You are on page 1of 17

MORFOMETRIA DE LAS CUENCAS DE LA RED HIDROGRÁFICA DE

BIZKAIA (PAIS VASCO, ESPANA)

L. Docampo1, B.G. de ~ikuna', E. Rico' y A. Rallo'


1. Laboratorio de Zoología, Departamento de Biología Animal y Genética, Facultad de Ciencias, Universidad
del País Vasco. E.H.U. Apdo 644, 48080 Bilbao. Spain.
2. Laboratorio de Ecología, Departamento de Biología Vegetal y Ecología, Facultad de Ciencias, Universidad del
País Vasco. E.H.U. Apdo 644, 48080 Bilbao. Spain.

Palabras clave: river, basin, morphometry, allometric growth, drainage density, Spain.

ABSTRACT

MORPHOMETRY O F T H E BASINS O F THE HYDROGRAPHIC NETWORK O F BISCAY


(BASQUE COUNTRY)
The morphometry of the 21 basins of the hydrographic network of Biscay (Spain) with 178 sampled sites has
been studied. The shape of the basins is measured by the Gravelius and Caquot indices, the elongated, rounded
forms predominating. The organization of the drainage system is demonstrated by the Schumm-Strahler method,
and Horton's laws are tested. The study of the growth of the area by function of the mean drainage length is analy-
sed by the allometric growth law. We put forward the use of the exponential growth law for the determination
of the relative rates of the increasing area.
Biscay shows a not much dense hydrographic network for the most part (0.65 km/km2), basically due both to
the lithological characteristics and the thick plant cover in the rural areas which works as a barrier opposite to the
potential erosion. The main part of the basins show a not much envolved erosion system excepting the Ibaizabal
wich is the largest basin we have dealt with, the Galindo and in lesser extent the Cadagua, Butrón y Oka.
The influence of the lithological, topographical and climatic characteristics of the different basins is demonstra-
ted by morphological analysis. Moreover, this study serves to interpret biotypological aspects and the behaviour
of the rivers acting as ecosystems. At this point, a wide habitat heterogeneity is observed in the basins of Biscay.

cuencas que constituyen la red hidrográfica de


Bizkaia, permitirá que se puedan determinar, en
Entre los trabajos realizados hasta el momento posteriores trabajos, posibles relaciones con as-
en la red fluvial de Bizkaia sobre medidas y aná- pectos ecológicos. En este sentido, la cuenca o
lisis de la superficie, forma y dimensiones de las cualquier otra unidad hidrográfica, aunque com-
formas de relieve de las cuencas, están los Ileva- prenda ecosistemas distintos, forma en su conjun-
dos a cabo por ANTIGUEDAD & CRUZ-SANJULIÁN to una unidad ecológica de gran valor. Asimismo,
(1980) en la cuenca del río Arratia; CRUZ-SANJU- los estudios hidromorfológicos realizados bajo un
LIÁN & S AENZ (1980) en la cuenca alta del río Ner- prisma ecológico enlazan con los aspectos de
vión y ERASO& ANTIGUEDAD (1984) en las cuen- índole territorial y de ordenación, en especial a
cas de los ríos Butrón, Oka, Lea y Artibai. través del problema de la erosión (R AYNAL ,
El análisis matemático de la configuración de la 1970). Teniendo en cuenta el objetivo del presen-
superficie, forma y dimensiones del relieve de las te trabajo, no se han aplicado algunos paráme-
Limnética, 5: 51-67 (1989) tros morfométricos -como curvas hipsométricas,
@ Asociación Espatiola de Limnología, Madrid, Spain rectángulo equivalente, índices de pendiente
etc.- que se utilizan en hidrogeología, sino que muestreo, constante de alometría, densidad de
se presenta una caracterización morfométrica de drenaje, constante de mantenimiento del canal y
la red de drenaje de las 21 cuencas o subcuencas la frecuencia de los cauces (ROCHE,1963; REME-
principales que constituyen la red hidrográfica de NIERAS, 1971).
Bizkaia, en la cual se situaron 178 estaciones
de muestreo. Entre los parámetros medidos, los
relativos a las características de forma y el estu-
dio del crecimiento alométrico han sido objeto RESULTADOS
de especial atención. Por último, se discuten las
implicaciones biotipológicas en relación a la geo- Características de forma
morfología de algunas cuencas, la cual ha sido tra-
tada más específicamente en otros trabajos ante- Las características de forma de las cuencas se
riormente citados. resumen en aquellos parámetros que contemplan
la forma de las mismas, hecha abstracción de su
relieve. Para la aplicación de los índices de forma
de Gravelius y de Caquot, debe determinarse el
perímetro estilizado de cada cuenca, P, despre-
La primera etapa de este estudio ha consistido ciando sinuosidades no significativas; su área, S,
en la elaboración de los mapas hidrológicos de
cuencas. Para ello se han utilizado los mapas to- Tabla 1.- Valores de los diferentes parámetros que determi-
pográfico~a escala 1:50000 del Servicio Geográ- nan la forma de las cuencas de la red fluvial de Bizkaia. S:
fico del Ejército, sobre los que se ha realizado área de la cuenca (km2); L: longitud total de drenaje (km);
W: razón de elongación; Kc: índice de compacidad de Gra-
el conjunto de medidas. En el trazado de la red velius; Ca: alargamiento medio de Caquot; 0: orientación del
de drenaje de cada cuenca se han considerado eje principal; N: número de estaciones muestreadas.
únicamente los cursos de agua de trazado conti- Values of the different form parameters of Biscay's hydro-
nuo, la mayoría de carácter permanente, y algu- graphic basins. S: area of the basin (km2); L: drainage length
nos temporales. Aunque con este método se ob- (km); W: elongation ratio; Kc: Gravelius index; Ca: Caquot
index; 0: orientation of the principal river; N: sampled sites
tienen valores de los parámetros morfométricos number.
inferiores a los obtenidos con otros métodos, que
consideran absolutamente todos los «talwegs», S L
2
proporciona resultados suficientemente precisos. Cuenca (km ) (km) W Kc Ca O
Las medidas de longitud (segmentos y períme- Calera 0,36 1,99 2,7 N
tros) se han realizado con un curvímetro conven- Carranza 032 1,2 1,72 NNW
Agüera 0.79 1,48 1,42 N
cional, calculándose las áreas mediante el mé-
Mercadillo 0,65 1,48 1,89 NNE
todo de la pesada, utilizando papel poliester, en Cadagua 0,65 1.54 2,52 ENE
balanza Mettler HlOW con una precisión de Galindo 0,88 1.16 1,58 NE
f 0 , l mg, lo cual equivale a rt 1 X 10-" km2. Nervión 0,72 1.59 2,03 NNE
Este método no ofrece diferencias apreciables Ibaizabal 0,92 1,72 2,84 WNW
Asua 0,7 1.17 1,74 NW
respecto del cálculo de las áreas mediante plani- Gobelas 0,84 1,26 1,19 SE
metría, como ha sido demostrado por ANTIGUE- Butrón 0,66 1,32 2,49 NO
D A D & CRUZ-SANJULIÁN (op. cit.). En nuestro Andrakas 1,16 1,16 0,91 N
caso hemos podido comprobar que la suma de las Estepona 1,06 1,41 1,s N
Artigas 1,l 1,43 0,6 NNE
áreas de todas las cuencas estudiadas es de
Sollube 0.87 1,27 0,86 E
2740,74 km2-dentro de la cual están incluidas al- Oka 0.87 1,25 1,52 N
gunas zonas de las provincias de Santander, Bur- Laga 0,69 0,85 0,83 N
gos y Álava- frente a los 2217 km2 que tiene el Ea 1,42 0,61 0,78 N
área política de Bizkaia. Lea 0,62 1,44 2.1 NNE
Artibai 0,66 1,01 2,42 NE
Los índices morfométricos empleados son el 0,95 1,s 1,18 NE
Ego
coeficiente de Gravelius, alargamiento medio de
2.740,74 ZL = 1.763
Caquot, área media parcial de cada estación de
y el máximo recorrido entre la periferia y la sali- ca con respecto a la longitud del lado de un cua-
da de la cuenca, E. drado de área equivalente:
a) Índice de compacidad de Gravelius (Kc)
Este índice indica la circularidad de la cuenca,
y se calcula como la relación entre el perímetro
de la cuenca y el de un círculo que tuviera su mis-
ma superficie: Si Ca = fl, la cuenca es cuadrada. Tomaría
un valor de 1,128 en una cuenca circular; de 1,596
en una cuenca semicircular con la salida en un ex-
tremo del diámetro; y de 0,798 en una cuenca se-
micircular con la salida en el centro del diámetro.
Así pues, si Kc = 1 la cuenca es circular, to- Como en el caso anterior, las cuencas más alar-
mando un valor de 1,157 en una cuenca semicir- gadas presentan un coeficiente de Caquot más
cular. Este valor será tanto mayor cuanto más elevado. En la tabla 1 se han señalado también
alargada sea la cuenca. Los valores Kc obtenidos los valores de Ca para las cuencas estudiadas.
para las cuencas vizcaínas se dan en la tabla 1. El grado de asociación (correlación de Pearson
b) Alargamiento medio de Caquot (Ca) r), entre Kc y Ca para las cuencas de Bizkaia es
Este índice define la relación entre el recorrido de 0,56 (g.1. = 19; p < 0,01), lo cual implica que
más largo desde la periferia a la salida de la cuen- el 68 % (1-r2) de la variabilidad del índice de Gra-

