profesionales se opuso firmemente y obligo a la compañía a desistir de la venta
de su producto. Estos hechos no alcanzaron mayor relevancia en la época y el
asunto fue olvidado, hasta que en 1908 el Dr. Fredrick McKay se interesó por la
salud dental de los niños de Colorado Spring, quienes presentaban manchas
marrones en el esmalte de sus dientes. En primera instancia el Dr. McKay asocio
las manchas con el consumo de agua corriente de la población, sin embargo, no
sabía con certeza porque sucedía esto. Pidió ayuda al gran G.V. Black y en 1918
publican “El moteado de los dientes, una imperfección endémica del desarrollo
de los dientes, hasta ahora desconocida en la literatura de la odontología”, en el
que señalan que el flúor en exceso es el causante de tales manchas.

3
Asistencia odontológica para niños
Se cree que en Alemania surgió la primera clínica dental gratuita para niños,
alrededor de 1902 por el Dr. Ernst Jessen. En Estados Unidos la primera habría
sido una clínica en Nueva Jersey en 1899, pero el mérito se le concede
normalmente a una establecida por la Rochester Dental Society en Nueva York
en 1901, que se encargaba de brindar atención a niños necesitados. Era
atendida por los médicos locales, los cuales trabajaban medio día gratis cada
mes, pero esto no dio resultados debido a que los turnos no se cumplían
adecuadamente. En esta instancia George Eastman, el hombre más poderoso
de la ciudad, decidió ayudarlos económicamente poniendo las siguientes
condiciones:
La idea fue un éxito rotundo y en 1915 se fundó el Eastman Dental Dispensary.
Entrego atención dental a niños y más tarde contribuyo a la formación a jóvenes
licenciados de odontología y, posteriormente, a la formación de higienistas
dentales. Eastman reprodujo su idea en otras ciudades como Londres, Roma,
Bruselas, París y Estocolmo.

Surge la odontología pública


En la década de 1950 surge en América la odontología pública. El primer curso
de estudios para licenciados en salud pública dental fue establecido en los años
1940 en la Universidad de Michigan. En 1960, Philip E. Blackerby impulso la idea
de un departamento de odontología que se relacionara con el entorno social, y
desde entonces casi todas las escuelas siguieron su idea teniendo como objetivo
la mejora de la salud dental de la población utilizando gran variedad de medios,
incluyendo clínicas, revisiones periódicas de los escolares y educación sanitaria.
La creación en 1950 del American Council of Dental Public Health ayudo mucho
a promover la salud dental en todo el mundo, dejando de ser ejercida
individualmente, en consultorios privados, para pasar a organizarse en grupos
de dentistas que trabajan en colaboración.

Publicidad y odontología
A partir de la década de 1960 se permite la publicidad a los dentistas, después
de una legislación del Tribunal Supremo. Estudios que se realizaron posteriores
a la implementación de esta técnica, demostraron que quienes respondían a
estos avisos eran generalmente personas que nunca antes habían recibido
alguna asistencia odontológica. Otra de las repercusiones fue el cambio de lugar
físico de las consultas, que ahora se encontraban en centros comerciales,
galerías o centros detallistas. Esta nueva fórmula acerco aún más a las personas
de todas clases sociales (en especial a la clase trabajadora) a una consulta
odontológica.

4
Nuevas modalidades de pago para tratamientos odontológicos
Nacen en esta época nuevas modalidades de pago para los a veces
inalcanzables tratamientos odontológicos. En Estados Unidos se crean
compañías de seguro, que, a cambio de un pequeño monto mensual, se
encargan de cubrir parte o la totalidad de un eventual tratamiento odontológico.
En Gran Bretaña, esta práctica se lleva a cabo desde el fin de la Segunda Guerra
Mundial, Noruega y Dinamarca proporcionan asistencia odontológica gratuita
para niños y planes especiales para adultos
Luxemburgo destaca con su procedimiento para estimular la odontología
preventiva: si una persona visita al dentista cada año para hacer una revisión
preventiva, el plan de seguros paga total de los gastos.
Desarrollo de las especialidades odontológicas.

