Вы находитесь на странице: 1из 6

Nombre: Misael Pesántez Cuesta.

Objetivos:

 Conocer la designación AISI/SAE y identificar los aceros según estos códigos y sus
composiciones.
 Realizar investigación sobre los tratamientos térmicos en los aceros su función,
aplicación y proceso.

Introducción:

Para un ingeniero es muy necesario conocer e identificar los tipos de aceros que se encuentran
en el mercado en este caso según las designaciones AISI/SAE. Cada acero tiene una
designación la cual nos brinda una información de contenido de carbono y los componentes
aleantes de los aceros que mejoran sus propiedades.

Los tratamientos térmicos vienen muy vinculados con el tema de la designación ya que los
diferentes tipos de aceros tienen diferentes aplicaciones y según su composición elegir un
tratamiento térmico correcto.

Desarrollo:

Designación AISI/SAE

la norma AISI/SAE es una clasificación de aceros y aleaciones de materiales no ferrosos. Es la


más común en Estados Unidos AISI (American Iron and Steel Institute), mientras que SAE
(Society of Automotive Engineers). [𝟏]

La clasificación en la identificación especificada de casa grado, tipo, o clase de acero dado por
un número, letras, símbolos, nombre, o su combinación para la completa designación de un
acero en particular.

Dentro de la industria esta clasificación tiene una vital importancia y un uso especifico por
ejemplo el grado es usado para denotar la composición química, el tipo es usado para indicar el
nivel de desoxidación, y la clase es usada para describir alguna otra cualidad, como el nivel de
resistencia o una superficie pulida etc.

En el sistema AISI-SAE, los aceros se clasifican con cuatro dígitos. El primer digito especifica la
aleación principal, el segundo modifica al primero y los dos últimos dígitos, dan la cantidad de
carbono en centésimas. En algunos aceros al cromo de alto carbono hay números de cinco
dígitos, los tres últimos dan el porcentaje de carbono. [𝟐]
Figura 1. Identificación de los aceros sistemas SAE y AISI[𝟑]

Figura 2. Tipos de Aceros según norma AISI-SAE[𝟐]


Tabla 1. Composiciones de algunos aceros AISI-SAE[𝟏]

Tratamientos térmicos simples.

El tratamiento térmico en el material es uno de los pasos fundamentales para que pueda
alcanzar las propiedades mecánicas para las cuales está creado. Este tipo de procesos consisten
en el calentamiento y enfriamiento de un metal en su estado sólido para cambiar sus
propiedades físicas. Con el tratamiento térmico adecuado se pueden reducir los esfuerzos
internos, el tamaño del grano, incrementar la tenacidad o producir una superficie dura con un
interior dúctil. La clave de los tratamientos térmicos consiste en las reacciones que se producen
en el material, tanto en los aceros como en las aleaciones no férreas, y ocurren durante el
proceso de calentamiento y enfriamiento de las piezas, con unas pautas o tiempos establecidos.
Para conocer a que temperatura debe elevarse el metal para que se reciba un tratamiento
térmico es recomendable contar con los diagramas de cambio de fases como el del hierro-
carbono. En este tipo de diagramas se especifican las temperaturas en las que suceden los
cambios de fase (cambios de estructura cristalina), dependiendo de los materiales diluidos. [𝟒]
Los tratamientos térmicos simples tienen como función:

 Eliminar los efectos de trabajo en frio


 Controlar el endurecimiento por dispersión
 Mejorar la maquinabilidad

Para los aceros los tratamientos térmicos simples son 4:

 Recocido de proceso: el objetivo de este tratamiento es eliminar los efectos del trabajo
en frio es decir eliminar los esfuerzos residuales, este se la aplica para aceros con un
0.25% de C aproximadamente. Este tratamiento térmico se debe realizar a
temperaturas entre 80° a 170°C por debajo de la temperatura A1.
 Recocido y normalización: la característica de este proceso es la de endurecer por
dispersión controlando la finura de su perlita. Este proceso inicialmente calienta al acero
para producir austenita homogénea, luego para el proceso de recocido, o recocido
completo se lo deja enfriar en el horno lo que produce en el acero una perlita gruesa.
En la normalización el tiempo de enfriamiento es mucho más rápido para generar una
perlita fina en el acero, el enfriamiento se da al aire libre.
 Esferoidización: la cementita hace que la maquinabilidad del acero sea deficiente, por
lo que el proceso de Esferoidización se encarga de transformar la morfología de la
cementita. Este proceso requiere de varias horas a una temperatura de 30°C por debajo
de A1 cambiando así la cementita en partículas esféricas grandes para así reducir el área
de limite.

Tratamientos térmicos Isotérmicos.

Son un conjunto de operaciones de calentamiento y enfriamiento, bajo condiciones controladas


de temperatura, tiempo de permanencia, velocidad, presión, de los metales o las aleaciones en
estado sólido, con el fin de mejorar sus propiedades mecánicas, especialmente la dureza, la
resistencia y la elasticidad.