Figura 1.- Área de estudio (se indican solamente los cursos más importantes)
Study area (only the most important rivers are indicated).
velius no es explicable por la variación del índice
de Caquot. La norma es que los coeficientes Kc
y Ca estén correlacionados de forma directamen-
te proporcional; es decir, que los valores de cir-
cularidad corroboren los resultados obtenidos con
la constante de alargamiento de la cuenca. Esto
se cumple en las cuencas que tienen una forma re-
gular, pero no así en las irregulares, en que pue-
de suceder que Kc indique circularidad y Ca alar-
gamiento o viceversa. Así, tenemos que el 32 %
del ajuste de la varianza de Kc es atribuible a la
forma regular que presentan 12 cuencas: Calera,
Agüera, Mercadillo, Cadagua, Nervión, Ibaiza-
bal, Gobelas, Butrón, Andrakas, Sollube, Oka y
Lea. Dentro de este grupo, las que tienen forma
circular son Gobelas, Andrakas y Sollube; cuen-
cas de forma muy alargadas son Calera, Merca-
dillo, Cadagua, Nervión, Ibaizabal, Butrón y Lea;
la cuenca que presenta una forma más cuadrada
es la del Agüera, siendo la del Oka de forma ser-
micircular con salida en un extremo del diámetro.
El resto de las cuencas presentan una superfi-
cie bastante irregular debido a ensanchamientos
en diferentes zonas, normalmente en las cabece-
ras y en las desembocaduras. A este respecto cabe
destacar la cuenca del Galindo, que tiene una for-
ma circular con un ensanchamiento originado por
el afluente Ballonti y con salida en el extremo del
diámetro. El Asúa, cuenca alargada, con un en-
grosamiento en su zona central, tiene una forma
aproximadamente rectangular. La cuenca del Ar- Nu = numero de
tibai, de forma circular, presenta un fuerte estre- cauces de orden u
chamiento en la desembocadura, y las cuencas
costeras como Sollube, Artigas, Laga y Ea, con
un recorrido comprendido entre 3 y 9 km y que
atraviesan un relieve de pendientes pronunciadas,
son de forma semicircular, con su salida en el cen- Orden del cauce ( u )
tro del diámetro (0,6 a Ca S 0,86). El Estepo-
Figura 2.- Determinación de la razón de bifurcación media
na, de características similares a los anteriores, es (Rb) en las cuencas de los ríos Nervión, Ibaizabal y Asua.
moderadamente semicircular, con un alargamien- Nu: número de cauces de orden u; r: coeficiente de correla-
to originado por la trayectoria del eje principal. ción de Pearson.
Todas estas deformaciones se deben a las alo- Determination of the mean fork ratio (Rb) in the basins of
the rivers Nervion, Ibaizabal and Asua. Nu: number of
metrías que manifiesta el crecimiento relativo del streams of degree u; r: Pearson's correlation coefficient.
área en función de la longitud de drenaje.

de agua de carácter permanente as1 como los es-


Jerarquización de las cuencas tacionales de recorrdio largo, se ha efectuado la
jerarquización completa de todas las cuencas de
Con los métodos propuestos por S TRAHLER la red hidrográfica de Bizkaia, que se muestran
(1952) y SCHUMM(1956), y utilizando los cursos en la fig. 1.
La ley del número de los cauces de HORTON cisamente el antilogaritmo de la pendiente de di-
(1945) establece que la relación de bifurcación cha recta. De esta forma se obtiene un valor de
+
(Rb = Nu / Nu 1, igual al número de cauces la relación de bifurcación representativo del con-
de orden u dividido por el número de cauces de junto de la cuenca. En la tabla 2 se presentan los
orden inmediatamente superior) tiende a perma- valores de Rb entre los distintos órdenes para
necer constante, siendo la razón de una progre- cada una de las cuencas estudiadas, así como el
sión geométrica inversa a que da lugar el número valor medio y la desviación típica (Rb _+ a) de
total de segmentos de órdenes sucesivos (fig. 2): cada una de ellas. En la tabla 3 se señalan los va-
lores de Rb obtenidos mediante la ecuación (4).
Nu = aRb" (3) En las cuencas que presentan una correlación y
+
log NU = log a u log ~b (4) regresión lineal estadísticamente significativa, los
A partir de la recta de regresión semilogarítmi- valores de Rb son similares a los valores medios
ca entre log Nu y u se determina Rb, que es pre- obtenidos de forma empírica (tabla 2).

Tabla 2.- Ordenes (U), número de segmentos (Nu) de cada orden y radio de bifurcación (Rb) de las cuencas de los ríos estudia-
dos. Aplicación de la jerarquización de Schumm-Strahler.
Orders (U), number of riverbeds of each order (Nu) and bifurcation ratio (Rb) of the rivers studied. Application of the Schumm-
Strahler's hierarchization.

