Вы находитесь на странице: 1из 10

Capítulo I.

Trastorno de Ansiedad
En este capítulo se abordarán distintos conceptos relacionados con el trastorno de
ansiedad, casusas que la generan, situaciones que la mantienen, distintos tipos,
tratamientos clínicos terapéuticos, su fiabilidad y validez.

Concepto general

Todos enfrentamos ansiedad personal y miedos que son parte de nuestra vida
cotidiana, pero si son permanentes, abrumadores e interfieren de forma drástica en
la vida, constituye una ansiedad patológica o anormal. En el Manual para
diagnóstico y tratamiento de trastornos ansiosos en la Universidad de Ciencias
Médicas Cienfuegos en Cuba en el 2012; las psiquiatras Odalys Fernández López,
Barbara Jimenes Hernández, Darelys Sabina Molina y Julia Rafaela Cruz Navarro
explican que

La ansiedad es la más común y universal de las emociones, es una sensación o un estado


emocional normal ante determinadas situaciones y constituye una respuesta habitual a
diferentes situaciones cotidianas estresantes, pero cuando sobrepasa cierta intensidad o
supera la capacidad adaptiva de la persona, es cuando se convierte en patológica y provoca
los malestares físicos, psicológicos y conductuales.1

Los trastornos de ansiedad son más frecuentes que cualquier otro tipo de
alteración psiquiátrica, históricamente se han realizado estudios que tratan de
definir las características que la diferencian de otras enfermedades; entender estas
variaciones ha sido indispensable para no confundirla con la depresión o con un
estado de ánimo pasajero. Estos trastornos no solo afectan a quienes los padecen,
los estudios que abarcan sus síntomas o tratamiento también exponen
consecuencias sociales; una de las más significativas es la económica; los
trastornos de ansiedad se asocian con sustanciales niveles de incapacidad; esta
disfuncionalidad tiene un impacto considerable en el bienestar personal, en las
relaciones sociales y en la productividad en el trabajo, la escuela y actividades

1
Fernández López, Odalis, Jiménez Hernández, Bárbara, Almirall, Regla Alfonso, Sabina Molina, Darelys, Cruz Navarro,
Julia Rafaela, Manual para diagnóstico y tratamiento de trastornos ansiosos. MediSur [en linea] 2012, 10 (Sin mes) : [Fecha
de consulta: 12 de enero de 2019] Disponible en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=180024553019> ISSN
diarias con el agravante de que su alta prevalencia y el curso recurrente o incluso
crónico de muchos de ellos, los puede hacer tan inhabilitantes como cualquier otra
enfermedad física crónica; sin embargo, para poder realizar un trabajo de esta
índole es necesario colocar un concepto que sirva como eje rector de esta
investigación y debe quedar claro que el concepto se toma de estudios realizados
en América Latina: esto se menciona, porque el contexto de cada país interfiere de
manera directa en cómo se le entiende y cómo se le trata.

En este apartado abordaremos el concepto general de la ansiedad, algunas


expresiones usadas por los pacientes para referirse al trastorno, términos
relacionados y tipos de ansiedad para entender y/o adentrar en el contexto del
primer capítulo que nos ayudará a distinguir dichos términos para evitar su confusión
con otros tipos de trastornos y emociones.

Ansiedad: se le define como un estado emocional displacentero cuyas causas


resultan menos claras; a menudo se acompaña de alteraciones fisiológicas y de
comportamientos similares a los causados por el miedo.2

En el campo de la psiquiatría ha sido motivo de controversia y confusión los


términos ansiedad y angustia, estrés y ansiedad, ansiedad y miedo y la utilización
en ansiedad y angustia, estrés y ansiedad, ansiedad y miedo y la utilización en la
enfermedad. Por ello es necesario diferenciarla de términos cómo.
Miedo: Es una respuesta emocional, fisiológica y conductual normal ante situaciones que
implican peligro para el sujeto.es una respuesta diferenciada ante un objeto o situación
específica… Ansiedad normal: Es adaptativa a las circunstancias de la vida… Ayuda a las
personas a prepararse, practicar y ensayar de forma que mejore su actividad ayudándoles
a adoptar las oportunas medidas de prudencia frente a situaciones potencialmente
peligrosas, clínicamente la ansiedad es el miedo sin saber a qué. Ansiedad patológica:
Temor vago, difuso inmotivado externamente, centrado en la “expectación ansiosa” en que
se está a la espera de la ocurrencia futura de algo negativo o no definido, generando
malestar global en el individuo. Fobias: Es una forma especial de miedo y reacción
desproporcionada, irracional, fuera de control voluntario del sujeto implica respuestas de
evitación de la situación u objeto fobizado y es persistente en el tiempo. Crisis de pánico o
angustia: Consiste en la aparición repentina de la ansiedad en su máxima intensidad… se
presenta generalmente de modo repentino, sin síntomas previos de aviso. no es raro que