1. La Ortodoncia
En 1880 el Dr. Norman W. Kingsley, considerado como el padre de la ortodoncia,
publico su libro el cual contribuyo incalculablemente, pues además de ofrecer
muchos procedimientos prácticos de su propia invención, como el anclaje
occipital, realizo el primer intento de sistematizar el tratamiento de las anomalías
de oclusión
La aparición de la ortodoncia como verdadera especialidad fue en gran medida
el resultado del esfuerzo de un hombre, Edward Hartley Surgery. Su interés y
sus conocimientos del tratamiento de anomalías de los maxilares lo llevaron a
ocupar el sillón de ortodoncia en el departamento de odontología de la
Universidad de Minnesota.

2. Cirugía Oral
La cirugía oral tiene sus orígenes como especialidad e la odontología en el
trabajo de Simon Hullihen, quien creó un ejercicio amplio de la cirugía oral en las
décadas de 1840 y 1850, conferencio además sobre su método y estableció un
pequeño hospital en Wheeling dedicado exclusivamente a pacientes de cirugía
oral.
James Garretson fue considerado fundador de la especialidad, recibió su título
odontológico en 1856. En 1869 fue nombrado cirujano oral por el hospital de la
Universidad de Pensilvania, título que fue el primer reconocimiento oficial de este
campo de la odontología, en ese mismo año también publico su primer libro de
texto sobre cirugía oral.
Uno de los cirujanos orales más famosos del siglo XX fue Varaztad Kazanjian,
que en 1915 se prestó voluntario con un grupo de colegas de la Universidad de
Harvard para servir en los campos de batalla en Europa, su extraordinaria
habilidad para construir férulas para heridas faciales y sus maravillosos

5
resultados en un tipo muy especializado de cirugía plástica, seguido de
restauraciones protésicas muy bien planeadas, hizo que su fama se difundiera
rápidamente por toda Francia.

3. La Odontopediatría
En 1923 catorce dentistas de Detroit, bajo la dirección del Dr. Walter McBride,
formaron el Pedodontic Study Club para mejorar las habilidades y el
conocimiento en el campo de la odontología infantil. El Dr. Samuel Harris, que
se unió al grupo en 1925, le animo a formar una organización nacional, y dos
años más tarde se formó una nueva agrupación a cargo de McBride como
presidente y Harris como secretario. Sus objetivos eran dobles: facilitar el
intercambio de información entre los interesados en odontopediatría, y aumentar
la conciencia del público y la profesión sobre la necesidad de más y mejor
odontología infantil.

4. La Periodoncia
La periodoncia tiene sus orígenes en el trabajo de John Riggs, que, como se
recordara, extrajo la primera muela bajo los efectos de la anestesia, la muela de
Horace Wells. Riggs introdujo sus técnicas para el tratamiento de las
enfermedades periodontales en el Congreso Medico Internacional de Londres en
1881, y desde entonces estas afecciones se han llamado enfermedad de Riggs.

Avances en técnica, equipos y prácticas

1. Las restauraciones.
A comienzos de siglo las restauraciones de dientes sólo podían realizarse
usando los distintos tipos de coronas. Implantar estas coronas en la boca
requería la desvitalización del diente, que además se ajustaban mal y eran
antiestéticos. Las restauraciones pequeñas se hacían con amalgamas de plata
o bien con hojas de oro.
En la década de 1880 William Taggart, un dentista de Freeport, Illinois, realizo
un método de incrustación muy preciso y que consistía en verter cerda fundida,
que luego de varios procedimientos la fue perfeccionando hasta llegar a colar las
primeras incrustaciones de oro ajustadas con precisión.
Ya en la década de 1960 se introduce las coronas de porcelana unidas con
metal, lo que ha permitido a los dentistas construir amplias y estéticas prótesis
fijas.
Nace también una nueva innovación la cual consiste en el uso de materiales
compuestos de obturación y resinas, resultados de una investigación que

6
intentaba reducir las caries en la superficie de los dientes en niños a través del
uso de selladores.
Otro método importante fue la fijación de brackets ortodóncicos a las superficies
de los dientes, eliminando la necesidad de embandar los dientes con metal,
procedimiento lento y antiestético. Los espacios entre los dientes podían
eliminarse y hasta cambiar su forma.