Cuenca U Nu Rb Rb +: o Cuenca U Nu Rb Rb t o
Calera 1 4 Asua 1 18
2 1 4 4 +O 2 6 3
Carranza 1 20 3 2 3
2 5 4 4 1 2 2,66 I 0.57
3 1 5 4,5 k 0,70 Butrón 1 40
Agüera 1 15 2 10 4
2 2 7,5 3 2 5
3 1 2 4,75 I 3,88 4 1 2 3.66 + 1,52
Mercadillo 1 18 Andrakas 1 2
2 6 3 2 1 2 2 +O
3 1 6 4,5 + 2,12 Estepona 1 4
Cadagua 1 109 2 1 4 4 *O
2 15 7,26 Sollube 1 3
3 6 2,5 2 1 3 3 t 0
4 2 3 Artigas 1 2
5 1 2 3,69 + 2.41 2 1 2 2 f 0
Nervión 1 96 Laga 1 1 - -
2 22 4,36 Oka 1 35
3 5 4,4 2 8 4,37
4 2 2,s 3 1 8 6.18 f 2,56
5 1 2 Ea 1 3
6 1 1 2 1 3 3 I 0,00
7 1 1 2.54 t 1,53 Lea 1 22
Ibaizabal 1 124 2 5 4,4
2 29 4,27 3 2 2,5
3 5 5,8 4 1 2 2,96 I 1,26
4 2 2,5 Artibai 1 16
5 1 2 3,64 + 1,73 2 5 3.2
Galindo 1 8 3 2 2,5
2 4 2 4 1 2 2,56 I 0,60
3 1 4 3 + 1.41 Ego 1 6
Gobelas 1 8 2 3 2
2 2 4 3 1 3 2.50 c! 0.70
3 1 2 3 +1,41
Rb, normalmente, toma valores entre 3 y 4 Tabla 4.- Determinación de la relación de incremento de área
(H YNES , 1970) o entre 3 y 5 (STRAHLER, 1977). Va- constante (RA) mediante la ecuación log. A = log. A + u ,
log rA. Se dan los valores del coeficiente de correlación de
lores de Rb > 4 son indicadores de torrencialidad Pearson (r) y la t de Student para comprobar la significación
moderadamente alta; en este sentido las cuencas del coeficiente de regresión.
más torrenciales de Bizkaia son las de los ríos Determination of the area increase ratio (RA) by equation log
Carranza, Mercadillo y Oka, y las menos torren- A = log A, + u log RA.The values of Pearson's correlation
ciales, las del Galindo, Gobelas, Asua y Nervión. coefficient and Student's t are given for testing the significan-
ce of the regression coefficient (RA).
De este último grupo, las tres primeras son cuen-
cas costeras cuya altitud máxima no sobrepasa los Ecuación de
100 m s.n.m. En el caso del Nervión, el eje prin- Cuenca regresión r t 8.1. p Rb
cipal, a partir de Delika, atraviesa tramos de al- Carranza
titud inferior a 300 m s.n.m., con pendientes en Agüera
torno al 1 %. Mercadillo
La ley del área de las cuencas de HORTON Cadagua
Nervión
(op.cit.) determina que las áreas medias de las Ibaizabal
cuencas drenadas por segmentos de cauce de Ór- Galindo
denes crecientes sigan también una progresión Gobelas
geométrica, cuya razón es la relación de áreas Asua
Butrón
Oka
Lea
Artibai

(siendo Au el área media hasta los segmentos de


orden u, y A l , el área media de los de primer or- pendiente de la recta de regresión (6). La regre-
den). sión se ha realizado entre el logaritmo del área
De modo idéntico a la ecuación (4), RA se pue- parcial de cada estación de muestre0 con el
de determinar mediante el antilogaritmo de la correspondiente orden (u) del cauce (tabla 4).
En el estudio realizado en la cuenca alta del río
Tabla 3.- Determinación mediante la ley de Horton (ley del
Nervión (CRUZ-SANJULIÁN & S AENZ op.ct.), el va-
número de los cauces) de la relación de bifurcación (Rb) re- lor R, obtenido varía entre 3,73 y 3,96, conside-
presentativa del conjunto de la cuenca. Aplicación de la recta rados como valores normales. En el presente tra-
de regresión log Nu = log Z + log (Rb) (um-u). La correla- bajo, en el que se manejan cuencas completas,
ción entre log Nu y u no es significativa al 95 %; sin embar-
los valores más altos de la razón constante de in-
go, el coeficiente de regresión es significativo entre el 95 % y
el 98 %. cremento del área lo presentan las cuencas de los
ríos Butrón y Mercadillo. La cuenca del Galindo
Ecuación de obtiene, asimismo, un valor muy elevado de R A
Cuenca regresión
debido a que el eje principal nace en la vertiente
Carranza sur (orientación NE), mientras que su afluente
Agüera principal nace muy alejado del mismo, cerca de
Mercadillo
Cadagua
la costa, lo que se traduce en un gran incremento
Nervión del área al pasar a un orden de cauce inmediata-
lbaizabal mente superior (la cuenca tiende a tener la forma
Galindo de la sección longitudinal de un ovoide).
Gobelas
Asua
Butrón
Oka Ley del crecimiento relativo
Lea
Artibai La cuenca, como sistema de erosión fluvial, tie-
Hgo
ne un crecimiento relativo que se puede aseme-
jar al que presenta una planta o un animal poi- Tabla 5.- Valores del coeficiente mórfico o constante de alo-
quilotermo (S TRAHLER, 1977). En su fase juvenil, metría (b), de la ordenada en el origen (In a) y del coeficien-
te de correlación de Pearson (r) entre el área parcial de cada
la red de drenaje abre nuevas ramas o cursos en estación, según el orden del río (Au), y la longitud acumula-
las partes elevadas; con el tiempo y con el ciclo tiva de la red de drenaje (Lu):
de erosión se van formando nuevos cauces de pri- In Au = In a + b In Lu.u
mer orden y los más antiguos pasan a tener valo- Values of the allometric constant (b), the ordinate in the ori-
res más elevados. Para determinar este crecirnien- gin (In a) and Pearson's correlation coefficient (r) between
the partical area of each sampled site according to river's de-
to, los geomorfólogos aplican el modelo biológi- gree and the accumulative length o£ the drainage network
co del crecimiento relativo (ley de Huxley), que (Lu): In Au = In a + b In ¿u.
nosotros hemos podido ensayar en estudios bio-
métricos (DOCAMPO et al, 1987). Esta ley se basa Cuenca b lna r n p
en que si un cambio de tamaño no va acompaña- Mercadillo
do de un cambio de forma, se da una relación sen- Cadagua
cilla entre sus dimensiones lineales, áreas y volú- Galindo
Nervión
menes equivalentes. Las dimensiones lineales cre- Ibaizabal
cerán según la ecuación de una recta, las áreas Asua
como el cuadrado, y los volúmenes como el cubo Gobelas
de la longitud. El modelo viene expresado por Butrón
Oka
una ecuación sencilla de tipo potencial: Lea
Artibai

