Вы находитесь на странице: 1из 55

Instrucciones Básicas

Módulo De
Instrucciones Básicas

CONTENIDO
Pág.

01 La Biblia……………………………………………………………………………………………….. 2
02 La Oración……………………………………………………………………………………………. 5
03 El Arrepentimiento……………………………………………………………………………….. 9
04 La Salvación…………………………………………………………………………………………. 12
05 Los Beneficios de la Sangre………………………………………………………………….... 14
06 El Bautismo en Agua……………………………………………………………………………… 16
07 La Cena del Señor…………………………………………………………………………………… 18
08 La Comunión………………………………………………………………………………………… 21
09 La Paternidad………………………………………………………………………………………… 24
10 Transgresión, Pecado e Iniquidad…………………………………………………………. 26
11 Los Cinco Ministerios……………………………………………………………………………. 28
12 La Fe en Dios………………………………………………………………………………………… 33
13 La Renovación de la Mente……………………………………………………………………. 35
14 La Leche Espiritual………………………………………………………………………………… 37
15 La Imposición de Manos………………………………………………………………………… 39
16 Alabanza y Adoración…………………………………………………………………………… 41
17 La Danza y las Expresiones Corporales…………………………………………………… 45
18 El Amigo de Dios …………………………………………………………………………………… 47
19 Las Vestiduras Sacerdotales.………………………………………….……………………… 49
20 El Tabernáculo……………………………………………………………………………………… 51
21 El Arca del Pacto…………………………………………………………………………………… 54
Instrucciones Básicas

01 LA BIBLIA
Tenemos la Palabra Profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que
alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros
corazones.
2 Pedro 1:19

L a Biblia es un libro escrito por un Dios amoroso al hombre pecador. Es el único libro que dice la verdad con respecto
al pasado, presente y futuro. Dios siempre se ha revelado al hombre, por la creación, en el Salmo 19:1 dice que “los  
cielos cuentan la gloria  de  Dios  y  el  firmamento  anuncia  la  obra  de  sus  manos”. En Romanos 1:19-20, Pablo afirma
que las cosas que Dios quería que se conocieran se han hecho visibles en su creación. Este tipo de revelación asegura su
existencia. Por otra parte, la carta a los Hebreos afirma que Dios ha hablado al hombre de muchas maneras, pero que en
estos últimos días lo ha hecho por medio de su Hijo, Jesucristo (He. 1:1-3). Es en la Biblia, donde se ha dejado la revelación
de este acto, a ello se debe la importancia de conocerla, leerla y estudiarla.

L a  palabra  “Biblia”  se  traduce  del  vocablo  griego  “biblion”,  que  significa  libro (Strong 975). La Biblia es un conjunto de
libros, que fueron escritos por más de 40 personas, a lo largo de un período de 1,600 años y, no obstante, es
evidente que hubo una inspiración divina (2 Ti. 3:16), pues no existe ni una sola contradicción, es más, un libro
complementa a otro, formando entre sí unidad. Los hombres que la escribieron, estaban conscientes de que no escribían
por sí mismos, sino que Dios hablaba por medio de ellos, por ejemplo: Moisés (Ex. 3:14), Josué (Jos. 1:1), Samuel (1 S.
3:11), David (2 S. 23:2), Jeremías (Jer. 16:1, 5, 9 y 14). La Biblia está compuesta de 66 libros, divididos en dos partes: El
antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. La estructura de este libro es:

1. EL ANTIGUO TESTAMENTO.
Consta de 39 libros que fueron escritos en idioma hebreo y algunas partes en arameo, por lo menos por 32 personas
diferentes, que procedían de diversos niveles de educación y vocación, que incluía sacerdotes, profetas, jueces, reyes
y otros. Estos 39 libros no se escribieron cronológicamente en el orden en que se encuentran en la Biblia, sino que
han sido agrupados así por razones de conveniencia. El Antiguo Testamento de los judíos tiene 22 libros, porque unen
en uno los libros de 1º. y 2º. Libro de Reyes, Esdras, Nehemías, Ester y otros; pero en esencia, contienen el mismo
material que la Iglesia de Cristo utiliza hoy en día. En el Nuevo Testamento a veces se hace referencia a Moisés y los
profetas, indicando con ello, a los libros que Moisés y los profetas escribieron. El Antiguo Testamento se subdivide en:

a. EL PENTATEUCO: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio.

Se   le   nombra   así   porque   son   los   cinco   libros   que   escribió   Moisés.   Los   judíos   lo   denominan   la   “Torah”   (Strong  
h8451) que significa ley.

i. Génesis es el primer libro y significa Principio, en él se encuentra, el relato de la creación, el origen y caída del
hombre y las condiciones que llevaron al diluvio universal, para luego relatar la vida de hombres de Dios, entre
ellos: Abraham, Isaac, Jacob, a quienes se les dio la promesa de Jesucristo, y se les considera como los
patriarcas.

ii. Éxodo significa salida; en él se relata el desarrollo de Israel, su cautividad y salida de Egipto, los 40 años de
peregrinación en el desierto bajo la poderosa mano de Dios, la promulgación de la Ley y las instrucciones
especiales de Dios.
iii. El libro de Levítico indica todo lo tocante a los levitas, cuando se encargó a los sacerdotes que sirvieran al altar,
nos enseña con los tipos y símbolos cómo un pueblo pecador podía allegarse a un Dios santo y mantener la
comunión con Él.

2
Instrucciones Básicas
iv. Números, deriva su nombre del hecho que sus páginas narran el censo de Israel. Prosigue la narración
comenzando desde el punto donde el libro de Éxodo lo dejó y registra las peregrinaciones que el pueblo tuvo
que realizar por el desierto a causa de su fracaso de no haber entrado en Canaán.

v. Deuteronomio, consiste en los últimos consejos que Moisés le dio a los israelitas en vista de la entrada en la
tierra que Dios les había dado, es una repetición de la Ley dada a Moisés. Todos estos libros se encuentran
entre los más antiguos de la humanidad, conteniendo enseñanzas singularmente notables, son superiores a los
conceptos y normas humanas de la antigüedad, y son tal sublimes que aún hoy no tienen igual, en aspecto
literario, como habría de esperarse con obras que fueran inspiradas por Dios.

b. LIBROS HISTÓRICOS: Josué, Jueces, Rut, 1 y 2 Samuel, 1 y 2 Reyes, 1 y 2 Crónicas, Esdras, Nehemías y Ester.

Este apartado consta de doce libros, que abarcan la historia de casi mil cien años, desde el ingreso a la tierra
prometida, bajo la conducción de Josué, hasta el retorno parcial después del cautiverio babilónico. Aquí se
encuentran relatos de hombres y mujeres como: Saúl, David, Salomón, Rut, Ester y otros, que como se les había
dicho en Deuteronomio 28, si obedecían la voz de Dios, Él los habría de bendecir, pero que si desobedecían,
también los maldeciría, por lo que se puede observar claramente que los períodos de bendición que experimentó
Israel corresponden a aquellos en los que obedecieron a Dios, mientras que los períodos de desgracia nacional,
eran resultado de su desobediencia. También muestran que Dios siempre levanta hombres en períodos claves
para realizar determinado trabajo, hombres que son fieles a Él.

c. LIBROS POÉTICOS O DE SABIDURÍA: Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés y Cantares.

En estos libros se encuentran la mayor parte de principios imperecederos para tener éxito y disfrutar de las
bendiciones divinas, cualquiera sean las circunstancias que se viven. Su clasificación se debe a que fueron
escritos en forma de poesía, especialmente Salmos y Proverbios, por esta razón, con frecuencia el escritor repite
en la segunda mitad de un versículo lo que dice en la primera mitad, recurso   literario   llamado   “paralelismo  
hebreo”,  y  luego  agrega  algún  aspecto  nuevo  a  la  afirmación  original.

d. PROFETAS MAYORES: Isaías, Jeremías, Lamentaciones, Ezequiel y Daniel.

Los profetas fueron parte importante en la historia de Israel, pues eran la voz de Dios instando a un pueblo al
arrepentimiento. Se les denomina profetas mayores por la extensión de sus escritos. Isaías tuvo por misión llamar
a los de Judá al arrepentimiento, que resultó en que se salvara del juicio divino durante 30 años. Jeremías intentó
hacer lo propio en sus días, pero fue rechazado. Lamentaciones contiene los lamentos de Jeremías porque la gran
ciudad, Jerusalén y el pueblo de Judá fueron destruidos debido a que rechazaron al Señor. Ezequiel y Daniel
fueron llevados al cautiverio babilónico y profetizaron la restauración de Israel antes de la primera venida de
Jesucristo y nuevamente en los últimos días. La profecía de Daniel ocupa un lugar destacado en el Antiguo
Testamento y se compara con el libro de Apocalipsis del Nuevo Testamento.

e. PROFETAS MENORES: Oseas, Joel, Amós, Abdías, Jonás, Miqueas, Nahum, Habacuc, Sofonias, Hageo, Zacarías y
Malaquías.

Estos profetas fueron levantados por Dios en momentos estratégicos de la historia de Israel, para hacerlo volver
de su rebelión. Como se mencionó, se les llama menores porque sus escritos son más cortos y el contenido está
limitado a destinatarios directos.

2. LOS AÑOS DE SILENCIO

3
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas
Entre el final del Antiguo Testamento y el nacimiento de Jesús pasaron aproximadamente 430 años, en los que Israel
no   tuvo   profeta   alguno   que   revelara   el   mensaje   de   Dios.   Por   ello   se   le   ha   llamado   los   “años   de   silencio”,   que  
finalizaron con la llegada del profeta Juan el Bautista.

3. EL NUEVO TESTAMENTO
Consta de 27 libros escritos en griego por ocho hombres, tres de los cuales (Mateo, Juan y Pedro), fueron apóstoles
que fueron testigos oculares de lo que escribieron. Lucas, fue compañero de Pablo durante sus viajes, siendo testigo
de muchos acontecimientos que narra en el libro de los Hechos. Al igual que en el Antiguo Testamento, la ubicación
de estos libros en el Nuevo Testamento no lleva una cronología histórica, puesto que el primer libro del Nuevo
Testamento que se escribió fue Santiago, alrededor del año 50 d.C. y el último fue Apocalipsis, completado alrededor
del año 96 d.C. Todos estos relatos cubren un período cercano a los 100 años, desde el nacimiento de Jesús hasta la
visión del apóstol Juan en la isla de Patmos. Está dividido en:

a. LOS EVANGELIOS: Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Los cuatro evangelios contienen relatos de la vida de Jesucristo: nacimiento, ministerio, pasión, muerte y
resurrección. Ninguno de los Evangelios es completo por sí solo, puesto que algunos eventos están escritos en los
cuatro libros, pero otros no, es decir, son complementarios entre sí, además cada escritor lo presenta desde un
punto de vista ligeramente diferente.

b. HISTORIA DE LA IGLESIA. Hechos de los Apóstoles.

Es la única narración existente de la Iglesia primitiva y de cómo se difundió el cristianismo por todo el mundo
conocido hasta ese entonces, haciéndose notar palpablemente la presencia del Espíritu Santo en todos los
hechos. Fue escrito por Lucas, el médico amado, notándose en sus letras, la meticulosidad y precisión del
investigador.

c. EPÍSTOLAS PAULINAS: Romanos, 1 y 2 Corintios, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, 1 y 2 Tesalonicenses,


1 y 2 Timoteo, Tito, Filemón y Hebreos.

Son trece en total y el libro de Hebreos. Cada una de ellas fue escrita a una persona determinada (cartas
pastorales), o a una iglesia en particular, por algún motivo especial. Se les llama paulinas debido a que su autor es
el apóstol Pablo. La dramática conversión de Pablo, es una ilustración del poder de Jesucristo para transformar la
vida, por cuanto, de ser un fariseo que odiaba a Jesucristo, se convirtió en un creyente que le sirvió fielmente y
que Dios le dio el privilegio e inspiración para escribir.

d. EPÍSTOLAS GENERALES: Santiago, 1 y 2 Pedro, 1, 2 y 3 Juan y Judas.


Reciben este nombre porque fueron escritas en forma general para resolver necesidades específicas. Se refieren
a aspectos doctrinales generales, necesarios para el pueblo de Dios en todas las épocas.
e. PROFECÍA: Apocalipsis.
Trata de la revelación que recibió el apóstol Juan en el destierro, está relacionada los eventos del final de los
tiempos, de la destrucción total y final del diablo, del juicio de las naciones, del reinado universal de Jesucristo
juntamente con aquellos que le fueron fieles.

L a Biblia nos invita a que recibamos la bendición de leerla (Ap. 1:3; Jos. 1:8), ya que contiene la voluntad de Dios para
el hombre, y para ello es necesario que la leamos atentamente para no ser oidores olvidadizos (Stg. 1:25), y guardarla
y poniéndola por obra para que permanezca en nosotros y ser libres (Jn. 8:31-32), y así construir nuestra casa sobre
la roca, que es Jesucristo (Mt. 7:24-27), para que digamos junto con el salmista ¡Cuánto amo yo tu Ley! (Sal. 119:97).

4
Instrucciones Básicas

02 LA ORACIÓN
Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias. Orad sin cesar.
Colosenses 4:2. 1 Tesalonicenses 5:17

L a oración es una parte vital para el desarrollo del cristiano, que no debe ser una costumbre religiosa, sino más bien
un deseo de nuestro corazón motivado por el Espíritu Santo para estar en comunión con el Señor, la Biblia nos invita
a que oremos en todo tiempo (1 Ts. 5:17), eso quiere decir que lo que vale delante de Dios no es el lugar donde se
haga ni la postura externa que se adopte sí no más bien la intención sincera del corazón (Sal. 24:3-5).

O rar, se traduce del griego Proseuchomai que significa orar, rogar, suplicar, hacer oración y pedir (Strong 4336).
Este término es el más utilizado para denotar una oración a Dios, lo cual representa un diálogo y un acto de
comunicación con Él. Presentarnos ante el Padre para hablar (Hch.10:9), no debe ser rutina sino una necesidad
del corazón (Ef. 6:18). Lo podemos hacer a través de nuestro lenguaje (idioma), pero en ocasiones se puede hacer en el
lenguaje del espíritu y en otras, sin necesidad de proferir palabra, ya que el llanto, gemido o el silencio, pueden
convertirse en una oración de alto nivel espiritual (1 S. 1:10-13; Ro. 8:26; Is. 26:16). Necesitamos tener comunicación con
nuestro Padre Celestial y para ello debemos conocer la oración, sus características y los beneficios que obtenemos para
nuestra vida. Veamos:

1. DEBEMOS TENER LA SEGURIDAD QUE DIOS ESCUCHA LAS ORACIONES DE LOS JUSTOS.
Veamos algunos ejemplos:
a. Pr. 15:29. Dios dice en su palabra que escucha la oración de los justos, es decir, los justificados por Cristo Jesús,
los pecadores hechos justos.

b. Salomón, 1 R. 9:3. Salomón construyó un templo a Dios y le pidió que en ese lugar fueran escuchadas las
oraciones del pueblo y Dios le respondió y le declaró que su oración y súplica había sido escuchada.

c. Ezequías, 2 R. 20:5: El rey Ezequías estaba enfermo, oró a Dios que lo sanara y Él le contestó que había escuchado
su oración y había visto sus lágrimas y que lo había sanado.

2. LA ORACIÓN APROVECHA PARA:


a. Mantener comunicación con Dios, Fil. 4:6: Dios indica que no debemos estar afanados por nada, y que todo lo
que nos preocupa debemos comunicárselo a él mediante la oración.

b. Buscar la voluntad de Dios, Hch. 1:24: Pedro le explicó a la Iglesia la necesidad de encontrar un sustituto de
Judas, por lo que se propusieron a dos candidatos: a José llamado Barsabás y a Matías; y luego se dispusieron a
conocer la voluntad de Dios respecto de estos dos hermanos por medio de la oración, a lo cual Dios les contestó
que Matías debía ocupar el lugar de Judas.

c. Obtener fortaleza. Stg. 5:13: En este pasaje se nos habla acerca de aquel que tenga sufrimiento, debe acudir por
medio de la oración a Dios, para recibir fortaleza y ánimo.

d. Obtener auxilio. 2 Cr. 32:20-21: El rey sirio Senaquerib mandó a atemorizar al rey Ezequías y a los habitantes de
Jerusalén diciéndoles que la destruiría y que nadie los podría salvar; sin embargo, Ezequías llamó al profeta Isaías
y oraron a Dios y Él envió un ángel que destruyó a todo el ejército de Senaquerib, que salió avergonzado a su
tierra, donde sus propios hijos lo mataron.

e. Obtener limpieza, Sal. 32:5-6: David escribe que mientras ocultó su pecado se estaban consumiendo sus huesos y
cuando lo confesó alcanzó el perdón, por eso nos insta a orar a Dios, confesando nuestras transgresiones para ser
limpios.

5
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

f. Interceder por los hermanos: En las epístolas escritas por el apóstol Pablo, les pide a los hermanos que oren por
él y por los hermanos que realizan la obra con ellos para ser prosperados en su ministerio o ser salvados de los
peligros, angustia y dificultad.

3. ¿CÓMO SE DEBE ORAR?

a. SEGÚN EL MODELO DADO POR JESUS A SUS DISCÍPULOS, Lc. 11:1: Cuando el Señor enseñó a sus discípulos les
indicó un modelo de oración, que debe ser una guía a seguir, pero no en repetir lo que dice, sino en el contenido
de cada una de las frases que allí se mencionan. Este modelo de oración será estudiado en el próximo módulo de
enseñanza.

b. EN EL NOMBRE DE JESUS: El Señor lo estableció así (Jn.16:23b), porque Jesús es el único intercesor entre Dios y
los hombres (1 Ti. 2:5), y está sentado a la diestra del Padre (1 P. 3:22), y nadie puede llegar al Padre sino por El
(Jn. 14:6). A Jesucristo podemos llegar directa y confiadamente por medio de la oración (He. 4:16).

c. CON FE, Mr. 11: 24; Mt. 21:22: En los evangelios, Jesús nos asegura que si creemos en Él, todas las cosas que
pidamos en oración, nos serán concedidas. Dios quiere proveernos más abundantemente de lo que pedimos y
entendemos (Ef. 3:20). Por ejemplo: Elías oró y no llovió, volvió a orar y descendió la lluvia nuevamente. (Stg.
5:17-18).

d. ESTANDO A CUENTAS CON EL SEÑOR Y CON EL HERMANO, Mr. 11:25: Él Señor no escucha cuando tenemos algo
contra alguien, si así fuera, debemos ponernos a cuentas antes de presentarnos delante de Él en oración,
especialmente en el trato con el cónyuge (1 P. 3:7).

e. ESPERANDO LA RESPUESTA DEL SEÑOR, El  Señor  oraba  en  el  huerto  de  Getzemaní,  “sí  es  posible  que  pase  de  mí  
esta   copa,   pero   no   sea   mi  voluntad  sino  la   tuya”,  es  decir   esperó la respuesta (Lc.22:42). De la misma manera
esperemos su voluntad y no impongamos la nuestra.

f. EN EL ESPÍRITU Y CON ENTENDIMIENTO. 1 Co. 14:15. Orar en el espíritu incluye hablar en lenguas, en donde el
espíritu humano se comunica directamente con Dios, hablando misterios (1 Co. 14:2), con lo que se edifica así
mismo (1 Co. 14:4). Cuando no se ora en el espíritu se corre el riesgo de pedir con malos propósitos y entonces
no se puede esperar recibir nada de parte del Señor. Orar con entendimiento es hablar en el lenguaje diario y
común con el que nos comunicamos con otras personas, indicándonos que estamos conscientes de lo que
estamos hablando.

g. DIOS MIRA LA INTENCIÓN DEL CORAZÓN Y NO TANTO EL TIEMPO: Jesucristo enseñó que los fariseos hacían
“largas oraciones”   (Mr.12:40),   y   pensaban   que   por   ellas   serían   oídos   (Mt.   6:7),   pero   vemos   el   caso   de   Pedro  
cuando  se  hundió  en  el  agua  y  sólo  clamó  “sálvame,  Señor  mío”  (Mt.  14:30-31 Aramea), y fue rescatado. Cuando
oramos lo más importante es la intención de nuestro corazón, pero no hay que olvidar que debemos ser
imitadores de Cristo Jesús y él dedicaba tiempo a la oración (Lc. 6:12).

4. ¿CUÁL ES LA POSTURA CORRECTA?


La Biblia no especifica que haya una postura de nuestro cuerpo para orar, lo que si enfatiza es llegar con un corazón
contrito y humillado (Sal. 51:17). Veamos:

a. CON LOS OJOS ABIERTOS, Jn.11:41: Requiere de mucha madurez espiritual para no ser estorbados, por ello se
invita a cerrar los ojos, no como un rito, sino como ayuda para concentrarnos en lo que hacemos.

b. DE RODILLAS, Ef. 3:14.


c. POSTRADOS, Mt. 26:39
d. ACOSTADOS EN LA CAMA, Sal. 6:6
6
Instrucciones Básicas
e. DE PIE, Neh. 9:3; 2 Cr. 30:27.

5. ORACIONES QUE SON ESCUCHADAS POR DIOS.

a. ACCIÓN DE GRACIAS, Fil. 4:6-7; 1 Ts. 5:18: Tenemos el concepto de que la oración de acción de gracias se efectúa
solamente cuando nos acontece algo agradable, pero el concepto que la Biblia muestra es que debemos orar
dando gracias en medio de cualquier situación, sabiendo que todo lo que nos acontece tiene un propósito de
parte de Dios (Ro. 8:28).

b. PARA NO ENTRAR EN TENTACIÓN, Mt. 26:41: Este tipo de oración es la menos practica por los cristianos, ya que
muchas veces nos acordamos de orar hasta que el pecado nos ha alcanzado. Dios desea que constantemente
oremos para prevenir la tentación y poder agradarle.

c. PARA SER LIBRADOS DE NUESTROS ENEMIGOS, 2 R. 19:15-19: Cuando estamos siendo atacados quienes quieren
hacernos daño (enemigos naturales o espirituales), es el momento de ir delante de Dios y clamarle por ayuda, las
batallas se ganan orando y no agrediendo, porque no es con espada ni con ejercito sino con su Santo Espíritu (2
Co. 10:4). Debemos permitir que Dios pelee nuestras batallas porque nuestra lucha no es contra carne y sangre
(Ef. 6:12).

d. POR GUIANZA, Hch. 1:23-24: La guianza de Dios es vital para tomar cualquier decisión, más aún sí afecta al
cuerpo de Cristo. Estos hombres sabían que había una necesidad que cubrir, pero no actuaron precipitadamente,
sino que fueron delante de Dios para ser guiados. Por eso es importante que en toda circunstancia de nuestra
vida que vaya a afectarnos o representar un cambio (de trabajo, casarnos, compra de algún bien, negocio), lo
primero que debemos hacer es orar a Dios pidiéndole que nos de paz para tomar la decisión o bien que nos
frene, porque no siempre lo que deseamos está de acuerdo a la voluntad de Dios.

e. INTERCESIÓN, 1 Ti. 2:1: Nuestro llamado es a interceder por todas las personas, pero interceder significa que
debemos despojarnos de todo egoísmo, no tomando en cuenta nuestras propias necesidades, sino ir delante de
Dios haciéndonos uno con los demás pidiendo ayuda por ellos, la Biblia nos da ejemplos de intercesión:

i. Del ministro por el pueblo, Nm. 21:7, 1 S. 12:23.


ii. Del pueblo por los ministros, Ef. 6:17-20; Col. 4:3-4.
iii. Interceder por los hermanos, Stg. 5:16.
iv. Por los inconversos, Gn. 20:17.

6. ORACIONES QUE NO SON ESCUCHADAS POR DIOS. Job 24:12:


También hay que considerar que las oraciones no siempre son agradables al Señor, evaluemos a continuación por qué
sucede esto:

a. INJUSTICIAS EN EL HOGAR, Mal. 2:13-14; 1 P. 3:7: Hay personas que pueden pasar horas orando y sin embargo
su oración no es recibida porque la toman como pretexto para descuidar sus deberes en el hogar; la Biblia dice
que quien no provee para los suyos y especialmente para los de su casa es peor que un infiel (1 Ti. 5:8), otros
después de haber lastimado al cónyuge (física o almáticamente), quieren ir a la iglesia con apariencia de piedad,
pero este texto nos enseña que para tener una buena comunión con Dios primero debemos buscarla con nuestro
prójimo (cónyuge, hijos, hermanos).

b. FALTA DE PERDÓN, Mr. 11:25: El perdón es una de las llaves que Dios nos deja para la liberación de nuestra alma,
vemos el ejemplo de Ana (1 S. 1), que hasta que perdonó a su rival (Penina), tuvo la respuesta de su oración por
un hijo (Samuel). Así muchos cristianos no reciben respuesta a su oración hasta que perdonan a quienes le
hicieron daño.

