You are on page 1of 51

Plan de formación, sensibilización, análisis de necesidades

formativas y creación de estructuras en materia


medioambiental con especial interés en los inmigrantes de la
comunidad de Castilla-La Mancha

Guía de sensibilización:
Edificación, urbanismo y medio
ambiente

Acciones cofinanciadas por la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Guadalajara,


Fondo Social Europeo y Fundación Biodiversidad

ACCIONES GRATUITAS dirigidas a trabajadores activos de PYMEs y profesionales autónomos relacionados con el
sector medioambiental que desarrollen su actividad en la provincia de Guadalajara

Acciones cofinanciadas por el Fondo Social Europeo en un 70% (para Objetivo 1) y un 45% (para Objetivo 3) y por
la Fundación Biodiversidad, en el marco de los Programas Operativos de "Iniciativa Empresarial y Formación
Continua" 2000-2006

“El Fondo Social Europeo contribuye al desarrollo del empleo, impulsando la empleabilidad, el espíritu de empresa,
la adaptabilidad, la igualdad de oportunidades y la inversión en recursos humanos”
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente Índice

Índice

1. Introducción ................................................................ 1

2. Acciones con impacto ambiental ........................................... 3

3. A tener en cuenta… ........................................................ 5


3.1. Recursos materiales utilizados..................................................................... 5
3.2. Residuos generados ......................................................................................... 6

4. Buenas prácticas en el sector de la construcción ........................ 8


4.1. Fase de redacción del proyecto ................................................................... 8
4.2. Actividades de derribo y puesta en obra ................................................ 15
4.3. Gestión de los residuos.................................................................................25
4.4. Vida útil ............................................................................................................33

Anexo I: Glosario .............................................................. 37

Anexo II: Marco Legal ........................................................ 41

Anexo III: Símbolos de interés .............................................. 43

Anexo IV: Direcciones de interés ............................................ 45

i
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 1. Introducción

1. Introducción

Esta guía surge por iniciativa de la Cámara de Comercio de


Guadalajara con la clara intención tanto de promover la
sensibilización como de facilitar la comprensión de los impactos
medioambientales derivados de nuestras actividades profesionales,
como son en este caso las relacionadas con el sector de la
construcción de edificios.

Debido al cada vez más creciente interés por las acciones


respetuosas con el medio ambiente, en todos los sectores
profesionales, se están elaborando las Guías de buenas prácticas
ambientales y de sensibilización con el objeto de ayudar a las
PYMES, en este caso en el sector de la construcción de Guadalajara,
a compaginar el respeto con el medio
ambiente con las exigencias de mercado.

Se trata de que esta guía sirva como


instrumento de consulta a todos aquellos
trabajadores implicados en el sector de la
construcción.

En la actualidad, el cumplimiento de la responsabilidad


medioambiental de las empresas requiere recursos formativos,
informativos y de sensibilización dirigidos a los propios
trabajadores.

Para facilitar su manejo, la guía está organizada según las


distintas fases a desarrollar en el proceso de construcción.

En cada una de esas fases se contemplan aspectos clave en los


que se han planteado algunas sugerencias orientadas a lograr
mejoras ambientales.

1
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 1. Introducción

Asimismo se incluye un anexo con referencias y aclaraciones


que posibilitan la obtención de información complementaria, en el
caso de que esta fuera necesaria.

2
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 2. Acciones con impacto ambiental

2. Acciones con impacto ambiental

Los impactos ambientales de cualquier actividad productiva se


clasifican en función de si se producen como consecuencia del
proceso de entrada de recursos (consumo, ya sea de productos,
agua, energía, etc.), del proceso de salida (contaminación y residuos)
o se deben directamente a la acción de la actividad sobre el
territorio en que se realiza (impactos sobre el espacio).

Una acción con impacto ambiental no tiene por qué ser


necesariamente rechazable, aunque debe ser paliada o
contrarrestada con medidas correctoras sobre el medio. Otras
pueden minimizarse para disminuir su impacto y, finalmente,
algunas no están permitidas por la ley.

A continuación se enumeran las acciones con mayor impacto


ambiental referidas a este sector:

• Gestión de los recursos:

8 Emplear áridos extraídos de canteras incontroladas.


8 Utilizar subbases no recicladas.
8 No usar materiales de construcción de la zona.
8 Emplear productos de un solo uso.
8 No realizar una buena gestión en los materiales de
construcción.
8 No realizar una buena gestión del consumo eléctrico ni
introducir medidas de ahorro.
8 Despilfarrar agua en las labores de obra.
8 No realizar un control de las herramientas y utillajes,
produciendo pérdidas e impidiendo el alcance de rendimientos

3
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 2. Acciones con impacto ambiental.

• Gestión de la Contaminación y los Residuos:

8 No gestionar los residuos, sobre todo los RCD's, de forma


adecuada.
8 No realizar la separación de los residuos ni depositarlos en el
lugar adecuado.
8 Verter productos químicos a la red de aguas residuales.
8 Utilizar pinturas con componentes tóxicos.
8 Utilizar aislantes con fibra de amianto.
8 No realizar un control de las emisiones sonoras en las
edificaciones.
8 No evitar derrames de líquidos de maquinaria y automoción.
8 Emitir grandes cantidades de polvo y aerosoles al medio

• Gestión del espacio ocupado:

8 Ocupar más espacio del necesario para la construcción.


8 Realizar grandes movimientos de tierra en zonas de
pendiente.
8 Compactar los suelos por el tránsito de maquinaria pesada.
8 Abrir caminos o vías “temporales” de forma inadecuada con el
fin de transportar materiales.
8 Derramar productos químicos en el suelo, produciéndose por
infiltración la contaminación de las aguas subterráneas.
8 Fragmentar los hábitats de las especies silvestres, que
provoca la extinción de éstas.
8 Extraer áridos de riberas y playas de forma incontrolada,
evitando así la regeneración del litoral.
8 Ocupar grandes extensiones de terreno para vertederos de
inertes.
8 Modificar o alterar el paisaje natural.

4
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 3. A tener en cuenta…

3. A tener en cuenta…

Es importante tener en cuenta los materiales que se vana


utilizar para el desempeño de la actividad así como los residuos
derivados de las mismas.

3.1. Recursos materiales utilizados


¾ Herramientas y Útiles de trabajo

Reglas, casco, vestuario de seguridad, mesa con paralex, llave


inglesa, tenazas, martillos, clavos, alambre, cortatubos,
sierras, palas, plana, cincel, paletas, cortafrío, nivel, plomada,
soldador, mazos, brochas, rodillos, cubos, masillas,
cortacristales, taladrador manual, pico, pala, carretilla, etc.

