Вы находитесь на странице: 1из 11

CONTENIDO

RESUMEN

ABSTRACT

I. TITULO DE LA INVESTIGACIÓN.

II. NOMBRE DE LOS INVESTIGADORES O RESPONSABLES.

III. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA.

III.1. PLANTEAMIENTO.

III.2. FORMULACIÓN.

III.3. JUSTIFICACIÓN.

IV. OBJETIVOS.

IV.1. OBJETIVO GENERAL.

IV.2. OBJETIVOS ESPECIFICOS.

V. MARCO REFERENCIAL.
V.1. ANTECEDENTES DE INVESTIGACIÓN.
ESTUDIO DEL COMPORTAMIENTO DE VIGAS ESTRUCTURALES DE
CONCRETO REFORZADO MODELADO A ESCALA REDUCIDA.
Donde indican que las las vigas en concreto simple son ineficaces como elementos
sometidos a flexión debido a que la resistencia a la tensión es una pequeña fracción
de la resistencia a la compresión. Estas vigas fallan en el lado sometido a tensión,
mucho antes que se desarrolle la resistencia en el lado sometido a compresión.
Por esta razón se colocan barras de acero como refuerzo en el lado sometido a
tensión En vigas rectangulares debido a consideraciones de cargas u otras
restricciones, puede suceder que el concreto no sea capaz de resistir a compresión,
para esto es necesario colocar refuerzo en el lado sometido a compresión, dando
como resultado una viga sobre-reforzada.
Estudiado por: JESSICA NATHALY SÁNCHEZ RUIZ y GASTÓN GUILLERMO
MUÑOZ MARTÍNEZ de la universidad nacional de ingeniería facultad de
ingeniería civil-2008.

V.2. DEFINICIÓN DE TERMINOS.

A) Viga. En ingeniería se denomina viga, a un elemento estructural


lineal que trabaja principalmente a flexión. En las vigas, la longitud
predomina sobre las otras dos dimensiones y suele ser horizontal.
El esfuerzo de flexión provoca tensiones de tracción y compresión,
produciéndose las máximas en el acero inferior y en el acero superior
respectivamente, las cuales se calculan relacionando el momento
flector y el segundo momento de inercia. En las zonas cercanas a los
apoyos se producen esfuerzos cortantes.
B) Los esfuerzos cortantes. Las fuerzas cortantes transversales externas
V, que actúan sobre los elementos estructurales, deben ser resistidas
por esfuerzos cortantes internos τ, igualmente transversales, pero que
por equilibrio también generan cortantes horizontales como se
observa en la siguiente figura

C) Resistencia a corte del concreto armado.


Las fisuras de tracción por flexión se empiezan a producir en la zona
inferior (zona de mayores esfuerzos de tracción) y se propagan
verticalmente hacia arriba. La propagación de esas fisuras se controla
porque son “cosidas” por el acero longitudinal de flexión en la zona
más crítica (fibras inferiores) lo que además de limitar el ancho de las
rajaduras, evita que el eje neutro se desplace excesivamente hacia
arriba, de modo que una vez que las fisuras alcanzan el eje neutro, se
detiene su crecimiento

D) Refuerzo a corte con plancha de acero. -


En general para incrementar la resistencia a corte de vigas de concreto
armado se suelen utilizar diversos esquemas de refuerzo. Estos incluyen
pegado de plancha de acero en ambos lados de la viga, aplicación de
esquemas a los laterales.

V.3. MARCO TEORICO.