7
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas
c. HIPOCRESÍA Y PALABRERÍA, Mt. 6:5-7: Los fariseos hacían largas oraciones para impresionar a los hombres y
obtener un beneficio de ellos. Lamentablemente en la actualidad hay cristianos que se dejan llevar por palabras
bonitas pero sin ningún significado espiritual, pero Dios no necesita ser impresionado por nuestra palabrería sino
por la humildad de nuestro corazón. En Joel 2:13 leemos que los sacerdotes debían rasgarse el corazón (actitud
interna) y no las vestiduras (actitud externa), debían llorar entre la entrada y el altar (Jl. 2:17), es decir que
debemos orar no solo donde nos vean las demás personas.

d. AUTOSUFICIENCIA, Lc. 18:9-13: El fariseo llegó a darle gracias a Dios por lo que hacía, diciéndole a los demás que
el era mejor y por eso merecía que el Señor le escuchara, pero sí somos sinceros, reconozcamos que somos
deudores delante de Dios, por eso el publicano habiendo entendido esto, llorando pedía misericordia, porque
aún nuestras obras son como trapos de inmundicia ante Dios (Is. 64:6).

e. PEDIR PARA LOS DELEITES, Stg. 4:3: Muchas personas se amargan contra Dios porque no reciben lo que piden,
porque no saben que cuando lo obtenga les servirá de tropiezo y los apartará del Señor, por ello debemos pedir
de acuerdo a su voluntad.

f. POTESTADES ESPIRITUALES, Lc. 22:41-44: Hay personas que cada vez que van a orar les da sueño y no se explican
por qué, a veces es consecuencia de fuerzas espirituales que se oponen. En esos casos debemos reprender todo
estorbo para que los aires sean limpiados, el Señor Jesús fue ministrado por un ángel, pero los discípulos se
durmieron cuando debían estar orando. No debemos permitir que el enemigo interrumpa nuestra comunión con
el Padre, por ello debemos pedir ayuda en la ministración para eliminar cualquier influencia espiritual del
enemigo.

D ios se agrada de nuestra oración en la medida que nuestro corazón es humilde y nos reconocemos necesitados,
esto no quiere decir que las manifestaciones corporales sean malas, pero deben ir motivadas por la guianza del
Espíritu Santo, no como una penitencia sino como señal de humildad.

8
Instrucciones Básicas

03 EL ARREPENTIMIENTO
“¿O tienes en poco las riquezas de su bondad, tolerancia y paciencia, ignorando que la bondad de Dios te
guía  al  arrepentimiento?”            
Romanos 2:4 LBLA

E l diccionario de la Real Academia Española define al arrepentimiento como un pesar por haber hecho algo; sin
embargo, si vemos esta definición a la luz de la Palabra de Dios, el arrepentimiento lleva consigo, no solamente un
pesar o dolor, sino más allá de dicha definición, el arrepentimiento se refiere a reconocer la propia inmadurez y la
incapacidad de vivir alejado de Dios, así como lleva implícito el aceptar una dependencia total de Él.

El reconocimiento de pecado es producido por la voluntad humana que, al verse confrontada por el Espíritu Santo al
señalar el pecado por medio de la ley, se torna en una contrición que conlleva a un cambio de actitud; sin embargo, este
señalamiento del Espíritu a través de la ley no queda ahí, ya que, de la misma manera muestra la gracia de Dios para
justificación y perdón de pecados.

El arrepentimiento es una actitud que, como veremos más adelante, no se limita a manifestarse en pecadores que
necesitan ser salvos; sino mas bien, es una característica que debe estar constantemente manifestándose en todo aquel
que ha nacido de nuevo (Ro. 2:4), por esto mismo es que Dios nos insta a estar constantemente en una actitud de
arrepentimiento y renovación de nuestra mente (Ro. 12:1-2; 2 Co. 7:9).

E l arrepentimiento es un ejercicio constante en todo cristiano, el cual le servirá para re-entrenar los miembros y
acostumbrarlos   al   bien,   ya   que   dichos   miembros   han   sido   previamente   “programados”   para   el   mal,   por   causa   de  
algunas leyes, tales como: la ley del pecado y la ley de los miembros (Rom.7:23 Ro.6:19) que mora en ellos.

La traducción de la palabra arrepentimiento, tanto en hebreo como en griego es: lamentar, cambiar de idea, volverse,
retornar, cambiar de pensamiento, pensar que viene del corazón, rechazo de un proceder indeseable. (Nacham H5162,
Metanoia G3341, Metamellomai G3338, Metanoeo G3340).

1. IMPORTANCIA DEL ARREPENTIMIENTO

La predicación del evangelio en el Nuevo Testamento inicia con un hombre llamado Juan El Bautista, quien
proclamaba diciendo: Arrepentíos porque el Reino de los Cielos se ha acercado (Mt. 3:1-2) de la misma manera,
cuando Cristo asciende al cielo deja la orden, que luego sería conocida como La Gran Comisión, que en Su Nombre se
predicara el arrepentimiento para perdón de pecados a todas las naciones, empezando en Jerusalén (Lc. 24:47). He
allí la importancia que tiene el arrepentirse, ya que es a través de esta actitud que nosotros damos el primer paso
para poder acceder gradualmente a la gracia y al trono mismo de Dios (He. 4:16). Aunque sabemos que el
arrepentimiento no es lo que produce la salvación, éste es un paso previo a ella y sin arrepentimiento no hay
conversión (Is. 30:15).

2. BENEFICIOS DEL ARREPENTIMIENTO

a. Trae un refrigerio espiritual a nuestro ser integral (Hch. 3:19).


b. Podemos disfrutar de la compasión de Dios, quien está esperando que su pueblo se arrepienta para traer sobre
ellos bendición abundante (Ez. 14: 6-11).
c. Generar vida (Ez. 18:32, Lc. 13:3, Hch. 11:18).
d. Perdón de pecados (Mr. 1:4, Hch. 3:19).
e. Provoca gozo en el Cielo (Lc. 15:7).
f. A través de él, recibimos el don del Espíritu Santo (Hch. 2:38).

9
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas
g. Conocimiento pleno de la verdad, con lo que podríamos decir, que para un corazón arrepentido es más fácil
comprender lo que Dios dice en Su Palabra (2 Ti. 2:25).
Existen muchos beneficios adicionales que trae consigo el arrepentimiento; sin embargo, damos lugar a la iniciativa
del discípulo para que los busque en La Palabra de Dios y los aplique en su vida.

3. EL ARREPENTIMIENTO ES UN ARMA PODEROSA

Existe en la actualidad una enorme cantidad de cristianos que han caído en pecados que, a su vez los han alejado de la
comunión con Dios. Cristianos que piensan que Dios no los va a perdonar; sin embargo, la Palabra de Dios nos revela
que una de las armas más temidas por el enemigo de nuestras almas es, precisamente el arrepentimiento de corazón.
Dios no rechaza a aquel que se acerca con su espíritu humillado y corazón arrepentido (Sal. 51:17). El
arrepentimiento es el arma que Dios ha dispuesto para que todo aquel que ha pecado, se acerque de nuevo a su
comunión. (1 Jn. 1:8-9, Ap. 2:5).

4. DIFERENCIA ENTRE ARREPENTIMIENTO Y REMORDIMIENTO

Remordimiento es una palabra que podría confundirse con arrepentimiento; sin embargo, aunque parecieran tener
las mismas manifestaciones, los frutos que cada una de estas actitudes van a producir serán muy diferentes (Mt 3:8),
para clarificar el concepto, veamos algunos ejemplos:

a. Judas: dice la Biblia que Judas, luego de entregar al Señor, fue y se ahorcó (Mt. 27:3-5), sin embargo nunca
mostró un corazón arrepentido, a diferencia de Pedro el apóstol, quien luego de negar al Señor, fue y lloró
amargamente. Este último fue justificado, pues escogió el camino correcto: La senda del arrepentimiento.

b. Esaú: Menciona Biblia Pratt en Hebreos 12:16 que Esaú lo que deseaba obtener con lágrimas era que su padre se
arrepintiera de haberle dado la bendición a Jacob y no precisamente el suyo. Por lo tanto fue desechado y su
primogenitura dada a su hermano menor.

c. El Faraón de Egipto (Ex.   8:8).   Las   Escrituras   nos   muestra   al   Faraón   exponiendo   un  “aparente”   arrepentimiento  
con el propósito de que Dios quitara las plagas en Egipto; pero luego, cuando estas se retiraban, él se retraía.

5. CONSECUENCIAS DE NO ARREPENTIRSE

De la misma manera como existen bendiciones y beneficios de optar por una actitud de arrepentimiento, así también
Dios nos muestra en su Palabra algunas consecuencias que trae la falta del mismo. Así por ejemplo:

a. Castigo vino sobre Tiro y Sidón por no arrepentirse (Lc. 10:13).


b. Condenación (Lc. 11:32).

6. EJEMPLOS BÍBLICOS DE ARREPENTIMIENTO Y SUS CONSECUENCIAS

a. David: Siendo rey de Israel, teniendo a su disposición cualquier doncella que él quisiera tomar para sí, escogió a
Betsabé y cometió adulterio con ella. Dios viene y le reprende por medio del profeta Natán y David se
arrepiente; sin embargo, aunque su pecado fue perdonado, no queda sin consecuencias (2 Sa. 12:10). El
verdadero arrepentimiento de David logró conmover el corazón de Dios.

b. El hijo pródigo (Lc. 15:11-24). Luego de haber malgastado la herencia que su padre le dio, volvió en sí y se dijo:
…iré  a  mi  padre  y  le  diré:  Padre  he  pecado  contra  el  cielo  y  contra  ti…, el hijo pródigo volvió arrepentido y Dios le
restituyó lo que había perdido.

10
Instrucciones Básicas
c. El publicano: En el pasaje de San Lucas 18:9-14 se describe la actitud de una persona arrepentida. Se siente
deudor delante de Dios y sólo alcanza a clamar por misericordia delante de Dios. Este logró ser justificado
delante del Señor.

d. Zaqueo (Lc. 19:8). Al tener la presencia de Dios en su casa, esto provoca que él, como recaudador de impuestos,
reconsidere su proceder y cambie inmediatamente su actitud. Esto último es consecuencia de un corazón
arrepentido.

e. El malhechor en la cruz. El pasaje de aquel hombre que, estando en agonía, se arrepiente de su vida pasada y
reconoce en Jesús la salvación de su alma, recibe instantáneamente la promesa de vida eterna al escuchar las
palabras: De cierto te digo: Hoy estarás conmigo en el Paraíso (Lc. 23-43).

f. Pedro (Mt. 26:75). Este apóstol nos enseña con su actitud, que hay ocasiones en las que no es necesario
pronunciar palabra para demostrar su arrepentimiento. Asimismo, en este mismo pasaje vemos que el genuino
arrepentimiento generalmente va acompañado de un llanto amargo.

E l arrepentimiento es una actitud que nos conduce a una nueva y mejor comunión con Dios, pero no existirá un
genuino arrepentimiento si este no es provocado por el trabajo del Espíritu Santo en nuestras vidas. He aquí la
importancia  de  ser  sensibles  a  la  voz  del  Espíritu,  la  cual  generalmente  viene  como  un  “susurro”  a  nuestro  corazón  y  
que debemos aprender a discernir (Ro. 2:4).

Recordemos  que  la  buena  obra  que  Él  empezó  en  nosotros,  la  terminará…  y  para  que  El  Señor  pueda  continuar  trabajando  
en nuestras vidas necesitamos tener un corazón dispuesto a arrepentirse en cualquier momento (Fil. 1:6).

11
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

04 LA SALVACIÓN
“Conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor, en quien tenemos SEGURIDAD Y
ACCESO  con  confianza  por  medio  de  la  fe  en  El.”  
Efesios 3:11-12.

E s importante que el nuevo creyente tenga la seguridad de su salvación, ya que la experiencia de las personas al
momento de aceptar a Jesucristo como Señor y Salvador es distinta en cada caso. Algunas personas experimentan
un deseo de llorar, otras una paz profunda, gozo inexplicable y otras manifestaciones; pero hay quienes no sienten
nada, ¿quiere decir eso acaso que no son aún salvas, o que no trajo ningún beneficio el acto mismo de recibir a Cristo?, de
ninguna manera, la obra redentora de Cristo no depende de los sentimientos (del alma), ni de las manifestaciones físicas,
sino de las fieles promesas de Jesucristo.

L A SEGURIDAD DE LA SALVACIÓN: Al hablar de seguridad de la salvación se está haciendo referencia al hecho de que
el nuevo creyente, al momento de invitar a Jesucristo a entrar a su corazón y aceptarle como Señor y Salvador
personal, debe tener la certeza de que, efectivamente Cristo está en su corazón. ¿En qué se basa esta seguridad? Se
pueden establecer dos aspectos:

a. LA SEGURIDAD NO DEPENDE DEL CREYENTE. ¿Por qué se dice esto?

i. No depende de lo que somos. En la Biblia se dice que las naciones (hombres), son menos que nada delante
del Señor (Is. 40:17), y que el hombre es como el polvo (Sal. 103:14), y en el Nuevo Testamento se llama al
hombre pecador (Ro. 3:23), por lo tanto si la salvación dependiera de lo que somos, ninguno sería salvo, pues
todos somos pecadores y merecíamos condenación eterna.

ii. No depende de lo que tenemos. Dios es el dueño de todas las cosas, de Él es la tierra y todo lo que en ella
existe (Sal. 24:1), por lo tanto, el hombre nada tiene para comprar su salvación, por eso Jesús les dijo a sus
discípulos que ¿Qué provecho obtendría un hombre si gana el mundo entero, pero pierde su alma? ó ¿Qué
podría dar el hombre a cambio de la salvación de su alma?, Nada (Mt. 16:26).

iii. No depende de lo que sentimos. Los sentimientos del ser humano son muy variables, por naturaleza es
voluble ante las circunstancias, por lo tanto tiende a ser engañoso. En Jeremías 17:9 se dice que “más  
engañoso   que   todo,   es   el   corazón”   (sentimientos), y sin remedio; ¿quién lo comprenderá? El ser humano
muchas veces ni él mismo se comprende, por eso una salvación tan grande no depende de un sentimiento.

b. LA SEGURIDAD DEPENDE DE DIOS. ¿Por qué?

i. Su hijo Jesucristo hizo la obra perfecta de redención (salvación). La obra perfecta que hizo Jesús a favor del
hombre fue ofrecerse a sí mismo como sacrificio por el pecado de la humanidad, por eso Juan El Bautista
declaró  que  “Jesús  era  el  Cordero  de  Dios  que quitaría   el  pecado  del  mundo”  (Jn.  1:29).  Dicho  sacrificio  es  
único y para siempre, de tal manera que ya no hay necesidad de ofrecer otro por la salvación. Es maravilloso
saber que si el pecado nos alcanza, podemos utilizar la sangre de Jesucristo, que todavía está fresca, para
llegar ante Dios y pedirle que nos limpie de todo pecado con la sangre bendita de su hijo (1 Jn. 2:1-2).

ii. Dios por naturaleza es fiel. El hombre es infiel, más Dios siempre permanece fiel (2 Ti. 2:13). Es un alivio
saber que Dios nunca cambia y a todo el que cree en El le prometió vida eterna (Jn. 3:36), es más, el Señor
juró (He. 7:21) , que esta promesa se cumpliría y la selló con un pacto, un mejor pacto, el pacto de la sangre
de su Hijo, quien es poderoso para salvar para siempre a los que por medio de Él se acercan a Dios (He. 7:25).
Además, El aseguró que nadie podría arrebatar de su mano a un creyente en Él (Jn. 10:29).

12
Instrucciones Básicas
iii. El sello del Espíritu Santo. Dios ha dado al creyente una garantía anticipada de la salvación eterna, alguien
que provee de seguridad de esta promesa, que es El Espíritu Santo (Ef. 1:13-14). Así, quien no tiene el Espíritu
Santo no es salvo (Ro. 8:9). El Espíritu Santo también perfeccionará al creyente, hasta el día de Jesucristo y lo
presentará irreprensible (Jud 24).
c. LOS BENEFICIOS DE LA SALVACIÓN: Cuando se habla de los beneficios de la salvación, se habla de lo que Dios
pone ante el nuevo creyente para que lo tome por la fe. A continuación se enumeran algunos de éstos beneficios:
“Conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor, en quien tenemos SEGURIDAD Y ACCESO
con  confianza  por  medio  de  la  fe  en  El.”  Efesios  3:11-12.
i. Paternidad, Jn. 1:11-12: La Biblia es clara cuando indica que solamente se puede ser hijo del Padre,
recibiendo y creyendo en su Hijo Jesucristo. Dios adopta al creyente por el Espíritu Santo y nunca se olvidará
de él (Is. 49:15). Así como un hijo puede desobedecer a su padre, un hijo de Dios también puede
desobedecerlo, es decir, puede cometer pecado, por lo tanto Dios lo disciplinará (He. 12:6-8), con amor, para
perfeccionarlo.
ii. Vida eterna, Jn. 3:16: El propósito de Dios es que toda persona experimente la vida eterna que Él otorga, pero
que a causa del pecado, ésta se ve interrumpida, por lo que ahora todo el que cree en Jesucristo puede
experimentar la vida eterna y abundante que Cristo ofrece (Jn. 10:10).

iii. Perdón de pecados, Col. 2:13: La Biblia enseña que por un hombre entró la muerte por el pecado, pero que
también por un hombre entró el perdón, es decir, Jesucristo; por lo que al reconocer su sacrificio expiatorio,
su Sangre borra todos los pecados, no importando el tamaño o gravedad de los mismos.

iv. Una nueva creación, 2 Co. 5:17: Al momento de conocer al Hijo de Dios, se inicia un proceso deregeneración,
el cual destaca el inicio de un nuevo estado de cosas en contraste con el viejo (Diccionario VINE). Es un
proceso   ascendente   en   el   que   se   afirma   que   “las   cosas   viejas   van   pasando   y   todas   vienen   a   ser   hechas  
nuevas”.  En  este  proceso  se  avanza  en  la  medida  en  que  el nuevo creyente va entregando todas las áreas de
su vida.

v. Ciudadano del reino de los cielos, Fil. 3:20; 1 P. 2:9: El conocer a Jesucristo permite salir de la ciudad de
pecado (Egipto), y obtener una nueva ciudadanía, Cristo afirma que ha ido a preparar lugar, “para  que  donde  
Yo  estoy,  vosotros  también  estéis”  (Jn. 14:3), no un día, sino eternamente y para siempre.

vi. Es integrado al cuerpo de Cristo. El nuevo creyente es hecho miembro del Cuerpo de Cristo (1 Co. 12:12),
que es la Iglesia, ya no está solo, tiene identidad, ahora los miembros de la iglesia son sus hermanos, su
familia, por lo tanto, tampoco puede dirigirse solo, sino que tendrá que aprender a sujetarse a los miembros
del cuerpo (1 Co. 12:14-20).

vii. Se le entregan regalos. El Espíritu Santo regala dones, que son más que regalos, habilidades que Dios da a los
creyentes para la edificación de su Iglesia (1 Co. 14:12). Estos dones permiten al nuevo creyente crecer y
desarrollarse hacia la madurez, dándole la oportunidad de servir dentro de la Iglesia.

C risto afirmó en Juan 17:12 que ninguno de los que le dieron por hijos, se le perdió, por lo tanto, la seguridad de la
salvación, no depende de nosotros, sino de la fidelidad de Dios a sus promesas y pactos, por medio del sacrificio de
Jesús en la cruz y del perfeccionamiento que el Espíritu Santo hace en cada creyente.

13
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

05 LOS BENEFICIOS DE LA SANGRE


Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos,
santifican para la purificación de la carne, ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu
eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que
sirváis al Dios vivo?
Hebreos 9:13-14.

E l Antiguo Pacto establecía diversos tipos de sacrificios, en general, suponía en el ofrendante, la conciencia de que la
muerte a causa del pecado estaba sobre él, por ello había que ofrendar el sacrificio para que le fuera aceptado de
parte de Dios. La sangre del sacrificio debía ser rociada, porque representaba la vida misma (Lv. 17:11).

J esucristo,  como  el  “Cordero  de  Dios”  que  quita  el  pecado  del  mundo  (Jn.  1:29),  se  presentó  como  el  sacrificio  perfecto  
y su sangre, a diferencia del antiguo pacto, no cubre sino limpia completamente todo pecado. Por ello el hombre
perdido y sin esperanza puede ser salvo por medio de la sangre, que fue derramada en la cruz del Calvario por el
Cordero de Dios. La Biblia declara que el cristiano es elegido por Dios Padre, por la obra santificadora del Espíritu, para
obedecer a Jesucristo y ser rociados con su sangre (1 P. 1:2-3), como consecuencia podemos gozar de sus beneficios,
algunos de ellos son:

1. PURIFICA: El cristiano debe conocer y experimentar los beneficios de esa sangre bendita, puesto que desde que
recibió a Jesucristo en su corazón, empezó a actuar en la nueva vida hasta ser presentado puro delante del Señor, y
vivir para siempre con Dios. La ley dada por medio de Moisés establecía que todo pecado debía ser purificado con
sangre, a través de un sacrificio (Lv. 14:25), y en el libro de Hebreos, se dice que casi todo es purificado con sangre,
conforme a la ley de Moisés (He. 9:22). La palabra “purificado”, se traduce del griego Katharizo, que significa:
limpiar y liberar de toda mezcla (Strong 2511), lo que indica que la sangre de Cristo limpia cualquier tipo de pecado
(2 Co. 5:17).
2. EN ELLA HAY REDENCIÓN: La   palabra   “redención”   se   traduce   del   griego   Lutroo que quiere decir: liberar contra
recepción de un rescate (Strong 3084), esto significa liberar mediante el pago de un precio de rescate, por eso la
obra de Jesucristo redimió a los hombres de toda iniquidad (Tit. 2:14), Él nos rescató de la vana manera de vivir que
se heredó de los padres (1 P. 1:18), de la esclavitud de la tradición, y el único pago de rescate fue la preciosa sangre
de Jesucristo.
3. QUITA EL PECADO: En el Nuevo Testamento se enseña que la sangre de los toros y de los machos cabríos no
pueden quitar los pecados (He. 10:4), sino que sólo la de Cristo, quien realizó una vez para siempre un solo sacrificio
por los pecados (He. 10:12) de toda la humanidad (1 Jn. 2:2). La sangre de Cristo quita el pecado, porque en Él no
hay  pecado.  (1  Jn.  3:5).  La  palabra  “quitar”  se  traduce  del  griego  airo que significa levantar, llevar, tomar arriba o
afuera (Strong 142), por lo que Cristo llevó nuestros pecados sobre su hombro, los tomó para que ya no los cargara
el creyente.
4. LIMPIA DE TODO PECADO, 1 Juan 1:7: Cuando se habla de limpiar se refiere a la palabra griega Katharizo que
significa: hacer limpio, limpiar de la contaminación del pecado y declarar limpio o puro (Strong 2511), lo que
indica que la sangre de Cristo limpia al creyente de todo pecado, e incluso enfermedades, como al leproso que le
dijo a Jesús que si Él quería podía limpiarlo (Mat 8:2).
5. LIMPIA LA CONCIENCIA, Hebreos 9:14: La sangre de Cristo limpia la conciencia de obras muertas, lo cual permite al
creyente servir a Dios. La conciencia se refiere, según el diccionario VINE, a “aquella  facultad  mediante  la  cual  se  
llega a saber la voluntad de Dios, como aquello que está dispuesto a gobernar la vida, por ejemplo: el sentido de
culpa  delante  de  Dios  (He.  10:2)”  y por otra parte, la conciencia es “aquel  proceso  de  pensamiento  que  distingue  lo  
que considera moralmente bueno o malo, alabando lo bueno, condenando lo malo, y así impulsando a hacer lo
primero  y  a  evitar  lo  último”.

14
Instrucciones Básicas
Utilizando estas definiciones comprendemos que la sangre de Cristo es suficiente para limpiar el pensamiento del
creyente, fortaleciéndole la conciencia para que distinga claramente (1 Co. 8:7), entre lo que proviene de Dios y no
dejarse influenciar por lo que proviene del enemigo.
6. TENEMOS PERMANENCIA EN EL HIJO, Juan 6:56: El acto de la Cena del Señor, proporciona permanencia en el Hijo,
puesto que Cristo afirmó que quién comiera su carne y bebiera en su sangre, permanecería en Él, y Él en el
(creyente).
7. TENEMOS COMUNIÓN, 1 Corintios 10:16: “Comunión”   se   traduce   del   griego   Koinonia, que significa: tener en
común, compañerismo, la parte que uno tiene en cualquier cosa, participación, un compañerismo reconocido y
gozado (Strong 2842). Los creyentes tienen compañerismo con Cristo, por medio de la participación de la Cena del
Señor.
8. NOS ACERCA A DIOS, Efesios 2:13: La Biblia dice que en otro tiempo, el hombre anduvo lejos de Dios, desobediente
(Ro. 11:30), sin embargo, a través de la sangre de Cristo, fue hecho cercano a Dios. La sangre de Cristo cambia el
corazón para acercarnos a Dios.
9. HAY ENTRADA AL LUGAR SANTÍSIMO, Hebreos 10:19: El lugar Santísimo era el lugar del Tabernáculo construido
por Moisés, en donde estaba el Arca del Pacto, que representa la presencia de Dios; pero ahora por la Sangre de
Cristo tenemos entrada al verdadero Lugar Santísimo, para conocer al Señor más de cerca y gozarnos en Él.
10. NOS SANTIFICA, Hebreos 10:10: La sangre de Cristo sobre la vida del creyente santifica y regenera, por ello no
debemos menospreciarla, ni tenerla en poco, ya que Dios castigará a aquel que la tenga por inmunda (He. 10:29).
11. NOS TRAE PAZ, Colosenses 1:20: El Señor trae la paz a la vida del creyente por medio de su sangre, con el propósito
de reconciliarlo con él Padre , y presentarlo, santo, sin mancha e irreprensible. (Col. 1:22).
12. NOS HACE APTOS, Hebreos 13:20-21: “Apto”  se  traduce  de  la  palabra  griega   Katartizo, que significa: hacer apto,
equipar y preparar (Strong 2675). La sangre de Cristo hace apto al creyente para hacer Su voluntad, quitando o
agregando aspectos en su vida que le permitirán crecer y ser edificado.
13. ES SEÑAL DE UN NUEVO PACTO, Hebreos 8: 8-13: Dios establece un nuevo pacto, con mejores promesas que el
anterior. Jesús es el mediador del nuevo pacto (He. 12:24), que se selló con sangre e hizo suficiente ese sacrificio,
de una vez y para siempre, por lo cual somos partícipes y herederos de todas las bendiciones que vienen tras él.
14. NOS DA VIDA, Juan 6:53: Cuando   participamos   de   su   carne   y   de   su   sangre,   tenemos   vida.   La   palabra   “vida”   se  
traduce del griego zoe, que significa: vida como la tiene Dios, aquello que el Padre tiene en sí mismo y que Él dio al
Hijo encarnado que tuviera, vida en sí mismo y que el Hijo manifestó en el mundo (Strong 2222). Esta vida eterna,
es la posesión presente y real del creyente debido a su relación con Cristo (Jn 5:24; 1 Jn 3:14), que algún día se
extenderá al cuerpo, garantizado por la resurrección de Cristo (2 Co. 5:4; 2 Ti. 1:10).
15. NOS QUITA HERENCIAS ANCESTRALES NEGATIVAS, 1 Pedro 1:18-19: Este pasaje indica que fuimos redimidos de la
vana manera de vivir heredada de los padres, por medio de la sangre de Cristo, es decir, el sacrificio de Jesús hace
libre al creyente de herencias de maldición familiar, puesto que la genética de maldición en el creyente es cambiada
a la genética bendita del Hijo de Dios. La Sangre de Cristo corta cualquier lazo generacional de maldad, para andar
en novedad de vida.

