You are on page 1of 2

ORIGEN DE LA VIDA DESDE DISTINTAS VISIONES DE DISTINTOS PUEBLOS

EN GUATEMALA Y EL MUNDO
Según los mayas
En la mitología maya, Tepeu y Kukulkán o Gucumatz son considerados los
creadores,ya que según esta mitología, todo era oscuro y solo Tepeu y Gucumatz
estaban en el agua rodeados de claridad; mediante su palabra hicieron emerger la
tierra, dijeron ´Tierra` y ésta fue hecha según el Popol Vuh.

Tepeu y Gucumatz eran dos de los primeros seres a existir y se dice que fueron
tan sabios como antiguos. Huracán, o el ‘corazón del cielo’, también existió. Él actúa
más como una tormenta, de la cual él es el dios. Tepeu y Kukulkán llevan a cabo
una conferencia y deciden que, para preservar su herencia, deben crear una raza
de seres que puedan adorarlos. Huracán realiza el proceso de creación mientras
que Tepeu y Kukulkán dirigen el proceso. La Tierra es creada, junto con los
animales. El hombre es creado primero de fango pero este se deshace. Convocan
a otros dioses y crean al hombre a partir de la madera, pero este no posee ningún
alma. Finalmente, el hombre es creado a partir del maíz por una cantidad mayor de
dioses y su trabajo es completo.

Según los aztecas


Según los aztecas el creador de todo fue el dios Ometecuhlti que, junto a su esposa
Omecihuatl, creó toda la vida sobre la tierra. Esa pareja cósmica, dio a luz a los
cuatro dioses que más tarde crearían cada uno de los soles y estos a su vez a mas
de 1600 divinidades. Según la mitología azteca antes de nuestro sol, que es el
quinto, existieron otros cuatro. Para los aztecas vivimos, por tanto, en la quinta
creación, o en la quinta era. La leyenda mexica señalaba que cada uno de esos
dioses luchaba por la supremacía en el mundo, empleando cada uno su propia
fuerza: tierra, fuego, viento o agua. Mientras esas fuerzas se mantuvieran en
equilibrio, el mundo estaba en orden y podía existir la era de un sol; sin embargo, si
se producía un desequilibrio cósmico, ese sol ,con los humanos desaparecería.
El primero de esos cinco soles fue el creado por el dios Tezcatlipoca, que era el dios
de la Tierra. Pero, su creación fue algo imperfecta, ya que los seres humanos
aparecieron con forma de gigantes y en vez de un sol completo, se formó medio sol.
Aquellos gigantes, se vieron obligados a sobrevivir solamente con bellotas y
piñones. A consecuencia de esta alimentación, los humanos crecieron poco y
débiles. En un momento determinado de esa era, los jaguares devoraron al medio
sol existente y, ayudados por la oscuridad, fueron destruyendo y asesinando a los
seres humanos gigantes.

SEGÚN LOS EGIPCIOS


Todas las mañanas, Amón Ra recorría el cielo en una barca que flotaba sobre Nun,
que ya cubría el cosmos dividiéndose en las aguas sobre el firmamento, y las aguas
del abismo. Aquella barca de Amón Ra viajaba por el cielo transportando al Sol,
iluminando así a la Tierra por un periodo de tiempo de doce horas hecho por los
egipcios. Cada noche, Nut se tragaba él sol, pero éste se regeneraría la mañana
siguiente, y Ra continuaba su viaje por la Duat, el equivalente del Infierno egipcio,
dónde debía cruzar por doce puertas, una por cada hora de la noche
Al principio solo existía el Nun, hasta que del océano emerge Amón Ra. Aparece en
la cima de una colina saliendo de Nun y escupe a Shu, dios del aire, y a Tefnut,
diosa de la humedad. Y juntos engendran a Geb, el dios de la tierra, y a Nut, la diosa
del cielo... Y Geb y Nut dan nacimiento a los demás dioses egipcios. De esta forma
nace el universo.

"La historia de la vida y del mundo wixarika se encuentra condensada, en gran


medida, en los mitos que relatan los procesos de creación de lo que más valoramos:
la vida, el sol, el fuego o la labranza. De acuerdo con nuestra mitología, estos
procesos de creación no fueron inventados por los hombres: a lo largo de los siglos,
los dioses han contado historias, con lujo de detalles, a los mara'akate

SEGÚN LOS XINCAS


Antes muy antes, el creador creo el cielo como la casa para que el pudiera vivir y
creo también la luna, creo la tierra para que fuera la madre de las otras creaciones
que vinieran después, un día de eso creo un ser parecido al hombre era el sol, este
tenía la misión de clarecer por donde pasara, para que hubiera luz, pues había en
las oscuridades muchos males y seres extraños que hacían daño a la tierra y
cuando llegaba el sol, estos seres se escondían se escondían de bajo de la tierra
para que el sol no les quemara esto estaba muy bien a los ojos del creador pero con
el tiempo el sol quería descansar y se acercaba a los árboles y los quemaba con su
energía, espantaba a los animales que casi los mataba del calor y así anduvo por
un corto tiempo hasta que el creador viendo que causaba problemas lo llevo al cielo
para que alumbrara desde lejos y así lo hizo y los malos se refundieron en las
tinieblas, en lo profundo de la tierra.

Según los incas


En una isla del Lago Titicaca partieron su misión, acompañados de una vara de oro.
Con la orden de que fundaran la ciudad donde esta vara quedara clavada en la
tierra, caminaron hasta el “Valle de Cuzco”, lugar en el cual se cumplió el anuncio
del Dios. Estos hermanos contrajeron matrimonio

Hay quienes adoraban como Dios Supremo a Inti, el Dios del Sol; pero por otra parte
hubo un soberano inca que dijo que el Dios Creador era Viracocha.

La cultura inca posee hasta el día de hoy un gran número de piedras sagradas, las
llamadas “huacas”, que tienen un gran sentido mitológico

Inti, envió a dos de sus hijos, Manco Cápac y Mama Ocllo, para que contribuyeran
en la “civilización” del pueblo humano.