V.3.1. El concreto- El concreto es la mezcla de cemento, arena gruesa,
piedra y agua. La cantidad de cada uno de estos materiales
dependerá de la resistencia que se quiera lograr, la cual se indica
en los planos con el símbolo f´c.
La resistencia del concreto a utilizar dependerá, a su vez, de donde se va
a emplear: cimientos, muros de contención, pisos, columnas o techos.
Hay muchos tipos de concreto, pero en una casa se usan tres:
 Concreto ciclópeo
 Concreto simple
 Concreto armado.
Concreto ciclópeo. - Se usa en zanjas de cimentación y en sobre cimientos
Concreto simple. - Se usa en el falso piso. La proporción recomendable es
de 1 volumen de cemento por 12 volúmenes de hormigón. Esto se logra
usando 1 bolsa de cemento, 4 buggies de hormigón y la cantidad de agua
necesaria para obtener una mezcla que permita un buen trabajo.
Concreto armado. - Se llama así porque, a diferencia del resto de
concretos, se le introducen armaduras de fierro con lo cual se consigue que
ambos materiales trabajen en conjunto para soportar cargas. Por lo general,
se usa para vaciar columnas, vigas y techos.
La proporción recomendable para lograr una resistencia adecuada en una
casa de dos o tres pisos, es: 1 volumen de cemento, por 3 volúmenes de
arena gruesa y 3 volúmenes de piedra chancada. Esta proporción se logra
usando 1 bolsa de cemento, 1 buggy de arena gruesa, 1 buggy de piedra
chancada y la cantidad de agua necesaria para obtener una mezcla que
permita un buen trabajo

V.3.2. Refuerzo a flexión.


Las vigas que se apoyan conjuntamente con los nodos que resultan de
la intersección viga-columna, contribuyen al soporte de las estructuras;
todos ellos deben resistir las fuerzas y desplazamientos inducidos por
los movimientos que producen las ondas sísmicas o cualquier otra
perturbación sobre la estructura.
Tipos de fallas Las vigas de concreto se proyectan para evitar los
siguientes modos potenciales de fallas, tal como se ilustran en la Fig.
Nº 1:
a) Falla dúctil: debido a la flexión, la cara inferior de la viga tiende a
alargarse por estar sometida a tracción. Como el concreto solo no
resiste tracciones, estas fuerzas de tracción son absorbidas por el
acero de refuerzo colocado en esa cara. El concreto tiende a
fisurarse (Ver Fig. Nº 1a). La cantidad y abertura de las fisuras es un
aviso de que algo está pasando y se pueden tomar previsiones, de
lo contrario en la medida que las fisuras se conviertan en grietas, la
seguridad de la estructura puede verse comprometida.
b) b) Falla frágil: cuando la viga se flexiona por el incremento de las
cargas, la cara superior se acorta debido a la compresión, y
dependiendo de la cantidad de acero presente en esa cara, el
concreto podría triturarse y fallar sin previo aviso, generándose una
falla frágil indeseable. Este fenómeno está acompañado de fuerzas
de corte, que se manifiestan por fisuras y grietas a 45º cuando no
se disponen de suficientes estribos (Ver Fig. Nº 1b).

V.3.3. Comportamiento y modos de falla.


