You are on page 1of 4

JURISPRUDENCIA

Roj: SAP C 2/2019 - ECLI: ES:APC:2019:2


Id Cendoj: 15030370032019100001
Órgano: Audiencia Provincial
Sede: Coruña (A)
Sección: 3
Fecha: 08/01/2019
Nº de Recurso: 435/2018
Nº de Resolución: 2/2019
Procedimiento: Civil
Ponente: MARIA JOSE PEREZ PENA
Tipo de Resolución: Sentencia

AUD.PROVINCIAL SECCION N. 3
A CORUÑA
SENTENCIA: 00002/2019
N30090
C/ DE LAS CIGARRERAS, 1
(REAL FABRICA DE TABACOS-PLAZA DE LA PALLOZA)
A CORUÑA
Tfno.: 981 182082/ 182083 Fax: 981 182081
IS
N.I.G. 15009 41 1 2018 0000054
ROLLO: RPL RECURSO DE APELACION (LECN) 0000435 /2018
Juzgado de procedencia: XDO.1A.INST.E INSTRUCIÓN N.4 de BETANZOS
Procedimiento de origen: JUICIO VERBAL 0000034 /2018
Recurrente: ASCENSORES E NO R S.A.
Procurador: MANUEL JOSE PEDREIRA DEL RIO
Abogado: JORGE GONZALEZ PEREZ
Recurrido: COMUNIDAD DE PROPIETARIOS CALLE000 , NUM000 DE SADA
Procurador: SANTIAGO LOPEZ SANCHEZ
Abogado: FRANCISCO JOSE PAZOS GONZALEZ
SENTENCIA
En A CORUÑA, a ocho de enero de 2019.
Visto por el Ilma. Sra. Magistrada Dª María-Josefa Ruiz Tovar , como Tribunal Unipersonal de la Sección 3ª
de la Audiencia Provincial de A Coruña, el presente recurso de apelación registro en esta Sección bajo el Rollo
RPL Nº 435/2018 , interpuesto contra la sentencia dictada el día 8-06-2018 en el Procedimiento Verbal Nº
34/2018 , procedente del Juzgado de 1ª Instancia Nº 4 de Betanzos , en los que aparece como parte apelante-
demandante: -"Ascensores Enor, S.A."- , con CIF B-36650992, y domicilio en Parque Logístico de Vigo, Rua
B, Parcela 10 -Vigo, representada por el procurador D. Manuel José Pedreira del Rio y bajo la dirección del
letrado D. Jorge González Pérez; y como apelada-demandada: -"Comunidad de Propietarios, CALLE000 Nº
NUM000 de Sada-, con CIF NUM001 , con domicilio en c/ PLAZA000 Nº NUM002 Sada, representada por

1
JURISPRUDENCIA

el procurador D. Santiago López Sánchez y bajo la dirección del letrado D. Francisco Javier Pazos González;
sobre reclamación de cantidad por incumplimiento contrato.

ANTECEDENTES DE HECHO
Aceptando los de la sentencia de fecha 8-6-2018, dictada por el Juzgado de 1ª Instancia Nº 4 de Betanzos ,
cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: " FALLO : Que debo desestimar y desestimo la demanda
interpuesta por la representación procesal de Ascensores Enor S.A. frente a la comunidad de propietarios del
edificio CALLE000 , NUM000 de Sada, absolviendo a esta última de los pedimentos formulados frente a
ella, y declarando la nulidad de la cláusula cuarta del contrato referida a las prórrogas automáticas de idéntica
duración a la pactada para el negocio y a la pena o multa convenida para el caso de desistimiento anticipado
del contrato de arrendamiento de servicios suscrito entre la demandante y la demandada el día 15 de enero
de 2010 teniendo por bien realizado el desistimiento unilateral del negocio por la parte demandada.
Y todo ello con imposición de costas a la parte actora".
Primero.- Interpuesta la apelación por "Ascensores Enor, S.A.2, y admitida, se elevaron los autos a este
Tribunal, con emplazamiento de las partes, compareciendo en tiempo y forma para sostener dicho recurso al
Procurador D. Manuel José Pedreira Pérez.
Segundo.- Registradas las actuaciones en esta Audiencia, fueron turnadas a esta Sección. Por diligencia
de fecha 26-11-18, se admite el recurso, mandando formar el correspondiente Rollo, corresponde en turno
de reparto conocer del presente recurso al Ilma Sra. Magistrada Sra. María José Pérez Pena. Se tiene por
parte al Procurador Sr. Pedreira del Río, en nombre y representación de Ascensores Enor, S.A., en calidad de
apelante y se tiene por parte al Procurador Sr. López Sánchez, en nombre y representación de la Comunidad
de Propietarios del Edificio CALLE000 NUM000 de Sada, en calidad de apelada. No habiéndose solicitado el
recibimiento a prueba ni celebración de vista. Se da cuenta a la Ilma. Sra. Presidenta a efectos de señalar para
resolver el recurso. Por providencia de fecha 29-11-18 se señala para resolver el recurso el día 8-enero-19.
Tercero.- En la sustanciación del presente recurso se han observado todas las prescripciones legales.