2. La construcción de dentaduras.
Algunos dentistas de otros países lograron contribuir importantes avances
durante el siglo XX, podemos destacar a Alfred Gysi, de Suiza, invento el primer
articulador realmente conseguido en 1909; este instrumento junto con el arco
facial, inventado por el Dr. George Snow, Nueva York, hicieron posible la
construcción de prótesis completas con una mejor oclusión. Las prótesis
mejoraron desde el punto de vista estético por el trabajo de James Leon
Williams, que en 1914 publicó un estudio relacionado en la forma de la cara con
la forma de los dientes.

3. Los equipos y procedimientos odontológicos.


La anestesia local había superado casi totalmente a los consultorios dentales
hacía el final de la primera década el siglo XX. Aunque la cocaína tuviera
propiedades adictivas y su tendencia a causar desprendimiento de los tejidos se
usaba frecuentemente. El desarrollo de la novocaína por el químico Alfred
Einhorn en 1904 revolucionó el ejercicio odontológico eliminando el dolor de la
mayor parte de los procedimientos dentales.
La mayor parte de los dentistas disponían de un equipo radiográfico, que les
permitía hacer radiografías de los dos maxilares completos en una sola película.
Los sillones dentales fueron modificados para permitir al paciente reclinarse
completamente, reduciendo las molestas tanto del paciente como del dentista.
Los ayudantes se han hecho indispensables, y la odontología llamada a cuatro
manos, en la que el dentista y su asistente trabajan en equipo, logrando ser un
método muy efectivo para manejar instrumentos.

4. La investigación.
En 1948 se dio un gran paso adelante cuando el Public Health Service de
Estados Unidos fundó el Nacional Institute of Dental Research (NIDR). La cual
juega un papel importante en la promoción de la investigación básica y aplicada
con relación a la odontología.
Una de las principales investigaciones se han desarrollado en el campo de las
caries, y algunos de los descubrimientos realizados por el Dr. Frank Orland de la
Universidad de Chicago, que a través de una investigación de ratones en una
7
cámara aislada demostró que el factor desencadenante del desarrollo de las
caries es producido por la bacteria Streptococcus Mutans. Así también como
otros descubrimientos.
ODONTOLOGÍA ESPAÑOLA
El primer título universitario de Odontólogo en España fue creado en 1901 por la
Reina Regente María Cristina de Habsburgo. Esta licenciatura se impartía dentro
de la Facultad de Medicina y se accedía a ella una vez completado el segundo
curso de la licenciatura de Medicina. Constaba de cinco años y sólo el quinto año
consistía en materias odontológicas, fundamentalmente Prótesis. Con la
regulación de los estudios de odontología se creó el Título de Odontólogo, que
permitió el establecimiento de una profesión diferenciada de la Medicina.
En 1910 se reforman los estudios de Odontología y se añade un año
odontológico más, incluyendo sobre todo la materia Odontología, que se añadía
a la tradicional Prótesis. Este año se crea asimismo la Escuela de Odontología,
adscrita a la Facultad de Medicina.
En 1944 se modificó de nuevo el título de Licenciado en Odontología y se
transformó en una especialidad de la Medicina. Con la Ley de Especialidades
Médicas se reguló la formación de las distintas especialidades de la Medicina y
se incluyó la Estomatología como una de ellas. Para llevar a cabo dicha
formación, se crearon los institutos y las escuelas profesionales.
La Escuela de Estomatología fue oficialmente inaugurada en 1945 en la Ciudad
Universitaria de la Universidad Complutense, en el emplazamiento que dispone
en la actualidad. En 1948 se reguló por ley el título de doctor licenciado Médico
Estomatólogo, por el cual los licenciados en Medicina deberían cursar dos años
de especialidad en las Escuelas de Estomatología. Este plan de estudios
constaba en el primer año de tres asignaturas: Odontología, Prótesis
Estomatológica y Estomatología Quirúrgica. En el segundo año se impartían:
Prótesis Fija, Profilaxis Estomatológica y Ortodoncia y Estomatología Médica.
El año 1957 se firmó en Roma, Francia, Alemania, Italia, Bélgica, Holanda y
Luxemburgo el tratado que sería la base de la Comunidad Económica Europea
o Mercado Común. Uno de los objetivos fundamentales desde su fundación era
la libre circulación de profesionales, lo que suponía una tarea compleja, al tratar
de homologar los distintos títulos profesionales. Con ese fin se crearon unos
comités de enlace, con la misión de elaborar unas directivas de formación de
obligado cumplimiento por todos los países miembros. Las Directivas Médicas
se publicaron en 1975 y contemplaban el desarrollo de la Estomatología en
Francia, Italia y Luxemburgo con una duración de tres años. Las Directivas
Sanitarias Dentales se adoptaron en 1978, definiendo los criterios de formación
mínima para la Licenciatura de Odontología como una formación universitaria
independiente de la Licenciatura de Medicina, de cinco años de duración.
En 1982,se creó el Protocolo para la creación de la profesión de odontólogo y la
formación universitaria de los odontólogos de acuerdo con las directivas
europeas. En enero de 1984, España ya es miembro de pleno derecho de la
Comunidad Europea, lo que exige regular las profesiones de acuerdo a las
directivas comunitarias. Igualmente, se regulan las profesiones auxiliares de
Protésico Dental e Higienista Dental. Este real decreto establece además las

