You are on page 1of 21

UNIVERSIDAD NACIONAL DE UCAYALI

Facultad de ciencias agropecuarias


Escuela académico profesional de agronomía

 CATEDRA: FISIOLOGIA VEGETAL CÓDIGO: EEQOR11

 TÍTULO: SOLUCION DE PROBLEMAS EN NUTRIION MINERAL

 DOCENTE: DR. FERNANDO PEREZ LEAL

 INTEGRANTES: YACHI HUACHO, CRISTOFER 0002160965

 CICLO ACADÉMICO: 2018-I

 FECHA DE ENTREGA: 21 / 08 / 18

1
PUCALLPA – PERÚ
2018

2
3
I. PRESENTACION
Los seres vivos intercambian con su entorno materia y energía. Los nutrientes son
las moléculas, o iones, imprescindibles que una planta toma del medio que le
rodea y que le permite mantener sus estructuras y reacciones metabólicas y
crecer.
Existen marcadas diferencias entre plantas y animales desde el punto de vista
de la nutrición. Las plantas requieren agua, luz y nutrientes de naturaleza
inorgánica, mientras que los animales, además de agua y nutrientes inorgánicos,
necesitan fuentes de energía (moléculas con capacidad energética, como
hidratos de carbono), moléculas esenciales y vitaminas que no son sintetizadas
por el animal.
En las plantas, los minerales y el agua son absorbidos primeramente del suelo a
través del sistema radical; aunque bajo condiciones de sequía el agua de la
niebla y el rocío pueden entrar a la planta a través de las hojas.
En las plantas el agua cumple múltiples funciones. Las células deben tener
contacto directo o indirecto con el agua, ya que casi todas las reacciones
químicas celulares tienen lugar en un medio acuoso, para que un tejido funcione
normalmente requiere estar saturado con agua, manteniendo las células
turgentes. Todas las sustancias que penetran en las células vegetales deben
estar disueltas, ya que en las soluciones se efectúa el intercambio de sustancias
nutritivas entre células, órganos y tejidos.
El agua como componente del citoplasma vivo, participa en el metabolismo y en
todos los procesos bioquímicos. Una disminución del contenido hídrico va
acompañado por una pérdida de turgencia, marchitamiento y
una disminución del alargamiento celular, se cierran los estomas, se reduce la
fotosíntesis, la respiración y se interfieren varios procesos metabólicos básicos.
La deshidratación continuada ocasiona la desorganización del protoplasma y la
muerte de muchos organismos.
Como promedio el protoplasma contiene 85 a 90% de agua, e inclusive los
organelos celulares con un alto contenido en lípidos, como cloroplastos y
mitocondrias tienen 50% de agua, el contenido de agua de las raíces
expresado en peso fresco varia de 71 a 93%, el de los tallos de 48-94%, las
hojas de 77 a 98%, los frutos tienen un alto contenido entre 84-94% , y las
semillas por lo general poseen de 5 a 11%.
La nutricion foliar constituye ademas una de las principales formas de absorción
de los elementos minerales. Esta forma de absorcion de nutrientes por la planta
ha sido utilizada ventajosamente para suministrar a las plantas fertilizantes y
algunos micronutrientes, asperjando las hojas con soluciones acuosas o
suspensiones de nutrientes minerales.

4
II. DEDICATORIA

A los profesores por encaminarnos en nuestra lucha por ser un profesional con
valores dentro y fuera del trabajo.
A la universidad por ayudarnos a superarnos cada día más.
A nuestros padres, por impulsarnos a seguir adelante.

5
III. RESUMEN
Denominamos “Nutrición Mineral” a la disciplina que se dedica al estudio de
cómo las plantas obtienen y usan los nutrientes minerales. Esta área de
investigación es muy importante en la agricultura moderna y en la protección
medioambiental. Un alto rendimiento agrícola depende de una adecuada
fertilización con nutrientes minerales. De hecho, el rendimiento de la mayor parte
de los cultivos vegetales aumentan de forma lineal con la cantidad de
fertilizantes que pueden absorber (Loomis y Connor 1992).
Para satisfacer la incrementada demanda de alimentos, el consumo de
elementos minerales primarios usados en los fertilizantes (Nitrógeno, Fósforo y
Potasio) se ha incrementado con el paso de los años. Sin embargo, las plantas
utilizan menos del 50% de los fertilizantes que se aplican en el suelo (Loomis y
Connor 1992).
Los nutrientes no absorbidos por la planta son lixiviados llegando a las aguas
superficiales y/o subterráneas, pueden quedar unidos a las partículas del suelo
y pueden contribuir a un aumento de la contaminación ambiental.