FUNDA MENTOS DE DERECHO


Se aceptan los fundamentos de derecho de la sentencia apelada.
Primero.- La resolución dictada en la instancia concluye con la absolución de la parte demandada de los
pedimentos formulados contra ella y declarando la nulidad de la cláusula cuarta del contrato referida a las
prórrogas automáticas de idéntica duración a la pactada para el negocio y a la pena o multa convenida para el
caso de desistimiento anticipado del contrato de arrendamiento de servicios suscrito entre la demandante y la
demandada el día 15 de enero de 2010 teniendo por bien realizado el desistimiento unilateral del negocio por la
parte demandada; con imposición de costas a la actora; alzándose la demandante contra la citada resolución
en cuyo amplio escrito del recurso parece hacer referencia a que no está conforme con la apreciación de
la prueba practicada y asimismo considera improcedente la imposición del pago de costas, solicitando sea
estimado el recurso y revocada la sentencia apelada estime íntegramente la demanda; a lo que se opone la
parte contraria solicitando su confirmación.
Segundo.- Las cláusulas abusivas y su nulidad . Nos hallamos ante unas cláusulas predispuestas e
incorporadas a una pluralidad de contratos exclusivamente por una de las partes contratantes y que la otra
es un consumidor, por lo que tienen la consideración de cláusulas no negociadas individualmente [ Ts. 12 de
diciembre de 2011 (Roj: STS 8850/2011, recurso 621/2008 )] (La referencia Roj es la numeración en la base de
datos del Centro de Documentación Judicial, que puede ser consultada en la página web del Consejo General
del Poder Judicial)
Conforme a lo establecido en el artículo 82.1 de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios
(Texto Refundido aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, aplicable por razón de
la fecha de renovación del contrato) "Se considerarán cláusulas abusivas todas aquellas estipulaciones no
negociadas individualmente y todas aquéllas prácticas no consentidas expresamente que, en contra de las
exigencias de la buena fe causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los
derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato"; estableciendo el legislador la sanción de
nulidad de pleno derecho, y de tenerse por no puestas, las cláusulas que sean declaradas abusivas ( artículo
83.1 de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios ).