2 ídem.,p 467
se desencadene durante el sueño, despertándose el paciente con los síntomas en toda su
intensidad…3

Existe un manual realizado por el psiquiatra J. Americo Reyes-Ticas en el expone


de manera clara que dentro de las sociedades es complicado que las personas
tengan un lenguaje técnico que las ayude a expresarse o a definir este tipo de
enfermedades o que las confunden con algo pasajero o no les dan la importancia
necesaria y esto se nota en las palabras que utilizan para referirse a ella. El
médico hace un cuadro con las palabras que de manera más puntual o folclóricas
cómo el las llama ayudan a las personas a definir el trastorno de ansiedad.

Dr. Reyes-Ticas Americo. Trastornos de ansiedad. Guia práctica para diagnóstico y tratamiento
2000 p 10.,disponible en http://www.bvs.hn/Honduras/pdf/TrastornoAnsiedad.pdf

3 Ídem., p 468
Actualmente se está en un mundo que cree tener toda la información a su
alcance porque en la red se tiene acceso a casi cualquier tema; si se piensa en el
tema de ansiedad como un trastorno, es más común de lo que se pensaba y si se
busca en internet toda la información que existe al respecto nos daremos cuenta
que hay información que explica qué es, incluso es posible acceder a test que
diagnostican; pero esto, en lugar de ayudar a las personas a entender el trastorno
parece que disminuyen la importancia que este debe tener. Si una persona puede
encontrar en la red qué es sentirse ansioso y cómo puede superar ese estado
emocional, parece que no hay necesidad de acudir con el especialista en el tema y
estas acciones en lugar de favorecer a las personas, ayuda a mantener la
desinformación y de esta manera a que la misma sociedad considere que no es algo
que deba tratarse.

Resulta interesante saber que la información que se tiene en las sociedades, está
mediada por el lenguaje utilizado y esto supone que las afirmaciones de los médicos
al decir que no hay una sola forma de diagnosticar o que cada paciente debe ser
tratado de manera puntual porque cada caso tiene sus propias particularidades es
lógico cuando en el común no se ha llegado a un acuerdo en las palabras. Por ello
es necesario no confundir el trastorno de ansiedad con otras enfermedades, estados
emocionales y sentimientos; las psiquiatras Darelys Cruz Navarro y Julia Rafaella
en el texto citado anteriormente exponen que podría confundirse con angustia que
se relaciona con sentir una opresión, ahogo o estrechez que se siente
preferentemente en la región precordial o abdominal por ello ansiedad y angustia
se consideran sinónimos.

Para aclarar lo antes dicho y siguiendo la teoría del psiquiatra Dr. J. Américo Reyes-
Ticas se coloca el cuadro que propone en su artículo y que de manera clara explica
las enfermedades con las que puede confundirse el trastorno de ansiedad.
Dr. Reyes-Ticas Americo. Trastornos de ansiedad. Guia práctica para diagnóstico y tratamiento
2000 p 13.,disponible en http://www.bvs.hn/Honduras/pdf/TrastornoAnsiedad.pdf

1.2.1 estudios clínicos


Las primeras investigaciones sobre el éxito de las psicoterapias realizadas con
anterioridad a 1952 que eran psicoanalíticos se pusieron en duda y se buscaron
tratamientos que fueran más eficaces

el tratamiento de los problemas más comunes (trastornos de ansiedad, depresión) mediante


técnicas cognitivo-conductuales produce mejores resultados que el tratamiento
farmacológico. Gracias a la investigación científica de los últimos años, la terapia cognitivo
conductual (TCC) ha demostrado ser el tratamiento de elección tanto para el trastorno de
ansiedad generalizado (TAG) como para el trastorno de pánico (TP), o trastorno de angustia
(TA)4

Hofmann & Smits, McIntosh et al “Task Force on Promotion and Dissemination of Psychological Procedures”,en tratamientos
eficaces. Disponible en https://webs.ucm.es/info/seas/ta/trat/trat_efi.htm (consultada el 12 de Enero de 2019)
De acuerdo al Dr. Antonio Cano Windel; presidente de la sociedad española para el
estudio de la ansiedad y el estrés el tratamiento farmacológico puede resultar eficaz
a corto plazo; sin embargo el autor comenta que se presentan un número mayor de
recaidas que las que se dan si el paciente sigue una terapia cognitivo conductual;
es decir que quien utiliza el medicamento es más vulnerable a una recaida que una
persona que asiste a sesiones semanales por lo menos 3 o 4 meses

