You are on page 1of 6

Cómo hacer un aire

acondicionado casero con una


célula de peltier
https://nergiza.com/como-hacer-un-aire-acondicionado-casero-con-una-celula-de-peltier/
Por
Carlos
-
14/10/2013
207

En Nergiza hemos hablado mucho de aire acondicionado, pero esta vez


queremos ir un paso más allá y hacer un pequeño cacharrito que podríamos
llamar “aire acondicionado casero“. Para ello vamos a utilizar una célula
de Peltier.
¿Qué es una célula de Peltier?
Este tipo de células funcionan por el efecto Peltier, éste se basa en que
cuando una corriente se hace pasar por dos metales o semiconductores
unidos por dos “junturas de Peltier”, se crea una transferencia de calor de
una juntura a la otra, provocando como resultado que una se enfría y otra

se calienta. Sería algo así como una mini bomba de calor lowcost sin
compresor, refrigerante ni otros elementos complicados, simplemente una
unión entre dos materiales.

Como una sola unión no produce a penas potencia, las células de Peltier
constan de multitud de uniones entre dos placas (normalmente son de 4×4
cm). Aunque tampoco se puede esperar que una de estas placas nos enfríe
un barril de cerveza ni mucho menos.

Este efecto es el que utilizan algunos botelleros que se usan para mantener
una temperatura moderada en su interior y también algunas neveras de
coche y sistemas similares.

Por cierto, ¿sabías que tenemos una guía en pdf titulada “No solo splits”
donde podrás leer cómodamente todo lo que necesitas saber sobre el aire
acondicionado y bomba de calor sin tener que saltar de post en post y de web
en web?.
Nuestro aire acondicionado casero
Vamos a ponernos manos a la obra entonces, para esta receta hemos
utilizado los siguientes ingredientes:

 Dos disipadores tipo microprocesador de PC con ventilador


incorporado (6€ en cualquier tienda de informática)
 Una fuente de alimentación de 12V y 8,5A (en una tienda de
electrónica/electricidad cualquiera)
 La famosa célula de peltier TEC1-12706 que puedes comprar en
una tienda física de electrónica por 18€ (como hizo el tonto que
escribe esto) o en Banggood por 2,35€gastos de envío
incluidos. (DataSheet de TEC1-12706).
 Otros materiales: pasta térmica, cables y algo que nos sirva de
aislante.

El esquema del montaje sería el siguiente:

Simplemente se trata de un sándwich disipador-Peltier-disipador. Es


necesario que ambas caras de la célula de Peltier hagan buen contacto con la
superficie de los disipadores, así que utilizaremos pasta térmica y
apretaremos bastante (¡benditas bridas!).

Ademas, como los disipadores son algo más grandes que la célula, hemos
rellenado esta zona con material aislante, aquí puedes utilizar casi cualquier
tipo de material que no sea conductor térmico.

Aunque el montaje se podría mejorar mucho, hemos conseguido que el lado


frío baje la temperatura a la que toma el aire casi 1,5ºC (de 24,7ºC a
23,3ºC), mientras que la que calienta lo hace unos 3ºC (de 25ºC a 28ºC)

En una prueba que hemos hecho instalando el lado frío en el interior de un


recipiente y dejando el lado caliente en el exterior, hemos
conseguido mantener la temperatura del recipiente sobre los 22ºC
mientras en el exterior estábamos a unos 25ºC.

Obviamente para hacer un aire acondicionado casero para una habitación con
este sistema necesitaríamos muchísimas células, o una célula muy grande
que no creo que se comercialice como tal. Para que os hagáis una idea,
hemos hecho una estimación de la potencia frigorífica generada por el
“mini aire acondicionado” y es de aproximadamente 15W mientras que el
consumo eléctrico supera los 40W, así que tampoco es un sistema muy
eficiente.

Otra particularidad que tendría nuestro inventillo, es que podemos ponerlo a


funcionar en “bomba de calor” simplemente con cambiar la polaridad en
la fuente de alimentación, de esta forma se pondría a calentar el recipiente y
enfriar el aire exterior.

Precaución: Por si a alguien se le ocurre la maravillosa idea de conectar la


célula a los 12V “a pelo”, sin hacer este montaje, que sepa que sin disipación
del calor generado, aunque una cara se enfría con respecto a la otra,
conseguiremos poner en menos de 20 segundos la cara caliente a 150ºC y la
“fría” a 100ºC, y como consecuencia tiraremos 18€ (ó 2,35€) a la basura ya
que la célula queda frita (sí, yo también pequé).

Hasta aquí la receta de hoy para hacer este “aire acondicionado casero” una
tarde lluviosa de domingo en vuestra casa, y luego tener un cacharro que no
sabes donde meter.
Actualización: En la misma página donde he comparado la célula parece
que han puesto a la venta un modelo de potencia superior para los más
aventureros.