Вы находитесь на странице: 1из 2

Ecuador una sociedad machista

El machismo es una expresión derivada de la palabra macho, definido como aquella actitud o
manera de pensar de una persona (generalmente de un varón), quien es el jefe de familia
(quien toma las decisiones en casa), protector y sostenedor del hogar.
El machismo es una ideología que engloba el conjunto de actitudes, conductas, prácticas
sociales y creencias destinadas a promover la negación de la mujer como sujeto
indiferentemente de la cultura, tradición, folclore o contexto.[cita requerida] Para referirse a tal
negación del sujeto, existen distintas variantes que dependen del ámbito que se refiera,
algunos son familiares (estructuras familiares patriarcales, es decir dominación masculina),
sexuales (promoción de la inferioridad de la sexualidad femenina como sujeto pasivo o
negación del deseo femenino), económicas (infravaloración de la actividad laboral,
trabajadoras de segunda fila), legislativas (no representación de la mujer en las leyes y por
tanto, no legitimación de su condición de ciudadanas, leyes que no promuevan la protección
de la mujer ni sus necesidades), intelectuales (inferioridad en inteligencia, en capacidad
matemática, en capacidad objetiva, en lógica, en análisis y tratada como astucia, maldad,
subjetiva, poco coeficiente intelectual), anatómicas (poca importancia al parto, poco papel en
la reproductividad biológica), lingüísticas (no representación de la mujer en el lenguaje),
históricas (ocultación de mujeres importantes dentro de la historia de la humanidad), culturales
(representación de la mujer en los medios de comunicación como un cuerpo haciendo de ella
misma un objeto en vez de un ser humano, espectaculación), académicas (poca importancia a
estudios de género, no reconocimiento de la importancia del tocado feminismo), etc.
Porcetajes y estadisticas
una mujer muere cada tres días víctima de la violencia machista en Ecuador y cada día 28 menores y
adolescentes sufren algún tipo de violencia sexual, aseguró este viernes 24 de noviembre la ministra de
Justicia, Derechos Humanos y Cultos, Rosana Alvarado.
Añadió que en el primer semestre de este año se han acumulado más de 117.000 denuncias por
violencia psicológica en la Fiscalía General del Estado y apuntó que, generalmente, los insultos y
humillaciones provienen de parejas o exparejas.
En 2016 fueron presentadas en los juzgados especializados más de 45.000 causas por violencia física,
prosiguió la titular de Justicia en una ceremonia de lanzamiento de una campaña contra la violencia de
género llamada “No te quedes de brazos cruzados”, en la que se proyectó un vídeo con mensajes de
respeto a las mujeres.
Alvarado añadió que en Ecuador, seis de cada diez mujeres han vivido algún tipo
de violencia física, psicológica o sexual a lo largo de su vida, “lo que significa que más tres millones de
seres humanos han sufrido violencia en Ecuador”, puntualizó.
Y aseguró que “todas la familias reproducen violencia contra las mujeres todos los días de todos los
años”.
Agradeció al jefe de Estado, Lenín Moreno, que haya presentado en agosto pasado ante
la Asamblea Nacional un proyecto de ley para erradicar “tanta violencia y tanta saña contra las
mujeres”.
Ese proyecto desarrolla medidas inmediatas de atención y de intervención, lo que calificó de
“importante” y recordó que actuar con celeridad “puede salvar la vida” de las mujeres.
El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 25 de noviembre
como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.
La ministra dijo que esa jornada conmemora la lucha de las mujeres por su derecho a una vida libre de
violencia porque “es un asunto de seguridad ciudadana, de salud pública, y de los derechos humanos de
las mujeres”.
“Todos somos responsables de la violencia de género, sea por indiferencia, por tolerancia, por
naturalización de las prácticas o por practicarlas directamente”, añadió.
El jefe de Estado se lamentó de que Ecuador sea “todavía un país machista” y señaló que le preocupa
que en lo que va del año “han muerto 93 mujeres víctimas de la violencia de género”.