Вы находитесь на странице: 1из 8

Cap223 7/6/06 09:01 Página 959

Sección 22 ■ Capítulo 223

Luxación del codo


F. Santonja, E. Ortín

Es la pérdida de contacto entre las carillas Divergentes


articulares de la paleta humeral con el cúbito
y la cabeza del radio. Siempre se asocia con Son raras. El cúbito y el radio se luxan y se
un desgarro extenso de la cápsula articular. disponen de forma divergente, para lo que
El codo es una de las articulaciones más se ha de producir rotura de la membrana
estables del organismo, por lo que para interósea, del ligamento anular y de la
luxarlo es preciso un traumatismo de alta cápsula de la articulación radiocubital.
intensidad. Es la segunda luxación en También existen subluxaciones posteriores
frecuencia tras la del hombro. fijas que no se reducen espontáneamente.
Su evolución es variable. La mayoría de las
luxaciones del codo evolucionan favorable-
Mecanismo
mente, pero algunos pacientes desarrollan
Las posteriores suelen producirse por meca-
rápidamente una rigidez de la articulación
nismo indirecto: caída sobre la palma de la
y unos pocos, una inestabilidad recurrente. mano con el codo en extensión y abducción.
Clasificación Exploración
Las clasificaciones de la luxación del codo
hacen referencia a la posición del cúbito Inspección
respecto al húmero tras la lesión.
Codo en semiflexión de 45° con aparente
Posteriores acortamiento del antebrazo. En visión poste-
rior se observa la deformidad ocasionada por
Son las más frecuentes (85%) y pueden ser la prominencia del olécranon (fig. 1).
posteriores puras, posterolaterales o poste-
romediales. La distinción entre ellas a veces Palpación
es difícil de precisar y pocas veces influye
Depresión (escalón) y exagerada prominencia
en el tratamiento.
posterior del olécranon. Pérdida del triángulo
Mediales y laterales de Nelaton (epicóndilo-epitróclea-olécranon)
con el codo en flexión.
Son poco frecuentes y condicionan un desgarro
importante de los tejidos blandos. La luxa- Movilidad
ción interna o medial suele ser una sublu- Hay una impotencia funcional absoluta.
xación, por lo que las lesiones de las partes Presenta fijación elástica que permite dife-
blandas son menores. renciar la luxación de la fractura supracon-
Anteriores dílea del codo, en la que sería posible (con
mucho dolor y crepitación) la movilidad
Muy poco frecuentes. pasiva del codo.

Cirugía menor y procedimientos en medicina de familia 959


Cap223 7/6/06 09:01 Página 960

Sección 22:
Procedimientos de traumatología, ortopedia, rehabilitación y medicina del deporte en medicina de familia

Figura 1.
a) Luxación posterior
del codo. b) Luxación
póstero-externa del
codo en un niño de
11 años.

a
b

Con frecuencia encontraremos inestabilidad, A veces puede precisarse realizar Rx compa-


pero raramente precisarán de reconstruc- rativas para estudiar los núcleos de osifica-
ción quirúrgica. ción durante el crecimiento.

Radiografía Procedimientos

Hay que solicitar dos proyecciones (A-P y 1. Reducción


lateral), que sirven para confirmar la luxa- Ha de realizarse lo antes posible. Sólo se
ción (fig. 2) y descartar fracturas asociadas procederá en atención primaria cuando no
por arrancamientos ligamentosos y capsu- existan fracturas asociadas.
lares (fracturas de la epitróclea, coronoides, Puede reducirse con varios métodos. Mediante
olécranon o de la cabeza del radio -fig. 3). tracción del antebrazo realizando una contra-

Figura 2. a) Rx lateral con


luxación posterior del codo.
b) Proyección A-P con luxación
póstero-externa del codo, en un
varón de 46 años.

