Вы находитесь на странице: 1из 4

Resumen del texto

Ensayos 1957 – 1974 de René Zavaleta Mercado

Cinco años de Revolución Nacional en Bolivia (1957)

La Guerra del chaco significó un retorno de Bolivia así misma, después de vivir más de cien
años mirando a Europa, y de los bolivianos a su destino como nación (Zavaleta, 2011). Por fin
iba a ver una conciencia sobre la realidad nacional y la población empezaría a darse cuenta que
las riquezas que tenía Bolivia no estaba beneficiando a los bolivianos, sino a los consorcios
extranjeros. Este sentimiento nacería durante la guerra, pero porque los soldados que venían
de distintos lugares de Bolivia recién se empezaron a conocerse unos con otros y se dieron
cuenta que todos ellos eran bolivianos.

Antes del conflicto bélico con Paraguay, Bolivia no era una verdadera nación debido a que
estaba invertebrada geográficamente, por su economía que era muy ineficiente al igual que en
la política, todo esto a causa de los pésimos manejos del poder a manos de la oligarquía.

En 1937, un excombatiente de la guerra entraría al poder. German Bush, quien en su gobierno


dio lugar al nacimiento de sentimientos de reivindicación a partir de una clase sino de una
nación (Zavaleta, 2011) y aquello empezó con la entrega de divisas mineras al Banco Central.
Tales medidas no les fue de mucho agrado a la denominada Rosca (individuos de la oligarquía)
por lo tanto, empezaron a crear una tensión insostenible para presionaron a Bush, que llegó a
tal grado que Bush se suicidó. Después de ello la Rosca volvió a retomar el poder ahora en
manos de Peñaranda, que en su gobierno se daría la Masacre de Catavi en 1942, dando un
resultado miles mineros muertos.

En 1943, RADEPA y el MNR darían un golpe de Estado a Peñaranda, luego tomaría el mando
del país, Gualberto Villarroel, quien definiría como amigo de los pobres. Inclusive en su
gobierno se daría el I Congreso Indigenista. Por eso generó rabia en la oligarquía quienes
impulsarían un golpe de Estado contra Villarroel. En 1946, Villarroel moriría colgado en uno de
los faroles de la Plaza Murillo.

El MNR, después de la muerte de Villarroel, vino a ser la encarnación política del sentimiento
bolivianista y la afirmación nacional, y por medio de un acoplamiento de las masas
fundamentales de la ciudadanía, pudo organizar una oposición poderosa y conquistar el poder,
primero por los medios plebiscitarios, pese al voto calificado, y luego por la insurrección
armada en abril de 1952 (Zavaleta, 2011).

Después de haberse dado la Revolución de 1952, al gobierno de Paz Estenssoro se le atribuía lo


siguiente:

- La economía pasó a ser planificada y dirigida de acuerdo a los intereses comunes.


- Se resarció al indígena de una injusticia secular y reincidente a través de la Reforma
Agraria.
- Se extendió la intervención en la constitución de poderes a una mayoría analfabeta
por medio del Voto Universal.
- Se trató de crear una escuela popular y única a través de la una reforma educacional
Pero luego hubo una inflación económica que era arrastrada desde la culminación de la Guerra
del Chaco que afecto de sobre manera al gobierno de Estenssoro, que para estabilizar la
situación se dio decretos llamados de estabilización monetaria que abrieron el comercio libre,
se ha impuesto un tipo de cambio único en relación al dólar (Zavaleta, 2011) y el préstamo de
25 millones de dólares de Estados Unidos.

La Revolución Boliviana y el Poder Dual (1962)

Cada hombre en cierta medida del tamaño de su país y que la nacionalidad es un elemento del
yo, que el yo individual no se realiza sino a través del yo nacional (Zavaleta, 2011). Como ya
existía esa conciencia nacional entre los habitantes de Bolivia, fue este sentimiento que
impulso a una parte del pueblo boliviano a realizar la Revolución de 1952.