C on estos beneficios se entiende el gran amor de Dios para sus hijos (Jn. 3:16), ya que Cristo vino a reconciliar todas
las  cosas  “de  las  que están en los cielos como las que están en la tierra (Ef. 3:10-11; Col. 1:20; He. 9:23-24).
Debemos saber que la sangre de Cristo fue derramada una sola vez para salvación y es rociada para purificación y
perfeccionamiento hasta el día en que todo sea perfecto.

15
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

06 El BUTISMO EN AGUA
“Por  tanto,  dejando  las  enseñanzas  elementales   “Id,  pues,  y  haced  discípulos  de  todas  las  naciones,  
acerca de Cristo, avancemos hacia la madurez, no bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del
echando otra vez el fundamento del arrepentimiento Espíritu  Santo”              
de obras muertas y de la fe hacia Dios, de la Mateo 28:19
enseñanza sobre lavamientos...”    Hebreos 6:1-2

D ios ha dejado a su pueblo mandamientos, estatutos, leyes y ordenanzas para que se conduzca agradablemente
delante de Él; las dos ordenanzas establecidas por Jesucristo en el Nuevo Testamento son: la Cena del Señor y el
Bautismo en Agua, por lo tanto debemos cumplirlas. En el momento que recibimos a Jesucristo en nuestro
corazón, nuestro espíritu nace de nuevo (Ef. 2:1-2), luego en el bautismo en agua nuestra alma recibe la primera
ministración (Ro. 6:1-11); en el momento de la resurrección, el cuerpo nacerá de nuevo, y será transformado de un
cuerpo de corrupción a uno incorruptible, en un abrir y cerrar de ojos (1 Co. 15:52). Cuando el creyente no se bautiza las
ataduras permanecen en él, pero por medio del bautismo es liberado de muchas de ellas.

E n el libro de los Hechos de los Apóstoles, leemos que el eunuco etíope iba de regreso de adorar de Jerusalén,
leyendo las Escrituras, pero no las entendía, por ello Felipe le anunció el evangelio y luego lo bautizó (Hch. 8:27-40).
La palabra bautismo se traduce de la palabra griega baptizo, que significa: sumergir repetidas veces, ser inmerso,
purificar por inmersión o sumergirse, ser hecho limpio con agua y sumergirse uno mismo (Strong G907), esto nos indica
que el bautismo nos purifica. También se traduce de bapto que significa: mojar o empapar, ser teñidos o tomar el color
de (Strong G911), usada del teñido de vestidos, de sacar agua introduciendo una vasija en otra más grande, etc. Se deriva
de Baptista que es el proceso de sumersión e inmersión (Strong G910).

El Diccionario Océano Uno, dice: Sumersión es meter una cosa debajo (dentro) del agua o de otro líquido. La palabra
bapto identifica la práctica que realizaban los artesanos que fabricaban telas con el propósito de teñirlas de un color
determinado. Para ello sumergían las telas en un recipiente o mueble, o aún en agujeros hechos en la tierra
impermeabilizados con estuco u otro material, los cuales contenían el tinte del color deseado.

Había varios recipientes u hoyos, que contenían diferentes matices. Según el color que desearan, así se elegía el recipiente
en   el   cual   estaba   el   líquido   que   les   serviría   para   “mojar”   la   tela. Esto nos enseña que cuando el cristiano se bautiza es
teñido del color de Cristo. El bautismo en agua tiene varios beneficios, algunos de ellos son:

1. PERDÓN DE PECADOS, Hechos 2:38: La Biblia enseña que por medio del arrepentimiento y el bautismo Dios
perdona nuestros pecados, porque somos purificados y limpiados. La palabra perdón se traduce de la palabra
griega aphesis que significa: liberar, poner en libertad y soltar de la cárcel de pecado (Strong 859), indicando que el
bautismo en agua nos libera del pecado y rompe ataduras.

2. LIBERTAD DE LA ESCLAVITUD, 1 Corintios 10:2: La Biblia indica que cuando el pueblo de Israel cruzó el mar rojo fue
bautizado en la nube y en el mar, pasando de ser esclavos a ser libres. Libertad se traduce del griego eleutheria,
que se significa: ser libre de vivir conforme a nuestros placeres (Strong 1657), dando a entender que el bautismo
nos libera de vivir en pecado, idolatría, hechicería, brujería, la vana manera de vivir heredada de nuestros padres (1
P. 1:18), para obedecer a Cristo.

3. DEBILITAMIENTO DEL HOMBRE VIEJO, Romanos 6:1-11: Este pasaje nos indica que hemos sido bautizados en la
muerte   de   Jesucristo.   La   palabra   “muerte”,   en   este   pasaje,   se   traduce   del   griego   thanatos que significa: la
separación del alma del cuerpo, dejando el cuerpo de funcionar y volviendo al polvo (Strong 2288). Esto nos indica
que el bautismo reduce a la impotencia el viejo hombre (Mt. 12:29), para que el nuevo hombre pueda crecer y
hacerse robusto. Cuando el cristiano no se bautiza, el hombre viejo es fuerte y lo domina, llevándolo a pecar.

16
Instrucciones Básicas
4. SEPULTADOS, Ro. 6:2-4; Colosenses 2:20: En Gn. 3:19 después que Adán pecó el Señor le dijo:"con el sudor de tu
frente comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste tomado. Porque del polvo eres y al polvo
volverás”, esto nos enseña que todo hombre debe morir para regresar a la tierra de donde fue tomado, pero el
Señor dejó el bautismo para hacernos uno con Jesucristo en su muerte y resurrección, cumpliendo de esta forma
Gn. 3:19

Sepultura se traduce del griego sunthapto que significa: sepultar con, juntamente (Strong 4916); se utiliza solo en
sentido metafórico, de la identificación del creyente con Cristo en su sepultura, tal como es expuesta en el
bautismo (Diccionario Vine). Cuando somos sumergidos en el agua somos sepultados al pecado, juntamente con
Jesucristo, de tal forma que como consecuencia ya no podemos practicar el pecado; y cuando somos levantados,
resucitamos juntamente con Él.

5. RESUCITAMOS PARA ANDAR EN NOVEDAD DE VIDA: La palabra resucitar tiene su origen en la raíz griega sunegeiro
que significa: levantar juntamente con (Strong 4891) y se utiliza de la resurrección espiritual del creyente con Cristo
(Ro. 6.4) De la misma forma como cuando el Señor Jesucristo resucitó tenía un cuerpo espiritual, cuando somos
levantados de las aguas del bautismo, resucitamos juntamente con él y somos cambiados para caminar en novedad
de vida.

6. BUENA CONCIENCIA, 1 Pedro 3:21: El Diccionario Vine dice que regenerar es destacar el inicio de un nuevo estado
de cosas en contraste con el viejo y la palabra conciencia se traduce del griego suneidesis que significa uno
conociendo con y el testimonio dado de la propia conducta por la conciencia (Strong 4893), es decir, conciencia es
el proceso de pensamiento que distingue lo que considera moralmente bueno o malo, alabando lo bueno,
condenando lo malo, y así impulsando a hacer lo primero y a evitar lo último (Diccionario Vine).

Antes de llegar al Señor, nuestra conciencia estaba llena de pecado, de tal manera que aunque su función era
redargüirnos cuando cometíamos pecado, ya no lo hacía, pero en el momento que llegamos al Señor obtenemos
una conciencia neutra, que distingue lo bueno o malo y luego en el bautismo obtenemos una buena conciencia (1
Co. 2:12-15).

7. CONVERTIRSE EN DISCÍPULOS, Mateo 28:19: El Señor Jesucristo dijo que el que creyera en Él y fuera bautizado,
sería constituido en su discípulo, por lo tanto, el bautizarnos nos habilita para llegar a ser discípulos, es decir, ser
trasladados de la categoría de oyente y de creyente a la de discípulo.

8. PARTICIPAR DE LA RESURRECCIÓN, Romanos 6:5: En este pasaje, la palabra resurrección viene de la palabra griega
anastasis que significa: un levantamiento (Strong 386) (ana: arriba y jistemi: poner en pie; Strong 450 y 2476), por
lo que los cristianos que escucharon del bautismo, tuvieron la oportunidad de bautizarse pero no lo hicieron, y
murieron sin esa condición, no resucitarán.

C uando nos bautizamos estamos mostrando obediencia y amor al Señor, porque cumplimos una ordenanza que Él ha
dejado, por eso es necesario que cada creyente lo haga, para que al mismo tiempo de obedecer, obtenga cada uno
de sus beneficios.

17
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

07 LA CENA DEL SEÑOR


"Por tanto, cuando os reunís, esto ya no es comer la cena del Señor" "Porque todas las veces que comáis este
pan y bebáis esta copa, la muerte del Señor proclamáis hasta que Él venga."
1 Corintios 11:20,26

E l Señor Jesucristo dio instrucciones a sus Apóstoles de que se enseñara a los discípulos a guardar todo lo que Él
mandó (Mt. 28:20 2 P. 1:19); además, dejó la garantía que el Espíritu Santo recordaría todo lo que dijo (Jn.14:26). La
Biblia nos muestra las dos ordenanzas dadas por el Señor: el Bautismo en agua, y la Cena del Señor (Lc. 22:19). La
Cena del Señor es también llamada Santa Cena en atención a su solemnidad y que el participante deberá hacerlo
buscando el rostro del Señor, y la oportunidad de ser ministrado en su ser integral.

D
1.
ESARROLLO

UN EJEMPLO EN EL ANTIGUO PACTO, Éxodo 12.

Se encuentra en la Pascua (del hebreo Pesaj que quiere decir pasar por alto, gozo y alegría. Strong 6452). Las
instrucciones que el Señor dio a Israel para celebrarla eran:
a. Matar un cordero por familia (v.3-4),
b. El cordero debería ser sin defecto (v.5),
c. Impregnar parte de la sangre en los postes y dinteles de las puertas de las casas (sólo la primera vez v.7),
d. Comerlo completamente pasado por el fuego (v.10), con pan sin levadura y hierbas amargas (v.8), y
e. Debía hacerse con fe; ceñidos los lomos, sandalias en los pies y cayado en mano (v.11).

Estas instrucciones enseñan la actitud que se debía tomar en lo personal y colectivo (v. 47). Los participantes fueron
bendecidos con liberación (v. 51). Esta fiesta tenía un significado hermoso: el recordatorio de haber sido libres por
el Señor con mano poderosa, de la esclavitud de Faraón en Egipto (Ex. 13:14). Era una fiesta ordenada para Israel
(Ex. 13:10), pero ahora la Biblia nos enseña que tenemos un MAYOR PACTO CON MEJORES PROMESAS (He. 8:6),
por ello la Iglesia de Cristo no celebra la Pascua, porque Cristo es su Pascua (1 Co. 5:7).

2. EN EL NUEVO PACTO
Fue en el Nuevo Testamento que el Señor estableció la Santa Cena, como recordatorio de su sacrificio por nuestros
pecados.

3. JESUCRISTO EL CORDERO DE DIOS


Dios prometió a Abraham que se proveería a sí mismo de un cordero (Gn. 22:8). Cuando Jesús vino al profeta Juan
el Bautista, éste lo identificó como "el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo" (Jn. 1:29). Antes de ir a la
cruz el Señor Jesús se reunió con sus discípulos (Mt. 26:20), para celebrar la fiesta de la Pascua; allí incorporó el pan
y el vino, estableciendo de esa forma un pacto nuevo, BASADO EN SU CUERPO Y SU SANGRE (Mt. 26:26-27),
mostrando los planes de bendición de Dios para su pueblo: la liberación de la esclavitud del pecado a través del
sacrificio del Hijo Jesucristo (1 Co. 15:57).

4. DIOS ES UN DIOS DE PACTOS


A través de la Biblia encontramos que Dios hace pactos con el hombre para bendecirlo: Noé (Gn. 9:9), Abraham
(Gn.17:2, 7); también el hombre hace pactos: Booz y su pariente (Rut 4:4-6). Los pactos eran garantizados con
diversas prendas o elementos: el Arco iris (Gn. 9:12-13), la circuncisión (Gn. 17:10,13) y sandalias (Rut 4:7-8). El
Nuevo Pacto (2 Co. 3:6), hace cercano al pecador (Ef. 2:12-13), y hace viejo al pacto anterior (He.8:13); es
garantizado (Gá.3:15), con la sangre de Cristo (1 P. 1:18-19; He. 10:29; Ap. 1:5). La sangre derramada por el Cordero
de Dios es el Nuevo Pacto (Mt.26:28), es pacto del perdón de pecados, de la paz con Dios (Ro.5:1).

18
Instrucciones Básicas

5. LA CENA DEL SEÑOR, Mateo 26:17-39; Marcos 14:12-26; Lucas 22:7-20; Juan 13:1-30; 1 Corintios 11:23-34; Juan
6:48-66

a. FUE ESTABLECIDA POR JESÚS: La noche que fue traicionado, el Señor la indicó "haced esto en memoria de
mi" (Lc. 22:19), que tiempo después le fue revelado al Apóstol Pablo (1 Co. 11:23-25). Es una ordenanza que
se debe obedecer (Mt. 28:20; Jn. 8:31; 1 Jn. 3:22).

b. LOS ELEMENTOS, EL PAN Y EL VINO: Cuando muchos discípulos no comprendieron la enseñanza de comer
del pan que descendió del cielo, se apartaron (Jn. 6:60, 66), tiempo después el Apóstol Pablo invita a
discernir el cuerpo del Señor al tomar el pan y el vino (1 Co. 11:29). En este acto participamos
simbólicamente, no literalmente, de la carne y sangre del Señor (Jn. 6:52-56).

i. El Pan, Lucas 22:19: El Señor dijo que Él era el pan vivo que descendió del Cielo (Jn. 6:51). En Juan 6
habla de su carne, su cuerpo: que es verdadera comida (del griego brosis: comida, alimento. Strong
1035). Cuando el Señor dijo "esto es mi cuerpo que por vosotros es partido, dado", enseña el simbolismo
del acto, que se refiere a la consubstanciación (realidad de Cristo en el acto no en los elementos).
Simboliza la comunión con los hermanos, que siendo muchos, somos parte del cuerpo místico de Cristo
que fue partido (1 Co. 12:12), y que para estar en Él, debemos amarnos los unos a los otros (1 P. 1:22);
también nos recuerda que ya no somos huérfanos, sino hijos de Dios (Jn. 14:18; 1 Jn. 3:1; He. 12:9).

ii. El Vino, Mateo 26:27-28: La sangre (haima. Strong 129), es esencia de la vida (Lv. 17:11), y el Señor la
presentó como verdadera bebida (posis: bebida, representado en el jugo de las uvas o vino. Strong
4213), cuando dijo "esto es mi sangre", la cual es derramada para vida. Representa la comunión con el
Señor, ya que la sangre derramada significa perdón de pecados (He. 9:22), y paz del hombre para con
Dios (2 Co. 5:19) por la que tenemos entrada al Lugar Santísimo donde está el Señor en su trono de
gracia (He. 4:16).

6. ES SÓLO PARA LOS SUYOS


En Éxodo 12:43 y 48 se prohibían que los extranjeros participaran de la Pascua, a menos que se circuncidaran.
Posteriormente el Señor Jesús sirvió la Cena a sus discípulos (Mt. 26:25-30), quienes al escuchar que alguien lo
traicionaría le preguntan ¿Seré yo Señor? (Mt. 26:22), porque aunque reconocían el señorío de Jesús, tenían temor de
ser traidores, lo que nos enseña que la Santa Cena es para llevarnos a una reflexión (Jn. 6:54; Fil. 1:6).

7. PROPÓSITOS

a. Recordar la muerte y resurrección del Señor, 1 Corintios 11:24: El alma tiende a olvidar las bondades de Dios
(Sal.103:2), por lo que uno de los objetivos de la Cena es recordar el sacrificio del Señor en la cruz (Fil. 2:8), para
mantener viva la esperanza (Ro. 5:2), y estar apartados para Él (1 Jn. 3:3).

b. Tener vida eterna en sí mismos, Juan 6:51, 53: Al juzgarnos a nosotros mismos en la Santa Cena (1 Co. 11:28),
debemos despojarnos de lo que no conviene y desagrada a Dios y para que Él nos limpie (1 Jn. 1:9). Cuando
comemos la Santa Cena estamos comiendo a Cristo y su vida (Zoe), está en nosotros (Jn. 6:57).

c. Tener comunión con Dios: Conduce a buscar la limpieza del alma y si se permanece firme, se tiene la vida de Él
(Jn. 6:56).

d. Fortalecerse, sanar y tener vida, 1 Corintios 11:30: Las consecuencias de no tomar la Cena en la comprensión y
actitud espiritual adecuada son: debilidad, enfermedad espiritual y física, y hasta muerte física, por ello al
participar de la Cena como agrada al Señor, recibimos: fortaleza, sanidad espiritual y física, y vida física
adicional.

19
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas
e. Tomar su Imagen: La sangre contiene la genética, esta es la razón por la que los hijos se parecen a los padres (Gn.
5:3), cuando participamos de la sangre estamos introduciendo la genética Divina en nuestra vida, para
despojarnos al viejo hombre (Ef. 4:22), y así tomar la imagen del nuevo hombre (1 Co. 15:48), hasta llegar a la
estatura del varón perfecto, nuestro Señor Jesucristo (Ef. 4:13).
f. No ser juzgados con el mundo: Al hacer uso del juicio personal, guiados por el Espíritu Santo, somos redargüidos
de pecado (Jn. 16:8), lo que nos conduce al arrepentimiento y a estar en la voluntad de Dios (2 Co. 7:10).
g. Mantener el poder de la salvación, Hechos 2:42, 46: Es una oportunidad para gozar de la misericordia de Dios
para restauración (1 Co. 11:28), por lo que debemos participar.

8. INSTRUCCIONES EN LA CENA DEL SEÑOR

a. En su memoria: No debemos acercarnos a su mesa como un rito (Mt. 15:8), sino en memoria de su sacrificio, en
su honor (1 Co. 11:24-25), anunciando que a través de su muerte, Él pagó la deuda del pecado: pasado (Ef.2:1-2),
presente (1 Jn. 2:1), y con la expectativa futura "hasta que Él venga", es decir, lleva implícito el anuncio de su
resurrección y retorno, porque Él vive (Lc.24:5), produce gozo y alegría a los que han alcanzado el perdón de
pecados (1 Co. 15:14).

b. Discernir el cuerpo del Señor: Es distinguir que lo que se hace, no solamente en una ceremonia física (Lc. 22:15),
sino un acto con un alto contenido espiritual: es la sustancia del pan que representa el cuerpo de Cristo (Col.
1:18a), al entender que en su cuerpo "Él llevó el castigo de nuestra paz, que fue herido por nuestras
transgresiones y que por sus llagas fuimos curados" (Is. 53:5). También es amar al hermano como Él nos ama (Jn.
15:12), para no ser culpado del cuerpo y de la sangre del Señor (1 Co. 11:29).

c. Participar dignamente: No se habla de ser perfectos para participar (Lc. 22:31-32), sino de buscar la perfección
en Él (Mt. 26:75); es la oportunidad de juzgarnos a nosotros mismos poniéndonos a cuentas con Dios (1 Co.
11:28), no guiados por el alma, porque ésta tiende a auto justificarse (Lc. 12:19), sino por medio del Espíritu
Santo, el cual nos guía a toda verdad (Jn. 16:13). Participar dignamente es reconocer nuestra condición de
debilidad y pedirle ayuda para evitar ser juzgados por el mundo y no ser acusados por el diablo.

d. No por ritualismo: Cuando no se discierne el cuerpo del Señor, se practica como una ceremonia (1 Co. 11:20-22),
lo cual no se debe hacer porque ha sido advertido específicamente por el Señor a través del Apóstol Pablo.

e. En la comunión del Espíritu Santo: La cena fue preparada en un aposento alto (Lc. 22:12), figura de la búsqueda
de la comunión con Dios (Ex. 24:15-16).

f. Periodicidad, 1 Corintios 11:25b: La Biblia no indica las veces que se debe participar, ni mínimo ni máximo; sin
embargo, indica que se debe hacer constantemente

L a Cena del Señor es un banquete, es una fiesta de liberación y bendición preparada para el pueblo de Dios; para
ponernos a cuentas y buscar la comunión con Él, por lo que debemos participar solemnemente y a la vez gozosos de
que se nos haya dado la oportunidad de recibir tal bendición por medio del sacrificio del Señor.

20
Instrucciones Básicas

08 LA COMUNIÓN
Y se dedicaban continuamente a las enseñanzas de los apóstoles, a la comunión, al partimiento del pan y a la
oración.
Hechos 2:42

L a Palabra de Dios nos enseña que la iglesia del principio tuvo un aumento numérico notable, pero también remarca
la forma en que debía ser conducida ante ese crecimiento. La manera equilibrada como la congregación fue guiada
era conforme cuatro factores; la enseñanza, la comunión, el partimiento del pan y la oración. Dichos factores sirven
como modelo a la iglesia actual, para que esta no se desequilibre practicando solo uno, dos o tres de ellos (Hch. 2:41:42)

L a comunión es tener participación de lo común o hacernos comunes entre nosotros. En otras palabras es una actitud
o un trato familiar entre cristianos. Es una participación o comunicación que los creyentes tenemos entre sí, donde
compartimos mutuamente, bienes espirituales, materiales y de otra índole. En resumen, comunión es estar o tener
un mismo sentir.

La palabra comunión proviene del vocablo griego, koinonia que quiere decir: ayuda, compañerismo, contribución,
comunicación, ofrenda, participación. Esa palabra se deriva de la raíz griega koinos, cuyo significado es, hacerse común,
lo que denota, una actitud en la que se comparte la misma cualidad o pertenencia. La Biblia nos permite ver que tenemos
acceso a la comunión con Dios y con nuestros hermanos, veamos.

1. COMUNIÓN CON EL PADRE, 1 Juan. 1:3 La palabra de Dios declara: 1. Que nadie puede acercarse al Padre sino es por
el Hijo (Jn. 14:6) 2. En esta dispensación de la Gracia se nos ha dado el titulo de Hijos de Dios, por medio de reconocer
el sacrificio redentor de nuestro Señor Jesucristo (Jn. 1:12).

Esas son dos razones por las cuales tenemos comunión con el Padre, de manera que poseemos el privilegio de
acercarnos con toda confianza a su trono; para alabarlo, adorarlo, bendecirlo, encontrar gracia, misericordia y auxilio
para nuestras vidas (He. 4:16).

2. COMUNIÓN CON EL HIJO, 1 Corintios 1:9, El padre nos llama a tener comunión con su Hijo. Esta es una unión o
participación espiritual entre uno que ha nacido de nuevo y el Señor Jesucristo. Él es la cabeza o máxima autoridad de
nosotros los creyentes (Ef. 1:22-23). Tenemos comunión con Él por medio de su Gracia, por lo que debemos
mantenernos en obediencia y en santidad.

La Biblia hace una comparación del Señor con la Vid verdadera, cuyas ramas somos nosotros, que hemos sido
injertados en ella. Ahora somos hijos de Dios, alimentados por la misma raíz y participantes de la rica savia que es su
sangre (Ro. 11:16-17). Una de las formas prácticas de manifestar que tenemos comunión con Él es por medio de:

a. La santa cena 1 Co. 10:16-17. LA Biblia indica que la copa de bendición y el pan que partimos es la comunión de la
sangre y el cuerpo del Señor, además, cuando participamos del mismo pan simbolizamos la unidad que tenemos
entre nosotros como Cuerpo de Cristo y afirmamos que es el Pan de Vida que nos nutre a todos los creyentes.