8
directrices generales de los correspondientes planes de estudios que habían de
impartir las Universidades que crearan las correspondientes Facultades de
Odontología.
A partir del año 1987 comienza de nuevo la formación de Odontólogos en
España, con un plan de estudios de cinco años independiente de Medicina.
En 1987, el Ministerio de Educación promulga una ley por la que se establecen
unas directrices generales comunes para todos los planes de estudios
universitarios. De acuerdo a estas directrices, los planes de estudios deben
organizarse en una carga docente equivalente a créditos, con un valor horario
cada uno de 10 horas. Estos planes de estudios deben tener unas materias
comunes en todas las Universidades, que se considera fundamentales para la
formación y que se denominan asignaturas troncales. Cada Universidad podrá
establecer sus planes de estudios de un modo independiente, en los que además
de las materias troncales podrá establecer otras que considere obligatorias, y
ofertar otras con la consideración de optativas para permitir que el alumno diseñe
parte de su formación.
En 1990 se promulgaron las directrices generales propias de los planes de
estudios conducentes a la obtención del Título Oficial de Licenciado en
Odontología, en los que se definen 11 asignaturas troncales en primer ciclo y
otras 11 asignaturas también troncales en el segundo ciclo. Siguiendo estas
directrices, en 1994 se aprueba el plan de estudios de la Universidad
Complutense vigente en la actualidad.