El 9 abril de 1952 las nacionales de Bolivia liquidaron la República oligárquica compuesta de


generales borrachos y patriotas elegantes y etaperos eximios y emboscados aguerridos así
como de payasos y farsantes egregios (Zavaleta, 2011). Desde el nacimiento de nuestra patria,
ésta había sido gobernada por incompetentes ya que como tenían un poder económico y
político en el país, creían que sólo ellos podían gobernar Bolivia, pero estos gobernaban a favor
de su interés de clase y no en beneficio al pueblo.

El MNR no era entonces marxista ni sabía las propias dimensiones de su fuerza pero había
logrado, de hecho, un pacto que se movía. Era una montonera o, para decirlo en el lenguaje de
ese entonces, una “alianza” (obreros, campesinos y gentes de la clase media) (Zavaleta, 2011).
Acá Zavaleta nos explica que el MNR era una conformación de varios sectores de la sociedad
que estaba cansada de la incapacidad del gobierno, pero en sí de la oligarquía que dominaba
Bolivia, y su objetivo era sacarlos del poder para que el pueblo sea quien gobierno.

Sin embargo, a pesar de la alianza de varios partes de la población que tenían como interés
común de quitar el poder a la oligarquía , empezaría a existir contradicciones internas como
ser que los sectores pequeño – burgueses de las clases medias les interesaba crear un Estado
Nacional como fin en sí mismo, como una meta, para realizarse(pues el pequeño – burgués es
un burgués que no se ha actualizado), en tanto que a los sectores revolucionarios interesa el
Estado Nacional como un instrumento para crear un tipo de sociedad que, sin duda, tendrá que
ser precisamente socialista (Zavaleta, 2011).

También en uno de los ensayos de Zavaleta nos habla que en Bolivia la oligarquía no servía ni si
quiera como oligarquía, debido a que no producía nada y además no tenía intereses nacionales
como los tenía la oligarquía chilena.

También nos habla sobre la tesis del poder dual, donde el gobierno estaba conformado por el
MNR y la COB. La conquista de la revolución de 1952 era gracias los mineros y ellos tenían que
ser los que tomasen las riendas de Bolivia, pero al final cedieron esta responsabilidad al MNR
posibilitando el crecimiento de la pequeña burguesía nacional.

Después de la Revolución de 1952, la pequeña burguesía pasó a asumir la burguesía nacional,


sustituyendo a la burguesía antinacional, y su meta era desarrollar la industria a gran escala
para dar la aparición de un proletariado industrial. Posteriormente esta medida tendrá
resultados meramente antinacionales.
Mientras que los intereses del proletariado que luchaba contra el Superestado minero, que
pertenecía al núcleo del imperialismo, eran también los intereses de la Nación y por eso el
proletariado no era solamente una clase oprimida sino también una clase nacional y así la
lucha de clases, que en un principio parece un fenómeno relativo sólo a una sociedad
determinada y aparte se convierte en una lucha internacional entre las naciones proletarias o
naciones marginales y las naciones opresoras (Zavaleta, 2011). Por eso el nacionalismo de la
Revolución Boliviana es legítimo sólo cuando se funda en la lucha de clases. Por ello el obrero
era el verdadero que luchaba a favor de los intereses nacionales que ya que eran la fuerza
productiva principal del país.

Los Orígenes del Derrumbe (1965)

En 1964, se empezaría a aplicar la Doctrina de Seguridad Nacional con el golpe de Estado a


Estenssoro por parte del Gral. René Barrientos. Pudo haber resistencia por parte de los
militantes del MNR, pero para evitar una masacre, Estenssoro decidió entregar el poder e irse
exiliado a Perú.