¾ Maquinaria y Equipos:

Ordenador, impresora, fotocopiadora,


mobiliario de oficina, grúas, hormigoneras,
compresores, andamios, dragadoras, rodillos,
carretillas hidráulicas, equipos electrógenos,
excavadoras, equipos de voladura, camiones,
etc.

¾ Materias Primas y de Consumo:

Cartuchos de tinta, tóner, papel, cemento, yeso, ladrillos,


tejas, baldosas, cristal, áridos, tubos de plástico y cobre,
mezclas bituminosas, agua, energía eléctrica, combustible
líquido, pinturas, piedra, plomo, barnices, pegamentos, tela,
moqueta, madera, metal, grasas hidráulicas y lubricantes,
herramientas, etc.

5
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 3. A tener en cuenta…

¾ Instalaciones y Otros:

Oficinas, baños, instalaciones provisionales, carreteras,


puertos, medio natural y terreno edificable en general, que
necesitan de instalación eléctrica, tomas de agua, sistema de
climatización, iluminación, sistemas de comunicaciones, vías de
acceso, estructuras de saneamiento, etc.

3.2. Residuos generados

¾ Peligrosos: Son residuos que necesitan una gestión


especial. Se trata principalmente de tóner de impresoras,
cintas de impresión de máquinas de
escribir, cartuchos de tinta, equipos
eléctricos y electrónicos fuera de uso,
pilas y baterías usadas, restos de
pinturas, restos de obra con componentes
tóxicos, como el amianto, aceites usados
de motor y otros líquidos de automoción,
productos químicos y sus envases, restos plásticos de PVC,
fluorescentes, absorbentes contaminados (bentonitas,
etc.), explosivos, etc., y cualquier envase que los haya
contenido.

¾ Residuos de construcción y demolición (RCD's): Son los


principales residuos de la familia profesional. Se trata
principalmente de tierra, piedras, escombros, elementos
metálicos, escorias, madera, dragados, aglomerados
asfálticos, vidrios de ventanas, etc.

La mayor parte de los RCD’s son de tipo residuos inertes,


es decir, aquellos que no experimentan transformaciones
físicas, químicas o biológicas significativas, se denominan
comúnmente escombros.
6
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 3. A tener en cuenta…

¾ Residuos voluminosos: Son restos de gran tamaño


producidos en las edificaciones, restos de estructuras
metálicas, andamios inutilizados, maquinaria deteriorada,
árboles de gran tamaño, tuberías, restos de colectores,
etc.

¾ Emisiones atmosféricas: La actividad provoca la emisión


de gran cantidad de polvo, partículas y humos provenientes
de la quema de combustible en las maquinas, así como de la
incineración descontrolada de residuos en las obras, que no
está permitida por ley.

Es necesario contemplar también en la


planificación de la obra la emisión de
ruidos derivados de las máquinas y los
impactos que tienen éstos sobre el
entorno.

¾ Vertidos: Uno de los principales impactos que produce


esta familia profesional son los derivados de los productos
químicos utilizados, como abonos, fungicidas, herbicidas y
pesticidas, que se acumulan y, mediante infiltración,
contaminan el suelo y las aguas subterráneas.

7
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

En la construcción, es de vital importancia tener en cuenta las


distintas fases que se llevan a cabo para su desarrollo. En cada una
de ellas se producirán impactos, generarán residuos, por lo que a
continuación se enumera y se advierten una serie de sugerencias
para que el trabajo sea respetuoso con el medio ambiente.

4.1. Fase de redacción del proyecto

Las pautas de la política ambiental de la


Unión Europea marcan claramente el deber de
contribuir, entre otras cosas, a la conservación,
protección y mejora de la calidad del medio
ambiente, a la protección de la salud de las
personas y a la utilización prudente y racional de
los recursos naturales. Además, identifican al principio de cautela
como una de las bases fundamentales de dichas políticas.

A partir de 1997 el Tratado de la Unión establece


que los requisitos de protección medioambiental
deben integrarse en las actividades con vistas a
fomentar el desarrollo sostenible.

La evaluación ambiental estratégica de planes y programas


facilita la atención a estas cuestiones, pero la etapa de redacción de
los proyectos también tiene una gran importancia a la hora de incluir
consideraciones que eviten repercusiones medioambientales
negativas.

En esta fase del proceso también es posible la integración de


una serie de factores que contribuyan a implantar soluciones más
sostenibles y eficaces.

8
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

De este modo, en la fase de proyecto, se respondería entre


otros, a los siguientes objetivos:

9 Aprovechar las condiciones ambientales favorables y controlar


las desfavorables.
9 Racionalizar el consumo de recursos naturales.
9 Prevenir la contaminación.
9 Avanzar en la eficiencia y ahorro energético.
9 Propiciar la separación en origen y la gestión ambientalmente.
9 Gestión correcta de los residuos.
9 Reducir el uso de materiales tóxicos y peligrosos
sustituyéndolos, en su caso, por otros alternativos.
9 Facilitar una movilidad sostenible.
9 Emplear tecnologías menos negativas para el medio ambiente.

4.1.1. Inicio de la redacción del proyecto

Al inicio es fundamental conocer la normativa del


emplazamiento y contemplarla, además de recopilar información
ambiental sobre las características topográficas,
geológicas, geotécnicas, microclimáticas, acústicas,
vegetación, fauna, y realizar un análisis de
soleamiento. Además es necesario aprovechar las
determinaciones del planeamiento para lograr una
optimización ambiental.

Si las determinaciones del planeamiento dificultan la


elaboración de un proyecto con criterios de sostenibilidad,
transmitir a los técnicos municipales las observaciones pertinentes
para favorecer los cambios hacia un planeamiento urbanístico
sostenible.

9
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

¾ Integración en el entorno

9 Incluir en el proyecto un apartado en el que se analice el


impacto ambiental previsible y las medidas a adoptar para
reducirlo. Incorporar las tecnologías mas adecuadas para
lograr el menor impacto ambiental negativo.
9 Buscar la mayor integración de la edificación en
el entorno.
9 Elegir la forma del edificio
posibilitando su óptimo comportamiento ambiental
y energético.
9 Emplear elementos vegetales para mejorar el
confort climático y para contribuir a la
biodiversidad florística y faunística del
entorno.

