You are on page 1of 8

ESCALA KINSEY

La Escala de Kinsey pretende describir el historial sexual de una persona o los episodios de
su actividad sexual en un tiempo dado. Se usa una escala desde 0, es decir,
exclusivamente heterosexual, hasta 6, es decir exclusivamente homosexual. Se ha caído
en malos entendidos cuando se ha hablado de la orientación sexual, particularmente la
bisexualidad, en términos de monosexualidad. En el Informe Kinsey, se usa un grado
adicional para la asexualidad. Su primera publicación se hizo en el libro Conducta sexual en
el varón (1948) por Alfred Kinsey, Wardell Pomeroy entre otros, que se extendió con el
trabajo Conducta Sexual En La Mujer (1953).

Presentando la escala, Kinsey escribió:

El varón no es quien representa estas dos poblaciones distintas, heterosexuales u


homosexuales. El mundo no puede ser dividido entre cabras y ovejas. Es un fundamento
de la taxonomía en que la naturaleza raramente se enfrenta con categorías separadas... El
mundo vivo es continuo en cada uno de sus aspectos. Mientras enfatizo la continuidad de
los grados entre las historias de los exclusivamente heterosexuales y los exclusivamente
homosexuales, ha parecido deseable el revelar algunos tipos de clasificaciones que
podrían estar basados en montones de experiencias heterosexuales y homosexuales, o las
reacciones en cada historia... A un individuo le puede ser asignada una posición en esta
escala, para cada periodo en su vida.... Una escala de siete puntos está más cerca de
mostrar los muchos grados que actualmente existen." (Kinsey, et al. (1948). pp. 639, 656)

Lo siguiente no es la escala original, es una adaptación extendida que rescata muchos de


los elementos de análisis:

