Вы находитесь на странице: 1из 23

Universidad Estatal de Bolívar

Carrera de Ingeniería Agroindustrial

Sistema de Nivelación

Biología

Origen de la especie humana

Docente:
Ing. Katherin Beltrán

Autores:
Elvis Muyulema, Carmen Callan & Dayana León

Enero 2019.
1

Origen de la especie humana

La evolución de la especie humana

La evolución es el proceso biológico de origen, diversificación y extinción de la

biota del planeta. El registro fósil provee evidencias innegables de estas transformaciones

y reemplazos. La explicación científica de la diversidad orgánica plantea un origen

natural único monofilético, a partir del cual se ha expandido y modificado en el tiempo.

(Gallardo, 2017).

Existen dos formas de conceptualizar la evolución: la perspectiva externa y la

interna; también conocidas como funcionalismo y estructuralismo, respectivamente. El

neodarwinismo se alinea con la perspectiva externalizante que visualiza a la materia

viviente como formadora de entidades pasivas que requieren un agente ordenador

externo. Desde una perspectiva internalista, la materia viviente es un medio excitable,

capaz de autoorganizarse y exhibir un ordenamiento espontáneo debido a la interacción

entre diferentes componentes que no requieren de agentes externos. Esta visión antecede

al darwinismo en su búsqueda de leyes naturales que gobiernan la organización de la

vida. (Gallardo, 2017)

Según las Sagradas Escrituras el hombre ha sido creado a “imagen y semejanza de

Dios” (Gen 1, 26) y la comprensión cristiana de dicho pasaje se aplica a cada hombre.

Dios interviene de modo singular en el origen de cada ser humano. (Herce, 2017)

Las teorías de la evolución tienen como oponente inmediato a la concepción

fijista del origen de las especies, no a la creación. (Herce, 2017)

Origen de la especie humana.


2

Los estudios y afirmaciones acerca de la evolución generalmente se refieren a uno

de dos aspectos distintos: (1) las investigaciones acerca del hecho de la evolución y (2)

las que se refieren al mecanismo de la evolución. Las primeras abarcan las disciplinas

biológicas, tales como la paleontología, la clasificación, la biología comparada, la

biología de poblaciones, que muestran de manera inequívoca el hecho de la evolución.

Las segundas, las afirmaciones acerca del mecanismo de la evolución, son el objeto

principal de estudio de la genética de poblaciones, y nos informan de los factores, fuerzas

o procesos que producen el cambio evolutivo, es decir, los mecanismos naturales que

causan la descendencia con modificación. (Barbadilla, 2010)

El estudio de la reconstrucción histórica de la aparición y desarrollo de los seres

humanos sobre la tierra se realiza a través de ciencias como la paleo-antropología, la

biología, la etnología o la genética. A día de hoy parece que esta reconstrucción se debe

encuadrar en el marco de una evolución a largo plazo y con lentas transformaciones.

Postura que se contrapondría al relato bíblico sobre los orígenes de la humanidad. (Herce,

2017)

Origen de la especie humana.


3

Figura 1. La caricatura más conocida de Darwin apareció en la revista satírica The Hornet en 1871.

Representa a Darwin con características de un primate para criticar su teoría de la evolución. (Hornet,

1871)

Características de la evolución biológica

La evolución biológica es el proceso histórico de transformación de unas especies

en otras especies descendientes, e incluye la extinción de la gran mayoría de las especies

que han existido. Una de las ideas contenidas en la evolución de la vida es que dos

organismos vivos cualesquiera, por diferentes que sean, comparten un antecesor común

en algún momento del pasado. (Barbadilla, 2010)

La estrategia biológica parece estar basada en la posesión de cerebros grandes,

maduración lenta y comportamiento complejo. (González, 2006)

Aunque la idea de la evolución tenía precedentes, no fue hasta 1859, con la

aparición de la obra “El origen de las especies” del naturalista británico Charles Darwin,

que la idea de la evolución se estableció definitivamente. (Barbadilla, 2010)

Origen de la especie humana.