Se describen el comportamiento bajo carga y los modos de falla
de elementos de concreto en los cuales la acción de la fuerza
cortante es importante. Para facilitar la exposición se agrupan los
elementos en tres tipos distintos, según se muestra en la figura
a) Vigas o columnas sin refuerzo transversal en el alma, sujetas a
combinaciones de fuerza cortante, momento flexionante y
carga axial.
b) Vigas o columnas con refuerzo transversal en el alma,
mostrado esquemáticamente en la figura por estribos
verticales, y sujetas a las mismas combinaciones de carga que
los elementos del inciso a.
c) Losas y zapatas, reforzadas y apoyadas en las dos direcciones,
sujetas a cargas concentradas o a cargas repartidas. Este tipo
de elementos está sujeto a flexión en dos direcciones.
V.3.4. Análisis de viga.
Las estructuras de concreto reforzado representan, en general,
estructuras monolíticas o continuas. Por tanto, una carga
aplicada en cualquier sitio de la estructura produce
deformaciones y esfuerzos sobre todos los elementos que
conforman la estructura. La determinación de las fuerzas y
momentos flectores en cada punto de la estructura debido a las
cargas externas, se fundamenta por lo general en las teorías del
análisis elástico. Sin embargo, antes de la falla, las secciones
de concreto reforzado en general son capaces de soportar una
rotación inelástica considerable para un momento constante;
esto permite una redistribución de momentos elásticos y ofrece
las bases para el análisis plástico de vigas, marcos y losas. Los
métodos de análisis elásticos suponen que el material es
elástico y obedece a la Ley de Hook en todos los puntos, en el
intervalo de carga considerado. Por el contrario, el análisis
inelástico considera que el material no es elástico y que la
relación entre deformaciones y esfuerzos es no lineal para el
estado de cargas considerado.
Se han desarrollado diversos métodos a lo largo de muchos
años para el análisis elástico de vigas y marcos continuos.
Durante muchos años el método de distribución de momentos
(Hardy Cross, 1932) conformó la herramienta analítica básica
para el análisis de estructuras continuas. Sin embargo, la
introducción de los métodos matriciales de análisis en los años
1950 – 1960, en combinación con la disponibilidad creciente
de computadores, produjo cambios revolucionarios en la
práctica de la ingeniería estructural.
La mayor parte de estructuras de concreto reforzado se diseñan
para momentos, cortantes y fuerzas axiales encontrados
mediante la teoría elástica. Sin embargo, el dimensionamiento
real de los elementos se lleva a cabo con modelos de
resistencia que reconocen que se tendría una respuesta
inelástica de la sección y del elemento para estados de
sobrecarga. Así, las cargas factorizadas se utilizan en el
análisis elástico para determinar los momentos de viga
continua después de lo cual las secciones críticas de viga se
diseñan con el conocimiento que el acero estaría muy dentro
del intervalo de fluencia y que la distribución de esfuerzos en
el concreto sería no lineal antes del colapso final. Es evidente
que este planteamiento es inconsistente dentro del proceso
total de análisis y diseño, aunque se ha demostrado que es
seguro y conservador.
Cuando se alcanza la falla por fluencia del acero de refuerzo
en una sección, se forma una rótula plástica que permite
grandes rotaciones con un momento resistente constante y
transfiere la carga a otros sitios a lo largo del elemento donde
aún no alcanza la resistencia límite. A medida que la carga se
incrementa pueden formarse otras rótulas plásticas en varios
sitios a lo largo de la luz, que pueden generar de manera
eventual el colapso de la estructura, pero sólo después de que
se presente una significativa redistribución de momentos. El
reconocimiento de la redistribución de momentos puede ser
importante porque permite una aproximación más realista a la
capacidad verdadera de una estructura para resistir cargas, lo
cual conduce a un aumento en la economía
V.3.5. Método de diseño.
Desde hace mucho tiempo predominan dos criterios de diseño
para el concreto reforzado. El primer método fue el llamado
“diseño por esfuerzos de trabajo” utilizado desde principios del
siglo XX. Sin embargo, desde la publicación de la edición
1963 del código ACI 318, hubo una rápida transición al otro
método, “diseño por resistencia última”, debido a que se
consideró como un método más racional y realista en su
aplicación a la seguridad de las estructuras.
En el diseño por esfuerzos de trabajo, los elementos se
dimensionan de manera que los esfuerzos en el acero y en el
concreto, resultantes de cargas normales de servicio, estén
dentro de unos límites especificados. Estos límites son
conocidos como esfuerzos admisibles, y son apenas fracciones
de los esfuerzos de falla de los materiales.

V.4. MARCO NORMATIVO.


Tanto el código ACI 318 como la Norma Técnica para Diseño y
Construcción de Estructuras de Concreto estipulan que todas las
estructuras continuas de concreto reforzado se diseñen para resistir los
efectos máximos de las cargas factorizadas determinados por la teoría del
análisis elástico. Sin embargo, permiten el análisis de la redistribución de
momentos bajo ciertas restricciones.
El diseño por cortante está basado en la siguiente expresión:
ϕ V n ≥ V u RNE .060 Art . 11.1 .1.

donde

V u = fuerza cortante factorizada en la sección considerada

ϕ = factor de reducción de resistencia, igual a 0.85

V n = resistencia nominal al cortante

La resistencia nominal a cortante Vn en una dirección se debe


calcular como:
V n=V c +V s RNE .060 Art .11.1 .1

Para elementos no preesforzados, se permite diseñar las secciones


localizadas a una distancia menor a d, medida desde la cara del apoyo,
para la fuerza cortante Vu calculada a la distancia d de la cara del apoyo
(figuras 11.1.3.1 a y b). RNE. 060 Art 11.2.3.1

El tipo de refuerzo a cortante más común en vigas son los estribos


cerrados colocados perpendicularmente al eje del elemento, por lo que
es el único tipo a tratar en esta sección. Estos estribos deben cumplir
con lo establecido en el ACI 9.7.6.2.2.