3. COMUNIÓN CON EL ESPÍRITU SANTO, 2 Corintios. 13:14 En el Antiguo Testamento, estaba tipificado el ministerio del
Espíritu Santo por medio del aceite (Ex. 29:7; Is. 61:1). En esta Dispensación, él Espíritu Santo ha sido derramado en
nuestras vidas (Hch. 2.17). Él es Dios en nosotros, con nosotros y sobre nosotros, por lo que debemos mantenernos
cuidando nuestra vida espiritual y no contristarlo, para no despreciar esa insondable comunión (He. 6:4-5).

Él nos guía a toda verdad (Jn. 16:13), nos enseña, nos recuerda todas las cosas y nos consuela (Jn. 14.26), convence al
mundo de justicia, pecado y de juicio (Jn. 16:8). Por medio de Él fuimos bautizados para formar un solo cuerpo (1 Co.
12:13). Una de las maneras prácticas de manifestar nuestra comunión con el Espíritu Santo es la siguiente:

21
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas
a. Teniendo unidad espiritual, entre hermanos, fil. 2:1-2, La confraternidad entre los hijos de Dios es el resultado
del gobierno del Espíritu Santo en cada uno de nosotros. Los creyentes somos llamados a tener amor entrañable,
a mostrarnos afecto constantemente, no solamente por medio de palabras sino, con hechos. Debemos tener un
mismo amor, un mismo corazón, un mismo pensamiento.

4. COMUNIÓN CON EL CUERPO DE CRISTO, 1 Juan 1:7 De lo antes mencionado, resumimos, que cuando mantenemos
viva la comunión con Dios, podemos tener comunión entre nosotros; manteniéndonos en un mismo proyecto,
trabajando unidos, sirviéndonos mutuamente. Veamos detalladamente de qué manera se hace latente la comunión
(Gr Koinonía), analizando sus sinónimos, en diferentes partes de la Biblia :

a. Participación 2 Co. 8:1-4, siendo un mismo cuerpo, las necesidades de los demás se hacen nuestras. La iglesia de
Macedonia nos da un ejemplo de lo que es la participación, porque a pesar de su pobreza rogaron que los dejaran
tener parte en la gracia de dar. Ellos ofrendaron bienes materiales para aliviar las penalidades de los creyentes de
Jerusalén.

Se van a presentar situaciones en nuestra vida, donde se debe manifestar cual es el resultado de darnos a Dios.
Una de ellas es, cuando ofrendamos espontáneamente como una prueba de nuestro amor sincero a nuestro
prójimo. Además puede realizase, aportando nuestros bienes, nuestros talentos, nuestra profesión y nuestro
tiempo en la obra de Dios.

b. Compañerismo Gá 2:9 RVA, los hebreos y griegos tenían una práctica en común y era darse la mano como señal
de compañerismo, ese acto también manifestaba un juramento de aprobación y amistad. El tener comunión lleva
implícitas, la amistad, buena armonía, convivencia y correspondencia entre hermanos.

En nuestras convivencias debe estar latente el amor fraternal, porque tenemos un mismo fin. Las personas que
persisten en mantener amistades mundanas, corren el peligro de desagradar a Dios (Stg. 4:4), nosotros debemos
tener amigos entre nosotros, uniéndonos y ayudándonos mutuamente.

c. Comunicación Flm. 1:6 BNC, otra forma de comunión es la comunicación de la fe, la que designamos, como una
correspondencia que existe entre dos o más personas, donde se hace notoria nuestra madurez y fidelidad. Esto
incluye, no hacer grupos marginales dentro de la iglesia, sino procurar la comunicación con todos los que
podamos.

Un ejemplo extremo de la comunión, lo vemos cuando él apóstol Pablo le ruega a Filemon que comunique su fe,
para dar a conocer el bien que habita en su corazón. Esta comunicación debía manifestarse en perdonar y recibir
otra vez en su casa, al esclavo Onésimo, quien anteriormente le había causado un daño.

La narración anterior nos permite analizar, que en la comunión debe manifestarse; 1. Amor a los hermanos que
pecaron, se apartaron del evangelio, pero regresan con un corazón arrepentido, 2. Perdonar sinceramente por los
daños recibidos y 3. Aceptación nuevamente entre nosotros, sin reproches sino con misericordia.

Además notemos que Filemón era un amo y Onésimo era esclavo, lo que nos permite analizar que nuestra
relación hacia los demás debe recibir una transformación, en la que no serán tomados en cuenta el estatus
económico, social, cultural, racial etc (Col. 3.11). , sino solamente el amor de Dios derramado en nuestros
corazones.

d. Colecta. Ro. 15:26 DHH, la comunión no es solamente espiritual, sino más bien un hecho práctico. Comunión
también significa colecta, ofrenda etc. el adjetivo griego Koinonos, significa, socio. En términos económicos, un
socio, es un individuo que aporta capital a una empresa y participa con los demás socios de los bienes comunes.
Esto era lo que sucedía en la iglesia del principio al parecer todos tenían una misma bolsa (Hch. 4:32).

22
Instrucciones Básicas
La generosidad del cristiano hacia sus hermanos, radica en el ejemplo de nuestro Señor, quien siendo rico se hizo
pobre para enriquecernos a nosotros (2 Co. 8.9). Hay ocasiones en que nuestros hermanos están atravesando por
crisis económicas, esa es una buena oportunidad para orar por ellos, pero también para compartir nuestros
bienes económicos. En la iglesia del principio nadie decía ser suyo nada de lo que poseía, sino tenían todas las
cosas en común.

C omunión es participar con aquellos que agradan a Dios, pero debemos evitar tenerla con los enemigos de la
fraternidad, tales como, los murmuradores (Jud. 1:16), los que causan división (Tit. 3.10), los que pecan y se hacen
llamar hermanos (1 Co. 5:11), etc., anhelemos tener comunión para servir, no buscando lo nuestro, sino lo de Dios
(Fil 2: 1-8).

23
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

09 LA PATERNIDAD
Dios, habiendo hablado hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los
profetas
Hebreos 1:1

L a Biblia enseña que el ser humano es un ser tripartito, formado por espíritu, alma y cuerpo (1 Ts. 5:23), por lo tanto el
creyente tiene un Padre del espíritu que es Dios (He. 12:9); un padre del cuerpo, es decir, el padre biológico y un
padre del alma, que es el ministro que lo cubre (Ti. 1:4; 1 Jn. 2:1; 2:12; He. 13:17). Dios delegó a los padres
biológicos la tarea de preparar el corazón y la mente de los hijos, instruyéndolos en disciplina y el temor de Dios, pero la
mayoría de los padres biológicos han fallado en esa tarea, de ahí la razón por la que Dios provee a los padres del alma,
ministros que cubren y sustentan congregaciones, para restaurar la imagen paterna distorsionada, para manifestar la
imagen paterna de Dios. Los discípulos del Señor tuvieron el privilegio de gozar de la paternidad de su alma a través del
Señor Jesucristo, pero al mismo tiempo eran enseñados a amar, conocer, orar y creer en el Padre celestial, por eso Jesús
dijo: “Voy  a  mi  Padre  y  a  vuestro  Padre”  (Jn. 20:17).

L os  diccionarios  definen  la  palabra  paternidad  como  un  “estado  o  calidad  de  padre”  (MS  Encarta),  y  padre  es  aquel  
“varón   que   ha   engendrado”   (Carozzi).   La   palabra   engendrar se traduce del griego gennao (Strong g1080) que
metafóricamente se utiliza del acto de gracia de Dios al conferir sobre aquellos que creen la naturaleza y la
disposición  de  “niños”,  impartiéndoles  la   vida   espiritual   (Jn.  3:3,5,7;  1   Jn.  2:29;  3:9);  para   denotar  a   la   persona   que  por  
medio de la predicación del evangelio viene a ser el instrumento humano en la impartición de la vida espiritual (1 Co. 4:15;
Strong 1080, Diccionario Vine); esto viene a confirmar que Dios toma la iniciativa de impartir su paternidad, por gracia,
sobre quienes se acercan a Él por medio de Jesucristo(Ef. 1:5). Una de las primeras cosas que Dios enseña es que Él es el
verdadero Padre y que no somos huérfanos. A partir del momento de la conversión, comenzamos a disfrutar de los
beneficios. Veamos algunos de los beneficios de la paternidad:
1. LA REVELACIÓN DE QUE SOMOS HIJOS DE DIOS, Romanos 8:15, Gálatas 4:6.

Este es el primer beneficio que adquirimos, un espíritu de adopción, por medio del cual podemos acercarnos a Dios
y llamarle papito (Abba Padre), y es el Espíritu Santo quien da testimonio de que somos hijos (Ro. 8:16). Dios nos
revela esta verdad desde el nuevo nacimiento, ya que desea que nuestra relación sea de Padre a hijo y no una
relación lejana, por eso Jesús nos enseñó a dirigir nuestra oración al Padre (Mt. 6:9; 18:19). Además Jesucristo dijo
que Él prepararía lugar para nosotros (Jn. 14:2), porque el Padre nos da una casa, una morada eterna (Jn. 8:35).

2. IDENTIDAD, 1 Juan 3:1, Juan 1:12.

Nuestro nombre nos da identidad y sentido de pertenencia a una familia. La Biblia indica que del Padre recibe
nombre toda familia en el cielo y en la tierra (Ef. 3:15). En el sentido natural los hijos son el reflejo de sus padres;
por eso el Señor les dijo a los fariseos que si ellos hubieran sido hijos de Abraham, las obras de Abraham habrían
hecho. Nosotros como hijos de Dios también debemos hacer las obras que Él hace.

3. EL AMOR DEL PADRE, Juan 16:27:

El amor del Padre nos da seguridad y confianza, por eso la Escritura dice que el perfecto amor echa fuera el temor
(1 Jn. 4:18).
4. PROVISIÓN PARA LAS NECESIDADES, Mateo 6:8.
Dios provee para el cuerpo, alma y espíritu. La Biblia dice que quien no provee para los suyos es peor que un infiel y
ha negado la fe (1 Ti. 5:8). Dios sabe cuál es nuestra necesidad, y desea que busquemos el reino de Dios y su
justicia, y le pidamos conforme a su voluntad (Mt. 6:33). El Señor hizo la comparación del cuidado de los padres
terrenales con el cuidado del Padre celestial, diciendo que si nosotros siendo malos damos buenas dádivas a
nuestros hijos, cuánto más Dios a los suyos (Mt. 7:11), nos provee trabajo, salud, paz, amor, sustento diario, etc.

24
Instrucciones Básicas
5. DERECHO A HERENCIA, Romanos 8:17, Gálatas 4:7, Colosenses 1:12:
En cualquier momento podemos disfrutar la herencia; pues la Biblia dice “el   heredero   mientras   es   niño,   en   nada  
difiere   del   esclavo,   aunque   sea   el   dueño   de   todo”   (Gá. 4:1). y para que no vivamos como el hijo pródigo que
desperdició la herencia (Lc. 15:11-13).
6. TRABAJO EN SU VIÑA, Mateo 21:28:
El Padre nos capacita para trabajar en su obra porque nos ha dado de sus dones.
7. DISCIPLINA, Hebreos 12:7.
La Biblia enseña que Dios es padre de misericordia, consolación (2 Co. 1:3), y disciplina. La disciplina es una
manifestación de amor. Disciplina se traduce del término griego paideuo, y se refiere al acto de instruir a niños y
enseñar y luego corregir, lo que destaca el amor de Dios, quien primero instruye, si el cristiano no sigue la
instrucción, luego aplica corrección, buscando que el corazón del creyente se presente contrito y humillado.
Cuando el hijo pródigo regresó a la casa, el padre sintió compasión por él, corrió, se echó sobre su cuello y lo besó.
Este es un privilegio solo para los hijos.

8. PROTECCIÓN, Juan 17:11.

El Padre nos guarda mientras estamos en el mundo porque prometió nunca dejarnos, ni desampararnos (He. 13:5).
Una de las promesas que el Señor hizo fue que enviaría al otro Consolador para que estuviera con nosotros para
siempre (Jn. 14:16-18).

9. VESTIDURAS, Lucas 15:22.

Jacob mostro su amor a su hijo José vistiéndolo con una túnica de colores (Gn. 37:3-4). El Padre nos viste con los
cinco ministerios, y también nos da el vestido literal (Mt 6:31-32).

10. NUEVO LENGUAJE, Mateo 26:73.

Cuando venimos a Cristo, Dios nos da un nuevo lenguaje espiritual (Mr. 16:17). Ese lenguaje no lo entiende el
enemigo, pero Dios sí, por eso dice la Escritura que cuando hablamos en lenguas, hablamos misterios (1 Co. 14:2).

11. ALIMENTO, Juan 6:32.

Jesucristo dio su cuerpo para que todo el que comiera de ese pan viviera eternamente (Jn. 6:51, 58), porque Él era
el pan que bajó del cielo (Jn. 6:51); también nos da el pan de su Palabra (Mt. 6:11), porque no solo de pan literal
vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios (Mt. 4:4).

S er hijos de Dios es un privilegio muy grande que nos inspira a honrar a nuestro Padre con nuestra forma de vida.
Seamos agradecidos y busquemos llevar mucho fruto para Él porque de esa manera será glorificado (Jn. 15:8)

25
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

10 TRANSGRESIÓN, PECADO E
INIQUIDAD
“el   que   guarda misericordia a millares, el que perdona la iniquidad, la trasgresión y el pecado, y que no
tendrá por inocente al culpable ; el que castiga la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de
los hijos hasta la tercera y cuarta generación”.                
Éxodo 34:7

C uando Dios dio la orden a Adán de que no podía comer del árbol de la ciencia del bien y del mal (Gn. 2:17) aún no
existía en el hombre lo que se ha conocido como pecado, ya que Adán era una de las obras perfectas que Dios
acababa de formar, por lo tanto no podía contener dentro de sí este elemento mortífero. En el momento en que
Eva desobedece y da de comer a Adán se comete el primer pecado de la humanidad (Gn. 3:6).

La puerta que Adán abriría daría paso a una serie de acontecimientos desastrosos para la vida del hombre (Ro. 5:12),
todos traeríamos ese estigma sobre nosotros, el cual nos conduciría casi irremediablemente hacia la muerte. Sin
embargo, a pesar de que la puerta se dejó abierta, Dios actuó con misericordia hacia el hombre, por lo que el pecado
entraría únicamente si el hombre le diera lugar (Gn. 4:7), de lo contrario el pecado nos destrozaría mucho antes de lo que
pensamos.

Ahora, ¿a qué se refiere la Biblia cuando habla de pecado? Será que esto es algo así como una potestad que nos asedia
día  y  noche…?  o  Quizá ¿sea algo que llevamos dentro y de repente se manifiesta haciendo cosas contrarias a la voluntad
de  Dios…?  o  más  bien  son  simplemente  acciones  que realizamos inconscientemente y sin pensarlo.

¿QUÉ ES EL PECADO?

P ecado se traduce de la palabra griega Jamartia, que significa errar el blanco, esquivar un límite, perder la marca
(Strong G266). La Biblia dice que el pecado es el arma que utiliza la muerte y a su vez, que el poder que el pecado
tiene sobre el hombre lo ejerce por medio de la ley (1 Co. 15:56), con lo que podemos decir que la ley nos somete al
pecado y el pecado asimismo nos conduce a la muerte. Por eso decía el Espíritu Santo, por medio del apóstol Pablo, que
Cristo ha venido a librarnos de la ley, del pecado y de la muerte (Ro. 8:2), por lo que es necesario que Cristo opere en estas
tres áreas.

Sabemos, según la Biblia, que el pecado puede manifestarse en nuestra vida por medio de 3 formas similares unas con
otras, estas maneras se presentan de forma gradual empezando por algo aparentemente sin importancia, hasta poder
llegar a convertirse en un lazo que conduce a la apostasía. Estas tres etapas a que se refiere la Biblia (Ex. 34:7, Sal. 32:5)
son:

Transgresión Pecado Iniquidad

Transgresión se refiere a quebrantar una ley, el pecado sería practicar la transgresión y la iniquidad el permanecer en
pecado, esto último conllevaría hacia una apostasía.

El pecado es algo que está constantemente estorbándonos y provocándonos un lastre que nos impide correr la carrera
(He. 12:1) y estar tranquilos alabando y adorando a nuestro Dios (Jos. 7:19).

1. ¿CÓMO ENTRÓ EL PECADO AL MUNDO?

26
Instrucciones Básicas
La Biblia nos indica que el pecado entró al mundo cuando Eva desobedeció y comió del fruto del árbol que estaba en
medio del huerto (Ro. 5:12; Gn. 3:6), y por el pecado entró la muerte, la que se extendió a todos los hombres. Sin
embargo, tenemos la promesa que así como en Adán todos mueren, también en el postrer Adán, que es Cristo, todos
seremos vivificados (1 Co. 15:22).

2. ¿DÉ DONDE VIENE EL PECADO?

Según (Santiago 1:15 RV60), la concupiscencia nos lleva hacia la seducción, luego somos tentados para después, caer
en pecado, el que nos conduce hacia la muerte.

Concupiscencia
Seducción
Tentación
Pecado
Muerte

La concupiscencia radica muy dentro del corazón del hombre y se hace notoria cuando llega la tentación, de tal
manera que si no nos ministramos adecuadamente antes de que venga la tentación, puede ser que no estemos
preparados  para  recibirla  y  caigamos  en  pecado,  por  eso  decía  el  salmista  “…líbrame  de  mis  pecados,  aún  de  aquellos  
que  me  son  ocultos…  queriendo  expresar  su  deseo  de  que  la  tentación  no  encuentre  receptor de concupiscencia en
nosotros y podamos resistir (He. 4:15).

3. EL REMEDIO PARA EL PECADO

En el Antiguo Testamento los pecados del pueblo eran únicamente cubiertos por medio del sacrificio de un cordero
(Sal. 32:1), ahora en el Nuevo Testamento nuestros pecados son borrados por medio del cordero perfecto,
“Jesucristo”   (Jn.   1:29);     sin     embargo,   debemos     de     dar     un   paso   muy   importante   para   que   estos   pecados   sean  
quitados de nosotros: la confesión (Pr. 28:13) y el apartarse (Hch. 3:19) porque el arrepentimiento y la conversión es
la única manera de borrar definitivamente de nosotros el pecado.

L a transgresión es la infracción de la ley o de un mandamiento específico, es salirse del camino para andar donde no le
corresponde (Ro. 4:15). El pecado es un poder que se opone a Dios, pero la iniquidad, es el pecado en toda su
extensión.
El pecado está a la puerta (Gn. 4:7), Cristo también está a la puerta llamando para ver si alguien la abre y le deja entrar
(Ap. 3:20). ¿A quién le vas a abrir? En ti está el  poder  de  decisión,  éste  es  tu  libre  albedrío…      Recuerda  que  cuando  el  
pecado toca la puerta, tú lo puede sojuzgar, porque Cristo nos ha liberado de la ley, del pecado y de la iniquidad.

27
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

11 LOS CINCO MINISTERIOS


Ahora bien, hay diversidad de dones; pero el Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevo cautiva la
Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de cautividad, y dio dones a los hombres. Y el mismo
ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay constituyo: a unos apóstoles; a otros, profetas; a
diversidad de operaciones, pero es el mismo Dios otros, evangelistas; a otros pastores y maestros.
el que hace todas las cosas en todos. Efesios 4:8, 11 RV95
1 Colosenses 2:4-6 LBLA

E l apóstol Pablo expresa a la Iglesia de Corinto que no quiere que estén ignorantes acerca de los dones espirituales, y
al enseñárselos hace tres clasificaciones: diversidad de dones, los cuales son dados por el Espíritu Santo; diversidad
de ministerios, que son dados por el Hijo y diversidad de operaciones, dadas por el Padre. Este estudio aborda los
ministerios, es decir, los dones dados por Cristo a su Iglesia, para el perfeccionamiento de su Cuerpo.

L os cinco ministerios son dones en forma humana que Jesucristo ha repartido a su Iglesia, hasta que alcance la unidad
de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, hasta llegar a la estatura del varón perfecto, a la medida de la plenitud
de Cristo; para equipar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo (Ef. 4:12), y no
ser niños fluctuantes, sacudidos a la deriva y llevados a dondequiera por vientos de doctrina (Ef. 4:14). La misión de los
cinco ministerios es arrancar, derribar, destruir y derrocar (Jer. 1:10) toda obra de tinieblas en nuestra vida, para luego
edificar y plantar sobre el fundamento que es Cristo. Estos cinco ministerios son: apostólico, profético, magistral,
Evangelístico y pastoral.

Jesucristo cuando se fue, dotó a la iglesia de estos 5 ministerios, a través del Espíritu Santo, porque ella haría mayores
obras que las que Él hizo (Jn. 14:12), por lo tanto, así como Jesús evangelizó, pastoreó y enseñó al pueblo de Israel, así
mismo, Dios levanta hombres para que realicen esta tarea, veamos:

1. MINISTERIO APOSTÓLICO (Alas de águila). La palabra apóstol se traduce del griego apostolos, que significa uno que
es enviado y mensajero (Strong 652) y del griego apostello que quiere decir enviar para un servicio o una comisión
(Strong 649). Este vocablo describe la relación que existe entre el ministro y Cristo (Diccionario Vine), que no le
importa morir, si fuera necesario para cumplir con su llamamiento (Hch. 20:24), y no podrá callar lo que ha visto y
oído (Hch. 4:19-20). La Biblia muestra apóstoles enviados por el Padre, por el Hijo y por el Espíritu Santo.
a. APÓSTOLES DEL PADRE: JESUCRISTO, Hebreos 3:1: La Biblia nos enseña que Jesucristo es el Apóstol enviado por
Dios Padre para realizar Su Obra.

b. APOSTOLES DEL HIJO: LOS DOCE APÓSTOLES (Mt. 10:2-4; Ap. 21:14). Los doce discípulos son elegidos por el
Señor para recibir una instrucción especial, ellos fueron: Simón Pedro, Andrés, Jacobo, Juan, Felipe, Bartolomé,
Mateo, Tomás, Simón el Zelote, Judas hijo de Jacobo y Judas Iscariote, el que le traicionó. Estos doce le
acompañaron en su ministerio terrenal, vivieron con él, fueron testigos oculares de los milagros, maravillas y
portentos que hizo en diversas situaciones, y luego, enviados para que hicieran todo lo que Jesús había hecho y
aún más. Las instrucciones para ellos fueron: ir a las ovejas perdidas de la casa de Israel a predicar que el reino
de los cielos se había acercado, que sanaran enfermos, resucitaran muertos, limpiaran leprosos, expulsaran
demonios, dando de gracia lo que de gracia recibieron (Mt. 10:6-8), se les denomina apóstoles del Cordero y sus
nombres están escritos en los cimientos de la ciudad celestial.

c. APOSTOLES DEL ESPÍRITU SANTO: Posterior a la ascensión de Cristo a los cielos, fue el Espíritu Santo el
encargado de designar quienes desarrollarían las diferentes funciones apostólicas para alcanzar el propósito de
capacitar a los santos y de perfeccionar la Iglesia (Ef. 4:11-13), teniendo la mención de algunos de ellos en la
Biblia.
I. BERNABÉ. (Hch. 14:4,14) III. SILAS. (1 Ts. 1:1; 2:6)
II. PABLO. (Hch. 14:4, 14) IV. TIMOTEO. (1 Ts. 1:1; 2:6)
28
Instrucciones Básicas

2. FUNCIONES APOSTÓLICAS. La Biblia muestra las funciones que realizan los apóstoles:
a. ESTABLECER DOCTRINA (Hch. 2:41-42; Ef. 2:20) El apóstol establece la sana doctrina como fundamento para
crecer hasta ser un templo santo en el Señor. El águila es figura del apóstol, este animal es de fuerte musculatura,
vuelo rápido a grandes alturas, posee una gran visión, fabrica su nido en lo más alto de la peña (Job 39:28-29),
representa la ligereza de un ejército (La. 4:19), es enemiga de la serpiente y finalmente, cuando come algo que la
intoxica, busca una roca alta y caliente para desintoxicarse, figura de que el apóstol buscará la Roca Eterna que es
Cristo y el fuego del Espíritu para escudriñar la doctrina, desechar lo que no sirve y entregar al pueblo la sana
doctrina.

b. CUBRIR (Mt. 28:18-20). Cuando el Señor Jesús resucitó, le fue dada toda potestad en el cielo y en la tierra,
promete que estaría cubriendo a los suyos todos los días hasta el fin del mundo, este poder de cubrir fue
delegado a los cinco ministerios. Cuando Jesús entró en la casa del centurión (Mt. 8:8), éste se sentía indigno
porque en las costumbres judías cualquiera que entraba en una casa, quedaba bajo cobertura, protección y
autoridad. Es importante estar bajo cobertura apostólica para que la casa no sea desierta (Mt. 23:37-39), para
recibir la enseñanza y doctrina (Ef. 2:20-22).

c. ENVIAR (Hch. 7:35, 9:5-18; Mt. 10:6-8). Así como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo enviaron a sus mensajeros
con comisiones específicas, así el apóstol tiene la facultad de enviar, guiado por el Espíritu Santo, a ministros para
realizar funciones Ministeriales de: apóstol, profeta, evangelista, pastor o maestro.