¾ Tipología edificatoria

9 Orientar las fachadas y distribuir los espacios interiores para


optimizar las aportaciones solar, lumínica y los intercambios
térmicos y acústicos.
9 Optimizar la iluminación natural y propiciar la ventilación
natural cruzada. Incorporar protecciones solares en zonas
climáticas en las que sea problema el exceso de insolación.
9 Disponer espacios que permitan realizar una cómoda
separación domiciliaria de los residuos domésticos. Prever
espacios comunes en la planta baja y con buen acceso para
guardar bicicletas, cochecitos infantiles para el
almacenamiento de residuos destinados al reciclaje.

10
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

¾ Elementos constructivos

9 Aplicar soluciones constructivas que permitan la reutilización y


el reciclaje de los residuos de
construcción y proyectar los elementos
constructivos para optimizar el uso de
recursos y minimizar la generación de
residuos.
9 Incrementar el aislamiento térmico superando los mínimos
exigidos por normativa actual.
9 Prever la preinstalación para sistemas solares térmicos y
fotovoltaicos en el edificio.
9 Prever el aislamiento térmico de las superficies en contacto
con el suelo para evitar pérdidas de calor o realizar estudios
para aprovechamiento térmico.
9 Calcular el aislamiento en la cubierta
atendiendo al microclima y a la orientación.
9 Estudiar las fachadas según orientaciones y
utilizar materiales aislantes térmicos.
9 En ventanas utilizar preferentemente carpintería de maderas
procedentes de explotaciones sostenibles, y tratada con
productos no tóxicos y emplear vidrios adaptados a las
orientaciones que eviten la transmisión de calor y permitan
optimizar la iluminación.
9 Divisiones interiores: Posibilitar la realización de
modificaciones según las necesidades de los habitantes, con un
mínimo consumo de recursos y generación de residuos.

11
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

¾ Instalaciones

Es fundamental la incorporación de instalaciones eficientes en


el consumo de agua y energía, sencillas de utilizar por los usuarios
así como elegir equipos y elementos estandarizados y de fácil
reposición.

9 Saneamiento: Diseñar instalaciones en las que se separen las


aguas negras de las limpias para permitir el uso de estas en
riegos, inodoros, limpiezas u otros usos.
9 Agua caliente sanitaria: Colocar contadores individuales para
fomentar un uso racional. Aislar las tuberías de agua fría y
caliente.
9 Riego: Diseñar sistemas que reduzcan el consumo de agua con
programadores, sensores de humedad y que empleen energía
procedente de paneles fotovoltaicos.
9 Calefacción y refrigeración: Calcular el sistema atendiendo a
las características de cada vivienda y
las necesidades de climatización según
el uso de los espacios. Minimizar los
equipos de refrigeración. Utilizar
calderas de alta eficiencia y bajas emisiones de NOx y SOx, y
equipos de refrigeración que no empleen CFC ni HCFC en
fluidos ni en aislantes.
9 Electricidad e iluminación: Realizar una zonificación que
permita aprovechar la luz natural. Utilizar luminarias y
lámparas de máxima eficiencia y larga duración.
9 Electrodomésticos: Elegir los mas eficientes en el consumo de
recursos.

12
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

¾ Materiales de construcción

9 Elegir materiales sanos, de bajo contenido energético, de bajo


impacto ambiental y nula incidencia negativa sobre la salud de
trabajadores y usuarios. Además, duraderos, fácilmente
reparables, desmontables, estandarizados reutilizables y
reciclables.
9 Eliminar materiales perjudiciales para el medio ambiente y la
salud de las personas.

¾ Programa ambiental

9 Redactar un programa de buenas prácticas ambientales en la


fase de puesta en obra (normativa ambiental, pautas para la
gestión ambientalmente correcta de recursos y residuos, plan
de información al personal que participará en la obra y listado
de proveedores de materiales y productos sanos).

Además información para los usuarios de las viviendas en un


manual que propicie un comportamiento de los ocupantes acorde
con los requisitos para el óptimo funcionamiento de la
edificación y de los sistemas instalados.

¾ Presupuesto

9 Incorporar una partida dedicada a gestión medioambiental que


incluya, entre otros datos, el costo de la gestión de los
residuos (separación, almacenamiento, transporte, depósito o
entrega).

13
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

• Pasos importantes:

9 Recopilación de la información necesaria sobre el territorio


objeto de edificación.
9 Buscar la mayor integración de la edificación en el entorno.
9 Optimización en la orientación de edificios y aprovechamiento
del espacio.
9 Utilización de materias primas reutilizables y reciclables,
aislamiento térmico adecuado.
9 Utilización de instalaciones eficientes en el uso de la energía y
el agua. Consumo respetuoso.
9 Emplear materiales no peligrosos para el medio ambiente ni la
salud de las personas.
9 Redacción de un programa de buenas prácticas para la
concienciación de trabajadores y usuarios de las viviendas.
9 Planeamiento urbanístico sostenible.

14
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

4.2. Actividades de derribo y puesta en obra

Las actividades necesarias a desarrollar en esta fase pueden


conllevar algunas afecciones ambientales:

8 Destrucción de hábitats.
8 Impacto paisajístico.
8 Introducción de especies alóctonas.
8 Consumo de recursos.
8 Pérdida futura de uso del suelo.
8 Exposición a productos tóxicos.
8 Contaminación de suelo, aire y agua.
8 Vertidos de residuos sólidos, vertidos líquidos.
8 Emisión de gases algunos de ellos causantes del efecto
invernadero.
8 Contaminación acústica.
8 Disminución de calidad de vida en el entorno próximo por
aumento de ruidos y tráfico.

Desarrollar una construcción sostenible durante la etapa de


derribo y puesta en obra supone la adopción de soluciones
técnicas de buenas prácticas que posibiliten la reducción de los
efectos ambientales negativos además del ahorro de energía, el
aprovechamiento de recursos y la gestión ambientalmente
correcta de residuos.

15
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

Una construcción sostenible se basa en:

9 Optimización del uso de recursos evitando


el derroche y la mala utilización de
materiales, agua y energía para colaborar el
cambio de las actuales pautas de consumo
insostenible, no perdurables en el tiempo,
no generalizables al conjunto de habitantes
del planeta, no respetuosas con las próximas generaciones.
9 Minimización de las afecciones ocasionadas por residuos,
reduciendo su generación en cantidad y peligrosidad y
favorecer la gestión ambientalmente más correcta de los
producidos.
9 Eficiencia y ahorro energético en línea con diversas Directivas
europeas y adelantándose a normativa básica para la
edificación que previsiblemente se aprobará en breve plazo de
tiempo.
9 Utilización de las energías renovables
incluyendo energía solar pasiva, energía
solar activa para uso térmico, energía solar
activa para uso eléctrico, energía eólica,
energía de la biomasa, energía hidráulica en
pequeña escala, etc.
9 Construcción sana por medio de la utilización de materiales de
bajo impacto ambiental durante todo su ciclo de vida.
(Materiales reciclados, reciclables y que una vez que se
consideren residuos tengan menores repercusiones negativas.
Materiales que no tengan efectos negativos sobre la salud de
las personas).