2
JURISPRUDENCIA

Sobre la facultad de integración que se contempla en los apartados siguientes del artículo 83, debe recordarse
que la sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidad Europea de 14 de junio de 2012 estableció que
los jueces nacionales están obligados a dejar sin aplicación la cláusula contractual abusiva, a fin de que esta
no produzca efectos vinculantes para el consumidor, sin estar facultados para modificar el contenido de la
misma o integrar el contrato, interpretación que viene confirmada, además, por la finalidad y la sistemática
de la Directiva 93/13. Pues dada la finalidad de la norma europea, e importancia de la protección de los
ciudadanos, lo que pretende garantizarse a los consumidores es precisamente el efecto disuasorio que ejerce
sobre los profesionales el hecho de que, pura y simplemente, tales cláusulas abusivas no se apliquen frente a
los consumidores. Es por lo que el artículo 6, apartado 1, de la Directiva 93/13 debe interpretarse en el sentido
de que se opone a una normativa de un Estado miembro, como el artículo 83 del Real Decreto Legislativo
1/2007. de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los
Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias , que atribuye al juez nacional, cuando éste declara
la nulidad de una cláusula abusiva contenida en un contrato celebrado entre un profesional y un consumidor,
la facultad de integrar dicho contrato modificando el contenido de la cláusula abusiva. Esta misma idea es
recogida en la sentencia del Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013 (Roj: STS
1916/2013, recurso 485/2012 ), que reitera que el carácter abusivo de una cláusula debe incluso apreciarse
de oficio, aunque no se haya solicitado por la parte perjudicada, siempre que haya podido debatirse.
En consecuencia, si las cláusulas objeto de debate tienen la consideración de abusivas, deben tenerse por no
puestas con todas las consecuencias, sin posibilidad de ser sustituidas judicialmente por otras más acordes
con la equidad o la recíproca prestación de obligaciones; precisamente en el afán del legislador europeo de
sancionar este tipo de prácticas abusivas.
Tercero.- La prórroga automática del contrato . El artículo 85 de la Ley General para la Defensa de los
Consumidores y Usuarios considera que tienen carácter abusivo "en todo caso" aquellas "cláusulas que
prevean la prórroga automática de un contrato de duración determinada si el consumidor y usuario no se
manifiesta en contra, fijando una fecha límite que no permita de manera efectiva al consumidor y usuario
manifestar su voluntad de no prorrogarlo".
El contrato, en el que más de la mitad de su contenido tiene un mero carácter publicitario y genérico, y
no verdaderas obligaciones de prestación de servicio y calidad, se imprimió que la prórroga "Se efectuará
automáticamente al vencimiento de este contrato por iguales períodos sucesivos, mientras una de las partes
no lo denuncia con noventa días (90) de antelación a su vencimiento". La prórroga automática de un contrato,
en estos términos, debe considerarse totalmente abusiva, por cuanto no existe una manifestación expresa de
la voluntad del usuario de volver a renovarlo. Pero es que además se impone que ha de ser era renovación
por períodos iguales al contractual (es decir 5 años), sin que haya justificación lógica, logística o económica
que lo justifique, salvo el propio interés de "Zardoya Otis, S.A.", y ningún beneficio produce a la comunidad
de propietarios usuaria, pues incluso su precio se seguirá actualizando, cuando en realidad en el mercado
rigen precios inferiores. Y no se advierte tampoco una explicación para imponer nada menos que un plazo de
preaviso de 90 días para poder resolverlo, a todas luces excesivo. Ni el motivo por el que no pueda hacerse
en cualquier momento posterior al vencimiento de un plazo inicial razonable. Por lo que debe considerarse
una cláusula nula por abusiva.
Cuarto.- Imposición de indemnizaciones desproporcionadas .- El artículo 85 de la Ley General para la Defensa
de los Consumidores y Usuarios considera que tienen carácter abusivo "en todo caso" aquellas "cláusulas
que supongan la imposición de una indemnización desproporcionadamente alta, al consumidor y usuario que
no cumpla sus obligaciones". Y el artículo 87 igualmente considera abusivas las estipulaciones insertas en
contratos de prestación de servicios de tracto sucesivo o continuado en las que la fijación de la indemnización
no se corresponda con los daños efectivamente causados.
De forma impresa figura en el contrato que el cliente puede resolver el contrato libremente, sin necesidad de
motivo alguno. Pero acto seguido se impone una cláusula penal por la que, en concepto de "daños y perjuicios",
debe abonarse nada menos que el 50% de las tarifas que cobraría por el período pendiente hasta la finalización
del período contractual o sus prórrogas. Penalización que puede arrojar un resultado desmesurado (por
ejemplo, si se hace a los pocos días del vencimiento), no se corresponde con servicios realmente prestados,
y no se corresponde con los perjuicios que realmente pudieran ocasionarse a "Zardoya Otis, S.A.". Por lo que
también debe considerarse como cláusula abusiva, y por lo tanto nula de pleno derecho.
Quinto.- Costas .- Por todo lo anterior, la sentencia
apelada debe ser confirmada, lo que conlleva la preceptiva imposición de las costas devengadas por el recurso
a la parte apelante ( artículo 398.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil ).