3. MINISTERIO PROFÉTICO (Alas de gallina). La   palabra   “profeta”,   en   el   Nuevo   Testamento,     se   traduce   del   griego  
profetes que significa uno que habla pública y abiertamente, proclamador de un mensaje divino (Strong 4396) y es
una palabra compuesta, formada de las raíces griegas pro que significa antes de (Strong 4253) y de phemi que
significa hacer conocidos los pensamientos de uno, declarar y para decir (Strong 5346). También existe el término
griego prophetis que significa profetiza, es decir, una mujer a quien se le revelan eventos futuros o cosas escondidas a
través de inspiración, sueños o visiones (Strong 4398; Lc. 2:36). Algunos ejemplos de profetas en el Nuevo
Testamento son:
a. JUAN EL BAUTISTA (Mt. 11:9-10)
b. ANA (Lc. 2:36)
c. PROFETAS EN LAS IGLESIAS (Hch. 13:1)
d. AGABO (Hch. 11:27-28; 21:10)
e. LAS HIJAS DE FELIPE (Hch. 21:9).

4. FUNCIONES PROFÉTICAS EN LA IGLESIA. La Biblia enseña que las funciones del ministerio profético, en el cuerpo de
Cristo son:
a. HABLAR DE PARTE DE DIOS (He. 1:1). Dios utiliza cualquier medio para hablar a su pueblo, sin embargo, envía
mensajes por medio de los profetas, anunciando su consejo, el profeta debe mantener sus sentidos espirituales
sensibles a la voz de Dios en todo tiempo, para hablar de parte de Él, y no de su propia cuenta (Dt. 18:18-20).

b. PROTEGER (Mt. 23:37-39; Lc. 13:34). El profeta se identifica con las características de las alas de la gallina, quien
reúne a sus polluelos para protegerlos de los embates del enemigo. En el antiguo Testamento, Dios envió
profetas para reunir a su pueblo bajo sus alas protectoras, pero los hirieron y los mataron (Mt. 23:37), envió a
Jesucristo, y también lo hirieron y lo mataron (Lc. 24:46), y ahora en el tiempo de la iglesia, Dios levanta profetas
cuyo propósito es proteger al pueblo de Dios.

5. MINISTERIO EVANGELISTA (Alas de paloma). “Evangelista”  se  traduce  del  griego  euanguelistes y significa mensajero
de la bueno, proclamar las gratas nuevas (Strong 2099), esto indica que los evangelistas son mensajeros que llevan
buenas noticias del reino: la salvación y la vida eterna. Un evangelista saca de la cautividad a muchos (Lc. 4:18-19),
caracterizándose por el amor hacia las almas perdidas, debe estar lleno del Espíritu Santo (Hch. 2:2-4). Es un
ministerio que debe soportar las aflicciones al hacer la Obra (2 Ti. 4:5) y son pescadores de hombres (Mr. 1:17).
Algunos evangelistas que se mencionan en el Nuevo Testamento son:
Instrucciones Básicas
a. FELIPE (Hch. 21:8). Este es el único personaje a quien se le denomina evangelista, era uno de los siete varones
de buena reputación, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, elegidos para servir las mesas de la iglesia en
Jerusalén (Hch. 6:5). Felipe evangelizó Samaria, donde se convirtieron muchos, efectuaba milagros (Hch. 8:4-8;
21:8), fue llevado en el Espíritu por donde pasaba el eunuco, quien fue evangelizado y bautizado (Hch. 8:26-40).
Evangelizó Azoto (Asdod) y las ciudades de la región, hasta Cesarea.
6. FUNCIONES DEL MINISTERIO EVANGELISTA.
b. ANUNCIAR LAS BUENAS NUEVAS (PREDICAR EL EVANGELIO). La función primordial del evangelista es predicar
el evangelio en el poder del Espíritu Santo (Hch. 2:2-4), como consecuencia le seguirán prodigios y señales que
confirman la Palabra que predica (Hch. 6:8). A través del ministerio Evangelístico, el Espíritu Santo derrama un
espíritu de arrepentimiento en las personas que escuchan, y como consecuencia, trae reconciliación entre Dios y
ellas (2 Co. 5:19), y Dios les otorga su paz (Ef. 2:14). El evangelista es tipificado en las alas de paloma (Sal. 55:6;
68:11-12), ya que la paloma es un animal símbolo de reconciliación y paz.

c. SANAR Y LIBERAR (Mt. 10:1-3). En el evangelista se mueven los dones de poder para sanar dolencias, liberar
literal y espiritualmente, como lo hacía el Señor Jesús (Mt. 4:23-24). En Hechos (8:5-7) se ve que Pablo tenía
poder para sanar; a Felipe, las señales le seguían, cumpliéndose así, lo dicho por Jesús, que quien creyera en Él,
podría hacer, no sólo las mismas obras que Él hacía, sino aún mayores (Jn. 14:12).

d. RECORRER ALDEAS Y CIUDADES PREDICANDO (Hch. 8:40; 15:36; 16:4-5). Por el amor que tiene a las almas
perdidas, recorre aldeas y ciudades, predicando el evangelio, sin importarle las incomodidades o peligros.

7. MINISTERIO PASTORAL (Alas de cigüeña).


La  palabra  “pastor”  se  traduce  del  griego   poimen que significa uno que cuida manadas o rebaños, no meramente
uno que los alimenta (Strong 4166), entendiéndose que un pastor conduce y apacienta la iglesia; con un cuidado
tierno y una supervisión llena de atención (Diccionario Vine). Un buen pastor se reconoce porque da su vida por las
ovejas (Jn. 10:11), con la vara corrige y con el cayado pastorea (Sal. 23). Tanto en el Antiguo como en el Nuevo
Testamento se describe como este ministerio es desarrollado, veamos algunos ejemplos:

a. JESUS, EL PASTOR POR EXCELENCIA (Mt. 26.31; Mr. 14.27; Jn. 10.11, 14,16; He 13.20; 1 P. 2.25). Jesús se
presentó como el buen Pastor, que dio su vida por las ovejas muriendo en la cruz del calvario, el que cuidó al
rebaño, lo alimentó y lo condujo a nuevos pastos, fue un pastor conforme al corazón de Dios (Jer. 3:15).

b. EN EL NUEVO TESTAMENTO (Ef. 4:11; Hch. 20:28; 1 P. 5:2). En estos pasajes se menciona que Jesús encargó a
los ancianos para que pastorearan su Iglesia, de manera voluntaria y no por avaricia u obligación, puesto que esa
Iglesia costó su sangre derramada en la cruz.

8. FUNCIONES DEL MINISTERIO PASTORAL.


a. CONOCER A SUS OVEJAS (Jn. 10:14). “Conocer”  se  traduce  del  griego  ginosko que significa estar tomando en
conocimiento, venir a saber, reconocer y entender totalmente (Strong 1097), esto implica que el pastor de una
congregación debe conocer a sus ovejas y que las ovejas lo conozcan, desarrollar una estrecha relación personal.

b. MANTENER EL REBAÑO UNIDO (Jn. 10:16). El buen pastor mantiene su rebaño unido, Jesús dijo que hay algunas
ovejas  que  hay  que  traerlas  al  rebaño  para  que  haya  un  solo  pastor,  la  acción  de  “traerlas”  viene  de  la  raíz  griega  
ago que significa: arrastrar, celebrar, conceder, guiar, ir, llevar, meter (Strong 71), implicando que la tarea de
mantener unido el rebaño es una serie de acciones, algunas veces muy suaves (celebrar, conceder, llevar) pero
otras un poco fuertes (arrastrar, guiar, meter), pero todas son necesarias.

c. DEFIENDEN DEL MALIGNO A LAS OVEJAS (1 S. 16:19). El estilo de David era defender al rebaño de osos y leones.
Los pastores defienden a las ovejas; cuando se han extraviado, las buscan hasta encontrarlas. El mismo Señor

30
Instrucciones Básicas
dijo que levantaría pastores conforme a su corazón, para que apacentaran al rebaño con conocimiento y con
inteligencia (Jer. 3:15).

d. VELAN Y DAN CUENTA DE LAS ALMAS DE LAS OVEJAS (He. 13:17; 1 P. 5:2). El Señor, a través de Pablo, les pide a
los pastores que pastoreen su rebaño, velando por él, no por obligación sino voluntariamente, no esperando una
recompensa, sino por amor, para agradar al amado, ya que el pastor dará cuenta a Dios acerca de aquellos que Él
puso a su cuidado.

9. MINISTERIO MAGISTRAL, MAESTRO (Alas de halcón). (Ef.   4:11).       El   término   “maestro”   se   traduce   del   griego  
didaskalo que significa enseñar (Strong 1320). Los maestros se ocupan de la enseñanza, en la exposición inteligente
de la verdad mediante el Espíritu Santo. El que es llamado a este ministerio tiene sus oídos circuncidados, para poder
enseñar la doctrina que se le es dada y poder delinear la Palabra de Dios (1 P. 4:11; 2 Ti. 2:15), así mismo, debe vivir lo
que está trasladando, no como los fariseos (Mt. 23:3). Aman la Palabra (Sal. 119;97). Su lengua es un punzón de
escribiente que sirve para grabar la ley de Dios en los corazones del pueblo, son los que explican los misterios de Dios
de una manera sencilla. Veamos algunos ejemplos:
a. CRISTO, EL MAESTRO POR EXCELENCIA (Mt. 7:28-29). La gente se maravillaba y admiraba de la forma como el
Señor Jesús enseñaba, porque lo hacía con autoridad y al enseñar, guiaba, instruía, delineaba bien la Palabra,
enseñando verdades que libertan (Jn. 8:32).

10. FUNCIONES DEL MINISTERIO MAGISTRAL


a. HACER DISCÍPULOS (Mt. 20:18; 2 Ti. 2:2). El mandamiento del Señor Jesucristo es hacer discípulos, por lo que
necesariamente deben existir maestros para que desarrollen esta función. Debe buscar gente que sea idónea,
que se deje equipar primero y luego enseñar a otros.

b. TRAZAR BIEN LA DOCTRINA APOSTÓLICA (2 Ti. 2:15). El término trazar bien se traduce de la palabra griega
orthotomeo que denota la acción de cortar recto (Strong 3718), cuya figura principal es el trazado de carreteras.
En el término la acción recae sobre la raíz orthos, que denota que la Palabra de Dios tiene que ser empleada de
manera estricta siguiendo las líneas de su enseñanza. La responsabilidad del maestro es trazar bien la Palabra ya
que esto repercutirá en los oyentes. El peligro de una mala enseñanza es que el oyente se pierda, pues la
doctrina no salva, pero muchos pueden llegar a perderse por mala instrucción recibida.

c. ENSEÑAN A DISCERNIR LA DOCTRINA (Hch.17:11). El término discernir se traduce del griego anakrino que
significa examinar, escudriñar, distinguir o separar (Strong 350). La tarea del maestro es ardua, pues debe
desarrollar la capacidad en los oyentes (discípulos) de examinar, saber distinguir entre la mala y la buena
doctrina.

d. ABRIR EL OÍDO PARA OÍR LA SANA DOCTRINA (Mr. 7:33-35). Abrir se traduce del término griego anoigo que
denota la acción de abrir una puerta o una verja (Strong 455). Una de las funciones del maestro es abrir los oídos
con la finalidad de que el oyente adquiera la capacidad de recibir la buena semilla del evangelio.

E n este tiempo, Dios está mostrando a su pueblo el beneficio de los dones del Hijo, dones en forma de hombres que
Él ha levantado con autoridad para la edificación del cuerpo de Cristo, al apóstol le da la autoridad para dirigir y
pone una palabra de justicia en su boca, al profeta le da palabra de ciencia y sabiduría, al maestro para trazar la
palabra, al pastor para guiar al pueblo hacia él y al evangelista para que se enfrente a las huestes del enemigo y arrebatar
las almas de la condenación. El apóstol Pedro exhorta a que la Iglesia se cobije bajo la poderosa mano de Dios, ya que
establece el pentágono de protección para los hijos de Dios, figura de estar cubiertos con vestiduras dobles (Pr. 31:21).

31
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

12 LA FE EN DIOS
“Porque  por  gracia  sois  salvos  por  medio  de  la  fe;;  y  esto  no  de  vosotros,  pues  es  don  de  Dios;;  no  por  obras,  
para  que  nadie  se  gloríe”.  
Efesios 2:8-9

E l tema de la FE en la Biblia es sumamente importante, ya que destaca el hecho de cómo el ser humano debe
depositar su confianza en Dios. Más que simple creencia, la fe llega mucho más allá, porque la Escritura enseña que
los demonios también creen y tiemblan (Stg. 2:19), la fe debe desarrollarse al punto de decirle a un monte que se
pase de un lugar a otro y se moverá (Mt. 17:20).

En el inconverso la fe actúa para salvarlo ya que le permite tener confianza en Dios, su Palabra y la salvación por medio del
Señor Jesucristo. La salvación se establece sobre el principio de la fe, en contraste con las obras (Ro. 1:17), y no por obras
para que nadie se gloríe (Ef. 2:8-9).

L a palabra fe se traduce del griego Pistis, primariamente significa: firme persuasión y convicción basada en lo oído
(Strong 4102). Se usa en el Nuevo Testamento acerca de la fe en Dios, en Cristo, o en cosas espirituales. Es sinónimo
de confianza, fiabilidad, fidelidad y certeza. De esto se deduce que de acuerdo a Romanos 10:14, la fe viene a la
persona cuando tiene la oportunidad de escuchar la Palabra de Dios. Por esta razón la Iglesia debe cumplir con el
mandato del Señor “Id  por  todo  el  mundo  y  predicad  el  evangelio  a  toda  criatura”  (Mr. 16:15), porque provocará que en el
corazón de la persona se genere la fe para ser salva.

1. ¿PORQUÉ ES IMPORTANTE LA FE PARA SALVACIÓN?


Porque la Biblia enseña que todo hombre es pecador. El pecado entró en el mundo por medio de Adán (Ro. 5:12), y
es universal (Ro. 3:23). La palabra pecado tiene diversos términos usados en el Antiguo y Nuevo Testamento,
como: errar en el blanco, fallar desde el punto de vista de los requerimientos divinos; infracción, la intrusión de la
voluntad propia en la esfera de la autoridad divina (Ef. 2:1); desorden, o sea anarquía espiritual (1 Ti. 1:9);
incredulidad, que es un insulto a la veracidad divina (Jn. 16:9). El pecado acarrea la muerte física y espiritual (Gn.
2:17; 3:19; Ro. 6:23), el único remedio es LA MUERTE DE CRISTO (He. 9:26; Hch. 4:12), la que se puede apropiar por
MEDIO DE LA FE (Hch. 13:38-39)

2. ALGUNOS BENEFICIOS DE LA FE SALVADORA

a. Vida eterna, Jn. 3:36: Se menciona en este pasaje la importancia de depositar fe en el Señor Jesucristo, ya que
por medio de ello se obtiene la vida eterna. Esta vida eterna no se obtiene por mérito propio, se recibe como
regalo, porque no es por obras para que nadie se gloríe (Ef. 2:9).

b. Salvación, Ro. 10:9: La palabra salvación se traduce del griego soteria, denota liberación y preservación
(Strong 783). Se aplica de la liberación espiritual, de la servidumbre del pecado que trae como consecuencia
condenación eterna.

c. Justificación, Ro. 5:1: La Biblia enseña que Dios es justo, y habiendo establecido que toda alma que peque,
moriría (Ez. 18:4), no pasa por alto su propia Palabra; por ello provee un sustituto. En el Antiguo Testamento,
estableció el sacrificio u ofrenda por el pecado, que implicaba derramamiento de sangre, la que cubría el
pecado de la persona. El Nuevo Testamento establece que la muerte del Señor Jesús y el derramamiento de su
sangre, constituyen el sacrificio perfecto, anunciado en la Biblia. Ese sacrificio satisface completamente la
justicia de Dios una vez y para siempre (He. 10:12), por lo que todo el que se acerca a Dios por medio de la fe
en Jesucristo es justificado. La palabra justificación se traduce del griego dikaiosis y denota el acto de
pronunciar justa a una persona por absolución de culpa (Strong 1347).
32
Instrucciones Básicas

d. Se alcanzan promesas, Ro. 4:20: Al igual que Abraham le creyó a Dios y recibió el cumplimiento de muchas
promesas, nosotros podemos alcanzar el cumplimiento del propósito de Dios en nuestra vida.

e. Paz con Dios, Ro. 5:1: La Biblia afirma que cuando creemos en Cristo adquirimos paz para con Dios. Esto
denota que antes de ello había enemistad de parte del pecador quien hacía su propia justicia. La palabra paz se
traduce del griego eirene, que implica: relaciones armónicas, amistad, ausencia de agresión, relaciones
armónicas entre Dios y el hombre (Strong 1515).

f. Se realizan buenas obras, Stg. 2:17: La Biblia enseña que la persona se salva por la fe y no por obras (Ef. 2:8-
9); sin embargo, el apóstol Santiago explica que la fe que no produce buenas obras es muerta. El creyente en
Cristo no realiza buenas obras para ser salvo, porque ya es salvo, sino como consecuencia de conocer a Dios
hace buenas obras y aprenderá a dar buen testimonio por sus buenas obras.

g. Se confirma la ley, Ro. 3:31: La Biblia enseña que la ley es buena, santa y pura, y su objetivo hacer de Israel un
pueblo especial (1 P. 2:9), pero debido a su trasgresión sobrevino condenación. El Señor Jesucristo vino a
cumplir la ley. Por ello cuando la persona cree en Cristo confirma el buen propósito de la ley de Dios.

L a fe actúa como un medio y no como un fin en la vida de una persona. El fin es transportarlo a la presencia de Dios y
gozar de las bendiciones descritas en la Biblia, como volver a una amistad preciosa con su Hacedor, iniciar un proceso
de evolución en Jesucristo y ser preparado para efectuar buenas obras, las que de antemano Dios preparó para
nosotros. Es un proceso, en la medida que la ponemos en práctica, en esa medida creceremos más y más.

33
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

13 LA RENOVACIÓN DE LA MENTE
“Y  no  os  adaptéis  a  este  mundo,  sino  transformaos  mediante  la  renovación  de  vuestra  mente,  para  que  
verifiquéis  cuál  es  la  voluntad  de  Dios:  lo  que  es  bueno,  aceptable  y  perfecto”.      
Romanos 12:2

L a mente es definida como la facultad intelectual del alma, y como tal, es una de las partes más importantes de
nuestro ser debido a que es allí donde debemos discernir por el Espíritu, las diferentes voces que escuchamos, ya sea
la de Dios, la nuestra o la del enemigo, y dependerá de dicho discernimiento, la decisión que tomemos con respecto
a cualquier asunto. Es por eso que el Señor menciona que debemos amarlo con toda nuestra mente (Mt. 22:37).

C uando creímos en el Señor Jesucristo, su Espíritu y el Espíritu Santo entraron en nosotros (Gá. 4:6, Ro. 8:26),
fuimos salvos y limpios de muchas contaminaciones que traíamos del mundo, tuvimos una metanoia, un cambio
de mente (Strong 3341) y luego una conversión, es decir, un cambio de actitud (Hch. 3:19), pero aún tenemos una
vieja naturaleza la que debemos hacer morir cada día, por eso es que ahora nuestros pensamientos fluctúan entre una
mente carnal que sirve al pecado, y una mente espiritual que sirve a Dios (Ro. 7:25). La renovación de nuestra mente
significa llevarla a su estado original mediante un proceso de limpieza quitando toda contaminación, hasta llegar a tener
la mente de Cristo (1 Co. 2:16).

1. LA MENTE COMO CAMPO DE BATALLA:

En Jueces 3:1-3 el Señor permite que muchos pueblos enemigos no sean destruidos y que puedan vivir en las tierras
de los israelitas con el objetivo que los jovenes de Israel, aprendieran a pelear y a echar de sus posesiones a sus
enemigos en el nombre del Señor Jesús. De igual manera, nuestra mente se convierte en un campo de batalla en
donde a veces nos vienen pensamientos no agradables y que debemos de desechar con las armas espirituales (Ef.
6:16), en esta batalla debemos identificar cuáles son los pensamientos que constantemente vienen a nuestra mente,
lo que nos permitirá ser libres o atrapados por un círculo vicioso de ideas que se pueden convertir en obsesiones
(Pr. 23:7).

2. EJEMPLOS DE UNA MENTE NO RENOVADA

a. SAUL: Él tenía envidia de David porque el pueblo lo amaba más que a él. Su meta era alcanzar fama ante el
pueblo y estuvo dispuesto a hacer cosas que eran desaprobadas por Dios (1 S. 15:30). Por andar en la vanidad de
su mente, meditaba pensamientos de venganza en contra de David, que lo llevaron a tener una obsesión de
homicidio en contra de él (1 S. 18:11).

b. ACÁN (Jos. 7:21): Este personaje era parte del pueblo de Dios, pero su mente y su corazón estaban lejos de
agradar a Dios, a causa de la codicia (amor al dinero) y a la fama, se contaminó a sí mismo y a su familia,
llevándolos a la destrucción.

c. CRISTIANOS QUE SE ADAPTAN AL MUNDO (Ro. 12:2): Son cristianos que no renuevan su mente y se conforman a
este mundo, pensando, hablando y actuando pecaminosamente.

d. MARTA (Juan 11:23-24): De la misma manera los discípulos y Marta creyeron que Lázaro sería resucitado hasta el
día postrero, no creyendo que Dios era poderoso para resucitarlo en ese mismo momento.

e. LOS ISRAELITAS EN EL DESIERTO (Ex. 16:3): El pueblo de Israel había sido sacado por Dios de Egipto, pero ellos
aún tenían la mente de esclavo, por eso su preocupación era qué comer y qué vestir. A pesar que Dios les había
demostrado su poder, ellos constantemente se quejaban con Moisés que morirían en el desierto. A causa de no

34
Instrucciones Básicas
tener una mente renovada, muchos no entraron a Canaán. Las preocupaciones económicas pueden hacer que
deseemos volver a Egipto, en vez de confiar en la provisión de Dios.

f. GIEZI (2 R. 6:14-17): Giezi representa a los cristianos que estando en dificultades no pueden ver con sus ojos
espirituales las huestes que Dios envía para ayudarnos, es necesario tener una mente renovada para tener paz
(Sal. 27:3, 34:7) y que los temores del alma sean vencidos.

3. EJEMPLOS DE UNA MENTE RENOVADA

a. CALEB (Nm. 13:30; 14:24): Caleb ministraba su mente con pensamientos de Dios, de manera que aunque sabía
que habían gigantes en la tierra de la promesa, confiaba que el Señor era poderoso que el enemigo. Dice la Biblia
que como consecuencia de tener una mente renovada, poseyó la tierra que Dios le prometió, y por consiguiente,
la vida en abundancia.

b. EL APÓSTOL PABLO (Fil. 3:9-11) Moría a sus deseos todos los días, tenía su mente puesta en la meta (Fil. 3:13-
14), peleó la batalla, corrió la carrera y guardó la fe (2 Ti. 4:6-7), es decir, renovó su mente mediante un proceso
que le permitió vivir una vida victoriosa sobre la tierra.

c. NOÉ (Gn. 6:13-14): Tenía una mente renovada, porque obedeció la instrucción de Dios de construir un arca para
salvarse del diluvio, aún cuando él ni siquiera sabía que era eso, porque en ese tiempo no había llovido sobre la
tierra (Gn. 2:5-6). Noé le creyó a Dios de tal forma que la evidencia de los pensamientos que tenía en su mente
fue el hacer el arca y meter a su familia, y animales en ella.

4. COMO TENER UNA MENTE RENOVADA

a. MEDITANDO (Sal. 1:2 Is. 26:3 Sal. 104:34): La meditación es una forma de dirigir nuestra mente a una cosa para
comprenderla o discutir sobre ella. La Biblia nos enseña que debemos meditar en la palabra de Dios, a toda hora,
de esa manera, cualquier situación que nos acontezca la veremos desde el punto de vista de la palabra de Dios y
así nuestro corazón estará en completa paz.

b. MINISTRANDO LOS PENSAMIENTO (Fil. 4:8): A nuestra mente puede venir todo tipo de pensamientos, los que
podemos discernir por medio de la Palabra escrita, por eso cuando leemos que debemos meditar en todo lo que
es verdadero, lo digno, lo justo, lo puro, lo amable, lo honorable, esta Palabra funciona como una especie de
tamiz para nuestro pensamiento, permitiéndonos la oportunidad de compararlos con el modelo de pensamientos
que Dios nos dejo y desechar aquello que nos esté de acuerdo con sus preceptos.

c. USANDO LAS ARMAS DE LUZ (Ef. 6:14-16): Cuando un pensamiento está constantemente rondando en nuestra
mente, puede convertirse en una obsesión, entonces debemos echar mano de las armas que el Señor nos ha
dado: que comprende, el yelmo de la salvación, que cubre nuestra mente, la coraza de justicia, las sandalias del
apresto del evangelio, la cinta de la verdad, el escudo de la fe y la espada del espíritu que es la Palabra de Dios;
asimismo, usar la oración, que es la comunicación directa con el Señor para echar de nuestra mente todo
pensamiento contrario a Él.

S abemos que la vida del cristiano es como la luz de la aurora que va en aumento hasta que el día es perfecto (Pr.
4:18), de igual manera la renovación de nuestra mente debe ser un proceso en el que cada día nuestros
pensamientos alcancen madurez y obtengamos la mente de Cristo.