Los tratamientos Isotérmicos consisten en calentar el acero por encima de la temperatura crítica
superior (A3) o inferior (A1) según los casos (generalmente 740 a 880°C) y enfriando luego hasta
una temperatura de 600° a 700°C, que se mantiene constante durante varias horas, para
conseguir la completa transformación isotérmica de la austenita. Las durezas obtenidas son muy
bajas y pueden graduarse según la temperatura seleccionada. [𝟓]

 Recocido isotérmico: para este proceso austenizo la pieza y enfrío en un baño de sales
rápidamente. Como resultado obtendremos una mayor cantidad de perlita, que posee
una estructura menos basta y aumenta levemente los valores de dureza de la pieza
además de ser rápido y económico.

 Patentado: se utiliza en aceros con más de0,6%C, estos aceros son de muy baja
ductilidad como consecuencia de que predomina una estructura perlítica laminar. el
tratamiento consiste en calentar hasta la temperatura de austenización completa y
enfrío rápidamente en baños de plomo fundido, obteniendo como resultado una perlita
fina o ultrafina que dará una mayor tenacidad y ductilidad.

 Bainitizado o Austemperado: consiste en calentar el acero a la temperatura de


austenización apropiada y enfriar en un baño de sales fundidas a temperaturas mucho
menores que las del recocido isotérmico, con el objetivo de obtener una estructura
100% bainítica inferior que es característica de un acero de alta dureza y resistencia.

Los materiales a los que se les aplica estos tratamientos son básicamente:
 El acero.
 Fundición.

Existe una relación tan importante entre el % de carbono en los aceros y las curvas
TTT(Transformación-Temperatura-Tiempo), ya que por ejemplo si el tiempo de enfriamiento es
lento tendremos un porcentaje de carbono menor al de un acero enfriado rápidamente así
podemos llegar a la conclusión que a menor tiempo de enfriamiento mayor dureza es decir que
la dureza en inversamente proporcional al tiempo de enfriamiento de los tratamientos térmicos.
Asegurando llegar a la temperatura correcta para obtener buenos resultados en los
tratamientos.

Temple

El temple se utiliza para obtener un tipo de aceros de alta dureza llamado martensita. Se trata
de elevar la temperatura del acero hasta una temperatura cercana a 1000°C y posteriormente
someterlo a enfriamientos rápidos a bruscos y continuos en agua, aceite o aire. [𝟓]
La capacidad de un acero para transformarse en martensita durante el temple depende de la
composición química del acero y se denomina templabilidad.

En este proceso el acero esta caliente en un horno a temperatura por encima de la critica
superior, procedemos a enfriar bruscamente con aceite, de esta forma conseguimos una gran
dureza en los aceros con contenidos de carbono superiores a 0.35%.

Revenido

El revenido es el tratamiento térmico que sigue al temple. Recuerda que un acero templado es
aquel que tiene una dureza muy alta (llamado martensita), pero tiene el inconveniente de ser
frágil y poco manejable porque tiene tensiones internas.

El revenido consiste en calentar la pieza templada hasta cierta temperatura, para reducir las
tensiones internas que tiene el acero martensítico (de alta dureza).

De este modo, evitamos que el acero sea frágil, sacrificando un poco la dureza. La velocidad de
enfriamiento es, por lo general, rápida.

Se procede a un calentamiento por debajo de la temperatura critica; esta temperatura depende


del tipo de acero y de la dureza final deseada, pues los productos duros de temple se modifican
en este calentamiento.

Este proceso permite eliminar las tensiones como consecuencia de los cambios bruscos de
temperaturas y de contracciones y dilataciones desiguales producidas por el temple. [𝟓]

Algunas de las aplicaciones de temple y revenido son:

 Troqueles.
 Punzones.
 Cuchillas.
 Fresas.
 Brocas.
 Moldes para plástico.
 Matrices para fundición a presión de aleaciones no ferrosas.

Bibliografía:
[𝟏]Donald R. Askeland, Wendelin J. Wright. Ciencia e ingeniería de materiales. Séptima edición.
ISBN:978-607-526-062-4.

Linkografía:
[𝟐]Clasificacion de los aceros, detallada en el sitio:
http://ingemecanica.com/tutorialsemanal/tutorialn101.html.
[𝟑]Identificacion de los aceros, detallada en el sitio: https://ingivanfuentesm2.es.tl/cont-.--
CLASIFICACION-DE-LOS-ACEROS.htm.
[𝟒]Tratamientos térmicos, detallada en el sitio: https://prezi.com/ujbebdrn5wzf/tratamientos-
termicos/.
[𝟓]Clasificación de los tratamientos térmicos, detallada en el sitio:
https://prezi.com/g3wrz4b_qumx/clasificacion-de-los-tratamientos-termicos-del-acero/.