3
JURISPRUDENCIA

Sexto.- Depósito del recurso .- Conforme a lo dispuesto en el ordinal noveno, de la disposición adicional
decimoquinta de la Ley Orgánica del Poder Judicial 6/1985, de 1 de julio , en la redacción dada por la Ley
Orgánica 1/2009, de 3 de noviembre, la desestimación del recurso conlleva la pérdida del depósito constituido,
al que se dará el destino legal.
Séptimo.- Recursos. - Al ser la presente sentencia dictada por un solo magistrado, en un supuesto contemplado
en el artículo 82.2.10.11 de la Ley Orgánica del Poder Judicial , al versar sobre un recurso de apelación
interpuesto contra sentencia dictada en juicio verbal por razón de la cuantía (superior a 3.000 euros e inferior
a 6.000 euros), y no por la Audiencia Provincial como órgano colegiado, no cabe contra la misma recurso de
casación para ante la Sala Primera del Tribunal Supremo en la redacción actual de la Ley de Enjuiciamiento
Civil, introducida por la Ley 37/2011, de 10 de octubre, de Medidas de Agilización Procesal; lo que a su vez
excluye el recurso extraordinario por infracción procesal [ Autos del Tribunal Supremo de 14 de mayo de 2013
(Roj: ATS 3989/2013 ), 7 de mayo de 2013 (Boj: ATS 3976/2013), 2 de abril de 2013 (Roj: ATS 2935/2013 ), 26
de febrero de 2013 (Roj: ATS 1676/2013) y 8 de enero de 2013 (Roj: ATS 94/2013).

FALLO
Por lo expuesto, el Tribunal unipersonal de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de A Coruña , ha
decidido:
1º Se desestima el recurso de apelación interpuesto contra la sentencia dictada en fecha 8-junio-2018, por el
Juzgado de 1ª Instancia Nº 4 de Betanzos, resolviendo el Juicio Verbal Nº 34/2018 , confirmando íntegramente
la sentencia apelada, imponiendo al recurrente el pago de las costas causadas.
2º.- La desestimación del recurso conlleva la pérdida del depósito constituido para apelar. Procédase por el
Sr. Secretario del Juzgado de Instancia a transferir el depósito constituido para recurrir, conforme a lo previsto
en el apartado 10 de la disposición adicional decimoquinta de la Ley Orgánica del Poder Judicial .
3º Notifíquese esa resolución a las partes, con indicación de que contra la misma no cabe ulterior recurso.
No obstante, si se pretendiese interponer algún tipo de recurso, deberá acreditarse que previamente se
constituyó un depósito por importe de cincuenta euros (50 €) por cada recurso en la "cuenta de depósitos
y consignaciones" de esta Sección, en la entidad "Banco Español de Crédito, S.A.", con la clave 1524 0000.
Además, Conforme a lo establecido en la Ley 10/2012, de 20 de noviembre, deberá adjuntar el justificante
de pago, debidamente validado, de la "tasa por el ejercicio de la potestad jurisdiccional en los órdenes civil,
contencioso-administrativo y social", por una cuota tributaria fija de 1.200 euros por cada uno de los recursos
que se interponga, incrementada en la parte variable de la cuota que establece el artículo 7.2 de la citada Ley,
sin cuyo requisito no se podrá dar curso al escrito.
4º.-Líbrese certificación para e], Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Betanzos, con
devolución de los autos.
Así, por esta mi sentencia, definitivamente juzgando, lo pronuncio, mando y firmo.-
Publicación.- Dada y pronunciada fue la anterior sentencia por el Ilma. Sra. Magistrada Dª María José Pérez
Pena, en el mismo día de su fecha, de lo que yo, letrado de la Administración de Justicia, certifico.-