35
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

14 LA LECHE ESPIRITUAL
Desead como niños recién nacidos la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para
salvación.
1 Pedro 2:2

L a Biblia enseña que el cristiano constantemente debe anhelar la leche espiritual para crecer a salvación; dicha leche
debe ser pura, sin engaño y no adulterada. Al igual que en lo natural, en el recién nacido, la leche le proporciona los
nutrientes necesarios para su salud y desarrollo físico y emocional, también el cristiano necesita constantemente, la
leche espiritual que es la doctrina, para ser integralmente saludable.

L a leche es uno de los alimentos principales en la alimentación de las personas. Alimento es la sustancia que toma un
organismo o ser vivo para obtener la materia y la energía necesarias para la vida. Lo que mantiene la existencia de
alguna cosa. Cualquier comida o bebida que el ser humano y los animales toman para hacer frente a las necesidades
fisiológicas del crecimiento y de los procesos que ocurren en el organismo, y suministrar la energía necesaria para
mantener la actividad y la temperatura corporal.
La leche entera está compuesta en un 80 a un 90 % de agua. El agua representa la Palabra, por lo que el hecho de que la
leche esté compuesta principalmente de agua nos habla que la doctrina debe estar fundamentada en la Biblia; La falta de
fundamento bíblico en la doctrina conduce al error, veamos algunas falsas doctrinas: 1) Doctrinas de hombres, Mt. 15:9;
Col. 2:22, 2) Doctrina de los fariseos y de los saduceos, Mt. 16:12, 3) Vientos de doctrina, Ef. 4:14, 4) Doctrina de
demonios, 1 Ti. 4:1, 5) Doctrinas diversas., 1 Ti. 1:3, 6) Doctrinas diversas, He. 13:9, 7) Doctrina de Balaam, Ap. 2:14, 8)
Doctrina de los nicolaítas (Ap. 2:15), etc.
Veamos los beneficios de beber la leche espiritual de cada uno de los ministerios que el Señor ha dejado para la perfección
de la Iglesia (Ef. 4:11):
1. LECHE APOSTOLICA, Génesis 49:11-12 La leche también está compuesta por calcio que combinado químicamente
con el fósforo, está presente en los dientes y los huesos (como hidroxifosfato de calcio). Una de las funciones de la
leche apostólica es producir dientes y ayudar al crecimiento y fortalecimiento de los huesos, espiritualmente
hablando, en el cristiano.

a. Para comer viandas sólidas, He. 5:14: Los dientes permiten que la persona ingiera alimento sólido y obtener
los nutrientes que el cuerpo necesita; esto nos habla que la doctrina apostólica ayuda a que el cristiano pueda
ser alimentado con doctrina profunda, para que no se escandalice y aparte del Señor (Jn. 6:60-61; 1 Co. 3:1-7).

2. LECHE EVANGELISTICA, Job 29:5-6 Los pies se relacionan con el ministerio Evangelista (Ro. 10:15), esto nos enseña
que el ministerio evangelista debe producir leche para alimentar a la Iglesia; es decir, no debe tener únicamente
mensaje para anunciarlo a los no creyentes, sino tener doctrina necesaria para enseñar a la Iglesia. Felipe es un
ejemplo de cómo el evangelista debe tener doctrina para anunciar y enseñar el Evangelio; en Hechos 8:12, vemos
los siguientes tres aspectos:
a. Anunciaba el Evangelio del Reino de Dios,
b. Anunciaba el Nombre de Jesús el Cristo y
c. Bautizaba hombres y mujeres.
Estos nos muestran cómo la leche del ministerio Evangelista anuncia el Evangelio en diferentes temas, llevando a
las personas al bautismo en agua, para lo cual es necesario enseñarles porqué deben practicarlo. En Hechos 8:40
vemos nuevamente a Felipe anunciando el Evangelio en todas las ciudades, hasta que llegó a Cesarea. En Hechos
8:35 vemos a Felipe enseñando el Evangelio de Jesús al eunuco, hasta llevarlo al bautismo en agua.

36
Instrucciones Básicas
3. LECHE PASTORAL, Job 21:23-24 La doctrina pastoral está representada en los pechos llenos de leche; lo que se
refiere a la lactancia. En el tema natural, algunos de los beneficios de la lactancia para el recién nacido y la madre,
son:
a. Crecimiento saludable: Esto nos habla que la doctrina emitida por un pastor hacia su congregación produce un
crecimiento espiritual saludable en los oyentes, lo que evitará que su crecimiento sea anormal y le priven de
disfrutar de la vida en abundancia.
b. Equilibrio emocional: La doctrina pastoral ayuda al equilibrio emocional del cristiano, de manera que conforme
sea necesario reciba consuelo, amor, disciplina, consejo, ánimo, etc.
c. Bacteriológicamente segura: Esto nos habla del cuidado en la alimentación del cristiano; es decir que la
doctrina pastoral ayuda a evitar que los cristianos ingieran doctrinas adulteradas o de las indicadas al principio,
que afectan su desarrollo espiritual.
b. Disminuye la incidencia de muerte súbita del lactante: Debido a la falta de alimento espiritual, hay personas
que no permanecen en el Evangelio sino regresan al mundo, por lo que el pastor debe estudiar la Palabra, no
solamente para predicarla, sino para enseñarla y así evitar que muchos naufraguen en cuanto a la fe (1 Ti. 1:19)
4. LECHE PROFETICA, Cantar de Cantares, 5:10-12 La leche en los ojos nos habla del ministerio profético. Por otro
lado, un componente de la leche es la vitamina A. La vitamina A afecta a la formación y mantenimiento de la piel,
membranas mucosas, huesos y dientes, a la vista y a la reproducción.
a. La falta de vitamina A, es decir la falta de doctrina dada por un profeta, afecta en la visión espiritual del
cristiano, por lo que en momentos de tribulación empieza a perder la visión; es decir, empieza a fluctuar en
cuanto a la fe; por ello fue necesario que el profeta Eliseo orara por su siervo, para que viera que el Señor
estaba con ellos (2 R. 6:15-17).

b. La falta de la doctrina expuesta por profetas, crea en la Iglesia el peligro de ser engañados por falsos
profetas, que se levantarán dentro de ella para engañarla (Mt. 24:11).

c. Es importante ver que el exceso de vitamina A, también puede tener efectos dañinos en las personas, lo que
nos habla del peligro que tiene la Iglesia en el desequilibrio de darle excesivo énfasis al ministerio profético,
por eso el Señor advirtió a Israel en cuanto a ello (Dt. 13:1-5)
5. LECHE MAGISTRAL, Cantar de los Cantares 4:10-11 La leche producida por el maestro, figurativamente, se
encuentra debajo de la lengua.
a. Miel y Leche, He. 5:12: El maestro debe tener doctrina para alimentar al pueblo; asimismo, la miel nos habla
que debe enseñar la doctrina revelada por medio del ministerio apostólico, para que sea digerible por todos los
que escuchan.

b. Lengua de discípulo, Is. 50:4: Dado que la lengua es uno de los miembros que ayudan a la articulación de las
Palabras, nos enseña que un beneficio de la doctrina magistral, es que los oyentes son equipados para
compartir el Evangelio que han aprendido de los cinco ministerios (Ef. 4:11).

c. Forma rápida de absorción: Una de las formas rápidas de absorción de medicina en el cuerpo humano, es
debajo de la lengua; esto nos habla de la importancia del ministerio magisterial; porque su función ayuda a que
el pueblo digiera con facilidad la doctrina del Señor

L a leche es un alimento necesario para toda la vida del humano, ello es reflejo de que en nuestro desarrollo espiritual
constantemente necesitamos leche, la doctrina producida por cada uno de los ministerios, la cual debe ser pura y no
adulterada, para tener una alimentación adecuada

37
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

15 LA IMPOSICIÓN DE MANOS
"de  la  enseñanza…  de  la  imposición  de  manos"  
Hebreos 6:2 LBLA

D esde el principio Dios ha establecido puntos de contacto para bendecir al hombre: el Huerto (Gn. 2:8), los Altares
(Gn. 8:20, Noé; Gn. 12:8, Abram), el Tabernáculo (Ex. 29:42), el Templo (1 R. 8:11,29), la boca de los Profetas (Dt.
18:18), los paños ungidos (Hch. 19:12) y otros. El mismo provee los medios para que disfrutemos de su bendición.
La Imposición de manos es uno de esos medios.

1. LA IMPOSICIÓN DE MANOS.

I mponer se traduce del griego Epithesis , que significa poner sobre (Strong 1936). También la derivación
Epitithemi que significa poner sobre (Strong 2007), (de Epi = sobre y Tithemi = poner, colocar (Strong 5087), que
denota poner algo pero no para que cumpla una función.
De lo anterior, se entiende que la imposición de manos es "poner sobre" con el objetivo de añadir algo: sea
sanidad, bendición, delegación, envío, etc., en otras palabras, es permitirle al Señor usar nuestras manos como un
medio de contacto para bendición.
En el caso de Moisés, cuando él alzaba sus manos, Israel prevalecía en la guerra (Ex.17:11-13), esto nos enseña
que en la imposición de manos, se manifiesta del poder de Dios en el mundo espiritual, el que se refleja en lo
físico (Ro.1:20).
2. ¿QUIÉN IMPONE MANOS?
Nadie puede dar lo que no tiene (Hch. 3:6), por lo que se verán algunos puntos al respecto:
a) El que es Enviado por Jesús: La Escritura enseña que Ananías fue enviado a Pablo para que impusiera sus
manos sobre él y de esa manera, recobrara la vista (Hch. 9:17). Jesús envía a sus discípulos como el Padre lo
envió a él (Jn. 20:21), por lo que, ahora tenemos la delegación del Hijo para una obra definida (Ro.10:15a):
bendecir a otros (Gn. 22:17a).
b) El Verdadero Ministro de Dios (Hch.6:5-6): El Ministro cuando impone sus manos, ministra con autoridad
sobre la vida del pueblo. El Ministro verdadero tiene autoridad que proviene de Dios (Ef.4:11), por lo que tiene
la facultad de equipar a los santos para la edificación del cuerpo de Cristo (Ef.4:12).
c) Los que Creen la Palabra de Dios (Mr. 16:17-18): La promesa del Señor Jesucristo es que, al que cree le
seguirán las señales del poder de Dios al imponer las manos (Jn. 11:40), pero es necesario actuar en fe, tanto el
que ministra como el que es ministrado (Hch. 14:9-10, He. 11:33-37; Ro. 10:17). El que cree y pone por obra la
Palabra agrada a Dios (He.11:6).
3. ¿CÓMO IMPONER MANOS? (Hch. 9:10-18)
a) Limpieza constante (Ex. 30:18-19): Los sacerdotes en el tabernáculo, antes de entrar al Lugar Santo se lavaban
en el lavacro de bronce que contenía agua, figura de la Palabra (Jn. 15:3). Estamos en un proceso de limpieza
(Ap. 22:11), que debemos seguir diariamente, alejándonos de las contaminaciones que acechan a cada paso
(He.12:1), las cuales se vencerán confiando en Dios (Fil.1:6).
b) Sin Ira ni Contienda (1 Ti. 2:8): Si el sólo hecho de levantar las manos tiene poder, cuanto más la imposición
misma, por lo que se debe ser cuidadoso de estar en paz con todos los hombres (Ro.12:18).
c) Guiados por el Espíritu Santo (Hch.13:2-3): Este pasaje declara que fue el Espíritu Santo quien indicó a quién y
para qué se debían imponer manos. Sin embargo, no se debe caer en un falso misticismo, ya que no es Dios el
que va a mover las manos sino la persona (Ex.17:11-12), con su guianza (Jn.16:13), por tal motivo es necesario
el ejercicio de los sentidos espirituales para no errar (He.5:14).

38
Instrucciones Básicas
d) Sin Ligereza (1 Ti. 5:22): Debe ser con la dirección de Dios, no por propio deseo, ni por motivación o
sentimientos, los cuales se encuentran en el alma, porque se podría imponer manos precipitadamente,
interfiriendo con los tratos personales de Dios y ser expuestos a contaminaciones, por ser un punto de
contacto.
4. ¿PARA QUÉ SE IMPONEN LAS MANOS?
Debe recordarse que Dios no tiene moldes, y hace como quiere. Sin embargo, la Biblia enseña algunas de las
bendiciones que se imparten con la imposición de manos:
a) Para Ministrar el Bautismo en el Espíritu Santo (Hch.8:14-17): Samaria había recibido la Palabra y los hermanos
se habían bautizado, denotando el compromiso con el Señor, por ello les enviaron coberturas, las cuales oraron e
impusieron las manos sobre ellos para que fueran bendecidos y trasladados con una dimensión nueva en sus
vidas a través del bautismo en el Espíritu Santo (Hch. 19:2).
b) Para la Sanidad de los Enfermos (Mr.16:18b): Si se ora e impone manos con la guianza del Espíritu Santo,
creyendo, que el Señor obrará lo que ha dispuesto para esa vida en ese momento en especial: sea la sanidad del
alma o la del cuerpo. La persona que impone manos es un vehículo: no se da de uno mismo sino de la autoridad
de Dios delegada.
c) Para Delegar Autoridad: La delegación de autoridad se ve claramente en el Antiguo Testamento, en el caso de
Moisés, él impone manos sobre Josué para darle su dignidad; lo hace ante el pueblo como evidencia de su
delegación (Nm. 27:18-20). Cuando Saulo y Bernabé fueron enviados, les impusieron las manos (Hch. 13:2-3). Eso
mismo le recuerda Pablo a Timoteo, que por medio de la imposición de manos, se le delegó autoridad, a manera
de que no flaquee en la fe y la obra (1 Ti. 4:14), la cual el enemigo ve y respeta (Hch. 19:15), cuánto más un
cristiano debe reconocerla (Ro. 13:1) para ser bendecido.
d) Para Ministrar Dones Espirituales (2 Ti. 1:6): Es el Espíritu Santo quien otorga los dones (1 Co. 12:11), que son
impartidos por imposición de manos. Es importante recordar que quien posee un don no lo puede manejar a
voluntad, sino que es un vaso que Dios usa. Pablo conocía qué le había dado el Señor y para qué se lo había
dado, por eso hacía una ministración certera de ello (Ro.1:11).
e) Para Bendecir (Lv.9:22a): Los ministros son una autoridad delegada de Dios, por lo que se debe aprovechar todo
lo bueno que trae esa delegación. La Palabra muestra que habían muchas señales hechas por manos de los
Apóstoles, las cuales bendecían al pueblo de Dios (Hch.5:12). El Señor Jesucristo dio ejemplo (Mr.10:16). Los
cristianos también deben aprovechar esta oportunidad de bendecir y ser bendecidos.

D ios es la fuente de toda bendición (Stg.1:17), y como sus pensamientos son de bien continuamente hacia la
humanidad, y en especial hacia sus hijos (Jer.29:11), por lo que provee de los medios para obtener esa bendición.
Nadie puede manejar a voluntad el poder de Dios a través de la imposición de manos (Hch.8:20), por lo que se
debe estar atentos a su voz para entender que Dios tiene sus planes para cada uno. Dios desea usar al cristiano (Is.6:8)
con el fin de que bendiga (Ge.48:13,20) dando de gracia lo que de gracia ha recibido (Mt.10:8) y se alcance aquello
(galardón) para lo cual fue alcanzado (2 Ts. 2:14).

39
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

16 ALABANZA Y ADORACIÓN
Dios es espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren
Juan 4:24

L a Biblia muestra la importancia de la alabanza y la adoración, ya que en el cielo existe alabanza (Ap. 4:9), y el hombre
fue creado con ese mismo propósito, de alabar a Dios (Ef. 1:6). Sin embargo, luego que Dios delegó a Luzbel para
dirigirla, fue contaminado, por lo que fue expulsado del cielo y se hizo enemigo de Dios, queriendo apropiarse de lo
que le pertenece a Él. El Antiguo Testamento deja ver que después de la caída del hombre, se establecen altares como
puntos de comunicación con Dios para alabarlo y adorarlo. Dios le indicó a Moisés decirle a faraón que dejara ir al pueblo
para ofrecerle fiesta en el desierto; dejándonos ver que el pueblo que está cautivo no puede alabar y adorar al Dios
verdadero (Sal. 137:1-3). Cuando el enemigo tentó a Jesús le dijo que le daría todos los reinos de la tierra si postrado le
adoraba, pero el Señor respondió que solo al Señor se debe adorar.

L a Biblia muestra ejemplos y principios de la alabanza y la adoración (1 Co. 10:6, 11). En el pasado la adoración estaba
representada en los altares, como los que construyó Abraham en cada lugar a donde iba; el que edificó Noé al bajar
del arca, etc. Más adelante, Moisés construyó el tabernáculo y se ordenó la ministración al Señor, para que todo el
pueblo le ofreciera sacrificios y ofrendas. Veamos los siguientes aspectos:
Es importante ver que la alabanza y la adoración tienen un origen celestial, por ello vemos que Dios tiene seres que le
alaban y adoran (Ap. 4:8; Lc. 2:13-14). La Escritura relata que Luzbel estaba encargado de la música y las alabanzas en el
cielo (Ez. 28, Is. 14; Is. 14:12); su nombre se traduce del hebreo halal que significa alabanza y celebrar (Strong 1984). Fue
creado en medio de alabanza (Ez. 28:13), los ornamentos de su vestidura celestial eran tamboriles, flautas y arpas (Is.
14:11 RV60).

1. ¿QUÉ ES LA ALABANZA?
Existen varias palabras hebreas y griegas que engloban el concepto de alabanza, pero Salmos 22:3, nos habla que
Dios habita en medio de las alabanzas de su pueblo, por lo que se manifiesta en ella. La alabanza es la forma de
expresión de los cristianos para darle la gloria y la honra al Señor. A través del cuerpo se alaba a Dios
danzando, remolineando, gritando de júbilo, saltando, aplaudiendo, cantando, etc. Por otro lado, la alabanza es la
expresión que lleva a la presencia de Dios; también es una estrategia de Dios para obtener victorias, como lo fue para
Israel que, bajo la guianza del Espíritu Santo, en medio de la alabanza, se derrumban los muros de Jericó (Jos. 6:5).

La primera vez que aparece la palabra alabanza en la Biblia es en Génesis 29:35, cuando Lea dio a luz el cuarto hijo de
Jacob, dijo ésta vez alabaré a Jehová, y por esto llamó su nombre Judá, por lo cual, en la Biblia encontramos que Judá,

40
Instrucciones Básicas
una tribu guerrera, iba al frente de la formación del pueblo para conquistar territorios enemigos (Jue. 1:1-2). De esta
tribu desciende David, el dulce cantor de Israel y el mismo Señor Jesucristo, el León de la tribu de Judá (Ap. 5:5).

David fue el hombre más prolífero en la alabanza por varias situaciones: tocaba los instrumentos que interpretaba (1
S. 16:18), ministraba con música (1 S. 16:23), cantaba (2 S. 23:1), inventó instrumentos musicales (2 Cr. 7:6),
estableció ministros que continuamente alababan al Señor (1 Cr. 25:1) a Asaf, Hemán y Jedutún, y designó cantores,
con instrumentos de música para alabanza a Dios (1 Cr. 15:16-28) llevando el arca del pacto. David tiene una
importancia clave en la alabanza de este tiempo, porque Dios prometió (Amos 9:11; Hch. 15:16), restaurar el
tabernáculo de David, que está íntimamente ligado con la alabanza.

2. EXPRESIONES DE ALABANZA:
Se habla de expresiones de alabanza, indicando que éstas deben de empezar en el espíritu, motivadas por el Espíritu
Santo (Fl. 2:13), luego trascienden al alma (Sal. 103:2), para mostrarse finalmente en el cuerpo (Sal. 63:3), es decir dar
tributo al Rey de Reyes y Señor de Señores con el ser integral. Algunas de ellas son:
a. Fruto de labios: El fruto de labios, habla del instrumento que se posee para confesar su majestad, su grandeza,
etc. La Biblia dice que de la boca puede proceder bendición y maldición (Stg. 3:8-10) enseñando con esto, el
poder que Dios ha dejado en la boca, en los labios. El fruto de labios no es necesariamente cantar una canción
que fue aprendida, sino un canto espontáneo y que brota de un corazón agradecido. La versión RVA dice en Isaías
57:19  “Yo  soy  el  que  crea fruto  de  labios”,  esto  muestra  que  el  fruto  de  labios  es  una  creación  nueva  que  Dios  
esta inspirando al corazón y por consiguiente a la boca (1 Co. 2:9).

b. Grito de Júbilo: El grito de júbilo se traduce de la palabra hebrea terua significa clamor, esto es, una aclamación
de júbilo o de un grito de batalla, especialmente un clamor (sonido vibrante y prolongado) de trompeta como
una alarma (Strong 8643). Es un grito con entendimiento donde se expresan verdades (Jue. 7:20).

c. Cántico nuevo (Ap. 5:9): El que ha conocido al Señor Jesús como Señor y Salvador personal, posee un cántico
nuevo porque ha pasado de muerte a vida, ha experimentado el profundo amor de Dios, adquiere un valor
incalculable porque vale la sangre preciosa de Cristo (1 P. 1:18).

3. ¿QUÉ ES LA ADORACIÓN?
Es rendir un culto sagrado, reverenciar con sumo honor a Dios. Según el hebreo y el griego, podemos añadir que es
postrarse, inclinarse, reverenciar, servir, obedecer. La primera vez que la palabra adoración aparece en la Biblia es en
el Antiguo Testamento, cuando Abraham va a entregar a su hijo para ofrecer adoración a Dios (Gn. 22:5). En ningún
momento encontramos música en este pasaje, esto quiere decir que adorar más que incluir instrumentos musicales
implica obediencia a Dios, es una forma de vida dispuesta a hacer la voluntad de Dios. Por otro lado, en Lucas 4:7 el
enemigo le pide al Señor Jesús la máxima manifestación que el hombre puede darle a cualquier otro ser, si postrado
me adoras (RV60).

Aquí la palabra griega es proskuneo significa adorar, besar la mano (como un perro lame la mano de su amo), caer
sobre las rodillas y tocar el suelo con la frente como una manifestación de la reverencia profunda, arrodillarse o
postrarse para dar homenaje o hacer reverencia (Strong 4352). Por lo tanto, la adoración es la actitud o la intención
interna del corazón del hombre para Dios, entendiéndose la obediencia, el servicio, la rendición, el amor, etc. Es
decir, la adoración no implica un tiempo específico del culto a Dios sino una forma de vida, un estilo de vida de una
persona que tiene comunión con Dios. Por ello, el Señor anda buscando adoradores en espíritu y en verdad porque es
el Espíritu Santo el que preparará nuestra vida para adorar a Dios de esa manera, operando en nuestro espíritu
humano. Debemos recordar que la forma en que Dios nos permite tener comunión con Él es de Espíritu (de Dios) a
espíritu (humano; Jn. 4:24).

4. DIFERENCIAS BÁSICAS ENTRE LA ALABANZA Y LA ADORACIÓN

41
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

5. LA MÚSICA
La palabra música no es mencionada como tal en la Biblia, no aparece en el hebreo ni en el griego, es traducida por
ejemplo en Lucas 15:25, pero se traduce del griego sumfonia que significa al español sinfonía (Strong 4858). La música
juega un papel muy importante dentro de la alabanza y es importante diferenciar que no son términos iguales sino que se
complementan. La música no es indispensable para alabar a Dios, puesto que Dios nos ha creado para la alabanza,
tenemos nuestra boca para cantar, manos, pies, etc., pero le incluimos un tiempo determinado (ritmo), instrumentos
musicales, etc., y entonces se logra verdaderamente una fiesta para Dios, complementándose entre sí.

Los tamboriles (Ez. 28:13 RV60), representan las percusiones; las flautas, representan los vientos y las arpas, representan
las cuerdas (Is. 14:11), denotando esto, que en el cielo hay música (Ap. 5:8).
Bíblicamente, la música también representa un medio de comunicación, un lenguaje principalmente entre nosotros y Dios
(Sal. 119:164) pero también entre los hermanos (Ef. 5:19), entre esposo y esposa (Cnt.), a la congregación (Sal. 22:25), a
las naciones (Sal. 18:49), etc. La música de Dios es la que da la importancia al espíritu, al alma y al cuerpo bajo los
propósitos divinos. David designó en 1 Crónicas 16 y 25 a ministros que son figura de la ministración integral de la música
de Dios:

6. MÚSICA DEL MUNDO


a. Música de Egipto: (Ex. 8:25-26) Faraón pide que se ofrezcan sacrificios de alabanza (Ex. 5:1) a Dios en Egipto,
pero Moisés y Aarón responden que no conviene hacerlo porque se ofrecería a Jehová la abominación de los
egipcios, y el significado hebreo de la palabra abominación es idolatría (Strong 8441).