donde y representa la variable del órgano cuya ve- área crecería como el cuadrado de la longitud y
locidad relativa de crecimiento se trata de deter- la cuenca no experimentaría deformaciones du-
minar en función de una medida patrón x repre- rante su desarrollo. b) Cuando b > 2, el creci-
sentativa del desarrollo de todo el individuo (ta- miento es alométrico positivo; Au/¿u crecería
maño o peso). La aplicación de este modelo a la desproporcionadamente rápido respecto al incre-
morfometría de una cuenca nos lleva a la expre- mento de ¿u. c) Si b < 2, la alometría es negati-
sión: va y Au/¿u aumentaría muy poco respecto del au-
mento de ¿u; generalmente, las alometrías de las
cuencas son negativas, lo cual ocasiona un tipo de
deformación muy corriente: a medida que aumen-
ta la longitud de drenaje, las cuencas se hacen
El área parcial o media de una cuenca (Au) es más estrechas y alargadas hasta acabar cerrándo-
proporcional a la longitud de drenaje media (¿u) se.
que la drena. Dimensionando la ecuación (8), te- Dos casos particulares de la ecuación (10) son
nemos que: aquellos en los que b a l. En el primer caso, si
b = 1, el área crece de forma lineal y H perma-
nece constante (H = K). En este caso la defor-
mación suele tener lugar en las primeras fases del
crecimiento y la cuenca adquiere la figura aproxi-
mada de un rectángulo; después, el sistema con-
tinúa creciendo con la misma forma. PRAT et al.
H puede relacionarse con el concepto de ~ a n c h u - (1982), en la subcuenca del tío Ripoll (Llobre-
ra media» de la cuenca e indicará la relación exis- gat), determinan un crecimiento de este tipo
tente entre Au y ¿u (H Au/¿u). (b = 1,135); SABATER (1987), obtiene la ecuación
Según la ecuación (lo), el crecimiento relativo ¿u = 0,12 Au'.~', de donde se puede calcular que
de una cuenca se analiza del siguiente modo: a) b = 1,086 en la cuenca del río Ter, indicando que
Si b = 2, el crecimiento es isométrico y la rela- el crecimiento es prácticamente lineal, ya que se
ción Au/¿u crece linealmente (H = K ¿u); el trata de una cuenca de forma alargada y unifor-
me, que puede descomponerse en rectángulos. río Júcar, obtienen un valor de b = 1,851. PALAU
En el segundo caso, cuando b < 1 (H = K ¿u-', (1987), considerando constante el valor de a cal-
siendo z < l ) , H disminuye al incrementarse la culado por otros autores en otras cuencas, obtie-
longitud, lo cual suele ser resultado de una defor- ne una alometría de 1,86 para la cuenca del río
mación brusca en una zona concreta de la cuenca. Segre. Sin embargo, y de acuerdo con lo expues-
La constante a indica siempre la superficie que to por MARGALEF (1974), la ecuación de creci-
tiene una cuenca cuya longitud de drenaje es de miento es característica de la población, pero no
1 km. De esta forma, cuanto menor sea la alo- de la especie. Es por ello que el cálculo de las
metría negativa de una cuenca (cuanto más se constantes a y b debe realizarse a partir de las pro-
aproxime b al valor 2), más madura será, lo que pias mediciones de áreas medias y longitudes, ad-
implica que su sistema de erosión está más avan- mitiendo comparaciones pero no extrapolaciones.
zado. Geológica y biológicamente, no es viable En la tabla 5 están expresadas las alometrías de
un sistema donde b S O, y tampoco se han obte- las principales cuencas de Bizkaia. Las que se en-
nido valores de b 2 2. Los valores más altos de cuentran en un estado más maduro son las del Ga-
b deben encontrarse en torno a 1,80-1,90; JIMÉ- lindo e Ibaizabal, donde se ha obtenido un valor
NEZ & MARTINEZ-LOPEZ (l988), en un estudio del de b similar al obtenido por otros autores en otras

DISTANCIA DESDE LAS ESTACIONES AL ORIGEN - E Km -

Figura 3.- Aplicación de las leyes de crecimiento alométrico y de crecimiento exponencial a la cuenca del río Ibaizabal. ¿u: lon-
gitud media de drenaje; Au: área parcial ocupada por los cauces de cada orden u; r: coeficiente de correlación de Pearson.
Application of the laws of allometric growth and exponential growth to the Ibaizabal's basin. ¿u: mean drainage length. Au: area
occupied by segments of a determined degree; r: Pearson's correlation coefficient.
cuencas: b = 1,6 (HYNES, 1970; PRAT et al. 1982); Tabla 6.- Determinación de la tasa relativa de crecimiento (h)
las cuencas del Cadagua, Butrón y Oka se en- de las principales cuencas fluviales de Bizkaia. Aplicación de
cuentran en un estado de erosión intermedio; y,
+
la ecuación In Au = ln c h Lu m Au = ce ".
hL

Estimation of the relative growth rate (h) in Biscay's fluvial


por último, un tercer grupo englobaría al resto de basins. Application o £ the equation In Au = ln C +
h L"
las cuencas, con valores de b inferiores a 1,40. h Lu m Au = ce .
Dentro de este último grupo, el valor más bajo
de alometría negativa lo presenta la cuenca del
Cuenca
Asua, lo que indicaría que es una cuenca alarga-
da y aproximadamente rectangular (Ca = 1,74, Carranza
Agüera
b = 1,252), con un estado de erosión poco evo- Mercadillo
lucionado. Cadagua
Un caso particular lo constituye la cuenca del Galindo
Artibai, donde el valor obtenido de la correlación Nervión
Ibaizabal
entre Au y ¿u ha sido el más bajo (r = 0,655),
Gobelas
aunque estadísticamente significativo (p < 0,05), Asua
siendo también significativa la ecuación de regre- Butrón
sión logarítmica (t = 15,73; g.1. = 8; p < 0,001). Oka
Sin embargo, el coeficiente de determinación r2 Lea
Artibai
es muy bajo (r2 = 0,43), lo cual indica que el gra-
do de ajuste del área como función potencial de
la longitud de los segmentos de drenaje es débil.
Por otro lado, b es < 1 siendo el crecimiento muy área de una cuenca por cada km de la red de dre-
alométrico negativo y, por lo tanto, H disminuye naje y por cada km2 de área ya adquirida).
al aumentar ¿u. Hasta Urberuaga, en el eje prin- Las ecuaciones (8) y (12), además de ser ma-
cipal y a una distancia de 11,5 km del origen (lo temáticamente distintas, expresan conceptos dife-
que representa el 62 % de la longitud del río Ar- rentes. Una aplicación de ambas se muestra en la
tibai), la cuenca es de forma semicircular; a par- fig. 3 para la cuenca del Ibaizabal. La ecuación
tir de dicha estación el área de drenaje se estre- (8) indica la «actividad cinétican del área de la red
cha drásticamente, estableciendo frontera con el de drenaje, esto es, velocidad de crecimiento uni-
río Urio (afluente del Lea), lo que es debido a la forme (isometría) o crecimiento acelerado (alo-
existencia del monte Bardatzandi (701 m s.n.m.), metría), mientras que la función (12) determina
y se ve corroborado por los valores de los índices en que cantidad constante se incrementa el área
de Gravelius y Caquot, ya comentados anterior- de la cuenca.
mente. Entre los valores de b y h (tabla 6), la corre-
En el estudio del crecimiento relativo de las lación no es significativa (r = 0,22; g.1. = 9;
cuencas consideramos tan importante conocer el p > 0,1), lo cual implica que hay cuencas cuyo
tipo de crecimiento como cuantificarlo. Para ello crecimiento es muy rápido pero pequeño y vice-
proponemos la utilización de la curva de creci- versa.
miento exponencial (SNEDECOR & C OCHRAN , La velocidad relativa de crecimiento depende
1980), de uso muy frecuente en ecología. Esta ley principalmente de la textura, protección del terre-
dice que el ritmo de aumento, en cualquier eta- no y sobre todo de la topografía, mientras que el
pa, es proporcional al tamaño ya alcanzado: incremento del área depende de la intensidad de
erosión, especialmente de la textura. En este sen-
tido, las cuencas que tienen una tasa h más alta
son las del Gobelas, Asua y Galindo, donde des-
tacan materiales blandos como los aluviones, ar-
cillas, arenas y margas. Los valores más bajos de
Tal que h = In D, h representa el ritmo relati- h se han obtenido en las zonas constituidas por
vo constante de aumento, es decir, la tasa de cre- materiales más duros, fundamentalmente, basal-
cimiento relativo (no de km2 en que aumenta el tos, granitos, argilolitas, cuarzoarenitas etc. Tal
es el caso del Agüera, Mercadillo, Cadagua, Ner- nace en la zona cárstica de Sierra Salvada) y gran
vión, Ibaizabal, Butrón, Lea y Artibai. parte de las pequeñas cuencas costeras (Dd es
Hay que señalar que la rectificación logarítmi- muy bajo en las del Andrakas, Estepona, Arti-
ca de los valores de Au frente a Lu se ajusta es- gas, Sollube, Laga y Ea). Por otro lado, también
tadísticamente mejor a la curva potencial que a destacan las arcillas y margas, que proporcionan
la exponencial, siendo la ecuación (8) mucho más una gran escorrentía, lo cual implica poca consis-
exacta. Sin embargo, existe un porcentaje de va- tencia del terreno y da lugar a valores bajos de
riabilidad (1 - r2) del área en función de la longi- densidad de drenaje.
tud que no se ajusta a las dos curvas. Esto puede 2) La densa cobertura vegetal en las zonas ru-
deberse a condiciones muy concretas o puntuales rales, formada principalmente por pinos, haye-
de textura, topografía, microclimáticas e incluso dos, encinares, robledales de distribución pun-
a errores de muestre0 estadístico. Este es el caso tual, prados y vegetación azonal, fundamental-
de la cuenca del Ibaizabal (fig. 3), en la que exis- mente alisos ligados al curso de los ríos (ONAIN-
ten dos puntos que no se ajustan a ninguna de las DIA , 1986). En este sentido, G A R C ~RODRIGUEZ
A
dos curvas, dando lugar a un grado de indetermi- et al. (1984), en un estudio realizado en un área
nación de 24,9 % en la curva exponencial y del montañosa del centro-oeste de la península sobre
5,5 % en la potencial. Normalmente los puntos paisaje y erosión, encuentra que la destrucción de
que más se ajustan a las dos curva son los corres- la cubierta vegetal debida a un sobrepastoreo y
pondientes a los ríos de loy 2" orden, que son pre- deforestación intensos desestabiliza el ciclo hidro-
cisamente a los que se debe principalmente el cre- lógico, incrementándose la densidad de drenaje y
cimiento del área de drenaje (fig. 3). la erosividad potencial.