a b

960 Cirugía menor y procedimientos en medicina de familia


Cap223 7/6/06 09:01 Página 961

Capítulo 223:
Luxación del codo

Figura 3. cirá la reducción espontáneamente al rela-


Proyección jarse la musculatura.
lateral de
una fractura Advertencias
de la cabeza
radial tras No han de realizarse maniobras intempes-
una luxación tivas ni movimientos bruscos por el peligro
posterior del de ocasionar una fractura en el codo (lesión
codo. mucho más grave que requerirá cirugía).
• Tras la reducción se ha de recuperar la
anatomía normal del codo (fig. 5a).
• Hay que explorar siempre los pulsos y la
sensibilidad distal, antes y tras la reduc-
ción.
• Se debe realizar sistemáticamente una Rx
tracción del brazo, que se va flexionando tras la reducción, para obtener la confir-
simultáneamente. Esta maniobra puede mación, así como para constancia docu-
complementarse ejerciendo una presión mental (Fig. 5b y c).
directa sobre el olécranon, para evitar los
• En caso de inestabilidad, puede volver a
desplazamientos laterales (fig. 4).
luxarse al colocar la inmovilización, por
El método de reducción de Meyn y Quigley lo que hay que tener presente esta even-
se realiza con el paciente en decúbito prono tualidad y vigilar la colocación de la férula
sobre una camilla con el antebrazo colgando (fig. 6).
a un lado de ella. Con una mano ejercemos
2. Inmovilización
una suave tracción de la muñeca y con la
otra mano podemos guiar la reducción del Codo en flexión a 90°, con férula o escayola
olécranon. desde la raíz de los dedos hasta el tercio
En caso de disponer de “dedales o cazamu- proximal del brazo.
chachas”, se puede reducir la luxación Inmediatamente tras la reducción debe
suspendiendo la mano de unos dedos y colo- tomarse el pulso radial, debido a que la
cando un contrapeso en el brazo. Se produ- arteria humeral puede quedar lesionada.

Figura 4.
Maniobra de
reducción
de una
luxación
posterior
del codo.

Cirugía menor y procedimientos en medicina de familia 961


Cap223 7/6/06 09:01 Página 962

Sección 22:
Procedimientos de traumatología, ortopedia, rehabilitación y medicina del deporte en medicina de familia

Figura 5. a)
Recuperación
de la anatomía
normal del
codo tras la
reducción. b)
Luxación
posterior del
b codo con arrancamiento de
la apófisis coronoides e
impactación del cuello del
radio. c) Rx control tras la
reducción de la luxación del
a codo. El fragmento de la
apófisis coronoides continúa
estando desplazado.
c

Cuando no exista pulso, se debe valorar repe-


tidamente el pulso y, en caso de no resta-
blecerse, habrá que derivarlo urgentemente
para la exploración quirúrgica, previo estudio
arteriográfico.
Tras la reducción, debe comprobarse el rango
a de flexo-extensión y cuando esté bloqueado
habrá que sospechar la existencia de un frag-
mento óseo intraarticular.
La estabilidad articular suele estar alte-
rada pero, sólo cuando exista una marcada
inestabilidad, deberá derivarse a trauma-
tología para posible tratamiento quirúr-
gico.
b

Material
• Algodón de 10 cm de ancho.
• Venda de hilo de 7,5 ó 10 cm de ancho
(venda de crepé o autocohesiva).

c • Venda de escayola de 10 ó 15 cm de
Figura 6. a) Varón de 31 años con luxación posterior ancho.
del codo y fractura del tercio anterior de la cabeza del
radio. b) Re-luxación al realizar el control radiográfico. Comentarios
También presentaba una fractura de la coronoides, por
lo que existía inestabilidad ósea. c) Se redujo la luxación
• La luxación del codo es una lesión propia
y estuvo inmovilizada durante 19 días, tras lo que se
inició movilización progresiva. del adolescente y del adulto joven.

962 Cirugía menor y procedimientos en medicina de familia


Cap223 7/6/06 09:01 Página 963

Capítulo 223:
Luxación del codo

• En los adolescentes es frecuente la avul- Figura 7.


sión del epicóndilo medial (fig. 7), que puede Fractura de
llegar a incarcerarse en la articulación. la epitróclea
en un
• Tiempo de inmovilización: clásicamente adolescente
se ha mantenido durante veintiún días. de 16 años.
Sólo en los casos de fractura asociada se
prolongará la inmovilización durante el
tiempo necesario para la consolidación de
la fractura.
• En la actualidad, cuando el codo es estable
se tiende a inmovilizarlo en flexión de 90º
durante una semana, iniciando la rehabi-
litación a continuación, pudiendo colocar
un cabestrillo durante dos semanas más. Figura 8.
Mujer de
• Si el codo es inestable sólo entre 0-60º, 59 años con
se inmoviliza igualmente durante una codera
semana y posteriormente se utiliza una articulada
codera articulada con bloqueo durante 4- por luxación
6 semanas, para evitar el arco de movi- inestable del
miento inestable (fig. 8). codo. La
codera se
• Si el codo es inestable entre 0-90º, suele reguló para
precisar tratamiento quirúrgico. permitir un
arco de
• La reducción puede estar entorpecida por
40-90º.
la interposición de fragmentos óseos o
partes blandas, debiendo efectuarse lo más
rápidamente posible para evitar complica-
ciones (alteraciones circulatorias, nerviosas, • El nervio mediano puede quedar atrapado
inestabilidad, etc.). Por todo ello, cuando en la reducción de la luxación, por lo que
no sea posible la realización de un estudio hay que volver a explorar su función tras
radiológico en menos de una hora tras la la reducción.
luxación, se procederá a su reducción con
• La lesión del nervio interóseo anterior es
maniobras suaves y después será el
difícil de diagnosticar, ya que no produce
momento de llevar a cabo una evaluación
más precisa. déficit sensitivo.