42
Instrucciones Básicas
b. Música de Babilonia: (Salmo 137:1-4) Este pasaje esta íntimamente relacionado con Exodo 8, porque esta gente

estaba cautiva y allí querían que cantaran, en medio de la esclavitud o la cautividad de Babilonia. Apocalipsis
18:22 describe la música de Babilonia y la palabra griega utilizada es mousikos que significa devoto y experto en
las artes sagradas de las musas (Strong 3451), y según el Diccionario Vine, dedicado a las musas. Lo interesante
es que la palabra músico se refiere a arpistas, flautistas y trompeteros, que en el lenguaje popular se les
consideraría músicos, pero la Biblia diferencia a unos como los que interpretan un instrumento y otros son los
que están consagrados o contaminados con las musas.
Según la mitología griega, las musas eran 9 diosas, hijas de Zeus y de la diosa de Mnemosine, la diosa de la
memoria. Las musas presidían las Artes y las Ciencias y se creía que inspiraban a los artistas, especialmente a
poetas, filósofos y músicos. Calíope era la musa de la Poesía épica, Clío la de la Historia, Euterpe de la Música,
Melpómene de la Tragedia, Terpsícore de la Canción y la Danza, Erato de la Poesía erótica, Polimnia de la Poesía
sagrada, Urania de la Astronomía y Talía de la Comedia.

Enlazando esta información, en la Biblia se encuentra que el enemigo era el encargado de la música en el cielo, y
en Ez. 28:13 se describe que en su vestidura tenía nueve piedras preciosas(a excepción del oro que no es
considerado una piedra preciosa). Estas nueve piedras representan entidades femeninas, y esto nos habla de las
nueve musas. Por lo tanto, no es que la música no sea de Dios, sino que es importante tener cuidado con la
música que oímos, es importante discernir la música a la manera de Moisés (Ex. 32:17-18), porque de alguna
manera existen ritmos inspirados por musas, así que un músico que viene del mundo, debe de ser ministrado por
el Señor primero para poder ministrar en la iglesia.

L a alabanza es la forma de expresión que tienen los cristianos para darle la gloria y la honra al Señor, como: palmear,
danzar, dar gritos de júbilo, cantar, remolinear, etc., acompañado por música mientras que la adoración es rendir un
culto sagrado a Dios, es reverenciar con sumo honor al Señor, es una actitud que nace del corazón, que a veces
puede estar acompañado de música, pero otras veces no.

La alabanza y la adoración se complementan, si un cristiano alaba sin adoración se puede comparar a un metal que
resuena o un címbalo que retiñe. Necesariamente deben de fundirse ambas para alcanzar el propósito de tener intimidad
plena con Dios (Sal. 51:16-17, Is. 29:13). Por ello, el Señor busca adoradores en espíritu y en verdad, para que el Espíritu
Santo los prepare para adorar a Dios, operando en el espíritu humano. Dios tiene comunión con sus Hijos a través de su
Espíritu, al espíritu humano. ( Jn. 4:24).

43
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

17 LA DANZA Y LAS EXPRESIONES


CORPORALES
¡Vuelve, vuelve, sulamita! ¡Vuelve, vuelve, que te veamos! ¿Qué miráis en la sulamita? Que danza, como en
los campamentos.
Cantares 6:13, Salmos 22:22

L a Biblia nos enseña que Dios nos escogió y predestinó para alabanza de su gloria (Ef. 1:3-12), nos capacitó para
cumplir ese propósito eterno, dándonos un espíritu que se regocija en nuestro Dios (Lc. 1:46, 1 S. 2:1), el alma que
alaba y bendice Su nombre (Sal. 103:1), y el cuerpo con la capacidad de manifestar sentimientos y emociones, y
expresarlos de muchas formas (Mal. 4:2, Sal 150). Una de estas manifestaciones de expresiones de alabanza es la danza.

L a danza es una expresión de alabanza y obediencia a la Palabra de Dios, como David que danzó ante el Señor con
todas las fuerzas (2 S. 6:14, Hch. 15:16, Is. 22:22). La danza es parte importante de la restauración del tabernáculo de
David, como sacerdotes que ministramos al Señor en alabanza y adoración, debemos conocer nuestro llamado,
comportamiento, vestiduras y ofrendas (1 P. 2:5-9, He. 7:15-17, He. 8:1).

El Señor nos hizo libres para danzar sin complejos ni moldes humanos. Su Palabra nos instruye para comprender que a
Dios le agrada que le hagamos fiesta (chagag: Strong H2287 fiesta, hacer fiesta, celebrar y danzar. Ex. 5:1), que tengamos
expresiones efusivas o quietas, según sea el fluir del Espíritu Santo, como danzó María al ser libre del yugo de los egipcios
(Ex. 15:20).

1. DANZA:
La danza es la expresión física más demostrativa de la alabanza. Requiere el uso de todo el cuerpo, implica abandonar
nuestras vergüenza a medida que danzamos ante Dios con nuestra fuerza (Sal. 149: 3, 2 S. 6:14).
2. DANZA EN LA ETERNIDAD:
Antes de la creación ya existían expresiones de alabanza (Job 38:6-7; Pr. 8:30-31), la sabiduría dice de sí misma que
mientras observaba lo que Dios creaba, se regocijaba. El Señor dice “En medio  de  la   congregación  te  alabaré”   (He.
Jalál: Strong 1984, aclamar, alabar, alborotar y júbilo. Sal. 22:22). Cuando volvamos a la casa del Señor nos
alegraremos en la danza (Jer. 31:4,13).
3. CONCEPTOS Y FORMAS DE DANZA:

a. Raqad: Significa: Estampar, saltar, brincar como un resorte frenéticamente o de alegría (Job 21:11-12 Strong
G7540). Es una forma de danza espontánea, sin método ni movimientos preparados o ensayados. Es una danza
efusiva con brincos motivados por el gozo y con la libertad que lo haría un niño (Job 21:11, Ecl. 3:4, Is. 13:21, 1
Cr. 15:29).
b. Machól: Significa: Danza, baile, ronda, que se da en forma circular, como en ronda y como un corro (Sal. 149:3
Strong H4234), esta danza va acompañada de panderos (Sal. 30:11; 150:4; Jer. 31:4,13).
c. Mejolá: Significa Danza, baile, corro, compañía de danza, máquina, reunión e interpretar (Strong H4246). Da a
entender que es planeada, que requiere habilidad, ensayo y preparación; se trata de una danza sincronizada
como una máquina; además se acompañada de panderos (Ex. 15:20). La hija de Jefté danzó de esta manera (1
S. 18:6-7).
d. Chagag: Significa: Moverse en círculo, observar un festival, estar alegre, hacer fiesta, celebrar, solemne temblar
(1 S. 30:16, Sal. 42:4 Strong H2287), es de forma militar, y se usa para la batalla.

44
Instrucciones Básicas
e. Karar: Significa: Dar una vuelta rápida, girar, remolinear (2 S. 6:14.16 Strong H3769). Vemos en David el
ejemplo de la alabanza y adoración que le agrada a Dios; cuando estaba delante del Arca del Pacto se preocupó
de llevar un efod de lino, es decir, entendió su sacerdocio, sin ser levita, sino el sacerdocio de un nuevo orden.
Vemos que David se expresó espontáneamente danzó sin ensayar, manifestó la alegría de estar cerca de Dios,
tanto que su esposa lo menospreció, porque el cristiano carnal no comprende al espiritual, ni las cosas del
Espíritu.
f. Kjul de la raíz Kjit: Se puede traducir: Torcer o girar de manera circular o espiral y concebir (Jue. 21.21 Strong
H2342). Nos habla de una danza de restitución porque Dios permitió que fuesen restituidas las mujeres en la
tribu de Benjamín para poder tener descendencia.
g. Sakjác: Se puede traducir: Reír, regocijar, saltar, danzar, divertir, jugar, maniobrar (Pr. 31:25 Strong H7832).
Ejemplo banderas o listones.
h. Chorus: Significa: Compañía de danza y músicos (Lc. 15:25 Strong G5525). Vemos que el hermano del pródigo
“oyó  la  música  y  las  danzas”,  lo  que  implica  que  se  utilizaron  instrumentos  musicales.
i. Agalliao: Se puede traducir: Altar de gozo, exaltar y regocijarse. El Señor se regocijó en el Espíritu Santo cuando
los 70 regresaron contando que aún los demonios se les sujetaban en su nombre (Lc. 10:21 Strong G21, Jn.
8:56, Hch. 2:26, Hch. 16:34).
j. Chairo: Significa: estar alegre y feliz calmadamente (1 Co. 13:6 Strong G5463).

k. Danzas negativas:
i. Pasakj: Significa: Saltar encima y cojera (1 R. 18:26 Strong H6452).
ii. Orcheomai: Que se traduce: Hilera o anillo, por el movimiento es danza de la fertilidad y tiene el propósito
de estimular las pasiones sexuales en los participantes y en los observadores (Mt. 11:17 Strong G3738, Lc.
7:32), esta fue la danza que la utilizó Salomé para pedirle que mataran a Juan el Bautista.

4. MOMENTOS Y RAZONES DE EXPRESIÓN DE LA DANZA


a. Por el gozo de la salvación (Hch. 16:34, Lc. 1:46, Ex. 15:20)
b. Para recibir a los victoriosos (1 S. 18:6, Cnt. 6:13).
c. Al ser restaurados o reedificados (Esd. 3:12).
d. Por el regreso de un hijo de Dios (Lc. 15:7, 24-32).
e. Por haber recibido sanidad (Hch. 3:1-8).
f. Para recuperar la presencia de Dios (Lc. 2:43-49).
5. POR QUÉ DEBEMOS DANZAR
a. Para celebrarle fiesta (Ex. 5:1, 1 Ts. 5:16)
b. En el tiempo de nuestra visitación (Ecl. 3:4)
c. La sustitución que el Señor Jesucristo hizo por nosotros (Sal. 30: 11-12)

C uando alabes con danza debes hacerlo para agradar a Dios, con convicción, certeza y creyendo, estando en
constante comunión con Él. Nuestra vestimenta y nuestras acciones siempre deben ser para glorificar al Señor y no
para llamen la atención hacia nosotros. Deben participar en ellas mujeres y hombres, jóvenes y ancianos. La danza
debe ser una expresión física de alabanza a Dios que involucra a toda la congregación, cada paso o rutina debe ser
consultada con el Señor ya que el fin siempre va a ser buscar la voluntad del Señor.
Somos sus hijos de Dios, elegidos por El. Así como el padre hizo fiesta cuando el hijo pródigo regresó a casa y se
escuchaban las danzas, debemos regocijarnos, deleitarnos en Dios y siendo agradecidos porque pronto regresamos a la
casa del Padre.

45
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

18 EL AMIGO DE DIOS
Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia; y fue llamado amigo
de Dios.
Santiago 2:23

E l ser humano, para llegar a ser un adulto, experimenta varias etapas de crecimiento, tales como: niñez, adolescencia,
juventud, adultez y vejez; cada una tiene características específicas que cualquiera con solo ver los cambios físicos,
lo puede ubicar en una de dichas etapas; así mismo, en el caminar cristiano hay niveles o estaturas espirituales, que
inician con oyentes hasta llegar a ser amigos de Dios; por ello la Biblia compara el caminar de los justos con la luz de la
aurora, que va aumentando hasta que el día es perfecto (Pr. 4:18).

L a Biblia muestra el desarrollo del caminar de personajes que se estancaron en alguna fase, como Sansón, otros como
Judas retrocedieron y otros como Abraham que alcanzaron ser amigos de Dios. Abraham experimentó el desarrollo
primero como oyente, cuando Dios le indicó que saliera de su tierra y parentela (Gn. 12:1), luego fue creyente (Stg.
2:23), posteriormente llegó a ser discípulo, alcanzó la estatura de siervo (Gn. 26:24), y por último fue amigo de Dios (Stg.
2:23). La amistad de Dios le otorgó muchos beneficios a Abraham, como cuando le expresó que destruiría Sodoma (Gé.
18:16-33). Esa confianza de dialogo con el Señor y expresarle su petición, solo la llevan a cabo los amigos de Dios. Es
importante conocer las características de etapa hacia la madurez, para avanzar en ella, veamos:
1. OYENTES, Romanos 10:14, 17

La palabra oyente se traduce del griego akouo que significa oír (Strong 191), que tiene dos usos: oír sonidos u oír el
significado de un mensaje; por eso algunos tienen oídos, oyen los sonidos de la Palabra, pero no su significado y
por eso no la reciben. La parábola del buen sembrador (Mt. 13:18-23), nos muestra que todas las clases de terreno
oyen los sonidos de la Palabra, pero solamente la buena tierra oye los significados de los sonidos de la Palabra,
entiende y da fruto para Dios. Cuando el Señor vino a la tierra, las multitudes se agolpaban para oír la Palabra que
predicaba (Lc. 5:1).

La Biblia indica que quien es de Dios, oye las palabras de Dios (Jn. 8:47), y quienes no lo son, no le oyen. El oyente,
escucha la voz del Señor (Jn 10:3), es decir, comienzan a ejercitar su oído para conocer la voz de su pastor. En este
proceso, el oyente avanzará hacia la madurez (1 Jn. 4:6). El peligro de ser solo oidores, es que el enemigo llega y
arrebata la buena semilla para que la persona no la ponga por obra y sea susceptible a ser engañado en sus
sentidos (Stg. 1:22).
2. CREYENTES, 1 Tesalonicenses 2:13

La palabra creyente se traduce del griego pistis que quiere decir: creyente y confiado (Strong 4102). El creyente es
la persona que oye los sonidos del significado de la Palabra, cree y confía en ella, es dotado de fe y está en la
capacidad de obedecer. Dios hace distinción entre creyentes e incrédulos (2 Co. 6:15), al creyente lo cambia del
reino de tinieblas al reino de su amado Hijo (Hch. 26:18). Los creyentes, al igual que los niños, tienden a imitar a sus
mayores, por esa razón, Pablo le recomienda a Timoteo que sea ejemplo para los creyentes (1 Ti .4:12), en palabra,
conducta, amor, espíritu, fe y pureza.

El problema de quedarse como creyente es que depende de lo que hacen los demás y si algún líder cae, puede
flaquear y volver atrás. Pablo le escribe a los tesalonicences diciendo: “vosotros   sois   testigos   y   Dios   también,   de  
cuán santa,  justa  e  irreprensiblemente  nos  comportábamos  con  vosotros  los  creyentes”   (1 Ts. 2:10), porque sabía
que los creyentes necesitan un buen ejemplo para que su crecimiento no sea entorpecido (1 Ti. 4:3-4).
3. DISCÍPULOS, Hechos 6:7
Discípulo se traduce del griego mathetes que significa: aprendiz, la cual se deriva de manthano que quiere decir
aprender y de math, indicativa de pensamiento acompañado de esfuerzo (Strong 3101), por lo que discípulo es
46
Instrucciones Básicas
quien se esfuerza por aprender lo que un maestro le enseña. El bautismo en agua es requisito para ser discípulo de
Cristo (Mt. 28:19), porque la demanda de Dios crece, y el discípulo debe estar fortalecido.
Los discípulos son capaces de recibir las instrucciones de su Señor (Mt. 11:1), se les da autoridad para echar fuera
espíritus inmundos, sanar toda enfermedad y dolencia (Mt. 10:1), se les explican las parábolas y los misterios del
Reino (Mr. 4:34), no así a los oyentes o creyentes. La Biblia enseña que la ley se sella entre los discípulos (Is. 8:16),
se les abre el oído mañana tras mañana (Is. 50:4), tienen el privilegio que el Señor les enseñe a orar (Lc. 11:1), son
enviados a bautizar (Jn. 4:2), llevan mucho fruto para el Señor (Jn. 15:8), entre ellos se escogen a los siervos (Hch.
6:2), debe permanecer en la Palabra de Dios (Jn. 8:31), debe negarse a sí mismo (Mt. 16:24), aborrecer su propia
vida (Lc. 14:26), renunciar a todo lo que posee (Lc. 14:33), y amarse unos a los otros (Jn. 13:35).

El discípulo debe crecer hasta llegar a ser como su maestro (Mt. 10:25), por eso Pablo amonesta a los Hebreos
diciéndo: “porque   debiendo   ser   ya   maestros,   después   de   tanto   tiempo,   tenéis   necesidad   de   que   se   os   vuelva   a  
enseñar cuáles son los primeros rudimentos... tenéis necesidad de leche y no de   alimento   sólido”   (He. 5:12). Los
discípulos corren el peligro de ser seducidos por los judaizantes (Hch. 15:10), y volver atrás (Jn. 6:66).
4. SIERVOS, Marcos 13:34

La palabra siervo se traduce del griego doulos que significa: siervo e indica sometimiento sin la idea de esclavizar
(Strong 1401), esto indica a la persona que se hace servidor por amor. Los siervos tienen autoridad porque
reconocen autoridad (Mt. 8:9), la utilizan para trabajar en la viña del Señor y ejercer autoridad en el mundo
espiritual. La Biblia enseña que el siervo recibirá su recompensa de acuerdo a su trabajo (Mt 25:19), ya que el Señor
viene con galardones para recompensar a cada uno según sea su obra (Ro. 2:6).

El Señor prometió derramar su Espíritu sobre sus siervos y sus siervas (Hch. 2:18), les manifestará las cosas que han
de acontecer (Ap. 1:1, 10:7), también dijo: “si  alguno  me  sirve,  sígame;  y  donde  yo  estuviere,  allí  también  estará  mi  
servidor. Si alguno me  sirviere,  mi  Padre  le  honrará”  (Jn. 12:26). Los siervos tienen herencia especial (Is. 54:17), se
les llama a cuentas (Mt 25:19;18:23), no debe ser contencioso (2 Ti 2:24), debe sujetarse a su amo (Ti. 2:9), no
pueden servir a dos señores (Lc. 16:13), estarán alrededor del trono de Dios, verán su rostro y tendrán su nombre
en la frente (Ap. 22:3-4). No debemos quedarnos como siervos, porque no saben lo que hace su señor (Jn. 15:15),
ni qué día vendrá (Lc. 12:46).
5. AMIGOS, Juan 15:15

La Biblia describe que el amor más grande se manifiesta en el que pone su vida por sus amigos (Jn. 15:13), y en
quien cubre las faltas a su amigo (Pr. 17:9). Para ser amigos de Dios debemos obedecerle (Jn. 15:14), creerle (Stg.
2:23), ser enemigos del mundo (Stg. 4:4), buscar la limpieza de corazón y gracia de labios (Pr. 22:11), y amarlo en
todo tiempo (Pr. 17:17). Dios levantará (avivamiento y arrebatamiento, Cnt 2:10), a sus amigos, porque no ve
defecto en ellos (Cnt. 4:7).

E l oyente sabe distinguir el significado de lo que oye, el creyente establece una relación con Dios, el discípulo recibe
la enseñanza, los siervos reciben órdenes de su Señor, pero los amigos tienen comunión constante con el Señor.
Debemos avanzar hacia la madurez, sin conformarnos con lo que hemos alcanzado, porque sin duda, Dios que
comenzó la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo (Fil. 1:6).

47
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

19 LAS VESTIDURAS SACERDOTALES


“…Éstas son las vestiduras que harán: un pectoral, un efod, un manto, una túnica tejida a cuadros, una tiara y
un cinturón; y harán vestiduras sagradas para tu hermano Aarón y para sus hijos, a fin de que me sirvan como
sacerdotes.…”
Éxodo 28.1-43

C uando le ordenaron a Moisés que hiciera un Tabernáculo de acuerdo al modelo que le fue mostrado en el monte, le
instruyeron para que también hiciera vestiduras sagradas para los sacerdotes que ministrarían en él, esas vestiduras
fueron elaboradas por hombres de corazón sabio, cuyo líder era Aholiab (Heb. Tienda de su Padre). Toda la
vestidura debía ser utilizada para ministrar en el Tabernáculo (Ex. 28.2-3) y fueron hechas para que le diera gloria y
esplendor al Sumo sacerdote; pero cada parte de ella así como sus artículos tienen una gran y una enseñanza maravillosa,
que constantemente nos hablan de Jesucristo

E ran cinco los materiales con los que se debería confeccionar las vestiduras:

a. Oro: Figura de la divinidad de Jesucristo.


b. Azul: Tela azul, figura del origen celestial de Jesucristo, porque aunque era Dios, no se aferró a ello, sino que se
humilló y tomo forma de hombre (Fi. 2:5-10).
c. Púrpura: En el A.T. el color púrpura era utilizado por los reyes, enseñándonos que este color nos habla de la
realeza de Jesucristo.
d. Carmesí: Es el color rojo, y representa el sacrificio de Jesucristo y la sangre que Él derramó por nosotros.
e. Lino blanco torcido: Este representa las acciones justas de los Santos (Ap. 19:8)

En el día de la expiación, cuando el Sumo Sacerdote debía utilizar las santas vestiduras (Éx. 29) que estaban formadas por
el pectoral cuadrado con las doce piedras preciosas, el Efod; sobre los hombros había dos piedras preciosas; debajo del
Efod estaba la túnica azul, bajo la que el Sumo Sacerdote llevaba una túnica tejida de lino fino blanco, sobre ellos se
colocaba el cinto y en su cabeza llevaba el turbante del lino blanco fino, que tenía una corona de oro que decía "SANTIDAD
AL SEÑOR" (Ex. 28:4).

1. EL PECTORAL, Ex. 28:15: Era llamado también el pectoral del juicio (Ex. 28:15), fue construido con los cinco materiales
(oro, azul, púrpura, escarlata y lino fino torcido), cuadrado con medidas de un palmo, sobre el estaban las doce
piedras con los nombres grabados de las doce tribus de Israel, El Sumo Sacerdote lo utilizaba únicamente en el
pecho, lo que nos habla del amor de Jesucristo como Buen Pastor, porque dio su vida por nosotros (Jn. 15:13), y de la
forma como El nos conoce por nombre (Jn. 10:3), también nos habla Su constante intercesión por nosotros (1 Jn.
2:1). Tenía además cadenillas de oro en forma de cordón trenzado, que se unía hacia los hombros y cuatro anillos o
argollas que le unían en la espalda y hombros del Sumo Sacerdote. En él estaban las dos piedras: el Urim y el Tumim,
que significan luces y perfecciones, respectivamente (Ex. 28:30), estas piedras eran utilizadas para consultar al Señor
en asuntos delicados (Nm. 27:21; 1 S. 28:6; Esd. 2:63), representando la guianza del Espíritu Santo que necesitamos
hacer la voluntad de Dios (Ro. 12:1-2).

2. EL EFOD, Ex. 28:6; 9-12: Fue entretejido con los cinco materiales y se unía al pectoral por medio de las cuatro argollas
y los lazos de oro, se colocaba en la hombrera junto con las dos piedras de ónice sobre las que estaban grabados los
nombres de las doce tribus de Israel, se colocaba como un sobretodo y era el más visto de las vestiduras
sacerdotales; Los hilos de oro entretejidos con el resto, nos habla de que la sencillez de Jesucristo porque se
relacionó con los todos aquellos que se acercaban a Él (Mt. 9:10-13), para darles salvación sin acepción de personas
(Rom. 2.11); mostrándonos el amor de Jesucristo como el Buen Pastor que cuando encuentra a una de sus ovejas
perdidas las coloca sobre sus hombros con gozo (Lc. 15:5) y escribe su nombre en el Libro de la Vida (Fil. 4:3; Ap.
3:5).

48
Instrucciones Básicas

3. LA TÚNICA, Ex. 28:31: Se colocaba debajo del Efod, y fue hecha de toda de color azul, de una sola pieza con una
abertura, que debía ser cosida para que no se rompiera; el hecho de que fue elaborada de una sola pieza, representa
la Unidad que debe haber en el Cuerpo de místico de Cristo, la abertura representa las heridas Sus heridas cuando
vino a morir por nuestros pecados. Tenía en la parte de abajo las granadas (de colores azul, púrpura y escarlata) y
campanillas de oro en forma alterna, las cuales producían sonidos cuando el Sumo Sacerdote estaba ministrando en
el Lugar Santísimo, y si no producía ninguno indicaba que había muerto (Ex. 28:35).

Las granadas colocadas en formar alterna con las campanillas, indican la obra que Cristo hace en nosotros; la
granada escarlata es para darnos vida, la granada púrpura es para darnos vida abundante (que vivamos como reyes y
sacerdotes), viviendo contentos con lo que tenemos y las granadas de color azul es porque nos da también la vida
eterna, para morar juntos por la eternidad con El y las granadas de lino fino (Ex.39.24), indican las obras justas que
debemos hacer (Ap. 19:8).

4. LA TÚNICA BORDADA Y LOS CALZONCILLOS, Ex. 28:39; 42: La túnica era bordada de lino fino (Ex. 28:39; 39:27)
incluyendo los calzoncillos que se ceñían desde los lomos hasta los muslos (Ex. 28.42; Lv. 6:10); la túnica nos habla de
la Justicia que hay en Cristo (He. 5:13) y que la Biblia nos indica que la Justicia no tiene ninguna relación con la
injusticia. Leemos en Apocalipsis que el lino fino son las obras justas de los Santos (Ap. 19:8); Obras Justas se traduce
del griego dikaioma que significa: rectitud, buen juicio, honesto, justicia; lo que nos enseña la necesidad de ser
honestos en nuestra forma de vivir, practicando la justicia en todos nuestros actos y no siendo injustos con nadie (Ef.
6:14), porque Dios aborrece al injusto (Dt. 25:16) pero bendice al que ama la justicia porque está escrito: Has amado
la justicia y aborrecido la injusticia; por eso te ha ungido Dios, el Dios tuyo, con aceite de gozo, más que a tus
compañeros (Sal. 45:7). Los calzoncillos se utilizaban para que los que ministraban en el Tabernáculo no sudaran, lo
que nos enseña que la Obra de Dios se debe hacer sin contaminaciones sexuales ni por esfuerzo humano sino con la
unción y guianza del Espíritu.