Densidad de drenaje Tabla 7.- Cuantificación de la densidad de drenaje (Dd), cons-


tante de mantenimiento del canal (Mc) y frecuencia de los cau-
ces (Fu). Se dan también los valores de caudal medio hiper-
La densidad de drenaje (Dd) determina la lon- anual correspondientes a los anos 1970-1981.
gitud total de los cauces por unidad de superficie: Values of the drainage density (Dd), the channel's maintenan-
ce constant (Mc) and frequency of the streams (Fu). Annual
caudal mean values are also given, appertaining to the years
1970-1981.

Su valor está controlado por las características li- Cuenca


tológicas (especialmente la permeabilidad), la es- Calera 0,77 1,29 0.21 0,2
tructura de los materiales, tipo y densidad de ve- Carranza 0,62 1,61 0.21 1,5
getación y clima. Agüera 0,67 1,49 0,27 1,9
En nuestro estudio ninguna cuenca sobrepasa Mercadillo 0.56 1,78 0.18 0,2
Cadagua 0.57 1,75 0.23 1,82
una densidad de 1 km por cada km2 de cuenca (ta- Galindo 0,47 2.12 0,19 -
bla 7). En general toda Bizkaia tiene una red flu- Newión 0,61 1,63 0,22 25,31
vial muy poco densa: aproximadamente 0,65 Ibaizabal 0,64 1,56 0,38 8,s
km/km2 de superficie provincial. Este hecho pue- Asua 0,91 1,09 0,36 -
Gobelas 0,82 1,21 0,24 -
de deberse, entre otros, a dos factores principa- Butrón 0,86 1,16 0,3 2,94
les: Andrakas 0.31 3,22 0,lS -
1) La infiltración del agua bajo la superficie del Estepona 0,36 2,77 0,14 -