6
IV. INTRODUCCION
Se denomina “Nutrición Mineral” a la disciplina que se dedica al estudio de
cómo las plantas obtienen y usan los nutrientes minerales. Esta área de
investigación es muy importante en la agricultura moderna y en la protección
medioambiental. Un alto rendimiento agrícola depende de una adecuada
fertilización con nutrientes minerales (Loomis y Connor 1992).
La nutrición vegetal es el conjunto de procesos mediante los cuales los vegetales
toman sustancias del exterior para sintetizar sus componentes celulares o usarlas
como fuente de energía.
La nutrición recurre a procesos de absorción de gas y
de soluciones minerales ya directamente en el agua para los vegetales
inferiores y las plantas acuáticas, ya en el caso de los vegetales vasculares lo
absorven en la solución nutritiva del suelo por las raíces o en el aire por
las hojas.
Los seres vivos intercambian con su entorno materia y energía. Los nutrientes son
las moléculas, o iones, imprescindibles que una planta toma del medio que le
rodea y que le permite mantener sus estructuras y reacciones metabólicas y
crecer.
El contenido mineral de los tejidos vegetales es variable, dependiendo del tipo
de planta, las condiciones climáticas prevalecientes durante el período de
crecimiento, la composición química del medio y la edad del tejido entre otros.
La nutricion mineral se realiza normalmente en cultivos hidroponicos y
aeroponicos, que permitan cotrolar la forma precisa de concentracion de los
elementos minerales a estudiar, como tambien del pH.
Los elementos mineras suministrados al suelo para mejorar el crecimiento de las
plantas se ha llevado a cabo desde hace mucho tiempo. Desde hace más de
2000 años es conocido el efecto beneficioso o nocivo de la adicción al suelo de
elementos minerales como pueden ser cenizas, cal o sales.
Las investigaciones en el campo de las soluciones nutritivas todavía no se tienen
los medios nutritivos apropiados para el crecimiento de muchas algas, hongos y
otras plantas inferiores. A pesar de los grandes hallazgos en el área de la
nutrición mineral, la pregunta acerca de cuáles elementos son esenciales para el
crecimiento de las plantas no ha sido del todo resuelta y espera un
mejoramiento en las técnicas experimentales.

7
V. DESARROLLO DEL TEMA
En general, la masa fresca de la mayoría de las plantas herbáceas está
constituida por un 90% de agua y un 10% de masa seca. Del total de la masa
seca, el 90% está constituido por carbono, hidrógeno y oxígeno y solo el 10%
corresponde a los nutrientes minerales.
Las plantas requieren de los nutrientes minerales para realizar sus procesos
metabólicos y completar su ciclo de vida. Las plantas, no pueden vivir solamente
con el aire y el agua, sino que también necesitan cierto número de elementos
químicos, que por lo general, le son proporcionados a expensas de las sustancias
minerales del suelo y a través del sistema radicular. Aunque estos elementos
constituyen solo una pequeña porción del peso anhidro de la planta,
frecuentemente del orden del 2-10%, no dejan por ello de ser fundamentales
para el bienestar del vegetal, lo que explica sean considerados como elementos
esenciales para la nutrición.
El agua es esencial para los seres vivos, razón por la que es estudiada en
fisiología. Constituye únicamente el 0,00023% de la masa total de la tierra, con
un cubrimiento del 72% de la superficie terrestre. De los cuales, el 96,5% se
encuentra en los océanos y el 2,5% se encuentra como agua dulce.
A. PROPIEDADES GENERALES DEL AGUA
El agua líquida es un disolvente para sales inorgánicas, azúcares, aniones y
constituye un medio donde se desarrollan las reacciones bioquímicas. Dentro
de las propiedades más importantes del agua líquida está su constante de
disociación que se mantiene en 10-14 M. También, su densidad alcanza la
máxima expresión a 4 ºC de temperatura y a una presión estándar, un valor
de 1 g·m-3.
El calor de fusión para el agua líquida se cifra en 80 cal·g-1 a 0 ºC. Se
necesita 1 cal·g-1 para pasar de 14,4 a 15,5 ºC. Sus calores de
vaporización a temperaturas de 0, 25 y 100 ºC, son 596, 583 y 540
cal·g-1 respectivamente. Mientras, que su punto de ebullición al nivel del
mar se presenta cuando hierve a una temperatura de 100 ºC
Otra de las propiedades importantes del agua líquida es la presión de
vapor. Esta varia directamente con la temperatura y con el contenido de