4

Cambios genéticos condicionantes de la especie humana

La aparición de las características que distinguen a nuestra especie de los demás

primates, es el resultado de un complejo proceso biológico de selección natural y

adaptación conocido como hominización.

La aparición y posterior evolución de los homínidos está relacionada con un gran

cambio climático que tuvo lugar hace 3 millones de años. Este cambio obligo a algunos

primates a modificar sus hábitos alimentarios y a abandonar la vida arborícola.

Se adopta una postura erecta, que facilita la visión por encima del nivel de las

plantas herbáceas de la sabana, también permite la liberación de las manos, que pueden

así ser usadas para coger y utilizar objetos. (Morales, 2015)

Las manos adquieren mayor movilidad de forma progresiva y consiguen una

precisión cada vez mayor, de tal manera que pasan a ser unas pinzas de precisión en vez

de las pinzas de presión que son característicos en otros animales. También, la posición

de la cabeza sobre una columna vertebral vertical, será uno de los factores que favorecerá

el desarrollo posterior del encéfalo. (Morales, 2015)

Las extremidades inferiores se hacen más largas, la pelvis se ensancha y acorta, el

fémur se dirige hacia dentro y la articulación de la rodilla se modifica para facilitar la

posición erecta. La postura bípeda afecta también a la columna vertebral, que adopta una

forma de “S”. (Morales, 2015)

La dieta se diversifica e incluye el consumo de carne, lo que da lugar a la

remodelación de la dentición, en la que se aprecia una reducción progresiva del tamaño

Origen de la especie humana.


5

de los dientes, que sufren menos desgastes, lo que se debe al consumo de alimentos de

mejor calidad, como por ejemplo las frutas. El cráneo se hace más frágil, ya que se

reduce su zona facial. (Morales, 2015)

Etapas de la evolución humana (Hominización).

La hominización es un proceso biológico en el que una serie de cambios

morfológicos y etológicos en el orden de los primates generan una estructura con un

potencial evolutivo enorme. En el proceso interviene, aparte del material genético que

lleva la información, el continuo cambio de condiciones ecológicas al que estos primates

tienen que adaptarse para poder sobrevivir. (Carbonell & Hortolá, 2013)

El proceso biológico ha dado lugar a la aparición de la especie humana. El ser

humano es un ser vivo que pertenece al reino animal, al tipo de los cordados (con espina

dorsal), a la clase de los mamíferos, al orden de los primates (como todos los monos), a la

superfamilia de los hominoideos que incluye dos familias, los grandes simios

(chimpancés, gorilas, orangutanes) y la familia de los homínidos. (IES, 2014 - 2015)

Dentro de la familia de los homínidos, a su vez, se han dado dos géneros: los

australopitecos y el género homo, al que pertenece el ser humano. En el género homo se

han dado (según los datos de los que disponemos actualmente) seis especies: el Homo

habilis, Homo ergaster, el Homo erectus, el Homo antecesor, Homo sapiens y Homo

sapiens sapiens, nuestra especie. (IES, 2014 - 2015)

El inicio de estas importantes modificaciones del ciclo biológico y sus

consecuencias fisiológicas aparecen por vez primera en la especie H. ergaster. El

Origen de la especie humana.


6

incremento del cerebro tiene múltiples consecuencias sobre la biología evolutiva de los

homínidos. (González, 2006)

A partir de estos homínidos apareció en África el Homo erectus, el cual

rápidamente se extendió hacia otros continentes. Se han encontrado fósiles en África,

Asia y Europa, con los cuales los científicos suponen que H. erectus vivió entre 1.8

millones y 300 mil años atrás y que probablemente usaba fuego y herramientas más

sofisticadas que H. habilis. Al igual que sus ancestros, H. erectus presenta una cara con

mandíbulas pronunciadas y grandes molares, con una capacidad craneana entre 750 y