terreno, fundamentalmente en los de naturaleza Artigas 0,2 5 0,12 -


Sollube 0,42 2,38 0,12 -
cárstica, generalmente formados por calizas arre-
Oka 0,99 1,Ol 0,33 1,29
cifales. En el área de estudio las cuencas más afec- Laga 0,43 2,32 0,03 -
tadas por este factor son: el tramo final de la Ea 0,31 3.22 0,15 -
cuenca del Carranza, que se ve influido por el Lea 0,76 1,31 0,36 0.72
complejo cárstico de Ramales, Calera, área del Artibai 0,66 1,51 0,22 2,78
Ego 0,81 1,23 0,38 -
Duranguesado, cabecera del Nervión (este río
En nuestra área de estudio, altas densidades de grado de disección del paisaje. En este sentido,
vegetación se dan en las cabeceras del Carranza, los valores de Fu indicados en la tabla 7 corrobo-
Mercadillo, Galindo, Butrón, Oka, Lea y Artibai. ran los resultados obtenidos con la densidad de
En cierto grado, los valores bajos obtenidos de drenaje.
la tasa de crecimiento relativo (h) confirman los
de la densidad de drenaje. Según la clasificación
de STRAHLER (1977), la baja densidad de drenaje
de la red fluvial de Bizkaia sería indicadora de
una litología dominada por materiales de textura
grosera. En este sentido, el perfil longitudinal de La utilización de los índices de Gravelius y de
los ríos principales pone de manifiesto rupturas a Caquot nos ha permitido determinar 12 cuencas
distintas cotas, que pueden asignarse a una super- o subcuencas cuya área está distribuida dentro de
posición de etapas erosivas o a la influencia lito- un perímetro regular: son las cuencas del Calera,
lógica; sin embargo, la causa concreta de dichas Agüera, Mercadillo, Cadagua, Nervión, Ibaiza-
rupturas en cada cuenca requiere de un análisis bal, Gobelas, Butrón, Oka, Lea, las pequeñas
geológico que queda fuera de los objetivos de este cuencas costeras del Andrakas y Sollube, predo-
trabajo. Lo que sí podemos afirmar es que las cur- minando las de forma alargada y circular.
vas de pendientes varían mucho de unas cuencas En el estudio de la jerarquización de las redes
a otras, no existiendo correlación significativa en- fluviales se ha podido comprobar el cumplimien-
tre los valores de pendiente y altitud de las esta- to de las leyes de Horton, esto es, una disminu-
ciones de muestre0 (DOCAMPO & RALLO, 1987b), ción creciente del número de segmentos al au-
lo cual pone de manifiesto la gran heterogenei- mentar el grado, y una unidireccionalidad cre-
dad geomorfornétrica de las distintas cuencas, sin ciente; esto representa un ejemplo de la estrate-
que pueda hablarse de un patrón o unidad mor- gia que gobierna la organización física del espa-
fológica de los ríos de Bizkaia (en estudios que cio en las cuencas.
se están realizando actualmente sobre la fisico- VANNOTE et al (1980) establecen que, normal-
química de las aguas, se han establecido 5 gru- mente, entre los segmentos de 3" y 4" orden, un
pos, en cuanto a la mineralización del agua se re- río pasa de ser un sistema heterotrófico a auto-
fiere, muy relacionados con la composición lito- trófico. ANDERSON & SEDELL (1979), por otro
lógica y la variabilidad geomorfológica). lado, sitúan en el paso del 4" al 6" orden la zona
La constante de mantenimiento del canal (Mc) en donde la proporción de material orgánico di-
es el inverso de la densidad de drenaje, de modo suelto o en forma coloidal substituye al material
que representa el área necesaria para mantener orgánico grosero predominante en segmentos de
una unidad de longitud de cauce. Según SPARKS río de orden inferior. En esta transformación in-
(1972), este parámetro puede ser utilizado para tervienen la acción de la energía cinética (turbu-
predecir si hay alguna posibilidad de que el siste- lencia y acción mecánica trituradora de las aguas),
ma de drenaje continue extendiéndose hacia la así como los propios organismos, tales como bac-
cabecera, con el consiguiente peligro de desliza- terias, hongos y detritívoros, que junto con la de-
mientos. Los valores altos de Mc (tabla 7), son in- riva directa o indirecta, contribuyen a la madura-
dicativos de cuencas con escasas posibilidades de ción biológica del río. PALAU & PALOMES (1986)
extensión en las cabeceras, tal y como sucede en apuntan que cuando el río Segre pasa del 3" al 4"
los pequeños ríos costeros (Artigas, Andrakas, orden se hace más ancho y caudaloso, lo que per-
Estepona, Sollube, Ea y Laga). mite un mayor desarrollo de macrófitos y un cam-
La frecuencia de cauces (Fu) se define como el bio en los grupos tróficos de macroinvertebrados
número de cauces (Nu) por unidad de superficie: bénticos.
En Bizkaia, la jerarquización de las redes flu-
viales es muy variable de unas cuencas a otras, y
ello representa una gran heterogeneidad espacial
Este parámetro, al igual que Dd, es una medida o de hábitats. Así, tenemos que, en los ríos Agüe-
de la textura del drenaje y, en consecuencia, del ra, Mercadillo, Galindo, Butrón y Oka, la vía au-
tótrofa se da ya en los segmentos de 3" orden. En cas en base al cálculo de parámetros como densi-
los ríos Bolúe (Gobelas) y Golako (Oka), el ma- dad de drenaje, integral hipsométrica, constante
yor desarrollo de macrófitas y la mayor concen- de mantenimiento del canal etc. (SPARKS, op. cit.)
tración de materia orgánica disuelta tiene lugar aporta unos conocimientos de las mismas de gran
en segmentos de 2" orden, lo cual coincide con un utilidad para determinar riesgos de avenidas, des-
gradiente positivo de mineralización y eutrofiza- lizamiento~, etc., además de una información
ción aguas abajo (GARCLA D E BIKUNA et al, 1987). complementaria y necesaria, tanto en la planifi-
Por el contrario, en el río Lea, cuyo tramo final cación de estudios limnológicos como en el cono-
es de orden 4, la vía heterotrófica se mantiene cimiento del funcionamiento de los ríos en su as-
desde la cabecera hasta la entrada en la ría, sien- pecto biológico.
do los aportes alóctonos muy abundantes a lo lar-
go de toda su red, si bien, condiciones autotró-
ficas se manifiestan estacionalmente en los re-
mansos situadas en el tramo medio, aguas abajo AGRADECIMIENTOS
de las numerosas represas de utilización agrí-
cola existentes. En este río, la granulometría Este trabajo ha podido ser realizado gracias a
fina refleja el predominio de las gravas la subvención que la Exma. Diputación Foral de
(66,49 % I 15,43 %; n = 40); la vegetación de Bizkaia ha concedido al Proyecto de «Caracteri-
ribera está constituida por alisos, fresnos y ave- zación Fisico-Química y Biológica de la Red Hi-
llanos, principalmente, con una cobertura arbó- drográfica de Bizkaia*. En la determinación de
rea entre el 80 % y 100 %, siendo un río de mi- los números de orden de las estaciones, así como
neralización media y niveles bajos de eutrofiza- en la obtención de las áreas de las cuencas parti-
ción; y, en cuanto a los organismos, se ha com- ciparon María Cacho y Ana Basaguren.
probado la ausencia de ciprínidos micrófagos, así
como una alta diversidad trófica (GARCÍA DE BI-
KUNA et al, op. ct. ; DOCAMPO & RALLO, 1987a,
1987b).
En el estudio del crecimiento relativo, se ob-
serva que todas las cuencas experimentan, en ma-
yor o menor grado, alometría negativa (en la ma-
yoría alargamiento de la red de drenaje y estre- ANDERSON, N.H. & J.R. SEDELL, 1979. Detritus processing
chamiento del área drenada), con tendencia a un by macroinvertebrates in stream ecosystems. Ann. Rev. En-
sistema de erosión maduro, que tendrá lugar tomol. 24: 351-377.
cuando b = 2. En este sentido, b mide la veloci- ANTIGUEDAD, 1. & J. CRUZ-SANJULIAN, 1980. Estudio mor-
fométrico de la cuenca del río Arratia (Vizcaya). Boletín de
dad relativa de crecimiento del área en función la Real Sociedad Geográfica 66: 31-52.
de la longitud de drenaje, poniendo de manifies- CRUZ-SANJULIAN, J. & F. SÁENZ,1980. Análisis cuantitativo
to deformaciones originadas durante el desarro- de la red de drenaje de la cuenca alta del río Nervión. Ko-
llo, como en el caso del Artibai. Por otro lado, bie (Ser. Ciencias Naturales) 10: 39-52.
DOCAMPO, L., C. DEL CAMPO & E. RICO, 1987. Investigacio-
se propone la utilización de la curva de crecimien- nes sobre el tritón jaspeado, Triturm marmoratus (Latrei-
to exponencial con el fin de determinar la tasa de Ile, 1768), en el norte de España. Actas Congr. Biol. A m -
incremento relativo, la cual está relacionada prin- biental (11 Congreso Mundial Vasco), 2: 129-136:
cipalmente con la naturaleza del substrato geoló- DOCAMPO, L. & A. RALLO, 1987a. Tipología de las comuni-
dades de vertebrados (peces y anfibios) de la red hidrográ-
gico.
fica de Vizcaya. 1 Asociaciones entre especies y distribu-
Los valores de la densidad de drenaje y de la ción de las cuencas. Kobie (Ser. Ciencias Naturales) 16:
frecuencia de los cauces indican, por un lado, la 257-267.
textura grosera, y por otro, la gran protección que DOCAMPO, L. & A. RALLO, 1987b. Tipología de las comuni-
proporciona la cubierta vegetal en las zonas esca- dades de vertebrados (peces y anfibios) de la red hidrográ-
fica de Vizcaya. 11. Zonación de cuencas. Estructura trófi-
samente urbanizadas, sin hacer relación al tipo de ca de las estaciones y correlaciones de las especies con la
caudales transportados por los ríos. altitud, pendiente y temperatura. Kobie (Ser. Ciencias Na-
Por último, el estudio morfométrico de cuen- turales) 16: 269-290.
ERASO,A. & 1. ANTIGUEDAD, 1984. Estudio de la transfor- P ALAU , A. & A. PALOMES, 1986. Diagnóstico fisico-químico
mación «precipitación-aportación* en relación con los pa- y biológico del Río Segre. Dptos. Ciencia del Suelo, Clima-
rámetros físicos de las cuencas hidrográficas. Aplicación a tología y Microbiología. E.T.S.I.A. Lleida. 500 pp.
cuatro cuencas de Bizkaia. Lurralde (Investigación y Espa- PRAT, N , , M.A. PUIG, G . GONZÁLEZ & M.J. TORT, 1982. Pre-
cio) 6: 173-195. dicció i control de la qualitat de les aigües dels rius Besós i
G A R C ~RODR~GUEZ,
A J.A., A. PUERTO M A R T ~&NR. RODR~. Llobregat. 1. Els factors físics i químics del medi. Servei del
G U EZ GONZÁLEZ, 1984. Aplicación de un método sencillo Medi Ambient. Diputació de Barcelona. Barcelona. 206 pp.
de análisis hidrográfico al estudio ecológico del paisaje y la R AYNAL , R . , 1970. Geomorphologie et vocation des sols dans
erosión en un área montañosa del centro-oeste ibérico. Stu- le pays du bassin occidental de la Méditerranée. Ann. Univ.
dia Oecológica 5: 301-322. Bucaresti Geogr. 19: 21-33.
A BIKUNA,B., A. BASAGUREN, M. CACHO & E.
G A R C ~DE REMENIERAS, G . , 1971. Tratado de hidrología aplicada. Téc-
ORIVE, 1987. Características fisico-químicas de las aguas su- nicos Asociados. Barcelona. 515 pp.
perficiales de los principales ríos de Bizkaia. Actas del IV ROCHE, M., 1963. Hydrologie de surface. Gauthier-Villars.
Congreso Español de Limnología: 165-177. París. 430 pp.
HORTON, R.E., 1945. Erosional development of streams and S ABATER , F., 1987. Estudi integral del riu Ter i la seva conca:
their drainage basins: hydrophysical approach to quantita- Les característiques de l'aigua i els factors que les determi-
tive morphology. Bull. Geol. Soc. Am. 56: 275-370. nen. Tesis Doctoral. Universitat de Barcelona.
H YNES , H.B.N., 1970. The Ecology of running waters. Uni- SCHUMM S.A., 1956. The evolution of drainage systems and
versity Press. Liverpool. 555 pp. slopes in bad-lands at Perth Amboy, New Jersey. Bull.
JIMÉNEZ, J. & J . MART~NEZ-LOPEZ, 1988. Distribución y com- Geol. Soc. Am. 67: 597-646.
posición específica de la malacofauna del río Júcar. Limne- SNEDECOR, G.W. & W.G. COCHRAN, 1980. Métodos estadísti-
tica 4: 9-18. cos. Compañía Editorial Continental. México. 703 pp.
MARGALEF, R., 1974. Ecología. Omega. Barcelona. 951 pp. SPARKS, B.W., 1972. Geomorphology. Longman Group. Ltd.
A , 1986. Ecología vegetal de las Encartuciones y
O N A I N D ~M., London. 530 pp.
Macizo del Gorbea. Vizcaya. 271 pp. Bilbao. Universidad STRAHLER, A.N., 1952. Hypsometric analysis of erosional to-
del País Vasco. pography. Bull. Geol. Soc. Am. 63: 923-938.
PALAUA,, 1987. Caracterización morfométrica de la cuenca STRAHLER, A.N., 1977. Geografía física. Ed. Omega. Barce-
catalana del río Segre (Lérida, NE España). Actas del IV lona. 767 pp.
Congreso Español de Limnología: 147-154. VANNOTE,R.L., G.W. MINSHALL, K.W. CUMMINS, J.R. SE-
DELL & C.E. C USHING , 1980. The river continuum concept.
Can. J. Fish. Aquatic. Sci. 37: 130-137.