8
humedad del aire, ya que, se presenta cuando los líquidos se evaporan
porque las moléculas se escapan de su superficie, así, a 20 ºC el agua
líquida tiene una presión de vapor de 0,0238 kg·cm-2. Su viscosidad es de
vital importancia por que es la propiedad que ofrece resistencia a las
tensiones superficiales. Varia de acuerdo con la temperatura, por ejemplo
de 5 a 25 ºC, disminuye de 1,516 a 0,872 kg·seg2 ·m -1. La atracción
capilar se origina por la tensión superficial y por la adhesión entre líquido y
sólido a la cohesión del líquido.
El potencial hídrico es una propiedad importante en los sistemas
suelo-planta-aire y está definido como el potencial químico del agua en un
sistema o parte de un sistema, expresado en unidades de presión, que,
consiste en el trabajo de una unidad de masa de agua ligada al suelo, o a
los tejidos de una planta, para llevarla de este estado de unión a un estado
de referencia, que corresponde a la del agua pura a la misma temperatura
y presión atmosférica.
En las plantas el agua cumple múltiples funciones. Las células deben tener
contacto directo o indirecto con el agua, ya que casi todas las reacciones
químicas celulares tienen lugar en un medio acuoso. Para que un tejido funcione
normalmente requiere estar saturado con agua, manteniendo las células
turgentes.
Como promedio el protoplasma contiene 85 a 90% de agua, e inclusive los
organelos celulares con un alto contenido en lípidos, como cloroplastos y
mitocondrias tienen 50% de agua; el contenido de agua de las raíces
expresado en peso fresco varia de 71 a 93%, el de los tallos de 48-94%, las
hojas de 77 a 98%, los frutos tienen un alto contenido entre 84-94% y las
semillas que contienen de 5 a 11%. La madera fresca recién cortada contiene
cerca de 50% de agua.
Todas las sustancias que penetran en las células vegetales deben estar disueltas,
ya que en las soluciones se efectúa el intercambio de sustancias nutritivas entre
células, órganos y tejidos. El agua como componente del citoplasma vivo,
participa en el metabolismo y en todos los procesos bioquímicos, una disminución
del contenido hídrico va acompañado por una pérdida de turgencia,
marchitamiento y una disminución del alargamiento celular, se cierran los
estomas, se reduce la fotosíntesis, la respiración y se interfieren varios procesos
metabólicos básicos. La deshidratación continuada ocasiona la desorganización
del protoplasma y la muerte de muchos organismos.
Los minerales y el agua son absorbidos primeramente del suelo a través del
sistema radical; aunque bajo condiciones de sequía el agua de la niebla y el
rocío pueden entrar a la planta a través de las hojas. La absorción foliar de los
elementos minerales ha sido utilizada ventajosamente para suministrar a las
plantas fertilizantes y algunos micronutrientes, asperjando las hojas con
soluciones acuosas o suspensiones de nutrientes minerales.
Las plantas requieren de los nutrientes minerales para realizar sus procesos
metabólicos y completar su ciclo de vida. Éstas pueden tomar los nutrientes del
suelo o a través de los sustratos utilizados en hidroponía.