Frecuentación Frecuentación
y/o y/o
Rango Descripción Detalles Atracción Atracción
entre gente entre gente de
del mismo sexos opuestos
sexo
El individuo por lo general no
desarrolla afecto que no sea
amistad con otros de su mismo
Exclusivamente sexo, sean heterosexuales u
0 0% 100%
heterosexual homosexuales. Las mujeres
pueden darse tratos más
afectuosos, como los saludos de
beso en la mejilla, algo no
normalmente visto entre los
hombres. Por lo mismo, es muy
normal que dos mujeres se den
más cariño, y debido a ello el
lesbianismo no ha sido tan
notable ni mucho menos
rechazado, al contrario, ha
provocado la fascinación entre
hombres, quienes irónicamente
rechazan una situación similar
entre ellos mismos. El
heterosexual la mayoría de las
veces puede no entender a los
homosexuales, pero cuando su
desacuerdo con ellos se
extralimita, se desarrollan
crecientes odios conocidos como
bifobia y homofobia. Nadie dice
que un heterosexual en realidad
si podría haber tenido algún
contacto sexual con gente del
mismo sexo, pero esto es en los
casos en que alguna vez lo
intentó por única ocasión para
determinar si le agrada o no, y
en algunos casos se encuentran
las violaciones homosexuales
totalmente contra la voluntad de
la víctima heterosexual. Pero
cuando un individuo que toda su
vida se consideraba
heterosexual sostiene relaciones
homosexuales más de una vez,
automáticamente deja de ser
heterosexual. La intimidad se
limita a darse sólo entre un
hombre y una mujer. El
heterosexual es compatible sólo
con heterosexuales y bisexuales
del sexo opuesto.
Heteroflexible El individuo acepta amistades de
1 en segundo cualquier sexo y preferencia 1%-25% 99%-75%
grado sexual. Se considera a sí mismo
como heterosexual, y todavía no
admite tener otra preferencia
sexual. Mayormente tiene
relación con el sexo opuesto,
aunque también elige a gente
del mismo sexo en ocasiones
remotas. El hombre
heteroflexible por lo general
adopta el rol activo con la pareja
o persona que elija para tener
relaciones, independientemente
del sexo de ésta última. El
hombre activo sólo acepta a su
pareja si tiene apariencia de
mujer, es decir, la pareja pasiva
del hombre (de sexo femenino o
masculino) está obligada todo el
tiempo a asumir el papel
femenino en el acto sexual, sea
o no mujer. Por ejemplo, un
hombre heteroflexible en
segundo grado obligará al
hombre gay pasivo a que asuma
un papel femenino, y
dificilmente acepta que éste
último asuma un papel o
apariencia varonil en el acto,
pues en ese caso la relación
fracasa. No se han conocido
todavía mujeres heteroflexibles,
debido a la creciente aceptación
del lesbianismo. La intimidad ya
no se limita a darse sólo entre
un hombre y una mujer, sino
también entre dos hombres (un
hombre con un travesti o
transexual) y dos mujeres de
forma muy ocasional. En este
rango, el individuo es
compatible con heterosexuales
del sexo opuesto, con
heteroflexibles de ambos sexos y
con bisexuales de ambos sexos.
Aunque el individuo ya puede
empezar a tener un ligero afecto
a otro del mismo sexo, aún sigue
siendo mayor la prevalecencia
en las relaciones que sostiene
con el sexo opuesto, y debido a
ello, aún trata de ocultar esas
fantasías que conllevan a una
posible preferencia sexual con
menor prevalecencia. Aún se
sigue considerando a sí mismo
como heterosexual, pero ya
siente una curiosidad por los de
su mismo sexo. Esto significa,
por ejemplo, que un hombre
heteroflexible en primer grado
acepta tener relaciones no sólo
con mujeres, travestis y
transexuales, sino también con
hombres que tengan apariencia
varonil (puede aplicarse en los
Heteroflexible
2 casos de compañerismo y 26%-49% 74%-51%
en primer grado
amistad, donde ambos
mantienen una relación en
secreto), pero en la mayoría de
los casos esto último es
interpretado como fantasía o
juego, además de que muchas
veces los individuos pasivos de
apariencia varonil requieren de
suerte para llenar las
espectativas en la relación con
hombres activos heteroflexibles.
Aunque en este rango todavía
no se enamora, ya mantiene
relaciones frecuentes con otro
individuo del mismo sexo pero
sin que ello signifique serle infiel
a la pareja de sexo opuesto. En
la intimidad todavía aún adopta
el rol activo con la pareja o
persona que elije para tener
relaciones. En este rango, el
individuo es compatible con
heterosexuales del sexo
opuesto, con heteroflexibles de
ambos sexos, con bisexuales de
ambos sexos, con homoflexibles
de ambos sexos y con
homosexuales del mismo sexo.
El hombre desea a otros
hombres y a las mujeres por
igual. La mujer desea a otras
mujeres y a los hombres por
igual. El individuo bisexual no es
muy notable, pero lleva sus
relaciones de manera más
abierta, y además puede
entender perfectamente tanto al
heterosexual como al
homosexual, por lo que es muy
difícil que se desarrolle algún
tipo de aversión u odio contra
ambos grupos. A partir de este
rango, el individuo ya se puede
enamorar de alguien del mismo
sexo de igual forma como del
3 Bisexual 50% 50%
sexo opuesto, y por lo mismo, la
fidelidad si juega un papel muy
importante en cualquier relación
que sostenga. El hombre
bisexual ya acepta parejas
varoniles en su relación, y
adopta en la intimidad el rol
inter, pero en diferentes casos
puede adoptar todavía el rol
activo. En este rango, el
individuo es compatible con
heterosexuales del sexo
opuesto, con heteroflexibles de
ambos sexos, con bisexuales de
ambos sexos, con homoflexibles
de ambos sexos y con
homosexuales del mismo sexo.
Homoflexible En este grado, al individuo
4 51%-74% 49%-26%
en primer grado supuestamente le empieza a
gustar menos el sexo opuesto.
En el caso de los hombres,
aprecian la belleza femenina sin
morbosidad y de forma más
equilibrada, es decir, deja de
enloquecer por el sexo opuesto.
La mujer sigue frecuentando a
los hombres, pero su desinterés
en ellos no es tan notable. El
hombre homoflexible puede
adoptar un rol activo, un rol
inter o rara vez un rol pasivo. En
este rango, el individuo es
compatible con heterosexuales
del sexo opuesto, con
heteroflexibles de ambos sexos,
con bisexuales de ambos sexos,
con homoflexibles de ambos
sexos y con homosexuales del
mismo sexo.
El individuo frecuenta
mayormente a los de su mismo
sexo que del opuesto, por lo que
las relaciones que lleguen a
tener con alguien del sexo
opuesto se limitan sólo a la
amistad. El hombre en este
rango puede adoptar el rol inter,
Homoflexible
el rol pasivo y rara vez el rol
5 en segundo 75%-99% 25%-1%
activo. El hombre busca
grado
mayormente parejas varoniles.
En este rango, el individuo es
compatible con heteroflexibles
de ambos sexos, con bisexuales
de ambos sexos, con
homoflexibles de ambos sexos y
con homosexuales del mismo
sexo.
Sólo pueden sostener relaciones
con gente de su mismo sexo,
Exclusivamente
6 que en el mejor de los casos 100% 0%
homosexual
también sea homosexual, pero
prácticamente pudiendo ser de
cualquier preferencia sexual,
aunque puede no estar de
acuerdo con las ideas de un
bisexual, por lo que muchas
veces puede desarrollar bifobia,
como consecuencia de una
previa heterofobia. En la
mayoría de los casos tienen más
amistades del sexo opuesto que
del mismo, así que ya se han
acostumbrado a la constante
convivencia con el sexo opuesto
que prácticamente no hay
intereses mayores, ya que ve a
los del sexo opuesto
prácticamente como parientes
(ejemplo de lo anterior lo
representan grupos como las
mariliendras). La mujer
homosexual tiene relaciones
totalmente sin riesgo con su
pareja, y por lo general adopta el
rol inter. El individuo
homosexual es compatible
primordialmente con
homosexuales del mismo sexo,
con bisexuales del mismo sexo,
con homoflexibles del mismo
sexo y con heteroflexibles del
mismo sexo.
Este individuo no se inclina hacia
X Asexual ningún grupo, y por lo general 0% 0%
no disfruta el sexo.

Informe Kinsey

Artículo principal: Informe Kinsey

 Hombres: El 11.6% de los varones blancos entre 20 y 35 años han tenido un rango
de 3 para este periodo de sus vidas.1
 Mujeres: El 7% de las mujeres solteras entre 20 y 35 años y el 4% de las casadas
entre 20 y 30 años daban un rango de 3 para este período de sus vidad. 2 Del 2 al
6% de las mujeres, entre 20 y 35 años, se colocaban en un rating de 53 Del 1 al 3%
de las solteras entre 20 y 35 tenían un rango de 6.4

 Se definió, por ejemplo, que el 60% de los hombres y el 33% de las mujeres
participaron al menos en una práctica homosexual manifiesta hasta los 16 años de
edad.