Вы находитесь на странице: 1из 10

Darwin

crece el arbol crece


tira el viento y crece
crece el hombre crece
gira el viento y crece

hay un viejo calvo


calvo azul del suelo
quita el viejo un clavo
cae el hombre al cielo

ve girar el suelo
mira el suelo y crece
tira de su pelo
muere y luego crece

hay un viejo cielo


largo azul del clavo
quita un hombre el cielo
cae un mono al arbol

mira el mono al cielo


el cielo estrellado
que sale de su arbol
y gira y todo crece

crece el viento crece


tira el hombre y crece
nace un niño largo
largo azul del cielo

crece el arbol crece crece el viento crece


tira el viento y crece tira el hombre y crece
crece el hombre crece nace un niño largo
gira el viento y crece largo azul del cielo
La risa

Huele a árbol quemado


levanta los brazos y sale agua
que moja en carcajadas
y trepa del hueso al ojo
dos veces seguidas
y siente que va
por el campo escondida
buscando un idioma
que le habla
de haber soportado las lluvias
lejos de su casa
pregunta con quien
dormirá en las mañanas
migajas que caen hacia el suelo
y va levitando al fondo del beso
entregada sintiendo que no hay un mañana
solo perros que ladran
hacia el cielo
y van dibujando su cuerpo
en el sur de un silencio
hambriento de abrir
el perfume del cuerpo
Salió la luna (Sakutarō Hagiwara)

Mataron a una rana los niños


Alzaron las manos formando un corro
Todos juntos alzaron pequeñitas las manos
Todos juntos alzaron ensangrentadas las manos

Salio la luna, con su cara de luna

Encima del cero se yergue una persona


Hay un rostro debajo del sombrero
Yo (Federico García Lorca)

Yo.
Con el hueco blanquísimo de un caballo,
crines de ceniza. Plaza pura y doblada.

Yo.
Mi hueco traspasado con las axilas rotas.
Piel seca de uva neutra y amianto de madrugada.

Yo.
Con el hueco blanquísimo de un caballo.
Rodeado de espectadores que tienen hormigas en las palabras.

En el circo del frío sin perfil mutilado.


Por los capiteles rotos de las mejillas desangradas.

Yo.
Mi hueco sin ti, ciudad, sin tus muertos que comen.
Ecuestre por mi vida definitivamente anclada.

Yo.
No hay siglo nuevo ni luz reciente.
Sólo un caballo azul y una madrugada.
Te entregaste a la tierra

te entregaste a la tierra
y hoy hay búhos que giran alrededor
encendiste una hoguera
y ahora vas levitando en el gran tambor
y hay miel en tu cueva
peregrino camino hacia el ardor
hay enjambres que tiemblan
todos van persiguiendo tu dulce flor
que de pronto se seca
y se va devolviendo en mi sudor

y si lo piensas no podrás llegar


y si lo sigues se esfumará
y si lo piensas no podrás llegar
y si lo tienes lo perderas

si te quedas ahora
voy a hacerte cosquillas en el sillón
voy a robar la aurora
y llenarte de rabia esta oración
revolcarme en te sombra
y contarte en secreto de qué es tu voz
voy a llevarte al agua
a hacer huellas de pies en el cielo
y lloraré en secreto
cuando estés escondida en tu jarrón
si te quedas ahora
voy a hacerme un vestido con tu dolor
voy a lavarte el cuerpo
y pintarte la espalda de aquel color
que vimos en el cerro
cuando al fin descubriste tu latido

y si lo piensas no podrás llegar


y si lo sigues se esfumará
y si lo piensas no podrás llegar
y si lo tienes lo perderas
Caracol, caricia y cuna

leche blanca cae del viento


baja de volcán en luna
hace un jardín de huesos
y un ombligo al fin creciendo

almohada sin fin yo tengo


caracol caricia y cuna
bandera sin fin yo tengo
ojo y faro soy con plumas

viene del azul tu cuerpo


y va al azul ya muerto
almendras habrá y vientre
yo me baño en ti naciente
Watukari (Serge Pey)

Y la nube crecio como el maiz


y el mediodia se cego de pajaros
y la flor se convirtio en una piedra
y una hierba roja salio de mi cabeza

y oimos a los arboles hablar entre ellos


y sobre mi se alzo una multitud

y Watukari nacio y fue creciendo y hablando


y el maiz nacio y el venado nacio
y el arbol vino a enlazar la fuente que nos regresa
y la lluvia rodeo el jardin coamil
y venado azul aparecio acompaÒado de mari

y le hizo raices al arbol y se planto


en las cuatro esquinas del mundo

y de nuevo llovio en la contramontaÒa


y un escorpion se poso en el ojo izquierdo de la ligereza
y entre los lazos salio el agua sagrada

y la lluvia cayo sobre la muerte


y el campo de maiz crecio

y la lluvia vacio la jicara con el maiz


en el pequeÒo templo de tierra seca
y una yerba roja salio de mi cabeza
y la vi volar como aguila de lluvia en el campo

y oiamos a los arboles hablar entre ellos


y sobre mi se alzo una multitud
Tonada para dormir a los perros

ay rayo de luz
canción que le canto a los perros

ay rayo de luz
me vienen a oír con su cuerpo

ay rayo de luz
temprano me abrazo a su pecho

ay rayo de luz
me ladran o ladran al cielo

ay rayo de luz
me huelen o huelen el tiempo

ay rayo de luz
canción que le canto a los perros
Todo el fuego

Todo el fuego
Del sol para ti habrá
y un florero
lleno de pan

Saca el cuerpo
de plumas se cubrirá
y en el viento
Flor para ti habrá

y en la lluvia
vas a querer bailar

Todo el tiempo
Vas a querer cantar
y en la luna
todos aplaudirán

Come el cielo
Azul para ti allá
Y un salero
Lleno de mar

Mete el cuerpo
El agua lo cubrirá
El desierto
despierto te esperara

y en la lluvia
vas a querer bajar
Lero Lero Candilero

Tu fuiste un lobo en el aire


Y hay de todo en camino al sol
Mudó de lengua el rugido
Aguantó el agua y no hay ardor
Preguntan los peces al rio
por el pañuelo de su tío Freud
Un niño ruge al camino
dos años antes de poder ser yo
Antes del lobo hace frio
Y amanece en sus manos dios

No sabe nada de la vida


Le quita los zapatos a un gorrión
Y un zopilote malherido
Bajo cojeando el aire a su voz
Muerde la carne de su ombligo
Y se va, va volando hasta allá

Похожие интересы