9
Actualmente, hay 17 elementos aceptados como esenciales para las plantas;
entre los que se incluye el carbono, el hidrogeno y el oxígeno y los 14 restantes,
denominados macroelementos primarios, macroelementos secundarios y
micronutrientes.
Los macroelementos primarios son el nitrógeno, el fósforo y el potasio; los
macroelementos secundarios son el magnesio, el calcio, el azufre, y los
micronutrientes son el boro, el cloro, el hierro, el manganeso, el cobre, el
molibdeno, el níquel y el zinc. Además de los elementos esenciales, existen
algunos elementos importantes para la nutrición de algunas plantas, bajo
condiciones determinadas. A éstos se les denomina elementos beneficiosos,
porque son esenciales para algunos tipos de plantas o estimulan el crecimiento
de algunas especies, como es el caso del silicio, esencial para algunas
gramíneas y ciperáceas; del sodio, importante para las plantas CAM y C4 ; y
de otros menos estudiados como el cobalto, el selenio, el aluminio, el rubidio, el
estroncio, el bario, el titanio y el vanadio.
B. CLASIFICACION DE LOS ELEMENTOS MINERALES
Los elementos esenciales se pueden clasificar segun:
 LA CONCENTRACION EN LA PLANTA: (Epstein, 1994)

- macronutrientes (> 0.1%) N-K-Ca-Mg-P-S-Si


- micronutrientes (< 0.1%): B-Cl-Fe-Mn-Cu-Mo-Ni-Zn

 LA FUNCION BIOQUIMICA O BIOLOGICA: (Mengel y Kirby, 1987)

- elementos formadores de compuestos organicos: N-S


- elementos relacionados con la conservacion de energia: P-B-Si
- elementos que permanecen como iones: K-Na-Mg-Ca-Mn-Cl.
- elementos relacionados con reducciones de redox: Fe-Cu-Zn-Mo-Ni.

 LA MOVILIDAD Y LA TRASLOCACION EN LA PLANTA.

- elementos moviles: N-K-Mg-P-Cl-Na-Zn-Mo


- elementos inmoviles: Ca-S-Fe-B-Cu.

Con pocas excepciones, los elementos químicos esenciales para el desarrollo


vegetal parecen ser los mismos en todas las plantas superiores, y muchos de
ellos son también necesarios para los demás organismos vivos. En determinados
casos existen, sin embargo, algunos elementos que no parecen ser esenciales
para aquellos y solo son para otro grupo de seres.

10
Utilizando las técnicas de la química analítica y micrométodos de análisis
modernos se han identificado en los vegetales los elementos que se listan a
continuación:

Tabla 1. Concentración usual de los elementos en las plantas superiores

Son considerados como macronutrientes porque se acumulan en la planta en


cantidades considerables. El fierro, cobre, zinc, manganeso, molibdeno y boro se
encuentran en la planta en cantidades mucho menores que los macronutrientes y

11
se les conoce como micronutrientes u oligoelementos. Esta difundida clasificación
de los nutrientes según su abundancia en la planta tiene una validez relativa ya
que no son pocos los casos en los cuales algunos macronutrientes pueden
encontrarse en cantidades menores que ciertos micronutrientes.
Los nutrientes de la solución del suelo provienen de muchas fuentes, tales como
disolución de los materiales primarios, descomposición de la materia orgánica,
aplicación de fertilizantes, etc,. Una vez que está en solución, un nutriente puede
sufrir muchas y variadas reacciones.
Los elementos químicos que actúan como nutrientes forman parte de
biomoléculas estructurales o reguladoras, o actúan como cofactores de enzimas
o en la regulación de los potenciales osmóticos. La acción de los micronutrientes
se ejerce principalmente en la catálisis enzimática, ya sea como cofactores o
como componentes de enzimas.
C. MECANISMOS DE ABSORCIÓN MINERAL
El fertirriego consiste en la aplicación simultánea del agua de riego y de los
fertilizantes por medio de sistemas de inyección, generalmente de manera
localizada y con alta frecuencia de acuerdo a la demanda de las plantas. Es
importante tener en cuenta los mecanismos por los cuales los nutrientes son
absorbidos por la planta para responder a esta demanda. Estos mecanismos
son:
 INTERCEPTACIÓN POR RAÍCES: Las raíces permanecen en contacto con la
solución del suelo, encontrando e interceptando algunos de los elementos
presentes, siendo ésta contribución muy pequeña en relación con los otros
mecanismos de absorción. Esta interceptación se puede incrementar
aumentando la densidad de raíces jóvenes, como ocurre en los cultivos en
sustrato.
 FLUJO DE MASAS: Es el movimiento del agua y de los solutos de manera
conjunta y en una dirección hasta llegar a la superficie de las raíces como
respuesta a un diferencial en el potencial hídrico. La transpiración es el
principal fenómeno que afecta este movimiento de agua con elementos
disueltos en ella.
 DIFUSIÓN: Es el movimiento de las moléculas de agua desde un punto de
elevada, a otro de baja concentración, hasta alcanzar un equilibrio debido
a la actividad del potencial químico de las moléculas o iones.
Es importante tener en cuenta que el movimiento del agua en la planta está
regido por gradientes de potencial hídrico.
D. LA SOLUCIÓN DEL SUELO
la solución del suelo se obtiene a partir de lo que conocemos como extracto de
saturación. Esta “solución del suelo”, está compuesta por la fase líquida (solvente)
y los solutos que ocupan los espacios libres del suelo o del sustrato.
La porosidad depende directamente de su composición granulométrica. También,
el extracto de saturación se define como una solución que casi posee equilibrio