1225 cc. Los esqueletos son más robustos que el del hombre moderno, lo cual está

relacionado con su gran fuerza. Representantes de estas especies son el Niño de Turkana

y el Hombre de Pekín. (Barahona, 2016)

La transición entre H. erectus y H. sapiens ocurrió en algún momento hace 400

mil años. Se sabe que algunas poblaciones de H. erectus coexistieron con H. habilis en

Asia, China y Java. También se sabe que algunos representantes de Homo

neanderthalensis aparecieron en Europa hace 200 mil años y vivieron hasta hace 30 mil o

40 mil años. Los neandertales tenían, igual que los humanos modernos, grandes cerebros

y hasta hace poco tiempo los científicos pensaban que eran nuestros ancestros. Sin

embargo, nuevas evidencias moleculares indican que los sapiens y los neanderthalensis

nunca se cruzaron entre sí. (Barahona, 2016)

Desde el H. rudolfensis y el H. habilis hasta ahora, una serie de características

básicas nos han permitido conocer cómo se produce el sustrato de nuestro género. El

Origen de la especie humana.


7

hecho de que algunas adquisiciones básicas sean compartidas diacrónicamente nos indica

precisamente la trascendencia del cambio cuando el proceso de humanización coge

fuerza y tiene más empuje que el de hominización. Efectivamente, H. ergaster, erectus,

antecesor, neanderthalensis y sapiens comparten este conjunto de cualidades, que el

último ha integrado y desplegado, de manera que nos ha transformado en un primate

inconmensurable. La rotura estructural de la parsimonia que se da con la adaptación de

otros homininos nos sitúa por delante en la carrera hacia la adquisición de una conciencia

cósmica. (Carbonell & Hortolá, 2013)

Figura 2: Proceso evolutivo hominización del ser humano. (Sanchez, 2019)

Australopithecus: monos del sur

Antigüedad: 3 millones de años. Fue el primer homínido bípedo. Aunque tenía

cierta similitud con los simios, dado que tenía piernas cortas y brazos relativamente

largos, a diferencia de éstos, caminaba erguido, podía correr y sus brazos acababan en

manos propiamente dichas, con las yemas de los dedos planas, como las de los seres

humanos. El tamaño de su cerebro era similar al de los grandes simios actuales. Poseía

Origen de la especie humana.


8

mandíbulas poderosas, fuertes molares y el mentón hundido. Su talla no superaría el 1,20

m. de altura y los 30 Kg. de peso. Vivía en las zonas tropicales de África, alimentándose

de frutas y hojas. Todos los restos fósiles de Australopitecos se han encontrado en África,

ya sea en Tanzania, Kenia, Etiopía, Chad y África del Sur. El fósil más conocido hallado

de un Australopithecus fue parte del esqueleto femenino encontrado durante una

expedición científica en Etiopía, en 1974, por el paleontólogo estadounidense Donald

Johanson. Fue bautizado como Australopithecus afarensis, se le conoce como “Lucy”.

Tenía el rostro simiesco y su cerebro tenía una capacidad de 400 c.c.

Los australopitecos, extinguidos hace 1 millón de años, jugaron un papel esencial

en la evolución humana, ya que su especie fue la que dio origen al género Homo y a su

larga cadena hasta finalmente llegar al humano moderno: el Homo sapiens sapiens. (RBP,

2011)

Homo habilis: hombre hábil

Antigüedad: 2 millones de años Homo Habilis es el primer representante del

género Homo, el nuestro. El descubrimiento de esta especie se debe a los restos fósiles

encontrados por el matrimonio Leakey, en las gargantas de Olduvai (Tanzania). Los

fósiles hallados revelaron que eran individuos de alrededor de unos 140 cm de altura, con

una capacidad craneal más grande que sus antecesores, de unos 600 cc., y un esqueleto

con rasgos anatómicos más modernos que los de los australopitecos y con piezas

dentarias más pequeñas. Ésta especie de homínidos, debió adoptar una posición más

erguida porque las variaciones climáticas hicieron crecer los pastizales y con ello, obligó

Origen de la especie humana.


