Вы находитесь на странице: 1из 2

SAPO Y LA ZORRA

Un sapo cantaba a la orilla del río, cuando de pronto se presentó la astuta zorra.
¡Sapo! -le dijo- ¿qué haces? Yo cazo mosquitos.

¿Y no te da vergüenza comer mosquitos? Si tú fueras mi sirviente, comerías alimentos


delicados.

¿Cómo podré ser tu siervo, si tú ni correr de tus enemigos puedes?

¿Que no puedo correr de mis enemigos, has dicho? No pretenderás que lo demuestre-
bufó la zorra.

No es por presumir dijo el sapo, pero en igualdad de condiciones corro mucho más
que tú.

La zorra, herida en su amor propio, arregló una propuesta. El sapo debía correr bajo el
agua y la zorra por la orilla; cada cierto tiempo, la zorra llamarían al sapo y éste debía
contestar.

Así fue. Partió la zorra a todo correr por entre juncos y cañas y después de algún
tiempo se detuvo, tomó aliento y gritó: ¡Sapo! ¡Sapo!. Toc, toc - contestó el sapo.

Partió de nuevo la zorra, río arriba, cruzando y salvando piedras.


De nuevo preguntó: ¡Sapo! ¡Sapo!. Toc, toc- contestó el sapo

Volvió a correr la zorra como el viento, la cola entre las piernas, las orejas tendidas y la
lengua afuera. Toc,toc,toc- seguía cantando el sapo.

Muy arriba, la zorra se detuvo jadeando. Tenía la lengua morada, los ojos rojos como
sangre, y todo ella temblaba.

Miró rabiosa el agua y quiso de nuevo seguir corriendo, pero no pudo: dio unos
cuantos pasos más y reventó. A la vera del río, una larga fila de sapos cantaba a
medida que iban saliendo los luceros de la tarde:

¡Toc!, ¡toc!, ¡toc!

Moraleja: Para un astuto hay otro mejor


“EL ZORRO Y EL CUY”

Había un campesino que tenía una chacra de alfalfa. Peroun día el campesino
encontró su alfalfa toda rota.(El campesino): “¿Quién ha robado así mi cosecha?
Tengoque poner una trampa.”

El día siguiente de mañana escuchó unos chillidos y elcampesino corrió a su chacra y


encontró… un cuy.
(El campesino): “¡Que rico un cuy con papas! Mañana voy acomer rico.”
Entonces lo sacó de la trampa y le amarró en una rama .El cuy estaba muy triste pero
de repente apareció un zorroque le preguntó:

(El zorro): “¿Qué te sucedió compadrito?”


(El cuy): “El campesino me tiene amarrado y quiere que mecase con una de sus hijas
hasta que aprenda acomer la gallina, porque esta familia solo comegallinas.

¿Quisieras cambiar mi suerte?”Entonces el zorro desató al cuy y se amarró en su


lugar. Aldía siguiente, al llegar el campesino en su chacra,con un cuchillo en la mano,
muy grande fue susorpresa cuando vio al zorro amarrado.

(El campesino): “¿Qué raro que ayer eras un cuy y ahora


eres zorro…?”Entonces el campesino agarró a latigazos al zorro, hasta
que el pobre gritó con todas sus fuerzas:
(El zorro): “¡Me casaré, me casaré!”

El campesino se asombro:
(El campesino): “¿Zorro, porqué gritas estas palabras?”
El zorro le contó lo que había sucedido con el cuy y el campesino le dejó libre.
El zorro se fue a buscar al cuy, pero cuando el cuy vio al zorro, corrió debajo de una
piedra y, parado en dos patitas, gritaba diciendo:

(El cuy): “¡Auxilio! ¡El cielo se cae! ”El zorro corrió para ayudarlo.
(El cuy): “Mejor para impedir al cielo caer, sostiene la piedra y voy a coger un palo.”
Pero mucho rato después el cuy no apareció.
El zorro estaba agotado

El zorro estaba agotado y por fin dejó caer la piedra pesadamente sobre él y no pasó
nada y continuaba buscando al cuy.

Fin

Похожие интересы