16
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

4.2.1. Proyecto de derribo

Principalmente se trata de elaborar de un proyecto técnico


acorde con la normativa vigente, que tenga en cuenta el empleo de
técnicas de desconstrucción que permitan la adecuada gestión y
valorización de los residuos y la reducción del impacto ambiental
negativo del proceso.

• Se contemplarán, entre otros aspectos:

9 Caracterización de residuos previstos.


9 Estimación de la masa y volumen de los residuos originados en
las operaciones de demolición y excavación.
9 Operaciones de separación y recogida selectiva proyectadas.
9 Pautas a seguir para evitar la mezcla de los residuos inertes
con los peligrosos.
9 Posibilidades de reutilización de residuos en la propia obra.
9 Ubicación de instalaciones para la reutilización de los residuos.

Demolición selectiva

Es necesario el empleo de técnicas que tienen como resultado


un mayor cuidado ambiental y la posibilidad de reutilizar materiales,
elementos e instalaciones.

El proceso se organizaría de forma


inversa al de construcción, en las siguientes
fases: retirada de los desechos y los
elementos de decoración no fijos, desmantelado ordenado de
carpinterías, aparatos sanitarios e instalaciones de calefacción,
climatización, fontanería, electricidad, etc., elementos exteriores,
falsos techos y revestimientos recuperables; desmontado de

17
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

tejados, cubiertas y divisiones interiores; demolición controlada de


la estructura, por corte de los distintos elementos.

Manejo de residuos procedentes del derribo

Observar las mismas pautas propuestas para el manejo de los


residuos en la fase de puesta en obra.

Los desechos han de gestionarse a través de bolsas de


subproductos y sistemas de gestión apropiados para lograr una
adecuada valorización. Además la gestión de frigoríficos y sistemas
de refrigeración procedentes de las demoliciones, han de realizarse
a través de gestores de residuos autorizados.

Reutilización

¾ Potenciar la reutilización en obras propias o a través de


bolsas de subproductos.

¾ Son potencialmente reutilizables:

o Estructura: vigas, pilares y elementos


prefabricados de hormigón.

o Fachadas: puertas, ventanas, revestimientos de piedra,


revestimientos de paneles ligeros, elementos
prefabricados de hormigón.

o Cubiertas: tejas, soleras prefabricadas, estructuras


ligeras de soporte de soleras, lucernarios y claraboyas,
chapas, tableros.

o Divisiones interiores: mamparas, tabiques, barandillas,


puertas, ventanas.

18
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

o Acabados interiores: cielos rasos, pavimentos


superpuestos y flotantes, revestimientos verticales,
elementos de decoración, perfiles y piezas de acabado.

o Instalaciones: maquinaria de climatización, radiadores y


otros aparatos acondicionadores, mobiliario fijo de cocina,
mobiliario fijo de aseos, ascensores.

Reciclado

Es necesario incorporar en lo posible los


materiales en la propia obra, y en cualquier caso
gestionar los desechos y residuos de forma que
se garantice su reciclado.

Podrían reciclarse:

¾ Materiales pétreos: Hormigón en masa, armado o


precomprimido, obra de fábrica cerámica o de otros
materiales, piedra natural, gravas y arenas, vidrio.
¾ Materiales metálicos: Plomo, cobre, hierro, acero, fundición,
cinc, aluminio, etc.
¾ Plásticos: Asfaltos, betunes, neopreno y cauchos.
¾ Madera.

Otros impactos ambientales


Minimizar el impacto: ruido, vibraciones, polvo, fugas de
agua limpia y residual, recogida de todo tipo de residuos
en especial los peligrosos, etc.

19
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

4.2.2. Puesta en obra

Antes de empezar es importante estar al día en el


conocimiento de la normativa ambiental, de seguridad, etc.,
esmerarse en su cumplimiento y solicitar los permisos y licencias
municipales, además de:

9 Informar a los trabajadores del programa de incorporación de


buenas prácticas ambientales e incentivar su cumplimiento.
9 Instalar contadores de agua y electricidad en las acometidas
de obra para conocer los consumos y corregir las pérdidas de
agua y el exceso de consumo de energía eléctrica en las
instalaciones.
9 En las zonas de servicios y vestuarios de trabajadores instalar
sistemas que permitan un uso eficiente del agua y la energía y
responsabilizar al encargado de su cuidado.
9 Contar con personal especializado en las tecnologías a aplicar y
capacitado para realizar las instalaciones y montajes de
manera que se garantice su durabilidad y buen funcionamiento.
9 Disponer los contenedores de residuos
necesarios para posibilitar una separación
selectiva en función de sus requisitos de
gestión.
9 Tener un protocolo de actuación para tratamiento de derrames
de sustancias peligrosas.

¾ Ocupación del espacio

9 Reducir al mínimo la ocupación de terreno por los acopios de


materiales.
9 Evitar la ocupación de zonas ambientalmente valiosas.

20
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

¾ Movimiento de la maquinaria

9 Evitar la compactación del suelo destinado a


zona verde.
9 Minimizar el movimiento de maquinaria para
reducir la contaminación acústica,
atmosférica y para ahorrar combustible.

¾ Retirada de la vegetación

9 Preservar la vegetación relevante trasplantando los ejemplares


más notables, en lo posible, en un emplazamiento próximo o en
otros lugares.
9 Evitar la mezcla de la vegetación no aprovechable con la tierra
fértil para facilitar el posterior uso de ésta.

¾ Excavación

9 Separar las tierras que se muevan en función de sus posibles


aplicaciones.
9 Si se prevé reutilizar la tierra fértil, hacer acopios en
superficies horizontales en montones de no más de 2 metros
de altura y sembrar la superficie para
evitar erosión y mineralización. El acopio
se hará sin compactación y se evitará el
tránsito de maquinaria encima del
mismo.

¾ Aporte de material de obra

9 Exigir a los proveedores que se hagan cargo de los envases.


Pedir palets retornables.
9 Solicitar a los proveedores las fichas técnicas de materiales y
productos.