9

a que se parasen sobre sus pies para divisar posibles peligros. Su característica más

importante fue el cambio en su forma de alimentación: ya no sólo comían frutas y

vegetales, sino también animales. De cuerpo velludo, era robusto, ágil y tenía

desarrollada la capacidad prensil de sus manos. No conocía el uso del fuego, ni tampoco

estaría en posesión de un lenguaje articulado. Sin embargo, fue el primer homínido capaz

de fabricar utensilios, así lo confirma el hallazgo de instrumentos líticos hallados junto a

sus restos fósiles. Confeccionaba utensilios con piedras afiladas y cantos tallados para

despedazar grandes animales y también para cortar plantas y triturar ciertos productos

vegetales duros. (Barbadilla, 2010)

Homo erectus: hombre erguido

Antigüedad: 1.5 millones de años. Son los primeros homínidos que se

distribuyeron ampliamente por la superficie del planeta, llegando hasta el sudeste y este

de Asia. La diferencia fundamental del Homo erectus y los homínidos que lo

antecedieron, radica en el tamaño, sobre todo del cerebro. Su cuerpo es la culminación de

la evolución biológica de los homínidos: era más alto, más delgado, hasta 1,80 m de

altura y 70 kg de peso, capaz de moverse rápidamente en dos pies, tenía el pulgar más

separado de la mano y su capacidad craneana llegó a ser de 1.200 c.c. Descubrieron el

uso del fuego: aprendieron a conservarlo, aunque no podían generarlo. Fueron los

primeros homínidos que lograron cazar mamuts y elaboraron útiles de piedra mucho

mejores que los conocidos hasta el momento, fabricando la primera hacha de mano. Entre

Origen de la especie humana.


10

los restos de homo erectus más antiguos encontrados están: el "Hombre de Java",

Oceania, 700 mil años y el Hombre de Pekín, 400 mil años. (Martin Serrano, 2007)

Homo sapiens: hombre racional

Antigüedad: De 150.000 a 200.000 años, Una o más subespecies del Homo

erectus evolucionaron hasta llegar al Homo sapiens, un nuevo tipo físico. Vivió en

Europa, en África y en Asia. Los hallazgos arqueológicos reflejan cambios importantes

en el comportamiento de esta especie: utilización de instrumentos de piedra y hueso más

trabajados, cambios en las formas de cazar, uso y dominio del fuego, empleo del vestido,

aumento en el tamaño de las poblaciones, manifestaciones rituales y artísticas. Homo

sapiens destaca por haber sido el primer homínido que habló, codificando

deliberadamente sus mensajes en palabras y sílabas. El representante del Homo sapiens

más antiguo es el Homo sapiens neanderthalis: “Hombre de Neanderthal”. Recibe este

nombre por el lugar dónde se encontró el primer cráneo que demostraba la existencia de

su especie, en el valle de Neander, en Alemania. Los hombres de Neanderthal tenían el

cerebro de mayor tamaño y el cráneo distinto que el del Homo erectus. Su mentón estaba

hundido y su constitución era muy gruesa. Estaban más capacitados y eran mentalmente

más avanzados que ningún otro ser que hubiera habitado en la Tierra anteriormente. Esta

especie humana vivió la última glaciación y se adaptó a ella construyendo hogares

excavados en el suelo o en cavernas y manteniendo hogueras encendidas dentro de ellos.

Los neanderthales que vivían en las zonas del norte de Europa fueron cazadores y se

especializaron en atrapar a los grandes mamíferos árticos: el mamut y el rinoceronte

Origen de la especie humana.


11

lanudo. Los hombres de Neanderthal se cubrían con pieles y disponían de mejores útiles

de piedra que sus antepasados. Además, realizaban una actividad novedosa: enterraban a

sus muertos con gran esmero, junto a utensilios y comida. Éste desapareció bruscamente

y su lugar fue ocupado por los hombres modernos. (IES, 2014 - 2015)

Homo sapiens sapiens: hombre moderno.