12
de electrolitos y que ocurre en condiciones de suelos o sustratos no saturados por
agua y es de gran importancia en la nutrición de las plantas.
La solución del suelo contiene cationes, aniones, moléculas inorgánicas y
orgánicas u órgano metálicas, que varían de acuerdo con las condiciones del
ambiente y de los materiales sólidos que forman el sustrato. Hacen parte de su
composición las sales solubles, las sales absorbidas, los compuestos precipitados
y los iones cambiables
En general, la concentración total de elementos en la solución del suelo es
pequeña. Los principales aniones en la solución son aquellos que no son
adsorbidos y los poco adsorbidos. Las proporciones en que participan los
cationes para equilibrar a los aniones antes indicados dependen de la carga de
los cationes, de la proporción en que contribuyen con los cationes cambiables,
del tamaño de los iones en su forma hidratada, y de las propiedades del
material cambiador de cationes.
En el suelo son de gran importancia los factores biológicos, las propiedades
físicas y químicas, la presencia y solubilidad de sus componentes inorgánicos y
orgánicos, su temperatura y la presión de los diferentes gases en la atmósfera
del suelo. Estos factores influyen en las concentraciones de los componentes de la
solución del suelo. Como resultado, la concentración de la solución del suelo es
muy variable. También se debe tener en cuenta el contenido de humedad del
suelo, así como, la concentración y la calidad de las sales en la solución, factores
que varían continuamente en el perfil del suelo a través del tiempo.
No todos los cultivos responden igual a una misma condición de humedad del
suelo o del sustrato para mantener la demanda evapotranspirativa. La
evaporación juega un papel importante ya que influye en la reducción de la
humedad del suelo y esto hace que la concentración de sales aumente,
especialmente en la capa superficial. Con el riego se busca aumentar el
contenido de humedad y redistribuir las sales en el perfil del suelo.
La absorción de los elementos nutritivos se efectúa por medio de los pelos
radicales. En condiciones normales pueden alcanzar una cifra de 200-300 por
mm2 de raíz, lo que significa una gran superficie de captación de nutrientes. El
aprovechamiento de estos nutrientes por las plantas depende de la capacidad
de almacenamiento del suelo o del sustrato, de un alto potencial hídrico, del
crecimiento y actividad de las raíces, de la aireación y la temperatura
apropiada, de la salinidad y del adecuado suministro de agua.
Para conocer la composición del extracto de saturación o solución del suelo se
debe tener en cuenta que éste está en equilibrio dinámico con la fase sólida del
suelo o del sustrato y que es difícil extraerlo, sin que sufra cambios de
importancia. Actualmente, se extrae usando tubos de porcelana porosa
cerrados en la punta, los que conectados a un tubo de succión variable permiten
una extracción rápida.
E. CRITERIOS DE ESENCIALIDAD
Sólo ciertos elementos son esenciales para las plantas. Un elemento esencial se
define como un elemento que es un componente intrínseco en la estructura o en el