21
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

9 Realizar una inspección visual de los materiales antes de la


recepción para garantizar que llegan en condiciones.
9 Preparar los accesos hasta la zona de acopio y la zona en la que
se instale la grúa.

¾ Transporte

9 Usar vehículos de bajo consumo y bajas emisiones de CO2.


9 Cuidar el mantenimiento de los vehículos y estar al día con la
ITV.
9 Mantener las vías de obra en condiciones y con riegos
periódicos para evitar la emisión de polvo y la suciedad de la
zona.
9 Optimizar los desplazamientos ajustar las cargas a la
capacidad del vehículo y utilizar la ruta que permita una
conducción eficiente.
9 Evitar mezclar materiales para reducir la generación de
residuos.
9 Proteger las cargas con lonas y sujeciones.

¾ Almacenaje

9 Colocar los materiales de forma que se vean las etiquetas, con


especial cuidado con los productos peligrosos.
9 Gestionar los productos almacenados para evitar la generación
de residuos por caducidad.
9 Realizar un croquis del almacenamiento.

¾ Materiales y equipos

9 Incorporar criterios ambientales en el


aprovisionamiento eligiendo materiales,
productos y suministradores con certificación
ambiental.
22
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

9 Priorizar los materiales y productos reciclados (como hormigón


armado con áridos reciclados) y reciclables.
9 Convenir con los proveedores la disminución de envases y la
devolución de materiales sobrantes y embalajes con lo que se
reducirán los residuos y se favorecerá la reutilización.
9 Elegir la maquinaria y equipos adecuados para cada trabajo,
con bajos niveles de ruido y emisión de gases o con
silenciadores instalados.

¾ Uso de maquinaria y equipos de obra

9 Responsabilizar al personal de obra del buen funcionamiento y


del mantenimiento de los equipos y maquinaria.
9 Garantizar que el personal que los utiliza conoce su correcto
funcionamiento.
9 Tenerlos en funcionamiento solo el tiempo imprescindible.
9 Limpiar los equipos inmediatamente después de usarlos.
9 Limpiar con sistemas de lavado por agua a presión u otros
sistemas que ahorren agua y eviten la necesidad de usar
productos más contaminantes.

¾ Uso de materiales y productos

9 Conocer el significado de los símbolos y pictogramas de riesgo


impresos en las etiquetas y atender las recomendaciones de
uso dadas por los fabricantes.
9 Considerar peligrosa la aplicación de productos
de soldadura; másticos a base de betún y
amianto, protectores como creosotas,
germicidas y antioxidantes; pinturas y
barnices, otros productos químicos (anticorrosivos, secantes,
fungicidas, insecticidas, disolventes, diluyentes, ácidos,
abrasivos, detergentes, etc.), lodos para perforaciones.

23
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

9 Incentivar el aprovechamiento máximo de los materiales y


productos empleando piezas que reduzcan la necesidad de
cortes, vaciando los envases por completo, tomando medidas
con exactitud.
9 Los residuos de construcción y demolición son residuos
industriales, con la excepción de los procedentes de pequeñas
obras domiciliarias que están considerados residuos urbanos.
9 Es necesario por tanto, poner los medios
necesarios para posibilitar una gestión
ambientalmente correcta de los residuos:
• Conociendo los requisitos de gestión de los
residuos.
• Elaborando un plan de gestión de residuos en la obra.
• Estando al día de las posibilidades y sistemas de gestión en
cada localidad.
• Colocando contenedores para cada tipo de residuo en los
lugares adecuados para facilitar la implicación de los
trabajadores.
• Atribuyendo responsabilidades para la gestión de los residuos
en la obra.
• Minimizando la generación de residuos.
• Promoviendo la separación de los residuos según su destino.
• Controlando el manejo correcto.
• Contactando con bolsas de subproductos y gestores
autorizados.
• Garantizando el destino ambientalmente más adecuado.
• Manteniendo informados a los trabajadores sobre las
directrices a seguir.

24
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

9 No incinerar residuos en la obra ni verter sustancias


contaminantes en las redes de saneamiento ni en cauces
públicos.
9 Minimizar los ruidos derivados de la actividad atendiendo
tanto a los niveles de emisión como a los horarios establecidos
en las ordenanzas.

4.3. Gestión de los residuos

4.3.1. Residuos urbanos y asimilables a urbanos

En el sector de la construcción los RSU derivan principalmente


de la actividad de las oficinas, siendo el papel el residuo que se
genera en mayor proporción. Algunas de las medidas para contribuir
a su gestión adecuada son:

9 Si el municipio cuenta con un sistema de separación selectiva,


los residuos generados en las oficinas deben tirarse en
distintas papeleras o cubos, para después depositarlos en los
contenedores específicos que el Ayuntamiento dispone para
cada tipo: Amarillo para envases y plásticos, verde para vidrio,
azul para papel y cartón y gris para materia orgánica.
9 Se debe intentar reducir el volumen de residuos generados de
papel, para lo cual, se puede reutilizar el papel escrito por una
sola cara, como papel de sucio.
9 Realizar un seguimiento del volumen de papel que se genera y
el reutilizado, para valorar la eficiencia y aceptación de las
medidas tomadas en la oficina.

En cuanto a los residuos asimilables y urbanos, se trata de


aquellos derivados de desperdicios de comidas, botellas, planos o
documentos inservibles, etc. Aunque la fracción de éstos no es muy
significativa, deben gestionarse adecuadamente:

25
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

9 Estos residuos son objeto de recogida domiciliaria, para lo que


se depositarán en los contenedores o se observarán las normas
que en cada caso determine la Mancomunidad correspondiente
de conformidad con la normativa legal vigente en cada caso.

4.3.2. Tierras y escombros

Las normas para la recogida, transporte y vertido de tierras y


escombros:

9 Contactar con el Ayuntamiento correspondiente para conocer


los vertederos autorizados en los que se puede realizar el
libramiento de tierras y escombros.
9 Está prohibida la evacuación de toda clase de residuos
orgánicos mezclados con las tierras y escombros, y en general
de todo aquello que pueda producir daños a terceros, al medio
ambiente o a la higiene pública.
9 Los vehículos que efectúen el transporte de tierras y
escombros lo harán en las debidas
condiciones para evitar el vertido
accidental de su contenido, adoptando
las precauciones necesarias para impedir
que se ensucie la vía pública.

4.3.3. Residuos inertes

En el interior de las instalaciones:

9 Se han debido separar y depositar cada tipo de residuo en


contenedores en función de las posibilidades de recuperación y
requisitos de gestión.