Antigüedad: De 35.000 a 40.000 años. Un tipo de ser humano nuevo y superior

comenzó a dominar la Tierra. El Homo sapiens sapiens emigró de África a Europa a

través de Oriente Próximo. Son considerados como: los primeros europeos. Los

importantes hallazgos arqueológicos encontrados en la cueva de Cro-Magnon, en

Dordogne (Francia), convivió con el Neandertal durante el fin de la última glaciación,

desde hace unos 35 mil años hasta hace unos 10 mil, estableciéndose en diversas partes

de Europa. Sus características eran muy similares a las del ser humano moderno. Eran

altos, erguidos y de anchos hombros, llegando a medir más de 1,80 m, y capacidad

craneana casi igual a la capacidad promedio moderna. Es por eso que muchos

arqueólogos prefieren llamarlo, Humano Moderno Temprano en vez de Cro-Magnon.

Sabían cocinar, usaban prendas de ropa y también algunos adornos, como collares de

huesos y conchas. Eran un pueblo nómada de cazadores-recolectores y sus principales

fuentes alimenticias fueron el reno, el mamut y el buey salvaje. Fueron diestros en la

fabricación de útiles, entre los más complicados estaban: la aguja de hueso, el anzuelo, el

arpón, cañas de pescar y, al final, el arco y la flecha. Utilizaban materiales como: piedra,

hueso, marfil, dientes de animales y hasta de cuerno. El homo sapiens sapiens, presentó

Origen de la especie humana.


12

además un gran desarrollo y sofisticación social y cultural: se desarrollaron las artes. A

partir del año 10.000 a.C., acontecieron cambios muy importantes en la organización

económica y social, como las primeras formas de agricultura y domesticación de

animales y la vida en ciudades. A partir de este momento dará comienzo el Neolítico o

edad de la agricultura. (Gallardo, 2017)

Uno de los árboles genealógicos de nuestra especie

Figura 3. Árboles genealógicos de nuestra especie. (Pascal & Jean-Didier, 2003)

Origen de la especie humana.


13

Hoy en día está superada la visión rupturista que define la exclusividad humana,

tanto cultural como física (Gould, 2010). A partir del ámbito morfológico de la anatomía,

hace unos 6 millones de años nos desvinculamos de un ancestro que nos unía con los

chimpancés, del que escasamente nos distinguimos genéticamente (Varki & Altheide,

2005), una diferencia en la que puede estar la clave de nuestra estructura morfológica

(Olson & Varki, 2003). A partir de este momento los antropólogos reconocen algunos

rasgos que definen el proceso de hominización: el aumento progresivo de la

encefalización; los cambios en la estructura dentaria y; la modificación de la estructura

esquelética que desembocará en la posición erguida y la locomoción bípeda. Estos y otros

cambios fisiológicos se desencadenan de forma paulatina y continuada en un contexto de

multidireccionalidad de factores, produciéndose una interacción entre ellos y sus

consecuencias que originan modificaciones en la dieta, en el metabolismo, etc., y, en el

fondo, en nuestra ontogénesis.

Muy posiblemente el crecimiento del cerebro y de la masa cerebral representa la

mayor singularidad de los primates humanos en términos biológicos. Desde hace unos 2,5

millones de años se produce un crecimiento alométrico del cerebro que se inicia con

nuestro antepasado Australophitecus (entre 4,1 y 2,5 millones de años y con un tamaño

cerebral de 400/500 cm3) y continua con las diversas especies del género Homo (Tabla

1). En los primeros 1,5 millones de años nuestro género duplicó su tamaño cerebral y en

los 2,5 millones de años de existencia se ha, cuanto menos, triplicado. Además, este

Origen de la especie humana.


14

crecimiento implicó modificaciones en la morfología cerebral ; (Deacon, 1997), (Pelvig,

Pakkenberg, A.K., & Pakkenberg, 2008)

Tabla 1.