13
metabolismo de una planta y cuya ausencia causa anormalidades, en el
crecimiento, desarrollo y/o reproducción de la planta (Epstein y Bloom 2005).
Arnon y Stout (1939), utilizando cultivos hidropónicos, establecio tres criterios
que debe cumplir un elemento para que pueda ser considerado como esencial.
Inclusive si un elemento ayuda a mejorar el crecimiento o un proceso
fundamental, no se considerará como esencial si no cumple con las tres reglas
siguientes:
 REGLA 1. Un elemento es esencial si la deficiencia del elemento impide que
la planta complete su ciclo vital. Todos los 19 elementos que aparecen en la
tabla N° 1, cumplen con este criterio y deben ser suministrados a una planta
para que germine, crezca, floree y produzca semillas
 REGLA 2. Para que un elemento sea esencial, este no se puede reemplazar
por otro elemento con propiedades similares. Ej. El sodio que tiene
propiedades similares que el potasio, no puede reemplazar al potasio
completamente; ya que trazas de potasio son esenciales en la solución.
 REGLA 3. El último criterio que debe cumplirse es que el elemento debe
participar directamente en el metabolismo de la planta y su beneficio no
debe estar relacionado solamente al hecho de mejorar las características
del suelo, mejorando el crecimiento de la microflora o algún efecto
parecido.
Las tres reglas anteriores pueden resumirse diciendo que: Un elemento es
esencial si la planta lo requiere para su desarrollo normal y que pueda
completar su ciclo de vida .

Tabla 2. Clasificación de los elementos minerales según su movilidad en el


interior de la planta y su tendencia a ser re-translocado durante la deficiencia.

Una vez que los elementos minerales son absorbidos por las raíces, éstos son
transportados (translocados) a otras partes de la planta, donde van a ser
usados en diferentes funciones biológicas. Otros organismos, como los hongos

14
micorrícicos y las bacterias fijadoras de nitrógeno pueden participar con las
raíces en la adquisición de nutrientes minerales.

F. SOLUCIONES EN PROBLEMAS DE LA NUTRICION MINERAL

 El diagnósticos de la fertilización, deben realizarse en base a las


condiciones reales del suelo y condiciones climáticas en donde se planea
establecer el cultivo y saber que cantidad de nutrientes se añaden.
 La fertirrigacion constituye la mejor forma de aprobechar mejor los
minerales, aunmentando la efeciencia de la fertilizacion y disminuyendo
problemas medioambientales causados por las lixiviaciones de nutrientes.
 Se debe fomentar la utilizacion de quelatos para estabilizar algunos
elementos metalicos, permitiendo asi su uso por la planta.
 La aplicacion o fertilizacion foliar permite utilizar la mayor parte de
nutrienetes añadidos a traves de las hojas.
 Al diseñar la nutrición mineral en un determinado cultivo, deberemos tener
muy claro cual debe ser el plan de riego y abonado inicial, así como la
posibilidad de incluir en este plan algún apoyo mediante pulverizaciones
foliares.

15
VI. CONCLUSION
El cultivo de vegetales representa en general, la acumulacion de esfuerzos
prolongados y persistentes realizados por el hombre hasta llegar a incrementar
su utilidad tanto cuantitativa como cualitativa, para la satisfaccion de sus
necesidades.
El diagnósticos de la fertilización, deben realizarse en base a las condiciones
reales del suelo y condiciones climáticas en donde se planea establecer el cultivo
y saber que cantidad de nutrientes se añaden.
En el suelo son de gran importancia los factores biológicos, las propiedades
físicas y químicas, la presencia y solubilidad de sus componentes inorgánicos y
orgánicos, su temperatura y la presión de los diferentes gases en la atmósfera
del suelo. Estos factores influyen en las concentraciones de los componentes de la
solución del suelo. Como resultado, la concentración de la solución del suelo es
muy variable. También se debe tener en cuenta el contenido de humedad del
suelo, así como, la concentración y la calidad de las sales en la solución, factores
que varían continuamente en el perfil del suelo a través del tiempo

16
VII. RECOMENDACION
 Para conocer la composición del extracto de saturación o solución del suelo
se debe tener en cuenta que ésta, esté en equilibrio dinámico con la fase
sólida del suelo o del sustrato, sin que sufra cambios de importancia.
 Cuando las raíces no pueden proveer a toda la planta, un nivel adecuado
de nutrientes en etapas críticas, debe realizarce la fertilizacion foliarpara
mejorar la estabilidad de la planta.
 Cuando la efectividad de una aplicación directa al suelo se ve disminuida,
debe realizarse un adecuado analisis del suelo, para asitener una respuesta
concreta y mejorar este aspecto.
 Cuando se detectan deficiencias en un estado avanzado del desarrollo de
la planta, es esencial una rápida corrección a través de fertilizacion como
fertirrigacion o fertilización foliar.