26
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

En el traslado al exterior:

9 Se puede, para este tipo de residuos, solicitar la recogida y


transporte o la autorización para el depósito en el Centro de
tratamiento correspondiente o entregarlos a gestores
autorizados.

4.3.4. Residuos Peligrosos (RP)

Los RP, no se generan en grandes


cantidades, pero tienen un elevado poder
contaminante, de modo que la inadecuada gestión
de pequeñas cantidades de estos residuos o su
abandono puede ocasionar importantes impactos ambientales.

En primer lugar se debe intentar reducir la cantidad de RP


generados, para lo cual, se pueden adoptar una serie de medidas que
se citan a continuación:

9 Sustituir siempre que sea posible, las materias primas que


generen RP, por otras que no los generen. Por ejemplo, en vez
de utilizar pinturas al disolvente, usar pinturas al agua.
9 Comprar la cantidad de materiales estrictamente necesaria y
en el momento apropiado, para evitar que caduquen y pasen a
ser residuos.
9 Las materias primas peligrosas han de comprarse
preferiblemente en envases grandes, para así conseguir que la
cantidad de envases contaminados sea lo menor posible.

27
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

Además de seguir estas pautas generales, si es inevitable la


producción de RP en las instalaciones, se han de tomar las medidas
necesarias para minimizar las incidencias de éstos sobre el medio
ambiente:

9 Separar correctamente los residuos.


9 Identificar los contenedores con una etiqueta que por
legislación debe incorporar: Código de residuo. Símbolo
correspondiente según sea un producto nocivo, tóxico,
inflamable, etc. Nombre, dirección y teléfono del titular de los
residuos. Fecha de envasado (cuando se tiene el contenedor
completo).
9 Almacenar los residuos en contenedores adecuados, de un
material que no sea afectado por el residuo y resistentes a la
manipulación.
9 Colocar los contenedores de residuos peligrosos en una zona
bien ventilada y a cubierto del sol y la lluvia. De forma que las
consecuencias de algún accidente que pudiera ocurrir fueran
las mínimas. Separados de focos de calor o llamas y de manera
que no estén juntos productos que puedan reaccionar entre sí.
9 Dar de alta los residuos en un registro con los siguientes
datos: origen de los residuos, cantidad, tipo de residuo y
código de identificación. Fecha de cesión de los residuos (la de
entrega a un gestor). Fecha de inicio y final del
almacenamiento.

4.3.5. Vertidos líquidos

El sector de la construcción no genera importantes volúmenes


de aguas residuales, pero aún así es necesaria su adecuada gestión
para evitar la contaminación y el deterioro ambiental en las zonas de
obra.

28
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

Las aguas que se generan proceden principalmente de:

¾ Fosas sépticas o baños portátiles instalados para los


operarios de la obra.

¾ Lavado de la maquinaria.

Si se realiza un vertido indiscriminado de aguas residuales a


los sistemas acuáticos naturales (ríos, lagos, etc.), se pueden
generar graves problemas de contaminación, afectando
directamente a los seres vivos asociados a ellos.

Si las aguas son vertidas directamente al suelo, la calidad de


éste se verá seriamente alterada, lo cual supone un impacto
ambiental grave, sobre todo para la vegetación.

Pero si además la obra se sitúa sobre un acuífero la


contaminación puede llegar hasta las aguas subterráneas, lo que
puede repercutir sobre ecosistemas acuáticos, flora y fauna
asociados a ellos, e incluso sobre los futuros usos a los que se
puedan destinar esas aguas.

29
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

Es muy importante cumplir la normativa, para lo cual:

9 Hay que poseer la autorización de vertido, de la Confederación


Hidrográfica si se realiza a un cauce público y del
Ayuntamiento o Mancomunidad si se hace a colector.
9 Para los vertidos que por sus características (por debajo de
las concentraciones máximas de contaminantes) no causan
efectos perjudiciales en colectores y estaciones depuradoras,
ni riesgos para el personal de mantenimiento de la red, ni
alteran los procesos de depuración biológica de las aguas
residuales, conviene solicitar a la entidad titular del colector
la autorización de vertido a las redes de saneamiento públicas.
9 En el caso de que los vertidos generados sobrepasen los límites
establecidos de contaminantes, se deben efectuar en las
instalaciones de la actividad los pretratamientos necesarios
para garantizar las limitaciones establecidas.
9 Se deben instalar los dispositivos necesarios para toma de
muestras y para medir el caudal de vertido.
9 Queda prohibido verter a la red de colectores públicos
materias que impidan el correcto funcionamiento o el
mantenimiento de los colectores y sólidos, líquidos o gases
combustibles, inflamables o explosivos y tampoco irritantes,
corrosivos o tóxicos.

Es muy importante reducir los vertidos:

¾ En volumen: evitando el vertido de aguas residuales con


cemento u otros productos procedentes de la limpieza de
maquinaria y herramientas recogiendo y reutilizando estos
líquidos y procediendo a su evacuación controlada.
¾ En peligrosidad: colocando cubetas de recogida que eviten
derrames de combustible, aceites u otros líquidos.

30
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

Por otro lado, puede que ocasionalmente se produzcan


fugas o derramen accidentales de contaminantes líquidos.
En caso de que esto ocurra, habrá que llevar a cabo un plan
de emergencia y ejecutar las medidas correctoras y
preventivas para que no vuelva a suceder.

4.3.6. Emisiones

Entendemos por emisiones al conjunto de sustancias,


vibraciones, calor o ruido procedentes de cualquier actividad.

Las emisiones presentan gran relevancia ambiental puesto que


la expulsión a la atmósfera de algunas sustancias, tanto a escala
regional como global, provocan importantes
impactos ambientales. Es el caso de la
destrucción de la capa de ozono por las emisiones
de CFC’s en exceso, la formación de lluvia ácida
por emisiones de NOx, SOx, y el aumento del efecto
invernadero por la expulsión a la atmósfera de CO2 y
metano.

Pero además esta alteración en la calidad del aire produce


efectos perjudiciales:

¾ Sobre la salud humana: Irritación de vías respiratorias,


agravamiento de procesos asmáticos, alergias o irritación en
los ojos.

¾ Sobre la vegetación: Pérdida de color, caída de hojas,


desarrollo inadecuado y muerte. Además las sustancias tóxicas
pueden ser absorbidas por raíces y hojas, pudiendo transmitir
sus efectos perjudiciales a animales que se alimenten de ellas.

