Вы находитесь на странице: 1из 4

LA QUEMA DE HERBAZALES

El aumento de incendios de masa vegetal no solo trae consecuencias al


medio ambiente y genera grandes pérdidas materiales y económicas, sino
que también representa un grave riesgo para la salud de quienes se ven
expuestos a este tipo gases (humo) que se liberan tras la quema de
herbazales. La quema de herbazales afecta nuestro medio ambiente,
eliminando animales del entorno y permitiendo la casi o nula recuperación
del suelo.

La quema de herbazales es una práctica peligrosa que persiste en el país a


pesar de no ser recomendada

Algunas consecuencias que se pueden dar son paisajes erosionados, así


como la contaminación a la atmósfera aumentando el efecto invernadero,
agravando el problema en la capa de ozono.

Al quemar un herbazal se liberan grandes partículas de hollín (carbono sin


quemar), cuyo aspecto es similar a la ceniza, pero de un color más oscuro.
Estas partículas penetran profundamente los pulmones y pueden hasta
producir cáncer pulmonar, según el informe de la OMS.

El humo puede afectar de inmediato la salud de una persona que está


expuesta a un incendio de masa vegetal. Los expertos del CBP recomiendan
que al sentir dolor de cabeza, tos, mareo, sueño, nausea, ojos irritados y
dificultad al respirar debe avisar a los cuerpos de emergencia para ser
atendido de inmediato

Los incendios de herbazales son considerados delito ambiental en Panamá.

EFECTOS NEGATIVOS DE LA QUEMA

En varias ocasiones el humo producido por la quema de los pastos a la


orilla de las autopistas ha sido responsable del cierre de autopista por la
poca visibilidad. El humo causa contaminación del aire que a su vez agrava
las enfermedades de las vías respiratorias tan comunes en nuestro país.
Además, después de un evento de fuego en pastos, las pendientes de las
montañas quedan desprovistas de vegetación y expuestas a la lluvia,
aumentando los efectos de la erosión y el arrastre de las partículas del suelo
hacia quebradas, ríos y finalmente el mar.
RIESGO A LA SALUD POR EXPOSICIÓN AL HUMO OCASIONADO POR UN
FUEGO

El humo de los fuegos está compuesto de una mezcla de gases que se


desprenden de la vegetación en llamas. El humo puede afectar los ojos,
irritar el sistema respiratorio y agravar las condiciones de aquellos que
padecen de enfermedades cardíacas y pulmonares crónicas.

El humo puede causar:

Tos

Irritación en la garganta

Falta de aire

Dolor de pecho

Dolor de cabeza

Irritación en los ojos

Goteo de nariz
Según el Cuerpo de Bomberos de Panamá, la mayoría de los incendios de
masa vegetal son cerca de barriadas y en las mismas pueden habitar
personas con problemas de salud que al tener contacto con estos gases
pueden empeorar.