Apéndice.- Descripción de las estaciones de muestre0


Description of sampling sites.

Cuenca Río Localidad Código U. T. M . D. A. P.% Geología

ASON Calera Lanestosa Calizas arcillosas, areniscas


Argañeda Lanzas Agudas Arcillas y areniscas
Escaleras Pando Arcillas y areniscas
Escaleras Concha Aluviones
Callojuolas Horboso Arcillas hojosas
Carranza Carranza Calizas arcillosas, areniscas
AGUERA Agüera El Solar Aluviones, arcillas arenosas y arcillas
Agüera La Iglesia Aluviones, margas hojosas. calizas ar-
cillosas con areniscas
Agüera Aguera Areniscas y calizas con orbitolinas.
margas arenosas
Cuenca Río Localidad Código U. T. M . P.% Geología

MERCADILLO Gotitza Arcentales Areniscas, margas y areniscas calcá-


reas
Avellaneda Avellaneda Margas y calizas de espículas
Galdames San Pedro Margas, calizas y areniscas
Golitza Mercadillo Calizas, areniscas
Galdames La Aceña Margas y areniscas
Tremoral El Castaño Margas y aluviones
Mercadillo Somorrostro Aluvión, arenisca, margas y areniscas
calcareas
Mercadillo San Juan de S. Aluvión, arenisca, margas y areniscas
calcáreas
Cotorrio Cotorio Areniscas, margas y areniscas calca-
reas
CADAGUA Cadagua Cadagua Arcillas, yesos y cal
Ordunte LaLosa Aluviones. margas y calizas arcillosas
Cadagua Entrambasaguas Aluviones, margas y calizas arcillosas
Ordunte Vega de Nava Aluviones, areniscas y arcilla con orbi-
tolinas
Cadagua Valmaseda Aluviones, areniscas, arcillas arenosas
y arcillas con orbitolinas
Cadagua Valmaseda Areniscas
Cadagua El Corrillo Aluvión, margas y areniscas
Retola Retola Aluvión, margas y areniscas
Cadagua Güeñes Aluvión, margas y calizas de espículas
Herrerias Martijana Margas y calizas arcillosas
Herrerias Arza Aluvión, margas y calizas
Herrerias Albichu Aluvión, areniscas y arcillas
Herrerias Sodupe Aluvión, margas y calizas con espícu-
las
Cadagua La Cuadra Aluvión, margas y areniscas
Cadagua Alonsótegui Aluviones, areniscas, margas y arenis-
cas calcáreas
GALINDO Galindo El Regalo Areniscas, margas y areniscas calcá-
reas
Galindo Retuerto Aluvión, margas y areniscas
Capetillo Nocedal Margas y calizas de cspículas
Vallontí El Mello Margas y calizas d e espículas
N E R V I ~ N1 Nervión Délica Margas, calizas arcillosas y calizas
IBAIZABAL Tertanga Tertanga Calizas y margas, arcillas irisadas, ye-
sos y sal gema
Nervión Délica Arcillas irisadas, yesos y sal gema
Newión Orduña Arcillas abigarradas y yesos
Nervión Luyando Aluviones y areniscas
Altube Areniscas, arcilla, caliza y conglomc-
rados
Areniscas, arcilla, caliza y conglome-
rados
lbarra Ibarra Calizas
Arnauri Ibarra Calizas
Arnauri Orozco Calizas
Altube Orozco Calizas
Altube Areta Aluviones, arcillas, areniscas y margas
Ceberto Ceberto Argilitas
Gorozitu Ceberto Argilitas
Ceberio Miravalles Argilitas, calizas y margas
Nervión Barakaldo Aluvión, arcillas y areniscas
Cuenca Río Localidad Código Geología