¾ Los edificios: Oscurecimiento y corrosión en algunos casos por


la acumulación de gases y polvo en el aire.
31
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

Es necesario por tanto reducir las emisiones, para lo cual se


proponen una serie de pautas a seguir:

9 Polvo: Reducir las emisiones mojando o cubriendo los acopios


de materiales que emitan polvo.
9 Ruido: Reducir estas emisiones empleando maquinaria y
utensilios menos ruidosos, cuidando los silenciadores en tubos
de escape y manteniendo desconectados los aparatos cuando
no se estén utilizando.
9 CO2, NOx, SOx: Reducir las emisiones manteniendo
desconectados los aparatos con motores de gasolina o gasoil
cuando no se estén utilizando, realizando una conducción
eficiente.
9 HCFC's: Evitar la emisión prescindiendo de aerosoles y
manteniendo adecuadamente los equipos que los incluyan en sus
sistemas de refrigeración.
9 Restaurar o acondicionar el entorno limpiando la zona y
recogiendo los restos de materiales y residuos finales de la
obra.

32
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

4.4. Vida útil

Los logros en el avance hacia la sostenibilidad conseguidos, en


su caso, en las anteriores fases podrían verse comprometidos en
gran medida si no se consigue asegurar la implicación de las personas
usuarias.

Dada la tendencia generalizada al consumismo en nuestra


sociedad, si se pretende propiciar el ahorro de recursos es
necesario lograr la modificación de los hábitos de las personas.

Esta es una meta que se podría alcanzar por medio de una


estrategia que proporcione información y educación para vivir en una
vivienda sostenible.

Así sería necesario aportar:

¾ Información sobre los objetivos pretendidos, sobre las


responsabilidades y sobre posibles contribuciones esperadas
de los ocupantes. Solamente se podrán implicar eficazmente,
si parten de información sobre prestaciones, rendimiento,
necesidades de mantenimiento de los equipos y aparatos y
sobre las actuaciones y comportamiento
que tienen que desarrollar para el
adecuado funcionamiento de las
instalaciones.

¾ Educación ambiental. que incluya medidas


de adiestramiento y formación para
desarrollar una conciencia ambiental que anime a una
participación activa y con pleno conocimiento de causa de las
personas usuarias con objeto de conseguir la máxima
eficiencia de los sistemas instalados.

33
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

Con estos objetivos se plantean las sugerencias que se


presentan a continuación:

9 Entregar un manual de uso de las viviendas orientado a lograr


viviendas sanas con una elevada calidad ambiental interior, con
un uso eficiente de los recursos, una reducción en la
generación de desechos y una adecuada gestión de los
residuos.
9 En el manual se aportará información sobre los sistemas
instalados y sobre el uso adecuado de instalaciones y aparatos
para conseguir que el comportamiento de los ocupantes
contribuyera a los fines previstos.

4.4.1. Gestión de agua

Referencias orientadas a usar la menor cantidad de agua


posible, ya que el agua es un recurso natural, escaso e imprescindible
y a reducir la contaminación del agua eliminando el vertido de
comidas y aceites por el fregadero, utilizando productos de limpieza
menos perjudiciales para el medio ambiente y las personas.

4.4.2. Consumo de energía

Hacer un uso eficiente de todo tipo de energía en: Iluminación,


calefacción y refrigeración, cocina, frigorífico y congelador,
lavadoras y lavavajillas.

4.4.3. Gestión de residuos

Manejar los residuos de forma que se eviten


daños ambientales y a la salud de las personas:
Informándose de las características de los residuos y de los
requisitos para su correcta gestión separándolos correctamente,
depositándolos en los contenedores determinados para ello.
34
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

4.4.4. Elementos constructivos

Elaborar planes de mantenimiento de los edificios y de los


espacios exteriores.

Estos abarcarían tanto la jardinería como la reposición de


pavimentos y de equipamientos.

Garantizar que se hace llegar a los usuarios información sobre


los materiales utilizados y los planes de mantenimiento a desarrollar.

4.4.5. Instalaciones

Por lo que respecta a las instalaciones es importancia seguir


una serie de listados, entre los que se encuentran:

En primer lugar, elaborar los planes de


mantenimiento preventivos y los de conservación
del buen estado y funcionamiento de las
instalaciones.

Además de controlar el funcionamiento y


los consumos de agua y energía de los elementos comunes.

En segundo lugar, es importante mantener despejadas las vías


de acceso a los espacios en los que están localizados los equipos y
entregar a los usuarios la documentación necesaria para posibilitar
el buen funcionamiento y la eficiencia de las instalaciones.

35
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente 4. Buenas prácticas en el sector de la construcción

¡RECUERDE!
La concienciación ambiental de los trabajadores no acaba
con su formación, también es necesario tener presente lo
aprendido. Es aconsejable colocar en cada lugar de trabajo
carteles bien visibles con información relativa a las buenas
prácticas ambientales.

36
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente Anexo I: Glosario

Anexo I: Glosario

 Amianto
Mineral que se presenta en fibras blancas y flexibles. Es un silicato
de cal, alúmina y hierro que, por sus condiciones, tiene aplicación
para hacer con él tejidos incombustibles. Es especialmente
peligroso, ya que por inhalación produce graves enfermedades.

 Contaminación
Acción y efecto de introducir cualquier tipo de impureza, materia o
influencias físicas (ruido, radiación, calor, vibraciones, etc.), en un
determinado medio y en niveles más altos de lo normal, lo que puede
ocasionar un daño en el sistema ecológico, apartándolo de su
equilibrio.

 Desarrollo sostenible
Desarrollo que satisface las necesidades actuales de las personas
sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para
satisfacer las suyas.

 Educación ambiental
Transmisión de conocimientos, aptitudes y valores ambientales,
fuera del sistema educativo institucional, que conlleve a la adopción
de actitudes positivas sobre el medio natural y social, que se
traduzcan en acciones de cuidado y respeto por la biodiversidad
biológica y cultural, y que fomenten la solidaridad intergeneracional.

37
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente Anexo I: Glosario

 Eficiencia energética
Capacidad de los equipos para conseguir el mayor rendimiento con el
menor consumo de energía.

 Erosión
Desgaste de la superficie terrestre por agentes externos, como el
agua, viento o la acción humana. La erosión provoca la pérdida de
vegetación y la reducción de la productividad del suelo.

 RCD's (residuos de construcción y demolición)


Son los residuos procedentes de derribos de edificios o de rechazo
de materiales de construcción de obras.

 Reciclaje
Transformación de los residuos, dentro de un proceso de
producción, para su fin inicial o para otros fines.