ODONTOLOGÍA PERUANA
La odontología en el Perú como disciplina universitaria tiene aproximadamente
70 años con la creación de la primera facultad en la Universidad Nacional Mayor
de san Marcos, sin embargo, antes de que ello ocurriera, tuvo que pasar muchos
acontecimientos. En el Imperio Incaico asumían el papel de odontólogos los
Amautas, curanderos a quienes se les asignaba poderes divinos, posteriormente
en la época de la colonia las extracciones dentales estuvieron a cargo de los
"sangradores y barberos". Ya en la época republicana durante el gobierno del
Gral. Pedro Diez Canseco, el 23 de Julio de 1868, se crea la Sección Dental en
la Facultad de Medicina de la mencionada universidad motivada principalmente
porque el dentista extranjero tenía que inscribir su título en la Facultad de
Medicina. En ese entonces se consideraba al dentista como un práctico, que no
requería mucha preparación teórica. En 1879 se produce la guerra con Chile y
posiblemente cierran la sección dental, no sabemos en qué año de la
desocupación chilena se reabre la enseñanza, pues no hemos encontrado
documentos que señalen ese momento histórico. Lo que sabemos es las muchas
protestas por la deficiencia de la mencionada sección dental.
En el gobierno de Augusto B. Leguía y por motivos del Centenario de la
Independencia Nacional, se produce un cambio muy significativo, pues el 20 de
Junio de 1920 se crea el Instituto de Odontología, independizándose de la
Facultad de Medicina. El primer director del nuevo instituto fue el Dr. Marcelo
Obando quien posteriormente fue reemplazado, en 1922, por el Dr. Alberto

9
Protzel, y en 1923 por el Dr. Herman De Castro. Con ellos vino el comienzo de
una era de progreso. La Academia de Estomatología del Perú fue fundada el 15
de noviembre de 1929, bajo la presidencia del Dr. Ricardo Salazar Southwell,
graduado en Estados Unidos; y reconocida oficialmente el 30 de noviembre de
1930. El 29 de octubre de 1943 se promulgó la Ley N° 9838, con la cual se creó
la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de San Marcos.
En 1964 que se crea el Colegio Odontológico del Perú, cuya creación quedó
oficializada mediante la Ley No 15251, emitida por el Congreso de la República
y publicada en el diario oficial El Peruano, el 4 de diciembre del mismo año. Es
por ello que en nuestro país el Día de la Odontología Peruana es celebrado
anualmente cada 4 de diciembre.

LOS ALIMENTOS QUE NOS AYUDAN A MANTENER UNOS DIENTES


SANOS

El agua es indispensable para la vida y nos proporciona una buena hidratación


para todos los tejidos. Además, beber agua estimula la producción de saliva, que
neutraliza las bacterias que se encuentran en la boca.

Los alimentos crujientes como las manzanas, las zanahorias o las ramas de apio
comidas a mordiscos son una forma genial de limpiar la boca y los espacios
interdentales. Podemos incluirlos en ensaladas o consumirlos como snacks entre
horas.
También los alimentos ricos en polifenoles como las legumbres, las frutas y
verduras de color rojo (fresas, arándanos y frambuesas, berenjena y remolacha),
y bebidas como el té rojo y el té negro deben formar parte de nuestra
alimentación.
Los polifenoles actúan como un bactericida natural, haciendo que las bacterias
de la boca no proliferen.
La vitamina C contenida en frutas como la naranja, los kiwis o verduras como el
pimiento y el brócoli también hace que sean buenas para la salud dental, ya que
ayudan a mantener el colágeno en las encías.
El calcio y el fósforo forman parte de la estructura de distintos tejidos, entre ellos
los dientes, y podemos encontrarlos en los lácteos y en sus derivados: yogures
y quesos.
La Organización Mundial de la Salud recomienda que no más de un 10% de las
calorías totales de la dieta provengan de los azúcares, aunque hace poco se
había pensado en reducir esta cantidad a un 5%. Debemos ser conscientes del

10
azúcar que consumimos en nuestra dieta, tanto refinado como a través de los
productos procesados, para reducir su cantidad y la frecuencia de las tomas.
Estas medidas se deben complementar con las revisiones periódicas al
odontólogo y un buen cepillado, tras cada comida así como el uso de colutorios
sin alcohol y con flúor (una vez al día) y la seda dental fluorada (también una vez
al día).