Cronología y tamaño cerebral de las diferentes especies humanas.


Género Homo Millones de años Volumen cerebral (cm3)

Homo habilis/ Homo rudolfensis 2,5 y 1,6 600/750

Homo ergaster 1,8 y 1 800/1000

Homo erectus 1,8 y 0,1 900/1200

Homo antecesor 0,9 y 0,78 1000/1200

Homo heidelbergensis 0,6 y 0,2 1100/1400

Homo neanderthalensis 0,2 y 0,03 1300/1700

Homo sapiens desde hace 0,17 1300/1500

Nota: Humanización: una visión archeológica del proceso de hominización (García Deiz, 2016)

En este contexto, el primate humano desarrolla nuevas capacidades de

planificación y conciencia vinculadas a habilidades cognitivas, que en su forma más

compleja implican, entre otras, racionalización, abstracción, reflexión, intelección,

creación, estructuración y jerarquización, que en algunos casos también están

documentadas en primates no humanos (Tomasello & Call, 1997).

El aumento del tamaño del cerebro y las modificaciones/ reestructuraciones

cerebrales y esqueléticas, entre otras, la posición erecta y la liberación de las manos,

Origen de la especie humana.


15

permitirán el afianzamiento de habilidades previamente desarrolladas y la adquisición de

otras que implicarán la modificación de elementos del entorno natural y la construcción

de materialidades exomáticas, principalmente vinculadas al desarrollo de sistemas

técnicos, permitiendo superar las limitaciones que los ecosistemas determinan y

condicionar el desarrollo/evolución de las relaciones entre iguales. La sistematización y

posterior socialización de las habilidades, y la adaptación a la diversidad de entornos

naturales y sociales, determinan su supervivencia como especie y permiten singularizar al

género Homo. Las habilidades y capacidades que nos hacen humanos responden a

procesos y modificaciones que constituyen respuestas a interacciones. Y estas respuestas

implican propuestas resolutivas que en caso de consolidarse como estrategias no

puntuales suponen adaptaciones.

El estudio de la autoecología de los primates humanos permite obtener una visión

de las adaptaciones de nuestra especie a factores abióticos y bióticos. Interacciones entre

individuos de la misma especie, interacciones con otras especies e interacciones con

factores ambientales cambiantes definen relaciones y modificaciones físicas y culturales

que implican procesos (mecanismos y estrategias) de adaptación y perduración o, por el

contrario, la extinción. (García Deiz, 2016)

Origen de la especie humana.


16

Figura 3. Cambios en la forma y en la capacidad del cráneo en algunas especies humanas. (Pascal &

Jean-Didier, 2003)

Se reconocen 3 principales cambios adaptativos en la morfología del cerebro que

ocurrieron durante la evolución de los primates: una reducción en la importancia relativa

del olfato, un incremento en la importancia relativa de la visión y un enorme incremento

en la importancia relativa de la neocorteza. (Rosales & ̃nez, 2015)

Humanización, nuestra post-hominización

El concepto de humanización es clave en el tema de la evolución humana y,

quizás, en el del conjunto de la evolución de la vida. La humanización, como adquisición

estructural sistémica, representa una toma de conciencia cósmica, una singularidad

compuesta y multiforme de adquisiciones que nos han permitido, a lo largo del tiempo,

romper con la inercia del pasado y sobrepasar la selección natural para adentrarse en lo

que hoy por hoy es desconocido. La humanización tiene una concreción en las diferentes

formas como se estructuran las poblaciones y la manera en que las adquisiciones se

aplican a la adaptación y a la supervivencia. (Carbonell & Hortolá, 2013)

El propósito del humanismo es encontrar la idea exacta del hombre, la esencia

exacta del hombre, que no deje fuera ningún campo de valores por definir y desde la cual

Origen de la especie humana.