17
VIII. BIBLIOGRAFIA

 ALARCÓN A. 2000. Tecnología para cultivos de alto rendimiento (Alarcón


A., Ed.). Universidad Politécnica de Cartagena, Cartagena, 459p.
 AZCÓN-BIETO J. Y M. TALÓN. 2000. Fundamentos de fisiología vegetal. Mc
Graw Hill. Madrid, 522p.
 CABRERA R., EVANS R. Y J. PAUl. 1995. Cyclic nitrogen uptake by
greenhouse roses. Scientia Horticulturae (63) p 57-66.
 CHOW V. T., MAIDMENT D. R. Y L. W. MAYS. 1994. Hidrología Aplicada.
Mc Graw Hill. Bogotá, 584 p.
 FASSBENDER H. Y E. BORNEMISZA. 1994. Química de Suelos con énfasis en
suelos de América Latina. IICA, San José de Costa Rica, 420 p.
 FOTH H. D. AND B. G. ELLIS. 1997. Soil Fertility. Lewis Publishers, Michigan,
290 p.
 LÓPEZ-GÁLVEZ Y SEGOVIA. 1996. La fertilización. En: Sistemas de
producción e incidencia ambiental del cultivo en suelo enarenado y en
sustratos. LÓPEZ-GÁLVEZ, J Y J. M. NAREDO (eds.). Fundación
Argentaria-Visor Distribuciones, Madrid, p. 95-110.

18
 MARSCHNER, H. 1998. Mineral nutrition of higher plants. Academic Press,
San Diego, 889p.
 MEDINA, A. 1999. Manejo de la nutrición en el rosal después de la cosecha
de San Valentín. En: Mantenimiento de plantas de rosa, curso de
actualización profesional. Lee, R. (ed.). Centro de Investigaciones y asesorías
agroindustriales Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Chía, p.
31-48.
 NARRO, 1994. Física de Suelos con enfoque agrícola. Trillas, México, 195 p.
 RESH, H., 1992. Nutrición de las plantas. En: Cultivos hidropónicos: nuevas
técnicas de producción. Ediciones Mundi-Prensa, Madrid, p 23-48.
 SALISBURY, F. B. Y C. W. ROSS. 1992. Plant Physiology. (4th. Ed).
Wadsworth Publishing, Belmont, 662p.
 STREETER V. L. 1971. Mecánica de los Fluidos. Mc Graw Hill. México, 747 p.
 EPSTEIN E Y BLOOM AJ (2005). Mineral Nutrition of Plants: Principles and
Perspectives. 2nd ed. Sinauer Associates, Sunderland, MA.
 LOOMIS, RS Y CONNOR DJ (1992) Crop Ecology: Productivity and
Management in Agricultural System. Cambridge. University Press,
Cambridge.
 ARNON DI, STOUT PR. 1939. La esencialidad de ciertos elementos en
cantidad diminuta para planta con especial referencia al cobre. Planta
Physiol. (Abril de 1939). 14 (2): 371-375.
 MENGEL, K. Y KIRKBY, EA (1987) Principles of Plant Nutrition. Instituto
Internacional de Potasa, Worblaufen-Bern, Suiza.
 EPSTEIN, S., PACINI, R., DENES-RAJ, V., & HEIER, H. (1994). Individual
differences in intuitive relative to analytical processing of information.
Manuscript submitted for publication.

ANEXO

19
Imagen 1. Porcentaje de los elementos esenciales por peso seco del
tejido vegetal.

Imagen 2. Propiedades físicas del agua.

20
Imagen 3. Mecanismo de entrada de agua por medio de la raiz.

Imagen 4. Nutrientes esenciales para la planta en la solucion


del suelo.

21