Durante el gobierno del MNR, las postulaciones económicas de las Revolución van encajar muy
bien en la Alianza para el Progreso que es, en el mejor de los casos, el desarrollo inocuo dentro
de los límites de la semicolonia, lo contrario de un desarrollo revolucionario que, se supone, es
el fin de la semicolonia (Zavaleta, 2011). Esta medida aplicada tuvo sus cosas buenas como ser
el incremento del producto bruto en un 6.5%. Incrementa la esperanza de vida de 38 años a 50
años, debido a la mejora en la alimentación y en salud. A pesar de que esta medida dio un
avance significativo al país ésta a la vez no hizo someter bajo el imperialismo.

El Derrocamiento de Paz (1965)

El desarrollo en el gobierno de Estenssoro casi era nulo debido a que no existía una
planificación económica lo cual no existía un ahorro interno para el Estado, por consiguiente,
el gobierno tuvo que recibir ayuda económica de Estados Unidos. Quedando así dependientes
de los norteamericanos. Por tal motivo hubo muchas críticas hacía Estenssoro por sus
decisiones. A pesar de ello las masas buscaban en él a su caudillo, pero éste es a la vez un
intelectual y tal vacilación estará presente a todo lo largo del proceso de la Revolución. Se diría
que si de algo debe acusarse a Paz Estenssoro, no es de haber codiciado el permanente
caudillismo (como pensaba Siles) sino de haberlo asumido demasiado poco (Zavaleta, 2011).

Los antecedentes de la Revolución fueron gobiernos militares nacionalista como los de Bush y
Villarroel pero en un gobierno centralista los militares tienden a hacerse de
contrarrevolucionarios, esto a consecuencia del estrato en el que vive el militar. Por tanto la
misión en tema del ejército por parte de la Revolución es de crear un ejército nacionalista,
asignándole el papel de la defensa nacional de lo que se ha llamado la frontera interior, es
decir, la defensa de las clases nacionales frente a las clases extranjeras o antinacionales y de la
economía del país contra la mayor agresión que sufre la soberanía boliviana, que es la agresión
imperialista (Zavaleta, 2011). En realidad no pasó eso, por la ayuda económica que recibían de
Estados unidos y con esto se daba ya una invasión del imperialismo, donde poco a poco
fueron influyendo a los militares bolivianos para que luchen contra el comunismo; a esto se le
conoce como la Doctrina de Seguridad Nacional impulsada por el Departamento de Estado de
los Estados Unidos.

A principios de 1964, la embajada americana plantea a Paz Estenssoro, como condición para la
continuidad del plan de recuperación de la minería, el ingreso del ejército a los distritos
mineros…Paz se negó. El objetivo americano era doble. Primero, naturalmente se quería
liquidar la influencia comunista en ese foco color rojo ardiente para los Estados Unidos, que es
Catavi. Por otra parte, que es la principal, se quería que el ejército asumiera un poder de
supervisión sobre todo la política del país (Zavaleta, 2011). En si el gobierno estadounidense
quería controlar de cualquier forma Bolivia y eliminar toda clase de pensamiento comunista
debido a que se encontraba en plena Guerra Fría con la URSS. Ante de la negativa de
Estenssoro a Estados Unidos, Bolivia empezaría a ver los primeras ganancias en la minería
después de la nacionalización de la minas, así el gobierno se daría cuenta que la ayuda
americana no era esencial. Visto esto, Estados Unidos impulso el golpe de Estado a Estenssoro
a través de Barrientos.

Los Fracasos del Terror (1965)

Ya Barrientos en el gobierno y con el apoyo de Estados Unidos empezó a movilizar al ejército a


los centros mineros donde habría constantes enfrentamientos dejando miles de muertos,
sobre todo del mando minero, destituyó a todos los dirigentes sindicales, persiguió a los
revolucionarios. Quiso anular la nacionalización de las minas y eliminar a la COMIBOL para
luego promulgar el Código de la Minería siendo el objetivo de entregar el poder de las minas a
manos de capitales estadounidenses. Pero el pueblo no se dejaría someter ante el ejército,
imponiéndose con coraje a Barrientos y al imperialismo.