1.1 Causas de la Ansiedad


El doctor Antonio Cano Vindel realizó un índice de preguntas y respuestas en la
página de la institución que preside con la finalidad de que las personas tengan
acceso a información fiable acerca de las situaciones que provocan ansiedad;
Mostrando una clasificación sobre las situaciones ansiógenas (que producen
ansiedad), pero podemos incluir como situaciones susceptibles de producir
ansiedad (aunque no la producen con la misma intensidad en todos los individuos),
las siguientes:

situaciones de peligro físico (en las que peligra la supervivencia o la integridad del individuo)
situaciones de evaluación (en las que el sujeto se siente evaluado y el resultado de esta
evaluación puede arrojar un saldo positivo o negativo) situaciones de amenaza interpersonal
o social (situaciones más cara-a-cara que las anteriores), situaciones en las que se
encuentran elementos fóbicos (viajar en avión, inyecciones, sangre, tratamiento dental,
animales inofensivos, aglomeraciones, espacios cerrados, aguas profundas, etc.)situaciones
ambiguas o novedosas (desconocidas para el individuo, sobre las que no tiene experiencia)
situaciones en las que el individuo percibe una pérdida de control pérdida de control sobre
los resultados, sobre su ansiedad, sobre su conducta, etc. Pero cualquier situación cotidiana
(como intentar dormirse, trabajar, estudiar, etc.) puede ser una situación ansiógena, si el
individuo está pensando en cosas amenazantes, o que pueden tener consecuencias
negativas para sus intereses.5

1.1.1 Guía práctica para diagnóstico y tratamiento


El Doctor J. Amércio Reyes en el libro Guía práctica para el diagnóstico y
tratamiento de trastornos de ansiedad cubre ampliamente todo el campo de
información, desde la etiopatogenia al tratamiento que el médico debe conocer para

5
Cano Windel, Antonio tratamientos eficaces. Disponible en https://webs.ucm.es/info/seas/faq/tip_situ.htm consultado el 12

de Enero de 2019
enfrentarse con éxito con su paciente ansioso, propone como guía para un
diagnóstico acertado lo siguiente:

Dr. Reyes-Ticas Americo. Trastornos de ansiedad. Guia práctica para diagnóstico y tratamiento
2000 p 38.,disponible en http://www.bvs.hn/Honduras/pdf/TrastornoAnsiedad.pdf

1.4 Fiabilidad y validez del diagnóstico de los trastornos de ansiedad


El doctor Antonio Cano Vindel en el artículo citadoTratamientos eficaces explica que
la psicología científica ha desarrollado un cuerpo importante de conocimientos
utilizando el método científico. La aplicación de estos conocimientos empíricamente
validados al área aplicada de la psicología clínica y de la salud ha permitido el
desarrollo de técnicas de tratamiento eficaces, que están siendo sometidas a prueba
constantemente.
Más recientemente; según el doctor este conjunto de procedimientos terapéuticos
se ha enriquecido con el desarrollo de las técnicas cognitivas. Hoy en día a este
conjunto de tratamientos se les conoce como técnicas cognitivo-conductuales y
gozan de una buena evidencia empírica. Asu vez el médico J. Américo Reyes-Ticas
propone que un tratamiento eficaz que debe cumplir con la siguiente serie de pasos.

Dr. Reyes-Ticas Americo. Trastornos de ansiedad. Guia práctica para diagnóstico y tratamiento
2000 p 45.,disponible en http://www.bvs.hn/Honduras/pdf/TrastornoAnsiedad.pdf

El estudio de la psique sigue en boga aun cuando los estudios realizados nos han
dado avances para su comprensión; las enfermedades o aquellas condiciones que
la colocan en estados enfermizos siguen siendo tema de discusión y aun con el
desarrollo de la ciencia y la aparente fiabilidad del método científico se sigue
teniendo una clara incertidumbre con respecto a qué es aquello que nos aleja del
equilibrio psicológico, de aquello que es considerado salud y nos puede colocar en
un estado psicológicamente no deseable por las consecuencias negativas que
implica.

1.4.1 tipos de tratamiento para el trastorno de ansiedad


A partir de las lecturas realizadas se llega a la conclusión de que los médicos
distinguen entre dos tipos de tratamiento, el farmacológico y el no farmacológico y
aún cuando las ventajas que los medicamentos han aportado al tratamiento y a la
rapidez con la que actúan parece que no han podido convencer al claustro médico
y se sigue en el dilema o en el trabajo de encontrar el equilibrio entre la medicación
y la posibilidad de usar la palabra como ayuda al tratamiento.

Dr. Reyes-Ticas Americo. Trastornos de ansiedad. Guia práctica para diagnóstico y tratamiento
2000 p 57.,disponible en http://www.bvs.hn/Honduras/pdf/TrastornoAnsiedad.pdf