17

encuentren pleno sentido todas las otras dimensiones y tendencias que denotan una

profundidad insospechada y un núcleo irreductible. Cualquier reduccionismo que

convirtiera al ser humano en un producto histórico más, surgido de meros mecanismos

fisicobiológicos y de estructuras socioeconómicas - como pretenden los monismos

fisicalistas y emergentistas-, no puede avenirse con la heterogeneidad y trascendencia

reclamada por la índole peculiar de nuestra especie. (Ceballos & Gutierrez, 2012)

Evolución e historia en el desarrollo de la comunicación humana

Las aptitudes comunicativas conseguidas por otras especies que antecedieron a los

humanos aportaron el capital evolutivo cuya herencia hizo posible la comunicación

humana. Esas aptitudes se amplían y se modifican profundamente cuando resultan

modeladas por la propia evolución de nuestra especie. Como bien se sabe, la evolución de

la humanidad ha sido guiada por factores de cambio específicos: entre ellos los usos

técnicos y culturales de la comunicación. (Martin Serrano, 2007).

El crecimiento del encéfalo permitió la complejidad del pensamiento simbólico y

el desarrollo de la capacidad comunicativa, mediante la que se relacionan objetos con

sonidos (palabras), que culmina en el lenguaje articulado, en el que las ideas son

expresadas mediante combinaciones ordenadas de palabras. Para poder modular los

sonidos emitidos el aparato fonador (cuerdas vocales) pasó a ocupar una posición más

baja, lo que implica muchas dificultades para poder beber y respirar al mismo tiempo sin

atragantarse. (IES, 2014 - 2015)

Origen de la especie humana.


18

Para que podamos hablar ha sido necesario que se produjesen una serie de

modificaciones genéticas, anatómicas y neuronales. Por lo que respecta a las

transformaciones en la anatomía, estas modificaciones van desde el desarrollo del área

frontoparietal hasta los cambios en el tracto vocal. (Carbonell, Eudald; Castro, de

Bermúdez José María; Sala, Robert, 2017)

El acontecimiento fundamental consistió en el cultivo de plantas y la

domesticación de animales. La caza y la recolección fueron sustituidas por la agricultura

y la ganadería. La agricultura y la ganadería dieron lugar a fenómenos socioculturales

nuevos, tales como la urbanización, un crecimiento demográfico, nuevas formas de

intercambio económico. Es el cambio social y cultural más importante hasta la revolución

industrial y la revolución informática. Los cambios culturales afectan a las relaciones con

el medio, con los propios congéneres y a la comunicación. El surgimiento y el desarrollo

de la cultura constituyen el proceso de humanización.

La relación entre los factores biológicos y culturales es recíproca pues una

celebración mayor hace posible la fabricación de mejores instrumentos y a su vez actúa

sobre la evolución favoreciendo la selección natural de los individuos más cerebrados.

(Barahona, 2016)

Origen de la especie humana.