• La rehabilitación posterior debe ser inme- • Es preciso descartar los signos de incre-
diata, suave, activa y progresiva. mento de la presión compartimental en el
antebrazo y la mano. Probablemente el
• Las lesiones de los nervios cubital y indicador más precoz de la existencia de
mediano son frecuentes y banales. En isquemia sea la presencia de dolor con
general se recuperan completamente. La
una suave extensión pasiva de los dedos.
lesión del nervio cubital puede producirse
por una distensión en valgo o por compre- • La recuperación total de la movilidad puede
sión. prolongarse hasta las cuatro a seis meses,

Cirugía menor y procedimientos en medicina de familia 963


Cap223 7/6/06 09:01 Página 964

Sección 22:
Procedimientos de traumatología, ortopedia, rehabilitación y medicina del deporte en medicina de familia

aunque suele quedar una limitación resi- Figura 9.


dual de la extensión completa del codo (10 Grave
a 20°). fractura-
luxación del
• La osificación heterotópica es una compli- codo con
cación tardía. Se produce por la calcifi- osificación
cación del hematoma producido alrededor en la cara
de la articulación (fig. 9). Provoca limi- anterior que
tación de la flexión. Su aparición se producía una
importante
previene con la reducción precoz y una
limitación de
adecuada recuperación. No confundirla
la movilidad.
con una miositis osificante que es la
calcificación del hematoma de un
músculo estriado (generalmente en el
braquial anterior).
• En personas mayores de 50 años se
• Podemos encontrar calcificaciones ectó- reduce el tiempo de inmovilización a 10
picas en los ligamentos colaterales. La días (hasta que desaparezca el dolor y se
calcificación ectópica es la mineraliza- reduzca la inflamación). Es importante
ción de las partes blandas que no suelen que efectúen ejercicios de las regiones no
producir limitación funcional. No precisan inmovilizadas.
tratamiento (fig. 3b).
• Tras retirar la inmovilización, han de reali-
• Los masajes enérgicos, manipulaciones y zarse ejercicios activos del codo para incre-
estiramientos bruscos, durante el período mentar la amplitud articular y la fuerza.
de rehabilitación, realizados para conse- Están prohibidos los ejercicios pasivos
guir ganar rápidamente amplitud arti- forzados de flexo-extensión, ya que pueden
cular, suelen dar lugar a rigideces limitar el arco de movilidad articular.
residuales del codo.
• Las luxaciones recidivantes son infre- Complicaciones
cuentes y se deben a una insuficiente
cicatrización cápsulo-ligamentosa, sobre Son muchas las que pueden presentarse,
todo del ligamento colateral cubital. desde lesiones articulares (ligamentosas y
óseas) a las vásculo-nerviosas. En este tipo
Seguimiento clínico posterior de lesión es rara la recidiva.
• Clásicamente se ha mantenido la inmo- • El epicóndilo interno puede ser arrancado
vilización durante tres semanas, que es y, cuando está desplazado, puede quedar
el tiempo estimado para la cicatrización atrapado en la articulación. Hay que sospe-
de las partes blandas. Las revisiones han charlo cuando tras la reducción exista una
de hacerse en la primera y tercera limitación de la movilidad o un bloqueo
semanas (véase “Instrucciones al mecánico.
paciente”).
• La existencia de una fractura de la apófisis
• Cuando, tras la reducción, se comprueba coronoides (figs. 5 y 9) refleja un trau-
que el codo es estable, puede reducirse matismo grave del codo, ya que se suelen
el tiempo de inmovilización a una producir por el impacto de esta apófisis
semana. contra la tróclea del húmero. Cuando el