5. EL CINTURÓN O CINTO, Ex. Ex. 28:39: Era de lino fino y se utilizaba para ceñirse las vestiduras; el cinto nos habla la
verdad, es decir, no ser falsos en nuestra forma de vivir ni de actuar y de hablar (Ef. 6:14), para que los inconversos
vean en nuestra vida a Jesucristo, ya que Él es la Verdad de Dios (Jn. 14:6).

6. EL TURBANTE, Ex. 28:39: Fue elaborado de lino fino y era utilizada cuando entraba al Lugar Santísimo, en la parte de
adelante tenía una corona que tenía grabado SANTIDAD A JEHOVÁ, e iba amarrado con hilo azul; esto nos enseña
que nuestros pensamientos deben ser santos, transformándonos por medio de la renovación de nuestra mente (Ro.
12:2) y pensando las cosas que son verdaderas, honorables, justas, puras, amables, de buen nombre, con virtudes y
dignas de alabanza (Fil. 4:8) para que vivamos agradable delante de Dios, teniendo el pensamiento que hubo en
Cristo cuando se humilló a sí mismo (Fil. 2:5-10).

L as vestiduras sacerdotales nos hablan acerca de Jesucristo y su Obra redentora y restauradora en nuestras vidas,
pero de de la mismo forma como el Sumo Sacerdote y los sacerdotes las debía utilizar poder servir en el Tabernáculo,
cada uno de nosotros debemos vestirnos de ellas para que nuestro servicio sea agradable delante de Dios.

49
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

20 EL TABERNÁCULO
Y alzarás el tabernáculo conforme al modelo que te fue mostrado en el monte.
Éxodo 26:30

D ios le dio instrucciones a Moisés para construir el tabernáculo, y el orden en que tenían que ser hechos y
colocados los artículos que contenía. El orden era de adentro hacia fuera, comenzaba desde el Arca del
Testimonio en el Lugar Santísimo que representaba la presencia de Dios y terminaba en el Atrio, en la Puerta de
entrada (Ex. 40:1-8) La apariencia exterior del tabernáculo era como una tienda normal, lo hermoso era por dentro, como
se profetizó acerca del Cristo “No   tiene   aspecto   hermoso,   ni   majestad, para que miremos su apariencia para que le
deseemos”. (Is. 53.2)

T abernáculo, se traduce del idioma Hebreo Ojel que significa Tienda (1 R 2.28) Mishcan significa morada (Ex 40. 34-
35) Tenía varios nombres por ejemplo Tienda de Reunión (Ex 40.34) Tabernáculo del testimonio (Núm. 1:50)
Santuario (Ex 25:8, 38:7) Casa de Jehová (Jue 19:18, 1 Sa 1:24) Templo de Jehová (1 Sa 1:9) En el tabernáculo hay
distintos tipos o figuras que representan al Señor Jesucristo, en alguna de las facetas que son mencionada en el Nuevo
Testamento, veamos:

La  Puerta  del  Atrio,  representa  a  Jesús  quien  dijo  “Yo  soy  la  puerta”    (Jn  10:9)
El Altar del Holocausto, donde se ofrecían sacrificios, Jesús el buen pastor dio su vida por la ovejas (Jn. 10:11)
La Fuente de bronce, donde se lavaban los sacerdotes, él Señor es la fuente de agua de vida (Ap.21:6)
La Mesa de los Panes, Jesús es el pan de vida (Jn. 6:48)
El Candelero de Oro, alumbraba el Lugar Santo, Jesús dijo que era la luz del mundo (Jn. 8:12)
El Altar del Incienso, ofrecía ofrenda de olor grato, Jesús se ofreció una vez por los pecados (He. 10:12)
El Arca del pacto, figura del Dios eterno, Jesús dijo que era el alfa y la omega (Ap. 22:13)

1. EL ATRIO (Ex. 27:9:13)


Era un espacio abierto de cien codos de largo por cincuenta de ancho, cerrado por una cortina de lino (Ex 27:12-13). Su
nombre se traduce de las palabras Hebreas Jatsar, que significa rodear con estacas, separada del campo abierto. Y Jatser
que significa: un patio como encerrado por una cerca, atrio, campamento. Este vocablo está relacionado con un verbo
semítico común que tiene dos significados 1. Estar presente, en el sentido de morar en un lugar determinado ya sea en
un campamento asentamiento, residencia y 2.Encerrar, rodear, apretar (Diccionario Vine)

a. La puerta del atrio (Ex.27:16) Estaba elaborada de material, púrpura, escarlata, lino fino y azul que
respectivamente nos presentan a nuestro salvador en cuatro diferentes facetas, según los cuatro evangelios.
Mateo como Rey (Mt.21:4-5), Marcos como Siervo (Mr.10:43-45) Lucas como Hijo del Hombre (Lc.19:10) y Juan
como Hijo de Dios (Jn 6:38).

b. Las cuatro columnas de la puerta (Ex.27:16) Sostenían la cortina y representan los cuatro ministerios que Dios
estableció para que el hombre tuviera conocimiento de su salvación; Ministerio del Espíritu Santo (2Co. 3:8),
Ministerio de la palabra (Hch. 6:4), Ministerio de la reconciliación (2 Co. 5:18) y ministerio de la Justicia (2 Co. 3:9
LBLA).

c. El altar de Bronce (Ex.27:1-8) En el altar de bronce vemos al señor Jesucristo ofreciéndose en sacrificio, para
suplir la necesidad del hombre, de tener una relación permanente con Dios (He.10:7-10). La palabra altar
(Mizbbeakj) se deriva de una raíz hebrea (Zabakj) que quiere decir matar; un lugar de matanza o sacrificio. Él
señor Jesucristo aquí representa tanto el altar como el cordero sacrificado. Para el hombre no hay otro lugar de
encuentro con Dios que Jesucristo y fuera de él, ya no hay más sacrificio por los pecados (He. 10.18-19)

d. La fuente de bronce o lavacro (Ex. 30:18-21) La fuente era el segundo objeto en el Atrio, estaba situada entre el
Altar del Holocausto y la entrada al Lugar Santo, estaba construida de los espejos que las mujeres que servían a la
50
Instrucciones Básicas
entrada del tabernáculo aportaron (Ex. 38:8). Simboliza la palabra de Dios (Stg. 1:23-25). Contenía agua que
servía para la limpieza de las manos y los pies de los sacerdotes que entraban en el Lugar Santo (Ex. 30:18-21)
Para el Nuevo Testamento es figura del bautismo en agua (Mt.28:19) y la ministración.

2. LUGAR SANTO Aquí solamente podían ingresar los sacerdotes (Ex. 28:41-43; He. 9:6). Esto representa que El Señor
nos iba a transformar en un linaje de reyes y sacerdotes para ministrar en su presencia (Ap. 1:6). Anteriormente por
nuestros pecados estuvimos destituidos de la gloria de Dios (Ro. 3:23) pero ahora tenemos entrada por su gracia.

a. La puerta del lugar santo y las cinco columnas (Ex.36:37-38) La puerta era de 10 codos de alto por 10 codos de
ancho, era donde debían ingresar los sacerdotes para ministrar con el incensario y participar de los panes cada
sábado (He.9:6) las cinco columnas sostenían la cortina que estaba a la entrada y representaban a los cinco
ministerios que él Señor Jesucristo constituyo para perfeccionar a los santos para la obra del ministerio y para
edificar a la iglesia (Ef. 4:11-13). Cada una de las columnas tenía una base fabricada de bronce, que es figura que
el fundamento de nuestra fe es el sacrificio de Cristo (1 Co. 15:12-23), estaban recubiertas de oro, que se traduce
del idioma hebreo. Zahab y significa: oro, dorado, tiempo hermoso o justo; que sugiere un tiempo de refrigerio
para aquellos que se han arrepentido y convertido (Hch. 3:19)

b. La mesa de los panes de la proposición (Ex.25:23-30) Estaba situada al norte del Lugar Santo, era de madera de
acacia revestida de oro. Sobre ella se encontraban doce panes de flor de harina cubiertos de incienso que eran
renovados cada siete días. En este lugar el sacerdote servía y comía ya que los panes eran su alimento cada
sábado. Estos panes señalaban la persona de Jesús como el pan de vida, el alimento espiritual del pueblo de Dios
(Jn 6:35)

c. El candelabro (Ex.25. 31-39) Este se encontraba situado enfrente de la mesa de los panes de la proposición, al sur
(Ex. 26:35) era de oro puro, consistía en un pie con una caña vertical en el centro y tres brazo de cada lado,
constituyendo un total de siete brazos. En cada uno de estos había una lámpara de oro que contenía aceite de
oliva para que ardiera continuamente y alumbrara el Lugar Santo. Este era el único medio para obtener luz y en
medio de ella el sacerdote servía y adoraba a Jehová. Esto representaba a Jesucristo quien es la luz de los
hombres (Jn. 8.12). Tenía labrados sesenta y seis frutos que representan el número de libros que constituyen la
Palabra de Dios ungida e inspirada. Las siete lámparas representan los siete espíritus del señor (Ap. 4:5; Is 11:1-2)
y a las siete iglesias (Ap. 1:20)

d. El altar del incienso (Ex. 30:1-10) Estaba hecho de madera de acacia y recubierto de oro. En el había un perfume
perpetuo, que representaba a Jesús ascendiendo al cielo, quien regresó a la presencia del Padre para interceder
por nosotros (Ro. 8:34; 1Jn. 2:1-2). En el altar de bronce Jesús es tipificado como el sacrificio perfecto, pero aquí
está representado como resucitado y glorificado. Aquí abajo Él nos sustituyó en el lugar de muerte y juicio y allá
arriba vive en la presencia de Dios intercediendo para que tengamos una vida de comunión y adoración a Dios
(Ap. 8:3-4; He. 7:25).

e. El velo (Ex 26:31-33) Definía una separación entre el lugar santo y el lugar santísimo. Era una cortina de color
azul, lino blanco, púrpura y carmesí, con querubines bordados. Representaba a Jesucristo quien se manifestó en
carne (1 Ti.3:16) ya que por cuanto nosotros participamos de carne y sangre él participó de lo mismo (He.2:14).
Este velo era su carne que ocultó la presencia de Dios a los hombres. Cuando fue crucificado y murió el velo del
templo se rasgó en dos de arriba hacia abajo (Mt.27:45-52) enseñándonos que fue rasgado por la mano de Dios,
no por mano humana y por eso tenemos ahora acceso al Padre (He. 10.19-20)

f. Las cuatro columnas (Ex.26:32). Estas sostenían el velo y estaban situadas entre el Lugar Santo y el Lugar
Santísimo; representaban los cuatro seres vivientes que moran en la presencia de Dios y que a la vez tipifican a
Cristo en cuatro facetas, según los cuatro evangelios; Mateo como león o hijo de David, Marcos como becerro o
Hijo de Abraham, Lucas como hombre o Hijo de Adán y Juan como águila o Hijo de Dios, (Ap. 4:6-7). Las bases
estaban revestidas de plata, figura de la redención, solo el que ha sido redimido puede tener comunión con El
Señor (Ro. 5:1)

51
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas

3. EL LUGAR SANTÍSIMO (Ex.26:34) Aquí se encontraba la presencia de Dios. En este espacio solamente entraba el Sumo
Sacerdote una vez al año (He.9:6-7). Adentro se encontraba el Arca del Pacto y su respectiva cubierta o tapadera
llamada el Propiciatorio.

a. El arca del Pacto (Ex. 25:10-21) consistía en una caja en forma de cofre hecho de madera de acacia revestida por
dentro y por fuera de oro puro. Dentro de ella se encontraban, las tablas de la ley que representan a Dios padre
porque fue quien las dictó a Moisés (Ex.34:1), el maná que descendió del cielo que representa a Jesucristo (Jn.
6:48-50) y la vara de Aarón que reverdeció que representa al Espíritu santo. El arca representa al Altísimo que
contiene la plenitud de Dios (Ef.3:17-19).

b. El propiciatorio (Ex. 25:17-22) Era la cubierta del arca y era de oro puro, tenía dos querubines de oro, uno en
cada extremo. Fue labrado a martillo tipificando los dolores de Cristo en la propiciación por el pecado y
representa la misericordia de Dios manifiesta en un hombre Jesucristo (Jn. 3:16).

A Moisés le dijeron que hiciera todo y que lo levantara conforme al modelo que le fue mostrado en el monte (Ex.
25:40: 26:30) todos los detalles que le dieron era una sombra o figura del Mesías que iba a venir, por eso cuando el
verbo se hizo carne, tabernaculizó entre nosotros (Jn. 1:14 Biblia textual). Jesucristo cumplió todo lo que estaba
escrito acerca de Él y por su sacrificio somos santificados (He. 10:7-10)

52
Instrucciones Básicas

21 EL ARCA DEL PACTO


Harán también un arca de madera de acacia, cuya longitud será de dos codos y medio, su anchura de
codo y medio, y su altura de codo y medio. Y la cubrirás de oro puro por dentro y por fuera, y harás
sobre ella una cornisa de oro alrededor. Fundirás para ella cuatro anillos de oro, que pondrás en sus
cuatro esquinas; dos anillos a un lado de ella, y dos anillos al otro lado. Harás unas varas de madera
de acacia, las cuales cubrirás de oro. Y meterás las varas por los anillos a los lados del arca, para
llevar el arca con ellas. Las varas quedarán en los anillos del arca; no se quitarán de ella. Y pondrás
en el arca el testimonio que yo te daré. Y harás un propiciatorio de oro fino, cuya longitud será de dos
codos y medio, y su anchura de codo y medio. Harás también dos querubines de oro; labrados a
martillo los harás en los dos extremos del propiciatorio. Harás, pues, un querubín en un extremo, y un
querubín en el otro extremo; de una pieza con el propiciatorio harás los querubines en sus dos
extremos. Y los querubines extenderán por encima las alas, cubriendo con sus alas el propiciatorio;
sus rostros el uno enfrente del otro, mirando al propiciatorio los rostros de los querubines. Y pondrás
el propiciatorio encima del arca, y en el arca pondrás el testimonio que yo te daré. Y de allí me
declararé a ti, y hablaré contigo de sobre el propiciatorio, de entre los dos querubines que están.
Éxodo 25:10-22

E n el Lugar Santísimo estaba el Arca del Pacto, figura de la presencia de Dios, era de una sola pieza con el
propiciatorio y los querubines que estaban en la cubierta o tapadera. El arca era un cajón hecho de madera de
acacia recubierto por dentro y por fuera de oro puro, que representa al Dios hecho hombre, esto se cumplió cuando
Jesús tabernaculizó entre los hombres, tomando forma de hombre (Jn. 1:14; Fil. 2: 5-8).

E l arca fue el primer elemento del tabernáculo que fue descrito (Ex 25:10) y también el primero que fue colocado
cuando se levantó el tabernáculo (Ex 40:3) El Arca del Pacto era llamada también Arca de la Alianza, Arca de Dios,
Arca del Testimonio, Arca de Jehová. Para su construcción se usaron materiales y se realizó el arca con
características especiales, veamos su aplicación.

EL ORO Y LA MADERA DE ACACIA (Ex. 25:10-11)


El arca se construyó de madera y fue cubierta por dentro y por fuera de oro, esto nos enseña el aspecto fundamental de la
persona de Cristo, porque el oro por dentro es figura de su eterna divinidad (Ro. 1:20), el oro por fuera es figura del
ungimiento del Espíritu Santo para el ministerio (Hch. 10:38) y la madera de acacia es figura de su encarnación como
hombre (Fil. 2:6-7), el oro por dentro era la característica de hijo de Dios, que en algunos momentos mostraba, o que
algunos podían verlo por la revelación de Dios como Natanael (Jn1:49) Pedro (Mt. 16:16) y Marta (Jn. 11:27). Al unir su
divinidad y su humanidad, se evidencia el único mediador entre Dios y los hombres.

LA CORNISA O CORONA DE ORO (Ex. 37:2)


Jesús fue reconocido como rey cuando nació (Mt. 2:2) y también cuando murió (Mt. 27:37), al Señor le pusieron una
corona de espinas antes de ir a la cruz, cuando regrese vendrá como rey de reyes con corona (Ap. 19:12,16).
Al casarse un hombre recibe a la esposa como una corona (Pr. 12:4).

LAS DOS VARAS (Ex.37:4)


Representan la gracia y la verdad, que son inherentes al Señor entre sus múltiples atributos, porque dice la escritura; El
Verbo se hizo carne y habito entre nosotros, lleno de gracia y de verdad (Jn. 1:14) estas dos virtudes describen su obra y su
carácter respectivamente, a) La Gracia, se manifiesta en los beneficios gratuitos como lo es la salvación (Ro.3:24), b) La
Verdad, Jesús es la verdad (Jn. 14:6) Él siempre fue verdadero en cuanto a su persona y su doctrina (Jn. 18:20-21). En Él se
revela el carácter del Padre, pues también el señor Jehová se presentó a Moisés como, grande en gracia (H Kjesed) y
verdad (Ex. 34:6)

LAS CUATRO ARGOLLAS (Ex.25:12-15)

53
Escuela de Doctrina
Instrucciones Básicas
Los anillos estaban situados en las cuatro esquinas donde se introducían las varas para transportar el Arca, esto es figura
del ministerio de Cristo por la tierra así como la guianza para su pueblo, ya que el arca era llevada por los sacerdotes por el
desierto, con esto nos enseña que El señor Jesucristo está con nosotros no importando cuán difícil sea nuestro caminar
hacia la tierra prometida (Mt. 28:20). El Señor nos guiará en varias cosas:

1. Para salvación (2 Ti. 1:9-10) Cuando salieron del monte Sinaí, el Arca del Pacto iba delante de ellos camino de
tres días buscándoles un lugar de descanso (Nm. 10:33), esto nos tipifica los tres días entre la muerte y la
resurrección de Cristo (Mr. 9:31), para hacernos participes de morar junto a Dios.

2. Para nuestro encuentro con Él (1Ts. 4:16-17) El arca era llevada por los sacerdotes a una distancia como de dos
mil codos delante del pueblo hasta que se encontraron en el río Jordán (Jos. 3:4-17) enseñándonos que hay una
distancia como de dos mil años entre la humillación del Señor Jesucristo y el encuentro con su pueblo.

3. Para darnos la victoria (1 Co. 15:57) Cuando el Arca del Pacto fue llevada alrededor de Jericó, el pueblo de Israel
obtuvo una gran victoria (Jos. 6.13-20), enseñándonos que nuestras victorias no dependen de nuestras fuerzas
sino de la presencia de Dios en nuestras vidas, porque su poder se perfecciona en nuestra debilidad (2 Co. 12:9)

4. Nos hace vivir confiados (Sal. 4:8) El tabernáculo que contenía el arca del pacto se estableció en forma
permanente en la parte central de la tierra prometida (Jos. 18:1), específicamente en Silo (He. Seguro, tranquilo)
enseñándonos esto que solo la presencia de Dios nos hace estar seguros.

SUS MEDIDAS
Altura y Ancho de un codo y medio 1.5 (Ex. 25:10) El número quince simboliza la plenitud de la misericordia (Os. 3:2) Por
la gracia del Señor Jesucristo obtuvimos la salvación y perdón de pecados (Ef. 2:1-10) Él llevo a cabo el sacrificio redentor,
en obediencia al Padre y ungido por el Espíritu Santo. La sangre de las víctimas era aplicada en los artículos del
tabernáculo, (Lev. 16:14-20) tenía que ser primero aceptada por Dios y posteriormente aplicada, enseñándonos que la
salvación viene de Dios por gracia y que no es el resultado de nuestro esfuerzo humano.

Largo de dos codos y medio 2.5 (Ex. 25:10) El numero veinticinco es el resultado de sumar cinco veces cinco, esto es
gracia sobre gracia (Jn. 1:16) que significa; a) La salvación por medio del perdón de pecados b) El derramamiento sobre
nosotros de las bendiciones divinas, por eso dice la Escritura que nos acerquemos con confianza al Trono de Gracia para
recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más lo necesitemos (He. 4:16 NVI)

CUATRO DIMENSIONES
El arca era una caja, era una figura geométrica cuadri-dimensional, es figura de la Cuadri-dimensión de Dios, porque
aunque solo tiene tres medidas físicas o visibles que son el ancho, el largo y la altura (Ex. 25:10), no se menciona su
profundidad que es figura de la esencia de Dios Elyon. Ese fue el anhelo del apóstol Pablo que tuviéramos la capacidad de
comprender, la anchura, la longitud, la altura y la profundidad y de conocer el amor de Cristo que sobrepasa todo
conocimiento (Ef. 3:18-19) esto es figura de la presencia de Dios en cuatro manifestaciones, El Padre que comenzó a tener
comunión con la humanidad desde el inicio de la creación llegando a ofrecer incluso un cordero que iba a quitar el pecado
del  mundo.    El    Hijo  es  quien  al  venir  comenzó  a  decir  que  “el  tiempo  se  ha  cumplido”    diciendo  que  la  promesa  del  Padre  
ya estaba en la tierra, El Espíritu Santo es quien vino a preparar la novia para el encuentro con el Amado, y está también la
esencia de Dios El ELYON, de quien se deriva todo.

CONTENIDO DEL ARCA He. 9:4


El arca es figura de la presencia de Dios donde se encontraban tres elementos, (He. 9:4). El Arca también es figura del
Altísimo ya que contenía en si tres elementos (Sal 91:1-2), dándonos otro ejemplo de la cuadri-dimensión de Dios, dichos
elementos son:

Las tablas de la ley (Dt. 10:1-2) En el segundo grupo de tablas, Dios escribió la ley, fueron guardadas en el arca, y
que nos tipificaba que la ley de Dios iba a ser quebrantada continuamente por el hombre, porque no puede

54
Instrucciones Básicas
cumplirla (Ex. 32:19) estas tablas representan a Jehová, El Padre, fue quien se las entregó al pueblo de Israel (Ex.
24:12).

El Maná (Ex. 16-15) Dios le dio instrucciones a Moisés que guardara una porción en el arca (Ex. 16:32-34), es
figura de Jesucristo quien es el pan que descendió del cielo y que sustenta nuestra vida espiritual y terrenal (Jn.
6:35-39) El pueblo de Israel menospreció el maná que descendió del cielo, esto figuraba el rechazo del pueblo de
Israel hacia Jesús quien es el pan que descendió del cielo.

La vara de Aarón que reverdeció (Nm. 17:1-11) Sirvió para evidenciar el respaldo de Dios a la tribu que había sido
escogida por el Señor, la tribu de Leví y es figura del Espíritu Santo quien confirmó el sacerdocio eterno de
Jesucristo, por la resurrección de entre los muertos (Ro 1:4; 8:11; He. 9:4) La vara de Aarón vino a constituir un
símbolo de la autoridad y de gobierno que Dios delega a hombres (Ro. 13:1).

EL PROPICIATORIO (Ex. 25:17-21)


Era de oro puro con dos querubines labrados, uno en cada extremo y era un símbolo de la justicia divina. El Sumo
Sacerdote hacía expiación por si mismo, por su familia y por el pueblo rociando la sangre del lado oriental del tabernáculo
y sobre el propiciatorio (Lv. 16:14-15) tipificaba que la sangre le daba acceso a Dios cuando se había hecho la expiación (v.
17) ahora nosotros tenemos acceso al Lugar Santísimo por la sangre que derramó Jesús (He. 10:19)

LOS QUERUBINES (Ex. 25:18-22)


Dios ordeno a Moisés hacer dos querubines sobre el propiciatorio, tenían sus alas extendidas, estaban uno enfrente del
otro, pero miraban hacia el propiciatorio donde la sangre derramada cubría la ley y de esta forma eran testigos del poder,
la santidad de Dios, su justicia y su bondad cuando otorgaba perdón al pecador. Fueron labrados con martillo, figura de la
Palabra (Jer. 23:29). Los querubines tienen funciones descritas en la Biblia.

Son guardianes (Gn. 3:24) En Edén guardaban el camino hacia el Árbol de la Vida. En el Lugar Santísimo
guardaban el camino hacia Dios mientras el velo no había sido rasgado.
Son Protectores (Ez. 28:14) del Hebreo Cakak: vallado, circular, rodear, dar sombra, cubrir, proteger. Luzbel
tenía la función de proteger la tierra, pero no cumplió con el llamado que tenía de parte de Dios.
Dios habita en medio de querubines (2 R. 19:15) Ellos tienen como misión llevar a cabo las órdenes de Dios
sobre la tierra y están siempre ante su presencia.
Son adoradores (Ap. 5:13). Ellos miraban encorvados hacia el propiciatorio, para contemplar con asombro
cuando era rociada la sangre que permitía al pueblo tener comunión con Dios. Luego el sacrificio de Cristo
fue para perdonar a los que estaban sujetos a la ira del Padre. Los querubines estaban inclinados con temor
reverencial de adoración, lo mismo debemos de hacer nosotros al recordar la sangre de Dios derramada por
nosotros.

L a Biblia dice que Dios siempre ha hablado en distinto tiempo y de distinta manera (He. 1:1) la figura del Arca del
Pacto era precisamente la muestra de que El Señor nos ha dado oportunidad de buscar su rostro, aunque la
humanidad no ha querido saber nada de Dios, nosotros si debemos de buscar al que nos llamó de las tinieblas a la luz
admirable (1 P. 2:9).

55
Escuela de Doctrina