Larumbe Zoilo Margas y areniscas


Nervión Miravalles Aluvión, areniscas, margas y areniscas
calcáreas
Nervión Basaun Aluvión, margas y areniscas
Ibaizabal Zaldivar Calizas margosas, arenas, areniscas y
calizas
Elorrio Elorrio Calizas
Elorrio Elorrio Calizas
Arrazola Santiago Basaltos, areniscas, arcilla, caliza y
conglomerados
Atxarte Atxarte Calizas
Mañaria Manaria Argilitas
Elorrio Abadiano Calizas
Oka Oka Calizas y arenas
San Cristóbal Iturbe Tramo calcáreo
Ibaizabal Durango Arenas, arcillas y limos
Ibaizabal Mallabia
Magunas Magunas Calizas arenosas y margas
Ibaizabal Bernabeitia Arenas, limos, tramo calcáreo, argilo-
litas y cuarzoarenitas
Malaespera Amorebieta Areniscas, arcillas
San Martín Amorebieta Tramo calcáreo
Ibaizabal Amorebieta Arcillas y limos con argilolitas y cuar-
zoarenitas
Arratia Barazar Areniscas, arcillas y calizas
Arratia Undurraga Areniscas, arcillas y calizas
Arratia Lezaga Areniscas, arcillas y calizas
Indusi Dima Areniscas, arcillas y calizas
Indusi Dima Areniscas, arcillas y calizas
Gorbea Villaro Areniscas, arcillas y calizas
Arratia Villaro Areniscas, arcillas, calizas y caliza re-
cital
Oba Dima Caliza recital
Arratia Aranzazu Caliza recital
Indusi Yurre Argilolitas
Arratia Larrabiti Areniscas y arcillas
Larrea Garaitondo Calizas arenosas y margas
Erkinkos Larrabezua Calizas arenosas y margas
Larrabezua Larrabezua Argilolitas y cuarzoarenitas
Borrao Erleches Argilolitas y cuarzoarenitas
Ibaizabal Lemona Arenas, arcillas, limos, caliza recifal y
argilolitas calcáreas
Ibaizabal Olabarrieta Aluvión, margas y areniscas calcáreas
ASUA Asua Lezama Tramo calcáreo
Basobal Lezama Tramo calcáreo
Untza Bidarte-Barri Margas, calizas
Preguntegui Sondica Margas, calizas
Kantarasarra Zamudio
Asua La Ola Aluviones y margas
Antontzune Zabaloeche Margas y calizas
UDONDO Udondo Mendoche Aluviones y margas
GOBELAS Gobelas Sopelana Aluvión, calizas arenosas y margas
Muñarrekolai Larrondo Tramo calcáreo
Gobelas Larrabasterra Aluviones y crestones calcáreos
Eguskiza Arrikapela Calizas y arenas
Cuenca Río Localidad Código Geología

Bolue Lejona GB-1 Microconglomerados, areniscas, mar-


gas rojas y calizas
Bolue Getxo GB-2 Aluviones, calizas y arenas
Gobelas Algorta G-3 Aluviones, calizas y arenas
BUTR~N Butrón Oñarte B-1 Tramo calcáreo
Butrón Becobaso B-2 Arcillas, arenas, limo y tramo calcáreo
Rigoitia Rigoitia BR-1 Zona calcárea
Rigoitia Urrebarri BR-2 Basaltos y tramo calcáreo
Atxispe Echevarri BAt-1 Calizas arenosas y margas
Butrón Fruniz B-3 Arcillas, limo y tramo calcáreo
Bolintxu Gamiz BB-1 Arcillas, arenas, limo y tramo calcáreo
Sollube Menacabarrena BS-1 Argilolitas y cuarzoarcnitas
Talleri Larrakoetxe BT-1 Tramo calcáreo
Larrauri Larrauri BL-l Tramo calcáreo
Larrauri Belako BL-2 Aluvión, basaltos y tramo calcáreo
Butrón Echevarri B-4 Aluvial y tramo calcáreo
Butrón San Andrés B-5 Aluvión y tramo calcáreo
Azioerreka Azolo BA-1 Argilolitas y cuarzoarenitas
Andrakas San Lorenzo Ban-1 Argilolitas y cuarzoarenitas
Butrón Gatika B-6 Aluviones y tramo calcáreo (izda.), ar-
gilolitas y cuarzoarenitas (dcha)
Amazkari Golzai BAm-1 Zona calcárea
Errazkondo Libarona BE-1 Terreno calcáreo
Butrón Butrón 8-7 Calizas arenosas y margas
Kukutxa Learre BK-I Zona calcárea
AND RAKAS Andrakas Arminza AN-1 Argilolitas y cuarzoarenitas
ESTEPONA B. Infierno Uribarri ESI-1 Argilolitas y cuarzoarenitas
Carracola Baquio ESc-l Calizas y argilolitas
Estepona Baquio ES-1 Argilolitas y cuarzoarenitas
ARTIGAS Artigas Bermeo AR-1 Argilolitas y cuarzoarenitas
BUSTURIA Sollube Busturia SO-1 Argilolitas y cuarzoarenitas
Sollube Busturia SO-2 Argilolitas y cuarzoarenitas
OKA O ka Zugaztieta 0-1 Calizas arenosas y margas
Ibarruri Ibarruri 01-1 Calizas arenosas y margas
Oka Mugica 0-2 Tramo detrítico
Oka Campanchu 0-3 Arcnas, arcillas, limo y tramo calcárco
Txareta Ugarte OT-1 Tramo detrítico
Eder Guernica OE-l Tramo calcáreo
Baldatika Guernica OBa-1 Tramo calcáreo y basaltos
Berrakondo Lamikiz OB-1 Tramo detrítico
Berrakondo Guernica OB-2 Arenas, arcillas, limos, yesos y ofitas
Golako Inchaurreta OG-1 Tramo dctrítico y tramo calcáreo
Golako Arrazua OG-2 Arenas, arcillas, basaltos y tramos cal-
cáreos
Gaztiburu Elorrieta OGa-1
Golako Guernica OG-3 Arenas, arcillas, limos, yesos y ofitas
Huarka Zabala-Belcndiz OH-1 Argilolitas y cuarzoarenitas
Oma Arteaga 00-1 Arcillas y yesos
LAGA Laga Ibarrangelua LAg-l Argilolitas y cuarzoarenitas
Laga Ibarrangelua LAg-2 Argilolitas y cuarzoarenitas (dcha), ca-
lizas y margas (izda)
EA Goikoetxe EG-1 Argilolitas y cuarzoarenitas
Ea E- 1
Cuenca Río Localidad Código U. T. M . D. A. P.% Geología
LEA Lea Guerricaiz L-1 30TWN337898 4 210 2 Sustrato calcáreo, tramo detntico
Lea Aulestia Arenas, limos y arcillas, argilolitas y
cuarzoarenitas
Otz Aulestia Arenas, arcillas, limos, argilolitas cal-
cáreas
Lea Aulestia Arenas, arcillas y limos, arcillas mar-
gosas
Asua Aulestia Argilolitas y cuarzoarenitas
Okanika Guizaburuaga Caliza paraarrecifal.
Lea Guizaburuaga Arenas, arcillas y limos
Izaixo Moko Argilolitas
Urio Atzueba Caliza recifal
Urio Zulueta Calizas, areniscas y margas arcillosas
Lea Oleta Calizas y margas con argilolitas calcá-
reas
ARTIBAI Artibal Alcibar A-1 30TWN379869 Detritus
Axpc Bolivar AAx-1 30TWN372888 Sustrato calcárco
Artibai Alcibar A-2 30TWN386887 Sustrato calcáreo
Artibai Marquina A-3 30TWN402907 Arcillas, calizas y conglomerados
Urko Barinaga AU-I 30TWN414869 Basaltos, calizas, margas areniscosas,
arenas y arcillas
Echevaria Marquina Caliza recifal
Urko Marquina Arenisca, arcilla, caliza y conglomera-
do
Artibai Uberuaga A-4 30TWN413932 Areniscas, arcillas y conglomerados
Amalloa Kabizola AA-I 30TWN433933 Caliza recifal
Artibai Garro A-5 30TWN443967 Argilolitas
EGO Ego Ermua Areniscas, arcillas. arenas y calizas
Ego Ermua Calizas, margas areniscosas, arenas y
arcillas