964 Cirugía menor y procedimientos en medicina de familia


Cap223 7/6/06 09:01 Página 965

Capítulo 223:
Luxación del codo

Figura 10.
a) Fractura del
cóndilo externo.
Precisará
tratamiento
quirúrgico.
b) Difícil
visualización de la
fractura del cóndilo
externo en la
proyección frontal.

b
a

fragmento sea grande precisarán osteosín- intentos (precisará anestesia general).


tesis para evitar la luxación recurrente. • Incremento del dolor que se intensifica con
• Lesiones nerviosas: la más frecuente es la la simple movilización pasiva de los dedos
de los nervios cubital y mediano, por lo que (posible síndrome compartimental de Volk-
es preciso explorar la sensibilidad y movi- mann). Habrá que retirar la inmovilización,
lidad de la mano. Suele recuperarse pron- elevar el brazo y enviarlo urgentemente al
tamente. En ocasiones puede aparecer una hospital.
parálisis tardía del nervio cubital.
Comentario final
• Lesiones vasculares: la afectación más
frecuente es de los vasos humerales. Es Realizar siempre una exploración vásculo-
preciso tomar siempre el pulso radial. En nerviosa antes y tras la reducción.
personas mayores puede ponerse de mani- Solicitar un estudio radiográfico tras la reduc-
fiesto tras un tiempo de producirse la luxa- ción, lo que servirá para confirmarla y para
ción. Precisa la valoración por un especialista documentar la reducción.
cardiovascular. Cuando no se consiga la reducción, se deri-
vará al paciente inmovilizado con una férula
Criterios de remisión braquial. Las tracciones violentas deben evitarse
por el riesgo de provocar una fractura, trans-
• Ante ausencia de pulso radial y de relleno
formando la luxación en una fractura-luxa-
capilar de las uñas (probable reparación
ción de pronóstico mucho más grave.
quirúrgica).
La interrupción laboral suele ser de cuatro
• Cuando exista cualquier fractura desplazada
a seis semanas, que se prolongará al menos
por avulsión (fig. 10) o fracturas osteocon-
a 8-10 semanas si se acompaña de fracturas
drales (probable osteosíntesis o exéresis).
por arrancamiento.
• Ante ruptura de ligamentos colaterales que
Como secuelas puede quedar una restric-
ocasionan inestabilidad articular (probable
ción de la flexo-extensión del codo (la
reparación quirúrgica).
pérdida de los 20 primeros grados de exten-
• En presencia de lesiones nerviosas. sión tiene una mínima repercusión funcional
• Toda luxación que no se reduzca tras dos en la mayoría de las personas).

Cirugía menor y procedimientos en medicina de familia 965


Cap223 7/6/06 09:01 Página 966

INSTRUCCIONES AL PACIENTE

Luxación del codo

• La luxación del codo es la segunda en frecuencia. Precisa una inmovilización


para la cicatrización de las partes blandas. El tiempo de inmovilización lo esta-
blece su médico.
• Acuda al médico si presenta alteraciones sensitivas o cambios de coloración en
los dedos.
• La presencia de edema distal suele indicar que no se ha tenido el brazo en alto,
por lo que debe colocar la mano a la altura del hombro (con cabestrillo) y, cuando
se siente o se acueste, ha de colocar una almohada o un cojín bajo la mano
para que ésta quede en alto.
• La presencia de dolor muy intenso (mayor que el de la lesión), con cambio en
la coloración de los dedos, es una situación de urgencia. Si se produce, debe
levantar mucho la mano y dirigirse a urgencias del hospital (por posible contrac-
tura isquémica de Volkmann).
• Mientras se mantenga la inmovilización ha de realizar: ejercicios activos de la
mano y muñeca del miembro superior lesionado; ejercicios isométricos y contra-
rresistencia de flexo-extensión del brazo, así como ejercicios de movilización
del hombro. La realización de estos ejercicios es de mayor importancia cuanto
mayor sea su edad. Si tiene dudas de cómo realizarlos, pida asesoramiento a su
médico.
• Realice el aseo del tronco y axila afecta.
• Tras la retirada de la inmovilización, debe ganar amplitud articular de forma
progresiva. No quiera recuperar la movilidad rápidamente porque suele ser contra-
producente. Está contraindicado colgarse pesos de la mano (por ejemplo, un
cubo de agua) o suspenderse asido por esa mano.

966 Cirugía menor y procedimientos en medicina de familia