ODONTOLOGIA CERAMICA
La historia de la cerámica dental se remonta al siglo XIX. En distintos momentos,
se han desarrollado y establecido las cerámicas dentales que hoy constituyen la
norma, como las cerámicas sobre estructura metálica y las cerámicas sin metal,
la cerámica de capas y la cerámica inyectada y las cerámicas de mecanizado
analógico y digital.
Años 50 y 60: los comienzos

Las primeras cerámicas comerciales no se aplicaban sobre estructuras


metálicas y se fabricaban para las clásicas fundas. Durante la década de los 60,
finalmente llegaron al mercado las metalocerámicas. Dado que su espectro de
color era simple, estas cerámicas ofrecían un rango limitado de posibilidades.
Inicialmente, el interés residía en obtener una unión segura entre el metal y la
cerámica.

Años 70: mejora de los materiales

Desde los años 70, se hace hincapié en diseñar restauraciones más naturales y,
con ello, más individualizadas. Llegó al mercado una mayor variedad de colores
para la caracterización. Unos esquemas de estratificación especiales
fomentaban las aplicaciones selectivas. La industria ofrecía una mayor variedad
de dimensiones para las capas. El objetivo era imitar la naturaleza lo mejor
posible.

Años 80 y 90: importantes innovaciones


Al principio, la metalocerámico seguía siendo el material de revestimiento
número uno. En los 90, los fabricantes introdujeron en el mercado las cerámicas
de bajo punto de fusión, que tenían la ventaja de tener ciclos de cocción más
cortos en estructuras doradas con valores altos de CET.

En 1991 apareció en el mercado la primera cerámica inyectada y comenzó la


historia de éxito de la tecnología de inyección. Con ello, se dio paso a la época
de las restauraciones «sin metal». En 1998 se produjo un avance en el desarrollo
de materiales: la primera generación de disilicatos de litio permitió nuevas
indicaciones y amplió las aplicaciones de las cerámicas inyectada.
Paralelamente, se desarrolló también un innovador cristal. Gracias a su
estructura, el cristal de fluorapatita permitió una reproducción perfecta de la
sustancia dental, junto con una luminosidad que no se había conseguido hasta

11
entonces. La vitrocerámica de fluorapatita proporciona incluso hoy una estética
prácticamente como la de la naturaleza. Simultáneamente a las
metalocerámicas, se establecieron las primeras cerámicas inyectadas, al
principio para restauraciones unitarias.

De 2000 a 2015: inyección, fresado, y cerámica cada vez más monolítica

Aunque el procesamiento digital para cerámicas dentales en consulta se inició


a mediados de los años 80, no fue hasta aproximadamente en 2000 cuando los
laboratorios también cambiaron radicalmente de dirección hacia lo digital. Las
restauraciones elaboradas digitalmente, como queda claro en la cerámica
de inyección, actualmente se han convertido en punteras. La fabricación digital
de cerámicas de alto rendimiento como el óxido de circonio, primero como núcleo
y después también como restauración monolítica, han despertado un gran
interés en los últimos años. Entretanto, existen además diferentes grados de
translucidez del óxido de circonio, que también permite obtener resultados
estéticos con este material.

El sistema de cerámica sin metal IPS e.max se considera una innovación pionera
en el ámbito de la cerámica dental desde las innovaciones de los años 90. En
2005 llegó al mercado y, desde entonces, ha sentado nuevas bases en lo
relevante a las propiedades mecánicas y ópticas. La razón es que por primera
vez existe un sistema de cerámica sin metal integral modular que une materiales
de alta resistencia y altamente estéticos para las tecnologías de inyección y
CAD/CAM y, por ello, hace posible que estén disponibles toda clase de
indicaciones, desde restauraciones unitarias hasta puentes de varias piezas. La
elección del grado de translucidez depende de los requisitos clínicos de cada
uno de los pacientes y de la técnica de fabricación deseada. Las restauraciones
con IPS e.max se han probado clínicamente millones de veces. Por eso, no
sorprende que el sistema IPS e.max y, con él, la vitrocerámica de disilicato de
litio, gocen actualmente de un extraordinario éxito. Después de 25 años de
cerámica inyectada, ahora es posible por primera vez inyectar pastillas de
cerámicas policromáticas para elaborar restauraciones monolíticas altamente
estéticas.

12