You are on page 1of 4

POESÍAS AL CAMPESINO

LA CAMPESINA DE MI TIERRA

Lleva los pies descalzos


Por cabellera dos trenzas
Un peinetón con guirnaldas
De zafiros y rubíes.

Pequeña blusa bordada


Con hilos de gran contraste
Un pollerón sobre enagua
También bordado en colores.

En su sien del lado izquierdo


Luce pimpollos de rosas
Y hasta zarcillos de oro
Pero va con pies descalzos.

Inútil darle un requiebro


Porque vive acostumbrada
Te dará una sonrisa
E irresistible mirada.

Dicen que son sus pechos


Igual que dos palomitas
Yo nunca las vi volar
Sólo las sentí temblar.

Dicen que sus caderas


Son recodos de arroyuelos
Nunca las tuve en mis manos
Por arisca y virginal.

Ayer le pedí un beso


En nombre de Dios y María
Y ella me dio mucho más
Con su mirada y sonrisa.

LA CAMPESINA DE MI TIERRA

1
Lleva los pies descalzos
Por cabellera dos trenzas
Un peinetón con guirnaldas
De zafiros y rubíes.

Pequeña blusa bordada


Con hilos de gran contraste
Un pollerón sobre enagua
También bordado en colores.

En su sien del lado izquierdo


Luce pimpollos de rosas
Y hasta zarcillos de oro
Pero va con pies descalzos.

Inútil darle un requiebro


Porque vive acostumbrada
Te dará una sonrisa
E irresistible mirada.

Dicen que son sus pechos


Igual que dos palomitas
Yo nunca las vi volar
Sólo las sentí temblar.

Dicen que sus caderas


Son recodos de arroyuelos
Nunca las tuve en mis manos
Por arisca y virginal.

Ayer le pedí un beso


En nombre de Dios y María
Y ella me dio mucho más
Con su mirada y sonrisa.

2
AL HOMBRE DE CAMPO

Hombre de campo que habitas


en la tierra y la cultivas
y recoges el noble fruto
de tierra virgen y suelo bruto.
Campesino, tú que cosechas
canciones tristes y endechas,
y esperas alegre y con fe
que la tierra producto dé.
Ejerce paciencia labrador,
pues no es vana tu ardua labor,
solo hay que saber esperar,
y mientras mantener y cuidar.
Remueve la tierra y planta
sembrando lo que más te encanta;
quita los yuyos y riega
que llegará el tiempo de la siega.
Que los cielos lluevan para ti
y te bendiga Dios y te haga feliz,
sabiendo que esta alegría
es el fruto de lo que sembraste un día.
Hombre de campo, tú que miras
al sol con el rostro bronceado,
tu frente suda y transpiras
por tan duro haber trabajado.
Tus manos se han encallecido,
tus pies se han enrojecido,
trabajaste duro y tendido,
con lluvia o sol, calor o frío.
Aunque te sientas solo y herido
nunca, nunca te des por vencido,
multiplicarás tu fuerza productiva
y derrotarás hasta a la sequía.
Y luego de una gran jornada
de muchas horas trabajadas
descansarás, tú y tu familia
tranquilos, durante la vigilia.
No te desvíes campesino,
continúa por tu duro camino,
pon mucho empeño y experiencia,
trabajando con sabia conciencia.
Sé que sos un pequeño puntito
dentro de este universo infinito,
pero sigue esta vida alegre y sana,
sigue sembrando, segarás mañana.

3
CAMPESINO DE MI TIERRA
AUTOR: Ma. Antonieta Ugarte F.

10 de agosto de 2010 a las 16:09


¡Campesino de mi tierra¡
que entremezclas con arcilla
la semilla de la vida
esperanzas e ilusiones
dando paso día a día
a tus ojos dilatados
que presagian tu futuro
divisando el horizonte
que se pierde en cada tarde
y que muere con la aurora
es la tierra tu destino
donde forjas tus cañadas
que atesoras en tus sueños
con semillas de esperanzas
que entremezclas día a día
¡Campesino de mi tierra¡
que te curtes día a día
con el sol como guarida
es tu arco de esperanza
ya tus ojos no florecen
y tus labios no son canto
has entregado tu vida
a tus faenas y dolores

Mi padre es agricultor,
su corazón está en la tierra
es allí que se encuentra su consuelo,
haciendo su gran esfuerzo frente al sol.

Él planta la semilla en primavera,


el maíz, los frijoles, la papa
él ora para que Dios lo bendigo,
para que bendiga la cosecha,
él ruega al Señor para que los cultivos crezcan
sanos y abundantes,
él les proporciona el cuidado más tierno,
esperando la fecha para cosecharlos.

Cielos azules son su catedral,


un tractor, el altar de la oración,
Dios se encuentra con él en los campos de maíz,
ellos tienen una comunión allí.

Mi padre es un agricultor
eso es todo lo que alguna vez será
y me siento muy orgulloso de él,
los valores que la tierra le enseñó,
me los entregó a mí.
Yo amo a mi padre campesino,
estoy agradecido de que él sea mi padre.

Related Interests