 Residuo
Sustancia u objeto del cual su poseedor se desprende o tiene la
obligación de desprenderse. Mineral que se presenta en fibras
blancas y flexibles. Es un silicato de cal, alúmina y hierro que, por
sus condiciones, tiene aplicación para hacer con él tejidos
incombustibles. Es especialmente peligroso, ya que por inhalación
produce graves enfermedades.

 Reutilización
La reutilización es el segundo paso en la acción de disminución de
residuos, el primero es la reducción, el tercer y último paso es
reciclar.
Reutilizar es dar nuevo uso a un bien o producto, por ejemplo un
ordenador portátil, una vez retirado, puede convertirse en una
máquina de ajedrez.

38
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente Anexo I: Glosario

 Sistema de gestión Ambiental


Parte del sistema general de gestión de una empresa que incluye la
estructura organizativa, la planificación de actividades, las
responsabilidades, las prácticas, los procedimientos, los procesos, y
los recursos para desarrollar, implantar, llevar a efecto, revisar y
mantener al día la política ambiental de la empresa.

 Sostenibilidad/Sostenible
Se entiende por sostenible, aquella actividad o consumo que
satisface las necesidades presentes sin comprometer la capacidad
de las generaciones futuras para satisfacer sus necesidades.

 Subbase
Cimiento del firme que complementa la función resistente de las
capas superiores y al que se asignan funciones complementarias.

 Subproducto
En cualquier proceso de fabricación, producto que se obtiene a
partir del principal y que suele ser de menor valor que éste. La
utilización de subproductos es una alternativa a la generación de
residuos. En el caso de la construcción, se gestionan a través de las
“bolsas de subproductos”, de maderas, metales, escombros y
minería, residuos vegetales, etc.

 Vertido
Corriente de agua residual que se descarga en un cauce o en un
colector. Normalmente las aguas residuales contienen sustancias
que pueden alterar la calidad de las aguas del cauce donde se
vierten, de modo que antes de la descarga es necesario tratar esas
aguas.

39
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente Anexo I: Glosario

 Vida útil
La vida útil es la duración estimada que un objeto puede tener
cumpliendo correctamente con la función para la cual ha sido
creado. Normalmente se calcula en horas de duración.
Cuando se refiere a obras de ingeniería, como carreteras, puentes,
represas, etc., se calcula en años, sobretodo para efectos de su
amortización, ya que en general estas obras continúan prestando
utilidad mucho más allá del tiempo estimado como vida útil para el
análisis de factibilidad económica.

40
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente Anexo II: Marco legal

Anexo II: Marco Legal

¾ Ley de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha


1/2003, de 17 de enero, de modificación de la Ley 2/1998, de
4 de junio, de Ordenación del Territorio y de la Actividad
Urbanística.

¾ Decreto 242/2004 (el “Reglamento”), de 27-07-2004, por el


que se aprueba el Reglamento de Suelo Rústico de la Ley 2/1998,
de 4 de junio, de Ordenación del Territorio y de la Actividad
Urbanística (DOCM de 30 de julio de 2004).

El Reglamento regula y desarrolla la Ley 2/1998, de 4 de junio,


en particular tras la reforma de ésta por la Ley 1/2003, de 17
de enero, desarrollando y complementando sus determinaciones.

¾ Ley de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha


9/2003, de 20 de marzo, de Vías Pecuarias de Castilla-La
Mancha.

¾ Decreto Legislativo 1/2004, de 28-12-2004, por el que se


aprueba el Texto Refundido de la Ley de Ordenación del
Territorio y de la Actividad Urbanística.

¾ Ley 16/2002, de 1 de julio, de Prevención y Control


integrados de la Contaminación.

¾ Ley 6/2001, de 8 de mayo, de modificación del Real Decreto


Legislativo 1302/1986, de 28 de junio, de Evaluación de Impacto
Ambiental.

¾ Ley 22/1998, de 28 de julio, de costas.

¾ Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos.

41
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente Anexo II: Marco legal

¾ Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, por el que se


aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas.

¾ Resolución, de 14 de junio de 2001, por la que se dispone la


publicación del acuerdo de Consejo de Ministros, de 1 de junio
de 2001, por el que se aprueba el Plan Nacional de Residuos de
Construcción y Demolición 2001 - 2006.

42
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente Anexo III: Símbolos de interés

Anexo III: Símbolos de interés

Punto verde

Indica que el embalaje es gestionado por un sistema integral


de gestión. Implica una garantía de recuperación e informa que el
fabricante ha pagado para que el envase de ese producto se recoja
y se trate adecuadamente (mediante su reciclaje, reutilización,
valorización, o eliminación, según proceda).

Círculo de Mobius

Es el más usado. Identifica la reutilización y el reciclaje de los


materiales. Las flechas representan los tres estados del reciclaje
(recogida, conversión en nuevo producto reciclado y embalaje). Se
usa sólo en productos que son reciclables o incluyen material
reciclado.

Etiqueta ecológica europea

Se adjunta a los productos que cumplen con rigurosos


criterios ambientales establecidos por la Unión Europea.

43
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente Anexo III: Símbolos de interés

44
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente Anexo IV: Direcciones de interés

Anexo IV: Direcciones de interés

 Gobierno de Castilla- La Mancha


http://www.jccm.es

 Diario Oficial de Castilla-La Mancha


http://www.jccm.es/cgi-bin/docm.php3

 Vivienda y Urbanismo Castilla-La Mancha


http://www.vivienda.jccm.es/

 Ministerio de Medio Ambiente


http://www.mma.es

 Ministerio de Fomento
http://www.fomento.es

 Asociación de empresas constructoras


http://www.seopan.es

 Sólo arquitectura
http://www.soloarquitectura.com/

http://www.todoarquitectura.com/v2/default.asp

http://www.arquitectura.com/

45
Guía de edificación, urbanismo y medio ambiente Anexo IV: Direcciones de interés

 Construcción sostenible
http://habitat.aq.upm.es/boletin/n4/apala.html

http://www.soloarquitectura.com/favoritos/construccionecologica.h
tml

http://www.ecodes.org/pages/areas/vivienda/enlaces.asp

 Empresas de construcción

http://www.rts.es/aconstruir/t_empresas.asp

46
INFORMACIÓN E INSCRIPCIÓN:
CÁMARA OFICIAL DE COMERCIO E INDUSTRIA DE GUADALAJARA

C/ Mayor nº 28 C.P.: 19001 (Guadalajara)

Tfno.: 949.25.30.81 Fax: 949.25.52.39

E-Mail: informacion@biodiversidad.camaraguadalajara.org

Web: www.biodiversidad.camaraguadalajara.org