19

Bibliografía

Barahona, A. (2016). Origen y evolución del ser humano. Revista de divulagación para
la ciencia.
Barbadilla, A. (2010). La evolución biológica. Departamento de genética y
microbiología, 2.
Carbonell, E., & Hortolá, P. (2013). Hominización y Humanización, dos conceptos claves
para enternder nuestra especie. Revista Atlántica-Mediterránea de Prehistoria y
Arqueología Social 15, 2.
Carbonell, Eudald; Castro, de Bermúdez José María; Sala, Robert. (2017). ‘Homo
sapiens’: ¿quiénes somos? Caracteristicas escenciales de nuestra especie. Mètode
Science Studies Journal (94), 86.
Ceballos, B. C., & Gutierrez, G. S. (2012). Humaniazción de la atención a la salud. 22.
Deacon, T. (1997). The Symbolic Species.
Gallardo, M. N. (2017). Evolución el curso de la vida. Chile: Primera Edición
Electrónica.
García Deiz, M. (2016). Humanización: una visión archeológica del proceso de
hominización. Tétralogiques, n°21, 41-57.
González, A. R. (2006). PAUTAS Y PROCESOS DE EVOLUCIÓN. En A. Rosas
González, Departamento de paleobiología, museo nacional de ciencias naturales
CSIC. (págs. 365 - 366). Madrid.
Gould, S. (2010). Ontogenia y filogenia. La Ley fundamental biogenética. Crítica
Drakontos.
Herce, R. (2017). Origen del hombre. Diccionario Interdisciplinar Austral, 3.
Hornet. (1871). The Hornet.
IES, S. (2014 - 2015). El origen del ser humano. Evolución y hominización.
Departamento de filosofía.
Martin Serrano, M. (2007). Evolución e historia en el desarrollo de la comunicación
humana. En M. Martin Serrano, Teoría de la comunicación. La comunicaión la
vida y la sociedad. (págs. 161-164). Madrid: McGraw-Hill Interamericana de
España.
Morales, O. (2015). Cambios genéticos condicionantes de la especie humana.
Culturacientificacanada, 2.
Olson, M., & Varki, A. (2003). Sequencing the chimpanzee genome : insights into human
evolution and disease. Nature Reviews 4, 20-28.
Pascal, P. M., & Jean-Didier, V. (2003). Qu’est-ce que I’Humain?
www.enah.edu.mx/publicaciones/documentos/21.pdf, 54-60.
Pelvig, D., Pakkenberg, H., A.K., S., & Pakkenberg, B. (2008). Neocortical glial cell
numbers in human brains. Neurobiology of Aging, 29 (11), 1754-1762.
RBP. (2011). El despertar de la humanidad . Castilla - La Mancha: Bibliotreca publica
de Albacete.

Origen de la especie humana.


20

Rosales, M. A.-R., & ̃nez, J. C.-V.-N. (2015). Evolución y genómica del cerebro humano.
Publicado por Elsevier España, S.L.U, 5.
Sanchez, M. (17 de 01 de 2019). Brainly. Obtenido de Tareas:
https://brainly.lat/tarea/4450616
Tomasello, M., & Call, J. (1997). Primate cognition. Oxford University Press.
Varki, A., & Altheide, T. (2005). Comparing the human and chimpanzee genomes :
searching for needles in a haystack. Genome Research, 15 (12), 1746-58.

Origen de la especie humana.


21

Glosario:

 Diversificación: Acción de diversificar o diversificarse, conjunto de lo que

resulta de diversificar o diversificarse algo.

 Biota: Conjunto de la flora y la fauna de un lugar determinado.

 Monofilético: todos los organismos incluidos en él han evolucionado a partir de

un ancestro común, y todos los descendientes de ese ancestro están incluidos en el

grupo.

 Paleontología: Ciencia que estudia los seres orgánicos que habitaron la tierra en

épocas pasadas y cuyos restos se encuentran fósiles.

 Hominización: Proceso evolutivo a través del cual una raza de primates dio lugar

a la especie humana.

 Encefalización: La encefalización es una medida del grado de desarrollo del

cerebro. En los mamíferos, el tamaño del cerebro es generalmente usado como

uno de los principales estimadores de otras medidas, debido a que su variabilidad

intraespecífica es muy baja.

 Autoecología: La autoecología es el escalón más básico de la ecología que

estudia las especies en relación al eslabón superior. Se encarga del estudio de las

adaptaciones de una especie a los factores abióticos.

 Abióticos: Designa a aquello que no es biótico, es decir, que no forma parte o no

es producto de los seres vivos, como los factores inertes: climático, geológico o

geográfico, presentes en el medio ambiente y que afectan a los ecosistemas

Origen de la especie humana.


22

 Bióticos: es el medio en donde existe vida y, por ende, organismos vivos o

relacionado con ellos. No obstante, el término biótico se relaciona con la palabra

biota que hace referencia al conjunto de flora y fauna.

 Genética: Parte de la biología que estudia los genes y los mecanismos que

regulan la transmisión de los caracteres hereditarios.

Origen de la especie humana.