El espaciamiento de los estribos utilizados como refuerzo a cortante,


colocados perpendicularmente al eje del elemento, no debe exceder de:
d/2 o 60 cm, si ϕ V s ≤ 1.1 √ f c b w d
'

d/4 o 30 cm, si 1.1 √ f c b w d< ϕ V s ≤ 2.2 √ f c b w d
' '

El valor de ϕ V s no debe exceder de 2.2 √ f 'c b w d . Para
situaciones en que la resistencia requerida a cortante excede este
límite, el tamaño del elemento o la resistencia del concreto debe
incrementarse para contar con una mayor resistencia al cortante
proporcionada por el concreto.
Cuando la fuerza cortante factorizada V u excede a la mitad de
la resistencia proporcionada por el concreto ( V u > ϕ V s /2),
una cantidad mínima de refuerzo por cortante debe
proporcionarse en elementos sujetos a flexión, excepto para losas
y zapatas, viguetas y vigas pachas. Cuando se requiera, la
cantidad mínima de refuerzo por cortante para elementos no
presforzados, donde sea permitido despreciar los efectos de
torsión, según el código.

bw s
A min =0.20 √ f 'c ACI 318−14−9.6 .3 .3
fy

3.5 bw s
A min = ACI 318−14−9.6 .3 .3
fy

Cuando la fuerza cortante factorizada V u excede la resistencia


a cortante del concreto ϕV u , refuerzo por cortante debe
proporcionarse para resistir el cortante en exceso. El código
proporciona una ecuación que define la resistencia a cortante del
refuerzo V s en términos del área A v , resistencia a la
fluencia f y , y el espaciamiento s del refuerzo por cortante que
consiste en estribos perpendiculares al eje del elemento:

Av f y d
V s= ACI 318−14−22.5.10 .5 . 3
s

Sustituyendo V s dentro de ec. ( ACI 318−14−22.5.1 .1 ) y


V n dentro de ec. ( ACI 318−14−9.5 .1.1 ¿ , se obtiene:

ϕ Av f y d
ϕVc+ ≥V u
s

VI. HIPÓTESIS PLANTEADAS Y VARIABLES.


VI.1. HIPOTESIS.
Los resultados obtenidos de los 3 especímenes de viga de concreto
reforzado con acero de ½ ” y los otros 3 especies reforzados con acero de
media y plancha de acero de 1/8 ” nos indica que si trabaja la plancha de
acero en falla por corte.
El cálculo de la resistencia de un elemento y de una sección transversal
por el Método de Diseño por Resistencia, requiere que se cumplan dos
condiciones básicas: (1) El equilibrio estático y (2) la compatibilidad de
las deformaciones unitarias.
La primera condición requiere que las fuerzas de compresión y las
fuerzas de tensión actuando en una sección transversal en la resistencia
nominal estén en equilibrio. La segunda condición requiere que la
compatibilidad entre las deformaciones en el concreto y la plancha de
acero colocado sean los mismos.
VI.2. VARIABLES.
VI.2.1. VARIABLE DEPENDIENTE (Y).
Determinación de los valores de falla por corte sin colocar
refuerzo en la zona de corte y colocando planchas de acero en
dicha zona.
VI.2.2. VARIABLE DEPENDIENTE (X).
Prismas de concreto reforzado (3 vigas reforzados con 2
varillas de acero 1/2" y 3 vigas reforzados con 2 varillas de
acero 1/2" más 2 planchas de acero 15cmx15cm de 1/8")